¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Seeking the truth
Hoy a las 7:02 pm por Kazuo

» Some kind of monster.
Hoy a las 6:47 pm por Galarath

» Popurrí de sugerencias.
Hoy a las 6:47 pm por Polka Uchiha

» Tablón de Misiones|| Alice
Hoy a las 6:30 pm por Alice

» Misión D || Busqueda de Gatos
Hoy a las 6:28 pm por Alice

» Sense of Hatred ¬ Polka & Ittoki [D]
Hoy a las 5:46 pm por Ittoki

» Perfil de Zōroku
Hoy a las 5:30 pm por Zōroku

» Una aventura de búsqueda.
Hoy a las 5:22 pm por Kirosuke

» El Gnomo y El Gigante, un encuentro de circo.
Hoy a las 4:33 pm por Vetto

» Armería de Guerra
Hoy a las 3:33 pm por Ofu

» Hope | From Poison
Hoy a las 2:44 pm por Ofu

» From Bottom to the Sky
Hoy a las 1:40 pm por Kazuo

» Tablon de Son
Hoy a las 1:33 pm por Son Hozuki

» Bibliografía sobre trifulcas de taberna
Hoy a las 1:22 pm por Uchiha Sukino

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Hoy a las 1:19 pm por Uchiha Sukino

» A — True victory. (Pt. I — A light on the Westlands)
Hoy a las 12:54 pm por Sheik

» Monster Hunter: Aaron
Hoy a las 11:24 am por Loremaster

» No good deed goes unpunished [Libre]
Hoy a las 8:48 am por Ryōtsuka

» Can we hunt the past? — Part. IV [Llegada]
Hoy a las 8:05 am por Ofu

» Tercer Entrenamiento: Fuerza + Ninjutsu
Hoy a las 2:24 am por H Uchiha

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


[entrenamiento] Face your demons!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Sorey Bokushi el Lun Feb 01, 2016 7:59 am

Tras el éxito en la primera misión que Pieromaru, Taiyo y Sorey habían tenido volvieron al principio un poco a su rutina, con lo que los encuentros con el pierrot en la costa deberían estar asegurados. Lo cierto es que aunque al final había salido bien, no había sido lo que ellos esperaban y todo era bastante confuso, pero lo mejor ahora era no hablar más del tema, ya lo habían hablado suficiente en el camino de vuelta y una vez terminaron con todo. Tocaba ahora seguir adelante e intentar seguir mejorando para perseguir sus grandes sueños.

Sorey hizo sus rutinarias flexiones, sí que era cierto que cada vez era más fuerte y más ágil pero… había descuidado un aspecto muy importante, era muy vulnerable a los genjutsus, y el don de la innatez no era una de sus virtudes, Sorey siempre había sido débil y no tenía nada de especial, todo lo que era ahora se lo debía al esfuerzo y al entrenamiento, incluso las técnicas de su clan eran algo accesible a todo el que se aislara 2 años enteros como él hizo. No quería envidiar por ello a Pieromaru, quien aunque no se esforzara seguía creciendo porque en su interior tenía un gran poder oculto con las ilusiones que escapaba a las capacidades del Bokushi.

-Estoy entrenándolo todo, pero…
-dejó su flexión a mitad, se apoyó solo con una de las manos y dando una ágil vuelta sobre sí mismo con un pequeño impulso con sus brazos y piernas chocó con sutileza su espalda contra el suelo, puso sus manos sobre la nuca y miró a las nubes mientras se decía: -el Genjutsu… eso no se puede entrenar, y si sigo así, cuando me toque un rival como Piero y compañía voy a perder.

Nunca había estado demasiado tiempo expuesto a un Genjutsu, pero sabía lo sufrido que era estar en él aunque fuese unos pocos minutos. Para mejorar, hay que pagar con sufrimiento, es como un  intercambio equivalente, al igual que las flexiones al principio costaban pero eran el peaje a cambio de unos músculos más compactos y útiles… ¿no podía hacerse algo similar con el Genjutsu? De pronto, Sorey tuvo una idea.

-¿Y si le pido a Piero que me someta a un Genjutsu de bajo nivel durante todo el tiempo que pueda aguantar? Si me acostumbro a padecer sus efectos, debería de mejorar mi capacidad a la hora de enfrentarlos… ¿no?

Qué extraño, ése día estaba hablando solo como de costumbre, pero no tenía a ninguno de los serafines consigo. Por lo general, cuando los serafines no acompañaban a Sorey, podía ser porque había gente a su alrededor o porque se sentía realmente turbado, pero… ¿qué le asaltaba a la conciencia al Bokushi? Tal vez con unos buenos Genjutsus sería capaz de averiguarlo.
Sorey Bokushi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Pieromaru el Lun Feb 01, 2016 9:57 am

Habían pasado un par de días desde la misión a las islas que habían realizado Taiyo, Sorey y Pieromaru. El pequeño shinobi había terminado un poco agotado y la misión tampoco había sido del todo corriente. Ése era el motivo por el cual Pieromaru se había tomado un pequeño paréntesis de tiempo de descanso para que cuando volviera a encontrarse con Sorey no regresase a lo que había sucedido en la misión. Habían hecho un acuerdo tácito de dejar el tema durante un tiempo porque al fin y al cabo, eran ninjas. Ese tipo de cosas pasaban.

Con una sonrisa un poco amarga, Pieromaru se vistió, hoy decidido a visitar -y incluso, entrenar un poco- con Sorey. Se calzó sus sandalias shinobis y se caló el gorro de pierrot y salió, aún con un bollo en la boca, en dirección al sitio donde entrenaban. Al llegar ahí pudo ver a su amigo y mejor compañero. Estaba solo, como siempre, y por lo que se podía apreciar llevaba un buen rato dándole caña a los músculos ya que la ropa estaba un poco arrugada.

Como solía ocurrir con Sorey, el chico estaba hablando solo. A Pieromaru le parecía hasta gracioso. Lo achacaba un poco a la excentricidad pero había leído en un libro que hablar solo no era malo ni un señal de ningún problema mental, simplemente lo hacían las personas más listas. O algo así. Pieromaru tampoco era muy bueno recordando éste tipo de datos...

Debería—contestó el pierrot, a modo de saludo. Lo acompañó con una sonrisa agradable. —Aunque nunca he hecho esto...todo es probar.—Dio un par de pasos atrás, con una mirada cargada de emoción. El joven shinobi sabía que era muy bueno en genjutsus pero jamás había llegado hasta su límite. —¿Preparado?—preguntó, a punto de hacer sellos.

Pieromaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Sorey Bokushi el Lun Feb 01, 2016 10:30 am

Sorey se alegró de ver a su amigo y compañero, le hizo su típico saludo con el dedo índice y corazón en la sien y se levantó de un salto de su descanso en el suelo. El pierrot parecía bastante decidido, sin duda hoy venía con ganas de entrenar, empezó a hacer sellos y le dijo: -¿Preparado?

Esa palabra no pudo obtener otra respuesta que una sonrisa con las cejas arqueadas mostrando decisión a la par que emoción. –Por supuesto tío, cuando quieras.

Esto iba a ser un duro entrenamiento por parte de ambos, mientras Sorey iba a enfrentar su conciencia con la oscuridad de su interior, Pieromaru iba a tener que mantener la resistencia y compostura. Aunque intentaría no dañar a su compañero, la poca habilidad contra los Genjutsus del Bokushi iban a hacer que el talento natural de Pieromaru lo absorbiese y lo sumiese en la más terrible de las pesadillas, su joven amigo necesitaba saberlo y estar preparado por lo que Sorey, mientras Pieromaru realizaba los sellos le advirtió:

-Por duro que sea, por mucho que me veas sufrir, no detengas la técnica hasta que te lo pida. Mantenla, pase lo que pase. –con su mirada seria, Sorey demostraba a su amigo su firme voluntad de entrenar duramente un aspecto que sin él le era imposible de mejorar. –Recuerda esta cara, Piero, este soy yo, por mucho que grite dentro o por mucho que crea que es real, por mucho que sufra, sigo siendo yo, y estos ojos son los que quiero que recuerdes cuando creas que no puedo más. –miró directamente a los ojos del pequeño para demostrarle que esto no era ningún juego y añadió. –¡Adelante!

Sorey no pudo evitar adelantar su pierna izquierda y mantener una postura defensiva, a pesar de que sabía que la amenaza era únicamente mental. Era su parte más primitiva realizando un acto absurdo, al fin y al cabo era la conducta normativa para cualquier ser humano que se preciase.

propuesta indecente:
Para que sea entretenido para los dos y te dé para líneas de entrenamiento, te propongo que me metas en la oscuridad y describas un terrorífico genjutsu, como una pesadilla. Crea un ambiente guay para que yo empiece a plantear la historia y di que la técnica se basa en crear una atmósfera amenazante en el objetivo que le predisponga a hacer salir sus propios miedos, siendo éste partícipe involuntariamente del Genjutsu.
Es una técnica que consume mucho chakra (justificamos tu entrenamiento) y solo sirve para totales negados en el Genjutsu por lo que no se considera siquiera una técnica dada su escasa utilidad en combate (para que no nos digan que estamos usando cosas que no existen)
Sorey Bokushi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Pieromaru el Lun Feb 01, 2016 12:42 pm

Claro que estaba preparado. El Bokushi se tomaba los entrenamientos con mucha responsabilidad y la mayoría de veces -todas, para ser sinceros- siempre agradecía que el pequeño de ojos azules se uniera a la actividad. Las manos de Pieromaru empezaron a hacer los sellos con la idea preconcebida de hacer algún genjutsu que le impidiera moverse o le dificultara la visión, como el de los espejos deformados. Pero la idea del Bokushi era diferente...

Vale...—dijo como respuesta a la primera frase de su amigo, un poco extrañado. El genjutsu que tenía en mente no era uno que creara ilusiones pero si él quería así sería. Se imaginó algo un poco chorra, como un payaso con la cara blanca y un tambor salpicado de sangre pero la seriedad en la que dijo la siguiente frase lo dejó un poco descolocado. ¡No quería hacerle pasar un mal rato! Se quedó en silencio, pensando severamente en declinar la oferta que había hecho su compañero del país del agua, pero al final, negó con la cabeza. No podía ser así. Él deseaba entrenar y su mismo compañero no podía ir poniéndole trabas. Había asumido que lo pasaría mal y se había concienciado de ello así que, si es lo que quería, lo tendría.

Pieromaru hizo unos sellos y se preparó el genjutsu. —Ninpo, Kankyō akuma —murmuró con un movimiento de brazo que hizo sonar un cascabel. El entorno empezó a oscurecerse, como si acercara una tormenta, pero en lugar de ocultar la luz del sol tras unos nubarrones negros era una oscuridad diferente. Pegajosa, se extendía por todos los lados de Pieromaru y empezaba a envolver a Sorey por todas partes. En ése momento Pieromaru fue consciente que las habilidades de genjutsu de su amigo eran prácticamente nulas porque había caído en la ilusión en el momento en que pestañeó.

El jutsu ilusiorio deformaría la realidad y lo llevaría a casa de Pieromaru, casa que la percepción de Sorey haría creer que era donde vivían sus padres. Era una lástima que Pieromaru no supiera como era la casa de la familia de Sorey porque aquello comportaba que tuviese que esforzarse más en su genjutsu.

"Estás despierto, en el pasillo. La casa está a oscuras y en silencio. El pasillo se antoja más largo y siniestro de lo normal, como si detrás de cada puerta estuviera esperándote alguien. No oyes nada. No está ni tu madre ni tu padre, de hecho, no hay ningún ruido, ni tu mismo corazón. No sientes calor a pesar del clima agobiante del país del agua. Eres como un extraño en tu propia casa. Y entonces te das cuenta de algo. ¿No has dejado la puerta abierta? Por un momento, sientes que algo pueda estar detrás de tí. Un escalofrío, una visita extraña. ¿Y si de verdad hay algo? ¿Existen ojos en la oscuridad? "
Pieromaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Sorey Bokushi el Lun Feb 01, 2016 5:24 pm

Sorey se encontraba en su casa, y si combinamos la pésima habilidad para los genjutsus de Sorey unida a la calidad del ambiente que había creado Pieromaru con su increíble don, tenemos como resultado algo un tanto penoso: el Bokushi había olvidado el último encuentro con Pieromaru en la costa y por ende el motivo por el que se encontraba en aquella ilusión, es más, tan siquiera era consciente de que de una ilusión se trataba. Empezó a asustarse, estaba solo y ningún serafín se había manifestado. ¿Cómo era posible? De normal, cuando no había nadie a su alrededor los espíritus representantes de los elementos salían de su interior y platicaban con él, usualmente de temas de su misión.

-¿Mamá… papá? –dijo Sorey creyendo que realmente se encontraba en su casa. Desde que abrió los ojos en ese lugar, las paredes empezaron a cambiar nutriéndose de la información almacenada en su cerebro dentro del cortex temporal, lugar donde Sorey, y cualquier ser humano, guardaba los recuerdos de su más tierna infancia. Era en esta zona cerebral donde estaba atacando está técnica ahora, y alterando las sinapsis, estaba obligando a Sorey a proyectarla sobre su propia área visual. En definitiva, sin saber los recuerdos del Bokushi, con su compleja técnica Pieromaru era capaz de hacer que el propio chico participara en el genjutsu nutriéndolo con sus propias experiencias pasadas.

De pronto, Sorey notó una presencia, todo se estaba tornando muy siniestro, se sentía como un intruso en su propio hogar, como si no perteneciese a ese mundo. No hay que confundir esto con que el chico dudase de la técnica, más bien al contrario, este sentimiento lo hacía hundirse todavía más en ella, haciéndose cada vez más presa de las tinieblas del entorno. Se giró de golpe, pues le pareció escuchar algo. Era Mickleo, el serafín del agua, pero había algo en él que desconcertaba a Sorey por lo que lo miró con desconfianza y lo analizó de arriba abajo.

Mickleo tenía el aspecto de un joven de unos 16 años, con el pelo lacio de un color entre blanco y azul claro. Sus ojos eran de color violeta y vestía con unas estrafalarias prendas azules con una larga capa de la misma longitud que la de Sorey.

-Hola Sorey, ¿Cuánto hacía que no nos veías? –decía Mickleo sonriendo, se mostraba muy simpático, lo que hizo confiarse al shinobi y acercarse a él para contestarle.

-Lo siento, seguramente habré estado triste por algo, ya sabes que cuando dudo de mi misión dejo de veros. –respondía el Bokushi tranquilo mientras se andaba hacia su serafín favorito. Todo parecía como siempre y por un momento le pareció sentirse bien, pero esto fue incluso peor porque como una montaña rusa la caída sufrida en el instante posterior fue realmente dura. De pronto, Mickleo empezó a sonreír más, sus labios se ensanchaban y abría la boca exageradamente para mostrar sus dientes. Una blanca y macabra sonrisa, como la del petit pierrot se dibujaba ahora en la boca de Mickleo y mientras se mantenía dicha mueca escalofriante, empezaba a sonar con la voz del espíritu representante del Suiton en un terrible eco que helaba a Sorey:

-No somos reales (ales)… Estás loco (oco). ¿No te das cuenta? (enta?) –las palabras de Mickleo se metían en la cabeza de Sorey y la frase empezaba a repetirse una y otra vez sin parar, mientras esa frase seguía en su cabeza en un terrible segundo plano, Mickleo seguía hablando. –Cuando tus amigos se enteren de que estás loco van a dejarte de lado, lo sabes muy bien. ¿Alguna vez te han dicho lo que son las alucinaciones Sorey? ¿Qué crees que es la misión del pastor? ¿Sabes que son los delirios de grandeza? Todo es una gran mentira, te lo has inventado todo porque no soportabas el dolor de que tus padres te abandonaran 2 años. No eres nadie, y vas a acabar solo, y muerto… síiiii –Mickleo torcía su cuello y lo miraba de lado. –vas a acabar muerto, o matas o mueres, y tú eres un cobarde que se hace el valiente diciendo que matar es lo difícil.

Mickleo empezó a reírse con una carcajada estrambótica. Sorey cayó al suelo de rodillas y empezó a llorar desconsoladamente. Las lágrimas resbalaban por su cara y chocaban contra el suelo, los gritos que emitía mientras lloraba eran unos débiles y ridículos que se ahogaban en sus propios sollozos. La puerta de la habitación se abrió y un inesperado visitante irrumpió en la sala, era Pieromaru, con la misma macabra sonrisa que se dibujaba en la expresión de Mickleo. Empezó a reírse de Sorey, y le dijo.

-¿De veras eres así de penoso? Estás loco, y te vas a morir, como se murieron todos los de tu clan. ¿Ves esto? –Pieromaru sacó el libro que Sorey le regaló, hecho a mano, en donde explicaba la historia de su clan. –Me lo he leído entero, mi género favorito es el cómico así que realmente me ha gustado, jajaja. ¿Cómo pretendíais que esas máximas os salvaran de un cuchillo de un Uchiha en el corazón?

Sorey se giró hacia quien creía que era su amigo. Lleno de lágrimas lo cogió de los hombros y le dijo como pudo.

-No… tú no eres así, yo creía… que eras el único como yo. Eras la única persona que podía acompañarme en las pruebas del pastor. ¿Por qué? ¿Cuándo te has vuelto así?

Pieromaru miraba hacie el suelo, con aquella espeluznante expresión. A una velocidad increíble, giró la cabeza para mirar a los ojos de Sorey, la velocidad fue tal que no hubo siquiera movimiento del cuello, era como saltar de un frame a otro de un video. Los ojos del pierrot miraban a los suyos, pero era como si no lo miraran a él, era como si miraran al infinito.

Una voz demoníaca gritó a unos hercios superiores al umbral del ser humano pero que por la terrible ilusión podían ser percibidos por Sorey. –¿ESTÁS SEGURO DE QUE QUIERES QUE ESTA PERSONA MUERA DE UN MODO TAN PENOSO COMO TÚ?

La oscuridad inundó el lugar, un grupo de 5 personas encapuchadas andaban juntas en medio de la nada, poco a poco se formaban unas paredes antiguas, pilares y arcos de antiguas civilizaciones formaban aquella extraña zona en donde ninguno de los dos usuarios responsables de la técnica habían estado todavía.

importante:
Perdona haber sido tan rollero, me he emocionado y cuanto más líneas más stats. Si te aburre lee solo los diálogos, resumen bien la situación.
Te explico, ahora se supone que vamos a unas ruinas. Son fruto de la imaginación de Sorey así que no tienen por qué ser como las que serán en la trama real en el futuro, por tanto, no te cortes, descríbelas como quieras.
Necesito que describas ahora que el grupo de 5 encapuchados explorando las ruinas encuentra un monstruo gigantesco y horripilante, lo más acojonante que se te ocurra. Te aconsejo que te bases en una foto de internet, a mí me ayuda xD

aspecto Mickleo:
Sorey Bokushi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Pieromaru el Mar Feb 02, 2016 5:09 am

El mismo Pieromaru estaba sorprendido de la manera en que Sorey había caído bajo su genjutsu. Su mente enseguida había conectado con la suya para la realización del genjutsu y todo lo que pensaba Pieromaru aplicar en el sueño pasaría en la verdad de Bokushi. El pequeño pierrot seguía concentrado aunque no pudo evitar hacer una pequeña sonrisa al ver como había transformado un jarrón feo de su casa en una sombra un tanto inquietante. Ojalá hiciera eso en casa y así su madre se desharía de ése estorbo de mal gusto.

Cogiendo por sorpresa al pierrot, la ilusión empezó a andar sola. <<¿Cómo? ¿Quién es ése?>> se preguntó Pieromaru. Él no había impuesto ninguna ¿persona? en la cabeza del Bokushi si no que había aparecido sola. Lo más sorprendente es que incluso el Bokushi no estaba sorprendido, no había signos de que lo que estaba viendo era algo inventado, si no que parecía que fuese alguien conocido...Cuando ése ser -Mickelo o algo así- empezó a hablar el pierrot enseguida se dio cuenta. ¿Era ésa la persona con la que hablaba siempre? Puede que fuese alguien invisible para Pieromaru pero la idea por si sola se le antojaba absurda. Ése tipo de cosas no pasaban, sólo en algunas fábulas que contaban las viejas. Lo más probable es que los viera a raíoz de lo que había pasado en su familia, como una autodefensa psicológica o algo así. Más que causarle gracia, le causó preocupación.

Por otra parte, parecía que la pesadilla iba viento en popa. Mickleo había cambiado de carácter y estaba diciendo cosas muy crueles a su amigo que le estaban afectando de verdad. Podía ver como el chico empezaba a derrumbarse, a dejarse llevar por los malos sentimientos. Cuando Sorey cayó de rodillas al suelo llorando Pieromaru sintió una punzada en el corazón. Quería parar y dejar descansar un poco al chico pero esta situación era tan única que quizás jamás se repetiría. Siguió, viéndose a él mismo riéndose de las máximas de los Bokushi. El verdadero Pieromaru ya se había terminado prácticamente el libro y jamás había pensado aquello pero supuso que era el miedo que tenía Sorey: que Pieromaru se burlase de sus principios, algo que nunca haría.

Lo que ocurrió siguiente asustó hasta Pieromaru: una voz terrorífica aseguró que los dos podían morir. El tono de éso había sido tan oscuro que Pieromaru desvaneció la ilusión, dejando que directamente fuese la cabeza de Sorey quien lo enviase a otra. Y así fue, ya que el pobre Bokushi estaba verdaderamente sumido en el genjutsu.

Ahora se encontraban en un lugar arenoso (?) donde Sorey andaba con otros cuatro encapuchados más. A medida que avanzaban parecía que se formaba a su alrededor restos arquitectónicos de civilizaciones que Pieromaru desconocía. ¿Dónde estaban? Haciendo acopio de la promesa que habían realizado, Pieromaru empezó a crear una especie de monstruo.

"De las arenas que pisas, notas una vibración. Cerca de las ruinas hay algo monstruoso, maligno. Un ser que hacía siglos que estaba dormido. Y que debería seguir estándolo. El nerviosismo se apodera de tí y el corazón empieza a bombardear rápidamente. Se está acercando y estás seguro de ello. Pestañeas, con la sensación de que sabe donde estás, que huele tu miedo. Y así es. Aparece entre la arena, como una cucaracha emergiendo de la boca de un cadáver. Pálido lechoso a causa de estar encerrado durante años, se asemeja a una oruga gigante. De su cuerpo emana un hedor similar a moho y una fina capa de líquido pegajoso cubre todo su cuerpo. Sus ojos, similares a los de una araña, se fijan en ti. Abre la boca, cargada de dientes filosos, esperando a devorarte a tí y a tus compañeros... "
Pieromaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Sorey Bokushi el Mar Feb 02, 2016 6:50 am

Sorey estaba rodeado de 4 encapuchados viajando en el interior de una de las ruinas de las que los serafines constantemente le hablaban. ¿Quiénes eran esos hombres? Realmente Sorey estaba demasiado confuso como para hilar en esos momentos así que su subconsciente como respuesta, hizo aparecer a Dezel, el espíritu elemental del viento desde el interior del propio Bokushi. Dezel se agarró el gorro con la mano derecha y siguió el ritmo que llevaban aquellas 5 personas. El serafín del viento tenía un pelo verde claro que le tapaba los ojos. Eso no le afectaba porque su visión era puramente como el Nijigan, solo que todavía más refinada, por ende podía ver con perfección cada partícula de este mundo a través de cualquier cosa. Tenía el aspecto de un joven de bastante más edad que Mickleo, con un cuerpo algo musculado y vestido con unas ropas más normales entre negro y verde.

aspecto de Dezel:

Con aquella particular sonrisa siempre algo picante, mostraba sus dientes afilados, y le hablaba a Sorey como de costumbre. –Ey pastor. Será mejor que nos demos prisa en llegar al altar de la prueba del Doton, tengo un mal presentimiento.

-Sí sí. –dijo Sorey quitándose la capucha. A juzgar por la barba de 3 días que le había salido, su ahora mayor altura y el cuerpo un poco más musculoso, habían pasado algunos años. –No tenemos tiempo que perder, el país de la tierra necesita urgentemente la estabilidad.

A paso ligero, los 5 encapuchados y Dezel llegaron a una enormísima sala, al parecer estaba protegida con alguna especie de Genjutsu antiguo como las mismas ruinas, pues cuando intentaban avanzar hacia el centro arenoso de la misma, una especie de barrera dura como la misma roca, aunque invisible como un serafín, les impedía el paso.

-Es el momento, aquí reside la prueba del templo de la tierra. Valientes guardianes, ya hemos llegado hasta aquí, necesito que utilicéis ahora el poder que se os ha otorgado como guardianes elementales. Invocad a vuestros serafines. –decía Sorey con una potente voz propia de un gran líder.

Usualmente, los 5 espíritus elementales residían en el cuerpo de Sorey y salían únicamente cuando se encontraba solo, pero esta vez fue bien distinto. De cada persona apareció uno de los serafines (de entre los cuales Pieromaru podría reconocer a Mickleo entre ellos), y mientras cada guardián realizaba un sello en compañía de su pareja elemental se manifestaba en carne y hueso una encarnación de dicho espíritu en el mundo real, adquiriendo la forma de algún animal. ¡Eran los famosos pactos con animales exclusivos de los Chunnin!

Cada criatura lanzó su propio ataque contra aquella invisible muralla, creando una inestable brecha por la que solo podían pasar 2 personas.

-Ya sabéis que esta es la prueba del guardián del Doton. Por aquí solo podremos pasar él y el pastor. Estad atentos a las trampas de afuera y protegernos mientras realizamos la prueba. –pedía Sorey confiado mientras andaba junto con uno de los encapuchados acompañados de sus serafines e invocaciones.

El aspirante a guardián de la tierra se quitó la capucha y una amarilla intensa cabellera se dejó al descubierto. Era Pieromaru, bastante más mayor. No llevaba su gorro consigo, pero de su pelo salía una coleta atada con una goma rodeada de unos cascabeles con una tremenda sensibilidad que no dejaban de sonar a gran volumen. El ya no tan pequeño pierrot sonrió a Sorey y le extendió el puño para que el Bokushi lo chocara con el suyo. Mientras ambos nudillos contactaban su gran amigo le decía.

-Todo va a salir bien Sorey, soy tu guardián y estoy aquí para protegerte, además con este insoportable y pequeñajo serafín que me ha tocado es imposible que cometa ningún error. –sonrió y miró de reojo con cierto respeto a Edna, el espíritu elemental del Doton.

Edna era la típica niña con mal carácter, fácil de irritar, sarcástica e incluso algo cruel. Aunque si le cogías cariño de algún modo sus insultos se tornaban como halagos y sus golpes caricias. La pequeña Edna, ensanchó con aire sus mofletes y con una expresión de fingido enfado golpeó con su paraguas en la nuca de su elegido mientras le decía.

aspecto de edna:

-¿Cómo que pequeñaja? Tengo 315 años, ¡para que te enteres!

Sorey y Dezel empezaron a reír, a su risa absurda se añadió luego Pieromaru, y por último la propia Edna, quien en el fondo apreciaba mucho a su compañero.

Todo el buen rollo se detuvo en seco cuando del centro de las arenas empezó a emanar una extraña sensación de terror que recorría todo el cuerpo de Sorey. De pronto un enorme y repugnante gusano gigante apareció. ¿Sería esa famosa prueba de la que tanto estaban hablando? El gusano empezó a abalanzare sobre ellos atacando sin ningún tipo de estrategia ni miramiento, aunque a juzgar por su tamaño y aspecto, tampoco le eran necesarios.


aclarasión again:
Me ha pegado por ahí y se me ha ocurrido que narremos la pesadilla de Sorey ahora desde dentro. Nos toca controlar ahora a los “Pieromaru y Sorey Jonin del futuro”. En este supuesto, tienes ya tu segunda especialidad y el pacto, no hace falta que te rayes a intentar hacerlo como crees que será el auténtico Pieromaru. Esto es una idea que Sorey se había formado en la cabeza, lo más probable es que de suceder la trama (igual te cagas en Sorey y la movida del pastor) todo sea bien distinto (edad y aspecto de los personajes, no creo que te quites tu super gorro. Tendríamos narrador, y probablemente el monstruo y el entorno serían difeerentes). Por tanto no te preocupes de hacerlo mal, puedes incluso inventar técnicas que no existen. Se supone que eres el guardián del Doton, así intenta hacer uso de algún ninjutsu de tierra.
Ah, y perdona por controlar las acciones de tu "futuro yo" pero como he dicho no eres tú, es quien Sorey tiene la expectativa que serás, aunque ahora te toca controlarlo :P
Sorey Bokushi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Pieromaru el Mar Feb 02, 2016 9:52 am

Mientras andaban las cinco personas, Pieromaru vio como aparecía otra entidad similar al chico de azul. Esta vez era un joven hombre, mayor que el anterior tanto en edad como en altura y desarrollo muscular. Pieromaru dejaba hacer en silencio, viendo como las cosas trascurrían por sí solas. El hombre de color verde -que se llamaba Dezel aunque nadie se lo había dicho- sonrió, mostrando unos dientes puntiagudos. El pequeño shinobi se alarmó internamente. ¿Era otra vez una versión malvada de otro amigo imaginario -bueno, serafín, de Sorey? Jisaguro había llegado a ésa conclusión porque Mickleo había resultado ser cruel después de enseñar unos dientes puntiagudos. Puede que ésa fuese la señal en la que los personajes se convertían en malvados o puede que siempre fueran así.

Mientras Sorey se descubría -siendo una versión mucho más adulta que la suya, con barba inclusive- Pieromaru aún se asombraba de la conexión que había hecho ese genjutsu. Tenía ambas mentes interconectadas gracias a la ilusión y la cabeza de Sorey estaba guiando los sucesos pero de una forma que nunca había visto. La consciencia de Sorey enviaba cierta información a la del Pieromaru real y éso se habia intensificado desde que una versión adulta de Pieromaru se había intensificado. Gracias a ésto, ahora el chico conocía la existencia de unos supuestos serafines que no veía en la vida real pero le parecían verídicos. Incluso pudo sentir un poco el golpe que le había dado el serafín del Doton. No a un nivel físico si no a un nivel perceptivo, como si supieses que alguien te había dado ahí aunque no te doliese. Era tan extraña esa sensación que apenas se había asombrado por las habilidades de las invocaciones o la particular visión que tenía Sorey de Pieromaru en un futuro.

Ese aspecto del genjutsu empezó a asustar un poco a Pieromaru. No era la primera vez que hacía un genjutsu que terminaba descontrolándose puesto que la primera vez fue en la academia y lo pasó tan mal que había dejado de usar esa habilidad durante un buen tiempo. Además, el monstruo que había terminado de crear y que se escondía tras la grieta que habían creado le parecía más espeluznante de lo necesario. ¿Hasta qué punto le iba a afectar aquello? ¿Podía dominar el genjutsu o lo estaba dominando a él? ¿Qué pasaba si quedaban ambos atrapados?

Menudo bicho— dijo el Pieromaru de dentro del sueño, invocando un martillo enorme de un pergamino. Su segunda especialización había sido fuinjutsu  -eso había sido inducido por el propio Pieromaru, que ya que estaba también podía añadir algunas cosas-y ahora, demás de ilusiones, podía hacer aparecer diversos ítems que le servían de ayuda. —¿Estás preparado?—preguntó al Sorey jonin, con una sonrisa llena de emoción mientras corría hacia el bicho con la intención de darle un golpe en la crisma.

El Pieromaru del mundo real también sintió un poco de adrenalina en su interior pero por otra parte, era consciente que tendría que volver a realizar el genjutsu porque la técnica no duraría mucho más. Si lo hacía bien, podría encajar perfectamente el nuevo genjutsu con el actual, como si fueran pegadas. Pero en medio de la batalla podía pasar algo...tendrían que vencer pronto al gusano o al menos, evitar que fuesen atacados durante unos instantes...



:

Espero que esté todo bien. El jutsu de tierra va al turno siguiente, cuando el gusano le quite el supermartillo xd
Pieromaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Sorey Bokushi el Mar Feb 02, 2016 1:23 pm

Cuando el gigantesco gusano apareció, algo cambió a ojos de Sorey. En el fondo había estado teniendo una sensación extraña con todo lo que estaba sucediendo, como si una parte de su ser le dijese que nada de aquello era real, sin embargo, el Pieromaru Jonin parecía ralmente auténtico, como un rayo de luz en medio de la más absoluta oscuridad. Ése “¿estás preparado?” iluminó el corazón del Bokushi, haciendo que dejase de sentir miedo y pudiese tener control sobre sus acciones. Hasta ahora, Sorey se sentía como mezclado con ese mundo, pero conforme Pieromaru invocaba su gigantesco martillo más vivo se sentía. La emoción del combate y las ganas de pelear junto con su amigo eran lo único real en ese mundo de ilusiones.

Ya a rango Jonin, las técnicas de Sorey habían conseguido adquirir una enorme sincronía con el poder de la naturaleza, hasta el mismo punto en el que el Bokushi era capaz de poseer dos elementos simultáneamente. Como siempre, y sin sellos, Sorey se transformó en lo que algunos apodaban “la coleta blanca”. No obstante, esta vez algo extraño sucedía. El ojo izquierdo, así como el pendiente de pluma de la parte izquierda de Sorey, se tornaron verdes. Por el contrario, la otra mitad de Sorey se volvió de color rojo. Los detalles de sus ropajes también se dividían en dos en cuanto a colores se refería. Mientras por la parte derecha del enorme monstruo el pierrot se acercaba con su enorme martillo, Sorey lo rodeaba por la izquierda.

Apoyando su mano izquierda en su bíceps derecho y abriendo la palma de su mano derecha apuntando hacia arriba, Sorey empezó a concentrar chakra Katon para formar una enorme bola de fuego que se hacía cada vez más grande. Parecía como un pequeño sol, iluminaba el rostro del Bokushi con una anaranjada luz. Cuando la enorme bola estaba formada, de unos tamaños descomunales, Sorey la impulsó hacia arriba con fuerza, avanzaba realmente lento, era normal, pues parecía bastante pesada con toda la energía que acarreaba. Unas verdes alas se colocaron sobre su espalda, dándole la capacidad de volar. El Jonin Sorey ascendió para colocarse un poco por encima de dicha esfera incandescente, como escondiéndose del gusano tras ella. Juntó las palmas de sus manos y tras concentrar un potente chakra Fuuton entre ellas empezó a separarlas poco a poco. De pronto, gritó: -¡KaFuton, Enerugi-kyu!

Una poderosa corriente de aire movió a una tremenda velocidad la esfera de fuego que por sí misma tenía un gran poder destructor pero era muy difícil de acertar haciéndola casi inesquivable. La técnica impactó de lleno en el gusano, creando una explosión de dimensiones garrafales, como 3 veces la técnica de Katon que solía emplear cuando era un Genin. El monstruo se resintió, y la mitad de su cuerpo se quemó por completo. Sorey, con una sonrisa en el rostro, perdió su transformación y cayó al suelo sin fuerzas. Por desgracia, la acción del Bokushi había sido incluso peor, pues la zona quemada del bicho se descompuso, pero a una tremenda velocidad empezó a regenerarse creando una segunda cabeza, con los mismos siniestros ojos. En menudo lío se habían metido.

Por su parte, Pieromaru golpeó al monstruo con su poderoso martillo. Ese martillo era la leche, podía dejar inconsciente a un Chunin de un buen golpe, sin embargo, la piel del gusano parecía como hecha de acero. Repelió el arma del pierrot haciendo que sus golpes fueran en vano. No podía ser posible que la madre naturaleza hubiese creado un ser tan poderoso. Parecía indestructible, pues su cuerpo era tremendamente duro, y si se sacrificaba un montón de energía en lanzar un ataque desesperado lo único que se conseguía era empeorar las cosas.

Con sus afilados dientes de su recién estrenada cara, el monstruo se dirigía a la posición de Sorey dispuesto a devorarle. El Bokushi no podía levantarse, estaba en un serio aprieto. Por otro lado, ¿de qué servía rescatar a Sorey si no había modo humano de acabar con esa criatura? Tal vez tenía un punto débil, era ahora el turno de los shinobis de descubrirlo.
Sorey Bokushi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Pieromaru el Mar Feb 02, 2016 5:53 pm

El verdadero Pieromaru también sentía la emoción que vibraba en el interior de su yo jonin y de la versión de Sorey adulta. Parecía que iban a luchar de verdad y prácticamente podía notar como la adrenalina le llenaba cada músculo de su cuerpo. El primero en atacar fue Sorey, ya que en realidad, siempre había sido más rápido que Pieromaru incluso en el mundo real. Parecía que había cosas que no cambiaban ni con el paso de los años ni con la experiencia.

El Sorey del futuro -o de la invención de su yo presente- cambió de color como era usual en él; a excepción de una novedad. Ahora su ropa tenía dos colores a la vez y no era monocromática como en el presente. Antes que realizara su jutsu, el Pieromaru máster de la ilusión ya sabía qué significaba aquello: había conseguido controlar dos elementos a la vez; algo que sólo las personas más habilidosas en ninjutsu podían hacer. Y así fue como, después de empezar a volar como si fuese una mariposa, creó una inmensa bola de fuego, tan extremadamente grande que explotó encima del gusano. La especie de caverna (?) donde se encontraban se llenó una luz cegadora y ambos Pieromarus agradecieron no haber estado ahí cerca. Ese jutsu era terriblemente destructivo y capaz de abrasar a una criatura gigante. Visto desde fuera, parecía realizado por un sannin en lugar de un jonin.

El jonin pierrot sonrió, como creyendo que todo había acabado, pero craso error. De las profundas heridas que habían prácticamente carbonizado al gusano, salió otra cabeza, como si se tratase de la mismísima Hidra. Entonces fue el turno del jonin Pieromaru que trató de golpear una de las cabezas de la criatura, sin tener ningún tipo de resultado. Ambos pierrots gruñeron, decepcionados. ¿Qué podían hacer? Parecía una criatura indestructible y con una ansia de carne humana increíble ya que había aprovechado un momento de debilidad de Sorey para lanzarse sobre él.

¡Vas muy equivocado, bicho asqueroso! ¡Doton, Goremu no Jutsu! —De los destrozos ocasionados por la técnica de Sorey apareció un golém formado por rocas; que golpeó en la mandíbula a la boca que iba a engullirse a Sorey. El golpe fue tan fuerte que incluso se escuchó cómo caían algunos dientes al suelo. —¡Eso no es todo! ¡Doton: Yomi Yuma!—El suelo donde estaba la criatura empezó a convertirse en una masa más pegajosa, hundiendo a la criatura hasta la mitad. El resultado fue ese: una cabeza estaba sumergida -aquella que había golpeado el gólem- y la otra, libre, estaba demasiado alejada de Sorey. Pero no Pieromaru. Además, sólo estaba ganando tiempo...

El shinobi envió al gólem a defenderlo.

<<Ése es el momento>>

El pequeño shinobi de la realidad desconectó por unos segundos el genjutsu. Lo que vería Sorey era un poco de interferencias en la realidad, como si se volviera borroso durante unos instantes. En ése tiempo, Pieromaru real volvió a realizar un Ninpo, Kankyō akuma con total eficacia -y regresando de esta manera, a la historia que tenían él y Sorey-; pero notando que le quedaba cada vez menos chakra...
Pieromaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Sorey Bokushi el Miér Feb 03, 2016 11:47 am

Sorey movió con dificultad los dedos de las manos. Todavía en el suelo miró su guante de la mano izquierda, que llevaba el símbolo del pastor, no había que olvidar por qué estaban allí, ésa no era su prueba, era la de su guardián, intentar cargarse el gusano él era lo que lo había llevado hasta esa situación. Pero entonces, ¿por qué se le hacía entrar también al pastor si era el guardián quien se ponía a prueba? Cuando Pieromaru lanzó su técnica de Doton y causó algunos estragos al gusano, Sorey pensó que era demasiada la diferencia entre el golpe del martillo y de la técnica cuando en realidad el martillo era bastante poderoso. Claro… esta es la prueba del Doton, y el Bokushi acababa de entender cuál era su papel ahí.

Nijigan. –dijo Sorey mientras sus ojos se tornaban del color de los elementos.  Miró al monstruo. Todo el cuerpo del monstruo, era como el de Sorey, a través del Nijigan se veía con una extraña mezcla que gozaba de todos y cada uno de los elementos, pero, había ciertas zonas que eran exclusivamente Suiton, como el lugar en el que había impactado antes Pieromaru. El Doton es poderoso contra el Suiton, ese monstruo tenía puntos débiles contra el guardián del Doton, como no se le había ocurrido antes.

Con sus últimas fuerzas, Sorey le dijo a Pieromaru señalando la zona más cargada de Suiton. –Concentra todo lo que tienes y dale justo en ese punto, confía en mí.

Si salía mal iban a perder los dos toda su energía y acabarían muertos, pues la técnica que Sorey tenía en mente que utilizase su amigo consumía demasiado chakra. De todas formas, poco más podían hacer ahora. Tenían que jugársela con una última jugada, la gloria o la muerte eran los dos únicos resultados posibles.
Sorey Bokushi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Pieromaru el Miér Feb 03, 2016 7:16 pm

El asqueroso gusano intentaba moverse pero le era prácticamente imposible gracias a la técnica nivel jonin que había realizado el Pieromaru del sueño de Sorey. Aún así, la fuerza que ejercía era impresionante y el mismo Pieromaru tenía que reservar chakra cada vez que hacía algo por si al final se liberaba de alguna forma. Por lo que podía deducir, la cabeza que había quedado completamente enterrada no se movía así que toda la energía que sacaba el monstruo salía de la cabeza restante. Si pudiesen derrotarla de otro golpe similar...pero era imposible. Que el resultado había sido ese era prácticamente una suerte que no se volvería a repetir por la improbabilidad de hacerla y por supuesto, porque el gusano ya había aprendido la lección. No era tonto, no. Y eso era exactamente lo que ponía a Pieromaru nervioso. Esa cabeza de arácnido le resultaba repulsiva pero también albergaba una inteligencia fuera de lo común...

Por unos segundos más y ése es el último pensamiento de Pieromaru. Continuaba siendo a nivel jonin un poco despistado -algo que hizo chasquear la lengua al verdadero Pieromaru porque precisamente era algo que deseaba cambiar lo más rápido posible - y la criatura había aprovechado para expulsar de su horrible pozo que tenía como boca un líquido verde que actuaba como ácido al tocar cualquier superficie. El pierrot tuvo que saltar hacia atrás para evitar ser bañado en esa substancia que podía deshacer incluso rocas. El vapor que emanaba de ella también era un poco irritante así que Pieromaru se tapó la boca y entrecerró los ojos.

Ajeno -y no por voluntad propia si no por obligación - a ése enfrentamiento estaba Sorey que, casi en su último recurso, reactivó su Nijigan y gracias a ello pudo ver cuál era el punto débil de ésa aberración. —¿Qué zonas?—quiso saber Pieromaru al instante, queriendo terminar con aquello lo más rápido posible. Un instante después que Sorey le indicara cual éra la zona más vulnerable -justo en el vientre, debajo de la boca - Pieromaru ya había ideado una estrategia. No podía acercarse porque sería una muerte asegurada, así que realizó sellos para atacar a la distancia. —Doton: Doryūdan— Delante del ya adulto pierrot apareció un dragón enorme hecho de lodo y tierra que ascendió hasta casi el techo de la cueva. Abrió sus fauces y de ahí salió una lluvia impresionante de proyectiles de elemento Doton que golpearon al monstruo de una forma certera.

Haciendo un gruñido infernal, el gusano recibió el golpe que se encadenó con el siguiente movimiento del gólem de Doton, un puñetazo directo a la zona herida. Del golpe se creó una expansión que obligó a cerrar los ojos a Pieromaru pero tenía la certeza que cuando los abriese ya no habría la criatura viva.
Pieromaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Sorey Bokushi el Jue Feb 04, 2016 12:20 pm

El gigantesco dragón Doton del Pieromaru Jonin impactó de lleno en el punto débil de ese bicho haciendo que empezara a emitir una serie de berridos y moverse violentamente hasta perder la vida. El silencio se adueñó del lugar, y con él, una enorme tranquilidad. Ese vibrante sentimiento de victoria se apoderó de los dos amigos que con Edna y Dezel vitoreaban y reían a pesar de las heridas y el cansancio.

Una figura enmascarada y vestida de blanco se dirigió hacia Pieromaru. Ni él ni Sorey parecían conocerlo. De pronto, el sonido cesó, y empezaron de nuevo las interferencias con la vida real. Se veía todo como muy a flashes, unas extrañas imágenes se sucedían de forma discontinua, con 3 segundos entre una y otra. La primera imagen era aquel hombre enmascarado con Pieromaru y Edna haciendo una especie de rito. Luego, la imagen de la marca del pastor del guante de Sorey. Seguido de esto, aparecía Pieromaru bastante más adulto en lo alto de un gran edificio hablando a todo un feudo, parecía que lo aclamaban, como si fuese su líder. Por último, una horrorosa imagen del adulto Pieromaru en una cama asesinado mientras dormía. La sangre y la expresión de vacío en sus ojos aterrorizaron a Sorey, el cual empezó a gritar en la vida real. Las interferencias cada vez eran mayores, invirtiendo su papel con la ilusión, ahora lo predominante era la realidad y la ilusión era la interferencia de la misma.

De pronto, a un gran volumen y sin previo aviso, volvió la demoníaca voz a repetirles: –¿ESTÁS SEGURO DE QUE QUIERES QUE ESTA PERSONA MUERA DE UN MODO TAN PENOSO COMO TÚ?

El Sorey de la vida real, cada vez con más interferencias empezó a cobrar consciencia. Mientras la frase se repetía una y otra vez en la cabeza de los muchachos con flashes de la imagen que interrumpían su visión de la vida real, el Bokushi se acercaba como podía hacia su amigo. -¿Estás bien, Piero? ¡Detén ya esto!

Cuando el pierrot detuviese la técnica, Sorey se tocaría la cabeza con ambas manos. No paraba de darle vueltas y vueltas, se sentía muy mareado y todavía tenía algo de pánico. Caería de rodillas y cerraría los ojos con la cabeza mirando hacia el cielo tratando de calmarse, Pieromaru debería de tener muchas preguntas de la experiencia y estaba dispuesto a contestarle a todo lo que pudiese, ya era hora de dejar de ocultarle a la persona en quien más confiaba toda la verdad sobre él.
Sorey Bokushi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Pieromaru el Jue Feb 04, 2016 5:37 pm

¡Sí! ¡Lo conseguimos!— rugió de felicidad Pieromaru al ver que el monstruo había sido derrotado. El dragón y el gólem desaparecieron en un charco de lodo ya que el ninja pierrot había deshecho la técnica. No servía para nada mantenerlas ahora que la criatura estaba totalmente muerta. Se giró hacia Sorey, con una sonrisa de oreja a oreja. ¡Tenían que celebrarlo! No todos los días se enfrontaban a una bestia milenaria y terminaban venciéndola de ésta manera.

Mientras se acercaba hacia su amigo que ya estaba un poco más recuperado, apareció una persona encapuchada vestida de color blanco. Ninguno de los dos lo conocía, así que como un buen jonin, Pieromaru se llevó una mano al bolsillo y sacó un kunai a la defensiva. ¿Y si se trataba de la versión humana de la criatura que terminaban de vencer? Todo podía ser este mundo si existían este tipo de seres y los serafines que acompañaban a Sorey... El pierrot se movió para averiguar quién era la misteriosa persona que los acechaba pero entonces empezaron a haber varias interferencias en el genjutsu; seguido de unas imágenes totalmente incomprensibles para Pieromaru debido a su simbología y a la velocidad que ocurrían.

La concentración de Pieromaru real se perdió cuando se vio a sí mismo asesinado junto con la visión de la realidad cada vez más presente dentro del genjutsu. Cuando la última imagen horrorosa se dibujó en la mente de los dos prácticamente estaban ya en la realidad. Y entonces otra vez la voz. Pieromaru se quedó helado de puro terror porque le había parecido hasta escucharla en el plano real. Sorey empezó a gritar y así lo hizo también Pieromaru, que deshacía la técnica al mismo momento que Sorey le pedía que lo hiciera.

Pieromaru pestañeó. Estaban ya en la realidad, sin ningún ruido alrededor suyo más que sus respiraciones agitadas y las olas bañando la costa. Notó como un líquido le bajaba por la nariz. Sangre. Trató de limpiarse con los dedos pero fue inútil, así que enseguida se taponó la nariz. —¿Qué coño era todo eso? — dijo mientras miraba hacia abajo para que el flujo parase. —¿Quién era ese tío, qué era el monstruo? Casi no controlaba el genjutsu, joder. ¿Casi ni lo controlaba!— soltó a todo trapo hasta que su latido del corazón estaba más calmado. — Los serafines esos...cada vez que hablas solo...¿hablas con ellos?—preguntó, con cierta incredulidad. Su mente enseguida había relacionado la atípica manía de Sorey de conversar a solas con la supuesta existencia de unos serafines invisibles. Supuesta, porque no terminaba de verlo como si fuera algo posible.
Pieromaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Sorey Bokushi el Vie Feb 05, 2016 8:20 pm

Sorey estaba demasiado saturado por la ilusión, así que acabó recibiendo todas las preguntas de Piero a la vez. Todavía seguía de rodillas, así que decidió sentarse con las piernas cruzadas para calmadamente contarle todo desde el principio y poder contestar a todas y cada una de sus preguntas. Le indicó con la mano que tomara asiento enfrente para estar más cómodo, pues esta podía ser una historia un tanto larga.

-A ver, todo esto es parte de cómo me he imaginado algunas cosas, pero la mayoría de… eventos que han ido pasando tampoco los reconozco con claridad. –se explicó tranquilamente Sorey. A pesar del miedo que sentía de ser juzgado por su amigo como un tarado trataba de mantenerse estable. –Empezaré desde el principio, así será más fácil de entender, ¿vale? –decía sonriendo un poco para relajarse.

-Efectivamente, los serafines son los seres con los que hablo cuando estoy solo. Ahora no hay ninguno por aquí, pues siempre que hay alguien cerca desaparecen. He dudado muchas veces de su existencia, y cuando lo dudo dejan de aparecer. Cuando vuelven están realmente enfadados, pero son buena gente, no como en el sueño. Podría decir que son como mi segunda gran família. –En ese momento, Sorey se dio cuenta de que tal vez estaba hablando con demasiada naturalidad de algo inconcebible cuando ni siquiera había explicado su origen ni sentido. No quería asustar a Pieromaru así que rápidamente le explicó más acerca de ellos. –¿Te acuerdas del entrenamiento de 2 años que te dije que hice, tío? –dijo tomándose la libertad de llamarlo “tío”. –Me pasé todo ese tiempo solo en el valle donde vivo. Al principio no tenía a nadie pero cuando empecé a comprender que el chakra es una energía que fluye por la naturaleza y desarrollé la capacidad de percibirlo fue cuando empecé a verlos. Ellos me indicaron cómo absorberlo y dijeron que el Nijigan se encargaría del resto, es por eso que puedo dominar los 5 elementos, al fin y al cabo es su bendición.

¿Pero qué bendición ni qué coño? Los nervios del Bokushi le estaban haciendo crear un discurso desestructurado y confuso, pero esta es una historia de seres humanos, limitados, no tendría gracia de no ser así. Dándose cuenta de que necesitaba ampliar el concepto de bendición siguió el discurso en la otra línea.

-Hay 5 serafines, como habrás podido ver. Cada uno representa un elemento de la naturaleza. A cambio de ese poder me han tomado como su elegido, lo que ellos llaman el pastor, de ahí el nombre de mi clan, el Bokushi. Según parece ya ha habido otros pastores, que no han podido cumplir con su misión. En este caso, no se trataría de un pastor de ovejas, sino de seres humanos. ¿Su objetivo? Llevar al ser humano por el buen camino. Los seres humanos estamos destruyendo el mundo en el que vivimos, y si no aparece alguien que detenga las guerras nuestro poder va a seguir aumentando hasta que no sólo nos destruyamos unos a otros, sino al lugar donde nos encontramos, este planeta.

Si hubiese aparecido por ahí un psicólogo, hubiera diagnosticado a Sorey como alguien que padece de alucinaciones visuales y auditivas que desembocan en delirios de grandeza (eso de ser el elegido). ¿Los motivos? El aislamiento es un factor de riesgo para padecer de alucinaciones, y la falta de afecto unida al sentimiento de inferioridad por ser abandonado podía haber desembocado en esos delirios en donde el sujeto crea una situación ficticia en donde es alguien importante, en donde ese complejo se diluye. ¡Pero no nos equivoquemos! Un inexperto o alguien con prejuicios podría concluir ese diagnóstico con que el sujeto padece un trastorno, y sería un gravísimo error. Las alucinaciones y los delirios en que desembocan son egosintónicas, es decir,  no le perjudican sino que más bien le ayudan. Además, padecer de estos eventos no le supone ningún tipo de desadaptación con el ambiente, pues el sujeto es lo suficientemente capaz de relacionarse correctamente con los demás y sabe cómo reaccionarán en caso de contarlo, por lo que no le genera conductas desadaptativas. Siguiendo el criterio de subjetividad, no se debe diagnosticar trastorno a alguien que no padece malestar por su causa.

Pero, ¿acaso importa lo que un psicólogo diga al respecto? Lo único que le importaba a Sorey ahora era la opinión de su amigo Pieromaru, creerle o no era decisión suya. El Bokushi siguió concretando algunos aspectos del sueño, todavía le faltaban algunas cosas por aclarar.

-El tío y el monstruo no sé qué son, pero deduzco que formaban parte de la prueba de las ruinas de la tierra. Veamos, la misión del pastor no es tarea fácil, según me han dicho los espíritus el pastor necesita escoger 4 guardianes, uno de cada elemento, que tendrá que ganarse la bendición del serafín de su elemento superando una especie de prueba que aguarda en antiguas ruinas. Yo nací con la naturaleza del Futon, así que necesito un guardián de cada otro elemento. Supongo que en el genjutsu se reflejaba el miedo que tenía de involucrarte en todo esto y que acabases muriendo por mi culpa. Yo tampoco he entendido prácticamente nada, deben de ser deformaciones de expectativas que me he ido generando, perdona por asustarte.

Sorey apartó la mirada de los ojos del pierrot, si hasta ahora le había ocultado todo aquello se debía a dos principales razones. La primera, la más evidente, no quería que lo tomara por loco, pues todo lo que estaba diciendo sonaban a disparates. La segunda, y la realmente más importante, no quería entrometer a su amigo en una lucha que no había escogido, pues suponía autoinmolarse como lo hacía el propio Sorey, sacrificando su propio bienestar por el deber de cumplir con una misión. En el fondo, tenía mucho miedo de perderlo, y ese era la fuente que alimentaba a esas dos grandes razones.

-No quería entrometerte en toda esta historia. Tu elemento es el Doton, sé que eres fuerte y eres en quien más confío, pero no quiero que te conviertas en mi guardián. Te he contado todo esto porque ya hace tiempo que te debo una explicación, ahora sabes quién soy realmente. Júzgame como quieras, estoy preparado para lo que sea, no tengas miedo, ¡no dudaré de mi misión! –El Bokushi acompañó esa última frase de una apasionada sonrisa para quitarle tensión a todo aquel asunto. Sorey nunca podría volver atrás, a partir de ahora, para Pieromaru, Sorey podía ser un elegido o un demente, y lo cierto es que ninguna de las dos opciones le agradaban, le hubiese gustado permanecer por siempre en el recuerdo del pierrot como simplemente Sorey, su amigo.
Sorey Bokushi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Pieromaru el Sáb Feb 06, 2016 5:34 pm

Que Sorey se tomara su tiempo a responder las preguntas era algo que Pieromaru había valorado. Al principio lo soltó todo sin pensar, sin tener un orden preestablecido puesto que acababa de ocurrir algo extraordinario: el genjutsu se había unificado con la mente de Sorey haciendo que fuera una ilusión casi interactiva. Pieromaru sabía que eso no ocurriría de nuevo jamás ya que había sido una coincidencia que se debía seguramente al bajo nivel de Sorey con los genjutsus. Era una lástima saber que éso no ocurriría de nuevo porque aunque Pieromaru buscase a una persona prácticamente novata contra las ilusiones, ésa no tenía el mundo interior ni lo genuino que poseía el Bokushi.

Cuando la nariz paró de parecer un grifo, el pequeño pierrot se sentó delante del Bokushi. Sabía que él le había pedido que lo hiciera porque la historia iba a ser larga. Pieromaru tenía ésa sensación después de salir de su cabeza. Sonrió, intentando tranquilizar el ambiente y de ésa manera tener a su amigo más relajado para que relate su verdadero yo. Asintió con la cabeza y se preparó, tratando de tener la mente abierta y no juzgarle a la primera.

La primera historia ya fue un tanto extraña. Pieromaru sabía que había entrenado duramente durante dos años completamente solo para mejorar en taijutsu y ninjutsu y ése era el principal motivo por el cual había sido emparejado con él, un chico unos cuantos años menor. No obstante, a Jisaguro le parecía muy raro y sospechoso que empezase a ver a los serafines justamente en ése momento. Él sabía -seguramente ambos - que las personas que han pasado mucho tiempo solas pueden desarrollar alguna cosa así. Era el pan de cada día en algunos ermitaños que viajaban al hospital hablando de compañeros imaginarios y visiones que nunca habían ocurrido. Según un médico, era un sistema que tenía el cerebro que se activaba cuando una persona no socializaba. O ésa era lo que recordaba el shinobi ya que tampoco había prestado mucha atención.

Más tarde Sorey continuó hablando, explicando un poco mejor su concepción de bendición -seguramente a que Pieromaru había puesto una cara de incredulidad absoluta cuando lo había dicho por primera vez- haciendo que Pieromaru intentara atar cabos por sí solo. ¿Podía verlos él o todo su clan? ¿Las máximas de su clan, estaban basadas en lo que decían los supuestos serafines? Al pierrot que era una persona más bien práctica y con poca tendencia a soñar le estaba pareciendo muy extraño todo, pero le dio un voto de confianza. Siguió intentando comprender tanto la explicación de su amigo cómo todo lo demás. Siguió callado y no abrió la boca hasta que Sorey terminó.

Comprendo...—susurró Pieromaru, más para sí que para su amigo. —Primero no puedes pedir perdón por algo que no ha sido tu culpa. El genjutsu fue muy extraño y creo que es algo que sale de nuestra comprensión, pero nos puede ayudar de alguna manera. Fui yo quién creó el concepto del monstruo y de la voz extraña, pero todo parecía que tuviese vida propia.—Quiso aclarar. —Bien. Me gustaría preguntarte algo. ¿Todos los miembros de tu clan los ven, a los serafines? Por lo que has dicho pueden estar relacionados con la filosofía de los Bokushi...—Puede que fuese una pregunta un poco tonta pero aún estaba algo confuso y a él le parecía importante.

<<Importante por si le crees o no>> pensó. Un segundo después, la idea desapareció de su cabeza.

¿Qué tendría que hacer el guardián? Es decir, sólo es una prueba y a está, ¿no?—preguntó Pieromaru, curioso. No quería aceptar ése puesto porque le parecía algo complicado pero tampoco deseaba dejar a su amigo a la estacada.
Pieromaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Sorey Bokushi el Sáb Feb 06, 2016 7:04 pm

Aunque su amigo Pieromaru estaba hablando muy correctamente, su expresión no verbal dejaba intuir que le parecía todo bastante extraño. Era de esperar, aunque Sorey creía en todo lo de su misión y demás, muchas veces había dudado, era normal que alguien a quien le acaban de contar todo aquello tengas sus dudas.

El pierrot planteó una pregunta a Sorey, y éste la contestó de inmediato.

-No todos los miembros del clan los ven. Mis padres no lo hacen, y lo cierto es que en ningún escrito se comenta de nadie que conociese de su existencia, excepto en el caso de una persona: Taro Takeda. -Sorey se cruzó de brazos y empezó a hablar con los ojos cerrados para hacer memoria. -En sus escritos y discursos, Taro hablaba de la naturaleza, decía que esta le guiaba y que tenían que luchar por protegerla. En algunas de sus poesías, personifica a los elementos y habla con ellos, aunque podría ser un recurso literario.

Pensando en el tema de Taro, también le pareció pertinente aclarar otra cosa. -Los serafines ya me han dicho que no soy el primer pastor, que ya ha habido otros antes. Yo creo que se refieren a quien fue nuestro líder en el pasado, pero tampoco me lo han confirmado, es un tema un tanto tabú.

La otra pregunta de Pieromaru respecto a las funciones del guardián, hicieron reír a Sorey, era divertido que le preguntara algo que él llevaba preguntándose tanto tiempo. -Lo cierto es que no sé que es exactamente. Se supone que tienen una función, reciben un poder al superar la prueba que les permite ejercerla pero tampoco me han dicho nada. El principal error que cometió el anterior pastor fue poseer demasiada información. Se precipitó y todo salió mal, es por eso por lo que me dicen tan poco. -se frotó la melena, sonrió a su amigo y continuó diciendo. -Piero, no te compliques. Quiero que me acompañes a lo largo de mi viaje como shinobi, somos compañeros de equipo y no te vas a librar de mí tan fácil. -después de una pequeña risa amistosa siguió. -Que me acompañes como shinobi no significa que me acompañes como pastor, estoy seguro de que tienes tu propio camino.

Sorey creía que podía darle pruebas a su amigo para que le creyera, pero decidió no hacerlo. En el fondo, lo mejor era que pensara que todo era mentira, era lo mejor para protegerlo. Si Pieromaru decidía creer a Sorey y seguir su camino correría muchos peligros, y ya no hablamos solo de monstruos y trampas de antiguas ruinas, hablamos de personas que no desean cesar con las guerras, personas como las que acabaron con la gran mayoría del clan de Sorey.
Sorey Bokushi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Pieromaru el Dom Feb 07, 2016 4:13 pm

Pieromaru asintió a lo que dijo. Que algunos de sus familiares pudiesen ver los serafines hacía que la cosa fuera menos estrafalaria. Había que reconocer que la habilidad familiar de los Bokushi sonaba un poco rara pero Pieromaru había visto cosas muy extrañas. ¿No era también impensable que alguien pudiese sacarse los huesos de su cuerpo? ¿O que sus ojos pudieran adivinar las acciones? Visto de este punto de vista las cosas ya eran un poco más distintas, ¿verdad?—Leí lo de Taro—reconoció el pierrot. No dijo nada más que eso, obviando que desde su perspectiva, lo que había dicho Taro no era más que una forma de expresar la relación entre los elementos y las habilidades ninja. Quizá incluso el senjutsu. Pero como no sabía si era así, tampoco contradijo lo que comentó su amigo.

¿Entonces quién fue vuestro líder? ¿Si eres el pastor significa que también deberás ser el líder Bokushi? —preguntó, bastante curioso. Si todo esto era cierto, era excepcional. Pieromaru no dejaría de preguntarse el porqué de mil cosas pues parecía que la vida de los Bokushi estaba cargada de misterio y secretos. De repente, una idea un tanto macabra cruzó la mente del pequeño. ¿Y si no querían hablar del anterior pastor porque terminó muerto? Las misiones que pedían los serafines eran complicadas y peligrosas y por lo tanto, con altas probabilidades de fallecer en ellas. —¿Qué le pasó al anterior pastor?—preguntó, un tanto tímido por parecer demasiado cotilla. ¡Pero es que estaba muy intrigado!

Las últimas palabras hicieron que Pieromaru quedara en silencio. Estaba claro que quería estar junto a Sorey porque con él se sentía comprendido y consideraba que se preocupaba mucho por él pero las misiones estas y convertirse en guardián de un elemento era otro cantar. Se mordió el labio, dudando. —Lo haré. —musitó, mirando a un punto fijo del suelo, pensativo. Alzó la cabeza y mostró una sonrisa breve. —No será fácil pero dos mejor que uno, ¿no? O eso dicen—rió. —¿Qué tienes pensado hacer?

Pieromaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Sorey Bokushi el Lun Feb 08, 2016 1:49 pm

El ambiente cambió de pronto, el miedo del genjutsu ya formaba parte del pasado, y la duda que se cernía sobre la credibilidad de las palabras de Sorey se iban destensando haciendo que este se sintiese mucho más liberado. Al parecer, Pieromaru había llegado a una lógica conclusión: en loco mundo en donde se encontraban, ¿si un Yamanaka era capaz de transmitir su conciencia a través del chakra? ¿No podía acaso el chakra tener entidad propia en otro plano invisible al ojo humano común?

La misión de Sorey podía ser falsa, sí, pero le había llevado a explorar mucho mundo y aprender de personas de varios rincones. Mientras nada de aquello le perjudicara, no había por qué torturarse pensando en la existencia, la verdad y demás incógnitas al respecto.

El Bokushi se sintió contento cuando su amigo demostró interés por los misterios de su clan, y tras recibir todas sus preguntas decidió responderlas una por una con sumo gusto.

-Aunque la figura de Taro fue la de líder del clan y por mis investigaciones todo apunta también a que fue el pastor, un papel no implica al otro, y de hecho, contestando también a tu otra pregunta, no creo que sea buena idea combinarlos. Taro movilizó a los Bokushi con el objetivo de detener las guerras y solo hallaron muerte generación tras generación. Un día, Taro desapareció de pronto. Unos dijeron que huyó, otros, que fue asesinado. Los serafines no me han querido contar nada. –dijo mirándole a los ojos con un pequeño toque de seriedad. Tras pensar unos segundos, siguió contándole sus planes. –Los supervivientes del clan están en aldeas menores, mis padres realizaban misiones como capturar mensajeros que pudiesen desembocar guerras, ayudar a escapar a familias cuyos hogares se convertirían en campos de batalla… me gusta esa filosofía, pero Taro se precipitó en llevarla a cabo. Solo me convertiré en el líder del clan cuando mis guardianes y yo seamos los suficientemente fuertes. Tal vez realicemos este tipo de misiones, pero será solo desde el anonimato y con la seguridad de estar a la altura. Aunque me duela, voy a tener que dejar de proteger a gente, puede que incluso tenga que matar, aunque no quiero ni pensarlo ahora, la verdad. –decía mirando al suelo un tanto dubitativo.

Repentinamente, el pierrot, un poco dudoso dijo que lo haría, que acompañaría a Sorey en su viaje. Al preguntarle cuál era el plan ahora, Sorey iba a contarle que sabía que tenía que viajar a algún lugar a investigar las ruinas, como siempre, pero que todavía no le habían dado ningunos detalles. Empezó diciendo: -Bueno, pues la verdad es que… ¡Uaaaah! –de la marca del pastor del guante de Sorey apareció una chispa azulada que al impactar contra el suelo se convirtió en Edna, la serafina de tierra que habían visto en la ilusión. Esto sorprendió mucho a Sorey, pues nunca antes ningún espíritu se había manifestado en presencia de otra persona.

-Cambio de planes, íbamos a ir al país del fuego. Pero ahora la habéis liado. –con su expresión apática de ojos entrecerrados golpeó al pastor con el paraguas, tal como lo había hecho con Pieromaru en el genjutsu. Aunque no había sufrido daño, se frotó la cabeza como acto reflejo, en aquella zona su pelo castaño se había vuelto blanco, como con su transformación. Poco a poco, fue volviendo a su color natural en unos 3 segundos.

Al Bokushi le daba un poco de vergüenza hablarle a su amigo de lo que acababa de pasar, pero ya no habría más secretos para Pieromaru.

-Edna acaba de decirme que iremos al país de la tierra, a lo largo del viaje sabremos más detalles de nuestra misión. No es la primera vez que hago uno de estos viajes, tengo unos ahorros de mis misiones como Ronin así que no te preocupes, esta vez, no pasaremos hambre.

Tal vez se había emocionado, acababa de pensar que Pieromaru era bastante más pequeño y todavía vivía con sus padres, pero no juzguéis al pobre Sorey, ¡últimamente el pierrot transmitía un aura de madurez que hubiese engañado a cualquiera!

-Perdona, igual me he emocionado. Tal vez quieras quedarte protegiendo a tus padres. –decía mientras se levantaba. –si vienes conmigo podrás ver pruebas de que todo esto es verdad, pero no te voy a mentir, puede ser muy peligroso. ¡Podríamos morir! –decía con seriedad. Esto no era un juego y quería que Pieromaru lo supiese, no había nadie mejor que él para ser su compañero, pero tampoco quería arrastrarlo a ese mar de peligros sin advertirle.

Pieromaru, aunque no podía ver a Edna, fue la primera persona en estar presente durante una aparición. Algo especial debía de tener aquel chico para que los desconfiados serafines hicieran acto de presencia frente a él, y nada más ni nada menos que Edna, el más complicado de aquellos seres. Sorey volvió a mirar a su amigo. Aunque vestía del mismo modo estrafalario, no era para nada el chico a quien conoció, era la única persona capaz de con esas pintas infundir respeto para ser tomado en serio. Si ya había evolucionado tanto en estos meses desde su graduación, un brillante futuro le esperaba, y Sorey esperaba encontrarse allí para verlo.

típicas mierdas de Sorey:

Aun no puedes ver a Edna, aunque si quieres puedes decir que sientes como una presencia. Lo del cambio de color de pelo sí que puedes verlo con toda claridad.

Con tu siguiente post podemos cerrar ya el tema. No sé si pedir la misión tramada ya o esperar a acabar el evento, donde podríamos morir que lo flipas xD
Sorey Bokushi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Pieromaru el Mar Feb 09, 2016 4:19 am

Qué extraño—fue lo primero que dijo Pieromaru al escuchar como su amigo explicaba la historia de Taro. Era extraño porque si se había equivocado de alguna manera -fuese ser demasiado impetuoso por ejemplo - lo primero que tendrían que decirle los serafines a Sorey era sus errores y sobretodo, qué le había pasado de verdad. A ver si le estaban escondiendo algo importante porque ellos querían o por intereses propios.

Bufff. Matar gente. Pieromaru nunca se lo había planteado ya que jamás se había visto en la situación pero llegaría un momento que tendría que ocurrir. Lo sabían los dos, por mucho que intentasen evitarlo, era algo que formaba parte de la vida de todo shinobi. Pero aún así, Pieromaru procuraba alargar ése día al máximo, por terror que luego ya le diese igual las vidas de todas las personas siguientes. —No te preocupes. Es algo que teníamos que hacer...y sí, mejor que sean anónimas—apuntó el pierrot. Si lo hacían dentro de una misión, podrían ser investigados de alguna manera...¿no?

Jisaguro esperó a que el Bokushi le dijera dónde tendrían que ir pero entonces hizo un grito y se miró la mano. Pieromaru no vio absolutamente nada pero teniendo en cuenta como reaccionaba su amigo es que estaba ocurriendo algo. ¿Eran los serafines? Seguramente pues si fuera algo más peligroso no hubiese adoptado esa postura natural. De repente, su cabello se tornó blanco y Pieromaru abrió la boca, sorprendido. ¿Qué era aquello? —Uau—murmuró, viendo como según su parecer, Sorey había recibido un golpe en la cabeza, por Edna. ¿Ésa no era la serafín de Tierra?

¿Al país de la tierra? Uau.—repitió en voz baja Pieromaru. Nunca había viajado a ése país y lo único que sabía de él era el clima, que comparándolo con el del agua, era bastante diferente. A Piero le daba un poco de miedo viajar sin sus padres, pero iría. —Trato hecho aunque...—se enrojeció, más o menos Sorey había acertado. No era que se quedase a proteger a sus padres, es que tenía que pedirles permiso. —Se lo comentaré a ellos pero seguro que me dirán que sí—sonrió.

Pieromaru no pudo evitar soltar una risa. —Podemos morir en todas las misiones. Pero eso no va pasar, porque estaremos juntos. —sacó un momento la lengua y rió de nuevo. Tras una pequeño golpe en el hombro de Sorey; Pieromaru se despidió de él. Ahora tenía que convencer a sus padres que iba a una misión facililla al país del fuego, a ver cómo se lo tomaban...
Pieromaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [entrenamiento] Face your demons!

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.