¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Construcciones improvisadas
Hoy a las 11:56 am por Kaile Kaguya

» Arsenal de Killian
Hoy a las 7:30 am por Killian Kugutsu

» NPCs de Killian: Darion Kugutsu
Hoy a las 7:28 am por Killian Kugutsu

» C: A Darker Shadow.
Hoy a las 1:54 am por Saab Nara

» Hostile Negotiations ▌feat. Aaron & Killian
Hoy a las 12:14 am por Kakuja

» Tablón de Misioes de Polka
Ayer a las 11:26 pm por Polka Uchiha

» Evils Spirits ► Polka Uchiha
Ayer a las 10:58 pm por Polka Uchiha

» Do you like my ship?
Ayer a las 7:39 pm por Selene Bokushi

» Children of the wind
Ayer a las 7:02 pm por Arashi Tessen

» A Spot of Rebelion
Ayer a las 6:48 pm por Arashi Tessen

» Misión de Rango C: Lake's Beast / Polka Uchiha
Vie Jul 20, 2018 11:30 pm por Polka Uchiha

» Ficha de Matachi
Vie Jul 20, 2018 7:32 pm por Matachi Hyūga

» Gone with the Wind | Encargos.
Vie Jul 20, 2018 3:42 pm por Gakumon

» Plebs with no ground
Vie Jul 20, 2018 12:54 pm por Kagetane

» Works | Kemonodonna
Vie Jul 20, 2018 11:35 am por Umeoshi

» I have a small problem [Akkarin]
Vie Jul 20, 2018 11:33 am por Akkarin

» No todo es como uno espera que sea.
Vie Jul 20, 2018 3:35 am por Samekage

» Looking for relevant information.
Jue Jul 19, 2018 11:00 pm por Hansha Yamanaka

» Headless; priv. — Magiwa & Umeoshi
Jue Jul 19, 2018 5:40 pm por Magiwa

» Usuarios Narradores 2.0
Jue Jul 19, 2018 1:46 pm por Aaron Sureddo

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


[La mar]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[La mar]

Mensaje por Lira el Miér Nov 25, 2015 9:16 am

Algunos creerían que la zona costera sería arena, sol, calor tropical o incluso un área prospera para la comercialización entre las naciones, un lugar donde la industria y la economía tendría buen pie para florecer. Pero no. Era todo lo contrario: el sol calentaba incluso varias veces más que en pleno desierto, y ahora que no estaba el aire salado resecaba la piel tanto que lastimaba, congelando con solo un soplido. Los barcos eran antigüedades ancladas cerca de pasarelas de madera en mal estado y el oleaje era tremendo a causa del temperamento salvaje de la noche.

–No hacía falta que me siguieras. – Lain estaba inaccesible a lo que Lira pudiese decirle. Desde lo que había pasado en las montañas, su amigo y mano derecha no se había apartado de su lado. Agradecía el gesto, pero hubiera preferido que se quedara con el resto de la tripulación, allá en la capital del país.   –Doces personas son demasiadas como para dejarlas sin timón. – Lain siguió caminando, como si la pelirroja no hubiese dicho nada. Era malgastar el tiempo y aliento. Llevaban ya mucho tiempo en la obra  el paliblanco de su compañero no soltaba la lengua. Era un hueso duro de roer.
Lain, aparte de todo, se negaba a hablar con Lira. Había estado en contra de que saliese en una nueva embarcación. Con  suerte la pelirroja había salido con vida luego de ser reclutada para la guerra, sin embargo, eran los trabajos mejores pago y no podían privarse del dinero.

Estuvieron solo un momento sentados, cuando el grupo que había contratado apareció, allá a lo lejos, apenas notándose, poco después un desconocido bastante maltratado se les acercó. Para su grata sorpresa, los desconocidos parecían estar de buen humor y se quedaron allí a la espera de hacer nuevas amistades. Un poco irritada, Lira se tragó sus palabras y los mandó a trabajar correctamente, como una dama. O lo que ella entendía por dama. A aquellas horas del día, el aire apenas susurraba en la tierra. Eran tan escaso, justo cuando tanta falta le hacia a los seres vivos. La humedad subió de golpe, volviéndose tan densa que, sumándole el calor abrazador, viciaban el aire hasta el punto de sofocar los pulmones, dificultando hasta el simple y vital hecho de respirar. El cabello se pegaba incómodamente al rostro y a cada centímetro de piel que se encontrara descubierto, perlada por el sudor. El duro trabajo que estaban haciendo no ayudaba, pero era una efectiva manera de alistar el cuerpo.

El barco bajo ellos era un gran navío que, desde el anclaje, no se había movido del muelle. Sin embargo, los años de experiencia de la pelirroja supieron tratar bien a aquella imponente criatura que ahora un grupo de contratados estaba poniendo en forma para zarpar. "Solo será un pequeño viaje para trasportar mercadería. Nada importante." Se repetía una y otra vez para aplacar el nerviosismo y mantener la compostura frente al moreno que la miraba reprochante. -Solo hay que esperar a nuestro compañero ¿Verdad? - Lain asintió sin emitir sonido, alejándose de la proa, dejándo a Lira sola con su soledad.
Lira
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [La mar]

Mensaje por Itazura Sennyukan el Vie Nov 27, 2015 6:01 am

Era momento ya de prepararse para su retirada del país. — Toca nuevamente levantarme… que flojera… — se dijo a si mismo mientras se levantaba con pocas energías. Su mirada estaba caída, ojeras oscuras eran situadas por debajo de sus brillantes orbes azules. Antes de procurar hacer lo que sea realizo sellos de manos y poso sus manos en el suelo, del mismo empezó a alzarse lentamente una cúpula de madera en la que eventualmente Itazura entro. Tras unos silenciosos segundos salió de la misma con una nueva forma, un ser completamente nuevo había surgido; Un nuevo papel que interpretar. — ¿Quién seré hoy? — se preguntó de forma literal mientras observaba su nueva apariencia.

El joven al que había copiado era una sombra de su infancia una familiar bastante molesto que ahora lograba servir para algo, cubrir la fama o infamia que pueda ganar el Senju durante su travesía, algo útil que bien se le podría agradecer. Cabellera acortada y rojiza, semblante claramente alegre y/o atrevido, de orbes verde claro y una constitución delgada, carente de musculatura a simple vista. — Supongo que ahora me largo antes de que se haga tarde. — razono mientras deshacía la esfera de madera que se hallaba en el suelo haciendo que se desvaneciera al funcionarse con la madera en el suelo. Luego de todo aquello preparo sus vestimentas, su arma la colgó de sus costados en el cinturón que poseía y algunas armas más que quedaban a simple vista; como sus Sai y Navajas, objetos que no incomodaban en sus costados por lo que podría llevarlos sin ser inconvenientes.

Empezó entonces su travesía dirigiéndose hacia la entrada de la capital donde se encontró con el hombre que debía de escoltar. — ¡Hey! ¿Es usted el Señor Saichiru? — dijo dibujando una sonrisa ingenua que no serviría para más que ser infravalorado. — Si ¿Vienes por el trabajo, eh? — El pelirrojo asintió  enérgicamente tratando de mantener una actitud positiva como parte del plan de su actuación. — Vamos entonces que no quiero dejar la mercancía sin inspección. — tal hombre aparentaba tener pocas cantidades de dinero con una forma de vestir bastante humilde y sin embargo se era de saber que se mantenía como uno de los principales comerciante de su país, algo realmente importante o así lo querían hacer sentir.

Atravesaron los caminos del bosque una larga travesía que al final los dejo por fin llegar a las costas del país sin ningún contratiempo innecesario. — Estamos aquí ¿Esa es su embarcación? — agrego el joven Senju señalando a una gran barco en el que aun se veía en proceso de carga, aunque estaba por terminar. — Si, estamos listos. Vamos. — pero de aquí algo inesperado estaba sucediendo. — Pero yo… ¿No era hasta aquí la escolta? — el hombre giro la mirada hacia el que le interrogaba, su rostro reflejaba descontento y al mismo tiempo la misma medida de desconcierto que el contrario. — No, me acompañas al país del agua. Sígueme si quieres el dinero jovencito. — en ese momento Ita quería partir, no ganarse el dinero o quizas matar al tipo, pero no era ninguna conveniente y el dinero le esperaría de igual forma… solo que con un largo viaje como anexo inesperado.

Resignación era lo que sobraba. — Ya que más da. — sonrisas falsas serian probablemente lo que mas tendría que dar este día, entre sus palabras había una de ejemplo ocultando desconformidad. Subio a la embarcación, ya todo estaba listo para partir, solo faltaba las instrucciones del capitán y no había visto a nadie con carácter de ese título, solo trabajadores.

Se acercó a la proa donde pudo divisar la presencia de una joven de larga cabellera rojiza,  le dirigió unas palabras en cuanto se hallaba a escasos metros de la misma. — Oye ¿Has visto al capitán? Creo que esto debería estar avanzando ya. — por un momento ni siquiera se preguntó que hacia una joven entre tantos trabajadores, solo estaba concentrado en su principal interrogante la cual deseaba tuviera una respuesta afirmativa y preferiblemente la ubicación de a quien buscaba. — Creo que fungir como un guardaespaldas toma mas tiempo del que pensé. — agrego casi en un murmullo mientras se colocaba observando el bosque del que se debía despedir nuevamente, sin un lamento que lo acompañe, simple pereza. Tsk. chisto la lengua como señal de queja por su espera y se quedo allí esperando con la mejor medida de paciencia posible.

Tecnica Usada:
Mokuton: Henge no Jutsu (Elemento Madera: Jutsu de Transformación):
Esta técnica actúa como cualquier técnica de transformación, aunque casi que de forma perfecta. El usuario realiza una serie de sellos de manos y tras apoyar las manos en el suelo, un montón de ramas emergen del suelo para rodear al usuario formando un capullo, y luego de un instante, el capullo se rompe para dar lugar al usuario con su nueva transformación.
Esta es una técnica de transformación casi perfecta, ya que al ser observada con un dojutsu no se sabrá distinguir la diferencia (siendo una transformación a nivel celular y al estar el usuario recubierto de chakra un Byakugan o un Sharingan no podrán dar con la diferencia). Sin embargo, la voz del usuario no podrá ser cambiada.
Esta técnica gasta una técnica al ser creada, y luego no gastará más chakra con el pasaje de los turnos. Sin embargo, contará como una de las tres técnicas que se pueden activar por turno, obligando al usuario a luchar únicamente con dos técnicas por turno si esta se mantiene esta técnica activa.
Apariencia Usada
Itazura Sennyukan
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [La mar]

Mensaje por Lira el Dom Dic 20, 2015 3:41 am

Tocó con cariño la lustrosa madera del barco, recordando imágenes de antiguos viajes. Violetas y emocionantes aventuras. Se volteó con desinterés cuando escuchó a alguien dirigirse a ella, mirando de arriba hacia abajo al susodicho. Con aquel movimiento tintinearon las monedas y los adornos de oro y plata que pendían y decoraban toda su figura; las tría en el cabello trenzado, colgando del ancho cinturón, colgando en sus muñecas, en el cuello y oído. Era un sonido sutil y, sumado al conjunto entero, podía entenderse el por qué de tanta joyería: ella era un pirata. Guió la mirada hasta detrás de él para descubrir que en el navío también se encontraba su cliente, cerciorándose de que la mercadería estuviera en orden y no estuviera maltratada.

–Yo soy la capitana de esta nave. Solo estábamos esperándolos. – Sus palabras no fueron rudas en absoluto, pero su mirada de hiel decía que no estaba conforme con él. Volvió a repasarlo con la mirada, desacreditándolo solo con aquel acto. Parecía demasiado flacucho y débil. Prejuzgándolo de aquella manera, Lira ya estaba arrojándolo por la borda con la imaginación. –¡Leven anclas, señores! Zarpemos antes de que el viento deje de soplar– con una seña conocida, cada cual se puso en su lugar y acataron rápidamente la orden.
Lira
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [La mar]

Mensaje por Itazura Sennyukan el Dom Dic 20, 2015 4:03 am

Se quedó en inevitablemente estupefacción, mas no en su semblante, solo su silencio delato esto. — Pues bueno. — fue lo que susurro para sí mismo mientras observaba a la joven que afirmaba ser la capitana de dicha embarcación. — Que iba a saber yo, hoy en día todo el mundo carga joyas en el cuello y cabellera rojiza. — pensó para sí mismo burlándose de las cosas que prescindió en la joven, más aquello también le alcanzaría a delatar una importancia que bien podría ser cercana y no directamente a ser la líder del viaje. — Tocara entonces seguir un poco su guía, soy practicamente inservible en el mar, pero quiero un buen dinero. — considero en su mente, soltando un suspiro y resignándose a ser de la utilidad que le pudiera resultar adecuada a la encargada, así la paga no sería negada al final.

Oye. — se dirigió a la joven de nuevo. — ¿Se te ocurre algo en lo que pueda ayudar con este… asunto? — “asunto” era la forma en que se dirigía al barco, despreciaba el desconocer en lo absoluto lo que hacía, pero también despreciaba tener que trabajar, y helo allí. — Puedo encargarme de alguna cosa si me das pista alguna, no es que planee ser capitán algún día pero si la necesidad surge… un barco… — “sirve de escape” quiso agregar, mas no era el momento, la persona y mucho menos el lugar para insinuarse de forma tan sospechosa a una desconocida. — Soy Keishizu. — comento como presentación y espero sus palabras, mas no le era necesario saber de ella precisamente.

La embarcación ya se estaba dirigiendo al mar abierto, se movía con lentitud mientras cambiaba su dirección en el muelle y salía desde el propio, alejándose de la orilla del país del fuego. La gente empezaba a moverse, dando a parecer que hubiese tantas cosas por hacer. — ¿Algo en mente entonces? — pregunto nuevamente, mas miraba a su alrededor no al rostro de la misma, estaba sinceramente intrigado, no acostumbraba a ver tanto el trabajo que requería, normalmente estaba en algún cuarto pegando parpados y llamando a la pereza.

Mantenido: Mokuton: Henge no Jutsu.
Itazura Sennyukan
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [La mar]

Mensaje por Lira el Dom Dic 20, 2015 5:13 am

Sonrió y toda su dentadura asomó. Al menos estaba dispuesto a trabajar. La plancha no se usaba hacía demasiado tiempo, quizá ya era hora de pasarle un poco de cera a la vieja madera. –Hijo, no llames “asunto” a mi nave. Su nombre Calypso1. Es una fiera dama que merece respeto. – Movió la cabeza y apuntó hacia una de las escaleras. –Mi nombre es Dalma2. Te dejaré elegir entre la tarea que te asiente más, pero primero te daré un pequeño recorrido por el lugar. No puedo mandarte a ningún lado a hacer nada si no sabes dónde estás parado. – Caminó hasta babor mientras comenzaba a explicarle cómo funcionaba, tintineando en cada paso, siendo ahogado el pequeño sonido por el ruido del mar y los distintos marineros.

–Sobre la cubierta hay tres mástiles; uno en popa, y en el centro, cada uno con un vigía. Coordina con ellos para poner un ojo en el mar. Hay un tercer mástil en la proa, cada uno con sus respectivas velas. En popa está mi camarote y en proa está la cocina, otro lugar en el que podrás dar una mano o dos. – Cuando mencionó su camarote, Lira señaló la puerta. Justo sobre ek camarote podía verse el timón del barco y frente a él estaba su teniente y mano derecha de la pelirroja; Lain.– Si bajas por las escaleras que están a babor, entrarás directo a la sala de cañones y armamento, si bajas por estribor llegarás a los camarotes del resto de la tripulación. Te recomiendo que lleves a nuestro cliente allí y cada uno elija una cama. Como la mayoría aquí son contratados, un buen consejo sería que duermas cerca de él ¿fui clara? – Fue un monólogo que había repetido toda la mañana, con cada marino allí, por lo que cada palabra salía a borbotones de sus labios carmín. –En el último piso está la bodega con las reservas de alimento en el centro, el panel de velas con herramientas y todo lo necesario por si tenemos algún percance del lado de la proa. Por tu propio bien, es mejor que no entres a la última sala.– Había una clara amenaza en aquellas palabras, que esperaba fueran suficientes para mantenerlo lejos. Cada tripulante era necesario en aquel barco, pero podría disponer de uno o dos pillos que se quisieran pasar de listos y atreverse a robarles a un pirata.

– Por el momento, me gustaría que bajes a la sala de cañones y ayudes al oficial Gibbs. Había mencionado estar preocupado por la seguridad de la pólvora. Cerciórate de que esté lejos de la humedad. Ningún Dios del mar se apiadará de nosotros si no podemos encender los cañones de necesitarlo.– No creyó necesario más instrucciones, ni la aclaración de lo delicado del trabajo. cualquier malabar con la pólvora los haría estallar en miles de pedazos, teniendo en cuenta la cantidad que Lira había cargado en el barco. Pero aquello era de conocimiento general ¿No?

Spoiler:

1_ Referencia a Piratas del Caribe.
2_ Referencia a Piratas del Caribe.
Lira
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [La mar]

Mensaje por Itazura Sennyukan el Dom Dic 20, 2015 6:35 am

Llamo la atención, tal como esperaba resultaba su propuesta de ayuda, al menos ahora parecía dispuesta a atender a las palabras del joven pelirrojo y no solo eso, cedería voluntariamente sus propias palabras acerca de la embarcación en la que se encontraban. — Un alivio, no me mantendré ignorante, no completamente. — escucho atentamente las palabras de la joven capitana, mas su primera oración le incomodo en alta medida. — Capitana, no le diga “Hijo” al guardia de turno. — agrego en su mente, por un segundo se le escaparía de la lengua el decirlo, su boca se abrió lenta y ligeramente, mas no lo hizo guardando un aparente respeto así fuese en su exterior.

Todos los términos y direcciones en un barco al menos los conocía por investigaciones pasadas y dado a que ha estado en alguno en el pasado, no trabajo en ninguno, pero sus viajes fueron incontables, ahora se limitaban a asuntos de este estilo, en búsqueda o durante un trabajo. — ¿Qué rayos? — interrogo para sí cuando la ahora conocida Dalma señalo su camarote observo más arriba a la joven próxima al timón y se sintió un poco intrigado por su presencia que pasaba desapercibida con anterioridad. Fue breve su vista hacia ella, pues se rompió inmediatamente por las palabra que volvían a sonar de la capitana informando sobre cada que hacer que se tendría que hacer en el barco.  

Escucho una amenaza entre las cuantiosas palabras; Órdenes y concejos de la mujer. — No estoy interesado en ser un fisgón, me importa únicamente la seguridad de mi cliente hasta que reciba mi paga, hasta entonces, y contando con tu apoyo en cuanto al transporte, yo estoy al servicio de ambos. — se permitió decir con su principal plan, al menos hasta donde el mismo lo sabía todo lo que dijo era cierto, poco le importaba meterse en problemas en aquel lugar tan reducido. — Me dirigiré entonces en su ayuda, Capitana Dalma. — asintió ante su petición y se dirigió al sitio mencionado en el que quizás se le necesitara más, tal como ella menciono.

Al bajar al salón de cañones se pudo encontrar con varios hombres y entre ellos uno viejo y barbudo al que algunos atendían como Gibbs constantemente. — ¿Entonces me ayudaras? ¿A ordenes de Dalma? y… ¿Es en serio? Vaya… — dijo tras que el pelirrojo le explicase el asunto,  termino por señalar los barriles de pólvora que estaban cerca de los muros de madera. — Me asusta un poco que la humedad les afecte, ponlos en aquella plataforma y sin apilar, quiero que recurramos a ellos rápidamente de ser necesario. — el hombre fue claro y directo, Itazura ante aquello solo reacciono colaborando, aunque claro, no lo hizo solo, varios hombres se pusieron al mismo asunto facilitando extremadamente la tarea de pura fuerza.

En breve todo se encontró listo. Los hombres descansaron sentándose unos instantes y secándose el sudor. — Vaya, gracias. Tu fuerza ha sido de ayuda aquí, estará segura, si nos atacan además la tendremos a mejor alcance. Ustedes también chicos, descansen unos segundos. — el hombre se mostró piadoso ante el trabajo que tomo mover las cantidades de pólvora que usaba semejante embarcación para sus arremetidas de cañonazos. — Entonces me marcho, procurare brindar ayuda en otros sitios. — y así fue, Itazura se marchó junto con sus palabras habiendo cumplido la parte principal del trato.

Mientras subía paso por los camarotes haciendo una breve parada en el de su cliente. — ¿No está dormido? Es tarde. — lo encontró leyendo, parecía no tener sueños ni pizca de cansancio. — Dentro de un par de horas me hallare durmiendo, quizás. No te preocupes, tengo que revisar un par de anotaciones del inventario y eso, son gajes del oficio nada más. — trabajaba hasta las tantas, algo admirable incluso a ojos del egocéntrico Itazura, abandono la habitación y le dejo en paz hasta su siguiente visita.

---- Varias horas después. ----

El pelirrojo había procurado abarcar la máxima cantidad de labores posibles, incluso en la cocina se atrevió a dar una mano con la preparación de algún alimento para la próxima comida que se avecinaba. Le tocaría ahora dirigirse a alguno de los mástiles, lo único en lo que aún no le había tocado colaborar, procuro tomar el turno de alguno brevemente, mas no alcanzo a ello, un grito de alarma se dio antes de ser posible dirigirle la palabra. — ¡CAPITANA! ¡UNA BESTIA! — exclamo en preocupación, alarmo con una campana que parecía tener a su alcance y varios hombres empezaron a movilizarse hacia abajo. No se trataba de cobardía, aparentemente se estaban preparando para la defensa y ofensiva contra la criatura, mientras tanto Itazura los siguió y procuro seguir los pasos de estos para brindar de nuevo la calma. — Quédese allí, nos encargaremos de esto. — dijo el Senju al pasar por el cuarto de quien resguardaba, ahora pasaría a una gran acción, aparentemente ¿Qué saldría de la capitana? Espera un éxito o tendría que empezar a lamentarse de haber venido.


Mantenido: Mokuton: Henge no Jutsu.
Itazura Sennyukan
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [La mar]

Mensaje por Lira el Lun Dic 21, 2015 6:42 am

Observó como el pelirrojo acataba sus palabras. No hubo confusión en sus ojos al escucharla, por lo que asumió que entendía. Dio media vuelta sobre sus talones y taconeó al timón, done Lain estaba haciendo un excelente y silencioso trabajo. No importó cuantos ojitos le hiciera, él simplemente le entregó el timón a la ojiverde y fue a cumplir con cualquier trabajo, lejos de ella. Lira suspiró y tomó su lugar como la capitana del barco, esperando que el clima los acompañara en la travesía.

Las horas pasaron sin sobresaltos pero como suelen ser las cosas en altamar, la temperatura bajó de forma alarmante acompañado del grito del vigía de turno. Rápidamente la tripulación supo que hacer: cada uno tenía un lugar frente a los cañones y el armamento. –¡Lain! ¡Ven al timón! ¡ oficial Gibbs, encárguese de coordinar los cañones y a mí orden!– gracias a Dios todos eran eficaces allí y Lain estuvo en un segundo supliéndola. Bajó de un salto hasta la cubierta y corrió a la proa. Se sostuvo con fuerza de la baranda y allí vio asomar la cabeza de la criatura. Alzó una mano en el aire, dándole unos últimos segundos a sus marinos de alistar los cañones. El hielo comenzó a formarse en la superficie del mar, tratando de rodear y sostener a la bestia, pero nada podía detenerla: todo lo contrario, cada vez parecía más enfurecida. – ¡FUEGO!– Ordenó cuando por fin aquel colosal animal se desprotegió lo suficiente como para darles un blanco seguro. Su orden se hubiera perdido entre el bullicio que levantaba el mar embravecido si no fuera porque otro reprodujeron su grito hasta que llegó a la cámara de cañones. La pólvora se prendió y los cañones escupieron a matar.

Aquella criatura marina soltó un grito gutural y luego tan agudo como el llanto agónico de las sirenas hundiéndose en las profundidades del agua. El barco se tambaleó peligrosamente, al voltear pudo ver que Lain estaba luchando por conservar la estabilidad, utilizando toda su fuerza. Lira salió disparada en su ayuda. Corrió lo más rápido que pudo sin caer por la borda ni romperse la cabeza por la escalera. Entre ambos salvaron el barco de darse vuelta, pero fue una tarea difícil. –Buen trabajo, hermano mío. Ve a revisar que todos estén bien. De paso avísales que festejaremos y que tienen permiso de abrir el ron. – Lain le sonrió y le colocó una mano en el hombre, contestando con un firme “sí, mi capitana”. Al fin las asperezas se habían terminado de limar entre ellos dos.
Lira
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [La mar]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.