¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Evils Spirits ► Polka Uchiha
Hoy a las 7:18 am por Polka Uchiha

» Entrenamientos de Kaile Kaguya
Hoy a las 5:47 am por Kaile Kaguya

» Dos personas pueden tener un secreto, pero uno de ellos debe estar muerto — Dohko
Hoy a las 4:38 am por June

» ¿Friends? (Priv)
Hoy a las 2:03 am por Dohko

» Melodrama — Ubbe, Akkarin
Hoy a las 1:49 am por June

» Vikingos de caza. [Dados de Dohko]
Hoy a las 1:46 am por Dohko

» Pasando lista
Hoy a las 1:29 am por June

» A step towards the future
Hoy a las 1:03 am por Belladona

» Tablon de misiones de Sabat Uchiha
Hoy a las 1:02 am por Ichimaru

» Entrenamiento Belladona
Hoy a las 12:51 am por Ichimaru

» Fukurō Workouts
Hoy a las 12:48 am por Ichimaru

» Entrenamietnos de Selene
Hoy a las 12:47 am por Ichimaru

» Entrenamiento de Saab
Hoy a las 12:45 am por Ichimaru

» Hell's our footprint. — Mission.C —
Hoy a las 12:27 am por Yottan

» Tablon de Misiones de Saab Nara.
Hoy a las 12:21 am por Ichimaru

» Tablón de Misiones [Kazoku]
Ayer a las 10:56 pm por Ryō Gameshi

» Ryo Gameshi-Misiones
Ayer a las 10:51 pm por Ryō Gameshi

» Just for a reason {Kazoku}
Ayer a las 10:45 pm por Ryō Gameshi

» Perfil Sabat Uchiha
Ayer a las 9:25 pm por SSabat

» Ficha Sabat Uchiha
Ayer a las 8:47 pm por Ichimaru

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Ayudando al viejo Deiyoshi

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ayudando al viejo Deiyoshi

Mensaje por Hirakko el Dom Ene 31, 2016 12:17 am



Buen día Jefe Deiyoshi, soy Hirakko. — Diría Hirakko una vez hubo entrado en el astillero del Jefe Deiyoshi, un experto creador de barcos, el mejor de la zona. .. No puedo creer que esté aquí y vaya a trabajar con ¨El genio de los mares¨, según dicen ha creado una gran cantidad de navíos y han sido definitorios en las guerras que hasta ahora se han librado .. — Pensaría el joven Hirakko al ver venir al viejo Deiyoshi. — Chaval, ¿eres tú el que han enviado para ayudarme? — Diría el viejo Deiyoshi, arqueando su ceja al ver a aquel joven escuálido, pálido y con abrigo. — Lo soy Jefe Deiyoshi — Diría, no había terminado de hablar cuando el viejo le interrumpiría. — Te esperaba aquí hace una hora, estás atrasando mis negocios, anda ya al pueblo y busca a mis dos obreros, seguramente necesiten tu ayuda, fueron a ver al herrero. — Diría el viejo Deiyoshi al joven, aplaudiendo sus palmas, para acelerar el paso del joven que recién había llegado. Hirakko un tanto sorprendido tragaría saliva y comenzaría a correr en dirección del pueblo, para buscar al herrero, lugar donde se suponía estarían dos obreros del viejo Jefe Deiyoshi.

Hirakko se abriría paso entre las personas que se encontraba en la calle. Tenía realmente muchas ganas de aprender. Llegaría en un tiempo aproximado de diez minutos al lugar dónde se encontraban los obreros del viejo jefe Deiyoshi. — B-buenas. ¿Ustedes son los trabajadores del Jefe Deiyoshi?.. — Preguntaría él algo agitado por la carrera que se había echado hasta allí. Los dos hombres tenían olor a madera, técnicamente su pregunta tenía la respuesta clara y por ende, era innecesaria. — Si, hemos venido por las tres anclas de los navíos ahora que tú has llegado, creo que podemos marcharnos de vuelta. —Diría uno de ellos al joven Hirakko. Este a su vez tragaría saliva. .. ¿Un ancla?, ¿en serio?, no voy a poder llevar eso hasta donde el viejo jefe Deiyoshi.. — Pensaría el Joven Hirakko. — Jajaja hijo, tranquilo, no te vayas a desmayar, no las vamos a cargar nosotros hasta allá. Jajaja las vamos a subir en esta carreta y luego las llevaremos al astillero del jefe Deiyoshi. — Diría el otro obrero al ver la cara pálida del muchacho. Ellos se dirigieron hacia la otra salida de la herrería, donde se encontraba la carreta y escombraron la parte de atrás. Asintiendo, fueron por la primer ancla, Hirakko se pegó con ellos y juntos comenzaron a llevar el ancla hasta donde se encontraba la carreta. Una a una, las tres anclas fueron llevadas y colocadas en la carreta, jalada por dos bueyes.

Una vez llegaron al astillero ayudó a bajar las tres anclas y al ver dentro había tres hombres trabajando en la quilla, proa y popa de aquello que parecían ser tres embarcaciones. Claro que estos términos no eran conocidos por el joven Hirakko, si quiera tenía idea de qué era o para qué servían. — Hijo, esa es una quilla, y una quilla mal cortada podía afectar seriamente tanto al peso de tu nave como  su resistencia. Por esto no cualquiera puede acercarse a realizar este trabajo hijo. Tú nos ayudarás con lo que haga falta. — Diría el viejo Jefe, Deiyoshi al joven Hirako. — Por ahora quiero que vuelvas a con el herrero y le pidas treinta remaches más, dile que se los pagaré más tarde. — Añadiría el viejo una vez dicho lo anterior. El joven asentiría y saldría a prisa hacia donde el herrero, en búsqueda de más remaches.

Sudando y agitado el joven Hirakko al cabo de veinte minutos estaría de vuelta, entrando en el astillero. — Ven acá, ahora necesito que nos ayudes puliendo estos 20 remos, necesito que queden lo más finos posibles en esta zona, mira así lo vas a hacer. — Diría el viejo jefe, al ver a Hirakko entrar en el astillero. Luego de tomar los remaches los daría a uno de sus obreros y tomando una lija, comenzaría a pulir hacia un lado la parte donde se sujetan los remos, luego se pararía detrás de él para mirarlo trabajar. — Hijo, la quilla es muy importante. Se requiere un buen tronco de madera derecho, tiene que ser derecho en extremo, normalmente utilizamos roble. El costillar, por su forma requiere una madera con vetas curvas, pero tampoco tanto, eh. — Añadiría el viejo jefe Deiyoshi, mientras aquel muchacho trabajaba ayudando a pulir los remos.

Los obreros del viejo Deiyoshi colocarían la roda y el codaste, para comenzar a fijarlo con remaches de metal. Tomarían las planchas que cubrían una a la otra y comenzaban a unirlas con remaches. — Aquí mira, superponemos planchas de madera, que a su vez tapan las juntas de unión entre las planchas usamos ese musgo que has conseguido, impregnado con brea, lo que ahora mismo haces. — Diría el viejo jefe Deiyoshi, mostrándole las planchas de madera y las juntas; mientras el muchacho observaba y trabajaba impregnando el musgo con la brea.

¡Vamos gente!, ¡necesitamos terminar esto para hoy! — Exclamaría el viejo Deiyoshi, dando palmadas. Hirakko notaría que su primera percepción con él había sido equívoca, no era algo contra él, simplemente andaba de prisas y ahora mismo tenía mucho estrés sobre sí. — ¿Hay algo más en lo que le pueda ayudar Jefe Deiyoshi? — Preguntaría el joven Hirakko tras terminar aquello que estaba haciendo. El viejo lo voltearía a ver y negaría con la cabeza. — Espera, si hay algo. — Diría él dando vuelta y dirigiéndose a la parte trasera del Astillero, a su regreso traería consigo pintura, brochas y telas. — Mis clientes querían un emblema, aquí está, es el de su compañía. Ellos son mercaderes y pescadores, por favor has tú esto, mis hombres están a ritmo pesado sacando la producción y no creo que les de tiempo de hacer, si les diese quizá lo hagan al ahí se va y sea un garrafal error y pérdida de tiempo. Mañana lo necesito, así que no te apures hijo, tómalo con calma — Diría el viejo al joven Hirakko, quien tomaría la imagen del emblema, la brocha y la pintura. Sería un trabajo que nunca antes había realizado. Comenzaría a practicar primero en lápiz aquel boceto y luego sobre la tierra con la brocha sin pintura, tratando de ver cómo se manejaban estas.

A la mañana siguiente el joven Hirakko entraría temprano en el astillero y comenzaría a realizar el emblema en las mantas. — ¡Vaya!, ¡sabía que era mejor así!.. te has lucido chaval. Es más de lo que realmente esperaba. — Diría el viejo Deiyoshi al ver al chico terminando el emblema sobre la tela. — Pues, creo que esto ha sido todo jefe Deiyoshi, si no hay nada más que yo pueda hacer, ha sido un placer trabajar con usted y aprender tanto sobre la construcción naval, quizás vuelva a darme una vuelta algún día. — Diría el joven Hirakko. — Si hijo, anda ve. Cuando quieras volver serás bienvenido, el placer fue mío. — Diría el viejo jefe Deiyoshi.
Hirakko
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.