¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Ichimaru the Miner
Hoy a las 5:39 am por Loremaster

» Ficha Shio Nendo
Hoy a las 5:27 am por Ichimaru

» Can we hunt the past? — Part. III [Viaje]
Hoy a las 2:34 am por Ofu

» "You are weak" | Oikawa's Profile
Hoy a las 2:17 am por Oikawa

» Misiones de Howaitohasu
Hoy a las 1:40 am por Sorey Bokushi

» MISIÓN DE RANGO [C]: [RIVALS NOT ALLOWED]
Hoy a las 12:25 am por Afrodita

» Seeking the truth
Ayer a las 11:49 pm por Kohaku ~

» Una aventura de búsqueda.
Ayer a las 11:27 pm por Gouki

» Agua y Fuego
Ayer a las 10:24 pm por Crodos

» "Give me power" - Oikawa
Ayer a las 8:20 pm por Kazuo

» Mysteries on the Aruma {D}
Ayer a las 8:12 pm por Fuka

» [Social] Regreso e ida
Ayer a las 6:32 pm por Uchiha Michi

» Training review || Increase in Chi
Ayer a las 6:13 pm por Kakuja

» Strange event under the tutelage of the damned || Past
Ayer a las 6:05 pm por Kakuja

» Some kind of monster.
Ayer a las 6:00 pm por Chrom

» Misiones | Noche
Ayer a las 5:52 pm por Noche

» Solicitud de mision por parte de Uchiha Michi
Ayer a las 3:34 pm por Uchiha Michi

» Pies over Life
Ayer a las 3:17 pm por Uchiha Michi

» Encounter with the hunters || With Aaron
Ayer a las 9:06 am por Aaron Sureddo

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Ayer a las 8:07 am por H Uchiha

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Can we hunt the past? — Part. 1 [Viaje]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Can we hunt the past? — Part. 1 [Viaje]

Mensaje por Ofu el Vie Sep 07, 2018 6:19 pm


—   —   —

“Voy a asegurarme de que olvides a la bruja que tanto miedo te da.” Musitaba una cálida voz espectral que antes carecía de cualquier sentido y ahora es el motivo de lóbregas pesadillas, a la vez que los más reconfortantes sueños que han llegado a la mente del albino. Siendo primerizo en el terreno de los sueños lucidos aún se sentía vulnerable ante los afectos inevitables de estos en sí mismo. “Olvidarás también los momentos felices, como este que ves aquí.” Nuevamente la imagen pintada a mano de 3 personas juntas, inequívocamente felices e ingenuos, unos risueños incautos ignorantes de los que les deparaba en el futuro cercano. El cazador se reconoció a sí mismo en el retrato, se quedó mirándose consternado y luego todo el entorno se heló, se formó un tempano de hielo y luego el sonido de una poderosa ventisca gélida.

—   —   —


Abrió los ojos y solo había un techo sobre su cabeza, no existía el frio, más bien predominaba una alta temperatura infernal. — Otra vez — no eran asunto de cada noche, más bien eran muy raros de suceder, pero cuando lo hacían sucedían con semejante impacto que dejaban su existencia muy clavada en la mente del joven durante el resto del día, incluso durante más tiempo si es que este no intentaba ignorarlos. — De verdad son recuerdos ¿Cierto? — había resuelto esa duda ya hace mucho, sin embargo, le costaba dejarse llevar por la simple idea de que las escenas que surgieron repentinamente ese día eran intrínsecas de sus orígenes. Unos cuantos minutos en silencio tras despertar, recostado sobre sabanas en una posada de baja calidad que se pudo permitir con sus escasos ahorros recientes, llevaba varios días allí, situado en un paraje incierto del poco apetecible país del viento.

Buenos días, muchacho ¿Desea algo para comer? — decía la muchacha del servicio tras las finas telas verdes que fungían como puertas, la única privacidad permisible en ese sitio. — Pan con lo que sea y bastante agua. — ordenó, sentía que debía alistarse debidamente para lo que tenía planeado hacer, nuevamente comenzaría un viaje y debida estar repleto de energías. — Volveré al país de la luna — tenía un buen tiempo sin ver a quienes conformaban el gremio, e incluso hasta donde él había visto solo estaban 3 personas sin contar a las molestas águilas que antaño le acompañaron, otros miembros bien podían estar desaparecidos o actuando en otros países, no importaba demasiado encontrarse con alguno, pero le parecía extraño el no haberlo hecho aún.

Vistió como acostumbraba, aquella gabardina larga y oscura con los símbolos de la gremio adelante y detrás, debajo de estas ropajes negros finos para hornearse vivo con prendas gruesas y pesadas, también portaba sus botas y lamentablemente carecía del Bokken característico, pero sí pudo darse el lujo de abastecerse de algunas armas en su bolso, este siendo cubierto por la primera pendra mencionada. Ya alistado simplemente se dirigió a la cocina del lugar, un sitio mediocremente organizado con mesas de madera distribuidas en un patrón difícilmente intuitivo, tomo lugar en una mesa cualquiera y tras unos razonables minutos recibió un pan con una pequeña porción de carne como relleno y agua servida en un vaso de mediano tamaño. Asintió como agradecimiento silencioso y se alimentó debidamente, poco después de eso se marcharía de la posada finalmente, sin deseos de volver a saber de semejante lugar. Tomo aquel sitio porque estaba en el poblado más próximo si se iba desde la frontera con el país de la tierra, de acercarse a la capital o los poblados alrededor de ella entonces seria adentrarse innecesariamente aún más en el territorio, prefiriendo evitarlo debido al sofocante clima soleado y a la desconfianza que le generaba el llamado desierto.
Pagó los servicios, dio gran parte de las monedas de las que disponía por la comida, el hospedaje y por supuesto para algunos alimentos llevados como suministro, le alcanzaba y además le sobraría un poco para poder tomar una carreta hacia la nación de la luna, un transporte caro a su parecer, pero que valía la pena por no recorrer aquellas dunas otra vez.

Caminaba por las calles del poblado hacia la improvisada terminar de transporte ubicada al noroeste del mismo, llegaría en pocos minutos, tiempo justo que se tomó para vagar con sus pensamientos. — Ariamis — recordó su nombre y el reencuentro hace tiempo ya sucedió, perdió la oportunidad de salir de dudas con ella, de si esta era consciente de alguna parte de ese pasado, después de todo, la doncella de las espadas de hielo era la única memoria fresca e inalterada de su más tierna infancia, aunque no se guardaran ningún aprecio a simple vista ella podría saber algo que el ignoraba. — Ese era el campamento — la imagen nítida del lugar en el que se establecían los cazadores, semejante aun en sus recuerdos más añejos, parte de este aparecía en ese último encuentro con la mujer de nombre ‘Nyr’, con su madre.

No podía volver allí, si los cazadores le veían sería más que un encuentro incomodo, podía convertirse en algo violento, o eso es lo que Ofu creía. — Dudo que me diga aun si supiera algo al respecto — si no tenía ningún valor para el entrenamiento, para juzgar sus resultados o para aumentar la fortaleza del albino entonces la maestra no delataba ninguna palabra innecesaria, una forma de ser que el muchacho termino involuntariamente adaptando a sí mismo, un escalón por debajo. — No tengo realmente por dónde empezar — Antes por su cabeza rondaban solo los cazadores, Ariamis y las criaturas que asechaban en las lejanas naciones, pero a esto se añadía todo un nuevo repertorio de cuestiones por resolver, asuntos que le concernían si es que quería resolver su identidad — ¿A qué te refieres con Ofu ‘Bokushi’? — llevo su mano a su cabeza pasando por encima de esta, frunció el ceño con ese último pensamiento, puesto que la única certeza que había en su identidad era su nombre, una inexistente familia a la que pertenecía aunque no les conociera en absoluto.

¿Qué tiene de especial el país de la luna? — recordando cada una de sus acciones dentro de ese país, las más relevantes y las mas insignificantes, todo desde que había llegado resumido en cuestión de minutos — ¿Qué tienen de especial ustedes? — llego a ese día y su mente concluyo que ellos eran particulares ¿Por qué? — Querer cambiar el mundo no es nada especial y ser parte de ello tampoco — consideró, creyendo quizá que encontrarlos una vez más podría ser una solución, sobre todo si se reencontraba con el joven risueño y castaño. — ¿Por qué todo se desencadeno al encontrarlo? — ignorarlo en aquel momento fue un gran error, ahora pagaba por ello carcomiéndose él mismo la cabeza.
¿Le sucede algo? — Pregunto un hombre cualquiera del pueblo que lo observo caminar con la mano tapando su rostro, a esta voz indistinta el Kaguya lo miró de reojo, asintió y continuo. — No debo darle tantas vueltas en mi mente, solo tomar acciones.  

Llego donde quería, varias carretas de considerable tamaño esperaban pasajeros para distintos recorridos a los que podrían llegar, algunas llevarían más allá en los adentros del país de la arena, mientras que otras daban una vía de escape a ese infierno que se sentía carente de vida. Antes de ir con la que le correspondía el joven miro momentáneamente su mano, lo que sostenía en ella en un acto involuntario, lo cerró con el puño y luego lo guardó. — Buenas ¿Por cuánto me llevaría al país del hierro?


Ofu
avatar


http://www.narutolegendsrol.com/t6467-ofu-recollection-roll#2996

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.