¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Rescatando a Katsuo [Misión C]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rescatando a Katsuo [Misión C]

Mensaje por Cadenza Sphelhur el Vie Oct 10, 2014 3:05 pm

“El ladrón de la luz”


- El sentido de la vida, Aghata, no puede estar en otro lugar que en querer lo que se hace… – Explicaba Cadenza, - Porque cuando se quiere lo que se hace, se hace lo que se quiere. Y si haces lo que quieres, eres feliz; y la búsqueda de la felicidad, debes entender, es el propósito de la vida, su sentido mismo. – Concluyo, con su acostumbrado tono de inteligencia y superioridad, siendo lento en su hablar y escogiendo bien sus palabras para aparentar algo que realmente no era. La prostituta que lo escuchaba atentamente, casi tomando apuntes mentales, lo observaba con aquella mirada que se observa de un alumno en primera fila, atesorando cada nuevo conocimiento con el más amplio aprecio. – Maravilloso. – dijo ella. Estaba desnuda, desde luego, bajo el brazo derecho del pelirrojo. Su compañera, otra prostituta de cabello rubio estaba bajo el otro brazo de Cadenza, descansando su cabeza sobre el pecho de este. Los tres, estaban recostados en un amplio sofá que permitía estirar las piernas de manera horizontal, pareciendo casi una cama con mantas de terciopelo, cuan tienda persa, lujosa, amplia… del nivel económico de un dignatario. Pero Cadenza era un ladrón, y tal vez uno muy bueno por aquellas comodidades que se atrevía a degustar. Carecía de prenda que cubriera el musculoso torso que Aghata usaba para el baile de sus dedos, pues utilizaba la yema de estos masajear al hombre de largos y rojizos cabellos, quien ligeramente agotado por la faena sexual de hace algunos minutos pudo percatarse de los silenciosos pasos ajenos que sintió afuera de la gran tienda. – El dinero viene a tocar mis puertas de nuevo… - dijo al aire, prediciendo la entrada de un hombre a la tienda, que sin pedir permiso corrió las cortinas e ingreso.

Un hombre considerablemente alto, moreno, sudoroso y claramente agotado, que guardo silencio por instantes al observar los tonificados y voluptuosos cuerpos de las putas que abrazaban a Cadenza; su mirada fija, su respirar agitado, excitado de ver lo que no era suyo. Las mujeres ni siquiera se movieron, no intentaron levantarse o cubrir sus cuerpos, se limitaron, como el hombre, a observar. - ¿Te gusta lo que ves? – Pregunto Cadenza, palpando la envidia ajena. – Ehm… - El pelirrojo hablo de nuevo, interrumpiendo el intento del hombre que irrumpió sin aviso. - ¡Anda idiota!, ¿Qué quieres, acaso no ves que intento educar a estas perras?... ¡Habla! - Exigió, al mismo tiempo que entraban otros dos, con las mismas características principales del primero y que claramente, tuvieron la misma reacción que este.

- Buscamos al “Ladrón de la Luz”Lo estás viendo. – Respondió al inmediato. – Lo repetiré de nuevo, ¿Qué, quieres?. – El soldado (era claramente evidente que se trataba de uno), busco con una de sus manos dentro de sus ropas una pequeña bolsa de tela que arrojo algunos metros frente a sí mismo, sin que llegara al sofá en el que descansaban los primeros tres en la tienda. Al caer al suelo se pudo saber que eran monedas de oro. – El señor Katsumoto te ha pedido que recuperes a su primo secuestrado. Toma el dinero y rescátalo. – Dijo el hombre, intentando no pedir nada al pelirrojo, aparentaba ordenarle que lo hiciera. Cadenza giro su mirada hacia Agatha, quien al verlo no necesito palabras para saber lo que quería. Se levantó y se acercó a la bolsa de dinero arrojada al suelo, que recogió lentamente, sin retirar su mirada de puta de los tres hombres, aquella mirada con la que intentaba incitar a los hombres tomarla; el estar desnuda ayudo en eso. Llevo la bolsa a Cadenza quien con solo balancearla en su palma supo la cantidad exacta de Ryus en ella. – Katsumoto (un bandido de la región reconocido por su dinero y la cantidad de hombres que controlaba) es lo suficientemente tacaño como para pagarme a mí por intentar recuperara su amado primo, en vez de pagar el dinero que piden por él. – Llevo su cabeza atrás tanto como pudo, para luego soltar una ligera y sonora carcajada. - ¿y quiere que lo haga por migajas?, ¡basura!... si quiere volver a ver a su primito tendrá que pagar el doble de esto. – Los últimos dos hombres en entrar se observaron, mientras que el único que había hablado frunció el ceño, no contento por las palabras del famoso ladrón. Sin embargo, llevo su mano de nuevo al chaleco, y casi sabiendo que Cadenza pediría más dinero, arrojo otra bolsa con la misma cantidad, esta vez directamente a la mano del pelirrojo. – Sino lo traes, el señor Katsumoto ordenara tu muerte. Y no habrá poder humano que logre liberarte de… - Si, si… - Interrumpió de nuevo, haciendo un movimiento circular con su muñeca. – Lo de siempre. – aseguro – Háblame de lo que ocurrió. ¿saben quién fue o donde esta?La caravana en la que viajaba el pequeño Katsuo fue atacada por un ninja de tipo sensorial. Sabemos que está en alguna parte del bosque de este país. Es todo, ahora ve y tráelo, el señor Katsumoto lo quiere de regreso antes del atardecer. - ¿Bromeas? – Dijo inmediatamente, aun no acabo con este par. – Las mujeres se rieron al tiempo gustosamente, acercándose a Cadenza para tocar su cuerpo de nuevo. Agatha llevo sus manos primero al broche del pantalón, que retiro con rapidez. El soldado frunció el ceño de nuevo, pero no dijo más, no sabía que decir. Dio la vuelta y se marchó con sus hombres de la tienda.

Casi una hora después se observó a Cadenza salir de la tienda, completamente vestido como de costumbre. Ropa fina y elegante, compuesta por un traje oscuro y una camisa blanca; zapatos negros casi formales, pero increíblemente cómodos para cualquier actividad. Dejo que la luz de la mañana tocara su piel y al levantar su cabeza y cerrar sus ojos se dio un agradable baño de sol que acompaño por un profundo suspiro. – A trabajar. – Dijo sin más, para luego ponerse en marcha rumbo al bosque del país del fuego. Tardaría 15 minutos a pie, pero alrededor de 40 minutos más tarde el pelirrojo se ubicaba en un riachuelo que cruzaba gran parte del bosque, casi llegando al centro de este; claramente no tenía prisa. Un ninja sensorial… empezaba a pensar. …eso le da una considerable ventaja si se tiene en cuenta el terreno. Podría esconderse y no ser descubierto, y en cambio él sabe tu ubicación exacta. Cadenza se acercó al río y tomo un poco de agua con sus manos que luego arrojo sutilmente sobre su rostro. Al notarlo, giro rápidamente su mirada hacia un costado, observando a un hombre bajo de cabello negro sentado plácidamente sobre una gran roca que hasta hace un segundo no estaba allí. El niño, Katsuo, yacía atado e inconsciente a los pies de este. - ¿Vienes a darme el dinero que pedí por este niño? – Esbozo, sin retirar la mirada del pelirrojo. – No exactamente. – Respondió Cadenza, aun agachado cerca al rio. Puso la mirada en el criminal y no lo retiro de allí, esperando a que el otro dijera algo. – Etonc... - ¡Salto!, Cadenza uso la distracción del habla para abalanzarse sobre el secuestrador, que se encontraba a una distancia máxima de 4 metros. El estar agachado para entonces dio al salto más rapidez y sorpresa que la esperada por el enemigo, quien observo simplemente a Cadenza acercarse rápidamente con destello de luz formándose en su mano. Aun así, el sujeto fue lo suficientemente rápido para saltar justo a tiempo lejos de allí, un poco más y es alcanzado por el chidori del pelirrojo, que paso solo a centímetros de su pecho. Aun con el chakra tipo rayo en su mano derecha, Cadenza le regalo una sonrisa a su oponente, cuyo acto le enojo aún más. – ¿Piensas que con eso me detendrás?, vi tu chakra almacenarse antes, prediciendo por milésimas tu inútil movimiento. ¡Soy el mejor ninja sensorial de todos!, yo lo sé todo, ¡lo veo todo! – Musito, alardeando de su no común habilidad. – Error. – dijo Cadenza. No quería detenerte con eso, solo quitarte al niño (que ahora estaba a pies del pelirrojo). – El gesto del criminal empezó a cambiar, abrió sus ojos asustado, viendo que Cadenza tenía razón. Su corazón se aceleró rápidamente. – Yo, pensaba detenerte con esto… - Exhibió su chidori, aun activo, estirando su brazo horizontalmente, casi señalando al secuestrador, quien, increíblemente hizo el mismo movimiento justo al mismo tiempo. – Pero que… - Ya estas atrapado. – Sus sombras estaban unidas, Cadenza uso la luz provocada por su chidori, lo que obviamente incrementaba aquello que pudiera dar sombra, para usar su kage mane en él. – Un… un… Nara. No, no por favor no me mates, llévate al niño pero no... ¡ajk!. – El ladrón de la luz, como era apodado por la luminosidad de sus técnicas tipo rayo, estiro el chakra que formaba su chidori en forma de lanza, que atravesó la garganta del secuestrador, como un cuchillo atraviesa una barra de mantequilla. – Demasiado tarde. – Dijo sin más, para luego tomar una de las piernas del pequeño katsuo y arrastrarlo con él. No lo levantaría, no se tomaría la molestia de cargarlo; simplemente, y como si se tratase de una bolsa de escombros, Cadenza arrastro al pequeño mientras caminaba por el bosque, silbando una canción que solo él conocía…



Continuara…
Cadenza Sphelhur
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.