¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Tablón de Misiones | Hushika Kugutsu
Hoy a las 17:54 por Hushika Kugutsu

» —Red Ryō △ Jiran's Missions
Hoy a las 16:39 por Jiran

» [Viaje] De Lluvia hasta Fuego
Hoy a las 4:51 por Hitagi

» Mision
Ayer a las 22:13 por Hiro Uchiha

» A la grande la llamo mordiscos
Ayer a las 22:10 por Hiro Uchiha

» ¡Ingresando en nuevas Tierras!
Ayer a las 4:25 por Catherine

» Venenos Yusuke
Ayer a las 3:41 por Gakumon

» Genin I - Fūin: Kaihō Yōken.
Ayer a las 3:25 por Gakumon

» — Thunderous Freedom | Con Sukino.
Sáb 9 Dic - 21:25 por Lyd.

» (2ºExamen Jonnin) Declaración de guerra
Sáb 9 Dic - 18:19 por Uchiha Ōgama

» Viaje al Pais de las Aguas
Sáb 9 Dic - 17:29 por Dastan O'Donnell

» Katana (Progresiva
Sáb 9 Dic - 16:07 por Gakumon

» Red Road || Técnicas
Sáb 9 Dic - 12:55 por Gakumon

» Misiones| Hikarime
Sáb 9 Dic - 3:56 por Uchiha Sukino

» No corta el mar, sino vuela { + Pao & Dastan}
Sáb 9 Dic - 3:31 por Uchiha Sukino

» —Crimson Knife △ Jiran's Dices
Vie 8 Dic - 22:51 por Loremaster

» Una nueva sugerencia para el Fuin.
Vie 8 Dic - 22:18 por Yabuki Joe

» Three sun's dawn. — Encounter. —
Jue 7 Dic - 20:36 por Yottan

» Misión de rango B: Protect the brutal slaughterer.
Jue 7 Dic - 16:14 por Yusuke

» Ficha Hiro Uchia
Jue 7 Dic - 15:30 por Ichimaru

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Destinos...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Destinos...

Mensaje por Gouki el Mar 10 Nov - 5:27

En un apartado paraje ya avanzado de criminalidad, donde la idea de aquilatar el paisaje y recoger los recuerdos de la mocedad ya no tiene cabida; donde el solo caminar por los bosques requiere un cuidado constante de cubrir con una mano el bolsillo, yo abría mis ojos recordando mis pasiones, las que alguna vez tuve, las que creía incólume a desvío, pero que ahora estaban sepultadas bajo la aridez que depara la vida. Con practicado descuido, cerré los ojos y ayunté los minutos de sueño que fueron posibles antes de que restada me fuese la oportunidad, y el horario demandase de mi cabal atención, aplicada en toda su extensión, para asegurar la agenda que por defecto me ataba como ninja.

Esta es tierra de continuidad y método, donde el tiempo es reglamentario y los criminales se encargan de echar por el suelo el mismo orgullo, cuando no la sangre, de los que se disponen a defenderla. Quería mas poder, y poder ganado de un mapeo de estrategias, bienes, personas, tiempo; la correlación entrada y salida de la villa, las medidas tomadas para preservar lo mio, para mejorar la efectividad de la estructura, honrando el odio de la gente como si fuese una extensión del respeto. ¿De qué es capaz si no hay conflicto? Eso solía decir mi padre. La gente trabaja más cuando alimenta algún rencor y yo necesitaba uno. Se necesita alguien férreo, que lleve el intelecto a la inteligencia. No se puede ser indulgente. No ser el ciego guiando a otros ciegos; sin que sea traición, con prudencia. Esa era la realidad de mi padre; misma que defendió hasta la muerte, donde sus enemigos internos se acercaron como gallo que esconde espuela, y disfrutaron de ese silencio, de esa intempestividad, y bueno, doblegado ante filos de mi propia maldición, no había algo que se pudiese hacer.

Pero si hoy pienso todo esto, sumido en mis recuerdos, cavilares enmascarados en lo inefable, envuelto en mi docilidad, deliberando para mis adentros y haciendo interrogar el pasado, es porque no me conformo con la forma en que quedaron las piezas en el tablero. Hay algo agazapado, una estocada de desencanto que arde en mi costado, algo presagia innumerables aconteceres en esa creciente oscuridad que arropa los bosques tibios y húmedos. Siento una vibración reconfortante en el corazón, y eso me ayuda a contener mis impulsos de huida. Miro hacia abajo, al palmo de tierra en el cual yacen mis pies, tierra donde fue enterrado. La gente estuvo muy en contra de que lo enterrasen en el país del fuego, a saber por qué; así de vistosa era la cicatriz que había dejado. Pero al final la parcialidad legislativa se inclinó a favor del cuerpo de mi padre, atenuando la gravedad de sus pecados con la aseveración de que seguía siendo un ciudadano del fuego.

A estas alturas, ya era probable que se convencieran de dejar ir el pasado, pero al parecer verme parado en terreno que para ellos era mas que azaroso, avivaba las llamas de la ira que gesta desde hace años. Sin mas, mis pasos terminaron por llevarme hasta un lugar menos sombrío, donde la tétrica luz de la luna besaba con sutileza el espacio raso, sin árbol mas que humedecidas hierbas en el suelo. A la izquierda en el terreno, montículos de tierra ensangrentados, agujeros sombríos que como trampas buscaran ahogar las piernas de quien caiga en ellos, estacas filosas teñidas del carmesí que ya perdió su brillo. El aire arrastra el hedor de mil batallas, del miedo a la muerte. Hay cadáveres allí, en la oscura caída que me rodea, gusanos se alimentan de los débiles, el hedor que despiden se monta en el carruaje seco del aire, que acaricia las cruces de los muertos allí abandonados, que llega hasta mis orificios nasales como fragancia del olimpo. Mis manos se abren de par en par, mis ojos se cierran con lentitud...

-Abrázame oh, oscuridad. Protégeme, penetra en mi ser como lo has hecho en esta jaula, ayúdame a combatir, como lo haces tú contra la luz que busca apocar tus encantos.- y así, aguardo entre el seno de su suerte, con la esperanza de ser guiado por las sombras hacia el éxito.


Última edición por Gouki el Dom 29 Nov - 23:03, editado 2 veces
Gouki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Destinos...

Mensaje por Natsu el Mar 10 Nov - 6:06

El chico peli rosado aquel día había quedado en ir al bosque a entrenar en al noche, ya que en la noche no había nadie por hay, solamente la soledad eh la oscuridad de la noche la cual no estorbaba para mi entrenamiento aunque si alguien apareciera en aquel lugar podía ser peligroso pero no le temía nada, por si acaso tenia mis taijutsu para poder defenderme, aquel chico peli rosado tenia chaleco como siempre eh un pantalón negro con el cual andaba siempre, eh por supuesto sus kunai y shuriken, como siempre su velocidad era algo muy útil en su entrenamiento siempre dejaba una marca en los arboles que golpeaba para saber que por hay ya había pasado, el chico seguía corriendo por el bosque hasta que que anochesio, se quedo mirando la luna por un rato, hasta que deicidio correr de nuevo

Al pasar unos minutos corriendo escucho unos ruidos los cuales le parecieron extraño así que siguió con sigilo esos ruidos quería saber de donde provenían esas ruidos, estaba preparándome mentalmente por asi caso tenia que luchar, pero mientras mas me acercaba mas me emocionaba ya que si tenia que luchar usaría las puertas, pero al acércame lo suficiente note que era un chico por el cual me el acerque y le mire-hola mi nombre es natsu, mucho gusto-como siempre la educación era primero asi que lo salude muy tranquilamente como siempre esta muy relajado quería ver que tipo de persona era aquella persona
Natsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Destinos...

Mensaje por Yami el Mar 10 Nov - 23:45

¿Porque lo había hecho? ¿Realmente soy tan cruel? Había pasado ya un tiempo desde que fui adoptada por él Feudo y puesto bajo los cuidados de Shin, durante todo ese tiempo lo único que ella hizo fue preocuparse por mi, velar por mi, tratarme como si fuese su propia hija, darme los consejos que necesitase de lo que se tratase y después de todo eso la había tratado como lo hice ese día.

Tenía mis razones, yo tenia derecho a saber como había llegado hasta aquel lugar. Pero ella insistía que en que debía dejar él pasado en él pasado y que debía dejar de preocuparme por él, sobre todo porque no puedo recordarlo. Pero para mi aquello no era suficiente. Quería saber más, quería saber sobre mis pesadillas. Sobre los recuerdos borrosos que venia a mi cabeza de vez en cuando. Ella seguía insistiendo que no le dijeron anda. Que si era cierto que monjas especializados en la materia intentaron entrar a mi mente. Pero que ella no sabia nada sobre él asunto. Yo me sentía traicionada, sentía que ella sabia más de lo que decía. Pero no estaba segura como hacerla hablar. Por ello me enoje mucho. Suspire.

Recordé su expresión, la forma en la que me miraba cuando le grite. Estaba tan enfadada que no recuerdo las palabras que use, pero algo que no voy a olvidar es la expresión de su rostro. La forma en la que me miro y su suspiro de decepción que me hizo sentir tan culpable, tanto que salí corriendo del lugar sin siquiera detenerme a pensar en reacción que mis palabras pudieron haber tenido en ella. Suspire de nuevo, mientras limpiaba él sudor de mis mejillas. ¿Realmente era sudor?

Me decidí por encontrar un lugar como donde poder pensar. Quería meditar un poco, pensar muy bien las palabras que usaría cuando me enfrentara a ella de nuevo. No estaba segura si una simple disculpa serviría de mucho. Me senté en la rama de un gran árbol  recostando mi espalda en él trocó, me estire un poco y suspire.

De cierta forma me sentía un poco cansada. No sabía cuanto tiempo había transcurrido desde que deje él pueblo. Cuanto había avanzado  que tan adentro él bosque estaba. Suspire de nuevo.

Quizás estaría ahí hasta que me sentiría un poco mejor o pasaría la noche en aquel lugar. No quería enfrentar a Shin. No me sentía con en valor necesario. Cerré mis ojos. Quizás solo tenia que descansar un poco y regresar como si nada hubiese pasado. Suspire de nuevo y me quede profundamente dormida.

-¡Yami Corre!
-¡Mamá!

Grite cuando me desperté de golpe. Perdí él balance sobre la rama y caí al vacío. Lo único que recuerdo es que fui incapaz de moverme, caí al suelo. Cuando reaccione note que estaba frente a un par de chicos. Los mire fijamente mientras sentía como mi cara se calentaba y ponía roja.
Yami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Destinos...

Mensaje por Gouki el Miér 11 Nov - 1:20

La ascensión que transmite una provocación, sea voluntaria o involuntaria, es susceptible a nivel enfermizo a con una propensión del veneno de las almas agusanadas. Cuanto no se remedia, se fractura, todo a vocación de jerarquía. Sentimientos de gratitud que suelen ir del ataque del puñal del campesino ignorante hasta la ironía mas macabra del día a día. Producto de mezclas recientes, exhibiendo virilidades y sentido de cohesión a con el humus, la tierra. En cercana brevísima, con las descendencias del amor que busca refugio, la esperanza que abandonamos en nosotros mismos, el odio que crece en fuegos de la carne y el castigo que la soledad alumbra, flotante, fluctuante; me sentí explicar los orígenes ante los ojos, un desorden de sensaciones que eran sustancialmente verdaderas y al mismo tiempo, poniéndolas en tela de juicio, parecían más una tradición acendrada que proveía de una inalienable razón de ser y pertenencia.

Poniendo los engranajes de mi mente en tamaña hazaña, me sentí despedir un vapor blanco entremezclado con los vientos que traen partículas de distintos olores sobre las diversas avanzadas. Observé como el viento culebreaba y se enredaba en melena por sobre mi cabello. Rebeldía escondida, mil ojos apagados. Inicié la trayectoria de vuelta a mis aposentos mentales, caminando lento por el terreno, aliviado de las ideas que arriesgué a la tremolina de los remolinos. Sin embargo, con la tirantez que trataba un descalabro, escudriñando la hondura de mis propios sentimientos, me sentí bullir encendido de una luz en la tenaz oscuridad del lugar. La luna se asomaba siempre en aquel espacio pintoresco, y en movimiento lento pero seguro, como impune marca del paisaje, el calor oprimente huía ante el asedio de este nuevo dominio que asomaba ensayando a las defensas neuróticas que se obstinan por alterar la realidad y voltejear la temperatura.

Nada es casualidad en el mundo, acción y reacción, esa es la ley suprema que nos rige a todos, insectos, animales, humanos... dioses. Encerrados como perros por aquella estructura de piedras y rocas, de maderas antiguas decoradas con mil nombres escritos, nombres algunos que fueron olvidados; y otros, aún hoy día permanecen en la memoria de muchos, como huellas impregnadas en sus mentes. Si bien algunos destinos en el pasado se encontraron, parece una rutina de los mismos volver a hacerlo en el presente; y es que, precisamente, mi camino se cruzaba con el de aquella aparición bajo los efectos de la luna. Tan solo escuche el nombre del chico, quien sin temor jugaba a presentarse de manera respetuosa. Mi rostro cubierto por aquella oscura mascara se giro de forma espectral hacia el lugar de la voz; y el sonido del viento fue mi única respuesta, una silenciosa brisa que cubría todo el paisaje. Y luego, a mi derecha, el sonido de las hojas revelaban una nueva aparición. En aquella escena nocturna, los implicados parecían haber huido de algo o alguien, pues la noche ya estaba en su mitad; y que yo sepa, solo los demonios se aventuraban libremente en sus dominios. Aguarde silencioso con la mirada fija en la fémina, esperando impaciente escuchar siquiera el sonido de su voz.



Última edición por Gouki el Dom 29 Nov - 23:04, editado 1 vez
Gouki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Destinos...

Mensaje por Gouki el Dom 22 Nov - 19:43

Y la voz de ella nunca llego a los aposentos de mis oídos. Ella tan solo permanecía allí, cual estatua caída sin romperse, iluminada por los destellos de la madre nocturna: la luna. Hogaño disgustado fruncí el ceño bajo la oscura mascara, de la serenidad a la implacable ira deje escapar mi alma. Mis ojos se giraron al compás de mi rostro, buscando ahora atravesar al chico con una mirada desquiciada que lanza maldiciones.

Como la termita alada que busca la luz, o como la intrépida rata que se acerca a la serpiente, así se había acercado el desconocido hasta mi posición. Un metro nos separaba, un metro de oportunidades en juego, donde la vida y la muerte se baten por eso que llaman victoria. Como una antorcha que se enciende por una fuerza desconocida y brutal; así encendí el poder maldito de mi espíritu para liberarle de aquellas paredes mías, de carne, huesos y sangre corrompidas. Como una bomba al estallar la energía fluyo hacia afuera: Yamtom le llamaban. Una energía desconocida para la gran mayoría, una energía caótica que solo busca saciar su incontrolable hambre. Avanzaría para envolverle y abrazar su carne, se extendería buscando la vegetación y la tierra, alimentándose, creciendo en tan vil acto de destrucción vital.

En el acto de la liberación energética haría mover mis piernas hacia la derecha, un pronto recorrido a toda marcha para alejarme un metro y salir de la linea en la que en un principio estuvo mi posición con respecto a la de aquellos dos, de manera que con el acto podría tener una visión mas beneficiosa para al menos no ser sorprendido. Tras inhalar el aire de la noche y concentrarlo en el pecho, una oleada de energía destructiva emergería desde mi boca cual dragón que expulsa el fuego para consumir a sus enemigos, violenta avanzo hacia el destino otorgado. De no hacer algo en el próximo segundo, aquella propiedad Yamtom-Katon impactaría de lleno en el pecho de aquel chico llamado Natsu. Antes le había escuchado hablar, ahora deseaba en lo mas profundo de mi ser escucharle gritar en el mundo de la desesperación.

Quizás se pregunten ahora el "por que" de mis acciones. ¿Había algo, alguna razón lógica de tal acto?. La respuesta es un no; y un si. La respuesta radica en mi maldición, en mi personalidad cambiante, las emociones que no logro obtener siempre me hacen hacer cosas como estas... Claro, sabia que si escuchaba la voz de ella, me provocaría algún éxtasis mágico, y todo debe estar equilibrado, ¿No?. Ahora pues, el éxtasis seria provocado con una muerte, con los gritos del dolor ajeno, con el observar de mi propia maldición consumiéndolo todo. Si, admito que me encanta la sensación que produce ver todo aquello, el fuego carmín avanzando para envolver la carne y consumirla hasta volverla nada. Lo que a mi lado unos segundos bajo mis pies era vida con la forma de hierbas, ahora solo eran polvo negro, así de insaciable era el Yamto.

Ella, alejada unos ocho metros de mi y de todas mis aspiraciones, ¿Aria algo en mi contra? ¿Defenderían sus manos a quien había tomado como mi presa? ¿Intentaría arrebatarme el lujo de sentirme pleno? De ser así, eso la haría menos humana y mas como yo, un animal que sigue su propio instinto y que no se preocupa por los demás...



Aclaración:
Han pasado ya varios días, así que me doy la libertad de actuar en mi propio beneficio. No es nada personal, es cuestión de rol. Natsu, nunca pusiste a que distancia estabas de mi, así que me tomo la libertad de ponerlo yo.
Acciones:
Aliento Dragón: Ikiryu  ドラゴンブレス
Tras concentrar Yamton, el usuario lo concentra con su naturaleza elemental. Como algunas técnicas de la naturaleza, el usuario inhala cierta cantidad de aire para luego, inclinándose hacia adelante exhalar una gran llamarada que arrasa con todo a su paso hasta una distancia de siete metros. A diferencia de otras técnicas del elemento, esta técnica no utiliza sellos de manos. Como el dragón que expulsa el fuego por su boca, Gouki hace avanzar la llamarada continua hacia adelante, pudiendo desviarla en esa distancia máxima de alcance hacia cualquier dirección. El daño dependerá de la graduacion mas alta disponible.
Gouki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Destinos...

Mensaje por Kohaku ~ el Dom 29 Nov - 23:52

Debido a la falta de respuesta del usuario Natsu, se dan por hechas las acciones de Gouki, por ende, este muere.
Kohaku ~
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Destinos...

Mensaje por Gouki el Lun 30 Nov - 18:31

Por el éter invisible, por el aire seco y oscuro de la noche avanzaba violenta la maldición infernal, un regalo de la muerte y la magia del mundo. Y todo era consumido a puras cenizas por aquel carmín nebuloso, ¡Pobre de los insectos que se le atravesaron en el camino! pues su destino había sido la eminente muerte. Así pues, aquella pura energía envolvió a quien había tomado por adversario, indefenso ante el ataque inesperado no pudo hacer nada para evitar el destino que la noche le había preparado.

Fueron los gritos de su dolor un fino concierto a mis oídos, y sus movimientos vanos por apocar el infierno sirvieron de un oscuro espectáculo entretenido a mis encendidos ojos, encendidos hogaño de un éxtasis enrarecido que no puedo describir con palabras. La energía se había desatado, había probado hasta consumir todo a su paso, como la carne de aquel que había abrazado hasta causarle la muerte. Y ya cuando no quedaba vida en el cuerpo del shinobi, todo fue silencio; y la luna, aun seguía observándome sin extrañarse.

Un egregor se podría decir que era la energía que habitaba en mis entrañas, un ente consciente, insaciable, sediento, hambriento. Incline la cabeza hacia la izquierda mientras veía el cuerpo desplomarse hacia el suelo, yo aun estaba insatisfecho, como el Yamton que bailaba inquieto en la atmósfera. Suspire y alce el rostro hacia la luna, y luego mis ojos se desviaron hacia la gallarda fémina en silencio.

Camine con cuidado hacia ella mientras el Yamton avanzaba conmigo, pidiendo a gritos el cuerpo de ella. Luego escuchaba, con el sonido seco de mis pasos el himno nocturno y eterno de los grillos. Cinco metros fue nuestra distancia cuando detuve mis pasos. Y la observe detenidamente bajo la sombra del árbol, sus ojos, sus caderas, el tono de su piel y el grosor de sus labios. Sus cabellos se asemejaban a una cascada de oro; y sus ojos eran el gemelo azul del cielo en plena mañana. Como la primavera, ella era hermosa.

-Si no vas a decir nada, entonces al menos gritaras. El fantasma de aquel que ha muerto encantado te escuchara; y yo por igual me regocijare con el tono alto de tu voz. Ahora, canta...- y fue entonces cuando alce la diestra hacia ella.

El yamton avanzo en busca del alimento: su chakra. Viajaría cual espectro en su baja graduación para envolverla cual fuego a la cerilla. De la misma manera, tras una breve concentración en tres partes del Yamton, haría que el color se intensificara mas de lo normal. Pequeños destellos rojizos buscaban asemejar el brillo de la luna en un rojo neón que, al llegar a ella y, tras un cerrar del puño, haría detonar como si de notas explosivas se tratase. Mi mirada estaba envuelta en la locura y mi corazón palpitaba con prisa. Mis células saltaban de alegría con cada dosis de éxtasis ante la idea de escuchar otros gritos, ahora provenientes de la voz de la fémina desconocida. Ella, quien no defendió al chico, ¿Se defendería al menos a sí misma? ¿Buscaría ahora, de alguna manera, entorpecer mis intenciones?


Acciones:
Destrucción: Hakai 破壊
Sin la necesidad de sellos de manos, el usuario extiende su mano hacia el frente y, cerrando su puño, hace estallar una porción del Yamton como si de notas explosivas se tratase. Esta técnica también es útil para ser combinadas con otras técnicas que utilicen el propio Yamton. Otra utilidad de esta técnica es la de imbuir un arma con el Yamton, para luego hacerla explotar, liberándose una potente onda de Yamton que dañara a cualquiera que tuviese en un radio de siete metros de la misma. (El daño dependerá de la graduación disponible en ese momento)
No obstante, tan solo es capaz de hacer estallar acumulaciones medianamente grandes de Yamton, que a simple vista, puede detectarse bajo el aspecto de esferas rojizas y ligeramente brillantes entre las técnicas de Gouki. Siendo capaz el mismo, de colocar cierta cantidad de acumulaciones entre sus técnicas (O alzados) para después detonarlas. El numero de acumulaciones que es capaz de diseminar es el mismo que las veces que le es posible hacer estallar algo, ambas reflejadas en la tabla de progresión.
Gouki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Destinos...

Mensaje por Yami el Lun 30 Nov - 20:26

Aclare mi garganta mientras repasaba en mi mente como debía actuar, interferir quizás no era una buena opción, por lo que simplemente me puse de pie y mire el cadáver del chico que yacía a unos metros de mi. Había presenciado algo que sin duda alguna no era de mi agrado, pero el hecho de que no me gustara no significaba que reuniese el valor necesario para actuar y hacer algo. desde cualquier punto donde lo viese la situación no estaba para nada a mi favor, no habían fuentes de agua cerca para poder defenderme, mis jutsus de clan no pasaban de ser sensoriales y posesión de cuerpo, algo que podría ser efectivo pero a la vez muy mortal de no funcionar.

No pretendía darme el lujo de morir en ese lugar cuando a penas tenia poco de tiempo de haber retomado el mundo ninja, ademas, aunque me había peleado con ella, no quería que Shin se preocupara demasiado por mi. No sabia si aquel tipo me lo permitiría, no tenia mucha oportunidad, por lo que simplemente saque una kunai en caso de que la necesitara y me di la media vuelta para poder huir saltando entre los arboles y así alejarme lo mas rápido que me fuese posible del lugar. Aun no era mi tiempo de morir, tenia demasiado cosas que hacer y sabia que no era rival para ese tipo, no solo por sus tecnicas tan raras y espeluznantes, también por que sabia que era débil. Rogaba que ese ti[po no viniera tras de mi, que me dejara en paz, eso era lo que mas deseaba.
Yami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Destinos...

Mensaje por Gouki el Vie 4 Dic - 1:58

Y ella había llegado para alterar el instante, su silencio parecía apaciguar con sus mudos labios a las mas fieras almas. La miraba, embriagado con el licor de la suerte. Me había acercado lleno de curiosidad hasta los cinco metros solo para verla mejor y que ella me viese. Me sentí sacudido por algún extraño y discordante sentido de regocijo tras la avanzada de mi maldición y la forma temerosa con la que la gallarda sacaba su arma. Tan suave, tan furtivamente me envolvió el éxtasis que apenas pude determinar su llegada. Mientras rememoro lentamente ese instante portentoso, me parece que debe haberse originado con mi primer vistazo extrañas huellas de emociones.

No me quedaría quieto. Una funesta y maligna influencia que parecía provenir de mi propio ser hizo que me aferrara con magnética fascinación a tal belleza humana. Mi mismo ser parecía cargado de electricidad estática y sentí mi cuerpo tensarse involuntariamente. Mis ojos encendidos intentaban traspasar su mente a través de sus ojos; y leer el secreto mensaje que ocultaba, su huida. Mi corazón dio un repentino salto de júbilo impío batiendo contra mis costillas con fuerza demoníaca, como tratando de librarse de las acotadas paredes de mi caja torácica, en vano sus pasos, a la nada probablemente la llevarían.

-¿A donde vas, mi doncella.?- susurre apenas con voz metálica, cargada de un tono misterioso.

¡No huyas! ¡Regresa! exclame en vano, observando como su fémina figura desaparecía entre la malesa, perdiéndose entre las sombras de aquel bosque encantado.

Y de nuevo la quietud. Y de nuevo el viento de la noche me acaricio los oídos con su frío aliento, susurrándome en el alma, burlándose de aquellas emociones mías: diciéndome que ya la había perdido. ¡Y de pronto estalle en ira! Proporcione golpes al aire maldito, una patada, dos trompadas al invisible viento... y ya cuando me había vencido, cuando la conciencia me había golpeado para volverme a la realidad serena, suspire y mire al brillante cielo y sus estrellas con la madre luna. Y fue en un breve suspiro, cuando el Yamton volvió a la calma y al encierro.

Me di la vuelta lentamente. Camine con calma hacia el cadáver y, cuando estuve frente al inerte cuerpo, observe como la carne había sido corrompida: la sangre se había vuelto negra; y la piel carcomida por las malignas llamas imitaba la oscuridad de las sombras. Solo el liquido degenerado entre la carne, que emanaba aun caliente, podía reflejar la belleza de la luz del cielo. Revise entre las prendas y tome lo que había, armas y unas cuantas monedas. Cargue el cuerpo entre mis hombros y avance hacia el este, alejándome cada vez mas del país del fuego.
Gouki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Destinos...

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.