¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Can we hunt the past? — Part. III [Viaje]
Hoy a las 2:34 am por Ofu

» "You are weak" | Oikawa's Profile
Hoy a las 2:17 am por Oikawa

» Misiones de Howaitohasu
Hoy a las 1:40 am por Sorey Bokushi

» MISIÓN DE RANGO [C]: [RIVALS NOT ALLOWED]
Hoy a las 12:25 am por Afrodita

» Seeking the truth
Ayer a las 11:49 pm por Kohaku ~

» Una aventura de búsqueda.
Ayer a las 11:27 pm por Gouki

» Agua y Fuego
Ayer a las 10:24 pm por Crodos

» "Give me power" - Oikawa
Ayer a las 8:20 pm por Kazuo

» Mysteries on the Aruma {D}
Ayer a las 8:12 pm por Fuka

» [Social] Regreso e ida
Ayer a las 6:32 pm por Uchiha Michi

» Training review || Increase in Chi
Ayer a las 6:13 pm por Kakuja

» Strange event under the tutelage of the damned || Past
Ayer a las 6:05 pm por Kakuja

» Some kind of monster.
Ayer a las 6:00 pm por Chrom

» Misiones | Noche
Ayer a las 5:52 pm por Noche

» Solicitud de mision por parte de Uchiha Michi
Ayer a las 3:34 pm por Uchiha Michi

» Pies over Life
Ayer a las 3:17 pm por Uchiha Michi

» Encounter with the hunters || With Aaron
Ayer a las 9:06 am por Aaron Sureddo

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Ayer a las 8:07 am por H Uchiha

» Primer Entrenamiento: Fuerza
Ayer a las 8:01 am por H Uchiha

» Tablón de Misiones - H Uchiha
Ayer a las 5:59 am por H Uchiha

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


think that all human lie ♫

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Dom Ene 24, 2016 6:24 am

Misiones:

Misión de rango C: Bang my head.


Lugar de la misión: Pais del fuego  — Capital de la Hoja.
Tipo de misión: Misiones Varias.
Descripción de la misión: Cierta familia del país del Fuego se ganado una mala fama, a pesar de que ellos niegan todas las acusaciones que se vierten sobre ellos. Cierto día, recibieron una piedra envuelta con un papel que fue lanzada a través de la ventana de su hogar instando al cabeza de familia, el señor Igurashi a que haga frente a un pago desorbitado de ryus frente al cual no puede hacer frente. Por este motivo, y por el miedo que tiene el hombre y su familia en el cuerpo, ha decidido contratar jovenes Shinobi que le ayuden a proteger su casa frente al acoso y derribo que va a sufrir el tercer día de esta semana al amanecer.
Recompensa de la misión: 1000 Ryō |両|
Extensión mínima de la misión: 60 líneas.


Misión de rango C: Break through the silence.


Lugar de la misión: Pais del fuego  — Capital de la Hoja
Tipo de misión: Misiones Encadenada con "Bang My Head"
Descripción de la misión: El señor Higurashi clama venganza y jura que hará pagar a las personas que atacaron su domicilio hace ya dos días. Ha decidido, que con honor y valentía además de con un grupo de jóvenes Shinobi, asaltarán la casa del mecenas que ordenó el ataque a su hogar y le hará pagar por los destrozos causados.
Recompensa de la misión: 1100 Ryō |両|
Extensión mínima de la misión: 70 líneas.


Misión de rango C: Sleep when we're dead.


Lugar de la misión: Pais del fuego  — Capital de la Hoja.
Tipo de misión: Misiones Encadenada con "Break through the silence".
Descripción de la misión: Quien lo iba a decir, lo que parecía blanco ahora era negro. Todo en esta vida está inundado de pequeños matices los cuales son casi imperceptibles por la vista humana pero que se quedan en el subconsciente y salen a la luz de forma insospechadas. A pesar de todo lo que pudiese parecer, y en contra de lo que muchos podrían pensar, el señor Higurashi mintió en todo momento, pero en cierta medida. Debía dinero a esa persona, pero no por algún motivo lícito, sino que el señor Higurashi había solicitado un servicio de sicarios y no había hecho frente al pago. Por ese motivo el mecenas, que se llama Takeuchi, quiere atrapar a Higurashi para que no huya ahora que no tiene más que el apoyo de un pequeño grupo de leales hombres.
Recompensa de la misión: 1200 Ryō |両|
Extensión mínima de la misión: 80 líneas.


Código:

>>Notas iniciales:
Bien, gracias por participar para empezar, las 3 misiones las haremos del tiron en el mismo tema, recordad:
Somos genin, no dioses
No vamos a por lineas, sino a por una historia epica
Divertios
PD: no me importa si tardais una semana en postear, no pido que se escriban novelas, pero algo mas de 10 lineas si :3 Gracias!
PD2: inventaros todo lo que querais para la trama que las misiones la hacemos los 3 :3

Lunes por la mañana, Azazel se encontraba aun durmiendo, unos rayos de sol entraron por las rejillas de la ventana de su habitación despertandolo. Se movió ligeramente y con cierta vagueza entre las sabanas hasta que finalmente 15 minutos después se incorporo frotándose los ojos. —Ya es lunes… Dijo. —Pronto vendrá mi sustituta. Azazel tenia que vestirse pues tenia que atender y dar unas pequeñas indicaciones a una muchacha con ganas de trabajar en la floristería, pero ¿para que la necesitaba allí? Sencillo, días atrás junto a su revisión semanal de las oficinas  de la capital se le fue entregada una misión de categoría C bastante peculiar y que le costaría bastante tiempo, tiempo que no podría estar en la floristería, por ello debía dejar a alguien que cuidase la misma, flores y plantas para que estos no se dañasen o muriesen.

Se le asigno una misión de protección de personas e inmuebles, por lo que seria algo peligroso y duraría días, de hecho el día anterior Azazel ya preparo una pequeña maleta con ropa para bastantes días y dejo sobre una silla su ropa del día de hoy. Se vistió con una camiseta negra bajo una camisa blanca con un bolsillo a la altura del corazón atada completamente menos el botón del cuello dejando el mismo abierto para sentir mas libertad, ademas llevaba unos pantalones pitillo negros ajustados por los tobillos que le daban comodidad y no causarían molestia a la hora de caminar con esas deportivas de cuello alto azules oscuros. Como últimos toques tenia un porta armas en su cintura por detrás, bajo la espalda y papeles generados por el anteriormente en los bolsillos de los pantalones y camisa y un sombrero borsalino negro que destacaba con sus pelos rojos que sobresalían por los bordes del mismo como si hubiesen sido colocados cuidadosamente, en total llevaba un conjunto de colores blancos, negros y azules oscuros por lo que su tez blanca,sus ojos Azul marino y color miel (pues tiene heterocromia) y su cabellera roja con matices fucsia destacaban bastante.

La campana de la finca sonaba por lo que aquella muchacha había llegado, Azazel ya cogiendo sus ultimas cosas salio de su casa, atravesó la floristería y se dirigió a la entrada del recinto, allí estaba, una joven que parecía encantadora y con conocimientos de la flora se posaba frente a el —Hola, soy Azazel, encantado. Dijo extendiendo su mano. —¡oh! Hola hola, ¡gracias por darme este trabajo! Respondió ella devolviendo el apretón de manos. —Bien toma este libro con notas, esta explicado todo lo que debes hacer a diario y todo lo que hay que tomar en cuenta, como ves la finca y la floristería son grandes, por allí están los invernaderos, allí la reserva natural y el estanque, la floristería es este edificio de tres plantas y tras ella siguiendo el camino con losas de piedra esta mi casa la cual puedes usar mientras estoy fuera. Dijo señalando varias direcciones y moviendo sus manos para puntualizar en ciertos puntos de la conversación. —Em... ¡vale entendido! ¡Que le vaya bien sus días de vacaciones! Dijo la muchacha. —Ya me gustaría que fuesen vacaciones, ya me gustaría. Respondió Azazel con un suspiro. —Bueno te dejo al cargo, hasta pronto. Dijo marchándose y saludando con la mano —¡Adiós!

La misión al principio parecía clara y sencilla, proteger a una familia y su casa, pero, quien iba a pensar que aquella misión sencilla acabaría evolucionando a una entramada y complicada situación, pero bueno centrémonos en lo que ahora nos incumbe. La Casa a proteger era una finca en los campos exteriores de la capital, una zona rica de casas ostentosas y brillantes, en nuestro caso la casa que casi parecía un pequeño fortín estaba rodeado por un muro y varias atalayas en estos muros y atalayas se podían ver a bastantes hombres con armamento muy ligero y casual como kamas, bastones y alguna que otra espada patrullar y vigilar desde las atalayas, se notaba que en aquella casa había miedo. Azazel se acerco a la entrada del muro donde una persona, la mas bien armada, incluso tenia un poco de armadura le hizo parar e identificarse. —Alto, identificate. Dijo el señor con voz imponente. Azazel saco una documentación conforme indicaba que el era uno de los shinobi que se había asignado la misión de colaborar con la defensa de los inquilinos y la casa. —Soy Azazel, shinobi enviado por la capital. —Ah bien, eres el primero, soy Kotatsu, el hijo mayor y encargado ahora mismo de la seguridad, adelante. El hombre se aparto dejando paso. Azazel asintió con la cabeza y camino al frente dejándose mostrar frente a si un edificio tradicional japones de dos plantas,  Una vez entrados se podían ver algunos desperfectos, alguna ventana rota, rasgones en el suelo y paredes incluso la entrada de la casa habían dos estatuas, una de ellas no se sabían que era pues estaba destrozada y algo quemada mientras que la otra, un buda, parecía estar bien. —Han habido reyertas. Pensaba Azazel.

El edificio era de dos plantas, la inferior tenia una especie de parque de madera que salia de la casa rodeando la misma siendo la intermediaria entre el patio y la casa, a la izquierda de la misma habían unos arboles sakura con mantas debajo donde seguramente solían pasar las soleadas tardes, al frente de la casa y a la izquierda del camino de la entrada había un pequeño estanque bastante bonito, el edificio a parte de la entrada principal tenia otras dos con puertas correderas de madera, casi por toda la finca habían delgados pilares de madera que sujetaban un recipiente con leña preparada para arder de noche e iluminar, ademas colgando de la casa habían bastantes farolillos que también servirían para el mismo propósito.

Azazel Entro por la puerta donde una señora le recibió. —Hola, soy la esposa del señor Igurashi, Fumie, por aquí por favor le llevare a la habitación donde estarán ustedes los ninja. Anuncio para luego ponerse en marcha por aquel pasillo. —Encantado, le sigo. Respondió mientras caminaba por ese pasillo de madera hasta llegar a una puerta corredera pasando varias antes, al abrirla había una habitación bastante amplia, parecía tener en una esquina futones para tres, en el centro una mesa baja con cojines, a la derecha unos armarios y a la izquierda muebles con adornos entre otros. —Entre aquí y espere a sus compañeros, cuando estén reunidos vendrá mi marido, el señor Iguarshi y explicara los detalles. Anuncio haciendo una reverencia para luego marcharse. Azazel asintió entrando al interior mirándola un poco asombrado, era muy grande la habitación y le había parecido ver muchas mas, la casa debía ser enorme. Dejo la pequeña mochila a un lado y se sentó en la mesa, sobre ella había una tetera y varios vasos, por suerte la tetera estaba llena de te y por el humillo que salia del extremo se veía que estaba recién hecho por lo que se sirvió un poco, quedándose allí esperando al resto y al contratista. —A ver si acabamos este trabajo rápido, no me gusta dejar la floristería sin atención… Pobre Azazel aun no sabia que este trabajo le iba a durar y causar muchos problemas.


Última edición por Azazel el Sáb Ene 30, 2016 2:02 am, editado 1 vez
Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Gary el Jue Ene 28, 2016 5:58 am

Off:
Perdonen por la tardanza pero desconocia la existencia del tema.

Lunes por la mañana, el sol se reporto a muy temprana hora para inundarnos con su infinita luz, sin embargo esta luz no me afecto y seguí durmiendo hasta que el ruido de un ave me despertó. Me desperté de aquel sueño profundo que estaba teniendo ya hace varias horas. Teniendo ya los ojos abiertos alcance a ver mi habitación totalmente iluminada. Esto me habia generado un gran presentimiento de lo que serian los siguientes días, esto debido a que el día de ayer me habia sido encargada una misión encaminada a salvaguardar la integridad de una casa perteneciente a una familia poderosa del país del fuego y este encargo podría prolongarse demasiado si se daban mal las cosas. Formaría equipo con otros dos ninjas que tambien habían sido notificados de la situacion de la misión, con todo mi corazón deseaba que estas personas fueran interesantes. Me decidí a levantarme de la cama con todo el ánimo de iniciar el día, me abrí paso hacia un pequeño armario localizado unos metros delante de mi cama para buscar algo de ropa para meter dentro de una mochila que posteriormente tomaría. Una vez toda mi ropa empacada agarre mi indumentaria diaria que consistía en una camisa negra, un pantalón de un mismo color y unas sandalias azules para que mis movimientos sean más rápidos y agiles. Me colgué mi bolsa porta-armas a mi costado derecho y dentro de ella iban todas mis herramientas ninjas como kunais, shuriken y cosas por el estilo, en ella tambien puse mi identificación que me habia sido dada para entrar a la casa. “Bien…esto es todo lo que llevare, mejor me voy porque se me hará tarde”. Salí de mi cuarto para después atravesar el pasillo que da a la puerta de salida de mi casa, gire la perilla y salí de ella.

Ya afuera en el bosque, note que hacia calor, uno bastante soportable pero que no dejaba de serlo, hacia tambien un viento bastante agradable. Sentí un gran olor a quemado, más específicamente a madera quemada, esperaba que no fuese lo que yo creía, tome rumbo hacia el lado de atrás de la casa y ahí vi a mi padre entrenando sus técnicas de fuego, algo que él hacia con mucha regularidad desde que yo me acuerdo. Los efectos que ellas tenían en el ambiente eran algo sorprendente y tambien eran algo que yo quería lograr algún día. Me acerque a él y lo interrumpí, “Buenos días papa, me tengo que ir a una misión que me tomara unos cuantos días, es en la capital y tengo que proteger una casa de un ataque próximo, tienes algún consejo para mí?”, mi padre echando su mirada hacia mí me dijo con una total tranquilidad, “Te tengo uno solo, pon la reputación de tu clan en alto, que te vaya bien”. Ante estas palabras solo respondí con una sonrisa y las palabras de despedida correspondientes. Tome rumbo hacia mi destino que se encontraba un poco lejos en la capital del fuego.
Viaje aproximadamente media hora para llegar a la capital y una vez en ella verifique la dirección que me habían dado con anterioridad y la casa se encontraba en las afueras de la ciudad. Mi único deseo por el momento era llegar ahí ya que se me habia hecho un poco tarde. Me abrí paso hasta las afueras para por fin encontrar la dichosa morada. Era un edificio bastante resguardado por una muralla rectangular y varios atalayas en sus esquinas, muchos guardias la resguardaban y al ver que me acerque al perímetro comenzaron a verme con una mirada amenazante. No tenía nada que temer ya que venía con órdenes y una vez que estaba en la entrada principal comunique el porqué de mi llegada al lugar. Al frente mío se posiciono un hombre muy bien armado llamado Kotatsu que argumento ser el hijo mayor y el encargado de la seguridad a él le volví a comentar porque venía y este me escolto hasta la entrada de aquel gran edificio de dos plantas. Este parecía estar en perfectas condiciones pero una vez dentro de el alcance a apreciar como algunas ventanas estaban rotas y habia ciertos desperfectos en las puertas y piso. Entre por una puerta donde me recibió una señora mayor que argumento que era la esposa del señor de la casa, Fumie era su nombre, me pidió que la siguiera para revelarme la habitación que compartiría junto con mis dos compañeros. Me dedique a seguirla durante un rato hasta que llegamos a una habitación con la puerta cerrada, la que ella abrió. Una vez note que en el cuarto se encontraban ya los dos ninja, un hombre y una mujer, los dos completos extraños para mí. Me llamo la atención la apariencia de los dos ya que la mujer se veía muy joven y el otro solo tenía pinta rara. La anciana se fue dejándome solo allí frente a aquellos así que me limite a saludar y presentarme mientras entraba en aquella habitación. “Supongo que ustedes son mis compañeros de misión, yo me llamo Gary y espero que nos llevemos bien ya que por lo que tengo entendido esto podría extenderse más de lo debido.” Para cuando termine de decir todo aquello estaba al final del cuarto y habia localizado una silla sobre en la cual me senté a esperar respuesta.
Gary
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Lun Feb 01, 2016 2:18 am

Sorbo a sorbo aquel cálido té que le calentaba el cuerpo iba agotándose, sorbo a sorbo, el tiempo pasaba dando a notar que o llego muy temprano o sus compañeros llegaban tarde aunque tampoco le importaba mucho. Aquel té le había dejado una sensación de calidez bastante agradable, tanto que casi estaba somnoliento ¡y no podía permitírselo! Se dio con ambas manos una palmada en las mejillas para despertarse y miro a su alrededor viendo de nuevo aquella habitación, sobretodo los armarios y su mochila. —Bueno, ya que estoy aquí y tengo que esperar, por que no. Se levanto con mochila en mano dirigiéndose al armario de la izquierda, al abrirlo estaba vació, solo tenia algunos cajones y perchas, suficiente para dejar la ropa y lo mas importante, armas extra. Como la misión pintaba que duraría mas tiempo pensó que traer armas de repuesto seria lo ideal. En el cajón inferior dejo 4 porta armas listos con los correspondientes kunay mientras que encima del cajón y en la percha dejo diferentes prendas de ropa, no muchas, pero algunas. Ademas en una de las perchas dejo una especie de cobertura de cuero de medio pecho y un hombro que uso anteriormente en la misión que se le asigno en el templo del fuego, una armadura muy ligera que apenas servia para encajar mejor los golpes físicos, pero algo es algo. Cerró el armario a la par que escuchaba pasos en el pasillo, alguien se acercaba, no podía decir cuantos pues tampoco era un experto, pero si podía asegurar que alguien venia, guardias, la señora Fumie o mas shinobis tal vez. En cualquier caso como ya había terminado de colocar sus cosas en el armario volvió a la mesa donde cogió otros vasos dejándolos en la mesa rellenando su vaso para estar listo y servir otro si fuese necesario.

La sala parecía en calma con el humillo que desprendía el vaso de Azazel, sin corrientes de aire, solo con la luz que hacían unas velas y lo poco que entraba de unas ventanas en cruz de madera con unas cortinas blancas, era una calma parecía a la de su hogar, solo que esta se vería rota en una milésima de segundos. La puerta se abrió con la señora Fumie al frente apartándose en segundos dejando entrar a una chica, no, mas bien una niña algo crecida con un aspecto mental calmo, pero físicamente algo descuidado, ropa que no parecía haber sido elegida a conciencia, pues era de calle, o al menos eso pensaba Azazel, tal vez aquella ropa estorbaría a la quien la portaba, pero bueno, que decir de su cabello, parecía recién levantada, tal vez por eso llegaba algo tarde no obstante lo mas curioso fueron las palabras de la joven tras cerrarse la puerta: “¡Yo no quiero conocer a ningún niño mimado amariconado!” Dijo como primeras palabras. —¿he?  Soltó Azazel mientras aquella muchacha algo extrovertida giraba viendo la habitación hasta cruzar miradas con Azazel y con ello se esperaba un saludo, mas lo único que se vio (o al menos por los ojos de Azazel) fue la risa inocente de una pequeña y posteriormente su nombre, la gran Moria Hyuga, pero no era todo, al parecer olvido algo muy importante, satisfacer su apetito maldiciendo su descuido por no haber pedido un ¿entrecot?. Azazel empezó a reírse por ver aquella cosita adorable por lo que almeno debía presentarse aunque no tenia por costumbre nombrar su apellido pues con ello solía bastar para entregar parte de tus habilidades al resto de gente. Ella se presento como Moria Hyuga, ya conoció a uno con el mismo apellido, Takeru, ojos blancos distintivos y esa capacidad cuerpo a cuerpo excepcional. —Hola Moria, encantado. Dijo levantándose para ir hacia ella. —Soy Azazel, vivo aquí en la capital, en mi floristería Tekkadan. Una de las mas grandes, conocidas y reputadas por su variedad de la capital y del país. —Lo ultimo que espero es estorbar, jaja, pero… Dijo acariciando la cabecita desplumada de Moria —Aww, pero que pequeñita y adorable pareces ¿no te habrás equivocado de misión? Tan joven y ya con misiones tan peligrosas que dura vida, respecto ese problemita tuyo, ahora te sirvo algo de te seguro que aliviara en algo. Dijo con la cara algo apenada, se le notaba que no era muy belicoso ni violento. Sin dar tiempo a respuesta alguna de Moria la puerta volvió a abrirse mostrando al que seria el ultimo shinobi que les acompañaría en esta misión, un chico llamado Gray al parecer, este parecía mas normal, aunque de mirada algo seria, tal vez habría hecho este tipo de misiones mas de una vez. Dio unos pasos atrás viendo como aquel chico se iba a una silla volvió a decir su nombre. —Hola hola, soy Azazel, encantado!  Dijo sirviendo en los dos vasos que antes preparo algo de te. —Y si, es posible que se alargue, debemos proteger esta casa de los ataques, ¡pueden pasar días o semanas!

Dejando unos minutos a los jóvenes para conocerse hablar y hacer lo que tengan que hacer en la habitación la puerta volvió a abrirse, parecía costumbre ya. —¡Bienvenidos shinobi del fuego, que alegría que estáis aquí! Dijo un hombre algo sudoroso, se le ve nervioso o mas bien preocupado. —Soy el señor Igurashi y contratante de la misión, espero que podáis proteger a mi familia, mi casa y a mi mismo de los maleantes que quieren hacernos daño injustamente! A medida que este hombre hablaba parecía que el sudor mas que de miedo era de intranquilidad y que sus palabras, en vez de sinceras, actuadas, pero bueno, que íbamos hacer de lo que realmente pasaba aquí, se nos pago por un único trabajo proteger el edificio.

El señor igurashi se adelanto unos pasos entrando en la sala poniéndose mas cómodo, en sus manos tenia unos papeles, mas bien notas. —Desde hace días la mafia empezó a amenazarnos con que pagásemos un dinero que no les debemos de nada y desde entonces hemos recibido ataques fugaces y poco amenazadores, pero día a día estos se hacen mas potentes, han llegado a herir a miembros de mi hogar y romper parte de mis propiedades, es inadmisible! Dijo esparciendo todos aquellos papeles por la mesa. Eran todo notas de amenaza, menos uno, con un plano de la casa, básicamente mostraba lo ya descrito pero con mas detalles, incluso la planta inferior como estaba distribuida. —Os traigo estos documentos por si os sirven de algo, sin mas dilación os dejo trabajar, tenemos a una docena de hombres armados a parte de mi hijo mayor, os entrego la defensa de mi hogar, familia y bienes. Dijo haciendo una ligera reverencia. Tras aquello el hombre espero un rato y respondió preguntas para finalmente marcharse dejando a los tres shinobis allí de mañana en aquella que seria su habitación. —Parece que empieza la cosa.


>> no es un gran post, seguro que me repito mucho ya que no lo he revisado por que ya urgia postearlo tanto retrasarlo, cof cof pereza. Todo lo no descrito o escrito vagamente podeis profundizar vosotros, como por ejemplo el interior de la casa o si hay mas miembros de la familia, lo que querais vamos.
Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Gary el Vie Feb 05, 2016 7:25 pm

El ninja que se identifico como Azazel habia preparado dos tazas de te y se encontraba sirviéndolas mientras yo estaba sentado, así que cuando termino de servirlas con toda confianza tome una y comencé a beber, te gratis, que delicia pensé, pero en cuanto le tome un sorbo se me quito la felicidad al comprobar que el sabor no era tan bueno, pero que le vamos a hacer, seguí tomándomelo por el simple gusto de calentar mi garganta. Alcance a oír una pregunta hacia mi persona proviniendo de la única mujer de la sala, preguntándome a que feudo sirvo. Como el hombre civilizado que soy conteste a eso diciendo, “Soy del feudo Kakkinoaru’en” pero al parecer mi respuesta no fue escuchada por ella ya que se encontraba hablando y su voz se encontraba subiendo de volumen argumentando que ella era la gran Moria Hyuga. Pele los ojos al oír esto ya que nunca habia conocido a una persona de ese clan y esto definitivamente me iba a dar experiencia. Ella siguió dándose delirios de grandeza hasta que decidió bajarse de la silla a la que se habia subido para alcanzarnos en altura, tropezó con sus propios pies y al siguiente segundo se encontraba tirada en el suelo, se habia caído. Se levanto rápidamente diciendo que eso no habia sido nada. “Espero que no sea un estorbo para la misión y que en la batalla demuestre sus verdaderas habilidades, me gustaría ver el Byakugan en acción, nos servirá mucho para labores de reconocimiento” pensé al estar viendo sus ojos. Mis pensamientos se vieron interrumpidos por otra pregunta de esta misma joven, esta vez nos pregunto a los dos sobre nuestro respectivo clan, al salir aquella pregunta de su boca, en el mismo segundo un señor sudoroso y definitivamente nervioso abrió la puerta y entro en la habitación sin siquiera tocar, lo que me salvaba de contestar aquello ya que no estaba dispuesto a contestar eso todavía.
Este hombre se identifico como el señor Igurashi, el dueño de la casa y nuestro empleador. Este empezo a hablar, primero dándonos la bienvenida y después aclarando los detalles de la misión. “Desde hace días la mafia empezó a amenazarnos con que pagásemos un dinero que no les debemos de nada y desde entonces hemos recibido ataques fugaces y poco amenazadores, pero día a día estos se hacen más potentes, han llegado a herir a miembros de mi hogar y romper parte de mis propiedades, es inadmisible!” Dijo esto mientras ponía unos papeles sobre la mesa en la que me encontraba yo bebiendo mi te. Los vi y parecían unos planos de la casa y sus alrededores. Lo siguiente que dijo confirmo mis sospechas, “Os traigo estos documentos por si os sirven de algo, sin más dilación os dejo trabajar, tenemos a una docena de hombres armados a parte de mi hijo mayor, os entrego la defensa de mi hogar, familia y bienes” La joven Hyuuga tenía una duda y la explayo ante el preguntándole sobre las personas que teníamos que proteger, “Somos, contando a mi mujer, mis tres hijos y mi sobrino, seis. Esta noche os convidaremos a cenar para que podáis reconocerlos si los encontráis en peligro  y no los confundáis con un enemigo si los veis merodeando por la casa de noche”. Después de aclarar esto, Igurashi se fue de la habitación cerrando la puerta y dejándonos solos. Moria empezo a decir algunas cosas sobre la casa y el empleador que simplemente no cuadraban y quedaban raras, es decir, los planos estaban muy bien hechos y tenían muy buena seguridad para esto. Mi cabeza comenzó a hacerse preguntas sobre si Igurashi habia mentido. “Concuerdo contigo Moria, Igurashi se veía muy nervioso, parecía que estaba ocultando algo y al parecer tenía miedo tambien.” Tengo ciertas sospechas sobre él.  Le tome el último sorbo a mí te dejando la taza vacía y sobre la mesa. Pensé en explorar la casa para pensar en estrategias para evitar un desastre y comunique esto a los demas. “Voy a explorar los jardines de la casa para pensar en futuras estrategias para la batalla” si alguien quiere venir conmigo lo puede hacer. Me levante de la silla avanzando hasta la pared del cuarto donde se encontraba una ventana bastante grande, la que abrí para poder salir por ella abandonando así la habitación y entrando a los jardines.
Gary
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Mar Feb 09, 2016 1:14 am

¡Alerta, Un pequeño huracán ha entrado en la casa! Dirían muchos ante lo que allí ocurría, aquella muchachita de pintas adorables se había revolucionado aun mas de lo que ya estaba podía verse como una tigresa enfurecida, mas para Azazel, una persona totalmente positiva y feliciana solo veía un cachorrito jugando. Empezó apartando de un manotazo la mano de Azazel, luego cual niñita achuchable se puso de puntitas inflando sus mofletes rojos y gracioso haciendo que azazel estuviese a punto de soltar un sonidito por la ternura que sus ojos mal ajustados veían, pero fue interrumpido por un empujón que al parecer muy bien hecho, justo en el punto que rompía el equilibrio de Azazel ademas la fuerza era considerable, no demasiada, pero mas que la del joven —Vaya, sabe de lo suyo. Pensó mientras puso pierna atrás para recuperar el equilibrio aunque con poco éxito pues dio algunos tras pies hasta chocar con los armarios quedándose allí apoyado.

Para cuando Azazel se recompuso Moria ya estaba encima de una silla señalándolo —Te vas a hacer daño, baja de allí. Trato de decir sin éxito eclipsado por los  gritos de aquel terremoto de niña. Haciendo caso omiso de sus advertencias Moria se puso a cuclillas cogiendo la tetera, por la posición seguramente estaba algo torpe la lanzo a Azazel pero este no le costo mucho esquivarla pues era bastante rápido pero al chocar contra el armario el te, ya mas tibio que ardiente le salpico mojando parte del brazo y pierna —Vaya vaya, estas creando un buen estropicio. Dijo riéndose mientras un mantel le cubría cual persona disfrazada de un fantasma bastante cutre. —Pillado Pensó quitándose el mantel de encima viendo como ahora Moria prestaba atención al otro shinobi también muy joven por apariencia. —Con que edad envían ahora a la gente a luchar. Pensó algo apenado mientras daba unos pasos al frente frenando en seco de nuevo por la atención que volvió a recibir de Moria. —Ya veo ya, ¡eres muy fuerte para tu edad, en ese caso espero que seas de gran ayuda y liderato para la misión ¡Gran moría! Pero deberías bajar puedes hacerte.. Plof, se golpeo contra el suelo. Azazel trato de ir a ayudarla pero raudamente esta se levanto y con su voz estridente casi obligo a los presentes a olvidar lo sucedido mas Azazel solo se llevo las manos a la boca. —Ya te dije que podías hacerte daño.

Coloco de nuevo la manta sobre la mesa y moría volvió a preguntar sobre el clan, Azazel no estaba dispuesto a mencionar el suyo, pues tampoco es que formase parte del clan ni tampoco tenia conocimiento de que sus padres hubiesen formado parte alguna vez, por lo que simplemente tras colocar el mantel respondió. —No formo parte de ningún clan, siempre he vivido con mis padres en la floristería hasta que me toco heredarla, pero bueno he luchado con gente hyuga en varias ocasiones son fuertes, ¡espero tus grandes dotes de combate!

El señor higurashi ya había entrado en la sala y había expuesto los datos iniciales, por parte de sus compañeros salieron mas preguntas e información que respondió el mismo contratista, ahora gracias a Moria sabíamos que había 6 civiles a parte de los combatientes del exterior y ademas esta misma noche cenaríamos con ellos para conocerlos. Una vez marchado el contratista la pequeña que aparentemente es el centro de atención, mostro una pizca de picarda e inteligencia al anunciar lo obvio, por que esta casa tan antigua tenia planos y mas aun, por que también del exterior? Estaba claro que esto estaba preparado de hace tiempo. —Cierto es extraño, pero bueno tenemos que protegerles igual, ellos pagan.

En todo este rato su compañero que se presento como Gary no pareció importarle lo ocurrido se limito a mirar y esperar hasta que propuso ir a dar una vuelta por los alrededores para patrullar. —Ahm, lo siento, gracias a esta pequeña de aquí tengo que cambiarme, tengo toda la ropa llena de té. Tras ello y dejando marchar a su compañero fue hacia el armario sin esperar a que hacia Moria —Voy a cambiarme espero no te importe, sino date la vuelta, aunque tampoco es que vaya a quedarme desnudo. Dijo abriendo el armario. Se quito la camisa que tenia empapada y la interior también pues el te había traspasado ademas de sus pantalones. Azazel no parecía importarle que no estuviese solo, el era una persona feliz de por si y tampoco le daba vergüenza que una niña le viese, pues al fin y al cabo tampoco se quedo desnudo y ademas, ella solo era una niña. Se coloco una camisa blanca y una corbata negra, pensando ya en la cena que tendrían de noche ademas de ponerse los mismos pantalones solo que secos. —Bien ya estoy listo! Cogió dos cosillas mas con sus manos, al voltearse con su mano derecha se coloco en la cabeza un sombrero borsalino negro muy bien conservado y elegante que le daba un toque serio ante tanto festival de colores que el joven ya era de por si, en su otra mano tenia una libreta con papeles rectangulares, era una libreta extraña pues no parecía muy útil para escribir, los papeles eran alargados y pequeños. —Bien y con esto toca trabajar.

Se sentó en la mesa esparciendo algunos papelitos sobre la misma realizo unos sellos de mano para luego con la palma de su mano tocar cada papelito, la hyuga con sus ojos probablemente vería como el chacra se generaba y moldeaba fluyendo por su brazo incrustándose en cada papel formando ciertos iconos desconocidos para ella. —Yo soy un especialista en funjitsu, a esto me dedico a parte de cuidar mi floristería. Tras los sellados de 4 papeles guardo los mismos en sus mangas y bolsillos. —Bien ya estoy listo, deberías acicalarte para la cena de después, la presencia es importante en el trabajo.

Todo estaba preparado, Azazel preparo su armamento y sus sellos, conoció a sus compañero e incluso hizo migas con ellos (o eso cree, pero bueno ya es conocido que sus ojos ven demasiado bien las cosas) y ademas iban a cenar gratis que mas podía pedir, ah si, una cosa mas, acabar la misión con vida.
Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Gary el Sáb Feb 20, 2016 8:04 am

Me encontraba vagando por los jardines de la enorme casa que parecía más una fortaleza que una vivienda. Muchos hombres protegiendo los muros daban ese efecto. Observándolos logre ver que estaban muy bien armados y debido a esto, pensé que los que atacarían serian oponentes muy habilidosos y probablemente ninjas como mi equipo. Me encantaba observar mí alrededor ya que eso me permitía a mí analizar las situaciones que se daban o se podrían dar en el entorno. Me acerque a los muros para ver en que estado se encontraban estos. Los toque, pase mis manos por ellos y pegue unos cuantos golpes suaves a ver si estos se encontraban huecos. Al parecer los muros eran bastante sólidos y a mi criterio podrían resistir unas cuantas explosiones antes de caer, solo veía un problema, eran bastante bajos por lo que un ninja podría fácilmente saltar sobre el o escalarlo con la técnica básica, esto no era una fortaleza impenetrable como tal pero aguantaría hasta que llegáramos nosotros. Por mi mente pasaba una pregunta que tambien les pasaba a los demas ninjas con los que formaba equipo, la situacion que estábamos viviendo era algo rara, empezando por el señor Igurashi que parecía muy nervioso, demasiado nervioso, luego, los planos de la construcción y de los jardines muy bien elaborados, bastante recientes y mucha vigilancia, se estaba preparando para un gran ataque. “Que habrá hecho este hombre como para que la mafia lo este amenazando con matarlo? De seguro era algún asunto de dinero ya la organización toma muy en serio esos asuntos, pero mi pregunta era, que servicios habia requerido? Habia mandado matar a alguien de casualidad?” Todas esas eran incógnitas que se formaban en mi cabeza a la par que observaba los jardines.
Mi pensamiento fue interrumpido por un golpe que se oyó cerca y en dirección a la habitación en la que me encontraba con anterioridad. Ante esto, voltee hacia esa dirección pero no me alerte demasiado ya que de seguro habia sido un acto de aquella muchacha llamada Moria así que seguí observando el alrededor hasta que dentro de unos cuantos segundos oí un grito dirigido hacia mi exclamando: “¡Oye, tú! Mientras paseabas, hemos capturado a un tipo la mar de raro”. Al escuchar esto di media vuelta y note que se trataba de mi compañera, que rápidamente dio media vuelta y volvió al cuarto, sin pensarlo dos veces corrí hacia ella metiéndome tambien y alcanzando a ver a un joven de cabello algo raro y con un ojo igual de raro, andaba muy bien vestido y Azazel lo tenia agarrado contra un mueble de madera, todo esto fue extraño para mi hasta que Moria dijo: “Dice que es el sobrino del sudoroso ese que nos contrató, pero lleva el sello de la mafia. Me creo que sean familia, los dos sudan como cerdos”. Entonces, este chico era parte de la familia de mi empleador y por lo tanto habría que protegerlo pero, llevaba el sello de la mafia que estaba causando disturbios aquí, la situacion se habia tornado muy rara.
Off:
Perdon por el corto post pero no tengo inspiracion ni tiempo para inspirarme, tampoco he entendido del todo la parte del interrogatorio, asi que para no joder la trama que te has planeado lo voy a dejar asi.
Gary
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Mar Mar 08, 2016 8:49 pm

Farfullos malhumorados empezaban a hacerse corrientes en el entorno de Azazel, Moria, la pequeña huracan del grupo ya se quejaba de nuevo, esta vez por no haber podido tomar la iniciativa al explorar el exterior, pero, tal vez fue lo mejor. Quedandose en aquella habitacion con Azazel le supuso una gran recompensa de… risas muchas risas a costa del de ojos dispares. Al parecer el cuerpo de Azazel le producia gracia ademas de sus ropas -En especial su sombrero borsalino- aun asi era compasiva y anuncio que le salvaria la vida cuando fuese necesario. —Que monada! Penso con una sonrisa en su rostro  ingorando el hecho de que hacia aquello para que Azazel fuese su siervo, si, su mente feliciana filtraba lo que entraba para que todo fuese perfecto.

Mientras Azazel realizaba sus tareas con la libreta, es decir el funjitsu, moria parecia interesada, o almenos lo miraba con detalle, Azazel miro de reojo y esta se volteo dicinedo que para que queria ver ella estupideces mas cuando Azazel trato de decirle algo esta le mando callar, el pelirojo extrañado inclino levemente la cabeza mientras Moria se movia hacia la ventana en un visto y no visto la ventana se abrio un joven entro por ella y Moria con su destacada fuerza y brutalidad lo redujo sin siquiera mediar palabra, tan solo gritos para sonsacar informacion, que por cierto tuvo resultados. El chaval que entro era Akito igurashi el sobrino y al parecer tenia un ojo amarillo de cristal justo como el de la entrada. “Que no se mueva” indico moria, haciendo que el de ojos dispares se colocase sobre el chico manteniendolo en el suelo inmovilizandolo de alguna forma. —No te muevas, no me gusta hacerte daño. Dijo apretandole con su fuerza contra el suelo. —Pronto te dejaremos ir en cuanto vengan el resto y el señor igurasi. Dijo al joven mientras Moria salia a gritar para llamar a Gary y luego volver a entrar.

—Pues si, debe ser que la mafia se la tiene jurada a esta familia, pero ¿por que? Azazel puso su peso sobre el chico y le levanto un poco la cabeza para que pudiese hablar. —Bueno responde, como podemos suponer formas parte de los agresores a la familia igurashi, ¿Sabes cuando van a atacar? Pregunto Azazel. —Arg, pesas! Vale vale! Vendran en 3 dias! Azazel miro a Moria. —Tres dias… miro de nuevo al joven. —Bien y cuantos van a venir, ¿son muchos? El chico Igurashi trato de resistirse moviendose un poco hasta que cedio por la presion que Azazel volvio a ejercer. —Vale vale, una treintena tal vez mas! Sueltame! Azazel lo levanto al chico y lo inmovilizo por los brazos. —¿!Que, una treintena!? ¿ y Como atacaran, por donde? Dijo haciendo mas fuerza para parar el forcejeo —No tengo los detalles, por todos lados yo solo les tengo que abrir la puerta no se nada mas! Respondio el chico. —Algo que preguntar vosotros? Dijo Azazel. —SI no es asi hay que contactar con el señor iguarshi y a su hijo que comanda la guardia.
OFF:

Bueno mil perdones, he estado en epoca de examenes y solo postee en la trama, no estoy muy inspirado pero tras ir escribiendo recupero! ahora me pongo con los post abiertos!

he dejado la pregunta de "por que lo has hecho" para vosotros ah y sentios libres para narrar que se deshace de mi para irse como habiamos determinado :3

PD: mil perdones a los dos >.<
Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Gary el Sáb Jun 04, 2016 5:05 am

La situación parecía estar en control de mi compañero Azazel, quien puso su peso directamente sobre Akito para inmovilizarlo, técnica que resulto. Ahora el sobrino de Igurashi estaba bajo nuestro control, pero igual no sabíamos que trucos tendría este bajo la manga. Azazel le hizo múltiples preguntas al joven, que estaba tan asustado que no tuvo más que contestarlas. La primera pregunta fue algo que nosotros queríamos saber para poder desarrollar mejor nuestra misión y era la interrogante “¿Cuándo van a atacar?”. El chico contesto a esto diciendo que en tres días atacaría la mafia a la mansión para ir por Igurashi. La segunda pregunta fue “¿Cuántos son?”, la respuesta a ella fue muy sorprendente ya que yo no imaginaba que fueran a ser tantos como una treintena, así que había que estar preparados para ello. Akito intentaba soltarse del forcejeo impuesto por mi compañero, así que este reaccionaba poniendo más de su fuerza para someterlo.  Le hizo una última pregunta, que fue “¿Por dónde atacaran?”, el chico respondió a esto diciendo que el no tenia los detalles, solo iba a abrir la puerta.

El muchacho se calló y Azazel hablo de nuevo, “¿Algo que preguntar ustedes? Si no es así hay que contactar con el señor Igurashi y su hijo que comanda la guardia”. Efectivamente habría que llamar a Kotatsu pero antes de eso, yo tenía una pregunta que hacer, decidí abrir la boca y decir “Pero, ¿Por qué hiciste esto?” Akito sonrió y soltándose del agarre de Azazel, metió rápidamente la mano a su bolsillo sacando una especie de ampolleta y tragándose el contenido de ella, algo que lo puso en el suelo inconsciente en cuestión de segundos. “¿Qué rayos acaba de pasar?” Mire a mi compañero que estaba también tratando de comprender la situación que se había presentado ante nosotros. “Deberíamos de dar aviso de esto a Kotatsu”
Off:
Perdona por el post tan corto pero no pude hilar bien de nuevo la trama, despues de unos psot me recupero.
Gary
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Mar Jun 07, 2016 4:55 am

El muchacho respondió a todo con bastantes detalles, una barbaridad de soldados, fechas, por donde atacarían… ¡solo faltaba que dijese el nombre del agresor! Pero cuando se le podía preguntar el muchacho se zafo de Azazel ya que este no era muy fuerte ni muy habilidoso consiguiendo con ello tomarse con presteza un frasco que le dejo en un coma profundo, tremendo veneno. Azazel se llevo las manos a la boca y lo examino rápido viendo que seguía vivo, solo esperaba que pudiese despertar, pues tal vez tendría motivos para hacer lo que hizo y tampoco quería que un chico tan joven desperdiciara así su vida ¿que tan afligida debía ser su vida para hacer lo que hizo?

Así que ahora sabían que en tres días se encontrarían a una treintena o mas individuos tratando de dañar este hogar y sus integrantes, estaban en problemas, muchos enemigos, apenas una docena de aliados con armamento ligero a parte de los shinobi contratados y un muro no muy alto que rodeaba la finca, tal vez con esfuerzo podrían resistir, pero no confiaba mucho en ello. — Si, habrá que avisarle… Azazel se giro para decirle a Moria que lo hiciese, pero esta no estaba, se había esfumado mientras el muchacho se zafaba y tomaba aquel frasco. —¿Donde se habrá metido? En fin, voy a avisar a Kotatsu, recuesta al chico de mientras y preparate para la cena, que discutiremos con el señor igurashi de como proceder, contando que el día de hoy esta a punto de acabar solo tenemos un día de preparación… Dijo llevándose la mano a la cara para guiar un fuerte suspiro, no parecía muy entusiasmado con la situación. Marcho hacia la puerta dispuesto a avisar a Kotatsu, pero al abrir la puerta corredera allí estaba, parecía jadeante, como si hubiese venido corriendo —¿Ocurre algo? He escuchado mucho jaleo. Dijo mirando por encima del hombro de Azazel para ver el interior. —Vaya, justo a tiempo. Dijo apartándose y mostrando con la mano a Akito. —Al parecer el forma parte de la mafia que os ataca, tiene la joya amarilla en el ojo, cuando lo capturamos se tomo algo y dormido se ha quedado, justo ahora iba a avisarte. Kotatsu avanzo al joven y lo agarro en brazos para llevárselo. —Una pena, yo me encargo, id a la sala principal la cena pronto estará, supongo que organizaremos todo en la misma… Se marcho cabizbajo algo decepcionado con el muchacho en brazos dejando a ambos en la sala. —Bueno asunto arreglado, mas o menos, ¿tienes todo lo necesario? Si es así vamos ya. Anuncio mientras salia de la habitación hasta la sala principal.

Una vez allí había un par de sirvientas esperando a los ninjas. —Por aquí por favor. Azazel siguió sus indicaciones hasta lo que parecía un comedor bastante amplio, allí se encontraban el señor igurashi encabezando la mesa con su mujer a la izquierda e hijo a la derecha. —Ah! Os estábamos esperando, sentaos. Anuncio mientras miraba a los dos shinobis intrigado. —¿Y la muchacha? Interrogo. Azazel se encogió de hombros sin saber que responder, pues no tenia ni idea de donde se había marchado. —Bueno da igual, sentaos, sentaos, vamos a comer. Azazel se sentó en uno de los asientos libres, al lado de Kotatsu. Una vez sentados las dos sirvientas fueron trayendo algunos platos para el deleite de los presentes. —Señor Igurashi, tenemos que hablar sobre su sobrino Akito, supongo que ya estará informado de como entro y sobre la joya en su ojo… Pues antes de tomarse aquello nos revelo bastantes cosas, inquietantes. Giro la cabeza ligeramente —tsk, pasado mañana vendrán a atacarnos una treintena o mas personas, siendo sincero, si atraviesan los muros dudo que podamos contenerlos y aunque ganemos probablemente acabes sin fuerzas y no podamos perseguirlos para acabar con esto, tal vez necesitemos mas gente…

La mesa quedo en silencio unos minutos, escuchando solo el replicar de los cubiertos y los sonidos al masticar la comida. —Padre, yo creo que podemos, tenemos buenos hombres y shinobis, no deberíamos preocuparnos ni gastar mas dinero. Expuso Kotatsu. Azazel le miro con cara de sorpresa ¿realmente estaba tan confiado por tener shinobis? ¡No eran mas que genin! Y venían una treintena o mas de hombres ¡era poco probable que pudiesen derrotarlos a todos! —Esta bien ser optimista, pero estamos hablando de treinta hombres que seguramente irán bien armados sin contar que tal vez hay algún shinobi contratado también, en ese caso estaríamos ocupados con el shinobi ¿como trataríais con los otros treinta armados? Kotatsu hizo una mueca mostrando su reconsideracion a lo que dijo, mas no lo manifestó, estúpido orgullo. —Bueno bueno, aun tenemos tiempo, comamos y no os atragantéis con esa información, tal vez mi sobrino mintió, de hecho si despierta ya veremos que ocurre antes, pero según el medico no lo hará pronto. Azazel volvió a suspirar quitándose el sombrero, dejándolo a un lado de la mesa y probando bocado de nuevo, realmente estaba delicioso.



>>bien aqui tienes el post, rolea lo que queda de la cena y la preparacion de mañana en el siguiente post, yo hare lo mismo, asi en el proximo ya empezamos el asedio, vale? Es decir, rolea la cena, rolea que duermes y el dia de preparacion, yo hare lo mismo y ya dare inicio al asedio en mi proximo post.
PD: no he terminado con las preguntas y charlas en la cena por si tu quieres meter algo, sientete libre!
Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Gary el Jue Jun 16, 2016 1:25 am

Todo en la habitación se había vuelto bastante raro después de aquel evento inesperado en el que Akito había llevado a su boca aquella ampolleta y había caído rendido en el suelo. No obstante, nos había dado antes de eso importante información que debíamos de llevar a los oídos de nuestro empleador y su jefe de seguridad. En cuanto le comunique esto a mi compañero, este expreso su deseo de hacerlo también, tomando acción y yendo hacia la puerta para posteriormente ir a contar lo que sabía. Esta acción se vio interrumpida en cuanto el abrió la puerta y vio al mismo Kotatsu detrás de ella. Este notifico que había escuchado demasiado ruido y que no dudo en venir a ver qué pasaba, esto fue aprovechado por nosotros para contar lo que había pasado con el chico. Azazel comunico solo la entrada de este a la habitación para después entrar en detalles en la cena y en la misma organizar los asuntos. Kotatsu entro al cuarto, agarrando en brazos al joven del suelo y llevándoselo con él, al salir nos dijo que la cena pronto estaría lista y en ella se planearía todo y se entraría en detalles. Pegue una ojeada al cuarto donde nos encontrábamos para encontrarme con la sorpresa de que la mi compañera de misión Moria ya no se encontraba allí, se había esfumado, quien sabe a donde habría ido, pero, no me preocupe por eso y me centre en un dolor de cabeza que acaparo todo mi pensamiento en ese momento hasta que Azazel se dirigió a mí con unas palabras que alentaban a salir de la habitación e ir a cenar con el señor Igurashi, a lo que respondí: “Adelántate, en un momento te alcanzo”. Mi compañero me hizo caso y salió del cuarto, por lo que yo aproveche para tomar un poco de aire para ver si así disminuía un poco el dolor. En un movimiento de ojos, estos pasaron por el lugar del suelo donde había caído Akito, y allí descubrí algo que este había dejado ahí y nadie se había percatado de ello, debido a que se encontraba debajo de una mesa cerca del lugar. Se trataba de un papel doblado, mi instinto me obligo a abrirlo y ver lo que contenía o si solo estaba vacío. Una vez abierto, note que se trataba de una nota con escrito en ella, un escrito algo raro ya que no parecía normal, el orden de las letras era algo misterioso para mí ya que nunca había visto algo parecido, y era algo de lo que debía informar a Kotatsu y a mi empleador, así que me apresure a alcanzar a Azazel. Salí de la habitación con el papel en mano y en dirección hacia la sala principal donde habían notificado que sería la comida.

Una vez allí, logre ver a mi compañero, que se encontraba de frente a la mesa donde estaban sentados el señor Igurashi con su mujer e hijo. Se nos pidió que nos sentáramos pero no sin antes preguntarnos qué había pasado con la otra joven que se encontraba con nosotros, no supimos que contestar y finalmente tomamos asiento, Azazel de lado de Kotatsu y yo al lado de él. Una vez sentados todos, las sirvientas de la casa comenzaron a traer toda especie de platos con deliciosa comida que brillaba ante mis ojos, todo el alboroto pasado había dejado con hambre a mi estomago y todos esos manjares no lograban que se apaciguara. Veía como pasaban las mujeres con los platos y los dejaban enfrente de cada uno de los presentes, al parecer yo sería el último al que le entregarían el suyo. Cuando finalmente llego, no pude resistir la tentación de tomar los cubiertos y empezar a comer un poco. Mi boca ya tenía en su interior unos cuantos bocados cuando mi compañero empezó a hablar, así que deje de comer para escucharlo hablar acerca de lo que había pasado y lo que Akito nos había contado antes de caer al suelo inconsciente, revelo la cantidad aproximada de personas que vendrían en el asedio y expreso su preocupación acerca de el hecho de que si estos atravesaban los muros, nosotros no seriamos suficientes para contenerlos, sin contar con el hecho de que quizás ellos también hayan contratado ninjas para su propósito, también expreso la conclusión a la que había llegado, necesitaríamos más hombres para hacer frente al ataque, algo en lo que yo también había llegado anteriormente.

La mesa quedo en silencio unos momentos hasta que Kotatsu irrumpió en el diciendo que confiaba en la cantidad de hombres que tenia y que los creía capaces de enfrentarse a todo, que no había necesidad de gastar más dinero, al parecer le importo mas el dinero que se perdería que la seguridad de la familia, una idea que yo no compartía y estaba totalmente seguro que Azazel tampoco, entonces, este devolvió unas palabras argumentando su punto de vista y poniendo una situación hipotética para explicar lo que pasaría si entre los atacantes se encontraban ninjas, los hombres que teníamos en ese momento no serian suficientes ni siquiera para aguantar. Kotatsu, escuchando todo esto tuvo una expresión en su rostro de reconsideración ante el asunto, pero sin embargo no la expreso y en vez de eso comunico unas palabras intentando posponer las cosas para ser abordadas después. Toda la mesa quedo en silencio de nuevo, todos empezaron a comer y yo volví a ello. Cuando estaba masticando mis alimentos no pude evitar ver mi mano y lo que tenía en ella, me había olvidado completamente del papel que guardaba conmigo esperando precisamente a la cena para develar su descubrimiento. Entonces abrí mi boca y expulse unas cuantas palabras “Disculpen, pero tengo algo que agregar, descubrí esta nota que se le cayó a Akito en el suelo, pero lo que está escrito en ella no es legible, parece algún otro idioma, a ver si puedes reconocer algo Kotatsu” dije mientras pasaba el papel a Kotatsu para que este lo examinara. Una vez que la nota llego a él, comenzó a verla fijamente buscando reconocer algo de ella y al parecer lo logro ya que al ver su rostro note una ligera sonrisa en el, denotando sorpresa o algo por el estilo. “¿Y bien, pudiste observar algo?” dije para que luego me contestara “Esto es escritura especular, o sea, en espejo, la mafia la usa como técnica de ocultismo para que otros no descubran lo que está escrito aquí, pero con suerte, he tenido un poco de experiencia con ella”. Kotatsu se levanto de su silla y se dirigió hasta una mesa con un cajón en ella, abrió este y comenzó a buscar algo en el, después de unos cuantos segundos, encontró lo que buscaba y lo saco del cajón, un espejo en forma cuadrada, volvió a la mesa, se sentó y se dirigió nuevamente a nosotros mientras ponía el espejo al lado de la nota. “Miren, este tipo de escritura está escrita al sentido contrario de la orientación usual, por lo que usando un espejo se puede apreciar el contenido de ella”. Entonces empezó a leer lo que se reflejaba en el espejo:

“Akito no desesperes, ya faltan pocos días para el ataque, te recordamos que tienes que poner el explosivo en la zona sureste de la muralla, que es por donde entraremos, no está de más recordarte que si hablas de esto con alguien te consideraremos un traidor e iremos por ti también”. Después de escuchar esto, todos quedamos bastante sorprendidos pero debido a esto ahora teníamos mayor información acerca del ataque. “Ahora que sabemos esto, deberíamos de poner nuestra atención en esa parte de la muralla pero sin descuidar las demás, además deberíamos buscar el explosivo del que se habla en la nota” “Me parece perfecto, yo también pienso lo mis…” Kotatsu fue interrumpido por el señor Igurashi “Ya, suficiente por este día, ya es tarde, guarda esa nota, mañana prepararemos todo, por ahora, mejor vamos a dormir”. Después de esta interrupción, todos se enfocaron en terminar sus alimentos para posteriormente irnos a nuestros respectivos cuartos para dormir. Termine mi comida, me levante de mi asiento, me despedí de todos para dirigirme hasta la habitación en la cual yo dormiría, ya que había sido asignada una a cada uno. Una vez en la puerta de mi habitación, la deslice para abrirla y meterme para después cerrarla, me quite mis zapatos y me acosté en la cama para posteriormente quedarme profundamente dormido.
Ya en la mañana, me levante, me puse mis zapatos, me enjuague la boca y la cara y salí de la habitación. Ahí afuera, me encontré con Kotatsu, quien me dirigió hacia afuera de la casa, donde esperaríamos a Azazel.
Gary
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Vie Ago 12, 2016 8:19 pm

Su compañero gary hizo entrega de un pequeño descubrimiento en la habitación, aparentemente poco después de que Azazel dejase la habitación. Era un pequeño papel con letras extrañas, pero que con ayuda del hijo mayor se pudo descifrar sin mucha dificultad. Esta nota anunciaba el ataque por el sur del muro con la ayuda de un explosivo colocado por el jovencito que habíamos atrapado hace poco, una gran ventaja saber esto de nuestra parte, pero aun así, seguíamos en desventaja, demasiados enemigos confirmados.

La cena acabo con todos saciados y en sus habitaciones o quehaceres. Se notaba la tensión en el aire, tanto en el servicio de la mansión como en los propios señores y guardias de la casa, pero aun así todos tenían que agarrar algo de valentía y seguir adelante con su deber, sea el que fuese.

Azazel se despertó por la mañana con una ligera fatiga, ya que la noche anterior estuvo dando vueltas en la cama, pensando y pensando sobre la situación, sacando nuevas ideas y preocupaciones, no obstante se sentía firme ante la situación, incluso con la negativa de mas hombres. Tras la rutina higiénica mañanera Azazel salio al jardín donde estaba su compañero Gary y kotatsu, el hijo mayor.
—Buenos Días!— Dijo con animo y energía pese a estar algo fatigado, pues el era así, una persona alegre. —Tenemos todo el día de hoy para prepararnos al ataque, no es mucho, pero supongo que mejor que nada, he pensado en algunas cosillas que podríamos hacer perfectamente durante el día de hoy para aprovechar esa información que tenemos sobre el ataque sur. Dijo estirando los brazos al aire para estirar un poco los hombros y espalada. —Dinos y veremos que hacer, por el momento mis hombres ya han encontrado el explosivo, eran 2 papeletas explosivas bien colocadas en el muro, la habrían derrumbado sin dificultad—Anuncio el joven líder de la guardia de la casa. —Vaya, ¡buen trabajo! Menos que hacer, este es el plan, hay que simular una explosión en el muro sur, tal y como el enemigo tiene planeado con mucha humareda y hacerles cargar contra el muro pensando que hay brecha— Dijo Azazel encaminándose hacia el muro sur. —Y también deberíamos construir unas pequeñas estructuras de madera, que permitan colocar a varios hombres a la altura del muro para lanzar armas a los que carguen engañados por la trama, lanzas, kunay, flechas, piedras, lo que sea, con el humo y la estampada en el muro podemos hacer mucho daño en sus fuerzas.— Dijo haciendo gestos con las manos mostrando los puntos que debían tener tales estructuras, que básicamente eran casi todo el muro sur. —Respecto al explosivo, con una explosión falsa y el sonido de rocas caer junto a mucho humo, de unas fogatas con paja seca servirá— Kotatsu se llevo la mano a la barbilla pensando en el plan asintiendo mientras escuchaba a Azazel. —Vale, no parece difícil de hacer, daré orden ahora mismo a la tropa que lo haga, yo me encargare del explosivo, supongo que con la mitad de las fuerzas lanzando armas sera suficiente, el resto debería estar en la puerta, pero, ¿que hacemos si hay shinobis? Ellos sobrepasaran fácilmente la puerta.— Tenia razón, algo tenían que hacer y no se ocurría nada mejor que enfrentarlos, pero con tanto terreno que cubrir se podrían colar fácilmente. —Supongo que lo mejor es que Gary y yo nos posicionemos uno en cada lado de la casa para así tener una vista completa de los muros, y si vienen shinobis interceptarlos, desde lo alto de la mansión sera fácil verlos.— Respondió el pelirrojo —Me parece bien, Gary, si tienes sugerencias no te cortes y dilas.— Respondió y anuncio Kotatsu —Bueno os dejo que me tengo que preparar algunas cosas para la batalla— anuncio Azazel mientras dejaba los jardines despidiéndose con la mano.

Había varios preparativos que hacer por parte de Azazel, Kotatsu tenia asignado por su cuenta hacer varias lineas de defensa por si los muros caían, por lo que Azazel no se preocupo de eso, de hecho se preocupo mas de tener oportunidades de retirada. De su bolsillo agarro un bloc de notas donde fue dibujando varios sellos y arrancando las paginas, hizo 5 de estos, uno lo enterró a 3 metros de la entra orientado hacia el cielo, realizo unos sellos de mano para luego posar ambas sobre el papel traspasando chacra. Hizo lo mismo varias veces mas, en un pilar en la entrada de la casa orientado hacia la misma puerta, otro en los pasillos que iban a la sala principal y por ultimo en otros dos que guardo bajo sus mangas, dejándolo exhausto, casi había gastado todo el chacra de la mañana.

Esto dejo la mayoría de preparativos por parte de Azazel casi al completo, la ruta retirada estaba cubierta para poder hacerlo mas o menos seguros y ademas tenia un par de sellos ocultos en sus mangas por si lo necesitaba, ahora solo faltaba un ultimo movimiento, preparar a un hombre para huir y pedir ayuda al puesto de patrulla mas cercano por si no podían contenerlos, para esto pidió uno de los sellos explosivos que se iban a usar para derrumbar los muros del sur y lo coloco oculto en  el este, lado contrario del punto de ataque y alejado de la zona norte donde se encontraba la única entrada. Ademas se colocaron una decena de pilas de paja seca con algo de brea por los exteriores de la zona para así crear cortinas de humo y permitir la huida si era necesario. Por supuesto el arreglo de la pared y el hombre que va a pedir ayuda no fue informado al señor igurashi.

A mitad de la tarde Azazel ya había acabado con todo lo que quería hacer por lo que se fue a la zona común a descansar y charlar con el resto de miembros y guardias para calmarlos, calmarse y reponer energías para finalmente a la noche ir a dormir para estar despierto suficientemente temprano antes de que les ataquen.
Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Miér Ago 31, 2016 4:39 am



>>OFF: me han permitido acabar las misiones sin mis compañeros AFK por tanto tiempo que lleva la mision abierta.... solo he posteado la primera de las 3.

El ambiente se notaba tenso y muy silencioso apenas se escuchaba el viento y la naturaleza moverse poco antes del amanecer, el sol aun no se asomaba por las montañas del este y la casa poco a poco recibía mas actividad, las antorchas que iluminaban por la noche se iban apagando una a una y los hombres, desvelados probablemente desde hace rato ya tomaban posiciones. Azazel hacia poco rato que se había desvelado para lo que hoy se avecinaba, una batalla a pequeña escala para proteger a este ya sospechoso mercader. En el muro sur la estructura de madera ya estaba construida, muy básica, pero suficiente para su propósito, tirar todo lo posible a los que caigan en la trampa que se había preparado.

—¿Has descansado?— Pregunto una voz desde la espalda del pelirrojo.

—Oh, hola Kotatsu, no mucho, estoy nervioso, pero seguro que todo sale bien, ademas veo que todo esta preparado—

—Si, bueno, están todos muy nerviosos, como ya dijiste ayer somos pocos, pero bueno las preparaciones se han hecho y dejando todo listo, incluso hay hombres fuera para prender las montañas de paja cuando estén los enemigos a la vista, espero que sea suficiente—

—Seguro que ira bien, el plan es solido u los muros de mucha ayuda— Respondió Azazel mientras que los primeros rayos del sol recorrían su piel ademas de ser interrumpido por uno de los dieciséis guardias de la mansión.

—Los vigiás han divisado una docena de personas venir hacia la entrada, aun están un poco lejos, pero en nada estarán aquí—

—Ya están aquí, prended los montículos de paja y cread la humareda, que todos se preparen— Respondió kotetsu firme y decidido.

—Bien me subiré a la cara de la mansión. para vigilar en lo alto , supongo que Gary ya se ha posicionado en la otra cara—

Todo parecía estar revuelto, la gente no paraba de moverse al mismo tiempo que Azazel subía por las paredes con chacra en sus pies. En la cara de la entrada de la mansión. se podía observar la mitad de los alrededores de la mansión. y en este caso confirmar la información del guardia, ciertamente habían doce personas armadas aproximándose lentamente hacia la entrada, no obstante no llegaban ni a la mitad de las fuerzas de las que se informo, seguramente el resto estaría esperando a la explosión del muro sur. El pelirrojo hizo un gesto a Kotatsu, este ya sabría que significaría dar inicio al plan, ahora que aun amanecía. Los 4 hombres del exterior empezaron a prender con antorchas los pequeños montículos de paja alrededor de la casa, creando cortinas de humo para dificultar la visión,   tras ello entraron raudos al interior de la mansión. y junto a otros 4 hombres se posicionaron en la entrada a esperar, poco después de que estos hombres se colocasen, un montículo de arena estallo al mismo tiempo que varas rocas eran tiradas desde lo alto del muro creando así un efecto de bomba de demolición con el sonido de las rocas y la nube de polvo que se formo junto a la explosión de ese montículo. Desde lo alto de la mansión. ya no se tenia visión de la parte mas inmediata al muro debido al humo generado por los montículos de paja y la explosión de polvo, pero aun se podía ver a lo lejos. El grupo de doce aun se mantenía quieto, pero un griterío que se acercaba por el sur anunciaba la carga de otro grupo armado y en efecto lo era, un gran grupo cargaba a pie adentrándose en las cortinas de humo para posteriormente chocar contra el muro confusos, la brecha no estaba y lo único que les espero fue un recibimiento por parte de los otros ocho hombres sobre la estructura de madera al otro lado del muro lanzando flechas, lanzas, piedras y kunay. El plan empezó bien.

El combate que se inicio en el sur era muy rudimentario, propio de simples guardias y mercenarios poco acostumbrados a estos “asedios”. Una primera lanza descendió desde lo alto contra el primer enemigo que se hizo visible impactando en el cuádriceps de ese pobre desafortunado provocando un grito estremecedor que inundo el lugar dando inicio a la refriega. Aquello inicio el intercambio de proyectiles haciendo que en poco tiempo y por la sorpresa se retiraran organizadamente para reunirse con el segundo grupo de mercenarios en la entrada, en el suelo solo se veían cinco cadáveres y un par de cuerpos que aun gritaban y probablemente también lloraban de dolor.

El primer grupo acabo juntándose con el segundo mas pequeño a una decena de metros de las puertas de los muros, este segundo grupo tenia una especie de mazos bastante grandes que llevaban entre dos hechos de madera con puntas metálicas, supuestamente para golpear la puerta. Esta era un portón de madera bastante grande, reforzado con bigas verticales para dar mas solidez a cada parte de la puerta, esta estaba cerrada con otra biga bastante ancha y larga que cruzaba ambas partes de la puerta por el centro, los golpes empezaron a escucharse contra ella.

Azazel observaba la situación desde lo alto en la cara norte de la mansión. como aquellos mercenarios morían a manos de la treta montada, eso le apenaba, no quería ver como la gente moría, pero ¿Que podía hacer? Ahora no estaba en condiciones de intentar salvarlos a todos, realmente había mucha gente intentando hacer daño a la familia de esta casa, por lo que tenia que hacer su trabajo y hacerlo bien. Azazel hizo una señas a Kotatsu indicando que ya era hora de movilizarse hacia la entrada —Kotatsu la entrada, fortificala!— Intento decir casi sin éxito, al instante alguien le sobrepaso desde su espalda, desde la cara sur de la mansión., la parte custodiada por Gary.  Azazel podía ver a aquel individuo frente a sus ojos muy veloz, parecía que todo menos aquel problema estuviese ralentizado, con presteza y elegancia, si, el primer shinobi hacia presencia y por lo que parece no tuvo problemas en sobrepasar a Gary o tal vez este no estaba en su posición. El shinobi siguió su camino hasta las alturas del pequeño grupo de ocho que defendía la puerta, pues aun no dio tiempo a reforzarla, una pequeña esfera con el ruido de una mecha encendida tocaba el suelo segundos antes de que el hiciese lo mismo, cubriendo su aterrizaje en una densa capa de humo que rápidamente se propago y provoco un ligero caos entre aquellos defensores, entre tos, nerviosismo y seguramente miedo. Rápidamente una esfera mas pequeña de humo empezó a salir cual protuberancia de la densa capa de humo filtrándose poco a poco entre el humo que quedaba atrás dejando ver ¡ la silueta del shinobi que había lanzado aquella bomba, con la misma velocidad que llego subió por el portón pasando por encima de este dejándose caer fuera de vista aparentemente juntándose con el grupo armado del exterior, todo quedo en silencio. El humo se disipaba poco a poco mientras los portones eran reforzados con las ocho personas que estaban antes en los murillos, kotatsu también se acerco al lugar a revisar que había pasado allí, nadie parecía herido, pero, al mirar al portón varios papeles estaban pegados a la biga que lo cruzaba. —¡Atrás!— Grito Kotatsu instantes antes de que dos explosiones bastante secas y  de una potencia no muy exagerada partieran la misma biga empujando e hiriendo a los mas cercanos a ella, sincronizados los golpes del principio volvieron a empezar en el portón no tardando mas de tres segundos – lo suficiente para que se reincorporaran los afectados por la explosión- en abrir las puertas a golpes y entrar cargando contra los defensores.

Aquello fue desastroso, la primeras bajas fueron rápidas, los heridos y conmocionados por la explosión apenas resistieron unos segundos, sin dar tiempo a Azazel para reaccionar. Este dio un paso con chacra en sus pies permitiéndole correr por un costado del edificio gritando para la retirada a un lugar de defensa mas cerrado y fácil para que unos pocos se defiendan de unos muchos. Observante la retirada empezó rauda, los defensores eran perseguidos, pero, eso es lo que estaba planeado. Cuando el enemigo durante su persecución se encontraba a 3 metros de la puerta Azazel realizo un único sello con su mano derecha, acto seguido  una ola de viento azul se elevo desde el suelo impactando directamente en uno de los agresores -el mas avanzado- elevándolo medio metro del suelo produciéndole decenas de cortes en piernas, ingles y mas partes dolorosas, ademas gracias a la ráfaga de viento el resto de mercenarios se vieron frenados unos pocos segundos, dando tiempo a la docena de guardias restantes retirarse hacia el interior de la entrada de la mansión. seguidos por Azazel, por supuesto el no quiere quedarse solo fuera contra tanta gente, moriría si lo hiciese.


— ¡Kotatsu! ¡Esto va mal, no hemos hecho suficiente daño nos superan dos a uno! Parece que ya no contamos con Gary, espero que no este muerto!— Grito mientras miraba hacia atrás.

—Vamos directamente al pasillo principal, allí podremos defendernos mejor! Espero que lo que preparaste ayer sea de utilidad!—

—Es verdad! Hay que distraerlos un poco mas para darle una oportunidad!— Respondió Azazel mientras volvía a hacer ese sello con su mano derecha.

Como bien han dicho se adentraron al interior del portal, ambos junto a la docena restante se adentraron en el pasillo hacia la izquierda del pilar principal, el pasillo que dirigía hacia la sala principal donde solo tenia esta entrada, Azazel mirando hacia atrás pudo ver como el grupo de mercenarios empezaba a truncar hacia el pasillo donde ellos estaban, de hecho estaban en una posición. idónea, unos pocos -tres o cuatro- ya truncaron dejando atrás el pilar principal, mientras que el resto del grueso aun tenia que pasar por el pilar donde también había una trampa puesta, de nuevo un aire azulado salio desde un papelito pegado en aquel pilar hacia la entrada de la mansión., dañando importantemente a tres mercenarios muy cercanos al pilar y creando algunas molestias y pequeños cortes en otros ademas de tirar al suelo a bastantes de ellos, así mismo los primeros que ya cruzaron, al llegar a la mitad también se encontraron con otro sello que como el que se encontraba a 3 metros del portón de los muros realizo tal estropicio lanzando a uno medio metro por los aires y tumbando a otros dos, dejando a los guardias poder darles por desgracia un golpe final antes de que el resto de los mercenarios llegasen a entablar combate.

A lo largo del pasillo se encontraban bastantes puertas correderas de papel y madera, poco a poco el combate empezó a tornarse mas abordando estas salas a lado y lado de los pasillo, pues algunas de ellas -la mayoría, pero no todas- tenían conexiones entre sus vecinas. El ambiente tenso y espontaneo que acompañaba anteriormente en el muro sur había cambiado, por un rato parecía que el ambiente estaba congelado, todo demasiado rápido como para marcar un banda sonora, pero ahora, en el interior hubo un cambio brusco, ahora era un griterío bárbaro constante, el sonido de muebles romperse, el choque metálico de las armas, el grito de alguna que otra herida o incluso el grito antes de la muerte, las puertas correrse o directamente romperse junto con la adrenalina como líder en la refriega, parecía todo caótico, pero había un mínimo de orden, dos lados bien definidos y zonas controladas por algunos guardias o mercenarios, aun con la diferencia de numero, gracias a las instalaciones y lo estrechas que podían llegar a ser la cantidad no suponía una gran desventaja por el momento, del mismo modo que los guardias entablaron combate con los mercenarios Azazel también tuvo que hacerlo, de tal forma algunos choques de armas no eran raros mientras se movía tan veloz como podía de lado a lado, aprovechando aquel perfecto campo de habitaciones. Finalmente cruzando una de las habitaciones una patada alta le sorprendió reaccionando a duras penas colocando sus antebrazos para protegerse, curiosamente el golpe no fue muy fuerte, pero increíblemente rápido. Tras el golpe, viendo el final del pie salto hacia aquella dirección para alejarse de aquel que le intento pegar, era el shinobi.

Durante aquellos sucesos una fuerte explosión hizo brecha en el muro este dejando una huida sin cubrir para un miembro del servicio que tan rápido como pudo empezó a correr y correr hacia la ciudad, tan solo tenia un par de kilómetros de zona abierta hasta la ciudad, no le debería llevar mucho tiempo, mas le valía no tardar mucho tiempo, ya que Azazel no creía que las fuerzas restantes pudiesen aguantar mucho mas.

Azazel y el shinobi enemigo intercambiaron algunos golpes así como cruzar kunay, era bastante obvio que aquel shinobi era bastante mas rápido que Azazel, no obstante sus habilidades físicas y habilidades en combate eran apreciablemente inferiores a las del pelirrojo, a causa de esto, los golpes  recibidos por la velocidad del mismo no eran muy importantes, se notaban, pero no eran lo suficiente como para marcar una diferencia. El shinobi estaba completamente rapado y un mentón bastante pronunciado, algo que llamaba la atención de Azazel, ademas por mucho que Azazel tratase de entablar conversación con el este no respondía, solo se limitaba a lo suyo, luchar, intentar cumplir con su trabajo, eso frustraba a Azazel. Finalmente ambos volvieron a quedar cara a cara tras poco menos de un minuto de encontronazos, físicamente eso cansaba, pero, tenia que aguantar. El shinobi enemigo por primera vez empezó a realizar unos sellos de mano, pero Azazel no lo iba a permitir, de ambas mangas llevo a sus manos dos papeles con unos sellos en ellos, los pego cara a cara y lanzo al shinobi mientras el mismo daba un fuerte salto hacia atrás, de entre los papeles dos pulsos de aire chocaron entre si creando un efecto de explosión, pero sin fuego, solo una importante onda expansiva junto al correspondiente derribo que empujo un par de metros contra la pared a aquel shinobi, dejándolo algo aturdido, al menos por unos minutos. Azazel aprovecho para voltearse y mirar atrás, en el suelo habían algunos cuerpos y gente gritando, bastantes de ellos eran los guardias, estaban perdiendo, aunque estaba saliendo caro a los mercenarios. —¡Retirada, a la sala principal, aguantaremos allí!— Grito Kotatsu. Rápidamente Azazel se escabullo hacia allí, le dolía un poco el cuerpo, tantos golpes pasan facturas.

Solo quedaban de pie cuatro guardias ademas de kotatsu, estos estaban algo magullados, en la sala estaba el servicio al completo así como el señor igurashi, su familia y seis heridos que pudieron ser arrastrados por el mismo servicio, el resto de hombres estaban heridos o incluso muertos. — ¡Aguantad la puerta , poned muebles!— Ordeno Kotatsu El servicio y los guardias que aun podían mantenerse en pie hacían lo ordenado e incluso el servicio tomaron armas o lo que tuviesen al alcance para hacer algo. Esta sala era el ultimo lugar, no había punto de retirada ya que la única entrada era un portón no muy grande doble de madera que da al pasillo principal.

Los mismos golpes del portón del muro empezaron a escucharse en este, fuertes mazos empezaron a golpear la puerta con intención de derribarla mientras algunas chicas y chicos del servicio intentaban aguantarla, los guardias se pusieron a lado y lado de kotatsu estando este al frente de la puerta con una naginata mirando al frente, listo para lo que se venia, Azazel por su lado se avanzo poniéndose al frente de Kotatsu, ya era hora de usar sus propias reservas de chacra, hasta ahora había sido precavido y solo había usado los sellos que preparo el día anterior. Cuando la puerta parecía no aguantar mas Azazel realizo un sello de manos moldeando el chacra de su cuerpo con la calma, ya que no era un gran experto en esto. —¡Atrás!— Grito instantes antes de inhalar bastante aire. Aquellos hicieron lo dicho colocándose en los extremos de la formación, entre todos formaban una U alrededor de la puerta, con Azazel en el centro. Nada mas romper la puerta los mercenarios intentaron entrar, pero unas bolas de aire disparadas desde la boca de Azazel salieron hacia el portón para crear presión golpeando a toda la parte frontal haciendo pequeñas quebraduras en la piel y carne donde impactaban, algo realmente doloroso. No era suficiente. Quedaban mas de quince mercenarios, ademas del shinobi que parecía haberse recuperado de aquel golpe, por lo que antes de que todos ellos entrasen se tenia que hacer algo, Azazel en un ultimo intento por contenerlos saco de su porta pergaminos el único que tenia abriéndolo al aire, deshaciendo el sello liberando lo que dentro se contenía: Rocas. Muchas rocas que caían hacia el frente en la puerta creando una barricada pesada e improvisada pero poco estable, por suerte pocos fueron los que pasaron antes de ello así que kotatsu con ayuda de todos los presentes pudieron reducirlos.

Todos estaban cansados y los golpes volvían a las rocas, aunque estas parecían mas difícil de sacar, no podrían aguantarles si entraban, pero… ya había pasado mucho tiempo. Desde el exterior empezó a escucharse silbatos y un cúmulo de gente pidiendo la rendición de los mercenarios, aquel muchacho que enviaron a por ayuda ya había regresado con un contingente respetable de policía militar y algunos shinobi de una zona de patrulla cercana, superaban la veintena, bien entrenados y con experiencia, no tuvieron que repetirlo dos veces para que los mercenarios e incluso el shinobi empezaran a huir.

—Se acabo— se susurro casi a si mismo exhausto por todo el esfuerzo, exhausto de aguantar todo lo que aquí había pasado. Entre todos empezaron a quitar las rocas dejando paso por fin de nuevo al pasillo. Azazel caminaba por los pasillos, lo que se veía le dolía, prácticamente se podía ver a través de todas las puertas, muchos muebles rotos, algunos salpicones de sangre, cuerpos inertes en el suelo e incluso algunos gritos de agonía en el aire, de hecho al acercarse a algunas paredes se puede ver mosaicos perfectamente construidos de las batallas, marcas de cortes en las paredes seguidas de manchas lineales de sangre o de un cuerpo seguidas de estas. Una mueca de tristeza recorría la cara de Azazel, en ningún momento quería que nadie muriese, realmente quería que todos sobreviviesen, pero en el fondo sabría que no podría hacerlo, que un combate a esta escala y tan desventajosa seria costosa para todos. Caminando por los pasillos pudo ver como los policías militares y algunos shinobi iban tomando la casa, atendiendo a los heridos que podían así como capturar a los que se rendían o intentaban huir, no obstante muchos de ellos lo consiguieron, incluso el shinobi.

La familia iguarshi y su familia había sido protegida, ahora tocaba contraatacar.


Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Laurden el Jue Sep 15, 2016 5:08 am

El joven ninja Laurden había sido reclutado por señor Higurashi para contratacar al malhechor que ha encargado el ataque en su hogar. El joven no sabía mucho de los detalles del porque tenían esta situación tan peligrosa, pero si hablaban de un contraataque esto significa que ellos habían sido atacados primero y para el gennin es una buena acción de parte de la familia sino estos ataques nunca caerán a una conclusión. Pero ¿hasta qué punto quería llegar el señor con este ataque? Era la principal pregunta que rondaba en su cabeza, muy importante para él, tal vez podría hacerle llegar un mensaje o quería exterminar la raíz de estos males.

Cualquiera de las dos situaciones Laurden llego con los demás al sitio en donde se había acordado, en la casa del señor, en aquel lugar pudo notar que no hace mucho habían sido atacados, por la situación en la que se encontraba el hogar. Dentro de esta se podía notar las verdaderas magnitudes del conflicto que se había llevado acabo. Algunos de los contratados comenzaron a ayudar a los heridos, otros se ocupaban con aquellos que se habían rendido, pero el kaguya no estaba interesado en nada de esto, ya había más que suficiente trabajando en esos puntos, así que este decidió a limpiar para poder tener una oportunidad de conversar para conseguir conocimiento del objetivo del ataque.
Laurden
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Sáb Sep 17, 2016 2:36 am

NOTA: Desde el post de Laurden empieza la segunda mision




Azazel se tomaba sus minutos en el interior de la casa, ayudando a los heridos, tanto agresores como defensores, recoger equipo y asegurarse que el pánico ya era inexistente hasta que de uno de los recién llegados le advirtió que el señor Igurashi le reclamaba en el patio. Asintió, se quito un poco del polvo que tenia encima y se encamino por los pasillos hasta llegar al patio delantero.

Allí había una formación de guardias ya mas o menos en forma para proseguir con su faena, policía militar recién llegada y nuevos contratados. Todos en frente de aquella puerta destrozada formando ante el señor de la casa y su hijo.

—Por fin llegas, buen trabajo defendiendo mi hogar, se han roto mas cosas de las que esperaba, pero estamos vivos, eso es lo que cuenta.— se mantuvo en silencio unos segundos. —Y lamento las bajas sufridas.—

El señor igurashi suspiro mas por cansancio que por tristeza y se coloco firme e imponente de nuevo, parecía otro, antes del ataque parecía una persona miedosa y trapera.

—Muy bien, os requiero para un nuevo enfrentamiento, ahora que se han retirado es  momento de perseguirles y acabar con ellos, vivos o muertos, no importa, pero hay que acabar con esta locura de una vez por todas, mi propio hijo liderara la persecución.— Acabo cediéndole la palabra a su hijo con la mano.

—Muy bien, se que estamos cansados y que dos de los tres shinobi que nos acompañaban han desaparecido pero no hay que desfallecer ahora sabemos que han huido hacia los bosques, mande a alguien a perseguirlos de cerca para ver donde se reúnen, así que pronto tendremos noticias de su escondite, como solo han quedado en buenas condiciones cuatro guardias hemos hecho equipo con algunos policías militares y nuevos mercenarios contratados, esta vez somos superiores a ellos en numero y con algo mejor de equipamiento, espero que sea algo sencillo, prepárense, cuando se de el aviso partiremos de inmediato ¿alguien tiene alguna pregunta?—

Algunos de los presentes empezaron a preguntar sobre la misión y el objetivo, la mayoría preguntas absurdas, pero bueno todos querían enfocarse y hacerlo lo mejor que pueden, por parte de Azazel no tenia preguntas el señor igurashi ya lo dijo claro, acabar con esta locura era el objetivo y eso intentaría Azazel, intentar no sesgar vida alguna, que todas puedan volver a sus familias o que puedan crear una y reformarse.

—Si no nadie me necesita iré a prepararme para el asalto, necesito descansar un poco y rearmarme—

Tras atender a las necesidades de quien puedo tenerlas se retiro cordialmente recuperando su sonrisa poco a poco a medida que se acostumbraba al no poder haber concluido la defensa sin ningún muerto.

Por el momento Kotatsu había dejado tiempo para prepararse a todos los presentes y por ello debía aprovecharse, debido a la defensa casi desesperada de la mansión Azazel había perdido todos los sellos que preparo ademas de vaciar su pergamino de rocas por lo que al menos debía rellenar aquel pergamino. Fue al muro sur donde vio una gran cantidad de armas utilizadas en el suelo, lanzas, flechas, ayuna, makibishis, suriken, piedras, de todo, por lo que empezó a reunirlas en un montón bastante notorio, luego abrió de par en par el pergamino frente a aquel montón de armas junto un tintero y una pluma que tomo prestados del señor igurashi. Dibujo un circulo con varios caracteres y signos para que finalmente, tras realizar unos sellos de mano, puso la palma abierta sobre el signo traspasando todo el chacra y haciendo que las armas poco a poco “entrasen” o mas bien se fundiesen dentro del pergamino. —Con esto debería bastar— Pensó para si mismo.

Mientras tanto un hombre jovencito venia corriendo desde la arboleda, era el explorador y con buenas noticias. El señor Igurashi así como Kotatsu empezaron a dar la alerta a todos los combatientes para reunirse en la puerta destrozada de la mansión, ya sabían donde se escondían los restos de los agresores, ahora era cuestión de atacar y Azazel no fue menos en ser avisado presentándose rápidamente y mas o menos preparado hacia la puerta.

— Muy bien, ya sabemos donde se encuentran, se han refugiado en una caseta de campo en un pequeño claro de la arboleda, aun siguen siendo bastantes pero no lo suficiente, y según la información dada hay al menos un shinobi entre ellos aunque creo que Azazel nos lo puede confirmar ya que lucho contra el antes.—

—Exactamente, era muy rápido, pero sus habilidades cuerpo a cuerpo no eran muy elevadas así como su fuerza, no obstante no se si sabe usar jutsus.—

—Muy bien, acabemos de reunirnos y en marcha, el plan es sencillo, rodeamos y atacamos.— Sentencio Kotatsu.

Se espero a que todos estuviesen presentes y sin dudas para encaminarse al lugar, no estaba muy lejos, tan solo se tenia que seguir al explorador por la arboleda.





Última edición por Azazel el Vie Sep 23, 2016 6:37 pm, editado 1 vez
Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Laurden el Jue Sep 22, 2016 6:48 am

Luego de pasar un tiempo limpiando los escombros de producto de la gran lucha que se había llevado a cabo dentro de ese enorme hogar, el señor de la casa regresa con su hijo. Itoshi comienza diciendo unas palabras de agradecimiento por defender su vivienda del ataque. Este no se veía tan afectado por las pérdidas que se habían tenido durante la batalla y esto le preocupa un poco a Laurden, este comenzaba a pensar que el señor había hecho cosas que lo pondrían en esta situación. Tengo que conocer más la historia de estas personas, pero ¿quién le podría preguntar?
Luego de ese pequeño agradecimiento Itoshi anuncia el ataque hacia los invasores, siendo el hijo el líder de este movimiento. El del señor nos informa que somos mayor numero que ellos y que irán al encuentro cuando regrese el informante. Cuando el hijo acabo de hablar comenzaron las preguntas sobre el encargo por el que habían sido contratados, la mayoría de estas dudas no tenían ninguna importancia, pero eran respondidas. Pero el joven gennin pudo notar a otro ninja que parecía tener importancia dentro de esta revuelta. Así que este trato de acercase cuando este se separó, tenía la necesidad de saber su opinión sobre la situación en la que estaban.
Pero cuando este trato de aproximarse al joven llego el explorador que había sido enviado, contando que encontró el punto de reunión de los enemigos. Dando la alerta para que todos de la hueste se reunieran. Que problema este era la situación perfecta para darle a conocer mis dudas, no las quise decir durante la pequeña reunión para no mostrar mis dudas sobre el Itoshi , pensó mientras daba un suspiro de decepción. Cuando todos se encontraban acerándose hacia la puerta, Laurden aprovecho el ruido que hacían las personas mientras se acercaban. Se acercó al ninja que le había llamado la atención. Asegurando sus teorías al ver como este hablaba con el señor de la casa, se posicionado al lado de este y le dijo en voz baja: Oye tengo unas dudas sobre este enrolló, que necesito que respondas ya que son de importancia para mí. Dijo mientras esperaba la respuesta del otro ninja.
Laurden
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Sáb Sep 24, 2016 4:35 am


Azazel se disponia a ir hacia la entrada como se le fue ordenado para empezar la marcha, pero de camino fue interceptado por los susurros de un desconocido, supuestamente uno de los llegados con los refuerzos.

—¿Nuevo en esto? —Pregunto mientras seguía caminando invitando al aun sin presentarse a seguirle hacia el punto de reunión. —Bueno, claro que puedo responder a tus preguntas, pero antes ¿no deberías presentarte? Mi nombre es Azazel, soy uno de los shinobi de la capital contratados para esto.— Dijo llegando a las puertas cuando una enorme columna de hombres armados empezaba a salir por ella, al parecer no tendrian ni que esperar, las ordenes ya habian sido dadas y el movimiento se inicio mas o menos organizado, realmente eran muchos, no era dificil de suponer que el asalto seria bastante facil.

—¡Azazel, tu y el nuevo cubrir la retaguardia yo cubro el frente durante la marcha!— Grito kotatsu desde el frente.

—Bueno me tengo que quedar al final de la columna, supongo que el otro shinobi ya vendra, pero puedes quedarte conmigo si tienes preguntas— Dijo dirigiendose al chaval que le intercepto.

—¿Y bien, que preguntas tienes? Intentare responderlas lo mejor que pueda, pero no se si soy el mas indicado, jeje— Dijo con un amplia sonrisa, parecia mas recompuesto por lo soportado en la defensa.


Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Laurden el Jue Sep 29, 2016 7:26 pm

Mientras todos los mercenarios que se habían contratado para el trabajo de acabar con los estragos ocurridos dentro de la propiedad de la casa del señor feudal, ahora se estaban organizando para lanzar un ataque hacia la base de los perpetuadores de la horrible acción. Todos ellos habían sido convocados entrada del frente, cada uno de ellos tenía sus rasgos que lo diferenciaba un poco de lo demas, pero entre todos ellos había una persona que sobresalía de la multitud; no solo porque se encontraba adelantándose a todos ellos, pero por su vestimenta. Laurden llevaba puesto: una camiseta de color blanca, sin ningún tipo de imagen; junto con unos pantalones deportivos largos de color gris con unas zapatillas deportivas listos. Una combinación muy sencilla ya que este no esperaba tener una misión, menos de este tipo.

A llegar a estar cerca del ninja que este buscaba conocer, el gennin le hizo la petición de que le respondiera las dudas que este tiene sobre el cometido que se les había encargado. Primero fue contestado con una expresión de cansancio. Pero luego este acepto responderle las dudas que tenía en su cabeza, pero que primero debería presentarse, este dice su nombre y afirma que él es uno de los shinobis que habían sido contratados al igual que Laurden. -Disculpa por ser mal educado, pero tenía la urgencia de hablar con usted. Mi nombre es Laurden y soy un shinobi que también he sido llamado solo para tomar parte del ataque. - Dijo mientras los combatientes terminaban de formarse. Antes de que este comenzara a hacerle las preguntas, el hijo del feudo ordena a que Azazel pasara a la parte de atrás de la columna. Azazel dice que lo acompañara para poder responder todas las preguntas que este tenía. Luego con una sonrisa dice que intentara responder todas las preguntas que este le lanzara. Por lo que el genning dice: - La mayor duda que tengo es si sabes, porque todo esto ha sucedido, principalmente el ataque que sucedió. - Dijo mientras llegaban al final de la columna. - Otra pregunta importante es: ¿Tendremos que deshacernos de todos los enemigos? Y cuando digo deshacernos hablo de matarlos, preferiría evitar eso a toda costa. - . Menciono observando a Azazel esperando una respuesta sincera.
Laurden
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Lun Oct 03, 2016 7:47 am



La columna empezó a marchar al mismo son que las preguntas del autor del interrogatorio, que ademas parecía ser el otro shinobi que habían contratado, que sorpresa.

—¿usted?— Repitió riéndose. —¿Tan viejo parezco?— Volvió a reírse. —En fin, encantado Laurden, así que seremos compañeros, no desaparezcas como los otros dos.—

Escucho atentamente las preguntas y preocupaciones de Laurden, efectivamente todo era sospechoso, tener tan poca fuerza militar al principio ya hora contar con esta cantidad ingente de hombres para asaltar a unos “bandidos” dolidos y retirados, algo no cuajaba, aquí realmente había saña y deseo de eliminarlos a todos.

—En teoría este ataque fue por dinero, exigieron dinero, no pudieron pagarlo y venganza, supongo, pero vamos, estoy seguro que hay mas siempre hay mas. ¿es tu primera misión bélica? Para mi lo es, jamas me había enzarzado en combates de tal magnitud, había gente luchando por todas partes, así que muy útil por lo que consejos no podría darte si eso es lo que buscas.—

Se toco los hombros estirándolos un poco, realmente no hacia mucho que había salido de un combate de varias horas.

—Y respecto a los enemigos, bueno, yo no he matado matado a nadie y dudo que lo haga, supongo que con capturarlos es suficiente, ya que si te fijas, la mayoría de las fuerzas actuales son policías militares—Sentencio señalando a la columna de hombres armados.

A medida que hablaban la columna avanzaba mas y mas hasta llegar en no mas de hora y media a un bosque bastante cercano donde Kotatsu paro la marcha acercándose a Laurden y a Azazel.

—Vale, no ha ocurrido nada durante la marcha, pero ya estamos en el bosque, dividiré a todos los hombres en pequeños grupos, vosotros dos iréis en grupo también, nos separaremos un poco para rodear la casa de campo y atacar todos en conjunto, supongo que os tocara encargaros del shinobi que ya conocemos, aunque no sabemos si hay mas, en marcha.—

Azazel asintió con la cabeza a la par que veía como todos los hombres se separaban poco a poco en pequeños grupos de dos o tres, realmente seguían estando a la vista entre si, ni mucho menos se iban a ir solos, esta maniobra era mas que nada para poder rodear toda la caseta y evitar que nadie escapase.

—Vamos Laurden.— Dijo mientras se adentraba en los arboles a paso ligero. —Durante el asalto intervino un solo shinobi enemigo, era muy rápido, me era incapaz de seguirle el ritmo, ademas tenia buenas cualidades cuerpo a cuerpo, no obstante sus golpes, aunque precisos y rápidos no eran potentes, desconozco que ninjutsu o habilidades tiene a parte de ello.—

En pocos minutos y tras hablarlo todos los hombres seguían ocultos en los bosques, pero esta vez ya se podía contemplar el claro con la caseta, todos los nuestros rodeaban el claro aun ocultos no había mas de 10 metros de separación entre los grupos de dos y tres por lo que prácticamente seria otra batalla campal. Azazel se encontraba en lo alto de un árbol, casi a la mitad del recorrido se había subido a ellos saltando de uno a otro ocultándose con las hojas de los mismos. Por otro lado en la casa de campo parecía haber una decena como máximo en el exterior, tenían alguna fogata para calentarse troncos como taburetes y algunos estantes rudimentarios, muchos de ellos tenían heridas vendadas o aun al descubierto ademas de estar manchados en sangre. Básicamente se notaba que habían perdido una pelea. Dentro de la caseta no se sabia que había por lo que tendrían que tener cuidado.

Tras unos minutos de tensión y silencio kotatsu desde el bosque pego un grito que retumbo por todo el claro — ¡A la carga! — tras ese grito le siguieron muchos mas mostrando como de todas partes del bosque cargaban hacia la caseta una cantidad ingente de hombres, los combates en el claro iniciaron.

Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Laurden el Dom Oct 09, 2016 2:48 am

Ya los ninjas caminando en el pelotón en dirección a la zona de combate, Azazel comienza a contestar las preguntas realizadas por su nuevo compañero. Laurden veía con respeto a su camarada de lucha, ya que es siempre tener una buena relación antes de pelear juntos.

-Estoy alegre igualmente por ser su compañero Azazel, pero no se tome por mal lo de usted. Es que le tengo mucho respeto, parece tener más experiencia que yo en este tipo de misiones. - Dice mientras se mantiene a su lado durante todo el trayecto, poniendo total atención a todo lo que dice Azazel, quiere saber cuál es la verdadera situación. Atacar a unos bandidos ya retirados, que normalmente no regresarían a perder la misma batalla.

-Si, es mi primera misión de este tipo. Servirá de experiencia para ambos, porque al menos, tenemos ventaja en esta batalla.  Todo esto por dinero, no me lo puedo creer. - Dice mientras intenta mantener una voz baja para que los otros no lo escucharan y así evitar cualquier problema con los demás. -Que piadoso de tu parte, es difícil encontrar personas como tú. Espero que sigas con esa actitud en la pelea final. -

Cada segundo era un paso más, acercándose al sitio de batalla. En un momento ordenaron separarse en grupos pequeños para, tal vez para evitar el escape de algunos de los enemigos. Azazel comparte su experiencia sobre un shinobi enemigo y las características que este tiene. -Me mantendré cerca de ti, para evitar cualquier desventaja contra el ninja. Espero que te pueda ayudar y recuerda evitare matar a cualquiera- Señaló antes de que Azazel subiera a los árboles. Al encontrar el claro donde se encontraba la banda enemiga, Laurden seguía escondiéndose entre las arboledas. La imagen que se encontraba en aquel despejado era lo de esperarse, los hostiles lesionados, manchado de sangre, se encontraban recuperándose de la derrota que habían experimentado.

Después de una pequeña espera se escuchó el grito de batalla, que iniciaría todo el combate. Todos los hombres escondidos alrededor del contrario, se lanzaron a un ataque que terminaría esta disputa. Mientras la masacre tomaba sitio, Laurden nunca se separó de Azazel. El joven de la capucha solo neutralizaba los combatientes, sin matarlos, dejándolos incapaces de pelear. De pronto Laurden pudo ver como el shinobi enemigo estaba derrotando a varios de sus compañeros a gran velocidad, a lo que él dijo: - Allá se encuentra el shinobi del que me habías hablado, ¿Qué haremos? – Dijo mientras se posicionaba para combatir.
Laurden
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Lun Oct 10, 2016 11:37 pm



Pobres asediados les superábamos por lo menos tres a uno, tal vez mas; Laurden se mantenía a mi lado mientras cruzábamos entre los combates, por su parte a veces se paraba a combatir contra algún que otro enemigo, pero con la cantidad de hombres a nuestro lado me escabullí sin tener siquiera que dar un golpe dando tiempo de ver el horror que rodeaba a estos supuestos criminales hasta que algo empezó a equilibrar la balanza, el shinobi confirmado apareció, parecía suficientemente veloz como para poder deshacerse de dos o tres de los nuestros a la vez, por lo que si habían mas como el podríamos tener problema así que la respuesta a Laurden era sencilla —Pues hacer nuestro trabajo, rodeemos le.— Afirme seguro y decidido mientras me abría para cubrir el flanco izquierdo del shinobi esperando que Laurden ocupase el derecho. La aproximación fue rápida y sin mucho rodeo,  ya conocía las capacidades de este shinobi por lo que sabia que podría aguantarle un cuerpo a cuerpo, di dos golpes con la izquierda muy rápidos para finalmente con la derecha y los dedos indice y anular extendidos me encare a atravesarle mientras con mi excelente control de chacra una cuchilla de esa misma energía se formaba rápidamente realizando un ligero corte directo en su antebrazo que seguramente trataba de protegerse de un aparente puñetazo, conseguí hacerle retroceder. Trate de seguirle el paso para no dejarle descansar, pero era bastante rápido, lo único que conseguía era dar golpes al aire mientras el esquivaba como podía, a veces bloqueando mi espada de viento con un kunay que recién saco.

Junto los ataques y presión de Laurden el shinobi se vio cada vez mas atrapado retrocediendo poco a poco hasta la casa, sus compañeros empezaban a caer, los solitarios se veían superados por la superioridad numérica haciendo que si se defendían de frente una lanza les atravesaba por la espalda, las parejas duraban un poco mas, devolvían un par de golpes antes de que la sangre de su compañero les sorprendiera en la mejilla segundos antes de caer ellos por arma cortante o punzante, los grupos de tres ya eran mas difíciles, podían contener sus espaldas bien pero en respuesta los linchaban a armas arrojadizas haciéndoles caer irremediablemente entre dolor y muchas heridas, pocos se rindieron.

Durante los combates en el exterior con el shinobi unas pequeñas y casi invisibles luces de llamas -mas que nada por que es de día- venían del interior a la vez que varias sombras pasaban de un lado a otro de las ventanas sin saber bien bien que hacían.

Jutsu:

Espada de Viento (風の刃, Kaze no Yaiba):
[Progresiva de volumen | Ninjutsu]
Es un jutsu en el cual el usuario emite chakra de elemento viento por sus dedos y lo materializa en forma de una espada de aire invisible que ataca al enemigo.
Genin: La espada de viento es totalmente visible, solo genera pequeños cortes. Y podrá utilizarse como una espada común y corriente.

Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Laurden el Miér Oct 19, 2016 5:36 am

Tras escuchar la respuesta de su compañero, Laurden comienza a correr alrededor del ninja enemigo. Tomando el flanco derecho del opositor a gran velocidad, que junto a Azazel que se encontraba rodeando al shinobi por el otro lado. El joven ninja se quedó observando como su camarada se enfrentaba al objetivo, al haber enfrentándolo al pasado ya sabía las capacidades que este tenía. Acertando par de golpes y algunos cortes era obvio que Azazel ganaría ese combate, pero Laurden no se quedaría de brazos cruzados. No intervino de inmediato, quería conocer como era los movimientos de su oponente, como dijo su compañero la velocidad es el arma principal de este individuo. Mientras el shinobi de la capucha se mantenía a los otros dos que estaban combatiendo a corta distancia, este comenzó a realizar una serie de sellos. Se hallaban acercándose cada vez más a la cabaña que se encontraba en el área, en un momento Laurden coloca las manos en el suelo y de pronto el camino que recorría el ninja enemigo se convirtió en un rio de lodo, dándole tiempo a Azazel atacarlo sin ningún problema mientras este se encontraba en el suelo. Confiando en él, a que cumpliría las palabras que le había dicho anteriormente de que no iba a matar a nadie que no fuera necesario.

Ya se encontraban pocos hombres del bando enemigo aptos para seguir en la pelea, la diferencia numérica nos otorgaba una gran ventaja, algo que al parecer ellos no se encontraban preparados. La mayoría intentaban seguir peleando, incluso observando la obvia derrota que les esperaba al final. Otros se rendían al ver como los miembros de su bando caían rápidamente. Seguramente al ver como su miembro más fuerte era derrotado, ya terminarían de pelear en vano y entregaran sus armas. Laurden se encontraba dirigiéndose hacia la chozuela del lugar. Mientras se encontraba cerca de la puerta este dice: - Azazel ven, acabemos con esto para regresar. - Dijo mientras propinaba una fuerte patada en la puerta y retrocedía un poco. No sabía que podía haber dentro de esta o como actuaria aquel que se encontraba dentro de esta.
Spoiler:
Tecnicas

Elemento Tierra: Flujo del río de tierra (土遁・土流大河, Doton: Doryū Taiga)
[No progresiva | Ninjutsu]
Después de haber realizado una serie de sellos, el usuario puede transformar la base sobre la cual el enemigo está parado en un río de lodo para que éste pierda el equilibrio. Esta técnica puede ser muy útil debido que da unos segundos para actuar mientras que el rival se encuentra desequilibrado. La extensión y rapidez del río de barro dependen del Ninjutsu.
Laurden
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Azazel el Jue Oct 20, 2016 6:41 pm



El shinobi enemigo fue arrastrado por un rio de barro durante la presión que el pelirrojo le ejercía haciéndole desequilibrarse y caer al suelo, estaba perdido. Azazel no dudo ni un instante en colocarle la hoja de chakra a escasos centímetros de su cuello. —Rindete y dile a todos que dejen de luchar, mira a tu alrededor, mueren por nada.— A nuestro alrededor los defensores ya estaban contra las cuerdas, los que no estaban muertos o heridos de gravedad se encontraban rodeados y apunto de unirse a ese grupo, la hierba y la tierra de este claro ya estaba suficientemente manchado, esta misión que había empezado como algo sencillo esta acabando siendo una verdadera batalla campal. El shinobi hizo caso, con tan solo subir sus manos en alto provoco una reacción en cadena con la misma acción de los pocos que aun podían luchar, todos acabaron detenidos, inclusive el shinobi.

Gracias a la intervención final de Laurden los defensores se habían rendido, de hecho, su intervención no acabo, se acerco al pelirrojo anunciándole que debían acabar con esto casi al unisono de una patada a la puerta de la cabaña iluminada abriéndola de par en par. El pelirrojo reacciono rápido, aun con la cuchilla de fuuton en mano entro dentro de la casa pivotando hacia la izquierda para dejar pasar también a Laurden, para sorpresa de ambos en el interior solo había un hombre de apariencia algo mayor debía rondar los treinta y cinco o cuarenta años, se encontraba frente a un barril de metal, el interior de este estaba en llamas y por el aspecto desordenado y humeante de la cabaña estaba quemando documentos.

—Identificate— Dije imponiendo autoridad, esto debía acabar pronto.

—Vaya vaya, ya he perdido— Dijo el hombre con una voz grave y profunda. —Me llamo Takeuchi, soy el líder de esta organización de mercenarios y estas cenizas eran pruebas que ya no están. — Dijo sonriente y con tono de experiencia, como si hubiese sido atrapado varias veces y estuviese empapado en como funciona el sistema en la capital.

—¿Por que? ¿Por que esta carnicería?— Pregunte acercándome a el lanzándole una cuerda con la zurda, evidentemente para que se maniatase con la ayuda de Laurden.

—Vamos, no creerás que soy la mano negra única y absoluta de este embrollo ¿verdad? Es decir, solo estoy intentando reclamar un pago que se me debe por un servicio poco ilícito contratado por el señor que estas defendiendo… El macabro Higurashi.— Dijo tranquilo y pausado de tanto en tanto mientras se colocaba en posición para ser maniatado. —Veo que eres alguien “justo” y ya que me has atrapado, que tal si te contrato para hacer “el bien”— Acabo riéndose algo maniático pero con la imponencia de su voz grave. —Que Higurashi sea capturado, que reciba lo que merece pudriéndose en una celda…—

Mas guardias entraron por la puerta tomando cargo de Takeuchi llevándoselo mientras este sonreía, sabia que Azazel iba a tomar el encargo, de hecho probablemente Laurden con una única mirada de Azazel también sabia que iba a tomarlo. El pelirrojo salio fuera de la cabaña y busco con sus orbes dispares a alguien en especial, el hijo menor ¿donde estaba el hijo menor? ¿Donde estaba Kotatsu? Azazel lo busco entre los hombres allí presentes, de hecho, los cuatro hombres que vinieron con el a parte de la policía militar tampoco estaban, sabían lo que ocurría. —Voy a ir a la mansión a detenerles— Sin esperar respuesta se recompuso y empezó camino hacia la mansión.

OFF: desactiva todos los jutsus activos.


Azazel
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: think that all human lie ♫

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.