¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Tabla de Misiones: Dastan O'Donnell
Hoy a las 3:41 pm por Dastan O'Donnell

» Instrumento || Flauta Demoníaca
Hoy a las 10:53 am por Dayne

» Frenzied test [Entrenamiento - O'Rhen Inuzuka]
Hoy a las 8:49 am por Inuzuka O'Rhen

» Un comienzo para Nergal (adiós, Honsho)
Hoy a las 12:42 am por Nergal

» Noisy Danger ▌feat. Zuko
Ayer a las 9:04 pm por Zuko

» Misión de rango D: Insect Killers [Uchiha Michi]
Ayer a las 5:45 pm por Uchiha Michi

» Misión de Rango C: Starry Nights [Arashi Tessen][Pasado]
Ayer a las 4:59 pm por Hinosuke Aburame

» Tablón de misiones Shiraga
Ayer a las 4:53 pm por Gakumon

» Mentes Frías | w/Akkarin
Ayer a las 4:38 pm por Demetrios

» {Misión C} Sparks Before Disaster [Uchiha Michi]
Ayer a las 2:44 pm por Uchiha Michi

» Looking for death.
Ayer a las 11:10 am por Hushika Kugutsu

» La fuerza de la unión
Ayer a las 6:30 am por Ione

» Discover the infiltrator III [C]
Ayer a las 3:43 am por Nozomi

» Ficha de zhip uchiha
Ayer a las 3:28 am por Zhip

» — Lyd's Itinerary ▌Missions
Lun Abr 23, 2018 11:12 pm por Lyd.

» ¡A la caza del Balverino!
Lun Abr 23, 2018 10:05 pm por Lyd.

» Ficha de Hori Hozuki
Lun Abr 23, 2018 4:08 pm por Sheik

»  — Flexible.
Lun Abr 23, 2018 11:52 am por Yabuki Joe

» Kasuki | ID
Lun Abr 23, 2018 8:25 am por Sheik

» Locura en los suburbios del Fuego
Lun Abr 23, 2018 6:38 am por Uchiha Shiraga

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Rumores de una amenaza. [Misión C Tadashi + Shino Sasayaki]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rumores de una amenaza. [Misión C Tadashi + Shino Sasayaki]

Mensaje por Yashiro el Miér Oct 08, 2014 1:33 pm

¡Suéltame, maldito imbécil! — Exclamo el hombre de cabellos castaños a un hombre que se aferraba a su pierna como una garrapata, suplicándole piedad al Shinobi quien ya con una Katana ajena desenvainada se disponía a cumplir su misión. Se le había contratado esta ocasión para acabar con la vida de un mercader, quien supuestamente era un gran especialista en el arte del Kenjutsu, o al menos así lo habían resaltado en la carta de la misión pero no había resultado ser más que un completo patán. Había caído tras unos cuantos segundos de haber comenzado la batalla, no era ninguna amenaza, y apenas tuvo oportunidad el chico de cabellera castaña había obtenido su Katana. Últimamente, la gente exageraba demasiado en las misiones. Y ese lado oscuro de Tadashi comenzaba a pedir un reto de verdad.

¡Por favor! ¡Perdóneme! — Suplicaba el hombre entre lágrimas. Tadashi comenzaba a perder la paciencia, odiaba que suplicasen… Como si eso les fuese a servir de algo. Finalmente un tajo rápido en el cuello del mercader lo decapito, silenciándolo al fin, y devolviendo la paz a aquel pequeño poblado a las afueras del Castillo de Sakae. El shinobi suspiro, y limpio su nuevo sable antes de lanzarlo a donde estaba el cuerpo decapitado. De entre unos callejones de aquel poblado salió quien había hecho el pedido, que sonreía abiertamente al ver al fin muerto a aquel hombre.

Espectacular trabajo, no esperaba menos de un ninja…

Cierra el pico o te silenciare de igual manera… ¿No decías que era un bravo guerrero especializado en el Kenjutsu? ¡Casi no sabía empuñar su Katana! — Contesto rápidamente Tadashi, enfadado tras gran engaño. — Oh, no se ponga así… Usted lo mata, yo le pago. ¿Qué más da que no supiese usar la espada? ¡Más fácil para usted! — A este hombre se le había hecho imposible seguir hablando, pues sintió la fría y tajante mirada del shinobi sobre él. El silencio reino cuando este hombre dejo la bolsa de Ryuos en el suelo y se alejo entre los callejones refunfuñando. Con desgana, Tadashi tomo la bolsa de dinero y la unió a sus pertenencias que cuando llegase al castillo de Sakae, uniría en otra habitación repleta de sus pertenencias más valiosas. Todo el dinero que conseguía lo unía a aquella habitación, él y todos los demás vivían del dinero que continuamente se iba añadiendo, y que crecía exponencialmente. Tadashi se estaba volviendo un poco más poderoso cada vez, y si lo que tenía en mente funcionaba, más aún.

De entre sus ropajes saco una carta, con un bello sello de cera roja que reconocía a la perfección. Era una carta del Señor Feudal del Tercer Feudo del País de la Tierra; Daimyo Sakae Shinobu. Tadashi había releído dicha carta al menos unas cuatro veces… Al parecer esa mujer –O como prefería llamarle el pelo castaño, “La Zorra”, puesto que en su último encuentro había acabado siendo un timo, puesto el transexual le había dado un pago menor del acordado a Tadashi, por sus duros servicios de mercenario- Requería de nuevo de sus habilidades.

La carta no explicaba con exactitud toda la situación, solo mencionaba que sería necesario que recuperase unos valiosos planos de su propio Castillo. Al parecer hacia unas semanas atrás, tras un descuido por parte de Sakae unos espías del segundo señor feudal habían robado estos planos. Debía de ingresar al Castillo de Raiden y recuperar aquellos planos, claro todo limpiamente sin levantar sospechas de que era un enviado de Sakae. Tadashi suspiro, mientras guardaba algo enfadado la carta pues esperaba que esta vez su paga fuese adecuada; o Sakae Shinobu se ganaría su enorme desprecio… Mayor aun al que ya le tenía. La verdad, es que había pasado bastante desde la última vez que contactaron. Y el caballero se había vuelto mucho más poderoso. Volteo hacia las afueras de la zona de aquel poblado, notando una zona boscosa. La realidad, es que la misión del especialista en Kenjutsu la había aceptado solo porque le había pillado de paso, pero esperaba que al menos la “expedición” al Castillo de Raiden fuese más interesante y más productiva que solo un par de monedas. Comenzó a caminar, atravesando el bosque y siguiendo el mapa que Sakae Shinobu había anexado junto a la carta. Al menos había tenido el detalle de marcarle la ubicación del castillo.

Llegar sería fácil, encontrar los planos seria lo complicado… Al igual que el salir.
Yashiro
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores de una amenaza. [Misión C Tadashi + Shino Sasayaki]

Mensaje por Shino Sasayaki el Vie Oct 10, 2014 2:11 am

Otro día, otro Ryu. Es un dicho muy común entre los que practican el arte de ser un simple forastero. La carencia de un lugar estable implicaba un trabajo irregular y con ello, una menor ganancia o ingresos económicos, es por eso que muchos de estos seres buscaban de forma desesperada trabajos en aquellos países a los que llegaban con la intención de abastecer alimentos y agua, así como quizás el descansar un poco. Era un dicho muy cierto aunque no tan aplicado para ahora un bastante acomodado Shino Sasayaki, quien entre sus ropajes llevaba una cantidad de dinero aproximada de casi 5.000 Ryus. Era para un Genin una cantidad prudente de dinero, cantidad que debía cuidar con bastante celo. No obstante, le era indiferente el hecho de poseer aquella pequeña fortuna de niños, pues no carecía de cualidades capaces de hacerle sobrevivir entre los más extremos climas de este cruel mundo.

Es así como llegaba al país de la roca, no por primera vez y tampoco tan maravillado por estos particulares paisajes. Era bastante ahorrador y solía hacer misión por pueblo para con ello usar el dinero ganado en los gastos necesarios para pasar y luego irse a su infinito peregrinaje. Si, definitivamente eso es lo que solía hacer nuestro Shino y quien ahora salía del castillo de aquel señor Feudal tan extravagante y un tanto desagradable para con misión en mano salir en dirección a un bosque y cruzando el mismo, llegar a un conocido castillo de... ¿Otro señor Feudal? Si, estaban en una guerra silenciosa estos seres y no era desconocido tal hecho, pues infortunio destino era el que le hacía coincidir a este hombre en una misión anteriormente realizada.

Robar un pergamino que contenía los planos del castillo era tan dichosa misión que había sido realizada tiempo atrás. Era gracioso que ahora fuese el ultrajado y afectado por tales hechos quien funcionaba de empleador para con ayuda de mercenarios y un Shinobi fiel de su país, recuperar tan imprescindibles datos. Esa era una mentalidad cínica si hubiese llegado a ser de manera intencional, el hecho de vender información a ambos bandos con motivos de una cuantiosa recompensa era algo digno de creer en vagabundos, pero no en este a quien poco le interesaba el dinero y quien prefería otros placeres de la vida. - Ya veo... - Musitó con calma acabando de escuchar las instrucciones así como una muy detallada descripción de quien sería su compañero, sujeto que se había adelantado y ya se encontraba en las cercanías de tan dichoso lugar.

Primera vez que era él quien llegaba tarde y siendo tan incómodo aquel hecho, decidió utilizar no toda, pero si gran parte de su velocidad desplazamiento para acortar distancia entre su ser y el castaño de ojos verdes. Si bien seguramente tan dichoso Shinobi no sería capaz de reconocerle por no haberse visto anteriormente, no debía ser problema el convencerle con aquella carta sellada por su respectivo Feudo, carta que demostraba la alianza que tenían por este simple día o lo que durase el correspondiente trabajo. Y si bien las desconfianzas abundaban entre seres tan extraños, no debía ser problema para él el mantener su profesionalismo a la hora de realizar tan peligrosa incursión.

¿La estrategia? Si, ciertamente era mucho más fácil de lo esperado. No sabía aquel señor feudal que el peliblanco era el motivo original de esta tarea, pues era él quien había logrado robar tan importantes planos , es por ello que iba a usar sus conocimientos previos sobre su anterior empleador para hacerse pasar por uno de ellos y una vez penetradas las respectivas filas, robar aquello por lo cual se le iba a pagar. Era una estrategia verdaderamente simple y dependería enteramente de la paciencia y calma de quien conocía por nombre y no por vista como Tadashi Ezeru. Lo único que debía hacer este Tadashi era esperar, pues realmente era un plan que debía funcionar de manera casi absoluta por la confianza que había ganado este Uchiha de cabellos blanquecinos para con aquel que ahora era su enemigo.

Traicionero cual víbora, poco le importaba el honor pues su trabajo estaba marcado con la “X” de cacería y cual depredador debía culminar su trabajo. No obstante, esos presentimientos de dificultad nunca se disipaban de su mente, presentimientos que gritaban, vociferaban a los mil vientos una inminente y segura lucha contra quizás uno, dos o un grupo de aquellos soldados de poco entrenamiento, muchos inclusive sin el título de Genin. ¿Su ventaja? Poco antes ya había sido este hombre entrenado en múltiples artes, versado en el ninjutsu y aunque no experto, si bastante instruido en Taijutsu. Era casi el tope, la élite entre los Genin y peor aún, con aquello que curiosamente aún no se daba cuenta había obtenido tras el viaje al país de la nieve. Un par de hermosos ojos nuevos, tan sangrientos como aquella luna llena que había dejado atrás.
En fin, Shino Sasayaki, en los bosques cercanos al castillo y escuchando ruidos de pasos y hojas secas ser aplastadas por un peso medio, lograba observar ya a lo lejos a un castaño de estatura poco más baja que la suya. Un peso seguramente igual y con una figura bastante común. Debía ser ese, era lo más razonable el encontrar en un lugar como este a quien iba a ser su aliado por hoy y así es como se acercaba a este ser hasta posar su cuerpo a una distancia no mayor a los 15 metros. Era prudente aquellos largos metros entre ambos, pues de ser necesario sería recomendada una huida o el inicio de un combate si tan dichoso hombre no era a quien estaba buscando. - Tadashi Ezeru. - Gritó aunque no mucho, lo suficiente como para ser escuchado por el presente. Su mano mientras mencionaba aquel nombre, levantaba un pergamino con el sello del señor Feudal propio de aquel frente a él, un sello que demostraba una alianza entre ellos...
Shino Sasayaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores de una amenaza. [Misión C Tadashi + Shino Sasayaki]

Mensaje por Yashiro el Vie Oct 10, 2014 4:49 pm

El viaje no se hacía complicado para aquel castaños de ojos verdes, a pesar de nunca haber recorrido esos terrenos del País de la Tierra. El bosque emanaba paz ese día, un lugar apaciguado donde ninguna bestia de las que allí residían había atacado aun. Algo extraño, pues por lo general, las criaturas de los bosques solían atacar a aquellos intrusos incautos… Aunque por alguna razón Tadashi ese tarde parecía repelerlos, o al menos tenía la suficiente suerte como para que ninguno estuviese interesado en el mismo. El shinobi castaño no era el mismo que en su pasado… Se había fortalecido mucho. ¿Sería posible que las criaturas del bosque pudiesen sentir el poder que Tadashi tenía en su interior? Bueno, no suena tan alocado… Si bien habían criaturas con cualidades especiales, porque no habrían algunas capaces de sentir el poder interior y moral de una persona. De igual era algo que no se podía comprobar a menos que se convirtiese en una bestia más. Y Tadashi no estaba precisamente interesado en cambiar, estaba muy bien siendo un simple Shinobi… Aunque algún día se convertiría en un Dios, o al menos, esa será su intención.

Poco a poco, el Castillo de Raiden emergía de entre los árboles, como un enorme Coloso que sobresalía de entre la flora del bosque. Situado sobre una colina, parecía que se podía contemplar gran parte del País de la Tierra desde su imponente altura. Tadashi embozo una sonrisa al ver las primeras almenas del imponente Castillo, guardando el mapa pues desde allí no habría pérdida. No era un experto en cuanto a orientación, pero si se perdía teniéndolo de frente y a simple vista… Se plantearía seriamente ir a un medico. Esperaba que la tranquilidad del entorno que le rodeaba acabase pronto, detestaba todo ese silencio y esa paz, una calma tan antinatural que más que relajarle le sacaba de quicio. Pero entonces se vio obligado a mantenerse quieto… Escucho a su alrededor, y efectivamente no se odia nada. Demasiado curioso que en un bosque donde debían abundar los animales, no le atacase ninguna bestia, y ni siquiera se escuchaba el hermoso cantar de las aves. El bosque estaba en un completo silencio sepulcral, como si irónicamente la muerte fuese lo único con vida en ese lugar.

Tadashi saco su Katana con sumo cuidado de su vaina, rompiendo aquel mutismo con el sonido metálico de las caricias de la hoja a la vaina. Giro sobre su propio eje, estudiando con atención todo a su alrededor, no estaba segura, pero creía que había algo por allí, alguna cosa que amedrentaba a las criaturas. Sin embargo, no era capaz de encontrarla. Absolutamente nada a simple vista, por lo que el castaño se relajo, retirándose de su posición defensiva y visualizando de nuevo a los enormes muros del castillo. ¿Sería acaso los residentes del Castillo quienes amedrentaban las criaturas del bosque? ¿O había algo mayor que eso? Tadashi sacudió levemente la cabeza, intentando disipar esas ideas de su cabeza, para continuar avanzando unos cuantos pasos mas pero con su Katana en mano, que no viese nada no significaba que debiese bajar la guardia. Después de todo estaba en territorio de un señor Feudal enemigo, y con una misión delicada. Con algunos pasos firmes, entre hojas caídas de los colosales y verdosos arboles, Tadashi se encontró con una sorpresa.

Tadashi Ezeru… — No pudo evitar sentir un escalofrió recorrer su cuerpo al escuchar su nombre. Hacia el sureste del bosque, en unos quince metros de distancia estaba otra persona. Un chico peliblanco con una apariencia que claro daba a denotar que se trataba de algún forastero. Mercenario o criminal quizás… Pero era claro que sus vestimentas no eran las de un Shinobi bajo el yugo de algún feudo. Este mismo, levantaba un pergamino con el sello del señor Sakae Shinobu. ¿Un aliado? Tadashi enfrió su cerebro para mantenerse calmado y mirar a aquel otro hombre. Un silencio de no más de dos minutos entre ambos, para luego responder con una cordial sonrisa y ladeando un poco su cabeza hacia la derecha. — El mismo — Procedió a acercarse unos metros más hacia aquel hombre, pero justo cuando solo miserables diez metros les separaban, se escucho un fuerte rugido provenir del fondo del bosque. Claramente volteo a donde parecía producirse el sonido, para notar como en una embestida tres enormes Osos se aproximaban a ambos caballeros. — Ya me parecía raro no haber visto ningún animal en este bosque… — Musito volteando a ver al peliblanco que ahora sería su compañero de batalla, si no le hacían frente o huían de aquellos Osos… Las cosas no terminarían muy bien.
Yashiro
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores de una amenaza. [Misión C Tadashi + Shino Sasayaki]

Mensaje por Shino Sasayaki el Vie Oct 10, 2014 5:21 pm

Y el silencio con velocidad se torno tormenta al rugido de un animal feroz entre la maleza y los altos árboles. No fue mucho, dos minutos quizás el tiempo que en el cual pudieron intercambiar apenas dos palabras para rápidamente tornarse aliados inesperados en una extensión de trabajo de aquella misión. Desagradable sorpresa y más en aquellas tareas dedicadas a la infiltración, pues aunque no lo supiera el ahora conocido Tadashi, su nuevo compañero de cabellos tan blancos como la luna era incapaz de atacar por los momentos. - Maldición... - Fue la única palabra que pudo soltar en el instante. Eran muchos los conejos dados a los aldeanos de los alrededores a la vista de un oso, consejos que iban desde lo absurdo de correr hasta el hacerse el muerto. Quizás evitar el respirar profusamente si sirviese para no expeler por aquellas exuberantes fosas nasales las hormonas que con facilidad aquellas criaturas eran capaces de oler. Y es así como en un apuro se conocían los dos hombres, quienes ahora a pocos metros intercambiaron una leve mirada.

La capucha de Shino mantenía su boca así como la nariz oculta entre mantas de color verde oscuro, apenas sus ojos se veían con dificultad por la constante maña de mantener una mirada baja. Desgracia fuese para los animales si en vez de bosque, pradera se encontrase bajo sus pies, sin embargo, no siendo así nuestro desdichado hombre hablaba en tono sumamente bajo con quien esperaba no tuviese el mismo elemento que él. - Espero no tengas afinidad al fuego. - En ese instante, un segundo oso alzaba sus patas desde la nada para a unos casi 15 metros de distancia dejar en pie su prominente presencia. Definitivamente el destino les jugaba una pasada que debían superar velozmente, de lo contrario no peligraría la misión sino sus trágicas vidas. - Van a correr hacia nosotros... - Dijo conociendo la poca inteligencia de aquellos animales y es que no era la primera vez que topaba su ser con una de estas peludas criaturas. Bajo sus holgadas ropas se observaba con dificultad la manera en la que tomaba dos simples Shuriken amarrando los mismos a un hilo ninja compuesto por alambre metálico y cuya longitud no superaba los 3 metros de largo. - Cuando caigan, los acabas. - Musitó, esperando que el compañero entendiera aquello que tenía planeado hacer.

Poco a poco se alejaba él de aquellas dos bestias, posando su cuerpo a un lado y a distancia de metro y medio de aquel recién conocido. Ladeaba ligeramente su cuerpo para poder ver el rostro, los brazos y el cuerpo de quien haría tan molesta misión junto a él, sin embargo, mantenía la inclinación de este de manera que pudiese ver también a aquellas dos criaturas correr. - Tsk... - Se pronunció de sus labios en forma de enojo. ¿Sus habilidades en referencia a la puntería? No muy buenas ciertamente, es por ello que de sus ojos se pudo observar un leve rojizo por un instante, le ve rojizo que fue ocultado tanto para el joven Tadashi como para los dos osos al bajar ligeramente su rostro y ocultar un poco este entre la capucha verdusca. Fue en ese mismo instante en el que aquellos dos gigantes levantaron carrera para correr y acortar la distancia de 15 a poco más de 5 metros, momento en el cual nuestro habilidoso hombre con reflejos mejorados de forma temporal, arrojaba aquellos dos trozos de metal unidos por el alambre ninja para no arrojarlo a ese par de seres vivos, no, todo lo contrario. Aquellos dos objetos voladores se vieron enganchados al ras del suelo y a un par de árboles cada uno, creando así una trampa capaz de desestabilizar el paso de aquello que con velocidad se acercaba.

Cayeron al suelo en un leve estruendo, no por mucho y momento en el cual debía aquel conocido como Tadashi Ezuru, finiquitar aquello que ya había comenzado. ¿Por qué le dejaba tan engorroso trabajo? Creo que era obvio, si bien no sabía seguramente su aliado que este Uchiha además de ser Uchiha usaba el elemento fuego, era de suponer que sus cualidades pudieran causar una interferencia en la misión principal. El uso del fuego en un bosque implicaba incendiar el mismo y con ello, causar humaradas que seguramente alertarían al castillo cercano de posibles intrusos en las cercanías de tan enorme infraestructura. Si algo así ocurría, entrar al trozo de roca bien tallado en el cual vivía aquel señor Feudal sería un trabajo que de simple iría a pasar a complicado.

Técnica usada:
Sharingan 2 Aspas (写輪眼, Pupila Giratoria):
El usuario, tras encontrarse en una situación donde su vida peligre, o de alta tensión, aumenta su capacidad para utilizar su dojutsu. Una segunda aspa aparece en el ojo del usuario, abriendo aún más sus capacidades de controlar su poder. Es capaz de observar en cámara lenta los movimientos de ninjas de su rango o inferior, y a este nivel ya es capaz de copiar casi cualquier técnica de su rango o inferior. Para despertar este nivel se debe haber completado dos misiones de rango D y dos misiones de rango C.

En caso de que se hicieran cuatro misiones de rango C y tres misiones de rango B, se podría despertar el Sharingan de tres aspas (descrito en el siguiente rango).

Shino Sasayaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores de una amenaza. [Misión C Tadashi + Shino Sasayaki]

Mensaje por Yashiro el Mar Oct 14, 2014 9:28 am

Espero no tengas afinidad al fuego… — Fueron las palabras de aquel hombre de cabellera blancuzca. Su apariencia daba mucho que desear, puesto mantenía oculto parte de su rostro, siendo su boca y nariz ocultadas con unas mantas de color verde oscuro. Tadashi no pudo evitar sonreír pícaramente para prestar atención al espectáculo, preparado para utilizar alguna táctica de ser necesaria. Un segundo Oso se alzo dejando notar su prominente presencia, mientras sus compañeros seguían la embestida sin mediar… ¿Palabras? — Cuando caigan, los acabas — Tadashi borro su tierna sonrisa del rostro, para ponerse serio y esperar el momento adecuado para reaccionar.

Su compañero advertía lo que era obvio para los allí presentes, los dos otros Osos no desviarían sus trayectorias por lo que si los interceptaban tendrían una mala pasada. Aquel hombre de cabellera blancuzca entre una táctica con hilo ninja y un par de Shurikens, dejo una trampa al ras del suelo en la que los incautos animales caerían. Este mismo hombre antes de hacer su táctica, ahora se encontraba parado justo a un lado de Tadashi, quien no pudo evitar intentarle analizarlo hasta el último cabello, notando una especie de reflejo rojizo en sus ojos aunque no hizo énfasis en estos. Ambas bestias causaron un leve estruendo al caer al suelo… Tadashi se acerco entre una lenta caminata hacia ambos colosales bestias, para cuando estas intentaban reponerse del suelo, bastara un pisotón en el suelo para hacerles caer nuevamente. La pisada de Tadashi había ocasionado que justo debajo de las patas de los Osos, emergieran filosas estacas de Tierra en las que los animales se atravesarían sus extremidades, siendo dificultoso para estos reponerse de la caída. El tercer y último Oso que anteriormente se había levantado para dejar ver su imponente tamaño, volviendo a ponerse en cuatro patas cuando escucho los lamentos de sus familiares. Arremetió velozmente hacia la posición de ambos chicos, para Tadashi mantenerse calmado esperando el  momento adecuado para actuar de nuevo. La euforia de la bestia era única, parecía que iba con las peores intenciones hacia estos caballeros, pero basto con dar una pirueta hacia la derecha y terminarla cayendo al suelo con una de sus rodillas apoyadas en el mismo, y su mano derecha de igual manera… Todo esto para provocar que una enorme cantidad de Tierra emergiera del suelo, y como un fuerte golpe taclease al animal para hacerlo retroceder unos metros.

 — Es todo tuyo, debemos apresurarnos y seguir con nuestra misión… — Tadashi se dio media vuelta y marco rumbo hacia el colosal Castillo de Raiden, donde deberían recuperar los planos.


Habilidad Utilizada:
Yashiro
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores de una amenaza. [Misión C Tadashi + Shino Sasayaki]

Mensaje por Shino Sasayaki el Mar Oct 14, 2014 10:14 am

Las habilidades de su aliado fueron interesantes, intrigantes, tanto así que no pudo comprender la precedencia de ellas, quedando con ello en una absoluta duda. Parecía tener aquel hombre el don de manipular la tierra a placer sin haber realizado sello alguno y con ello, combatir de una manera fluida y constante. Era impresionante ciertamente, sin embargo, no lo suficiente como para ganar todavía la admiración de alguien que había entrenado el ninjutsu desde nacimiento. Es por ello que mantenía la calma y escuchaba a su compañero hablar, dejando el último de aquellos osos, la última bestia feroz y encolerizada que era aturdida una ves más por otra habilidad utilizada por el hombre extraño. Era el momento perfecto y así como arrojaba los shuriken para realizar trampa, los arrojaba también para matar. Un Kunai y dos de aquellas estrellas de metal fueron arrojadas por los aires para chocar en lugares muy específicos. El cuello del animal fue atravesado con fuerza por el Kunai, penetrando y causando una hemorragia severa, así como aquel par de estrellas metálicas que volaron cortando el aire y penetrando los globos oculares de la pobre criatura. Sin poder ver, guiada por el olfato y la rabia, chocaba contra los árboles en muy leves rugidos pronunciados por una herida garganta.

El césped era manchado de un liquido carmesí que brotaba cual fuente del cuerpo del peludo animal, criatura que en minutos quedo varada en el suelo, despojando su cuerpo de todo suspiro de vida y dejando aquella alma difuminarse entre el dolor de una muerte agónica. Triste ciertamente, sin embargo, necesario para avanzar sin hacer más ruido que el ya realizado en aquel pequeño combate y muestra de habilidades. En fin, era así como se conocía este par, mientras desaparecían los rojizos ojos de nuestro peliblanco y comenzaba a caminar a la espalda de quien se hacía llamar Tadashi. ¿El plan? Era sencillo y para que su compañero comprendiera la situación, decidió dar una breve explicación. - Tadashi. - Musitó aquel nombre para continuar. - Yo trabajé para aquel señor feudal, conozco a su empleador y lastimosamente fui yo quien le otorgó los planos. El dinero siempre manda y por cuestiones del destino, me ha tocado trabajar ahora en contra de quien una vez requirió mis servicios. Es seguro que no sabe sobre mi actual contrato y es por ello que podría infiltrarme yo con suma facilidad en los campos de aquel hombre, pues como ya habrás comprendido, una vez fue mi empleador. - Caminar por boca de lobos vestido de lobo era el mejor plan, entrar y salir sin causar un escándalo.

La cuestión ahora no era simplemente el que su compañero aceptara la propuesta, sino el encontrar la ubicación exacta de aquellos papeles tan importante. Si bien había ayudado previamente a conseguirlos, no estaba seguro sobre dónde se podía encontrar el objetivo de esta tan molesta misión. Ideas pasaban por su mente, sin embargo ninguna de ellas era lo suficientemente buena como para ser considerada racional y es por eso que ciertamente planeaba ubicar los planos una vez se encontrase dentro, entre murmullos robados descubrir a dónde le tocaba ir.
Shino Sasayaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Rumores de una amenaza. [Misión C Tadashi + Shino Sasayaki]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.