¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Taiki (太基) Gran Resplandor {Tessen}
Hoy a las 1:31 pm por Gakumon

» Tabla de Misiones: Dastan O'Donnell
Hoy a las 1:13 pm por Dastan O'Donnell

» Perfil de Ryōtsuka
Hoy a las 9:15 am por Ryōtsuka

» Mision (D) Sandcats:Un comienzo interesante(1)
Hoy a las 6:52 am por Arashi Tessen

» Tablon de Misiones de Zak: Encajes de un Rompecabezas.
Hoy a las 5:10 am por Razak

» Misión Rango C: La Banda de Tarato
Hoy a las 5:09 am por Razak

» Decisiones a futuro. Ft Kyoki [Pt2]
Hoy a las 4:30 am por Kyoki

» Ryūjin Yoba[Perfil de Misiones]
Hoy a las 2:56 am por Ryūjin

» Entrenamiento Taiki arma
Hoy a las 2:49 am por Arashi Tessen

» Entrenamiento//(Taiki)El Gran Resplandor
Hoy a las 2:31 am por Arashi Tessen

» Ryūjin Yoba[Ficha Ninja]
Hoy a las 1:20 am por Ichimaru

» Mudando de Piel | Entrenamientos
Hoy a las 12:07 am por Ichimaru

» Entrenamientos del fantasma albino.
Hoy a las 12:05 am por Ichimaru

» ¡Superación! (Entrenamientos de Ikki)
Hoy a las 12:03 am por Ichimaru

» Entrenamientos, tecnicas, jutsus, armas.
Hoy a las 12:00 am por Ichimaru

» Entrenamientos de Pao
Ayer a las 11:59 pm por Ichimaru

» Ficha Dlarossa
Ayer a las 11:47 pm por Ichimaru

» Tablero de Misones Arashi
Ayer a las 11:12 pm por Gakumon

» Ficha de Ryōtsuka
Ayer a las 6:07 pm por Ichimaru

» Onpu: Shi (音符: /シ/ Nota musical: /Si/)
Ayer a las 5:13 pm por Gakumon

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


MISIÓN DE RANGO D: RECUPERA AL CAMELLO.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

MISIÓN DE RANGO D: RECUPERA AL CAMELLO.

Mensaje por Senryaku el Lun Dic 28, 2015 7:41 am

Summary:
Misión de Rango D: Recupera al camello.

Lugar de la Misión: Desierto.
Tipo de misión: Misiones Varias.
Descripción de la Misión: Un humilde mercader fue asaltado por la banda de Los Areneros en el desierto. Éstos se llevaron su camello y las pocas pertenencias que el animal traía encima pertenecientes a este pobre hombre, la mayoría mercancía: como esculturas talladas a mano, tejidos, etc. Sin esto es posible que hombre no encuentre sustento para sobrevivir un día más, y tu misión consiste en encontrar a estos malhechores, que son meros bandidos, sin facultades como shinobis pero si numerosos y bien armados; neutralizarlos para que no vuelvan a ocasionar males, y devolverle al mercader sus pertenencias.

Recompensa de la Misión:  500 Ryus.
Extensión Mínima de la Misión: 50 lineas.


La misión era interesante. O mejor dicho, consistía en cumplir simultáneamente diferentes objetivos. Le parecía raro que se le asignara neutralizar un grupo delictivo, Los Areneros, y además recuperar la mercancía de un mercader. ¿Por qué esperar hasta este instante para asignar a un shinobi lidiar con esos bandidos? ¿Quizá había algo en el camello que les permitió rastrearlos? "Me pregunto si deliberadamente permitieron que asaltaran al mercader". Parece una estrategia útil, inmoral y arriesgada, pero objetivamente eficaz. Eran detalles nimios para sus líderes que sólo deseaban resultados, mas él consideraba que el fin sí justificaba los medios y decisiones que ponen en riesgo a los habitantes o cualquier persona no deberían ser llevadas a cabo, eventualmente el feudo se consumiría en las tinieblas. "No creo estar en posición de criticar". Recién se había graduado y su voz de genin no sería escuchada, probablemente con el tiempo las cosas mejorarían.

Aquello estaba en el pensamientos de Senryaku mientras salía de la zona segura, adentrándose al área del desierto donde las fuerzas del señor Feudal no son absolutas, a pesar de estar en sus límites territoriales. "Sin importar las razones, esta misión mejorará la situación". No podía dejarse llevar por la benevolencia o la malevolencia del pasado, debía centrarse en el presente y cumplir con la encomienda. El primer obstáculo era el propio clima, que azotaba con fuerza la arena, provocando tormentas y escondiendo alimañas venenosas. Los bandidos habían elegido un refugio de lo más adecuado, pues era protegido por la naturaleza, difícilmente alguien se adentraría tan profundo en el desierto. "Si tontos no son". Esperaba fuerte resistencia y numerosas trampas sobre todo.

El reporte no especificaba las tácticas que este grupo empleaba, mas sí aseguraba que no había entre ellos algún ninja u hombre capacitado para manipular el chakra, pero no por eso eran menos peligrosos. Por el contrario, al no poder depender del chakra, acudirían a medidas que le serían menos familiares. "Me he dedicado tanto a estudiar a los shinobi que he ignorado mis estudios sobre el combate convencional". En cualquier caso, se comenzaba a dar una idea de los rivales que se encontraría. Si su hipótesis sobre las trampas eran correctas, el líder sería un hombre calculador e inteligente, quizá hasta manipulador si ha logrado organizar a Los Areneros. "O manipuladora, no lo sé". Irrelevante.

La tormenta comenzaba a apaciguarse, lo que debía significar que estaba muy cerca de la guarida. "¿Y bien? ¿Trampa o ataque directo?" La bienvenida era crucial, pues al conocer a su oponente tendría más factores a su favor para hacerles frente y ultimadamente derrotarlos. Dio un paso y sintió que su pie rompía algo oculto en la arena. "Así será, ¿eh?" Dos catapultas se alzaron desde sus costados, arrojando en paralelo dos piedras. El Uchiha giró con un brinco hacia atrás, evitando las rocas. "Creo que debí haber eludido eso". No esquivado, sino detectar la celada y no activarla, ahora había anunciado su llegada y se prepararían con mayor tenacidad. "He perdido el elemento sorpresa".

No se preocupó, ahora que sabía que jugaban con trampas, probablemente evitarían el contacto frontal hasta no haber gastado un par de mecanismos más. Continuó avanzando y la segunda no tardó en aparecer. Similar a la anterior, se activó al romper unas ramas atadas, que al separarse activaron una tabla que se elevaba y presentaba flechas que salían disparadas de manera desconcentrada. "Sólo debo preocuparme por las que están enfrente de mí". Dio un salto hacia adelante, sacando una kunai y desviando algunas saetas que estaban justo delante, eludiendo todas las demás gracias a su brinco. "No puedo confiarme". Éstas sólo habían sido las primeras, las que servirían mejor contra animales o viajeros desprevenidos, las genuinamente letales estarían más adelante.

Antes de que pudiera continuar, una explosión escandalosa fue provocada súbitamente. Causó bastante ruido y elevó una cantidad impresionante de arena. "Esto no está hecho para matar, sino para confundir". Fue la primera deducción que pudo hacer. Un explosivo de esa magnitud fácilmente puede destrozar a un oso, mas ellos no quieren despedazar, sino capturar y robar. No guardó la kunai, la mantuvo preparada, esperando algún ataque enemigo. "Si yo estuviera en su lugar, ¿cuál sería el segundo paso? ¿Una red?" Había algo extraño, el sonido, no se disipaba. "Una explosión muy impresionante, sin duda". Estaba intentado soportar el estruendo, mas persistía en no irse. No era producto de la explosión, ya no, era una vibración muy aguda y penetrante, como un silbato que es soplado justo a un lado de su oído. "Ingenioso. No lo esperaba, pero..."

Aquello funcionaría contra alguien ordinario o menos resistente, Senryaku no sucumbiría sólo porque lo dejaran sin visión y audición. "Para poder alcanzar una potencia tan alta, el responsable de ese sonido debe estar cerca". A discreción, comenzó a arrojar kunais y shurikens en todas direcciones, atravesando la arena con fuerza. El impacto no sería suficiente para inutilizarlos, pero un golpe directo interrumpiría el chillido, logrando así ubicar el origen. Al décimo cuarto arroje el alboroto cesó. "Aquí estás". En el instante en que supo de donde provenía, aceleró a toda velocidad en esa dirección, saltando con la rodilla de frente, golpeando el plexo solar del arenero responsable, noqueándole al instante.

Miró a su alrededor, deslumbrando varias figuras que se ocultaban en la arena o en las rocas. "Son... muchos". Trató de contarlos, pero parecía inútil, su número era impresionante, sin mencionar a los que no pudo ver. "Definitivamente no debo subestimarlos". Creyendo que no lo enfrentarían cara a cara, no aún al menos, retomó la iniciativa de avanzar, esta vez con más cautela, buscando el mecanismo que activaría la siguiente trampa. "¿Otra plataforma?" Parecía demasiado bueno para ser verdad, ¿quizá era un cebo? "Una trampa dentro de otra trampa". Curioso, mas no imposible. Retrocedió un par de pasos y arrojó una kunai hacia el centro, accionando el disparador. Piedras afiladas ascendieron desde el suelo a gran presión. "Eso hubiera sido una muerte segura. Sin embargo, ¿eso es todo?" No. No lo era. Algunas piedras tenían diminutos agujeros, inusual en ese tipo de rocas, debían ser... "¡Senbon!" Agujas salieron disparadas en su dirección, incapaz de bloquearlas o de esquivarlas cómodamente, optó por dejarse caer hacia atrás, azotando la arena con su espalda, quedando vulnerable por un segundo.

"Estaban envenenadas, ¿no?" Los senbon siempre llevaban veneno, o al menos eso aprendió en su entrenamiento en la academia, lo cual tenía mucho sentido, una arma tan diminuta no podía ser letal por su daño físico. Ahora eran más mortíferos, su arsenal se expandía con cada trampa. A este ritmo podrían sorprenderlo con un trueno.

Se puso de pie cuanto antes, no queriendo seguir expuesto en la arena, mas antes de que se incorporara por completo, un espadachín saltó sobre él, amenazando con clavar el filo en su rostro. Logró evadir el sablazo rodando hacia un lado, sólo para ser atacado nuevamente por otro espadachín. La situación se repitió un par de veces más, hasta que logró ponerse completamente de pie y pudo contraatacar al que se avecinaba a él, repeliéndolo. Se encontraba rodeado por siete ladrones, armados y resueltos a confrontar a Senryaku.

Espero paciente, sabiendo que no realizarían ataques de rango, y de hacerlo no deberían ser difíciles de contestar, su velocidad era significativamente menor a la de él. Tres hombres se lanzaron a la carrera, exclamando un recio grito de batalla, quizá más para ellos mismos que para atemorizar a su oponente. Alzaron sus espadas para rebanar al ninja infiltrado, mas no tuvieron oportunidad de ejecutar su ataque, el Uchiha, con su sharingan activado, rechazó al trío enemigo con una combinación de patadas. Los cuatro restantes no demoraron en abalanzarse sobre el shinobi, recibiendo el mismo tipo de ataque.

"Esto tuvo que haber sido algún tipo de distracción". Paranoia o buen análisis, Senryaku creía que el ataque de los siete debía ocultar algo más allá de lo evidente, hasta ahora toda esta guarida no había sido más que un conjunto de espejismo, ¿por qué esto sería diferente?

Aún no me derrotas. —Diría uno de los bandidos que con dificultad hablaba y tenuemente se intentaba poner de pie—. ¿Qué esperas? Ven por mí. A ver si te... —Tosió sangre, arodillándose por la falta de energía.

"¿Atreves?" Era extraño. ¿Por qué deseaba que Senryaku lo terminara, realmente ya estaba fuera de combate, ¿qué podría ganar con pedir la ejecución? "Entonces en eso consiste la trampa". Viendo en retrospectiva, desde un inicio parecía que lo arrimaban hacia ese punto en donde el débil ladrón yacía, ¿coincidencia? "En cualquier caso... trampa o no... debo hacer que se expongan, de otra forma podrían escapar".

"¡Katon, Gōkakyū no Jutsu!"

Con tranquilidad preparó el ninjutsu y con esa misma calma lanzó la bola de fuego cuarenta y cinco grados hacia abajo, golpeando la arena y elevando intensamente la temperatura, más importante, levantando una capa de arena. Por un momento, la figura de Senryaku no fue visible. Del humo apareció con una kunai en mano, poniéndola en el cuello de su contrincante herido.

Se acabó. —Musitó, fulminándolo con sus fuertes ojos rojos.

Sí... ¡Se acabó! —Levantó con firmeza sus brazos, jalando unas cadenas desde la arena y atrapando al shinobi en éstas—. ¡Lo he atrapado!

El resto de Los Areneros hicieron acto de presencia, rodeando al inutilizado Uchiha, apuntándole desde lejos con arcos y los más cercanos le arrimaban sus lanzas. Un anciano resaltó entre ellos. Aunque empleaba un bastón para caminar, su aspecto era completamente lúcido y sólido, sólo las canas le daban esa sensación senil.

¿Creías que con una pantalla de humo podrías escapar de nuestra trampa? —Negó con una sonrisa fanfarrona—. Fuiste atrapado por el truco más viejo del libro. —Soltó una gran carcajada—. Pero al menos reconfórtate, pues tienes a todos los Areneros observándote. Hace tiempo que no atrapábamos a un ninja. Seguro que recibiremos una enorme recompensa. O mejor, mucha información de ti. Pero... —Sacó una daga de su bolsillo posterior—. Primero asegurémonos de que no harás nada gracioso. Te cortaremos esas manos. —Con energía y un desfigurado gesto de sadismo, hizo un corte violento sobre las muñecas de Senryaku, mas no fue sangre la que brotó de él, fue humo. Su cuerpo se esfumó dejando un gas blanco atrás—. Una trampa...

El objetivo de esa bola de fuego no había sido protegerse contra la trampa, sino prepararse para ella. Ocultó realizó los sellos para crear un clon de sombras, mientras que el original se alejaba con velocidad para poder rodear a los arqueros e irles eliminando uno por uno en silencio, mientras que todos estaban concentrados en el clon. Cuando se percataron del cebo, Senryaku lanzó un segundo jutsu de fuego.

"¡Katon, Hōsenka no Jutsu!"

Las llamas fénix golpearon a la mayoría de los Areneros restantes, los que no yacían quemados, degollados o inconscientes huyeron en pánico, sólo el líder de ellos seguía parado, atónito o perplejo, o quizá sólo sorprendido. El shinobi se aproximó a éste.

Le doy la opción de venir conmigo, donde podrá ser puesto a juicio y cumplir una condena en la cárcel. Creo que es mejor que la muerte... —Aún conservaba activado su sharingan, no por miedo o preocupación, sino por respeto. Un hombre tan astuto como él podría tener un centenar de trucos más.

No... —Llevó sus manos al cuello de su sotana—. ¡No volveré! —Se giró a Senryaku, abriendo con energía su prenda, creando una minúscula explosión que liberaba una densa capa de veneno. Se expandió con velocidad, atrapando a ambos y matándoles de inmediato.

"De no haber tenido el sharingan, ahora estaría muerto". Todo fue muy rápido, pero sus reflejos y la ventaja de su kekkei genkai le permitió usar la técnica de sustitución, cambiando de posición con uno de los hombres que había dejado heridos. "Supongo que para algunos morir no es tan malo". Prosiguió a buscar al camello y toda la mercancía que éste llevaba consigo, dejando atrás la guarida en llamas.

Con su líder eliminado, la mayoría de sus integrantes muertos, su refugio incinerado y el resto asustado e inorganizado, los Areneros habían sido extinguidos. Reportaría lo sucedido de inmediato, entregando el camello a su respectivo dueño. Los resultados obtenidos no fueron los que hubiera querido, mucha gente murió y ninguno fue capturado para ser interrogado o eximido. "Hey, al menos tenemos al camello". La misión había sido cumplida, mas sentía que había fallado a sí mismo...

Técnicas empleadas:


  • Sharingan.
  • Elemento Fuego: Jutsu Gran Bola de Fuego (火遁・豪火球の術, Katon: Gōkakyū no Jutsu)
  • Bunshin no jutsu (分身の術, Técnica de replicación)
  • Jutsu de Cuerpo Parpadeante (瞬身の術, Shunshin no Jutsu)
  • Elemento Fuego: Jutsu Llamas del Fénix (火遁・鳳仙火の術, Katon: Hōsenka no Jutsu)
  • Jutsu Reemplazo de Cuerpo (変わり身の術, Kawarimi no Jutsu)

Senryaku
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.