¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Tablón de Misiones|| Alice
Hoy a las 7:00 pm por Alice

» MISIÓN RANGO D: CARDS ON THE TABLE
Hoy a las 6:59 pm por Alice

» Fuka | Recollection Roll.
Hoy a las 6:58 pm por Loremaster

» Misiones de Sakumo Yuki
Hoy a las 5:52 pm por Ofu

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Hoy a las 5:47 pm por Kazuo

» Petición Stats -Gouki-
Hoy a las 5:46 pm por Kazuo

» Misiones de Azazel
Hoy a las 5:43 pm por Ofu

» Appearances are deceptive / Polka
Hoy a las 5:38 pm por Eiji

» Tablón de Misiones - H Uchiha
Hoy a las 5:21 pm por Ofu

» Misiones | Noche
Hoy a las 5:14 pm por Ofu

» Una aventura de búsqueda.
Hoy a las 5:05 pm por Gouki

» Segundo Entrenamiento: Fuerza 2
Hoy a las 4:00 pm por H Uchiha

» A penguin girl with a mission! [Misiones]
Hoy a las 3:43 pm por Ichimaru

» Entrenamientos
Hoy a las 3:21 pm por Ichimaru

» Solicitud de mision por parte de Uchiha Michi
Hoy a las 2:10 pm por Ofu

» Mensajes Para Kaji
Hoy a las 12:51 pm por Ofu

» — Jailed in the Depts. C
Hoy a las 12:03 am por Akkarin

» NPCs para Uchiha Sukino
Ayer a las 11:53 pm por Uchiha Sukino

» Wind Spirit [C] - Yang
Ayer a las 9:16 pm por Kohemaru

» Entrenamientos Sakumo Yuki
Ayer a las 8:57 pm por Ichimaru

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


{6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Haruko Moritaka el Miér Sep 02, 2015 5:03 pm


-Está todo, habrá suficiente para el viaje. Exclamaba algo similar a un encargado, que vestía como un simple sirviente a la hora de comunicarse con su conversador. -Eso espero, nos faltan largas noches por aguantar. Respondió una terca y vieja persona, que vestía ropajes dichos de un ricachón; sombrero de ala rojo con plumas blancas, gabardina del mismo color, interiores inexplicables. -¿Y cómo va el reclutamiento de esos soldados? ¿Finalmente harán un servicio obligatorio? Comentó el encargado, que se sacudía las manos y las llevaba a su cintura. -Katsumoto ha pensado que sería mejor no obligar a la gente a pasar tantas...penurias, y ha decidido contratar algunos mercenarios, espero que nos sean leales y no huyan como cobardes. Soltó el elegante, mientras tomaba ahora una pose de supremacía, dando a ver su soberbia y lucrativa superioridad económica, para acabar por afinar los vellos faciales que tanto ocupaban la parte inferior de su rostro.

Una atroz sonoridad irrumpió en los oídos de no solo los emisores y receptores allí presentes, sino de todo aquel que en el puerto se encontrase. Era el aviso, faltarían los últimos retoques antes de zarpar, y esos últimos eran los tripulantes, que con improvisadas mochilas (pues se conocía que los marineros no llevaban una "buena" vida) iban subiendo apilados en fila a sus respectivas embarcaciones. -Debo dejarte, si no me equivoco tendré que dar una explicación a todos en la cubierta del Indestructible. Ejerció su mano de lado a lado y terminó por girarse a su espalda, para caminar pisando fuertemente los tablones de madera, que no suponían un gran ruido entre el habla de la multitud. Familias se despedían de sus familiares para ver como probablemente jamás volviesen de su destino, soldados aguardaban ya dentro del gigante a flote y sus dos hermanos, el rico subía al central por una tabla reservada. Finalmente las leyendas eran ciertas; tan solo el centro de la cubierta del Indestructible ya abarcaba a por lo menos doscientas personas, dios sabe que les esperaba en sus bodegas.

El reconocido con inteligencia como almirante acababa de entrar al buque, y no tardó mucho en llegar a una zona superior donde poder retransmitir su mensaje a los marineros, aunque las otras dos fragatas también escuchaban con atención. -Bienvenidos al Indestructible, el buque de guerra más grande de la historia, contiene un total de trescientos cañones, que se dividen en cinco plantas. Soy el almirante Gejisheiko Katsumoto, el tío de nuestro querido señor feudal. Él me ha encargado la misión de dirigir esta pequeña, pero profesional y adiestrada flota de tres poderosos navíos para entablar combate con la pérfida, codiciosa y débil flota de la llamada "Dama de Fuego". Partiremos en diez minutos, si se os ha olvidado algo por coger, dar o hablar, hacedlo ahora, pues no esperamos volver hasta dentro de una o dos semanas. Bajó de su atril con velocidad y a su vez hizo lo mismo a las escaleras, mientras dos de sus guardias le seguían en todo momento.

Caminando y caminando hacia proa, una sensación de diferencia rizó los vellos del almirante. Una mediana ráfaga de aire se acercaba como aviso hacia el puerto, acompañado de un nublado total, y alguna que otra gota caída por error. -Vaya, aún no hemos zarpado y ya está viniendo la tormenta a por nosotros, hay que darse prisa si queremos navegar en vez de quedarnos parados aquí a la fuerza. Se giró a su guardias y enfundando el catalejo, recitó ciertos vocablos. -Vamos a zarpar, que toquen la campana. De nuevo, momentáneamente, el tintineo de aquella porción metálica avisó a todos los marineros, que dentro se acomodaban en sus camas, o fuera terminaban sus conversaciones. Retiraron con velocidad los tablones de entrada, y con ayuda de unas barcazas pesqueras, los tres navíos comenzaron su avance sobre las olas. No tardaron mucho en enfrentarse a la tormenta, pues justo al separarse medio kilómetro del puerto, un rayo partió el cielo, y una ola se estampó ferozmente contra el nivel inferior del barco, sin causar ningún daño.


Ambientación


Off:
Paso de poner turnos porque hay gente que se conecta a una hora diferente que el otro, así que los turnos se definen en vuestros primeros 4 post. Suerte y no avancéis mucho sin mi :c (?)
Haruko Moritaka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Miu Miu el Miér Sep 02, 2015 8:02 pm

Sus cabellos danzaban producto del fuerte viento, mientras observaba con la cálida sonrisa que la caracterizaba y un suave rubor en sus mejillas las esplendorosas costas del país del fuego – ¿Entonces estas son las costas del país del fuego? Vaya que no perdí mi tiempo al venir aquí – El clima y el mar eran agradables para ella, al ser del clan Orochi y por naturaleza ser de sangre fría, lo único que le molestaba eran aquellas nubes negras que se aproximaban desde la distancia.

Las noticias de que el señor feudal Soichiro Katsumoto reclutaba hombres (y mujeres también) para la embarcación de sus nuevos juguetes se habían extendido a lo largo del continente, – ¿Ese es el barco? – Murmuró para si, impresionada con el tamaño, y e increible diseño. En particular uno destacaba sobre los demás, era una monstruosidad flotante que podía visualizar Miu desde el insignificante barco en el cual viajaba; Muchos iban con la intención de aventurarse en el mar al igual que ella, pero realmente una de las razones por las cuales se encontraba allí era la cantidad de dinero que se pagaría a la tripulación según los fuertes rumores, cosa que a ella no le venía nada mal. El barco pronto se detuvo y luego del capitán darla orden, los pasajeros empezaron a bajar uno por uno del barco blanco.

La aglomeración de personas era insoportable, los pasajeros se encontraban con sus familiares justo fuera de la embarcación, sin dejar el paso libre a la joven y demás transeúntes  – Permiso, permiso… – Mencionaba una y otra vez, sofocada debido a la multitud y el ruido de los innumerables nombres que se mencionaban, cuando repentinamente el sonido de las cornetas de aire, seguramente del monstruo flotante más grande de las costas hizo la señal de que pronto zarparían. – ¡AAAAH! ¡Voy a perder el barco! – Sin perder más su tiempo, flexiono rápidamente sus rodillas para tomar impulso y saltar sobre las personas para poder escapar de la multitud. – ¡No me vayan a dejar! – exclamó mientras corría a toda prisa hasta el que sería el barco principal, mejor llamado “el indestructible” dio unos últimos pasos jadeando hasta llegar a un hombre de seguridad. – V-vengo… Vengo por el trabajo. – Aclaro a un hombre con apariencia de pirata, cicatrices, cuerpo fibroso y una expresión facial llena de un odio que podía hacer temblar a cualquiera.

– ¡JA! ¿Niña estas perdida? ¿No deberías estar jugando con muñecas  algo así? – Dijo el hombre para observar más de cerca a la joven.
– Además, eres muy plana.
– ¡¿Qué dijo?! – Exclamo con su puño cerrado y una expresión casi tan aterradora como la de aquel pirata – ¡No puedes subir mocosa! ¡El mar es solo para hombres con pelo en pecho! ¡Solo estamos dejando subir a las mujeres con pechos grandes! – El hombre comenzó a dar una larga cátedra del porque la joven no podía subir a la susodicho embarcación, sobre los peligros del mar, la batalla y los pechos femeninos a ojos cerrados, fue ese el momento que tomo para escabullirse y subir antes de que decidieran zarpar sin ella, después de todo no había viajado desde tan lejos para irse con las manos vacías.

Spoiler:
[A] QUEST: WATER WORDS & SWORDS

Lugar de la misión: Costas
Tipo de misión: Misiones Específicas
Descripción de la misión: Todos conocemos el mar...pero, aunque extraño a muchos les parezca, ciertas personas lo conocen mejor que sus prójimos. La armada más grande jamás conocido en toda la historia estaba en manos de la mujer más poderosa jamás conocida en toda la historia... ¿Quién desearía enfrentar a tal prodigioso conjunto de naves construidas para el combate?, la respuesta es nadie, pero a la vez todos. Demasiados enemigos rodearon, rodean y rodearán a esta famosa comandante, y uno de los actuales es el que precisamente busca la ayuda. El joven Katsumoto, atronador y férreo gobernante del feudo Hinoarashi, será el primero en poner a prueba a estas naves, con la construcción de una pieza esencial para derrotar al enemigo. Precisamente, todo el dinero reservado para la construcción de una flotilla semejante (aunque ellos mismos saben que inferior) a la de Kakkinoaru'en se utilizó para el gran (y quien sabe si desastroso) proyecto de Katsumoto; "El Indestructible". Un buque de guerra que supera en tamaño a cualquier otro barco de las áreas civilizadas, armado con poderosos cañones, y con una capacidad de alojamiento bastante más superior a la enemiga, podría incluso albergar a todo un pueblo de refugiados en su interior. Pero, no tan solo este sería enviado próximamente a la batalla contra los almirantes rivales, sino también dos fragatas: "Plateada" y "Dragón", en mucha inferioridad a su compañero de astillero.

Teniendo ya la opción, ¿por qué no completarla? pensaría el de cabellera rubia en su trono, mientras contemplaba años atrás como era inviable la construcción de su preciado desastre. Un acuerdo con el feudo de Fenikkusu le dio la oportunidad, y él se abalanzó sobre esta. Antiguos enemigos ahora aliados para derrocar a otro rival, qué cuestionable, pero, más aún su velocidad para reunir a mercenarios de todo el mundo, aniquilando con más energía sus reservas de oro. ¿Quién se atrevería, a cruzar las tormentosas aguas del oeste, para rodear una tormentosa península, y luchar contra fieros enemigos en un tormentoso este? Tan solo aquel que quisiese dinero, experiencia, y no le tuviese miedo a la muerte.
Recompensa de la misión: 5000 Ryus | +15 stats
Miu Miu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Kyoki el Jue Sep 03, 2015 1:23 am

¿Estás seguro de esto, Shinkiro? —Sekihan observaba como su primo guardaba unos cuantos kunays en su portaequipaje de cuchillas. Viajaría ligero, decidió; después de todo debía haber provisiones y armamento en aquel barco—. Parece algo peligroso. Además, tú no eres el aventurero de la familia, por así decir.
Si te refieres a nuestra familia, bueno, solo quedamos tu y yo de ella —replicó Shinkiro. Había subido la cremallera de su cazadora negra hasta el cuello, y se colocó rápidamente su mochila de viaje en la espalda—. Por otra parte siempre te quejas que no tomo riesgos, y la paga que ofrecen no me caería nada mal. No trae ningún beneficio a nuestro feudo, pero bueno…—se encogió de hombros, dejando en el aíre la culminación de aquella frase.
No me refería a eso. Y como siempre siendo testarudo. —Su primo dejó escapar un teatral suspiro al mismo tiempo que se levantaba del banco en donde se encontraba sentado. Llevaba un papel en su mano diestra, una especie de anuncio—. Solo cuídate y prométeme que compartirás la recompensa conmigo.
Lo sé. Por cierto, sabes que no soy para nada testarudo. Es más, tu no deberías opinar sobre ello. —Una media sonrisa burlona se dibujó en el rostro de Shinkiro. Éste se acercó hasta donde estaba Sekihan, y con un ágil movimiento le arrebató la hoja que tenía en la mano—. Necesitaré esto. Y no te preocupes. Intentaré regresar en una pieza. —Guardó aquel trozo de papel en uno de los bolsillos de su chaqueta—. Bueno, será un día o dos de camino al País del Fuego. Hasta pronto, Sekihan. Y no creas que te daré algo de mis ganancias. —Y tras haber cruzado miradas con su primo, dio media vuelta y salió por la puerta del salón de armas. El día apenas empezaba, el sol ni siquiera había asomado.



***



Le tomó exactamente dos días llegar al País del Fuego. Por suerte en el orfanato que fue educado le enseñaron algo de cartografía, sino se hubiera perdido en el camino o terminado en lo que serían las “tierras enemigas”. Pero aunque se encontraba en el Feudo Hinoarashi, lo que le costó trabajo en verdad fue encontrar las costas de aquel territorio. Por suerte había llegado a un poblado en donde una anciana se tomó la molestia de explicarle la dirección. Tenía que ir hacia el Noroeste, a unos diez kilómetros del pueblo.
¿Vas a embarcarte en esa misión tan peligrosa, jovencito? —Le preguntó la octogenaria a Shinkiro. Éste la miró en silencio por unos segundos.
Le agradezco por la información —replicó. Y sin decir más comenzó su caminata hacia las costas.
Ten mucho cuidado. Nunca me ha gustado que jóvenes como tú se arriesguen así —dijo la vieja, alzando la voz para que el Uchiha pudiera escucharla—. Además, eres un joven muy apuesto. Como me gustaría que mi nieta encontrara a alguien como tu.
Aquello fue demasiado para Shinkiro, quien apresuró el paso para retirarse de allí. “Lo único que me faltaba”. Pensó, mientras dejaba escapar un suspiro entre sus labios. “Una anciana pervertida”.

Al llegar al puerto, Shinkiro se encontró con lo que esperaba: mucha, pero mucha gente. Era casi imposible andar por aquel atestado lugar. Y si no hubiera sido por las dimensiones del inmenso navío “Indestructible”, dar con éste se habría convertido en una verdadera pesadilla. Pudo apreciarlo incluso un poco antes de llegar a la costa.
Maldita sea —murmuró Shinkiro. Le había tomado dos horas llegar hasta allí, y quien sabe cuánto le tomaría llegar hasta el barco por el gentío. Mientras transitaba, apartaba con la mano —y con cierto grado de obstinación— a quien se le pusiera al frente, sin ni siquiera pedir permiso. Era un ambiente agobiante para él.
Llegó a las cercanías de la rampa de abordo en el momento que un hombre dada un discurso y se presentaba. Su nombre era Gejisheiko Katsumoto, almirante de la flota, y dada su vestimenta, parecía ser un individuo que gozaba de una buena posición económica. Invitó a los tripulantes de la flota a abordar rápido, ya que zarparían en diez minutos. Shinkiro se encogió de hombros y se dispuso a seguir a los demás marineros…
¿A dónde crees que vas, muchacho —dijo uno de los marinos. Era un hombre imponente que se cruzó en el camino del Uchiha. Éste le mostró el pedazo de hoja que había sacado del bolsillo de su chaqueta, sin cruzar ni una sola palabra con el coloso—. Ya veo, así que eres uno de esos. Bien, entonces puedes subir.
A grandes zancadas subió por la rampa. Estando en la cubierta apreció el ajetreo que había en la misma. No sabía que hacer allí, mucho menos conocía a alguien, así que se apoyó en el borde del barco, no muy lejos de la rampa. Sus intensos ojos azules estaban fijos en el horizonte, apreciando como unas negras nubes eran arrastradas por el viento, precediendo una posible tormenta.
Eso podría complicar las cosas —reflexionó Shinkiro—. Bueno, ya me metí en esto. De nada sirve echarme para atrás.
Fue sacado de sus pensamientos al escuchar una voz familiar. Aquella silueta diminuta —comparándola con las proporciones del Uchiha—, cabellera azabache, piel tan blanca como la nieve…si, no podía ser otra persona que Tomori Miu. Era la última persona que Shinkiro esperaba encontrar en aquel lugar. Ésta se había escurrido del mismo sujeto que le había imposibilitado el paso a Shinkiro por un instante.
¿Tienes que hacer un escándalo a todo lugar que vayas, Miu-Chan? —Un tono jocoso se podía notar en la voz del adolescente. El Uchiha aún se encontraba apoyado sobre el borde del barco, pero había volteado la cabeza para ver a la fémina—. Me alegra verte acá. Me preocupaba navegar con gente desconocida. Quién sabe qué clase de pervertido puede haber en este navío.
Kyoki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Ndbsky el Jue Sep 03, 2015 7:02 pm

Mientras acomodaba mis cosas notaba el gran silencio que había. Empaqué en una pequeña mochila algunas cosas que me podrían ser útiles en el viaje, solo lo necesario; al fin y al cabo iban a ser un par de días, o eso esperaba. Realmente no había visto este tipo de misiones antes: Peleas entre feudos del mismo país. Naturalmente era cuestión de tiempo; la gran mayoría de gobernantes son ambiciosos y siempre están con la idea de expandir sus tierras hasta ser los únicos gobernantes, hasta quien sabe, posiblemente en algún momento haya una guerra entre todos los países. Lo ideal sería que todos puedan vivir conjuntamente, pero mientras no exista una idea de unión esto solo sería algo utópico. Terminé de alistar mis cosas, me puse la mochila en la espalda y salí de casa. Me iba a tomar al rededor de 2 días llegar al país del fuego, si es que no me pierdo claro.

Al llegar a las costas del país del fuego pude notar el gran barco que se hallaba ahí. - "Creo que está batalla es a muerte... " - pensé y, acto seguido, vi a un sujeto con rotas finas frente a una gran multitud. Este les estaba dando los detalles de la misión y bla bla bla... Yo ya lo sabía, lo único relevante de todo lo que dijo fue que zarparíamos en 10 minutos. Rápidamente decidí ir a una tienda y tomar un ramen mientras pasaba el tiempo. El ramen estaba tan delicioso que no me di cuenta de que el barco estaba zarpando, así que pagué y salí disparado. Había mucha gente subiendo, así que opté por saltar entre la gran cantidad de cajas que estaban por allí y llegué de varios saltos al barco. Mucha de la gente que estaba ahí notó cómo llegué y quedaron mirándome. Uno de los marinos me increpó el por qué había hecho eso y qué estaba haciendo allí. - "Vengo por la misión y además odio la multitud, así que salté hasta aquí." - respondí mientras ponía pie en cubierta y empezaba a buscar un lugar dónde acomodarme. Logré encontrar una esquina donde no había mucha gente, mas solo una chica y un chico conversando. Me puse a unos metros de ellos y apoyé mis brazos en el borde mientras miraba al mar.
Ndbsky
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Pánico el Vie Sep 04, 2015 3:08 am

El llamado a mercenarios dispuestos a luchar por una buena recompensa llegó a los oídos del joven Yotsuki mientras este dormitaba cerca a las costas de su país natal, sin preocupación alguna más que disfrutar del clima y de la comodidad que acompaña su sencilla vida. El mensaje fue entregado por un sujeto con aparente apuro y con ordenes de esparcir el mensaje a diestra y siniestra a quien crea útil; este metió a Pánico dentro del saco de 'mercenarios útiles" solo por llevar una espada colgando al lado de la cadera. La recepción del mensaje fue entre sueños, por ello no recordaba ni la apariencia del mensajero ni el mensaje en sí, solo recordaba las palabras "...las costas del país del fuego..." y "...recompensa..", y hacía allá se encaminó.

Habló con un par de sujetos, cobró un par de favores, insistió bastante y consiguió al final acoplarse a un pequeño grupo que tenían el mismo destino que él.
Todos en la pequeña embarcación notaron que la sencillez caracteriza al shinobi de pelo turquesa.. o la falta de preparación, ya que abordó solo con un poco de agua, una bolsa con fruta y lo que traía puesto.
-¿Qué? -exclamó en respuesta a las miradas cuestionadoras-.Si necesito algo, lo consigo en ese momento. Con peso sobre mi no podría reaccionar de la misma manera ante un imprevisto -concluyó como mejor argumento.
En la antigua embarcación no entraban más de seis tripulantes, y en está ocasión solo navegaban cuatro: El dueño y capitán, que era tan viejo como su navío; sus dos hijos, mellizos hábiles en la navegación y Pánico. El viaje fue rápido y sin imprevistos, y después de una rauda despedida, el peliturquesa podía decir que respiraba aire del mismísimo país del fuego.

- ¡Que bello todo! -mientras inhalaba un poco de brisa marina- No es como mi país, pero es casi tan bueno. Ahora ¿a dónde? -pensó Pánico mientras giraba varias veces sobre su propio sitio. Divisó a lo lejos una embarcación superior en talla a todo lo que veía a su al rededor -Apuesto todo lo que tengo a que ahí debo ir-, se acomodó la larga y amplia bufanda para que sirva también de capucha y caminó tranquilo rumbo al navío.
La capucha, mas que camuflarlo, resaltaba la extrañeza en su vestimenta: Capucha-bufanda blanca, chaleco sin mangas blanco, pantalones cómodos azules, zapatos blancos y espada a la cadera; sin contar el toque misterioso que le daba traer las extremidades vendadas. -Creo que uso demasiado blanco ¿Cómo mantengo mi ropa tan limpia? -pensó mientras se abría paso cada vez con más agresividad entre la aglomeración de personas que se agitaban en el muelle donde descansaba el titan de acero. El barullo de todo el mundo presente ahí desquiciaba un poco a Pánico, pero todo pensamiento de odio fue disipado por una serie de campanadas emitidas por la ciclópea embarcación. -Genial, Pánico, vas tarde otra vez. ¡Genial! -pensó antes de iniciar el trote-. Permiso, permiso, permiso mierda. Corro corro con sigilo, cuidado con la señora. Permiso.. Por favor muévase!
Gracias a sus reflejos felinos, Pánico llegó instantes antes que la embarcación zarpase; tuvo un pequeño altercado con una especie de guardia que cuidaba la entrada, pero nada que no se pueda solucionar charlando. Una vez en cubierta, el Yotsuki no puedo contener su cara de sorpresa -¡Cuanta gente dentro de un barco!-. Él prefería la soledad a las multitudes, pero andaba de muy buen humor como para pasarlo mal entre tanto mercenario. Continuó viéndolo todo con sus enorme ojos analíticos y distinguió a un par de personas interesantes -Buen lugar, me gusta... supongo que alguien me dirá de que va esto en algún momento -pensó. Para no preocuparse de más, se abrió paso entre sus nuevos compañeros de tripulación y buscó un lugar donde descansar el trasero. Optó por sentarse sobre el pequeño muro que evitaba la fácil caída al mar, lo más lejos del movimiento que el extenso espacio en cubierta le permitía, y vio como el cielo se iluminaba con furia -Una tormenta nos aguarda -pensó y el barco fue levemente movido por una fuerte ola. Con esta última idea en mente y con los pies que le colgaban, Pánico, sin hacerse mucho problema, esperó a que alguien le diga que hacer.


Última edición por Pánico el Mar Sep 08, 2015 9:27 pm, editado 1 vez
Pánico
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Haruko Moritaka el Lun Sep 07, 2015 5:42 pm

-¡Amarrad las cuerdas de popa! ¡Subid los botes pescadores! ¡Ceded vela rumbo norte! Gritaba ya el cantamañanas, o en este caso el cantanoches, capitán de cubierta, de una agrisada barba y aspecto cincuentón, mientras cernía la espada a su lomo zurdo y sujetaba su figura a un barril apostado cerca del palo mayor. Casi como un poblado era la extensión del buque, en el que sin miedo unos y otros corrían de lado a lado acatando las órdenes de su oficial al mando, en tanto...el almirante prefería hacer otras cosas, y qué cosas. En su camarote personal cenaba la mejor chuleta de ternera que pudiesen conseguir en su situación, con algunas verduras cortadas para elaborar la salsa acompañante, bebía un vino reservado de hace diez años. Las incongruencias eran visibles, dentro los comandantes cenaban de gala, y fuera la ración era inevitable. Se repartía un pan redondo, que gracias a dios parecía recién hecho, y acompañando este un cuenco de sopa. Así fue justamente, o más bien injustamente repartida la comida entre los marineros, que incluía a los cuatro mercenarios contratados.

Se abrió una puerta, y entre la multitud que acechaba unas cacerolas un tanto grandes cubiertas por inmensas lonas (estas cubrían desde bajo el timón hasta los primeros comienzos del palo mayor, estaba pensada para resguardar de la lluvia) solo salieron volteadas un par de cabezas a mirar. Allí salía el almirante seguido de sus guardias, con una cara satisfecha por el atracón de ingredientes que había ingerido, y por observar como todo parecía marchar bien. Caminaba con su sombrero de ala puesto, observando a la multitud, que recibía tan solo dos cucharadas de cazo provenientes del caldo en las cacerolas, eso sí, por una vez la cena estaba bien caliente y cocinada, pues algún afortunado disfrutaría los múltiples trozos de pollo troceado, las patatas o zanahorias, que formaban aquel condimentado manjar. En otra parte pues, cuando el almirante se acercó, divisaría como de cuatro o tal vez cinco barriles, otros cocineros abrían y cerraban grifos para ceder copas madereras de agua a los exhaustos trabajadores.

-Qué demonios es eso... Añadió un marinero que tenía medio pan en la boca, y bebía a sorbos el agua. Un gigantesco y animalado sonido perforó los oídos de probablemente todas las personas (incluso en bodega) de las tres embarcaciones. Como de un algo que nadase en sus semi-profundidades, y quisiese comunicarse con ellos, con tono grave y expandido. El misterio siguió aún más para los jornales de babor, que apoyados cerca de un palco visor al agua, divisaron una silueta casi tan grande como una de las fragatas que los acompañaba, justamente entre el Indestructible y Plateada. Aquella silueta pareció multiplicarse, y rápidamente cambió de torno igualado hacia la distancia con Dragón. Parecía que se hacía más, y más grande mientras más se acercaba a la superficie, hasta que a los de proa les llegó claro el aviso. Seis de esas figuras aparecieron delante, como guiando el camino entre la tormenta para el buque, haciéndose inmensas y algunas otras pequeñas. El silencio en todos los buques era más que comprobable, cada cual se hallaba quieto, incluso con la comida en la boca y sin saborearla, asustados por ese gravísimo tono.

Y la desolación llegó; de todas esas áreas oscuras entre barco y barco, y en las proas de los tres, una a una a gran velocidad fueron saliendo a la luz. Monstruosidades gigantes de aspecto marino y tamaño de estatua, con colas planas y triangulares que asustaron a los receptores. Eran ballenas, ballenas tan agrupadas y grandes que superaban en longitud al Indestructible, que entre olas seguía su camino sin molestar a tales proezas de la naturaleza, pues estas parecían ya saber la localización y el movimiento del buque. A la superficie salieron de saltos, como si de peces voladores tratasen, y con sí dejaron un salpique de agua masivo que tan solo chocó contra la coraza de los barcos. Aún así, tambalearon entre todas el agua, quien sabe si por error y acompañando a las fuertes ráfagas de viento y agua, asustando con sus salpicadas olas a los marineros que dentro de su "Indestructible" gritaban y se escondían, a saber si todos por lo mismo. Las siluetas resplandecientes, que de vez en cuando salían al aire acabaron por irse sino con un último adiós de la que parecía más vieja y dirigible, líder pues de esa agrupación, atronando con sus aullidos marinos y dando seguridad a los marineros.

Entonces paró, paró aquella magia que les encandiló y les ató a los sueños de su maravillosidad, y les devolvió a lo que realmente estaban viviendo. Una lluvia tan golpeante que si fuesen cuchillos, tantos esos como los que faltaban por caer, destrozarían el Indestructible sin alguna compasión. Pero no fue eso el que lo hizo, y no fue a él, sino más un rayo que quizás el mismo dios de las nubes lanzó como venganza a la descortesía de los marineros para con esos poderosos animales que seguramente su hermano mar les habría enviado como ayuda. Aquella rápida ráfaga de fuego aéreo, que brillaba luminosa, partió en dos el palo mayor del Dragón, que también empezó a arder por aquella muerta parte de madera que antes sujetaba sus ahora caídas en cubierta velas. Los gritos de los marineros se escuchaban a millas de distancia, y en acto reflejo, los timoneros del Plateada y el Indestructible guiaron sus movimientos al este, para acercarse lo máximo posible a su herido compañero. -¡Preparad los ganchos de cuerda, tirad fuerte a mi orden y que los trabajadores se preparen! Gritó el almirante, mientras ahora se hallaba completamente mojado. Lanzadores feroces alzaron las afiladas en su fin cuerdas contra el malherido prójimo, y engancharon pues sus tablas al rescate, siendo más tarde ordenados como ayudantes a tirar de tales longitudes unificadoras. Pronto y con desgaste llegó el incapacitado barco al lado del Indestructible, y las órdenes estaban dadas. -¡Que bajen los mercenarios, soldados y reparadores al Dragón, intentad repararlo y atarlo más a nuestro buque, si no podéis, traed al máximo posible de tripulantes! Terminó respondiendo el almirante, mientras veía como las olas jugaban como pequeños bebés con las fuertes (ahora débiles) cuerdas que intentaban rescatar algunas almas.
Haruko Moritaka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Miu Miu el Mar Sep 08, 2015 4:31 pm

Una voz muy conocida, proveniente del país de la tierra como así lo recordaba, la sorprendió y vaya que hasta creyó en ese momento que el mundo ya era lo suficientemente pequeño. Justo al frente se encontraba el apuesto caballero cual había conocido hace algún tiempo atrás – Shinkiro-Kun, que sorpresa – Expresó con una sonrisa dibujada en su rostro mientras terminaba de subir al barco. – Shinkiro-Kun tranquilo, no creo que los hombres de este barco tengan ese tipo de tendencias, igual no te preocupes. Espantare a todo hombre que trate de acercarse a ti o tenga algún tipo de pensamiento malicioso con mis pechos planos. – Le explico a este vigilando que nadie tratara de acercársele, cuando noto que un sujeto de cabello castaño se posiciono muy cerca de ellos e incluso los observaba. – Oh no, parece que le eres irresistible a ese, creo que lo mejor es que vayamos a otra parte – Susurró a oídos de Shinkiro para alejarse del lugar, esperando que su compañero le siguiera.


***


El gigante junto a sus hermanos, navegaba sin miedo contra el bravío clima tormentoso que azotaba con desdén en mar abierto; Pues como si tratara de la obra de entes divinos, que impedían el seguro avance de las tres naves. Cielo, mar y viento para cualquier marino eran tan solo un presagio de que lo peor estaba por venir, como si no fuera suficiente tener que enfrentar una increíble flota más adelante, también se debía enfrentar a los dioses o madre naturaleza como se le era conocida por pocos. – Ya esta aventura como que no me esta gustando – Hablo Tomori Miu, aferrada a Shinkiro como si este se tratara de un poste clavado en el suelo para su seguridad, la lluvia y el clima no eran favorables para la Orochi que ya de por si era un “humano” de sangre fría; Sin embargo, los malos sucesos parecían no detenerse, las pequeñas raciones de sopa eran la cereza del pastel del caos, y aunque el olor del caldo no levantaba su apetito, se podía ver que la misma se encontraba caliente. – Que mierda esta cena. – Masculló uno de los hombres – ¡¿QUÉ?! ¡¿Quién coño come pollo teniendo el mar tan cerca?! – le siguió más adelante otro.

Un grupo de ballenas también termino por causar pánico entre los marineros incluso en las bodegas, al aparecer desde el fondo casi impactando contra los barcos, haciendo a estos tambalearse – ¡Oh, no! ¡Vamos a morir! – Grito uno de los hombres de voz afeminada producto del susto. No obstante para continuar con la racha de mala suerte, un rayo impacto contra el Dragón del océano, no a babor, tampoco a estribor. Sino justo en el mástil para empeorar lo que parecía no poder empeorar más. – Tengo miedo Shinkiro-Kun – Expresó temblorosa a causa del frío – ¿Crees que esos hombres en la bodega se encuentren bien? – inquirió con preocupación, al no saber si los verdaderos causantes de esos gritos habían sido las ballenas, pues cabía destacar que provenían de la bodega; Sin embargo el Dragón se encontraba en peligro de naufragio por los cual los barcos restantes se acercarían para ayudar.

El indestructible se acerco lo más que pudo, mientras el almirante ordenaba lanzar los ganchos de cuerda, como buenos hombres, sus marinos comenzaron a seguir sus indicaciones, para jalar fuerte y así acercar más el barco averiado, entre quienes ayudaba a jalar se encontraba Miu, mientras el resto de los hombres cumplían las funciones que el almirante les había indicado.


Última edición por Miu Miu el Mar Sep 08, 2015 4:39 pm, editado 3 veces (Razón : Problemas con el color y otros detalles)
Miu Miu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Kyoki el Jue Sep 10, 2015 12:21 am

Siguió con la vista a la fémina, mientras ésta terminaba de subir al barco. Se colocó cerca de Shinkiro, quien viró nuevamente su mirada al horizonte. El empeoramiento del aspecto del firmamento hizo que frunciera el entrecejo. El rayo que había caído, y la ola que chocó con la parte inferior del navío, lo alarmaron un poco.
Tomaré nota de eso, Miu-chan —bromeó el Uchiha, quien aún apoyado en el borde del barco seguía mirando hacia el frente; esta vez apreciando como se alejaban cada vez más y más de las costas—. Si una serpiente marina aparece en el transcurso del viaje, podré usarte como escudo y todo saldremos ilesos. Lástima que eso no espante a la madre naturaleza. Este viaje parece que será muy agitado.
Miu ahora parecía otear la cubierta del barco. El Uchiha puso total atención en ella, mirándola fijamente e intentando saber que pasaba por su cabeza. La respuesta a esto llegó al instante, cuando le informó que un hombre de cabellera castaña al parecer lo estaba mirando de forma lujuriosa. Shinkiro miró en dirección al sujeto en cuestión, sin tener ni la más mínima discreción.
Era de esperarse —se quejó el adolescente en voz baja; solamente Miu lo podría escuchar—. Primero una anciana y ahora esto. Definitivamente hoy no es mi día. —Y dicho esto siguió a su compañera, aunque no sin antes de echarle una mirada gélida a aquel hombre.

***

Un clima de espantoso, una tripulación desagradable y una comida de mierda eran los elementos que componían la misión. Al menos le dio gracias a las deidades de no encontrar pedazos de pollo o pescado en aquel condimentado caldo. Shinkiro en si no era muy exigente con las cosas, pero hallar algo semejante sería motivo suficiente para atreverse a saltar por la borda e intentar regresar a su hogar así fuera nadando.
Por si fuera poco, Miu se encontraba aferrada a él como si de un poste se tratase. Él estaba apoyado en el mástil principal del barco. El agua le había pegado los cabellos al rostro, y varios chorros descendían por su cara. Había subido la cremallera de su chaqueta hasta el cuello para intentar protegerse un poco de la lluvia; pero aquella falsa seguridad no era suficiente para resguardarlo del aguacero.
No eres la única —le dijo Shinkiro a su compañera. Ésta se había quejado de las condiciones del viaje, y por supuesto el Uchiha no estaba en el mejor de sus humores. Sus ojos se habían tornado ahora dorados, muestra de su enojo y de la extraña condición que tenían sus globos oculares cuando se molestaba—. Y pensar que apenas estamos iniciando en esto.

El terror se hizo presente en la tripulación con la presencia de aquel grupo de ballenas. Las mismas saltaban fuera del agua, mostrando la magnificencia con que la madre naturaleza las creo. Shinkiro, a diferencia del resto, se mostró maravillado con aquellas imponentes criaturas. Solamente había leído y visto ilustraciones de ellas; y verlas por primera vez en persona, a pesar de las condiciones climáticas, le pareció una experiencia inigualable. Lo único que realmente le preocupaba eran las oscilaciones del navío. De un momento a otro sentía que podía volcarse. No obstante, la verdadera desgracia llegó cuando aquel grupo de cetáceos desapareció.
Entonces un rayo partió el firmamento, y dio justamente en el palo principal del Dragón. El sonido de la madera haciéndose añicos, y el agite que se produjo después, fue suficiente para que el Uchiha decidiera desprenderse bruscamente del agarre de Miu y comenzar a correr hasta el borde del barco. Miu le había expresado su temor y preocupación por la tripulación, pero el Uchiha no le prestó mucha atención a esto y le dijo: — Solo mantente a mi lado, o lo más cerca posible. Nos cuidaremos mutuamente.
Las cuerdas y los ganchos fueron preparados en un instante. Los marineros los lanzaban hacia la embarcación dañada para luego colocar las tablas de rescate y bajar hasta el otro navío. Shinkiro ayudó a uno de los grupos, encontrándose a cinco metros del lado derecho de Miu. La fémina no se había quedado atrás y también estaba colaborando con el rescate del Dragón.
¡Señor! —Grito Shinkiro, mientras que aseguraba una de las amarras—. ¡Mi compañera y yo nos quedaremos en el indestructible, asegurando lo mejor posible las ataduras y apoyando desde acá por si acaso algo sale mal. Creo que es lo mejor, señor. Que nuestros camaradas bajen y ayuden lo mejor posible!
Una vez que había asegurado la cuerda al borde del barco, se acercó hasta donde estaba Miu para ayudarla. Desde allí podía ver como los marineros comenzaban a trabajar en lo que le habían ordenado. Aquello era un desastre total.
El mástil estaba irregularmente partido a la mitad. Por suerte la recia lluvia haría que la tarea de apagar el fuego del mismo no fuera tan difícil. Pero Shinkiro se preguntaba si valía la pena rescatar dicho navío. Era mejor en tal caso transportar a la tripulación, provisiones y municiones al Indestructible. De nada serviría arrastrar aquella embarcación de lastre; y por supuesto esto se lo participó Shinkiro al almirante a todo pulmón para que pudiera escucharlo.
¿Usted qué piensa? Es quien decide. Después de todo es solo una sugerencia del hombre que contrató, y también una de sus órdenes (que creo es la mejor). —Y luego le dijo a su compañera, cerca del oído—. Mantente atenta.
Kyoki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Ndbsky el Jue Sep 10, 2015 5:54 am

Tras haberme acomodado en aquel lugar donde no se amontonaba tanta gente, la pareja que había divisado optó por irse a otro lado del Indestructible. Dos cosas se me ocurrieron en ese momento: La primera era que de seguro estaban buscando un lugar más privado para poder "pasar el tiempo" ya que el viaje iba a ser largo y cada persona tiene sus necesidades, pero iba a ser difícil porque había demasiada gente en aquél barco y fue entonces cuando pensé lo segundo, que el barco era lo suficientemente grande como para existir puntos ciegos en los cuales no se vea nada, así que pensé que pasarían un buen momento. Sentado en la cubierta con ambas piernas estiradas apoyando mi espalda sobre el muro del borde del barco y ambos brazos apoyados detrás de mi cabeza, decidí dormir un poco ya que era lo único que se me ocurría en ese momento. Después de un tiempo de haber iniciado el viaje, escuché que alguien me estaba intentando despertar diciéndome que me daría comida. Mientras me sobaba los ojos imaginé que nos darían un plato delicioso, pero mi ilusión fue destruida cuando vi que solo era un plato de sopa y un pan. "Bueno, desde pequeño aprendí a comer todo y a satisfacerme con eso ". Recibí el plato y empecé a tomarlo. Al terminar, me levanté y empecé a mirar al horizonte mientras comía el pan que tenía la dureza de una piedra.

Unos minutos luego me percaté que estaba lloviendo. "Soy demasiado distraído...". Al rato pude observar sombras bastante grandes bajo el mar cerca a los barcos. Las sombras pasaron y luego salieron a la superficie. Eran unas ballenas. Era la primera vez que veía unas y la verdad eran gigantes, más de lo que me imaginaba. Eran seres geniales, se sentía cómo nadaban con libertad y eran felices. Me quedé sorprendido por ello y me hizo esbozar una sonrisa, pero esa alegría duraría poco ya que minutos después nos azotó una tormenta tan fuerte que un rayo fue a parar al palo principal del Dragón y este empezó a arder en llamas, aunque con la ayuda de la lluvia el fuego fue apagándose. El líder del barco dio la orden de que vayamos a ayudar a los heridos del barco y los trajeramos al Indestructible. Algunos tripulantes se encargaron de sostener fuertemente las sogas que acercaban los dos barcos mientras los demás iban a traer a los heridos. Fui uno de los primeros en ir hacia el otro barco, aunque con dificultad y cuidándome de caer, y al llegar vi a una persona debajo de unas cajas. Fui rápidamente y empecé a sacar estas de encima. Tranquilo, te ayudaré a ir hacia el Indestructible. El sujeto se había lastimado su pierna y no podía moverse, así que lo cargué en mi espalda y lo traje hacia el Indestructible para que lo atendieran.
Ndbsky
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Pánico el Dom Sep 13, 2015 7:24 pm

-Mierda, esto es demasiado barullo –pensó Pánico sin prestar mucha atención a lo que ocurría en cubierta. Los tripulantes andaban de un lado para otro como si fuesen muchas las tareas dentro del barco. –Se nota que soy de los nuevos, será mejor que me acople –y empezó a pulular por ahí.
-¡¿Pan y sopa?! –Se exaltó cuando le dieron pan y sopa-. ¿¡Me prometen un viaje de la mejor calidad y me dan pan y dos cucharas de sopa!? –Inhaló mucho aire para poder mantener la calma-. Soy uno de los mejores mercenarios aquí contratados, exijo un mejor trato! –dijo con la mirada tensa sobre sus servidores de sopa.
-Te puedo dar una cucharada más de sopa si quieres..
-¡Que sean tres cucharadas para el de pelo turquesa! –y así fue como Pánico se alejó victorioso.

El joven Yotsuki disfrutaba de su bien ganada sopa cuando un sonido que no reconocía llamó su atención, caminó lento por cubierta, asomó su cabeza y buscó en el mar que lo originaba. Tamaña fue su sorpresa cuando unas criaturas, casi tan grandes como los navíos, salieron a la luz cantando y danzando sobre las olas. Eran ballenas! Y que ballenas! Pánico nunca había visto unas tan de cerca y, a diferencia de todos en el barco que corrían asustados, su corazón salía de su pecho de la emoción.
La escena era realmente enriquecedora, verlas perdiéndose en el horizonte hizo feliz a Pánico… hasta que el mástil de un barco vecino se partió por un rayo. –Ok, eso no me lo esperaba –pensó con el pelo mojado sobre el rostro. Buscó con la mirada a quien diese las órdenes y lo encontró. Este gritó que ayudasen al Dragón como sea, que lo acerquen y suban lo que puedan. –Sin mástil, ese barco se hundirá de todas maneras y no quiero estar en él cuando suceda –reflexionó antes de accionar. Un chico de mirada poderosa le dijo al Capitán o coronel o como sea que lo que Pánico pensaba –Ese sujeto tiene razón –dijo alzando mucho la voz y señalando-. Creo que lo mejor es traer las provisiones y el armamento –y alzó los hombros como quien acata del silencio-. Bueno, al dragón –se dijo mientras tomaba distancia. Saltó al barco vecino y cayó casi con gracia.
-Definitivamente iré por provisiones –dijo en voz baja mientras veía el caos desarrollarse en la cubierta de un barco-. Si fuese provisiones ¿dónde estaría? A ver… en el cuarto de… ¿provisiones? Deberías dejar de ser ninja y ser un ninja… ¿científico? ¿Investigador? –pensó y corrió al cuarto de provisiones.
-¡Fuerza Yotsuki! –gritó como un lunático y se puso un par de cajas de madera de algo comestible sobre los hombros. Corrió a través de la cubierta y volvió al Indestructible con más facilidad de la que esperaba.
-Aquí están las primeras dos –dijo a quién lo escuche-. Traeré varias más hasta antes que se hunda esa cosa –dijo y dio un salto al dragón.

Off:
Perdonen la demora, soy un pastrulo x)
Pánico
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Haruko Moritaka el Dom Sep 20, 2015 4:22 pm

La emoción era visible en los cuerpos de los presentes, tanto de los que saltaban fuera del Indestructible como los que intentaban entrar a él. El Dragón, de milagro, aún tenía el mástil en cubierta (eso sí, destrozado y provocando que el barco se moviese hacia todos lados, más aún cuando las inmensas olas chocaban contra su casco). Valientes los mercenarios y especialistas que saltaron en la ayuda de las personas para subirlas a aquel bosque con velas, mantenido en todo momento firme pese al huracanadísimo viento y las monstruosas olas que acompañadas de rayos hicieron mecha en el accidente del Dragón. Desde la parte delantera los marineros lanzaron más de cincuenta cuerdas, recogidas por la tripulación rescatista de la fragata, más tarde atadas a sus aristas de emergencia. Aunque extrañamente, el barco estaba salvado, pues minutos después el mismo modo se utilizó en la parte trasera y la central, convirtiendo el barco en una extensión inferior del Indestructible con un palo enorme destrozado en toda su mitad. La situación pareció cambiar para todos, pues no hubo ningún herido y pronto los aplausos y gritos de alegría comenzaron a surgir entre las filas, sobretodo al recibir la noticia de que la tormenta se estaba retirando.

El capitán observaba todo desde su posición cercana al timón del Indestructible, salvaron tanto el barco como las provisiones y tripulantes, sin duda gracias a su organización. Retomó pues aquel cilindro alargado que se recogía tan solo en una porción de veinte centímetros, lo llevó a su único ojo y divisó otra buena nueva que interesaría a sus camaradas. Una bahía a poco más de dos millas y el viento a su favor, era justamente el lugar que necesitaban para reparar el Dragón. Ordenó pasar la palabra de que iban a descansar en el barco (pues nadie más veía la bahía), así que con la tranquilidad del mar, ningún movimiento en el barco (pues las olas actuales apenas mojaban el casco por su parte inferior) y las pequeñas conversaciones entre gaviotas, el sueño llegó para todos.

~~~~~

Despertó de su cama el Almirante, decidido a que si no llegaron ya, cerca estaría su destino de atracar en la bahía, pero al salir no pudo imaginarse algo semejante. Afuera se hallaban todos y cada uno de los marineros apostados en los bordes delanteros de la embarcación, visualizando el cobrizo amanecer, el seguimiento de los pájaros a sus mástiles y la suave brisa que con velocidad empujaba las inmensas velas del Indestructible. La bahía estaría a menos de un kilómetro, desde la cubierta de abajo (la quinta de las seis que poseía el buque) los marineros abrían sus amplias ventanas para observar como en la playa y sus alrededores ya se localizaban varias piezas de artillería. Pero, ¿qué era eso?, las dudas se eliminaron al ser lanzadas las cinco primeras cañonadas contra el Indestructible, el lustro acabó por hundirse en el agua sin apenas rozar al buque. -¡Alarma, alarma, todos a los puestos de combate! gritó un marinero que parecía vestir una pieza de algún material rojo. El movimiento en los tres buques era más que notable, en el buque de guerra cada presente se esclarecía tomando posiciones en las cuencas de los artilleros, que reforzados con chapas de madera solo dejaban ver la boca del cañón. -¡Fuego! ¡Fuego! ¡Fuego! Gritaron varios oficiales, sus vocablos se escuchaban en la mayoría de plantas. El atronador sonido de la pólvora expulsando a presión las bolas atronó a los marineros que se preparaban para el combate. -¡Grupo uno, asegurad las cestas de flote, asegurad espadas, cinturones, bajaremos a la planta uno para utilizar los botes! -¡Grupo dos, asegurad cestas de flote, asegurad espadas, cinturones, tomaremos el bote tras el grupo uno! El capitán ahora vestía una armadura, el casco colgaba de su cinturón y su espada relucía enganchada a una pequeña arandela de su cintura. -¡Mercenarios, venid aquí! Esclareció entre el sonido el almirante, esperando a que estos se acercasen a su posición. Los cañones disparaban cada vez más y más rápido, y los grupos dispuestos a embarcar botes para desembarcarlos en la playa aumentaban por igual su número. -Escuchadme bien, solo lo diré una vez. Miró hacia sus lados y anduvo hacia la parte delantera del Indestructible, el buque ya se hallaba totalmente alineado con la bahía y los artilleros proseguían bombardeando la playa, que oponía dura resistencia con sus cañones. -Tienen una pedrera gigante en la parte superior de la bahía, en una colina antes de entrar al bosque. Por la bandera izada al lado sabemos que son una especie de grupo de tierra del enemigo, ya conocían de nuestra expedición por estos lares. Bien, su misión ahora mismo será subirse a uno de los botes con los otros quince grupos, desembarcarán en la playa y tendrán que capturar ese cañón, además despejar toda la bahía, claro. Específicamente para esto tenía reservadas ciertas armas que son caras de construir y algo difíciles de utilizar...Aún no tienen nombre, pero lo que sí querrán saber es que no importa si mueren o no, si las pierden o son destruidas estén seguros de que morirán. Pueden cogerlas de ese baúl, les acompañan unas hojas para saber como cargarlas. Finalizando su conversación, el almirante se giró y volvió a tomar el catalejo entre sus manos, observando atentamente como solamente la artillería del Indestructible bombardeaba la playa. Un ayudante del oficial abrió el baúl de par en par, expectante ante los cuatro mercenarios, aclaró. -Aquí está todo lo que necesitan para la misión, no olviden aprender bien las instrucciones...una mala carga puede hacer que las armas revienten en sus manos. Era cuestión de que los mercenarios se preparasen y bajasen con el Grupo Siete a los hangares de los botes, información añadida por el ayudante más tarde.

Información de la hoja:

"HOJA DE INSTRUCCIÓN DEL TETSU KUSHI
Primer paso; introducir la Haiiro no suna dentro de la boca.
Segundo paso; introducir la pelota de hierro.
Tercer paso; colocar un poco de la Haiiro no suna en una incisión lateral.
Cuarto paso; girar hacia atrás la primera pieza lateral.
Modo de uso; apretar la astilla curvada bajo el cuerpo de madera."

Interior del Baúl:
Cada mercenario posee el siguiente equipo;
Cuchillo multiusos
Spoiler:
Casco de la marina Katsumoto
Spoiler:
Peto de protección
Spoiler:
Tetsu Kushi
Spoiler:
Cesta de flote
Spoiler:
La cesta de flote es un ropaje de tela totalmente cerrado y protegido por una compacta y pequeña cesta de mimbre que la rodea. Esta pequeña bola se encuentra enganchada a una cuerda no muy gruesa que a la vez va enganchada a la armadura del sujeto que la utiliza.

Objetivo:

Off:
Siento haber tardado TANTÍSIMO en postear, estaba muy desinspirado, también la ocupación del instituto y demás, pero bueno, más vale tarde que nunca. He añadido algunos objetivos y cosas que espero os gusten, de momento solo tenéis que rolear hasta donde yo lo he dejado, si queréis podéis rolear que ya zarpáis en los botes y demás, aunque tenía pequeñas cosas planeadas para el camino. Un saludo.
Haruko Moritaka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Miu Miu el Sáb Sep 26, 2015 8:26 pm

El barco y las provisiones habían logrado ser salvadas, el alivió se podía notar en el rostro de Miu quien tal vez estaba mas preocupada que todos en el barco juntos, pero el Dragón aún necesitaba ser reparado y se llevaba prácticamente de arrastre, luego de boca en boca se fue pasando la palabra de que se descansaría en el barco por lo tanto la joven se dirigió hasta lo que sería su habitación y allí descanso como se le había informado.


***


Fuertes estruendos despertaron a la joven que dormía tranquila en su pequeño camarote, como si de explosiones de trataran. – ¿Qué está pasando? – Se podía escuchar el alboroto de los marineros y un hombre pidiendo que cada quien fuera a sus puestos de combate, la kunoichi  rápidamente tomo sus prendas y se vistió, al igual que tomo sus armas colocándolas en su respectivo bolso de armas. Para así dirigirse hasta el lugar del alboroto y ver lo que sucedía, a lo lejos se podía ver tierra y mientras la joven observaba un hombre llamo a los mercenarios.
Por lo cual se acerco a escuchar las indicaciones del señor, quien al terminar amenazo con las vidas de estos si rompían los artefactos de elevado valor. El ayudante del oficial pronto abrió el baul en el cual se encontraban armaduras y extrañas armas que para Miu resultaban inservibles, pero al fin y al cabo, eran armas. Tomo lo que le correspondía y se dirigió al respectivo bote, que pronto saldría.


Spoiler:
Lamento de verdad este post tan inspirador jajaja, pero al igual que Haruko estoy super ocupado, y bueno. Mi inspiración actualmente la tengo centrada en otras cosas, no quería atrasar más el examen así que lance este post rápido.
Miu Miu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Kyoki el Lun Sep 28, 2015 3:17 am

Shinkiro se encontraba en su camarote, sentado a lo largo del duro colchón de una cama de madera individual. Se había despojado de su mojada vestimenta, la cual colgó en el perchero que estaba cerca de la puerta, y en su lugar se colocó la ropa de repuesto que llevaba en el equipaje; la misma no era muy diferente a lo que acostumbraba llevar puesto: todo era en negro.
No pudo conciliar el sueño, tampoco se sentía cansado, así que bajó la luz del pequeño candelabro que había en el techo de la habitación se dedicó a la lectura. Bajo todo pronóstico del Uchiha pudieron salvar la embarcación “El Dragón”, y una vez terminado el trabajo, simplemente dio aviso de que se retiraría a descansar al aposento que le fue designado, aunque esto jamás sucedió. En su lugar, y como una ironía de la vida, terminó leyendo uno de los libros que había escogido al azar antes de partir hacia aquella misión. Se trataba de una novela de un barco ballenero en la obsesiva y autodestructiva caza de una gran ballena blanca… nada alentador, pero era mejor que nada.
Ya está amaneciendo. —Shinkiro cerró el libro con suavidad. Se levantó de la cama y se desperezó. A pesar de haber pasado la noche en vela no se sentía para nada cansado, y además de eso pudo terminar la lectura en tan solo una noche como el ávido lector que era—. ¿Ya habremos llegado?

Cinco detonaciones alarmaron al pelinegro, eran disparos de cañones. En ese momento, como si los segundos se ralentizaran, esperó que los proyectiles impactaran en el “Indestructible”, y comenzase a reinar el caos en el navío. Pero esto no se dio. Pudo escuchar claramente como las balas caían pesadamente sobre el agua. Era un problema tras otro.
Cruzó la habitación de dos largas zancadas. Al abrir la puerta apreció como los marinos corrían por los pasillos. Todos iban a la cubierta, y Shinkiro se les sumó tras haber recogido las pocas herramientas que llevó consigo para aquella tarea. Con mucho pesar dejó su mojada cazadora sobre la percha. Ciertamente tenía muchas más en casa, pero apreciaba cada una de ellas.

Estando en la cubierta, Shinkiro tapó su oído derecho como acto reflejo. El ruido de los cañones del “Indestructible” era un poco molesto para él. Jamás había estado en una situación como aquella, y no era lo mismo escuchar el sonido de los morteros amortiguado por las paredes de su camarote que estando allí arriba.
Mercenarios, venid aquí. —A pesar de las detonaciones de aquellas piezas de artillería, el Uchiha pudo escuchar claramente la voz del almirante. Su tono, después de todo, era bastante imperioso. Shinkiro se acercó caminando rápidamente, aunque como siempre manteniendo aquel aire de calma que lo identificaba. Cerca de aquel hombre ya se encontraba su compañera, Tomori Miu, quien en cuya expresión se podía denotar cierta preocupación. El joven se colocó tras ella, mientras que Katsumoto les explicaba la situación. Había apoyado firmemente su mano derecha sobre el hombro izquierdo de la fémina. Deseaba que ella se tranquilizara—. No te preocupes, Miu —le dijo Shinkiro cerca del oído una vez que el almirante había terminado de hablar. Solamente ella podría escucharlo—.Estaré contigo. Por cierto, ¿No te parece un poco estúpido lo del equipamiento? Se dañará si llegamos a recibir algún tipo de perjuicio después de todo.
El joven tomó el equipo sin ningún tipo de problema, aunque rechazó el Tetsu Kushi varias veces.
Muchas gracias —dijo, mientras que colocaba tras su espalda, al nivel de sus caderas, los cuchillos multiuso de veinte centímetros de largo cada uno—, pero prefiero conservar mis manos. Les tengo mucho aprecio. Además, no le tengo mucha confianza a ese tipo de armas.
Y así se fue junto a Miu, esperando que los otros mercenarios los siguieran. Estando en el bote que les correspondía, se sentó junto a la fémina, y tomando su mano izquierda, estando él al lado derecho de la pelinegra, sonrío y le dijo: — Es momento de dejar un lado las preocupaciones y pensar en frío. Tengo una idea para tomar ese cañón. Sin embargo, me gustaría escuchar opciones de tu parte…también la de ellos. Tenemos que ponernos de acuerdo. Somos un equipo después de todo. Escuchen.

Off:
Chicos, hablaremos la estrategia por mp. El día de mañana se las estaré pasando, y también quiero que aporten y así vamos acoplando y descartando opciones. Saludos.
Kyoki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Ndbsky el Miér Sep 30, 2015 3:46 am

Después de un arduo trabajo en conjunto con todos los tripulantes logramos rescatar a todos los heridos y todas las provisiones que aún estaban intactas. Amarramos fuertemente las cuerdas al barco dañado para que podamos arrastrarlo mientras seguíamos navegando. Es gratificante saber que ayudaste a muchas personas cuando necesitaban tu ayuda, aunque sea parte del trabajo como mercenarios contratados, pero en realidad lo tomé más personal, aunque soy de los tipos que no demuestran sus sentimientos y son más fríos como firmes. Al llegar la noche me indicaron la habitación donde dormiría. La habitación no era tan grande, solo tenía lo necesario como una cama, una pequeña mesa con una vela y un perchero para poner algunas prendas. Encendí la vela con mis técnicas elementales de fuego y proseguí a colgar mi ropa mojada por la lluvia. Me puse otras prendas y me eché en la cama mirando al techo. Hasta ahora el viaje no había sido tan difícil, solo por el accidente, pero nada fuera de otro mundo. Con el tiempo me fui quedando dormido. Me levanté temprano, me cambié y decidí salir a la cubierta del barco a mirar el mar y el horizonte. En un momento me percaté de que nos acercábamos a la bahía, pero algo raro se veía a lo lejos. "¿Qué son esas cosas en la bahía?" - pensé mientras a lo lejos se acercaban pequeños objetos que mientras más se acercaban se iban haciendo cada vez más grandes. Los pequeños objetos eran bombas. Los enemigos se habían percatado de nuestra presencia y nos tendieron una trampa. Rápidamente todos los tripulantes salieron a la cubierta y empezó el contraataque. Iba a ir a ayudar cuando de pronto escuché al capitán llamar a los mercenarios.

Además de mí, tres personas más se acercaron, entre ellos estaba un conocido, o un amigo en todo caso, Pánico; mientras que los otros dos eran los dos tipos que había visto al subir al barco por primera vez. Seguro habían tenido una noche gratificante. No tuve tiempo de decir nada porque el capitán estaba dando las órdenes y nos dijo que nuestra misión era derribar a los tipos en la bahía, pero que para hacerlo más rápido debíamos subir hasta la cima. Nos dijo que nos daría armas y un tipo nos llevó hasta donde estaban estas. La verdad no soy de los tipos de usan armas o armamento pero tomé todo lo que pude y lo puse en mi mochila. Acto seguido le dije a Pánico que si tenía un plan mientras llegábamos al bote junto a los otros dos. En este el tercer mercenario dijo que debíamos dar opiniones de cómo derribar el cañón, que éramos un equipo y que debíamos ponernos de acuerdo. Creo que lo mejor será ir por un lado con el bote ya que los demás botes están yendo en línea recta hacía ellos y están distraídos atacándolos. Conozco a Pánico de un par de misiones anteriores, es un usuario de kenjustu y yo ninjutsu. Si hay otro usuario de kenyutsu o taijutsu creo que lo mejor sería que ambos vayan al frente mientras yo los defiendo desde atrás, así creo que sería un poco más sencillo llegar hasta allí; aunque, por otro lado, una vez lleguemos a la bahía creo que también sería mejor buscar como un punto ciego dónde podamos llegar hasta allí sin que se den cuenta o evitando la mayor parte de la lucha y así ganamos tiempo. No sé que opinen ustedes. - dije mientras esperaba respuesta de los demás y el bote empezaba a moverse.
Ndbsky
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Pánico el Lun Oct 05, 2015 6:03 am

-Mira tú, todo se solucionó… que efectividad la nuestra –pensó Pánico al caer en cuenta de lo bien resuelto que quedó todo –. Entonces ¿acabé? –no había nadie que le preste la suficiente atención, cada quien andaba o en lo suyo o todavía muy alterado – muy bien, me voy –sin decir más, fue en busca de su habitación.

Su cuarto era sencillo, justo como le gustaba: una cama, una mesa de noche, una mesa de madera y un perchero, nada más. Se quitó toda la ropa mojada y la puso a secar, y en bolas se tomó el tiempo a solas para meditar. El meditar es parte de su rutina hace años, no necesariamente desnudo, pero no es que influya negativamente, dice que lo ayuda a canalizar diferentes tipos de energía que fluctúan en él. Las horas pasaron y el meditar de Pánico se vio interrumpido por una serie de estruendos que provenían de lejos – ¿No pueden darnos un respiro? –miró a través de la ventanilla de la habitación y vio tierra a lo lejos –Genial, nos atacan –se vistió y salió a cubierta.
Afuera el caos había vuelto y esta vez parecía que no pensaba irse tan pronto. Los disparos enemigos no alcanzaron al Indestructible, pero era cuestión de tiempo –Al parecer sabían que pasaríamos por esta bahía y nos esperaron hasta con banda –pensó antes de ser llamado por su capitán. Cuatro fueron los que respondieron al llamado: una pequeña mujer, un sujeto que debía ser su acompañante y un viejo compañero –No esperé ver a Luck aquí –esbozó una ligera sonrisa. Debido a que no había más tripulantes competentes, se les envió a solucionar todo a estos cuatro mercenarios, se les ordenó abordar botes y destruirlo todo en la bahía. –Te puedo asegurar que estas son mejor que eso –les dijo Pánico con ambas manos alzadas a los que le ofrecieron un extraño artefacto –pero me quedaré con el casco, parece divertido –se colocó el casco de acero y se fue.

Una vez en el bote, el sujeto que no conocía pidió ideas y Luck fue el primero en desarrollarse. –Muy lindo tu plan y como es el único plan, creo que es el mejor plan, felicidades –le palmoteó la espalda a Luck. Miró a todo con un poco de intriga –si nadie va a continuar, aprovecharé para ser sincero, no soy el tipo de sujeto que piensa planes con tanta anticipación, soy los de “sobre la marcha”, así que si no es mucha molestia, prefiero acoplarme, dar una que otra idea, un comentario atinado, pero un plan plan, como quien dice un plan preparado, no tengo –trató de rascarse la cabeza sin quitarse el casco –. Ya no me miren, no tengo más que decir por ahora... Bueno, soy Pánico.
Pánico
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: {6} - Water words & swords [Examen Chunnin]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.