¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Entrenamientos.
Hoy a las 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Hoy a las 5:22 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 11:42 pm por Narrador

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Ayer a las 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Ayer a las 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Ayer a las 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Ayer a las 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Ayer a las 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Ayer a las 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Ayer a las 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Ayer a las 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Ayer a las 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

» Shinobi's Justice — [Afiliación Élite]
Jue Oct 19, 2017 11:48 pm por Invitado

» Sobre la tierra, bajo el cielo. ❁
Jue Oct 19, 2017 11:03 pm por Gakumon

» Un vistazo al pasado [Entrenamiento de Arma]
Jue Oct 19, 2017 9:25 pm por Yuna Amaru

» Pokemon Xion - Afiliación Élite
Jue Oct 19, 2017 4:27 pm por Invitado

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


A midnight - Misión rango D

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A midnight - Misión rango D

Mensaje por Shendo el Miér Nov 04, 2015 8:07 pm

Después de desplazarse hasta ese pueblo costero y acabar con el misterio de los robos de materiales del puerto Shendo debía de regresar con el pago hasta el lugar donde vivía en su pequeña cabaña, se podría decir que para la edad que tenía era alguien bastante extraño ya que llevaba varios años viviendo solo a las afueras de aquella aldea sobreviviendo con los pagos por realizar trabajos varios que no sería capaz de cumplir de no ser por el entrenamiento que había recibido de que era un niño, entrenamiento que le había ayudado a sobrevivir hasta ese día. A los oídos del pelinegro habían llegado rumores de que existía un sistema por el cual se clasificaba a los que habían recibido un entrenamiento ninja según su poder, esto no era algo que le quitara el sueño en un futuro próximo pero con la vista puesta más adelante no le hacía asco a probarse frente a otros como él y así ser reconocido con el consiguiente aumento de influencia que conllevaba un aumento de rango de ese tipo.

Shendo se había hospedado en una pequeña taberna que había en la aldea durante varios días ya que un pequeño temporal azotó la zona durante ese tiempo y le era bastante difícil abandonar el lugar sin ponerse en peligro. Después de varios días el tiempo mejoró y para el pelinegro llegó el momento de regresar, pero cuando el propio Shendo se disponía a abandonar el lugar un pequeño niño de la aldea se acerca a él.

– Señor hay unas personas que quieren hablar con usted – el niño señalaba a hacia la entrada de la aldea donde un grupo de personas que parecían no ser lugareños miraban expectantes esperando la respuesta del muchacho. Shendo después de avanzar pausadamente hacia el grupo de hombres el muchacho se dirige hacia ellos con un tono tranquilo y pausado - ¿Sobre qué quieren hablar conmigo? –

- Hemos escuchado de esta gente que te has ocupado hace poco de solucionar un problemilla que han tenido con unos ladrones - uno de los hombres con una espesa barba comienza a hablar dando a entender que era el portavoz del grupo - Y como sabrás los caminos no son seguros en estos tiempos que corren, los bandidos y ladrones son de lo más habitual, ¿querríamos saber si te interesaría escoltarnos al menos en nuestro viaje hacia la siguiente aldea que nos encontremos más hacia el interior del país? – de nuevo un nuevo encargo cuando apenas hacía unos días que había acabado de realizar el anterior, la verdad es que nunca había tomado varios trabajos de forma muy seguida ya que con lo que solía sacar por uno le era suficiente como para vivir por un tiempo sin tener que preocuparse de ganar más dinero - Voy a ser sincero con vosotros, no tenía pensado tomar más trabajos hasta dentro de un tiempo. Y este que me estáis encargando es distinto a lo que suelo hacer, porque según entiendo, debo encargarme de que tanto vuestra carga como vosotros llegue de una pieza a vuestro destino, ¿no? – los hombres asiente casi al unísono y siguen escuchando la respuesta del joven – Estaría dispuesto a hacerlo siempre y cuando estéis dispuestos a pagar una suma ligeramente mayor de lo normal – la cara de los hombres se tornaban cada vez más preocupadas con cada palabra del muchacho que sabedor de que si habían recurrido a él era porque no habían podido conseguir otra cosa había comenzado una renegociación del precio habitual que se solía pagar por una escolta, los hombres debatieron entre ellos por varios minutos mientras Shendo aguardaba por una respuesta sentado a la sombra de uno de los árboles que había en el interior de la aldea – Podemos ofrecerte 500 monedas y una de nuestras cañas con uno de nuestros manuales, ambas cosas valoradas en unas 300 monedas de manera conjunta, ¿qué nos dices? – Esta quizás era una respuesta totalmente inesperada por el muchacho que no había pensado que podrían ofrecerle algo que no fuera dinero.

– Mmm... está bien, si es así estoy de acuerdo, además yo también me marcho en esa dirección así mato dos pájaros de un tiro – el pelinegro sellaba el trato con un apretón de manos con el hombre barbudo que había actuado como representante de su grupo, tan solo tardaron en partir unos pocos minutos más lo que necesitaron para asegurar todo su cargamento en el interior un pequeño carro tirado por dos animales de carga que con paso lento pero seguro avanzaban sin quejarse.

Shendo había escuchado rumores sobre un grupo de ladrones que frecuentaba las rutas entre la costa y el interior saqueando a su paso todo lo que encontraban, el muchacho no se había encontrado con ellos en su viaje hasta esta aldea debido a que no había tomado la ruta convencional sino que había atravesado un gran bosque que bordeaba el camino principal, pero con el carro y esos hombres no sería una buena idea por lo que debían de marchar por el camino principal con las consecuencias que esto podría tener.

El pelinegro conocía de los peligros que habitaban esos bosques y cruzaban esos caminos pero no por ello se lo contó a las personas que escoltaba ya que el joven sabía muy bien que cuando alguien se siente inseguro no actúa igual que cuando no está preocupado por nada. Llevaban ya varios días cruzando ese bosque de grandes árboles y todavía no había señal de que fueran a ser emboscados – Parece que los rumores no eran para tanto pero nunca está de mar tomar precauciones, ¿verdad chicos? – el que iba en cabeza comentaba en voz alta a la vez que todos los demás reían a carcajadas, pero de pronto todos se quedaron mudos cuando vieron como justo delante de sus ojos un gran tronco caía cortando el camino impidiendo su avance a la vez que a su espalda sucedía lo mismo dejando el cargamento encerrado sin posibilidad de avanzar o retroceder.
– Ya están aquí... – el pelinegro prepara sus ojos para el combate, de entre las sombras de los árboles aparecieron varios sujetos tanto a cada lado del carro que transportaba el cargamento como a su espalda y al frente, en total eran seis cada uno con una especie de machete en sus manos con el que amenazaban a los mercaderes que ya no reían sino que guardaban un silencio sepulcral. Entre tanto uno de los asaltantes se dirige hacia el pelinegro que todavía estaba montando – Oye tú, baja del carro y ponte con los demás – al momento en que ese hombre miró a los ojos rojos del chico empezó a estar bajo su control - Matsu no Arashi – el bandido cae rendido al suelo presa de la ilusión provocada por el pelinegro, el sonido del cuerpo al golpear el suelo llama la atención de otros dos bandidos que rápidamente avanzan hasta el lugar donde se encuentra tirado el cuerpo de su compañero, de repente ambos se ven envueltos en una gran bola de fuego que aparece justo sobre sus cabezas desde detrás de uno de los árboles que los rodeaban – Gokakyu no jutsu – la explosión provocada por este ataque acaba de poner en alerta a los tres restantes que mientras que uno de ellos vigilaba a los comerciantes que habían tomado por rehenes los otros trataban de buscar al pelinegro entre todos los árboles que los rodeaban y avanzaban lentamente sin separarse demasiado el uno del otro dejando atrás y solo al que guardaba a los rehenes que pronto sintió como con un golpe seco a la altura de su nuca caía inconsciente debido a que Shendo había surgido de entre los árboles que se encontraban a su espalda.


– Quedaos quietos, me encargaré de esos dos y podremos continuar – con un tono de voz bastante tranquilo y pausado el pelinegro se dirigía hacia los comerciantes de cañas de pescar que asentían en silencio, cosa que no cambiaría el hecho de que ahora no disponía del factor sorpresa y debía de lidiar con dos oponentes en vez de uno y ambos armados.

El primero de ellos se lanza con un potente tajo a la altura del cuello del pelinegro que gracias a sus ojos podía leer fácilmente los movimientos de este y lo esquiva con bastante facilidad pero prácticamente y de manera simultánea a su espalda el otro lo ataca de la misma manera pero con su pierna izquierda como objetivo, a simple vista para los comerciantes podría parecer que el pelinegro lo tenga todo bajo control pero en realidad está siendo bastante presionado por esos dos ya que el combate cercano no es que fuera uno de sus fuertes.

– Debo de ganar algo de distancia... sino estaré en problemas – consciente de sus limitaciones el pelinegro llega a la conclusión de que debe engañar a esos dos para así poder aprovecharse de su potencia de fuego y poder acabar con ambos de manera simultánea. Poco a poco el pelinegro estaba siendo arrinconado contra una pared natural de rocas que parecía haberse formado por la acción de varios desprendimientos a lo largo del tiempo, cuando el pelinegro se encuentra contra la pared es atravesado por las espadas de sus rivales cayendo al suelo lo que hace que toda esperanza desaparezca del grupo de comerciantes... pero entonces en su lugar aparece un tronco de madera y de entre las sombras a la espalda de los dos bandidos surge de nuevo una gran bola de fuego que los deja k.o.

– Aquí tienes lo que te prometimos y gracias, sino fuera por ti ahora mismo no se que sería de nosotros – habían pasado varios días y ya habían llegado al lugar que habían acordado, los bandidos que habían sido apresados después de que Shendo se encargara de ellos habían sido entregados a la policía del lugar y el muchacho ahora sí y con sus bolsillos bien llenos marcha hacia su “hogar”.
Shendo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.