¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Tablón de Misiones | Hushika Kugutsu
Hoy a las 5:54 pm por Hushika Kugutsu

» —Red Ryō △ Jiran's Missions
Hoy a las 4:39 pm por Jiran

» [Viaje] De Lluvia hasta Fuego
Hoy a las 4:51 am por Hitagi

» Mision
Ayer a las 10:13 pm por Hiro Uchiha

» A la grande la llamo mordiscos
Ayer a las 10:10 pm por Hiro Uchiha

» ¡Ingresando en nuevas Tierras!
Ayer a las 4:25 am por Catherine

» Venenos Yusuke
Ayer a las 3:41 am por Gakumon

» Genin I - Fūin: Kaihō Yōken.
Ayer a las 3:25 am por Gakumon

» — Thunderous Freedom | Con Sukino.
Sáb Dic 09, 2017 9:25 pm por Lyd.

» (2ºExamen Jonnin) Declaración de guerra
Sáb Dic 09, 2017 6:19 pm por Uchiha Ōgama

» Viaje al Pais de las Aguas
Sáb Dic 09, 2017 5:29 pm por Dastan O'Donnell

» Katana (Progresiva
Sáb Dic 09, 2017 4:07 pm por Gakumon

» Red Road || Técnicas
Sáb Dic 09, 2017 12:55 pm por Gakumon

» Misiones| Hikarime
Sáb Dic 09, 2017 3:56 am por Uchiha Sukino

» No corta el mar, sino vuela { + Pao & Dastan}
Sáb Dic 09, 2017 3:31 am por Uchiha Sukino

» —Crimson Knife △ Jiran's Dices
Vie Dic 08, 2017 10:51 pm por Loremaster

» Una nueva sugerencia para el Fuin.
Vie Dic 08, 2017 10:18 pm por Yabuki Joe

» Three sun's dawn. — Encounter. —
Jue Dic 07, 2017 8:36 pm por Yottan

» Misión de rango B: Protect the brutal slaughterer.
Jue Dic 07, 2017 4:14 pm por Yusuke

» Ficha Hiro Uchia
Jue Dic 07, 2017 3:30 pm por Ichimaru

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Rol Master el Dom Mayo 31, 2015 10:05 pm






Rugían los vientos las voces de los soldados. La ira brotaba por el mismo campo que éstos pisaban. Lo que antes solía llamarse cueva de serpientes, ahora era un pademonium de hombres luchando por sus ideales.
Cierto grupo permaneció en un campo abierto, un poco más lejos de las ruinas más grades del feudo. Aún algunos escombros permanecían en llamas, se deslizaban por pequeñas laderas del terreno y cubrían cadáveres devorados por la ceniza. 
De hecho, todo el paraje estaba sepultado en la misma. Todo se había convertido a un suave gris, como si la niebla del país se hubiera adueñado de la catástrofe. Ni un árbol quedaba en pie, sólo las sombras de las ruinas.
El viento soplaba calmo, apenas levantaba jirones de la peste blanca cuando ellos llegaron.


Spoiler:
Buenas chicos! 
Como les explicaré en el post del evento, los grupos no tienen una zona predeterminada. Aquel que postee primero en la zona decidirá donde combatirá el grupo entero.
¡Saludos!

Rol Master
avatar


http://www.narutolegendsrol.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Jinzo el Lun Jun 01, 2015 2:33 am

- Preparaos… ¡Marchen! – Retumbó altisonante una voz de mando entre las filas militares; todas y cada una, alineadas de acuerdo a la logística de batalla que se había ideado desde órdenes superiores. Dentro de las mismas, la premura por llegar a la batalla se podía ver en las miradas iluminadas de muchos soldados, ansiando poder postrar sus armas contra las fuerzas antagónicas y llevando consigo, en el corazón, la insignia del ideal difundido por su líder, Arata. No obstante, para el joven Jinzo, aquella situación no era más que otra de las crudas experiencias por las que debía pasar al ser uno más del poderío militar de aquella nación, toda vez que se presagiaba de esa manera desde el primer momento en que se decidió que su destino sería formar parte de aquel reino, fuese en la calidad que fuese. No solo se jugaba la supremacía del Feudo sobre un determinado territorio, sino que se daría la oportunidad de conocer a un pueblo las bondades de ser gobernado por un líder con premisas nobles  e intenciones compasivas.

Con anterioridad y antes de siquiera prepararse definitivamente a la guerra, el joven Jinzo había sido llamado a capítulo por uno de los dirigentes superiores de la armada; uno que contaba con la suficiente autoridad como para tomar decisiones en función de los intereses del batallón. El motivo de la breve reunión se debía a la necesidad de inspeccionar un espacio que había servido a la guerra, y sobre el cual se habría librado ya una batalla entre las fuerzas principales – No llegó ningún mensajero. Desconocemos el status sobre esa batalla – Fueron algunas de las palabras que cobraron fuerza en la conversación. Por otro lado, anexa a la orden inicial de inspección, se le añadió otra ordenanza que estaba asociada directamente con aquellos a quienes se les había contratado recientemente, los mercenarios. El bosquejo principal de tal decisión tendría que ver con capturar a Nakamura en conjunto una vez se alcanzara la zona contraria; pero para ello, tanto Jinzo como otro compañero que habría sido citado para la misión, tendrían que haber terminado el tanteo del terreno antes o en paralelo al inicio de la batalla – A Ambos los quiero hombro a hombro en el campo de batalla. Ya saben las coordenadas de los dos lugares. Apresúrense -  Sentenció aquel hombre, obligando a que los dos llamados se retirasen.

En el camino, fue inevitable para el Kami poder dirigir algunas palabras a quien, como él, era protagonista de aquella misión – No te había visto en el feudo antes. Mi nombre es Jinzo – Concedió en tono cordial a su acompañante, aligerando su cara para continuar sus palabras con una sonrisa – Me parece prudente que sepas más de mi, porque al ser enviados a inspeccionar un lugar sin el más mínimo apoyo, es necesario poder complementarnos en caso de una emboscada… Aunque ¿Sabes? No creo que ocurra jeje, corro con bastante suerte a veces – Dijo bajo un tono amigable. No tenía razones para desconfiar de él; con saber que era leal al Feudo, bastaba – Quizá habrán quedado solo vestigios del enfrentamiento. Aunque es probable que hayan quedado sobrevivientes. Confío en que sean de nuestro bando – Prosiguió con la misma simpatía – Bueno, al punto… Soy del clan Kami. Puedo convertir mi cuerpo en papeles y tengo cierta manipulación sobre ellos; todavía me falta pericia. Mi elemento primario es el Fuuton y me inclino más hacia el Ninjutsu – Pausó un momento – Soy malo en el cuerpo a cuerpo jajaja por lo que mis maniobras suelen ser a distancia. Sin embargo y a pesar de ello, puedo considerarme como alguien veloz – Expresó confianzudo el Kami.

____________________

- Fue una ruda batalla realmente…. – Dijo el jovial Jinzo, manteniendo aun la estupefacción en su rostro sobre el suelo parcialmente atestado. El panorama era bastante revelador con lo que había sucedido. Y es que a lo largo de una extensa explanada de polvo y fuego, revestida de un gris que se agravaba con la tenue niebla propia del lugar, se había llevado a cabo parte del enfrentamiento sobre el cual, por boca de su superior, no se sabía nada al respecto – Bastante aterrador ¿No crees? – Pronunció el muchacho, sosteniendo entre sus manos un yelmo que dejó caer casi de inmediato por lo aterrador que le pareció. Para ese momento, sus pisadas calmas recorrían algo intrépidas aquel lúgubre paraje, posando sus pies sobre los cadáveres de soldados caídos en batalla como producto de la pugna y en donde la única señal de vida parecía provenir netamente del andar del viento, siendo éste el único responsable de despejar la grácil niebla que se apersonaba al raz del suelo.

En su recorrido, sobre el territorio de guerra, era inevitable reconocer a sus co-partícipes en la pequeña batalla, pues todos portaban la insignia del Feudo al que pertenecían – Hasta los momentos no hay señal de actividad por aquí. Aunque, hay que permanecer atentos. Nuestro siguiente objetivo está próximo – Comentó con seriedad a quien supondría aun permanecía a su lado. Su vista se paseaba por todos los lugares en derredor, incluso en el horizonte, buscando detectar indicios de movimientos bruscos; tendría que estar preparado para reaccionar ante lo desconocido - ¿En algún momento me veré como ellos? – Pensó en medio de pequeños cuestionamientos así mismo y a la causa del que era portador. Su rostro se tornaba cada vez más largo, la tristeza poco a poco lo invadía.


Última edición por Jinzo el Lun Jun 01, 2015 11:57 pm, editado 1 vez (Razón : Editado con motivo de la adaptación descrita en el primer post. Disculpen la molestia ocasionada.)
Jinzo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Yashiro el Mar Jun 02, 2015 10:24 pm

Nakamura había hecho presencia por primera vez ante sus tropas. Había solicitado la presencia de viles mercenarios, a pesar de tener un ejército bien organizado, pero nunca había dado su cara. Se alzaron cruces a espaldas de aquel sujeto, y se habían crucificado un par de sujetos. Se trataba de un grupo de Arata que se había entremezclado en las fuerzas de Hajime. ¿Cómo se había percatado de esto? Allí había mercenarios que nunca había visto, como el mismo Yamanaka. Ambos sujetos incapaces de defenderse, estaban ya siendo víctimas de las armas arrojadizas y sus gritos se alzaban desgarradores por encima de todo, incluso del viento que se arremolinaba en torno a ellos. Chillaban como auténticos condenados, mientras eran asesinados vil mente, hasta que sus cuerdas vocales les fallaban y entonces gimotearon unos instantes antes de volver a gritar como becerros en el matadero.

Los miembros de aquel ejército arrojaron tantas armas que habían quedado irreconocibles. A pies de sus cruces se generaba un charco de sangre inmenso, en el que un tercer infiltrado fue obligado a bañarse bajo los últimos alaridos de sus compañeros. Yashiro veía todo aquello en un silencio sepulcral, vio como tras aquello todos se persignaron a la supuesta señal de dios. Que hipócritas eran, la verdad. Tenían métodos poco ortodoxos pero fieles a sus objetivos, lograban lo que querían aunque de la peor manera, siendo dejando caos a sus espaldas. Parecían más siervos demoniacos, que Caballeros de la Luz. Nuevamente Nakamura se había escondido a sombras de su tienda, y así perduro por unas horas más. Al volver a notarse su presencia, soltó un discurso como nunca lo había hecho, hablaba sobre las fuerzas de Arata, que no eran más que simples herejes que nunca se habían puesto a las rodillas de su dios. Pero no eran los únicos, Yashiro sabía que aparte de él, más de una persona estaría allí presente por motivos más personales, que los problemas bélicos del País del Agua.

Una vez motivadas sus tropas, Nakamura volvía a desaparecer. Era un gran hombre, pero le faltaba más voluntad. Parecía temerle a Arata, pues no combatiría directamente contra este, al contrario… decidió permitir que fuesen los mercenarios quienes liderasen algunas de sus tropas. ¿Por qué dar semejante poder a personas desconocidas? Simple, este sabía que morirían antes de lo esperado. Los mercenarios que había contratado a su vista, no era más que simples conejillos de indias. Piezas que debían ser arriesgadas si se quería ganar el partido de ajedrez. Yashiro se desprendió de las tropas, y volvía a la zona donde entregaban provisiones. Allí, se desprendió de su armadura pesada, optando por utilizar ropa común. Su vestimenta se entremezclaba entre los demás miembros de la tropa de Nakamura. Pareciendo solo otro soldado más, espero a las órdenes para marchar. Muchos fueron ordenados a permanecer dentro de algunas casas, tenían la ciudad tomada en caso de que Arata decidiera aparecer allí, pero fue el mismo Yamanaka quien tomo iniciativa y al estar solo decidió emprender camino hacia el eje principal de la batalla -Hacia el norte-, antes de que fuese el medio día.

*  *  * 

Al llegar había quedado estupefacto. Todo estaba entre cenizas y los cuerpos de los guerreros estaban apilados.

Las botas del solitario hombre se hundían en la grisácea y fogosa capa de cenizas, dejaba un rastro de huellas que se perdía en el horizonte, bajo mantos de una terrible borrasca. El halito de aquel hombre se unía a una neblina blanca que apenas dejaba ver veinte pies mas allá de su propia vista. Yashiro avanzaba con la cabeza gacha, viendo el paraje de desolación y destrucción. Los cadáveres de ambos bandos estaban apilados, todos representados por un pequeño símbolo dependiendo de su feudo, a la escala de sus hombros.

El viento revolvía los cabellos dorados del hombre, haciendo que pareciese una estela. De vez en cuando alzaba la cabeza, y miraba al cielo, intentando descifrar donde se encontraba el supuesto misericordioso Dios al otro lado de las grisáceas y oscuras nubes.  Yashiro caminaba con paso lánguido tras la sombra, apoyando calmadamente la suela de las botas en la mullida superficie a base de cadáveres, cenizas, y escombros. De entre las pilas de miles de caídos, se empezaron a oír ruidos. Por detrás del viento silbante que acompañaba la neblina se comenzaron a oír murmullos que evolucionaban en fuertes ruidos, y luego en un estruendo espantoso. Una de las pilas de hombres se había deshecho, haciendo que la multitud cayese al suelo de golpe.

El rubio se estremeció, y al bajar la mirada no se sintió más seguro. Había hecho uso de su habilidad innata para notar si había señales de vida en los alrededores. Entre su “análisis” se pudo notar algo nervioso el rostro del rubio, era fácil notar la presencia de otras tres personas o más aproximándose desde distintas direcciones a no más de cien metros. ¿Qué debía hacer? No podía mantenerse solo allí, esperando a que su suerte le alcanzara. Aun estaba a tiempo de tomar una medida. Fue entonces cuando su brillante cerebro, le había dado una nueva posibilidad de continuar. Yashiro había rechinado sus dientes, frunció su ceño y llevo su mano hacia uno de los cadáveres que estaban a sus pies. En este, había arrancado con delicadeza el símbolo que lo marcaba como miembro del ejército de Arata. No pudo evitar actuar con rapidez, e inclusive cambiar su símbolo con este. Pero entre sus oscuras intenciones, no estaba el traicionar al hombre que le había contratado. Necesitaba el dinero, pero también su vida… el usar aquel símbolo quizás le daría oportunidad si se veía en una encrucijada. Se lanzo contra los inertes cuerpos ya fríos, viéndose repleto de sangre e inclusive cenizas. Si su plan salía de acuerdo a lo planeado, sería capaz de evitar aquellas personas y continuar su misión, pero si no… pronto se vería rodeado. Tomo un cadáver que estaba a su lado, y ejerciendo un poco de fuerza lo puso sobre sí mismo, tapándose parte del rostro y de su torso, dejando libre sus manos y piernas aunque el peso del cadáver era leve, cosa de que si necesitaba huir bastaría solo con levantarse.

La presencia de otras personas se hacía notar. A no más de treinta metros había aparecido un joven, quien del asombro ante el panorama aterrador de muerte y desolación había dejado caer un yelmo. Una leve estela de humo se alzo, nada que fuese lo suficientemente llamativo. Yashiro solo podía notar la presencia de aquel sujeto, y los que se aproximasen a dicha zona. Su habilidad sensorial era perfecta para aquel tipo de situaciones, pero solo para ver la ubicación de sus enemigos, pero como todo en la vida tenía una desventaja. Era incapaz de distinguir si se trataba de un enemigo o un aliado. Aquella otra presencia paseaba entre los cuerpos sin vida, dejando tras cada paso una huella que se mercaba en el suelo a base de cenizas, polvo y sangre. La constante borrasca por su parte, había despejado la niebla casi en su totalidad, aun quedaban reflejos blancuzcos de la misma. Aquel hombre se había parado a no más de tres metros de distancia, de donde estaba el cuerpo del rubio. Yashiro tenía sus ojos cerrados, su rostro totalmente inexpresivo. Que perfecto que su garganta estaba fuera de la visión de aquel sujeto, el cadáver que la tapa sirvió para que no se pudiese ver el instante en el que el Yamanaka trago saliva. — Hasta los momentos no hay señal de actividad por aquí. Aunque, hay que permanecer atentos. Nuestro siguiente objetivo esta próximo — ¿Había alguien más? ¿Con quién conversaba aquel sujeto? Yashiro se había puesto nervioso, pues parecía ser que había pasado por alto la presencia de otra persona más, pero… ¿cómo era posible? Su habilidad no tenía fallos.

Del susto no pudo evitar abrir su ojo izquierdo, el único con capacidad de poder ver una estrecha parte alrededor del rubio, pues las otras zonas estaban obstaculizadas por el cadáver que tenia encima. Pero era suficiente, al abrirlo pudo ver de espaldas a aquel hombre; este parecía examinar todo el entorno, perdiendo su vista por un segundo hacia el horizonte. Era el momento. Una serie de sellos se vio generada por aquel hombre de cabellera dorada, quien inteligente había dejado sus brazos y piernas totalmente libres. El Yamanaka apretó la punta y talón de su bota contra el suelo resbaladizo, asegurándose de no resbalar ni trastabillar al momento de levantarse, y calculando las distancias con ojo matemático su brazo derecho estaba acumulando energía, dicho brazo atiborrado de su propio chakra genero un chirrido espantoso, similar al de centellares de aves cantando. Una técnica poderosa capaz de atravesar el torso de su enemigo si se ejercía correctamente, y para aquel instante, el rubio creía haberlo hecho pues la distancia entre ambos no era mayor a la de cinco metros. 

Tecnicas Usadas: :
Chidori (千鳥, Millar de Pájaros): Tras una cadena de sellos el usuario acumula chakra eléctrico en una de sus manos para, posteriormente, lanzarse a por el oponente con la intención de atravesarlo. Ésta técnica tiene grandes ventajas tales como la velocidad y la fuerza de impacto, que le pueden permitir atravesar un torso humano sin problemas. Sin embargo la propia velocidad que se adquiere cuando se intenta impactar con la misma la vuelven difícil de manejar, tanto que el usuario no puede variar su rumbo una vez que ha empezado a correr con el Chidori en una mano. El uso de ésta técnica conlleva un gran desgaste físico y energético, por lo que se limita a una vez al día para los gennin.

Kanchi Taipu(感知タイプ, Tipo Sensorial): Desde que comienzan a desarrollar sus habilidades mentales, los ninjas Yamanaka son capaces de detectar el chakra de sus alrededores, usando una variación de la técnica Kenshutsu sin necesidad de especializarse en técnicas sensoriales, esto debido a que algunas de sus técnicas están estrechamente relacionadas con la detección de individuos; sin embargo, su capacidad sensorial innata es bastante reducida en comparación a un especialista en esta área.
Genin: 100 metros.
Yashiro
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Kohaku ~ el Miér Jun 03, 2015 4:20 am


El odio permanece impregnado en el alma, el poder intenta controlarlo y la gloria se consigue con el uso de ambos. Un pequeño paradigma bastante contradictorio a decir verdad, pues nadie puede vivir en un mundo de muertes sin ninguno de los dos. A falta de poder, se llega a la muerte y esta provoca el odio de millones más, justo como sucedía en ese momento con aquellos hombres entablados bajo el mismo sol. Torturados de tal manera que sus almas terminarían sedientas del tinte carmesí que abunda en sus venas, y así, morir ante la presencia de hombres que no resultaban ser más que simples servidores de la misma parca  – Tsk – Un pequeño quejido que brotaba de los labios de aquel hombre, quien molesto observaba todo sin poder ser partícipe de aquel festín de cuervos. Brazos cruzados mientras todo el espectáculo termina, deleitándose con cada gota que baila en el aire… Con el pobre hombre que se arrastra por ellas y termina teñido en el más hermoso néctar del cuerpo humano, uno esencial para su existencia.

– ¿Discurso? – Susurro el pelirrojo para sí mismo, y al parecer este fue escuchado por un compañero mercenario a mitad del campo, y además, el mismo comentario pareció molestarle, como sí aquello debiese importarle a alguien como el Yamanaka. Era solo un hombre más con el donde la palabra, y sin duda uno de los más asquerosos dones que cualquier “Dios celestial” podría ofrecerle a la plebe. Así mismo, aquel “compañero”, realmente solo resultaba ser un futuro cadáver, un peón más en la guerra de Nakamura, un pelotón de hombres muertos, un pequeño postre para los soldados de aquel hombre corrompido por la ira misma. Este mismo iba a ser consumió por la furia de los titanes a quienes se enfrentaban, a quienes debían asesinar, debían mostrarle como era la justicia divina que tanto reclamaba aquel líder asqueroso que los erguía, y por mero placer, enviaba a sus camaradas a la más dolorosa muerte… Un ejemplo a seguir.


“Las almas corrompidas por el dolor son más temibles que aquellas que pelean por honor a sus seres queridos”

Y con toda razón, la misma porta un claro significado… No te metas con la familia de un hombre, mucho menos si es un salvaje. Y para Arata, sus soldados son su familia – Un poco excesivo ¿No crees? – Comentaba, nuevamente, para sí mismo tomando caminata hacia los senderos del norte mismo, donde la bella sustancia vino tintó le esperaba. La esperanza tiñe los ojos dorados de aquel hombre, saboreando con la punta de la lengua el aire que le separa de su predilecta droga. Iba a derramar tanto de aquello como pudiese, y no iba a detenerse hasta acabar con la vida de cada uno de los hombres que se detuviesen en su camino – Ese chico… – Recitaban sus pensamientos mientras observaba los cabellos amarillos de aquel jovencillo, vestido con la armadura que prácticamente regalaba el señor que los traiga a la muerte misma. La curiosidad provoca la muerte, se oye decir con frecuencia y en este caso, atrae a Kohaku.


*  *  *


El caminar de aquel titán es lento pero seguro, encontrándose a menos de cien metros de aquel hombre que intentaba alejarse hacia el norte. ¿Buscaba algo? ¿El qué? ¿Con que motivo? Tan simple como seguirle el paso revelaría las respuestas a todas y cada una de aquellas respuestas. Para la suerte del pelirrojo, podía reconocer el chakra a distancia a través de la mente misma, un pequeño don que le aportaba su ADN – Algo tramaba – Lo sabía desde el principio – ¿Pero qué se esconde en sus dorados cabellos? – Sus palabras resonaban bajo su propio eco, sin siquiera usar la voz con suficiente fuerza para llamar la atención de cualquier otro ser cercano al pelirrojo, pues no deseaba algo imprevisto.

Las cercanías desoladas, al menos de algún alma con vida, pues las cenizas vestían de gris aquellos hermosos cuerpos en blanco mismo. Inertes, muertos – Pobres bastardos –  Comentaba para ambos bandos, sonriendo de par en par ante la panorámica que le era ofrecida al Yamanaka – Esta aquí – Comento luego, intentando encontrarle, aunque sabía que estaba a una distancia prudente de aquel par de hombrecitos.

Destellos, hermosos colores de tinte rojo revestían un poco el aire y la piel cubierta de telas que portaba el pelirrojo, jugando un bonito contraste con su cabello aquel relampagueante centellar. Y con un poco más de ocho metros, cualquiera podría resultar afectado por aquellos relámpagos carmesí que vestían el aire… Sin sonido alguno. Con ese baile rojo recubriendo su cuerpo, y en parte, el entorno que le rodeaba, aquel pelirrojo observaba desde lejos una perfecta sincronía en los movimientos del rubio, quien al parecer, deseaba incrustar su derecha en ese delgado compañero suyo, quien le daba la espalda – ¿Sera idiota? – Empuño su hacha en la derecha, sabiendo que aquel que era atacado era un enemigo más.

Y espero, a menos de cinco metros por si se necesitaba alguna clase de ayuda, atento a todo lo que le rodeaba.



✘ Ikari - Ira

✘ Kanchi Taipu(感知タイプ, Tipo Sensorial)
Genin: 100 metros.

✘ Los usuarios de esta especialidad (todos, sin importar si fue primearía o secundaria) podrán sacrificar puntos de ninjutsu para aumentar su fuerza o su velocidad. Es decir, podrán acumular chakra en sus piernas y, reduciendo su ninjutsu hasta 3 puntos, podrán subir su velocidad hasta 3 puntos. También podrán hacerlo para subir su fuerza. Esta es una habilidad intrínseca del control de chakra de los especialistas de ninjutsu médico, por lo que no contará como una técnica.

▲ Stats:

• Ninjutsu || 8 ||
-3
• Taijutsu
• Genjutsu
• Velocidad || 7 ||
• Resistencia || 9 ||
• Fuerza || 5 ||
+3

Kohaku ~
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Kempachi Okami el Jue Jun 04, 2015 3:41 am

¡¡Oh dichoso sea el campo de batalla!! ¡¡Dichosas las armas manchadas de sangre, el metal rajado, el cuero curtido!! ¡¡Y dichosos los hombres que mueren peleando!! Sólo en el truculento terreno de la guerra la existencia cobra sentido. Nacemos para pelear, o por lo menos algunos lo hacen… Kempachi lo hizo. Tras el gran fraude de la batalla contra Hebi la locura casi se apoderó de la bestia, la serpiente murió sin oponer resistencia ¿Qué clase de burla era esta? La espada de Kempachi ansiaba sangre, su mano temblorosa ansiaba cortar la carne, quebrar los huesos, rajar la existencia misma ¿Cuánto más podría controlar la furia antes de cometer una locura? Por suerte el guerrero no ha de esperar demasiado, la declaración de guerra entre señores casi hace gritar de alegría al sádico shinobi, una nueva oportunidad de blandir su espada, de probar el éter de la guerra, una nueva oportunidad de existir.

Poco después de aquel desencuentro entre Arata y Nakamura, Kempachi se encontraba nuevamente en el campamento aguardando por el próximo movimiento, afortunadamente la espera no fue prolongada, uno de los oficiales del ejército de Soryoku acudió a su encuentro, al parecer el shinobi tendría un trabajo especial, nada menos que ir por el mismísimo Nakamura en persona, mientras Arata dirigía al resto de las tropas en una embestida frontal (o al menos eso dijeron a Kempachi, convencerle no era difícil, bastaba la promesa de pelea). Por unos segundos Kempachi pensó en rechazar la oferta, la masiva batalla sería como alcanzar el éxtasis para el deseoso guerrero, pero luego recapacitó, tendría la oportunidad de ir directo a por Nakamura, seguro los guardias mejor preparados estarían con él ¿Por qué ir a pelear con un montón de palurdos sin experiencia cuando podía ir directamente por los peces gordos? Sí, eso es… Los peces gordos de Nakamura, un combate con un guerrero fuerte, un combate digno siempre es mejor que una guerra sin motivo, por extensa y sangrienta que esta sea. Mas la misión tenía un inconveniente, un compañero, Kempachi odiaba los compañeros. Sin embargo dada la naturaleza del asunto no quedó más remedio que aceptar la condición y así el bestial guerrero emprendió penosa marcha, acompañado de aquel que sería su colega en caso de surgir alguna pelea.

Ambos shinobis de Shoryuko se dirigieron a la zona designada, un desolado pasaje donde parte de la batalla se había desarrollado, debían atravesarla y luego reagruparse con otros miembros del grupo que tomaría asedio directo contra Nakamura. Sin embargo… ¡¡SIN EMBARGO!! ¿Por qué aquel muchacho de cabellos castaños parecía incapaz de callarse? Kempachi resopló incontables veces mientras el joven largaba todo el rollo sobre sí mismo, su nombre, su clan, sus técnicas, blablablá. Kempachi consideró más de una vez durante el viaje sacar su espada y una estocada mortal al muchacho, pero se contuvo de hacerlo, por dos motivos: Primero, aquel muchacho era un hombre de Arata y si bien Kempachi no sentía lazo alguno con feudo, ejercito o pueblo en particular, si sentía un gran respeto por aquel magistral general que había demostrado poseer una fortaleza extraordinaria, por eso aceptaba llamar al resto de los soldados compañeros, por eso solamente aceptaba vestir el emblema de aquella tropa. La segunda razón tenía aún más peso, simplemente hacer eso que moría por hacer no hubiera tenido sentido alguno, Kempachi vivía para combatir, no para matar y si aquel joven no podía asegurarle al menos un buen combate no valía la pena atacarlo. Sin embargo debía decir algo pues la situación era insoportable, así que frenando al chico se dirigió a él en tono terminante.

- Mira chico, eres insoportable… No me interesa quien eres, no me interesan tus habilidades y definitivamente no me interesas tú. Al menos no hasta que no demuestres que sabes pelear. Espero que se dé la oportunidad… A partir de aquí nos separamos, tú por tú lado y yo por el mío… Antes de que vayas a hacerme cometer una locura -Tras decir esto Kempachi se separó del joven de nombre Jinzo y siguiendo su propio rumbo se dirigió al campo de combate.

--

Cuerpos, huesos, sangre, ceniza… El campo de batalla estaba completamente cubierto de caos, destrucción y sufrimiento, al parecer la batalla por esa zona había sido brutal, Kempachi sintió envidia nuevamente. Con la mano temblando y arrastrando su espada Kempachi recorrió el campo completamente muerto y estéril hasta una enorme pila de cadáveres de casi 3 metros de altura.

“Es enfermizo ¿verdad?” la voz habló directamente en la cabeza de Kempachi, como siempre solía hacerlo sin que la bestia supiera aún cómo deshacerse de tan molesto compañero “Ninguno de estos hombres sabía siquiera por qué estaba peleando, toda esta batalla es una gran mentira”

- No es enfermizo –respondió Kempachi respondiendo con suavidad- Es hermoso.

Los cuerpos regaban el suelo aún terminando de exhalar sus últimos resquicios de existir ¿Cuánto tardarían en convertirse en meros esqueletos? Una leve neblina al ras del suelo, apenas unos pocos centímetros, cubría el campo dándole una tonalidad de calma y misticismo a la arena sangrienta. Las armas rotas cubrían el suelo completando la escena. Sin embargo Kempachi estaba completamente absorto en aquella majestuosa obra de arte, aquella cúspide de matanza, aquella gigantesca pila de hombres muertos.

- Simplemente hermoso –dijo el bestial guerrero acercando su mano a la titánica pila la cual de inmediato perdió su equilibrio desmoronándose sobre uno de los lados.

“Idiota, fíjate que haces, debes ser cuidadoso… Imagina lo que pasaría si hubiera algún enemigo cerca” De nuevo aquella voz en el interior de sí con su molesto comentar.

- Si hubiera alguien cerca –dijo para si el shinobi mientras se sentaba sobre la ladera de la montaña de cadáveres- Eso me encantaría jejeje.

“¿Entonces porque no miras los alrededores? Vamos asómate sobre la pila… Por lo menos asegúrate que aquel molesto muchacho ya llegó, piensa pudieron emboscarlo…”

Ciertamente aquel comentario hizo entrar en razón a Kempachi, si aquel joven estaba siendo atacado, entonces significa que él estaba perdiendo el tiempo acurrucado entre cadáveres frescos mientras la pelea aguardaba cerca de allí. Tras meditarlo el shinobi decidió subir un poco aquella pila de fantasmas y echar un vistazo alrededor. ¡¡Que magnifico espectáculo!! Pensó Kempachi viendo el campo de batalla extenderse a lo largo de una importante área. Luego una figura llamó su atención, tan sólo 30 metros a la derecha de aquella pila de cadáveres el joven Jinzo se encontraba recorriendo la zona y revolviendo los muertos, parecía un poco consternado, sin embargo aquello no era algo que interesara a Kempachi. Sin embargo una nueva figura llegando por la izquierda a la zona a aproximadamente 20 metros en diagonal, llamó rápidamente la atención del shinobi de cabello picudo, se trataba aparentemente de un muchacho de cabello rojizo el cual parecía dirigirse a donde jinzo se encontraba lentamente, al parecer el muchacho no había notado aún la presencia del espadachín camuflado con la pila de cadáveres.

“Mira Kempachi, ese chico no parece ser un soldado de Arata” recapacitó la voz en un comentario ahora ya no tan molesto –Lo sé –respondió Kempachi comenzando a sonreír “Entonces debe ser un enemigo” razonó nuevamente la voz al oído del shinobi –LO SÉ –dijo casi gritando Kempachi cuya emoción ya no podía contenerse “Y parece ir hacia Jinzo, podrías ir a por él…” este último enunciado no tuvo respuesta pues al ser producido Kempachi ya se encontraba en el aire tras dar un enorme salto sobre la pila de cadáveres con todas sus fuerzas ¿Discreción? ¿Quién necesita discreción? Pensó Kempachi mientras, surgiendo desde el costado del joven de cabello rojizo, se relamía los labios y reía con locura corriendo a toda velocidad saltando de un lado a otro para esquivar los numerosos cadáveres, siempre en dirección hacia aquel incauto muchacho sosteniendo su gran espada tras de sí con ambas manos. Oh si!! el combate estaba por comenzar.

Stats:
• Ninjutsu       0 = 0
• Taijutsu       5 + 1 = 6
• Genjutsu      0 = 0
• Velocidad     5 = 5 + 3 = 8
• Resistencia   5 = 5 + 3 = 8
• Fuerza         5 + 2 + 1 + 1 = 9
Armamento:
Sellos explosivos x 2
Fuuma Shuriken x 1
Nozarashi
Tecnicas:
Jutsu oculto x 1
Kempachi Okami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Hiroki Nobuya el Jue Jun 04, 2015 6:24 pm

Paso a moderar :D

φ Primero que todo, Kempachi y Jinzo describen que los acomodaron el pareja lo cual no fue así. Si el NPC no habló sobre algo como eso no veo porqué ustedes deberían introducirlo. Es un error mínimo pero sigue siendo un error.

@Kempachi Okami escribió:“Idiota, fíjate que haces, debes ser cuidadoso… Imagina lo que pasaría si hubiera algún enemigo cerca” De nuevo aquella voz en el interior de sí con su molesto comentar.

- Si hubiera alguien cerca –dijo para si el shinobi mientras se sentaba sobre la ladera de la montaña de cadáveres- Eso me encantaría jejeje.

“¿Entonces porque no miras los alrededores? Vamos asómate sobre la pila… Por lo menos asegúrate que aquel molesto muchacho ya llegó, piensa pudieron emboscarlo…”
φ No es excusa usar una voz en tu cabeza para ubicar la posición de tus adversarios o llegar justo cuando están atacando a Jinzo. Es metarol.

φ Kempachi, No narraste que hacías sellos para realizar la técnica oculta, por ende el jutsu se anula y pierdes el chakra.

φ Considerando todo esto, Si Jinzo no hace nada será atravesado por el Chidori y morirá. Kempachi podrá continuar con la batalla o retirarse si lo desea.

Moderación hecha por Hiroki Nobuya.
Hiroki Nobuya
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Jinzo el Sáb Jun 06, 2015 3:55 am

El desolado paraje no dejaba de sorprender al Kami en ninguno de los momentos donde posó su mirada. Todo lo que divisaba era siempre bajo un escabroso sentimiento de pena, precisamente, por aquellos que habían ofrecido hasta lo último de su aliento para defender una causa que ni siquiera les era propia, pero la convicción y el afán de sus líderes, por alguna razón, había causado en ellos gran iniciativa para perpetrar hasta lo imposible por levantarse en victoria. El panorama no varió demasiado mientras el joven Jinzo efectuaba su caminata; parecía normal ver cadáveres por doquier. Sin embargo, a una distancia que podría decirse justa de ochenta metros, pareció haber visto disimuladamente lo que aparentaba ser una pila de cuerpos; para dicho momento, la niebla no estaba tan alta como para no permitir mirar a distancia, pues permanecía leve al ras del suelo. Pese a ello, y creyendo que su vista era certera, Jinzo transitó el sendero que lo llevaría hasta dicha pila de cadáveres, resolviendo en el transcurso que, si estaban amontonados, posiblemente era porque alguien más lo había hecho, por lo que agudizó su pesquisa siendo más minucioso.

En el transcurso, su mente aun parecía aguardar aquella inquietud punzante, y desde donde pudo divisar la lejana imagen “montañosa” hasta llegar al sitio donde, eventualmente, sería emboscado, transcurrieron máximo tres minutos. Fue entonces que, de forma abrupta y sin siquiera mediar palabras, mientras el joven Jinzo era guiado por la atención minuciosa del entorno como producto del avistamiento preliminar de los cadáveres, sus oídos descubrieron el preciso momento en el que era finalizada la ejecución de un jutsu, al parecer, de alto poder eléctrico y con un sonido desesperante. Pudo, al darse vuelta rápido, ver a un hombre incorporarse y ponerse de pie al tiempo que el chirrido de millones de pájaros lo alertó en seguida a darse vuelta. Solo pasó un breve momento de tiempo para que aquella persona se decidiera por atacarlo, contando para ello con una distancia de 4.9 metros entre su humanidad y la de Jinzo, pero la reacción que naturalmente hizo el joven en problemas, al saber de la amenaza, fue juntar sus manos en un sello de activación justo cuando la separación entre ellos era dos metros; sello que decidió efectuar con motivo de un pensamiento fugaz de defensa.

Lo que pretendió Jinzo al activar el sello antes de ser atacado, era obligar que los dos papeles bombas situados y escondidos en su bolsillo derecho a la altura de su pecho, explotaran en el justo momento cuando el ataque de su perpetrador estuviera a unos escasos treinta centímetros de su torso; cosa que tuvo toda la intencionalidad descrita. Solo hizo falta que los dos papeles bomba estuvieran amalgamados para proyectarse desde un mismo punto. Asimismo, la facción de segundo dentro del cual aquellos sellos se prendieron antes de explotar casi de inmediato, dio lugar súbitamente a que el joven Jinzo ejecutara una de sus técnicas instantáneas. Para cuando la explosión se produjo conforme a lo ideado, ya el cuerpo de Jinzo contaba con la cualidad entera del papel, motivo por el cual cientos de papeles se desperdigaron por todo el lugar con ayuda de la fuerza de la propia técnica y la onda de choque de la misma explosión; varios de los cuales se incineraron pero muchos más se esparcieron por todo el lugar bajo una nube de humo grisácea. Todo aquello estuvo ejecutado de tal manera para que el Kami resultara, posiblemente, ileso de la explosión, al estar íntegramente convertido en papel.

No obstante, y por último, antes de posicionar sus manos juntas para desencadenar su súbito contraataque, pudo notar de refilón la presencia de alguien cuyo cabello parecía tornarse de rojizo, sabiendo desde ese momento de que alguien más había aparecido.

Spoiler:
Ninpo Kami no shigure (Arte ninja: Dios de papel):
Sin la necesidad de sellos de manos, el usuario es capaz de desmaterializarse de forma brusca, en cientos de papeles que quedarán suspendidos en el capo de batalla. La cantidad de papeles que queda en el campo de batalla es igual a la creada por la técnica “Nimpo Hai-Shi”, y estos también podrán ser utilizados para hacer las técnicas del clan. Esta desmaterialización no es involuntaria, por lo que el usuario debe estar consciente de que será atacado para poder efectuar esta técnica.
Solo puede utilizarse esta técnica una vez por combate, y no podrá re-materializarse a menos de dos metros del oponente.

Sellos Explosivos x 2
Jinzo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Kohaku ~ el Dom Jun 14, 2015 1:14 am


– Ese asqueroso bastardo – Susurraban los interiores del pelirrojo, mientras que su exterior se mantenía inmóvil observando su derecha. Alguien se acercaba con mucha tranquilidad por aquella zona, como si no estuviese en guerra. ¿Escondido? No, solo paseando por los terrenos de un hermoso cementerio. Ignorando a aquel rubio y su recién encontrado romance, aquel titán se encaminaba hacia la posición de aquel señor, quien se detiene en conjunto del Yamanaka por mera impresión – ¿Qué planea? – Preguntaba la conciencia del hombre carmesí sin aparta su mirada de aquel lugar.

¡Kaboom! Se escuchó a diez metros del Yamanaka, retumbando contra sus oídos la hermosa escupida de un cañón, o algo similar al menos, sonriendo sin más para no darle importancia a tal cosa pues su atención debía mantenerse en un enfermo hombre aun detenido en algún punto del campo – ¿Acaso nos está mirando? – No lo sabía, no podía conocer esos detalles sin acercarse pero en su interior algo le alarmaba, un pequeño escalofrió en su espalda se encarga de mover sus piernas dos pasos hacia atrás y colocando la derecha contra la tierra, acoplando su cuerpo en una simple y pequeña ce. Sin despegar sus ojos de su objetivo, aquel pelirrojo realizaba una ligera cadena de sellos, vistiendo las zonas visibles de su cuerpo con gruesas líneas de color rojo, extendiéndose por sus brazos en espirales hasta sus muñecas.

¿Tenía algo en mente el Yamanaka? Por supuesto que sí, iba a ir de frente contra su rival, sin miedo alguno. Aunque debía estar preparado para las sorpresas, por si se presentaba alguna, y así lo hizo, realizando una nueva cadena de sellos se abalanzo con su  Taigākingu en la derecha y su natural sonrisa de desquiciado hacia aquel hombre que se acercaba de la misma forma hacia él – Prométeme que será divertido, extraño compañero – Acelero su rumbo con frenesí para liberar un pulso de electricidad hacia el frente en forma de un grueso arco preparado con anterioridad. La fuerza que empuñaba su derecha dibujo un tajo en diagonal a tan simples tres metros de su enemigo, y a su vez, aquella onda eléctrica le seguía en horizontal… Una cruz perfecta. Sin duda alguna iba a divertirse al destrozar el cuerpo de aquel ser enorme, igual a él.


Se mantienen activas;
✘ Ikari - Ira

✘ Kanchi Taipu(感知タイプ, Tipo Sensorial)
Genin: 100 metros.

✘ Los usuarios de esta especialidad (todos, sin importar si fue primearía o secundaria) podrán sacrificar puntos de ninjutsu para aumentar su fuerza o su velocidad. Es decir, podrán acumular chakra en sus piernas y, reduciendo su ninjutsu hasta 3 puntos, podrán subir su velocidad hasta 3 puntos. También podrán hacerlo para subir su fuerza. Esta es una habilidad intrínseca del control de chakra de los especialistas de ninjutsu médico, por lo que no contará como una técnica.
Activadas este turno:
Rirīsu-ryoku (Liberación de fuerza)
Esta es la primera liberación del Shīrusutoa. Esta consiste en que luego de un sello de manos, el sello de la piel del usuario se expande como este lo decida, y un chakra verdoso comience a rodearlo. Este chakra será el que se liberará de la reserva, y por lo tanto, aumentará la fuerza, velocidad y resistencia del usuario en 3 puntos durante 5 turnos. Una vez los turnos pasen, el usuario sentirá un extremo cansancio debido a la sobrecarga de chakra y perderá 2 puntos en velocidad, resistencia y fuerza.

Taitanikku-ryoku  (Fuerza titánica): .
Se dice qué es una técnica creada por los médicos del país del fuego, aunque es algo que aún no ha sido comprobado. Se trata de una técnica que requiere de un excelente dominio de chakra. Existen historias de médicos bestialmente fuertes que eran capaces de levantar incluso barcos debido a esta técnica. Luego de concentrar chakra en cualquier parte de su cuerpo, la fuerza del ninja incrementa drásticamente.
Genin: El ninja es capaz de levantar rocas de metro y medio, romper fácilmente la madera, sus golpes además serán capaces de generar grietas en rocas, mas no romperlas, podrá amortiguar golpes y reducir el daño de técnicas del mismo rango.  Esta técnica aumentará 2 puntos la fuerza del usuario, durante dos turnos.

Raiton: Jibashi (雷遁・磁場死, Elemento Rayo: Asesinato Electromagnético): El usuario inicia la técnica juntando sus manos a modo de aplauso. Seguidamente las separa y forma entre ellas un arco eléctrico de alto voltaje con el cual, al mantener contacto físico, puede adormecer los músculos de su rival. Ésta técnica puede afectar a varios enemigos a la vez, tantos como el propio usuario sea capaz de abarcar abriendo sus brazos -como si pretendiese abrazarlos en lugar de freírlos con una descarga eléctrica-. No requiere sellos, pero sí ejecutarse de la manera antes descrita. El aturdimiendo por contacto con el arco eléctrico dura un turno y, aunque no impide totalmente el movimiento, hace que sea difícil moverse durante ese mismo turno, volviendo las acciones lentas y descoordinadas. El impacto reduce en dos puntos la velocidad durante un turno.

Stats actuales | Sumando técnicas usadas en este turno |
• Ninjutsu || 5 ||
8 - 3
• Taijutsu
• Genjutsu
• Velocidad || 10 ||
7 + 3
• Resistencia || 12 ||
9 + 3
• Fuerza || 13 ||
5 + 3 + 2 + 3

Arma ; Taigākingu
Kohaku ~
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Kempachi Okami el Lun Jun 15, 2015 5:28 am

El colosal shinobi de cabello picudo se dirigió sonriendo hacia aquel joven de gran porte y cabello rojizo, un robusto muchacho de proporciones similares a las de Kempachi sosteniendo un arma igual de grande que la Zanpakuto del espadachín ¿Acaso esta imagen podía ser aún más perfecta? Kempachi se relamió mientras avanzaba, a cada paso la figura de su oponente se dibujaba un poco mejor. Cuando finalmente pudo ver el cuadro completo de su enemigo el corazón le dio un vuelvo de la emoción, ya estaba a tan sólo 15 metros por lo que pudo distinguir con gran detalle la figura del joven.  El cuerpo del muchacho se hallaba inflamado, cada zona visible estaba rodeada de rojizas líneas que realzaban su musculatura. A su alrededor un aura carmesí destellaba en relampagueantes chispas como una advertencia de peligro y en su mano derecha el arma aguardaba brillante cual tridente de gladiador. Una figura gloriosa, épica, intensificada más aún por la expresión en el rostro del joven, ese rostro que Kempachi aguardaba con ansia cada día llegar a encontrar alguna vez en un enemigo: El rostro de la batalla, el rostro de la locura.

La voz en su cabeza intentó decir algo a Kempachi, advertirle sobre su rival y pedirle calma y sensatez. Pero fue en vano su intento, el shinobi ya podía sentir el sabor de la batalla, verdadera batalla. No había advertencia que pudiera detenerlo ahora, si aquel muchacho era realmente tan fuerte como aparentaba esta pelea sería posiblemente la mejor hasta el momento en la vida de Kempachi.

- Hagamoslo divertido -Rugió Kempachi mientras la hoja tras de si brillaba con gran fuerza envuelta en un resplandor azulado producto de la energía acumulada en ella.

Tras decir aquello, y encontrándose a tan sólo 12 metros de su objetivo el shinobi dio un veloz giro sobre si mismo sin detener su carrera y tomando de su cintura el fuuma shuriken plegado lo extendió y arrojó en un solo movimiento directo al cuerpo del rival. El arma con un sello explosivo oculto en una de sus hojas, cortaría la distancia a gran velocidad adelantándose rápidamente a Kempachi. Luego de arrojar la cuchilla Kempachi balancearía el peso de su cuerpo para completar el giro y tras dar 2 rápidos pasos con sus pies se abalanzaría con demencial impulso hacia su enemigo lanzándose hacia el frente con todas sus fuerzas empuñando con ambas manos su Nozarashi, rodeada del azulado destello, con su punta hacia  el frente de su cuerpo en una estocada endemoniada. Directo hacía el corazón de aquella molesta aura rojiza. Directo al enemigo.

Stats:
• Ninjutsu       0 = 0
• Taijutsu       5 + 1 = 6
• Genjutsu      0 = 0
• Velocidad     5 = 5 + 3 = 8
• Resistencia   5 = 5 + 3 = 8
• Fuerza         5 + 2 + 1 + 1 = 9
Armamento:
Sellos explosivos x 1 (1 usado)
Fuuma Shuriken x 0 (1 usado)
Nozarashi
Tecnicas:
Jutsu oculto revelado: Hagen: Samuraigatana (刃弦×侍刀, Blade Chord: Espada del Samurái): 
Empleando la capacidad de impregnar chakra en sus armas, el usuario será capaz de canalizarlo para aumentar el alcance de sus ataques. Gracias a esta capacidad, el usuario podrá arremolinar un aura de tonalidades celestes en torno a su arma. De ésta forma, el filo y el cuerpo de la misma adoptarán un mayor tamaño, consecuentemente, un mayor alcance. 
El chakra que rodeará al arma no podrá ser bloqueado por métodos convencionales, ya que es energía en estado puro (es decir, no podrá bloquearse utilizando armas comunes o puños desnudos). El chakra que rodea el arma adquirirá propiedades cortantes, más únicamente será capaz de cortar tejidos orgánicos, por lo que no se podrá bloquear ataques compuestos de diversos tipos de chakra. 
Esta técnica no requiere sellos y podrá ser mantenida por tres turnos. 
Gennin: El filo y cuerpo se expande hasta treinta centímetros.
Kempachi Okami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Kohaku ~ el Miér Jun 17, 2015 6:46 am


OFF: Pasan 48 horas, acá mi post.

¿Por qué estaba tan lejos? ¿Por qué atacaba como marica? ¿Por qué no se acercaba para poder despedazar su anatomía con los dientes? Preguntas y más preguntas que recitaba el titán en su mente una y otra vez, acompañando esos pensamientos con comentarios del estilo más degradante que podía llegar a pensar a mitad del enfrentamiento… Como lo eran las palabras cobardes, marica y muchos otros más que no son buenos mencionar en voz alta o pensamientos. Aburrido, aburrido, aburrido.
– Lo sabía… Nadie tiene el coraje de enfrentarme como se debe. Como hombre – Comentaban sus adentros al ver el ataque de aquel hombre a distancia, intentando acabar todo desde sus doce metros de lejanía contra el pelirrojo, quien fruncía el ceño con desespero y enojo absoluto al observarlo. ¿Acaso no había hombres de verdad en aquella guerra o todos los valientes señores del caos habían arribado en otra zona? Joder, era bastante molesta para el pelirrojo aquella situación y por ello, pensaba destrozar toda existencia de vida en aquel robusto cuerpo de marica frente a él. Sin piedad.

– Eso no es ser divertido – Comento el pelirrojo al ver aquella arma dirigirse hacia el con velocidad, y aunque no cruzo demasiado espacio antes de ser detectada, el Yamanaka no tuvo nada más que hacer que saltar hacia su derecha para evadir la trayectoria de esta en conjunto con aquella estocada bastante debilucha por parte del contrario. Aunque la segunda no había llegado aún a su destino cuando el pelirrojo evadió su trayectoria rectilínea… Una que tenía con anterioridad el carmesí señor de odio mismo, el admirador del tinte sanguíneo dentro del cuerpo de cada ser vivo en el mundo.

– Se te olvido algo – Comento el Yamanaka con sus ojos enfocados en aquel hombre, quien al parecer no había observado el arco horizontal que había enviado en su dirección con anterioridad, delineando la sombra de aquella arma cortante arrojada a su anterior posición y siendo guiada por el cortar del viento mismo hacia lo desconocido. Continuando con su anterior acción, aquel ninjutsu enviado al contrario termino por impactar contra este de lleno al ver como el chico no evadía el mismo. Este continúo con su trayectoria en línea recta, y solo basto el movimiento anteriormente descrito por el Yamanaka para cambiar su posición y terminar a la izquierda de aquel hombre.

Detenido en el mismo lugar, el pelirrojo tomo aquella endemoniada arma y la arrojo en dirección al pelinegro con el mero propósito de acercar un utensilio medico incrustado en ella. Asimismo, aquella fuma shuriken estaba impregnada por destellos de un tono carmesí, mismo que se encontraban alrededor del todo el cuerpo del Yamanaka, y aprovechando todo, lanzo aquello mientras el contrario aún estaba en movimiento.



Se mantinen activas:

✘ Ikari - Ira

✘ Kanchi Taipu(感知タイプ, Tipo Sensorial)
Genin: 100 metros.

✘ Los usuarios de esta especialidad (todos, sin importar si fue primearía o secundaria) podrán sacrificar puntos de ninjutsu para aumentar su fuerza o su velocidad. Es decir, podrán acumular chakra en sus piernas y, reduciendo su ninjutsu hasta 3 puntos, podrán subir su velocidad hasta 3 puntos. También podrán hacerlo para subir su fuerza. Esta es una habilidad intrínseca del control de chakra de los especialistas de ninjutsu médico, por lo que no contará como una técnica.

Rirīsu-ryoku (Liberación de fuerza)
Esta es la primera liberación del Shīrusutoa. Esta consiste en que luego de un sello de manos, el sello de la piel del usuario se expande como este lo decida, y un chakra verdoso comience a rodearlo. Este chakra será el que se liberará de la reserva, y por lo tanto, aumentará la fuerza, velocidad y resistencia del usuario en 3 puntos durante 5 turnos. Una vez los turnos pasen, el usuario sentirá un extremo cansancio debido a la sobrecarga de chakra y perderá 2 puntos en velocidad, resistencia y fuerza.

Taitanikku-ryoku  (Fuerza titánica): .
Se dice qué es una técnica creada por los médicos del país del fuego, aunque es algo que aún no ha sido comprobado. Se trata de una técnica que requiere de un excelente dominio de chakra. Existen historias de médicos bestialmente fuertes que eran capaces de levantar incluso barcos debido a esta técnica. Luego de concentrar chakra en cualquier parte de su cuerpo, la fuerza del ninja incrementa drásticamente.
Genin: El ninja es capaz de levantar rocas de metro y medio, romper fácilmente la madera, sus golpes además serán capaces de generar grietas en rocas, mas no romperlas, podrá amortiguar golpes y reducir el daño de técnicas del mismo rango.  Esta técnica aumentará 2 puntos la fuerza del usuario, durante dos turnos.

Stats actuales
• Ninjutsu || 5 ||
8 - 3
• Taijutsu
• Genjutsu
• Velocidad || 10 ||
7 + 3
• Resistencia || 12 ||
9 + 3
• Fuerza || 13 ||
5 + 3 + 2 + 3

Arma ; Taigākingu
Fuma shuriken x1

Aclaración:
Di por hecho el impacto de la anterior técnica "Raiton: Jibashi (雷遁・磁場死, Elemento Rayo: Asesinato Electromagnético)" pues es lanzada y no se ve alguna descripción que intente evadirla. Se menciona que es ejecutado con anterioridad, por lo que no es una acción continua al tajo del hacha descrito en post anterior y mismo que queda anulado | El golpe del hacha | Por las acciones de este turno.

Cabe a destacar que solo utilice las posiciones recientes para guiarme, sabiendo que kempachi vendría hacia mi de frente y sin desviarse por lo que puedo decir que su movimiento es recto en todo momento.
Kohaku ~
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Kempachi Okami el Vie Jun 19, 2015 6:51 am

Tras penetrar aquel manto carmesí que rodeaba al enemigo, Kempachi rápidamente comenzó a sentir un hormigueo recorriendo cada centímetro de su humanidad. Ligeras vibraciones a nivel muscular afectaban sus extremidades dificultando ligeramente el movimiento “Lo sientes Kempachi?...” Habló aquella molesta voz “Al parecer el muchacho está usando su chakra para crear un campo electrostático a su alrededor… Irónico no? si te hubieras molestado en entrenar tu Yoroi no Raiton esto no sería problema alguno” sentenció luego con tono sarcástico, era cierto, pero completamente irrelevante en estos momentos.

- Bah… Callate!! –Rugió Kempachi intentando concentrarse sólo en el combate. La bestia estudió en detalle la anatomía del instante mientras su corazón latía a toda velocidad.

Aquel joven, lánguido, robusto, hercúleo se movía a gran velocidad, pero a la vez parecía tener dificultad para maniobrar la gran arma en su mano derecha. Sin duda tenía una fuerza y velocidad sobrehumanas, pero su técnica aún debía ser pulida. Envuelto en un mar de chispas y destellos el rostro asesino del joven reflejaban una mezcla de enojo y fastidio.

Con un rápido, aunque posiblemente algo torpe, movimiento hacia su derecha, el muchacho de cabello rojizo cambió su trayectoria evadiendo el arma arrojadiza lanzada por Kempachi intentando luego tomarla con su mano libre. Un movimiento vistoso, pero quizás, demasiado pretencioso.

Kempachi, el cual estaba a sólo un par de metros por detrás del arma, sonrió al ver la apertura que dejaba su enemigo y luego, mientras sus manos temblorosas presionaban con fuerza el mango de Nozarashi, sin detener su carrera recogió su Zampakuto elevando la punta al cielo, al mismo tiempo, bajando un poco su cuerpo y presionando con fuerza los pies en el suelo, cerraba su pierna izquierda flexionando la rodilla y extendía la derecha para luego rotar su cintura y todo su torso hacia la izquierda, logrando así variar, aunque sea ligeramente, la trayectoria del movimiento sin perder su impulso. El objetivo era lograr deslizarse en una suerte de barrida semicircular sin perder impulso hasta la nueva posición de oponente para luego, a sólo 2 metros, imprimir con ambas manos toda su fuerza en su espada en un poderoso corte descendente en diagonal (de izquierda a derecha) que tenía por objetivo el cuello y torso de aquel muchacho. Además del movimiento, Kempachi aportaría un pequeño extra al ataque, impregnando su arma con un poco de chakra Raiton para así lograr “devolverle el favor al muchacho” entumeciendo ligeramente su cuerpo.

Stats:
• Ninjutsu       0 = 0
• Taijutsu       5 + 1 = 6
• Genjutsu      0 = 0
• Velocidad     5 = 5 + 3 = 8 - 2 (efecto ✘ Ikari - Ira ) = 6
• Resistencia   5 = 5 + 3 = 8
• Fuerza         5 + 2 + 1 + 1 = 9
Armamento:
Sellos explosivos x 1
Nozarashi
Tecnicas:
Mantenido: Hagen: Samuraigatana (刃弦×侍刀, Blade Chord: Espada del Samurái): 
Empleando la capacidad de impregnar chakra en sus armas, el usuario será capaz de canalizarlo para aumentar el alcance de sus ataques. Gracias a esta capacidad, el usuario podrá arremolinar un aura de tonalidades celestes en torno a su arma. De ésta forma, el filo y el cuerpo de la misma adoptarán un mayor tamaño, consecuentemente, un mayor alcance. 
El chakra que rodeará al arma no podrá ser bloqueado por métodos convencionales, ya que es energía en estado puro (es decir, no podrá bloquearse utilizando armas comunes o puños desnudos). El chakra que rodea el arma adquirirá propiedades cortantes, más únicamente será capaz de cortar tejidos orgánicos, por lo que no se podrá bloquear ataques compuestos de diversos tipos de chakra. 
Esta técnica no requiere sellos y podrá ser mantenida por tres turnos. 
Gennin: El filo y cuerpo se expande hasta treinta centímetros.

Jutsu usado: Ninpō: Yōso no seigyo (忍法: 要素の制御, Arte ninja: Control Elemental): 
El usuario es capaz de cargar cualquier arma con chakra y fusionarlo con su afinidad elemental. De esta forma, el arma (ya sean kunais, espadas, lanzas, entre otras.) canalizarán el chakra y acabarán por tener alguno de los siguientes efectos, dependiendo de la naturaleza del usuario.
Raiton: Mediante esta naturaleza las armas son ionizadas, generando así no solo cortes sino también choques eléctricos de baja magnitud. La función de estos choques eléctricos es generar espasmos en los músculos, para así reducir la velocidad del oponente en 2 puntos durante tres turnos al recibir este daño.  

Aclaraciones:
✘ Primero y antes de recibir algún reclamo aclararé, cuando hablo en el 3er párrafo sobre la "aparentemente dificultad del mismo para manipular su arma" no estoy afirmando nada, es sólo una apreciación, sin embargo baso la misma en 2 aspectos: Primero la descripción del arma en cuestión la cual dice que es "Pesada y difícil de maniobrar." segundo Kohaku no es especialista en kenjutsu, ni de un clan acostumbrado a usar armas y de hecho ni siquiera tiene puntos en taijutsu. Por lo tanto no es impensable que le cueste manipular un arma de esas dimensiones. Aunque me hubiera sido bueno ver una descripción más detallada del movimiento para esquivar el fuma shuriken a esa velocidad, sin taijutsu y cargando la Taigākingu. Pero como dije, esa parte es sólo una apreciación subjetiva de Kempachi, no estoy afirmando nada.

✘ Segundo, en efecto estoy ignorando el "Raiton: Jibashi (雷遁・磁場死, Elemento Rayo: Asesinato Electromagnético)" pues creo que estuvo mal ejecutado, pues la descripción dice:

Raiton: Jibashi (雷遁・磁場死, Elemento Rayo: Asesinato Electromagnético): El usuario inicia la técnica juntando sus manos a modo de aplauso. Seguidamente las separa y forma entre ellas un arco eléctrico de alto voltaje con el cual, al mantener contacto físico, puede adormecer los músculos de su rival. Ésta técnica puede afectar a varios enemigos a la vez, tantos como el propio usuario sea capaz de abarcar abriendo sus brazos -como si pretendiese abrazarlos en lugar de freírlos con una descarga eléctrica-. No requiere sellos, pero sí ejecutarse de la manera antes descrita. El aturdimiendo por contacto con el arco eléctrico dura un turno y, aunque no impide totalmente el movimiento, hace que sea difícil moverse durante ese mismo turno, volviendo las acciones lentas y descoordinadas. El impacto reduce en dos puntos la velocidad durante un turno.

"El usuario inicia la técnica juntando sus manos a modo de aplauso. Seguidamente las separa y forma entre ellas un arco eléctrico de alto voltaje con el cual, al mantener contacto físico, puede adormecer los músculos de su rival. [...] No requiere sellos, pero sí ejecutarse de la manera antes descrita."

Kohaku antes de usarla hizo sellos, nunca junto sus manos, ademas estaba cargando su arma por lo que le sería imposible hacer el jutsu de la forma en que lo describió. Además hay un error de interpretación pues Kohaku "lanza" la técnica a Kempachi y la misma no es un jutsu que se lance, sino que por la descripción la misma consiste en crear un arco voltaico entre ambas manos y luego rodear al enemigo con el mismo para entumecerlo. Lo siento pero creo que te basaste en la técnica del anime y no en la descripción de la misma dentro del foro.

✘ Por último, Sobre el movimiento de Kempachi, el mismo inicia en cuanto Kohaku toma el fuuma en vuelo (que tampoco está detallado el cómo lo logra) como verás el movimiento ya no es rectilíneo.
Kempachi Okami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Jinzo el Lun Jun 22, 2015 3:45 am

La tensión se había apoderado casi por completo de la pugna que recién se había creado en aquel desolado paraje. Una batalla que destilaba demostraciones tangibles de hazañas  Shinobis, estaba próxima a definir la supremacía de una corriente sobre otra; y esa superioridad comenzaría por hacer hincapié en la humanidad del joven Jinzo, tras verse envuelto en una ofensiva de la cual pareció haber eludido su contacto más severo. Y es que luego de que la explosión tomara un importante lugar en la distancia entre aquellos dos ninjas, los resultados de la misma no se hicieron esperar, pues apenas se activaron los dos sellos explosivos, una cortina de humo de varios metros de altura acompañada de una potente fuerza de choque rodeó la humanidad de ambos sujetos en cuestión de segundos. No obstante, los papeles con los cuales Jinzo intentó reducir al máximo los efectos del embate fueron suficientes para que varios de estos, ya con el despeje del humo próximo, se arremolinaran rápidamente y dieran forma a su cuerpo, íntegro y sin colateralidades que lamentar – Hhhhh…. – Exhaló el jovencito en medio de su aun impresionado semblante, fijando su mirada, luego de su re-materialización y a unos cinco metros, en la humanidad de su perpetrador. Este yacía tendido en el suelo, gravemente herido y, al parecer, desmayado; tenía heridas en su cuerpo, todas ellas producto del fuego y la fuerza de impacto de la explosión que causaron problemas en su cuerpo hasta originarle varios motivos de sangrado.

El Kami se encontraba algo nervioso por la jugada que había hecho, pues no tuvo tiempo para considerar las opciones adversas que consigo pudiera haber traído. Junto con ello, pudo ver en su pecho que parte de su indumentaria estaba quemada, como resultado quizá de su imprecisión a su drástica táctica. Pudo sentir inmediatamente después, al tiempo que se percataba de un rojizo sobre su piel, que uno de sus pectorales había sufrido una quemadura, ocasionándole una tenue molestia la cual pudo evadir mentalmente redirigiendo su atención al entorno.

Tras el aliento que le hizo recobrar su espíritu, intentó explicarse el motivo mediante del cual dicho sujeto tuvo el audacia de tomarlo desprevenido. "Un enemigo al régimen que él defendía" fue la razón que cobró mayor fuerza en su imaginario – Fue cruel… En serio – Dijo, queriendo casi una disculpa. Sin embargo, su siguiente movimiento se completó a través de los papeles que no habían sido quemados por la explosión y con los que solo podía ejecutar un jutsu nada más. Fue entonces que justo a su lado apareció un clon de sí mismo formado con los papeles restantes; éste mismo, por órdenes de su creador, se acercó al cuerpo del rubio, quien terminaría por corroborar su estado de desfallecimiento y graves heridas, al mismo tiempo que inspeccionaba su ropaje y retiraba su armamento y accesorios de combate (Kit médico y sus armas). Si bien el verdadero Jinzo mostró una fugaz preocupación por el estado físico del muchacho caído y un interés en saber quién era, sabía que no podía manifestar debilidad en medio de lo que ya era una batalla y tampoco tomar riesgos muy costosos que pudieran alterar la aparente ventaja que tenía. Mientras su clon hacía lo propio, él mismo fijaba su mirada en el enfrentamiento que estaba teniendo lugar a unos veinticinco metros de distancia, en el cual su compañero de feudo era protagonista. Se movilizó audazmente hacia las cercanías de la contienda, entendiendo que debía ser cuidadoso con sus pasos y meticuloso con su observación. Su movimiento lo llevó a estar unos once metros por detrás de su compañero, quien parecía ejecutar una acción bastante violenta y fructífera. No obstante, para resguardar su espalda, al llegar a tal punto, hizo desprender de su cuerpo cientos de papeles que rápidamente se distribuyeron por sobre el campo donde aquellos dos blandían sus armas en contra.

- Heeyy… Deberíamos estar de camino a la guerra. Estamos bastantes expuestos ahora mismo – Vociferó, intentando que el imponente hombre de cabello negro lo escuchase – Nuestro objetivo ahora es reagruparnos y tomar posición en la batalla…. ¿Por qué pelean?– Terminó por gritar, cuestionando el motivo de aquel enfrentamiento. Era propio de él ir en búsqueda de la sensatez, aunque después de recibir un trato poco agradable por parte de quien ni siquiera dijo su nombre, no podía esperar mucho pese a no entender lo suficiente el por qué de aquellas primeras palabras. Comprendía perfectamente que prestarle ayuda a su compañero era la señal de hermandad que tanto se profesaba en su feudo, pero trataría en primera instancia de hacer volcar las intenciones de su par, haciendo que se enmarcara en las instrucciones preliminares. Entretanto no perdería la concentración de la batalla, pues a pesar de su pretensión diplomática, su naturaleza shinobi no podía perderse a causa de pormenores.

Kami bunshin no jutsu (Jutsu de clon de papel):
Luego de una serie de sellos de manos, el usuario podrá crear clones a partir de papeles ya existentes. Estos clones tienen la misma capacidad de movimiento que el usuario y son clones físicos, ya que están formados de papel. Aún así, sus golpes no son tan fuertes como los de una persona normal. Estos clones no pueden utilizar ninjutsus ni genjutsus, y una ves destruídos, se desvanecen en cientos de papeles.
Genin: 1 clon.

Ninpo Hai-shi (Arte ninja: Campo de papel):
El usuario hace una serie de sellos de manos y a continuación desprende una gran onda de chakra proveniente desde todo su cuerpo. Cientos de papeles comienzan a emerger desde el cuerpo del shinobi, y los mismos se mantienen suspendidos en el campo de batalla o en el suelo, sirviendo estos papeles para hacer todas las técnicas de su clan.
Jinzo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Kohaku ~ el Miér Jul 01, 2015 10:42 am


Todo aquello era, sencillamente, una mierda. ¿Por qué tenía que seguir esforzándose con aquel chico que, de lejos, solo traía aburrimiento a una pelea corriendo sin parar hacia su posición? Se suponía que iba a ser un combate divertido para ambos, pero no era así, pues el peli rojo solo estaba fastidiado de ver al siguiente cavernícola defender su comida a duras penas. Movido por la cólera del momento, aquel pelinegro señor había recibido el impacto de su Ikari sin mayor esfuerzo, pero este al mismo tiempo, ignoraba el hecho de como el cuerpo del pelirrojo estaba en completo éxtasis.

Usando la fuerza de sus pies para buscar equilibrio, centrando el mismo en la empuñadura de su Taigākingu para empujarla hacia arriba, bloqueando así el impacto de aquel hombre al alejarlo de su movimiento principal. Un simple tajo al aire que, para agregarle diversión al asunto, desviaba el golpe de aquella arma hacia un espacio en blanco por encima del hombro del pelirrojo, mismo que desaparece de la escena escasos segundos después de su movimiento ¿A dónde planeaba irse ¿Acababa de hacer uso de un veloz movimiento para separarse de aquel hombre? Para ambas, la respuesta era un: Nunca vas a saberlo.
– Eh, troglodita – Insulto a su compañero en batalla, aquel que estaba parado a diez metros de su posición anterior  – Continuaremos esto en otra ocasión… Cuando sepas que es dar un combate divertido para tu oponente – Su arma yacía cubriendo su espalda, pues ahí es donde siempre la llevaba encima. Le dedico una sonrisa al contrario, y emprendió una carrera en sentido contrario a la posición del pelinegro, usando los muros de cadáveres en el camino para proteger su punto ciego… Ocultarse bajo una pila de muertos, clásico.



Jutsu de Cuerpo Parpadeante (瞬身の術, Shunshin no Jutsu)
Es una habilidad básica en todos los ninjas que se basa en mover el cuerpo a altas velocidades para desplazarse cortas o largas distancias a una velocidad casi imposible de ver. Para un simple observador pareciera como si la persona se hubiera teletransportado en una nube de humo para ocultar sus movimientos. Esto se logra mediante el uso de chakra para vitalizar el cuerpo y de esa forma permitir que el mismo se desplace a velocidades extremas. La cantidad de chakra que se utilice en esta técnica dependerá de la distancia recorrida con la misma. Esta técnica no puede ser utilizada en un combate, pero si puede ser utilizada para huir de uno. Los ninjas inexpertos no pueden desplazarse grandes distancias.
Genin: Cualquier parte del mismo lugar en donde se encuentra.

Arma ;  ¨Taigākingu

Aclaración:
Me retiro del combate con este post. Aclaro que he ignorado el movimiento de la shuriken gracias a que, al no poseer una propia y no haber descrito un movimiento para tomar la de Kempachi, simplemente es una acción que no se realiza. Perdí ese tiempo gracias a que, anulando este movimiento, es dejar estático a Kohaku a la derecha por un buen rato, en lo que kempachi se acerca y ya luego empieza el segundo movimiento de Kohaku que tan solo mueve su hacha para desviar la estocada de kempachi e irse del lugar.

Kempa, seguimos luego, lo prometo.
Kohaku ~
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Kempachi Okami el Sáb Jul 04, 2015 8:19 pm

El colmillo negro de Kempachi, su Nozarashi, cortó el aire a toda velocidad produciendo un silbido mezclado al chisporroteo de aquella nube estática que rodeaba a su enemigo. Sin embargo debido al jutsu de su enemigo la velocidad de la bestia se había visto afectada lo suficiente para dar al rival una posibilidad de protegerse con su arma. El filo de la espada estalló contra la empuñadura del arma rival, no había técnica en aquella defensa, el agarre era malo así como el angulo del usado para la defensa y a pesar de ello, la misma había sido efectiva, una defensa basada únicamente en la fuerza bruta. El choque estuvo muy parejo y en ese único cruze Kempachi pudo sentir en sus brazos la fuerza de aquel rival una fuerza tan titánica como la suya... No, más incluso, aquel muchacho estaba posiblemente muy encima de Kempachi en lo que a fuerza y velocidad se refería pero ¿Cómo era ello posible? ¿sería alguna técnica? ¿O simplemente el cuerpo del rival escondía más secretos de los que aparentaba?

El shinobi no tuvo mucho tiempo de meditar en ello pues apenas un segundo tras el choque de las armas el rival frente a sí desapareció volviendo a aparecer un instante después a algunos metros de distancia. Desde esa distancia el muchacho de cabello rojizo habló con arrogancia e ironía, se retiraría del combate, por ahora. Kempachi aún excitado por aquella pequeña mordida estuvo a punto de lanzarse nuevamente a la carga, pero la voz en su cabeza lo detuvo.

"Dejalo ir Kempachi, no tiene sentido pelear contra un enemigo que no desea combatir y lo sabes, no será una pelea cómo la que estás buscando... Déjalo ir y sigue tu camino, continua tu misión, cuando llegues hasta Nakamura habrá quizás decenas de chicos cómo él, y ellos no podrán huir, deberán luchar o morir... Además presiento que volverás a encontrarte con él, volverán a enfrentarse"

- Tsch - rechistó Kempachi y luego mirando a su enemigo dijo mientras alzaba su espada apuntándole- Estaré esperando por ti niño.

Tras ello simplemente observó cómo el muchacho se alejaba a toda velocidad entre el mar de cadáveres que era aquel campo de batalla. El corazón de Kempachi aún latía con fuerza, pero por ahora seguiría aguardando, por ahora continuaría su misión. Sin descuidar sus alrededores el shinobi fue hasta donde había caído su fuuma shuriken y tras recuperar el sello que había colocado en él guardó el arma y luego miró a en los alrededores buscando al que se suponía era su compañero, lo había odio gritar algo hace unos instantes, o eso creyó pues en el fragor de la batalla poca atención le había prestado al mismo. No tardó en verlo y tras guardar sus armas se dirigió hacía él, al parecer por sus ropas maltratadas si había tenido algunos problemas.

- Veo que a pesar de ser tan hablador al menos sabes defenderte sólo -dijo en un tono quizás un poco despectivo- En ese caso, mi nombre es Kempachi y esta es Nozarashi -dijo presentando también a su arma la cual era su igual- Si evitas hablar demasiado podemos seguir juntos, estoy ansioso por llegar donde está el combate de verdad... Así que ¿qué te parece si nos ponemos en marcha? -como de costumbre Kempachi no estaba siendo muy expresivo, nunca hablaba más de lo necesario, sin embargo si su colega era tan perspicaz como parecía seguro no tendría problemas en interpretar entre lineas incluso el propio hecho de que aquel mastodónico guerrero que sólo parecía pensar en la batalla hubiera decidido dirigirle la palabra.

Stats:
• Ninjutsu       0 = 0
• Taijutsu       5 + 1 = 6
• Genjutsu      0 = 0
• Velocidad     5 = 5 + 3 = 8
• Resistencia   5 = 5 + 3 = 8
• Fuerza         5 + 2 + 1 + 1 = 9
Armamento:
Sellos explosivos x 1 (+1)
Fuuma Shuriken x 0 (+1)
Nozarashi
Kempachi Okami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Chuunin (Zona A) - Los Campos Grises

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.