¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» SUPER FICHA DE ZABUXA
Hoy a las 12:00 am por ZABUXA

» Kazuki | ID
Ayer a las 10:21 pm por Kasuki

» Wood and Iron Dagger - Mision D
Ayer a las 10:20 pm por Jiran

» MISIÓN DE RANGO C: EL CAMINO DE KIMATA(Irma Israfael,Ryu Yokarashi + libre)
Ayer a las 10:18 pm por Jiran

» Mentes Frías | w/Akkarin
Ayer a las 10:15 pm por Akkarin

» Perfil de Hori Hozuki
Ayer a las 9:44 pm por Hori Hozuki

» Instrumento || Flauta Demoníaca
Ayer a las 9:18 pm por Gakumon

» Ficha de Hori Hozuki
Ayer a las 8:46 pm por Hori Hozuki

» >Encargos de Kurosaki<
Ayer a las 8:24 pm por Kurosaki

» One More Hand
Ayer a las 8:18 pm por Kurosaki

» Locura en los suburbios del Fuego
Ayer a las 4:30 pm por Akkarin

» Coming home [Tema Libre]
Ayer a las 12:23 pm por Hozuki Taiyō

» ¡Tierra a la vista!
Ayer a las 4:33 am por Ichimaru

» Noisy Danger ▌feat. Zuko
Ayer a las 2:40 am por Lyd.

» ID || Dayne/Dante
Ayer a las 2:12 am por Ichimaru

» Misiones Sasaki orochi
Ayer a las 2:02 am por Gakumon

» Discover the infiltrator III [C]
Ayer a las 1:44 am por Kagetane

» Misiones by Ione
Ayer a las 1:17 am por Gakumon

» Misiones de Irma
Ayer a las 1:12 am por Gakumon

» <-- Misiones | Shizuka Hitomi -->
Ayer a las 1:05 am por Gakumon

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Escolta de Animales [Desembarque]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Escolta de Animales [Desembarque]

Mensaje por Mustafá Mond el Miér Mar 25, 2015 3:37 am



Skin: 1.

Misión de rango C: Escolta de Animales
Lugar de la misión: País del Agua
Tipo de misión:Misiones Varias
Descripción de la misión:
Uno de los hombres con más contribución e influencia dentro del Feudo Shiryoku no Keiji adora gastar su dinero en animales exóticos y poco comunes. Dichos animales, una vez adquiridos, deben ser transportados a sus aposentos privados a unos kilometros fuera del Feudo. Esto no sería ningún problema por lo general, pero en esta tanda de animales hay 2 que son extremadamente hermosos y sus pieles son codiciadas por todos los contrabandistas y traficantes. La misión es proteger esta pequeña caravana que consta de dos jaulas, una de ellas contiene un tigre de bengala blanco y la otra una pantera-león negra, de todo tipo de amenazas que puedan aparecer en el camino (ladrones, guerrilleros, contrabandistas, lo que fuese) y asegurarse de que estos lleguen a salvo a su paradero.

Recompensa de la misión: 1100 ryus.
Extensión mínima de la misión: 80 líneas. c/u




“Todos hablan de libertad, pero ven a alguien libre y se espantan.”
Hugo Finkelstein.

Mustafá Mond esperó el embarque a la orilla del mar, sintiendo cerca las olas lejanas, y las cercanas dentro de su cuerpo.
— Esperadme. Sigo siendo tuyo —musitó suavemente con los ojos cerrados cual enamorado con esmero. Recostado cómodamente sobre la arena, tomó un bocado de aire, refrescante, lleno de vida. Su pecho se infló alegre, potenciando el salto que dio poco después, con el cual se elevó poco más de un metro y aterrizó de pie, alzando una ligera polvareda. — Se paciente. —Le dijo al mar, pero él necesitaba serlo aún más. Cada vez que miraba las aguas sentía el impulso de la reconciliación. Correr, saltar, meterse al mar, nadar, navegar, no salir nunca.

No tardó en divisar el barco con los animales para el resguardo. Era una encomienda fácil, pero la importancia de quien la pidió la volvía fuertemente influyente. El fracaso era inaceptable, por lo que se requirió a dos de los guerreros del feudo. — ¿Dónde estará…? —se preguntó al pensar en ello, girando el cuerpo para ver si también podía divisar a su compañero. Cómplice de su último trabajo como miembro de aquel feudo, en todo caso.
Mustafá Mond
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Escolta de Animales [Desembarque]

Mensaje por Jinzo el Miér Mayo 27, 2015 3:31 am

Spoiler:
Misión de rango C: Ayuda En el Faro
Lugar de la misión: País de los Remolinos [Costas]
Tipo de misión: Misiones Varias
Descripción de la misión:
Como es normal en todas las islas o países costeros, hay un faro que ayuda a los ferris y barcos a atracar en el puerto sin que sufran ningún accidente. Sin embargo, el faro se encuentra en mantenimiento, por lo que los barcos no tienen forma de ser guiados y en estos momentos el mar esta muy tramposo, y se han estado formando remolinos de un diametro considerable y una fuerza mortal. Es necesario que alguien utilice sus habilidades y logre guiar sanos y salvos a los barcos para que atraquen en el puerto sanos y salvos.

Recompensa de la misión: 1100 Ryous
Extensión mínima de la misión:  80 líneas c/u

Eran contados los días en los que podía ver a sus padres cenando bajo el umbral del comedor. Después de que tomaran importantes posiciones dentro de la éllite del Feudo,  se había vuelto costumbre que sus servicios trascendieran la responsabilidad de cuidar a su propio hijo, primando los intereses militares – Hhhh… - Suspiró levemente – Siii lo sé, ya sé que estoy grande… Pero igual – Dijo refunfuñando al gato que siempre se posaba en el arco de su ventana – Un día de estos me voy a ir y no diré nada… - Profirió casi en un tono de rebeldía; terminó por recostarse en su cama y quedarse dormido.

La mañana siguiente empezó con una notificación que ya se había vuelto rutinaria en su vida hacía un par de semanas y de la cual, por ser ya parte de la bancada estratégica del Feudo, no podía escapar. La encomienda lo instaba a no perder ni un segundo de tiempo, por lo que apenas recién levantado y con lagañas en los ojos, tuvo que prepararse lo más rápido posible y presentarse ante el supervisor, quien yacía aún esperándolo en la puerta de su casa aguardando el momento de dar todas las indicaciones a que hubiere lugar. Dos importantes misiones estaban ahora bajo su tutela, pero no estaría solo; según palabras de su superior, contaría con la ayuda de otro shinobi de la aldea. El lugar de encuentro ya estaba pautado y los requisitos de cada misión habían sido acordados – Entendido -  Exclamó a eso de las 7:10 de la mañana, dirigiendo su rumbo hacia las costas. De camino, pensaba un poco en su futuro, el cual no sería muy distinto al de sus padres y de quienes tampoco sabía nada desde hacía unos dos días.

Al llegar, pudo divisar en la lejanía a un barco atracar en el muelle propiedad del Feudo. Apresuró su paso, trazando su rumbo por la zona costera. En el camino, se topó con la figura de la descripción que le había sido suministrada por aquel hombre, fue entonces que detuvo su andar; ambos se encontraban contiguos a la entrada de la estructura que disponía el Feudo en las aguas territoriales – Debes ser tú… - Dijo con su respiración un poco agitada – Perdona por haber llegado tarde, me notificaron apenas hace unos minutos – Culminó, tratando de cruzar miradas con aquel sujeto.
Jinzo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Escolta de Animales [Desembarque]

Mensaje por Mustafá Mond el Mar Jun 02, 2015 1:42 am



Las aguas lo pedirían de vuelta en algún momento. Se prestó sólo por un motivo, y al cumplirse, lo reclamarían como el navegante que es.

Al darse vuelta, Mustafá encontró a su compañero. Flechó su mirada y no se despegó de ella. Había visto decenas de particularidades en el cuerpo de las personas, pero ninguna como aquella. A cada lado de su rostro se le concedía un color diferente de iris. A la izquierda veía un rojo flamante, casi ardiente, que amenazaba con carcomer su pupila de insistir en verle; a la derecha se encontraba un negro de potencia, que permanece mudo, sin historia, pero que refleja un sentimiento anudado muy fuerte. En combinación, raro de contar, se volvían una mirada mansa.

— N-no, n-o —tartamudeó—.. s-sí —añadió dando golpecitos entre los dientes con la punta de la lengua. Reparó en la incongruencia de sus palabras y, tras una risa divertida dirigida al suelo (movimiento con el que pudo zafarse de esa fascinante primera impresión que tuvo a través de aquella mirada) reconstruyó lo dicho. — Sí, soy yo, tu compañero. Y no, pierde cuidado, no has llegado tan tarde. —cerró la presentación con una sonrisa alargada.

— ¿Te parece si vamos? —propuso, dando el primer paso hacia el desembarque.

Mustafá esperaba que ayudando con el cargamento del barco pudiera despejar de su mente el impacto que le provocó la poderosa mirada de su compañero. Y entonces -quizá- podría atreverse a preguntarle algo al respecto.

Mustafá Mond
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Escolta de Animales [Desembarque]

Mensaje por Jinzo el Miér Jun 03, 2015 2:36 am

Amanecía, y la brisa de la playa golpeaba cautamente el rostro del joven Kami con la ligereza de su andar tempranero, haciendo no solo estremecer su dócil y liso cabello de un lado a otro, sino también jugando con su turbada indumentaria que constaba únicamente de una camiseta negra por debajo de su cintura, unos pescadores marrones y un collar familiar. De la misma manera, los rayos del sol, en el naciente, iluminaban la tez pálida del iniciado shinobi, en especial, dejando escapar el brillo característico de sus dos antagónicos ojos al contacto con estos; los mismos terminarían por clavarse en la mirada de su acompañante a pocos segundos de haber llegado y haberse excusado por el retraso. No obstante, la singularidad del momento vino dada por la profundidad con la que su par le concedió el primer saludo, quien a través de un gesto poco entendido para el Kami, continuaba sosteniendo sus palabras en un intento por recomponer la mesura. Al principio, Jinzo intentó dar con la explicación de aquella extraña impresión, resolviendo casi al instante de que se trataba de alguna extraña forma de evitar su rostro – ¿Tendré algo en los dientes? Mmmmm.... Oh espera ¡No! ¡No me lavé la caraaaa! - Recordó, detonando en su rostro la vergüenza con un rojizo en sus pómulos. Fue entonces que no pudo evitar taparse con su antebrazo izquierdo el rostro a la altura de su mirada, para luego utilizar el índice de su otra mano y paseársela alrededor de sus ojos, nariz y dientes delanteros; todo, con intenciones de deshacerse de cualquier posible residuo de comida…y otras cosas.

Tras el incómodo momento que lo hizo perder la poca confianza que tenía, retomó el contacto visual con su acompañante, terminando de escuchar lo que salió de su boca y percatándose aún más del dorado de sus ojos, los cuales pareció ignorar por un momento pero que contempló con estupor inmediatamente después – Ehmmm… Está bien – Asintió eventualmente a la propuesta, guiado todavía por el rubor del embarazoso desliz. Tomó un poco más de aire del que normalmente aspiraba y acompañó sus pasos con los de su par – Estemmm…. Por cierto, mi nombre es Jinzo. Un placer – Exclamó, intentando romper el hielo y recuperar su dignidad (XD). No obstante, no podía dejar de considerar el figurín de su estampa, cuyas alegorías no parecían coincidir con otras que hubiese visto antes en alguien. Incluso su cabello, largo y castaño, atrapaban su curiosidad cual niño en medio de juguetes nuevos, pues su holgura lo dejaban atónito.

Fueron varios segundos de breve caminata los que permitieron a Jinzo echar uno que otro vistazo, creyendo que su compañero le seguía hombro a hombro. Pero, cuando el pelinegro se disponía a conceder otra palabra más, ocurrió lo inesperado – KABOOM XD- Y una bola de fuego, precedida por una explosión, iluminó el muelle y consumió gran parte del mismo en el instante que la recién llegada embarcación hacía su descarga. Varios gritos se escucharon, así como escombros salieron volando por doquier cuando Jinzo se encontraba a escasos treinta y cinco metros; situación que lo instó a cubrirse en respuesta al calor que sintió apenas las llamas empezaron a cobrar vida. Desconocía las razones de aquello, pero no pintaba ser ningún acto amistoso ni ningún “error” humano, pues era casi un atentado lo que a simple vista se dejaba entrever como una explosión provocada por artillería pesada – ¿Qué es esto? – Dijo alto, teniendo toda la disposición de querer auxiliar conforme el panorama se hacía más calmo.
Jinzo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Escolta de Animales [Desembarque]

Mensaje por Mustafá Mond el Mar Jun 30, 2015 1:57 am


Mientras Mustafá caminaba hacia el muelle, no podía evitar el impulso de girar hacia su compañero para volver a ver sus orbes. Sin embargo, una vaga sensación de decencia lo detuvo. Aunque solía ser muy introvertido, no quería incomodar a su compañero más de lo que ya lo había hecho hasta el momento.

Se dispuso, pues, a mantener la mirada fija sobre los trabajadores que bajaban a los animales del navío. Fue entonces cuando, previéndolo con el rabillo del ojo, Mustafá vio cómo una enorme esfera de fuego apareció de la aparente nada y se estrelló en el centro del barco. Ante el impacto, el Hozuki sólo pudo elevar sus antebrazos al frente de su rostro formando una cruz. Sin embargo, su cuerpo reaccionó mucho antes, licuándose por completo en un acto reflejo de autodefensa. Como en muchas otras ocasiones, ese sistema le salvó la vida puesto que una tabla afilada había salido disparada hacia suposición, misma que atravesó su cuerpo y se enterró en la arena detrás de él. Mustafá apenas pudo sentir un cosquilleo en su vientre cuando fue atravesado.

De inmediato, Mustafá bajó los brazos para iniciar con la contraofensiva. En tanto, escuchó que su compañero preguntaba qué sucedía. Mustafá se agachó para dar iniciativa a su carrera hacia el barco, dirigiéndole una mirada de extrañeza a su compañero, quien parecía estar dentro de su primera emboscada. De ser esto último cierto, esperaba que pudiera actuar rápido en beneficio de la misión.

Lo primero que hizo Mustafá apenas alcanzó el barco fue revisar que los animales estuvieran a salvo. Sólo una de las mascotas se encontraba quejándose fuertemente, pero era sólo por el susto pues no poseía ninguna herida. Las demás sólo se habían arrinconado en sus jaulas, lo más lejos que podían del fuego. Al ver cómo se expandían las llamas, Mustafá hizo una llamada a los marineros que seguían sanos.
— ¡Salvad a sus camaradas y a los animales! ¡Les daré algo de tiempo! —En cuanto acabó de hablar, también concluyó el último de una secuencia de sellos manuales, dando paso a un torrente de agua que salió disparado de su boca a gran presión. El objetivo al que apuntaba su rostro era el agujero que creó la enorme bola de fuego, lugar desde donde se estaban expandiendo las llamas. Desde suposición podía impedir que las llamas se extendiesen hacia él y a los animales, al igual que algunos marineros heridos. Sin embargo, no podía hacer nada por los tripulantes que se encontraban del otro lado del barco, en la otra mitad a donde también se dirigían las llamas. Esperaba que su compañero pudiera hacer algo para salvar a esa otra mitad.

El torrente de agua acabó en un babeo agotador que lo dejó sin aliento, resollando fuertemente mientras las últimas gotas de agua caían sobre la arena enfrente suyo. Mientras descansaba alcanzó a devisar -justo a tiempo como la última vez- cómo un sujeto caía en picada hacia él, desenfundando una katana que se encendía en llamas.




Suika no jutsu (Jutsu de Hidratación):
Esta técnica es una de las más características del clan Hozuki. De forma tanto voluntaria como involuntaria, el Hozuki será capaz de licuar su cuerpo compuesto de agua, perdiendo su forma antropomórfica para transformarse ahora en una masa de agua que se podrá mover libremente por el campo de batalla. Esta técnica es sumamente útil para infiltrarse en campos de batalla enemigos, o para evadir de forma involuntaria un ataque físico provocado por parte del oponente. No requiere sellos de manos, y no tendrá efecto contra técnicas que estén cargadas de chakra (Kenjutsus, Jutsus doton).

El Elemento Agua: Olas Furiosas (水遁・水乱波, Suiton: Mizurappa)
Una vez realizada una cadena de sellos, el usuario concentra una gran cantidad de chakra en su boca que es expulsada como un potente chorro de agua, formando una catarata de alta presión que arrasa todo lo que se encuentra a su paso. Esta técnica no causa un gran daño por sí sola, pero su potencia es suficiente como para desequilibrar y empujar a uno o varios enemigos. La potencia del jutsu varía dependiendo de la cantidad de puntos stat Ninjutsu que el usuario posea y de la cantidad de chakra que se le emplee. También sirve para dejar charcos poco profundos en el campo de batalla.
Mustafá Mond
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Escolta de Animales [Desembarque]

Mensaje por Jinzo el Vie Jul 03, 2015 12:32 am

Nada similar estaba guardado en la memoria del joven Jinzo que pudiera concederle, al menos, una pequeña pista respecto al accionar de un shinobi frente a una situación como la que estaba viviendo en aquel momento. La perplejidad de la circunstancia se trasladó al instante a su cuerpo, quedando paralizado incluso después de que se abriera el inminente momento para reaccionar. Y es que aún en medio de su incapacidad, pudo observar escasamente la facción de segundo a través de la cual el cuerpo de su acompañante prácticamente se diluía y eludía con ello parte de los escombros que, junto a la explosión, habían sido despedidos con gran fuerza en los alrededores. Ni eso fue capaz de entender mientras veía cómo lo engullía la coyuntura.

Tras el cruce de mirada con su compañero que le hizo tímidamente volver en sí, observó con mayor nitidez todo el panorama. Para ese instante su compañero había tomado ya la delantera frente al desastre. Lo primero que visualizó con detalle fue la zona cercana a la explosión, por sobre el barco, lugar donde se habría producido la detonación. Al constatar que las llamas de a poco se expandían hacia la proa, trazó su curso imaginario hacia ese sitio, con la intención de socorrer a la tripulación, los cuales se veían en una difícil situación para resguardar lo que restaba de la carga. No tardó demasiado para volver en sí y decidir de una vez por todas a movilizarse, razón que lo llevó a emprender una corrida veloz sin escatimar esfuerzos para el auxilio. Sin embargo, producto de lo que parecía ser un evento orquestado, una segunda explosión cobró fuerza en la caseta secundaria del muelle, sitio que se encontraba contiguo a la proa del barco y que servía como encalle del mismo. Las llamas se expandieron mucho más de lo imaginado, no solo en la embarcación sino también en el muelle; y la zona donde aun habían tripulantes, estaba totalmente cubierta de un rojizo intenso.

Los ánimos del Kami se vieron mermados al ver como su reacción tardía impidió que pudiera hacer algo por aquellos hombres que en sus últimos momentos trataban de resguardar la carga. Ni siquiera recorrió la distancia necesaria para que la segunda explosión lo pusiera en peligro. Por un momento se desconcentró de nuevo, esta vez, en medio de los gritos de pánico y dolor de los marineros que habían evitado el daño más “severo” de la primera explosión pero que ahora habían sido alcanzados por la segunda – No… No lo comprendo – Fue lo único que logró decir; su rostro denotaba lo máximo de la incertidumbre y estupefacción.

Parte de su trabajo lo había asumido uno de los guardias del muelle, quien empezó a coordinar a todos los sobrevivientes para que salieran del peligro cuanto antes. Escuchó de su parte, haberles ordenado a un grupo pequeño de mensajeros que notificaran de inmediato al Feudo sobre lo sucedido; situación que pudo constatar al darse vuelta desde su posición. No obstante, la agonía nuevamente se suscitó en aquel lugar cuando, antes de que aquellos pudieran siquiera pensar en irse, un sujeto, de lóbrega apariencia, los interceptó, haciendo uso de una tenaz habilidad para el cuerpo al cuerpo que no pudieron prever.

Fue entonces que Jinzo decidió nuevamente retomar su labor a pesar de haber perdido valiosísimo tiempo como producto de su inexperiencia, pues era su primera misión y ya había resultado ser un total fracaso para él. Pero las ansias por querer tomar un importante lugar en la solución de todo aquel embrollo fueron rápidamente frustradas cuando, de la práctica nada, un segundo sujeto se hizo espacio en su rostro, recibiendo como parte de ello  un fuerte puñetazo que lo lanzó varios metros más allá de la orilla de la playa. La reacción del novato fue no dejarse hundir en el agua, recuperándose como pudo y despejando su rostro para mirar con detenimiento a su atacante. El dolor no se hizo esperar, pues su mejilla mostró un instantáneo rubor como consecuencia del golpe; el mismo fue naturalmente cubierto por su mano al sentir como se intensificaba – Jiijijiji – Se escuchó salir de las fauces metálicas de su perpetrador – No podrán hacer mucho, ya se aproxima el barco – Su voz se colaba aguda y risueña por entre los tímpanos del Kami, quien tratando de entender lo que dijo, frunció el seño en señal de duda – No tienes porque entenderlo. Además, no tendrás mucho tiempo de vida para hacerlo – Dicho esto, una bola de humo blanco precedida por un único sello de manos hizo acto de presencia alrededor de aquel hombre, en cuyo interior apareció lo que supuso ser una marioneta, armada con motivos punzantes y letales – Muereee… - Sentenció para luego dirigir con velocidad y por sobre el agua, el muñeco en contra de Jinzo.

La situación no podía ser más adversa para quienes blandían la insignia de Shiryoku no Keiji, pues no solo los ninjas que habían sido citados para darle concreción a una simple misión de traslado se encontraban entre la espada y la pared, sino que muy posiblemente la seguridad de todo el Feudo estaba vulnerada; y esto, al parecer, porque los malhechores habían encontrado el punto más débil de su frontera en su situación más expuesta. Hasta aquel instante, Jinzo creía haber estado preparado para afrontar todo tipo de escenario posible, sin embargo, los hechos relataban una historia muy distinta que se alejaba por mucho a su título de shinobi.
Jinzo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Escolta de Animales [Desembarque]

Mensaje por Mustafá Mond el Mar Jul 28, 2015 12:34 am


Pocas veces en su vida Mustafá había hecho un movimiento tan veloz como el que hizo en aquel momento. Un acto de defensa aunado a un jutsu que se concluyó en el segundo exacto para el impacto. Alzando rápidamente su brazo derecho, Mustafá creó un hacha que iba desde su mano hasta el codo. Siendo tan duro y letal como un hacha de verdad, el arma tenía una textura acuífera, similar a la que tomó su cuerpo cuando el acto reflejo de éste le salvó la vida.

— Argh. —Gruñó Mustafá, y el enemigo hizo un sonido parecido. El arma encendida en llamas del atacante y la de agua del Hozuki tronaron al encontrarse, enviando una ola de energía descomunal hacia los cuerpos de sus usuarios. Mustafá logró contenerse endureciendo sus músculos para que la onda acabara en la arena, pero el enemigo -que se encontraba en el aire- se disparó un par de metros atrás, perdiendo ligeramente el equilibrio pero reencontrándolo al instante.

— ¡Toma ya! ¡Venid, no seas cobarde! —provocó con el hacha preparada para un segundo encuentro.  El criminal no se hizo esperar. Tomó un poco de impulso y se lanzó con la katana extendida para dar un corte veloz. Mustafá esperó por un segundo, luego realzó su arma para bloquear la enemiga. Esta vez, luego de encubrir el golpe, giró su cuerpo con furia -ejerciendo una presión tan grande en el hacha que el enemigo tuvo que usar ambas manos para que su arma no cediera- y acabó por lanzar una patada directo a las costillas enemigas, quien no pudo encubrirse pues al bajar el brazo significaría un corte directo del hacha. Con varias costillas quebradas e incapaz de levantarse, el enemigo se quedó en el piso, soltando su arma y viendo cómo ésta perdía el efecto ígneo que le había infundido.






— ¡Jinzo, Jinzo! —gritaba, sin lograr diferenciar las siluetas que había detrás del aire encendido que había más allá de la otra mitad del barco. El lugar se hacía más ardiente, incluso la arena empezaba a quemar los pies con el pasar de los segundos. Mustafá, por su parte, comenzó a sentir la frente y el pecho húmedos por el calor sofocante. No obstante, no se dejó vencer. Rodeó lo más cerca que pudo las llamas del barco, esperando ver a su compañero con vida del otro lado. Tenía la mirada lista para buscar en cada rincón del otro lado, pero entonces el rabillo de su ojo le avisó de algo estremecedor. A su izquierda, no muy lejos de la costa, se acercaba un enorme barco negro con tripulantes armados hasta los dientes. Dadas las circunstancias, las posibilidades de que se trataran de amigos eran nulas.

Spoiler:
Bodi Renkinjutsu  no jutsu(Jutsu de alquimia corporal):
Sin la necesidad de sellos de manos, el usuario será capaz de transmutar cualquier extremidad de su cuerpo en cualquier arma u objeto que este desee, obteniendo el mismo filo y dureza como dicho objeto. De esta forma, podrá transformar su antebrazo en una espada o en un escudo, etc.

Mustafá Mond
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Escolta de Animales [Desembarque]

Mensaje por Jinzo el Lun Ago 24, 2015 5:35 pm

Todavía con expectación, pudo encontrar cómo zafarse de las punzantes armas que pretendían arremeter contra él. Un movimiento brusco pero oportuno hacia la izquierda momentos antes del zarpazo al cuál parecía estar condenado, permitió un profundo respiro que removió su más sincero temor por la muerte; esto, luego de quedar paralizado por unos segundos sin tener la más mínima esperanza de encontrar entereza ante la situación. Solo había logrado tumbar su cuerpo, chapoteando sobre el agua, tosco y sin orientación, ante la mirada inquisidora de su perpetrador  – Eres veloz eh – Dijo, no perdiendo ni un segundo de tiempo para redirigir su ataque nuevamente hacia él en el instante donde todo parecía suceder con mayor claridad frente a los ojos de Jinzo.

Con otro golpe de suerte, trazó la misma imagen del ataque anterior, recto y directo, y anticipándose al mismo, echó su cuerpo hacia atrás en un movimiento que terminó con su barbilla apuntando hacia el cielo, muy cerca del cuchillo de la marioneta. Junto con ello, el joven Kami unió sus manos en el justo instante cuando la marioneta lanzó su primer ataque, resolviendo con eso, un jutsu de clonación que resultó en la aparición de otro Jinzo a escasos dos metros de su espalda. Sin perder tiempo valioso, apenas el clon hizo acto de presencia, tanto él como su par emprendieron una carrera en direcciones opuestas, para luego dar vuelta y coincidir en un mismo punto desde vértices distantes, el maleante. La certeza de saber quién era el verdadero jinzo se ocultó muy bien bajo la ensanchada estampa de la marioneta, quien había cubierto a plenitud la distinción de ambos bajo su túnica ensombresedora al momento del jutsu, sin dejar colar nada delatante ni siquiera en las rasgaduras.

La reacción que se produjo en la faz de aquel hombre ante la jugada del Kami fue de desconcierto, pero ello no dejó que sus ánimos se vieran interrumpidos, pues a través de un rápido movimiento con su diestra, hizo que su marioneta volviera al ruedo, esta vez, yendo detrás de uno de los Jinzo’s. Diez metros era la brecha entre el marionetista y sus dos atacantes cuando su creación de madera alcanzó a uno de ellos. La sorpresa para eludir el ataque por parte de uno de los Jinzo fue hundirse en el agua justo antes de que la marioneta se acercara demasiado, dejando que el líquido salino lo sobrepasara y permitiendo un intervalo de tiempo valioso para su igual, que aprovechó para propinar el golpe certero. A expensas de buscar protección, el marionetista tuvo que desprender de sus dedos a su creación, dejando a ésta inerte sobre el agua; y es que para sorpresa y leve sospecha del Kami, aquel hombre solo contaba con un brazo, el diestro, con el que curiosamente maniobraba a la marioneta. Un golpe predecible por parte de Jinzo fue suficiente para que el maleante interpusiera su palma y lograra evitarlo – Jaaaa, eso no es un golpe chico – se escuchó burlesco desde las fauces de aquel hombre, mostrando una sonrisa sádica en el transcurso. No obstante, el plan del muchacho no terminaba allí, pues de la misma manera que pudo acercarse, usó esa poca proximidad para dar la estocada final. Fue entonces que desde su otra mano, cauta y ligera, se desligaron cinco shurikens con dirección al rostro de su contrincante, teniendo como destino párpados y pómulos.

El crujir de la madera  detrás anticipó la siguiente jugada del Kami. Su clon había logrado retirar con algo de esfuerzo uno de los cuchillos con que contaba la marioneta, utilizándolo para terminar con aquella desafortunada pelea en un certero golpe que finalizó con su enemigo fuera de combate sin que el propio pudiera saber con certidumbre el silencio sepulcral que advino después.

Tras un profundo respiro mientras veía el carmesí resbaladizo en las manos de su clon, espabiló, reaccionando ante la voz de alguien que lo llamaba. Al darse vuelta y divisar escasamente la silueta de aquel chico de melena larga, se dio cuenta de que la complejidad de la situación aun no acababa – ¡Detrás de ti! – gritó con fuerza, coreando con su clon. El otro hombre, que minutos atrás había interceptado a los mensajeros, estaba a punto de tomar terreno en la humanidad de su compañero desde la espalda. Al parecer había ganado la batalla contra los mensajeros, pues todos ellos estaban fuera de combate a las orillas de la playa – ¡Hacia allá! – Apuntó Jinzo con su índice, indicándole al clon hacia donde debía ir. Mientras tanto, con premura, el verdadero partió con dirección al sitio donde su compañero iba a ser emboscado. Para ese momento, no recordaba el pequeño detalle que su contrincante le había concedido sobre otro barco aproximarse, su mayor diligencia ahora era auxiliar a su coterráneo.

Kami bunshin no jutsu (Jutsu de clon de papel):
Luego de una serie de sellos de manos, el usuario podrá crear clones a partir de papeles ya existentes. Estos clones tienen la misma capacidad de movimiento que el usuario y son clones físicos, ya que están formados de papel. Aún así, sus golpes no son tan fuertes como los de una persona normal. Estos clones no pueden utilizar ninjutsus ni genjutsus, y una ves destruídos, se desvanecen en cientos de papeles.
Genin: 1 clon.

Kami Shuriken no jutsu (Jutsu de shurikens de papel):
Sin la necesidad de hacer sellos de manos, el usuario es capaz de hacer que desde su propio cuerpo o desde papeles ya existentes en el campo de batalla, se creen cinco shurikens de papel, las cuales viajan a gran velocidad hacia su oponente, teniendo estas el mismo filo que una shuriken normal, al estar impregnadas con chakra Futon. Se puede hacer esta técnica mientras el usuario se encuentra en movimiento.
Jinzo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Escolta de Animales [Desembarque]

Mensaje por Mustafá Mond el Jue Nov 05, 2015 3:07 am



Mientras gritaba en búsqueda de su compañero, Mustafá cayó en la cuenta de que se alejaba del objetivo inicial. Los animales a escoltar habían sido sacados del barco en llamas por los marineros que habían sobrevivido al estallido, y estos habían sido alejados de la costa y las peleas. Lo único que tenía que hacerse era ir hacia ellos y dar indicaciones de seguir el paso… pero Mustafá no hizo eso. Él siguió en el área de peligro, y aún cayendo en la cuenta de lo anterior no paró de buscar a su compañero.

Estaba a punto de lanzar un “¡Jinzo!” más cuando, sin ver bien de dónde, hubo una respuesta en forma de advertencia. “¡Detrás de ti!” le respondió en una extraña voz doble. Sin dar tiempo a ningún reparo, Mustafá dio media vuelta alzando nuevamente el hacha formada en su brazo. Recibió con ésta el choque contra el filamento de una espada, un pirata más tratando de asesinarlo.

Esta vez Mustafá no dijo nada. El enorme barco no tardaría en desembarcar y necesitaban estar lejos de ahí para cuando eso pasara. Entonces, haciendo sus pies pesados para tomar impulsos sobre la arena, Mustafá se aproximó rápidamente hacia su enemigo y le hizo retroceder con ataques continuos con el hacha. Lanzándolos cada vez con más fuerza, y sin dejar huecos ni tiempos de descanso entre un ataque y otro, Mustafá logró agotar a su enemigo -aunque agotándose a sí mismo en el transcurso- creando una abertura en su defensa que aprovechó para dar un corte sobre su pecho. La herida era lo suficientemente profunda para dejarlo fuera de combate pero podría ser atendida a tiempo cuando sus compañeros piratas llegaran… de no ser porque precisamente se trataba de piratas y seguramente lo dejarían morir.

— ¡Vámonos, perdámonos en el bosque antes de que lleguen! —le dijo a su compañero a medida que este se acercaba. Inmediatamente se volvió en dirección a los animales y el resto de la tripulación que tenían que escoltar, dándoles señales desde la distancia para que se fueran internando en el bosque. La idea era ganar terreno entre la vegetación para desaparecer de la vista de los piratas, pues si bien pudieron contra los primeros que llegaron, una tripulación entera era una hazaña imposible de realizar.

Tras perder de vista a los enemigos, sólo faltaría llegar a su destino y entregar a los animales a su comprador. Mustafá estaría agradecido con éste por la remuneración, pero más aún con su compañero por haber hecho que su última misión como miembro de aquel feudo cerrara con broche de oro su estadía en él.

Spoiler:
Off:
Creo que con este turno acabaríamos la misión. Tenemos más de medio año con este tema y ya es tiempo de acabar, pienso yo, je, je. Además de que voy a darle un nuevo proyecto a mi personaje y sólo me falta atar este tema suelto para ello. Saludos. :D
Mustafá Mond
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Escolta de Animales [Desembarque]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.