¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Mi propio camino
Hoy a las 9:22 pm por Arashi Tessen

» Misiones de Minato Nara
Hoy a las 7:39 pm por Minato Nara

» Tablero de Misones Arashi
Hoy a las 7:13 pm por Arashi Tessen

» Dead Man Tell No Tales [Af. Élite]
Hoy a las 7:03 pm por Invitado

» Misiones Dlarossa
Hoy a las 6:25 pm por Ichimaru

» — Hon'yaku // Mission thread.
Hoy a las 6:24 pm por Ichimaru

» Registro de Misiones
Hoy a las 6:23 pm por Ichimaru

» Tablon de Misiones de Zak: Encajes de un Rompecabezas.
Hoy a las 5:44 pm por Ichimaru

» Tablón de Misiones | Ryujin
Hoy a las 5:36 pm por Ichimaru

» Misiones ---
Hoy a las 5:20 pm por Ichimaru

» Jobs {Megumi}
Hoy a las 5:17 pm por Ichimaru

» Taller del Dragon (Marionetas)
Hoy a las 4:04 pm por Gakumon

» Cry Just A Little [B]
Hoy a las 4:04 pm por Ikki

» Armas de Kagetane
Hoy a las 3:16 pm por Gakumon

» Dados de Minato
Hoy a las 9:51 am por Loremaster

» El enviado de la tormenta - Matires
Hoy a las 6:00 am por Matires

» Delivery of the package
Hoy a las 3:09 am por Ichimaru

» Perfil de Dlarossa
Hoy a las 2:39 am por Dlarossa

» Decisiones a futuro. Ft Kyoki [Pt2]
Hoy a las 2:18 am por Hotaró Senjih

» Misiones de Howaitohasu
Hoy a las 1:50 am por Sorey Bokushi

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Reguardando (Misión rango D - Viktor Stane)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reguardando (Misión rango D - Viktor Stane)

Mensaje por Viktor Stane el Dom Oct 12, 2014 11:03 pm

Spoiler:

Rango: D.
Título de la misión: Reguardando.
Lugar a Postear: Castillo del Feudo (Pero como si estuvieras en su territorio, no dentro del Castillo).
Tipo de misión: Varias.
Proveedor: Oyuki Kara.
Descripción de la misión: Los negocios de la astuta Oyuki Kara, en la venta de armas, sigue expandiéndose. Sin embargo, esta noche, se necesita la presencia de cualquiera de sus subordinados para supervisar la llegada de la mercancía. La caravana, como siempre se acostumbra, viene con suma discreción. El deber consiste, junto a los otros guardias, en resguardar la carreta de armas desde la entrada del territorio de La Señora Feudal hasta donde indiquen sus sirvientes, ya que, como es conocido, no se le es permitida la entrada libre a los ninjas dentro del Castillo de la Señora

Mínimo de extensión de líneas: 60
Recompensa: 600 Ryous.


El sol entraba apenas por la rendija de la ventana, las motas de polvo delineaban perfectamente el haz de luz que caía sobre un viejo catre, a su lado había una pequeña estufa que se mantenía apenas encendida. En eso consistía la humilde morada de Viktor a las afueras del pueblo, la casa de aquel fenómeno que había aparecido en el feudo hacía ya mas de 6 meses.

El aburame se encontraba vistiéndose cuando alguien deslizó una carta bajo su puerta, sabía que debía tratarse de una misión pues en su estadía el aún no había entablado una amistad con alguno de los lugareños, mayormente porque todos se encontraban reacios a hablarle a un sujeto cuyo cuerpo es una colmena viviente de insectos.

Abrió la carta con sus manos llenas de cicatrices, la misión era simple, la Serpiente, como Stane solía llamar a la Daimyo del feudo, quería que escoltara un nuevo cargamento de armas desde la entrada del feudo hasta su castillo en la parte alta del pueblo. Dicha tarea se realizaría al anochecer, pues había que mantener este tipo de actividades de dudosa moral con discreción, no era bueno para los negocios el manchar la imagen del feudo como lugar pacífico y próspero para nuevos comerciantes e inversionistas.

Al caer la noche Viktor ya se encontraba  en los límites del feudo, recostado sobre la rama de un árbol, cuando vio llegar a los guardias de la Daimyo justo como especificaba la carta. Con un rápido movimiento cayó enfrente de ellos sin producir ningún sonido, instantáneamente estos lo apuntaron con sus lanzas justo en la garganta como si de un acto reflejo se tratase. - Heh, calmados que vengo con ustedes... - dijo con serenidad el aburame mientras levantaba sus brazos en signo de paz. - Maldito bastardo, deberías tener mas cuidado. - refunfuñó el que parecía ser el jefe de la cuadrilla mientras ordenaba bajar las armas a los demás. - Vamos, solo les quería dar una pequeña sorpresa, después de todo, fue divertido. -  El guardia pareció enojarse – Veo que no te tomas en serio nada, aburame, eso te llevará inevitablemente a la ruina. - A lo cual Viktor respondió con un signo de despreocupación – Meh, ya lo ha echo, y la verdad, no es tan malo como parece... Y por cierto, mi nombre no es “Aburame”, creo que estaba muy claro en el papel de la misión que mi nombre es Viktor. -

Divisaron la caravana aparecer por el angosto camino que atravesaba el bosque, el conductor tenía toda la apariencia de  un mafioso o bandido, pero nadie cuestionaba las decisiones de la Serpiente ni el origen ni reputación de sus proveedores, así que todos cooperaron sin chistar.

Antes de emprender camino, Viktor se dispuso a realizar un sello de mano (Carnero) para luego tocar el suelo extendiendo una red de chakra a su alrededor, instantes después una multitud de insectos de todo tipo y especie comenzaron a aparecer de el suelo y la vegetación circundante, arrastrándose lentamente hacia Stane quien los recibía con los brazos abiertos como si de su familia se tratara. Los guardias y los miembros de la caravana solo podían observar asqueados como aquel muchacho de unos 20 años era cubierto por los bichos y como el les hablaba y susurraba mientras asentía con la cabeza.

- Bueno, creo que podemos seguir avanzando sin cuidado, hace casi 1 semana que nadie pasa por estos caminos, y los últimos fueron una pareja de enamorados llenos de lujuria; dudo que estuvieran planeando algo que no fuera una noche de placer mutuo... Si, los insectos muchas veces pueden ser unos malditos vouyeristas. - dijo finalizando con su típica risa frenética que retumbo en las hojas de los árboles, mientras la multitud de insectos volvía a sus respectivos hogares entre la maleza. La Daimyo no había elegido a un aburame para una misión que requería sigilo sin tener sus razones, las habilidades de dicho clan los hacían grandes rastreadores y espías.

El líder de la caravana agitó las riendas de los caballos y con una señal ordenó comenzar la marcha hacia el castillo. Mientras los demás guardias mantenían el paso a los costados y detrás de la caravana para protegerla, a Viktor no se le ocurrió mejor idea que adelantarse y con total descaro sentarse al lado del asiento del conductor de la caravana. - ¡Pero que carajos...! ¿No se supone que deberías estar protegiendo la caravana junto con los demás? - vociferó el tipo al ver al ninja saltar a su lado, claramente enojado. - Calmado, ya me aseguré de que no hay nadie en las cercanías, ¿tengo oídos en todas partes sabes? - dijo haciendo referencia a sus Kikaichu, a lo cual cambió de tema al instante. - Algo me dice que eres del país de la tierra...  ¿estoy en los correcto? - preguntó apoyando sus pies sobre la baranda de la carreta y sus brazos sobre sus rodillas. A lo cual el conductor respondió mientras daba otro azote a las riendas de los caballos. - Pues, si, no es difícil adivinarlo, los nativos del país de la tierra tenemos cuerpos muy distintivos, grandes y sólidos. ¿Por que lo preguntas? - Viktor respondió como si no le importara. - Meh, es que hace tiempo viví por esas tierras y sentí curiosidad... ¿Conoces a la gente del clan Nendo? - Las preguntas no se detenían. - Ah si, esa manga de terroristas y renegados, casi inspiran tan poca confianza como tu gente... - No pudo terminar su frase, ya que una mano de Stane lo tomó por su ropa y con una mirada tajante y fría dijo - No te atrevas a compararme a mi o a mi gente con esos... monstruos. - Lo soltó, ya que la carreta corría peligro de voltearse al quedar sin mando los caballos, el sujeto, asustado, ignoró completamente que Viktor se bajó y continuó su camino al lado de los demás guardias.

El viaje tomó otro par de horas y no hubo ningún problema, llegaron a la entrada a los jardines del castillo de la Serpiente con el alba, donde los sirvientes reales agradecieron el servicio ofrecido, y con un gran secretismo dirigieron la caravana por los jardines reales y de ahí hasta los establos y bodegas. Viktor permaneció unos instantes parado en la entrada, con un trabajo realizado y su pago en mano, observando como el amanecer coronaba el castillo real con un halo dorado, sacude la bolsa de ryus y se dice para si mismo... - Intentaré no gastármelo todo en ron... bah, a quien engaño... -
Viktor Stane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.