¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


1- Misión: Un asalto entre las hojas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

1- Misión: Un asalto entre las hojas.

Mensaje por Yami el Miér Oct 21, 2015 4:31 pm

-A las flores se les trata con cariño, son un ser vivo más y como los animales y los humanos, tienen sentimientos.
-Esto es extremadamente aburrido, ya las he regado tres veces, ¡Tres! Las platas moriran ahogadas.
-No reniegues y has tu trabajo
Aquel no era nada más que otro típico día en la floreria junto a Shin, siempre poniendo más del cuidado debido a sus plantas alegando que a nadie le gustan las plantas marchistas y que entre más amor se les de más bonitas seran. En lo personal, las plantas no llaman mucho mi atención, pero no tengo otra opción que obedecer las reglas de Shin, sobre todo después de todo lo que ha hecho por mantenerme con vida.
-Esa tonta no sabe cuan valiosa eres.
Sonreí al verla hablar con sus plantas como si fuesen niños pequeños a los que sus padres les hablan con mucho amor y cariño. Escuché que la campana de la puerta sonaba por lo que volví mi mirada hacía ese lugar.
-Buenos días, ¿en que puedo ayudarle?
Dije mientras aquel hombre de aspecto rudo masculino se acercaba a nosotros con un aire frio y calculador, fue cuando note que se trataba de uno de los ninjas que estaban al servició del señor Feudal, salude cordialmente y espere ansiosa mientras los nervios crecían en mi interior ¿Porque motivo el estaba en aquel lugar? ¿A caso?
-Yami Yamanaka, vengo de parte de las oficinas de misiones, te han asignado tu primera misión, partes ahora mismo.
Me entrego un pequeño pergamino el cual abri inmediatamente y comencé a leer las  indicaciones, Shin se acerco mirando por sobre mi hombro y al ver lo que el papel decia silbo suavemente. Volvi mi mirada al hombre que tenia el semblante duró.
-Te estan esperando en la entrada del palacio, sera mejor que te apresures.
-Si señor.
Dije antes de salir del lugar en busca de las cosas que ocuparía para mi misión. Tome mi mochila y unas cuantas Kunais y Shuriken, unos pocos papeles bombas y unos cuantos sembos; lo puso todo ordenado en mi mochila dejando unos pocos en mi bolso trasero. Tome unas bandas y medicamentos en caso de necesitarlos, sabia perfectamente que el Bosque de Las Hojas podria ser un lugar peligroso, no solo porque las personas suelen perderse en el, sino tambien por los animales y los bandidos que pueden atacar a las personad que se aventuran a cruzarlo. Suspire profundo, y sin siquiera despedirme de Shin salí de la casa.

-¿Cuanto tiempo más vamos a esperar?.
-Ten paciencia Ray recuerda que los ninjas con personas ocupadas.
-Hola, disculpen la tardanza pero estaba un poco lejos del lugar de encuentro, me llamo Yami, Yami Yamanaka y yo sere su guía.
Dije muy entusiastas al momento en que llegue al lugar de encuentro intentando sonar lo más confiable que me fuera posible, me preocupaba mucho ganar su simpatía desde el primer momento, así si nos enfrentábamos a algun tipo de problema ellos harían lo que les pidiera sin vacilar. Sonreí de nuevo y camine unos cuantos pasos en dirección a la salida mas cercana, entonces me di la vuelta y con una sonrisa enorme dibujada en mi rostro dije:
-Este viaje esta a punto de comenzar.
-¿Enserio? ¿A caso estan locos? Es solo una simple niñita, si nos atacan no podra salvarnos, vamos a cruzar un bosque lleno de peligros, apuesto a que le tiene miedo hasta a una simple hormiga inofensiva.
El mercader más joven no parecía estar muy de acuerdo con mi presencia en el grupo, entendía su opinión, la verdad ni yo me sentia segura sobre mi futuro desempeño, si soy un poco débil y no tengo nada de experiencia, además un guía debe conocer bien un camino, las unicas veces que habia entrado al bosque era para entrenar y eso que no llegaba mas allá de un kilómetro, el chico me miro de reojo y sonrío burlonamente entonces se sento en el suelo y cruzo los brazos mientras cerraba sus ojos mordió su labio inferior y dijo.
-No me moveré de aqui hasta que traigan a un ninja de verdad.
-Ray, por favor no hagas esto. Recuerda que solo somos simples mercaderes, hasta mucho estan haciendo las personas de este lugar en poner a alguien que nos cuide, por favor levantate.
-Esta bien, no se preocupe señor.- Camine hasta el chico que no tenia más de veinte años y me senté a su lado, suspire levemente y volvi mi mirada hacia el. -Entiendo que pienses que al tratarse de una chica todo saldra mal, pero dejame decirte que no sera así, no permitiré que les ocurra nada malo, ustedes cruzaran ese bosque sanos y salvos.
-Dirás cualquier estupidez para que te crea, dime ¿Que me garantiza a mi que no eres una niñita llorona?
Guarde silencio por unos cuantos segundos mientras pensaba en cual podria ser la mejor solución, que debia hacer si queria que aquel chico confiara en mi como lo tenia planeado desde el primer momento, sonreí mientras clavaba mi mirada en sus ojos y sacaba una kunai de mi bolso trasero.
-Sí a alguna de estas personas les pasa algo malo, dejare que me cortes la garganta y en caso de que fuese a ti a quien le pasara algo, ellos podran hacerlo por ti.
Todos me miraron muy sorprendidos, boquiabiertos por mi resolución, no creo que aquel chico necesitaría otra prueba más convincente de que esaba realmente comprometida con esta misión y que bajo ninguna circunstancia me permitirá fracasar. El chico tomo la kunai y la guardo entre sus cosas, se puso de pie y me miro fijamente, como muy poco convencido de querer hacer ese viaje conmigo. Le sonreí amablemente y di unos cuantos pasos.
-Entonces andando, el viaje nos tomara un dia y medio caminando, si no encontramos ningun contratiempo.
Los tres asintieron aprobando mis palabras. Tome una de las maletas del mercader mas viejo y le ayude a cargarla mientras comenzabamos nuestro camino. La entrada al bosque estaba a tres horas de camino bajo un sol abrazador, comprobe los víveres de los viajeros y les dije que debían ahorrar el agua para cuando entraramos al bosque, al ser un lugar tan frondoso y amplio los rios suelen estar separados los unos de los otros por varias hectáreas, tomando en cuanta la importancia de la información que ellos manejaban y el alto costo de las reliquias que llevaban lo más probable es que nos atacaran bandidos o algunos ninjas que quisieran la información. Volvi mi mirada y segui caminando, llevando la guardia desde atrás estando completamente al tanto de todo lo que ocurría a nuestro alrededor, estando lista ante cualquier percance. Tardanos menos de lo esperado antes de adentrarnos al bosque, a pesar que dos de los mercaderes eran de una edad un poco avanzada caminaban a un buen paso, lo suficiente como para que nos tomara menos tiempo de lo que habia calculado para llegar al bosque. Lo mejor de todo era que a ese paso lo más posible era que al caer la noche ya nos encontraramos muy adentro del bosque.

Las llamas abrazadoras eran lo suficientemente calidas como para calentarnos a todos, incluso a mi que me encontraba un poco alejada del grupo. Observaba a aquel chico mientras jugaba con la Kunai que le habia dado unas horas antes, como si esperara el momento adecuado para usarla y acabar con mi vida. Suspire, sabia que aquello no era posible, no tenian a nadie más que les ayudara en caso de un ataque, además hasta los momentos todos estaban sanos y salvos, uno de los señores ya estaba comenzando a quedarse dormido mientras el otro pelaba una naranja y me la ofrecia.
-Por favor entiende a Ray, el es un poco desconfiado, sobre todo cuando se trata de kunoishis, tuvo una experiencia poco agradable en el pasado.
Tome la naranja y comencé a comerla mientras seguia observando al chico y divagaba en mi mente sobre las razones que lo llevaron a desconfiar en las kunoishis. Suspire y volvi mi mirada al señor.
-¿El es su hijo?
-No, es el hijo de mi hermana que también era mercader, hace un tiempo ella fue de viaje y pidió una escolta, le designaron una kunoishi, quizás un poco mayor que tu y con más experiencia, a media noche las atacaron y mi hermana murió, Rey estaba con ellas y dice que la kunoishi no fue capaz de mover un tan sólo dedo. Por eso no confia en las ninjas. Pero eso ocurrió hace mucho, el debió de haberlo superado ya, aunque los traumas cada quien tarda su tiempo en hacerlo. En fin ire a dormir, siento los pies un poco entumecidos.
El señor volvió al lugar donde estaba acostado su commpañero y se acomodo un poco cerca de este. Volvi mi mirada a Ray quien ya estaba empezando a quedarse dormido, suspire y con un pequeño jutsu de agua apague el fuego.

Aquel bandido se acerco suavemente, sin hacer un poco de ruido a mi y colocando una kunai en mi cuello hizo un corte de oreja a oreja. Ante la mirada perpleja de Ray quien se habia despertado segundos antes porque escucho el revoloteo de alguna ave nocturna. Sus ojos se abrieron como platos mientras el ninja se acercaba a el y le indicaba con el dedo que guardara silencio. Trago saliva mientras su cuerpo temblaba. Entonces escucho un sonido que venia detrás del ninja y vio como un tronco aparecía en el lugar donde yo estaba acostada segundos antes. Utilice la técnica Suiton: Mizu no muchi, esperando atrapar al bandido con el látigo, sin embargo tomo entre sus brazos a Ray y lo llevo consigo antes de que yo pudiera reaccionar a cualquier movimiento. Desde los aire el ninja lanzo un papel bomba el cual pude esquivar lo suficientemente rapido como para poder salvar a los dos ancianos que acaban de despertar.

Los dos hombres me miraban, con sus ojos llenos de tristeza y rabia, el tio de Ray me sonrió amargamente mientras su acompañante repetia que Ray tenia razón, lo unico que yo podia hacer era quedarme callada e intentar pensar un poco, que debia hacer abte aquella situación, Ray habia sido secuestrado, claramente debia ir tras el, pero entonces ¿Quien cuidaria a los ancianos? No tenia ni la menor idea de cuantas personas había en aquel bosque, quizad Ray solo era la carnada, algo que intentaban utilizar para atraer al pez gordo, pero ¿Cual de los dos era ese pez?
-Muy bien, esto es lo que vamos a hacer- Hice los seños de manos correspondientes y tres clones de agua aparecieron a mi lado, uno de ellos atrapo una pequeña ardilla que jugaba por ahí, mientras otro se preparaba para utilizar la técnica de Posesión de mente y cuerpo. -Debes averiguar donde esta Ray y cuantas personas lo tiene apresado- el clon asintió con la cabeza e hizo el jutsu.

Me volví hacia los señores y les sonrei intentando hacerles creer que todo estaría bien, luego les comunique que si querían salir del peligro lo más recomendable era que siguiéramos el camino, con el doble de rapidez en nuestros pasos, si nos quedábamos en un solo lugar iba a ser mucho más fácil atacarnos y no queríamos eso, un clon cargo el cuerpo del clon que había hecho la técnica y sin decir más nos pusimos en marcha, caminando un poco alejados del sendero para evitar ser encontrados. Media hora de camino logramos avanzar cuando el clon despertó, nos detuvimos un poco para escuchar lo que tenia que decir e idear un plan.

-Estan bastante cerca del próximo pueblo, como unas dos horas de camino. Son dos shinobis, al parecer uno es un novato y el otro es bastante fuerte. Están intentando hacerle hablar pero Rayos no dice nada, esta callado como una roca y los tipos esos están empezando a enfadarse. Creyeron que al atrapar a Rayos obtendrían la información más rápido, por ser el más joven, pero de no hablar vendrán por uno de ellos.
Aquello me aliviaba un poco, eso significaba que no tenían intenciones, por los momentos, de atacar a los ancianos. Así que lo único que tenia que hacer era ir a ese lugar, entretenerlos mientras los clones sacaban del bosque a los ancianos y traer a Ray conmigo. Quizás no fuese el mejor plan, pero a decir verdad era el único que se me ocurría. Di las ordenes a los clones quienes se pusieron en marcha al instante, mientras yo me preparaba para luchar. Los acompañe el resto del camino hasta llegar cerca de la guarida, una vez ahí me separe del grupo y me dispuse a ir hacia ahí.

-Si no hablas ahora mismo iremos tras esos viejos decrépitos.
El clon tenia razón, Ray estaba completamente callada, inmóvil, como si había perdido su alma de una sola vez, parecía no tener vida, los tipos no estaban usando la fuerza para hacerle hablar, parecía que su táctica seria el chantaje, pero Ray no reaccionaba a nada. Ni una tan solo pestañeo. Me sentí culpable y sabia lo que aquello significaría, eran dos contra una la batalla no sería nada fácil.
Suiton: Mizurappa
Antes de que los bandidos pudieran darse cuenta ataque, la técnica fue muy efectiva que ya que dio justo en el blanco, arrastrando a ambos shinobis entre los arboles, dándome el tiempo necesario para tomar a Ray y escapar del lugar, lo lleve conmigo lo más lejos que pude, en dirección al pueblo. El estaba inconsciente ya que también fue arrastrado por la gran ola, aunque viendo el estado de la situación era mejor que estuviese así, me seria más fácil protegerlo. Di un gran salto con Ray en mis brazos al sentir el viento cortante e una enorme lanza, Di no haberme movido hubiese traspasado mi cabeza, entonces la lanza de rocas comenzó a desmoronándose.
-¿Creiste que escaparías fácilmente de mi pequeña? Lograste acabar con mi compañero pero solo porque es un enclenque bueno para nada, sin embargo yo, yo soy un caso diferente
El suelo en el que estaba parada comenzó a moverse y un enorme río de lodo apareció de la nada inmovilizandome completamente mientras otra enorme lanza se dirigía hacia mi. Cerré los ojos convencida de que este seria el fin, justo cuando una patada desvío la lanza. Ante mi mirada perpleja, era Ray, quien había desviado el ataque y me había tomado entre sus brazos para sacarme del lodo. Lo mire fijamente sin decir nada, muy sorprendida y a la vez un poco aliviada. Acaba de salvarme de una, ahora era mi turno de salvarle a el.
-Debes huir.
-¿Que? ¿Estas loca?.
-Debes huir y pide esfuerzos, yo me encargare de el mientras tanto. ¡vete!

Ray obedeció a regañadientes, en cuanto a mi, no estaba muy segura si lograria salir de esta, sabia que ese tipo tenia mucha más experiencia que yo y que mi durabilidad en un combate no era muy extensa, aunque mi meta nunca fue salir con vida de ahu, sino lograr que los mercaderes llegaran a su lugar, aunque no diria nada bueno de mi que muriera en mi primera misión. El ripo rio a carcajadas mientras me observaba fascinado, como un leon a punto de atrapar a un gacela, lamentablemente yo no estaba dispuesta a morir sin dar pelea y el no estaba diapuesto a irse de aquel lugar sin un cadáver a su nombre. Ambos sonreímos y comenzamos a correr en círculos rodeando el paso del otro. El hizo una sucesión de sellos y la tierra comenzo a temblar mientras grandes picos salian de ella, salte lo mas alto que pude hasta llegar a una rama cercana, por lo visto el suelo no era un buen lugar para mi, tampoco podia apoyarme en usar clones si ya tenia a tres escoltando a los mercaderes y ese era mi limite. Otra lanza fue lanzada contra mi la cual esquive por poco, recibiendo una pequeña herida en mi brazo izquierdo. Salte entre los árboles para poder encontrar un refugió, un lugar estable donde pudiera pensar que hacer, por primera vez en mi vida me senti acorralada. Mientras oía a aquel tipo gritarme cobarde y que no le hiciera perder su tiempo. Sali de mi escondite y volvi a usar el Mizurappa, con poca eficacias, sin embargo no me detuve y aproveché el que el estuviera ocupado esquiando las olas para atraparlo con mi latico de agua, haciéndole chocar contra los árboles y provocándole un poco de daño, mínimo, pero lo suficiente como para ganar tiempo y correr hacia la dirección contraria de Ray y los mercaderes. Mientras corría escuchaba sus pasos muy cerca de mi entonces me di la vuelta y lo encaré.
-¿Vas a dejar de correr niñita?
Huce caso omiso a sus palabras y reutilice el Mizurappa, está vez el lo esquivó por poco, tan solo unas pocas olas lograron alcanzarle rozando su pierna izquierda.
-¡Dispersión!
En ese instante su pierna estalló y el cayó al suelo ante un gran alarido de dolor, tome una kunai y la lanze para clavarla justo en su frente y así, sin más preámbulos, luego haber dejado unos cuantos papeles bombas en los árboles más cercanos, a los que el deveria huir en caso de escape de uno de mis ataques, logre vencerle. Me puse de rodillas y por alguna razón que aun desconozco comencé a llorar.


Cuando desperte estaba en el hospital. Me levante y la primera persona a la que vi fue a Shin, me asuste un poco, eso significab que estaba en casa, sin tener la menor idea de como volví.

-Al fin despiertas dormilona.[,color]
-¿Como llegue aquí?
-Unos ninjas trajeron, creo que fueron tus refuerzos, te pondras mejor pronto, no tienes que reposar un poco, sera mejor que descanses, cuando despiertes hablaremos de tu misión.
Suspire e hice caso a las palabras de Shin, me acomodé de nuevo y me quede dormida.


Off::
Disculpa la tardanza esta semana es un caos para mi y la horografia, al no tener tiempo escribia cada que tenia un chance en mi móvil.
Yami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.