¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


La tortura de la flor del fuego

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Nozomi el Lun Feb 22, 2016 12:28 pm

Descansada, aliviada y algo entretenida la joven Nozomi volvía a salir de la capital, con su rutinario paseo semanal donde se adentraba en lo profundo del bosque del país con el fin de encontrar preciadas y extrañas flores con la cual seguir adornando su pequeña habitación en la ciudad. Siempre había tenido el miedo de salir de la aldea sola, puesto que mucha gente, entre ellos sus propios padres, le advertían constantemente de lo podrido que estaba actualmente el mundo, gobernado bajo codiciosos y deseosos de terrenos, toman las vidas de los demás por puro entretenimiento o vienes económicos, y siendo este país uno de los cinco grandes, era lógico que a sus costas estuviera infectado de criminales y otras personas con deseos de derrocar a los feudos del país, inclusive entre ellos. Esto no le llegaba a dar temor a la joven, no lo hacía por el caso de que nunca tuvo una mala experiencia en sus cortos paseos por las afueras. Nunca se alejaba demasiado, puesto que por dentro, aunque lo negara, tenía una ligera inseguridad, amparada por el respaldo de estar cercana a su aldea, pero ese día decidió tomar valentía y alejarse un par de decenas de metros de donde solía pasear, con el fin claro, de encontrar nuevos tipos de flores que no se llegasen a vender en los adentros de la nación.

El sol estaba en lo alto, cielo despejado, común clima del país. Temperatura cálida y tropical. El silencio amparaba el lugar. El cantar de las aves y el resonar de la brisa que lograba bailar entre los grandes arboles que creaban un techo agrietado de hojas verdosas por el cual lograban traspasar haces de luz que iluminaban el sendero por el que caminaba la joven pelirroja. Caminando con paciencia, observando el lugar, abría sus fosas nasales para respirar aquel limpio clima y poder deleitar sus gustos con el aroma que producía toda aquella vegetación. Pelo recogido con una trenza que caía por su hombro derecho. Lentes cristalinas, delgadas que cubrían parte de su rostro. Vestida con una camisa de seda blanca con varios volantes, atada hasta la garganta, pero aún así realzaba sus grandes pechos. Piernas semidesnudas, cubiertas por unos cortos pantalones de tela negra y pies cubiertos esta vez por unas botas negras. Jamás solía dejar los tacones en su casa, pero pasear por aquellos senderos con ese tipo de calzado no era de demasiada comodidad.

Nozomi sonreía al ver la flores del lugar, se desvió ligeramente de su sendero al presenciar una flor de color igual a sus morados ojos. Caminó entre los arbustos, intentando no quebrar ninguno de ellos hasta llegar a la flor que colgaba de uno de esos arbustos. Sus pétalos eran delicados de colores propicios al purpura de tonalidades moradas y don detalles negruzcos. Olor peculiar, propio incluso de los perfumes. Delicada, tomo la flor sin arrancarla y acercó su delineada nariz para poder disfrutar más de aquel peculiar aroma. Cerró los ojos y dejó que sus sentidos se deleitaran con aquella fragancia que no habían palabras para describir. Inocente no esperaba que hubiera algún peligro en aquel lugar, pendiente de aquella flor. Retiró su rostro y abrió los ojos. Tomo aquella flor y se la puso en lo alto de la cabeza, a un lado, decorando su peinado con aquella flor. - Esta servirá. - dijo con tono humilde a si misma mientras se levantaba para proseguir con su marcha.

Volvió al ligero camino que remarcaba el paisaje para continuar con su marcha. Tenía las manos cogidas tras su cadera mientras caminaba humildemente observando el cielo que se dejaba entrever con una gran mueca de sonrisa en su rostro. Notaba la calidez en su pálida piel mientras disfrutaba del frescor de las continuas brisas, no era consciente de lo que iba a suceder, no sabía que aquel paseo no iba a ser como los anteriores, que llegaría el momento que hubiera deseado escuchar y obedecer las palabras de sus padres. "No te alejes mucho cariño" Y poco a poco entendería lo que todo el mundo remarcaba como un mundo podrido.

Líneas totales ~ 47
Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Rennak el Lun Feb 22, 2016 4:44 pm


- De tanto viajar tengo las piernas destrozadas, susurré a mí misma mientras andaba por un sendero en medio del gran Bosque de la Hoja.

Hacía buen tiempo, un sol pleno que se filtraba entre el movimiento que hacían los árboles con la poca brisa que había. Enormes árboles frondosos habitaban el lugar, tan altos que algunos parecían no acabar nunca. Sin embargo lo único que me preocupaba era buscar una fuente de agua para hidratarme un poco, llevaba mucho tiempo andando para cruzar la frontera del país. Ni yo sabía exactamente que es lo que buscaba en este bosque, ni mucho menos en el país del Fuego, pero como siempre nada me guía, simplemente avanzo por mi instinto y, en ocasiones, por supervivencia.

En esta ocasión voy vestida como de costumbre: pelo recogido con un decorado de motivo floral, vendas que me cubren el pecho y parte del abdomen, donde aún tengo la herida que a veces me pincha y me lanza millones de recuerdos, una túnica abierta blanca y una falda negra oscura. El pelo lo tengo recogido, pero debido al viaje tengo algunos pelillos sueltos. En mi rostro tengo como siempre mis ojos maquillados con un tono oscuro, pero debido al viaje tengo la cara un tanto manchada. Debido a esto último y a mi sed decido buscar un lugar donde poder hidratarme y mojarme los labios.

Siguiendo el sendero, bajando una pequeña colina, veo un pequeño afluente de un río y decido bajar a ver cuánto de profundo es y si puedo, como mínimo, calmar mi sed. Bajando esa pequeña colina sin apenas dificultar, aunque se me ha descolocado un poco el recogido, me encuentro con un afluente de una profundidad media más o menos baja y calmada, lo que me recuerda lo silencioso que es este bosque a la par que vivo y habitado.

- Este silencio no puede significar nada bueno, dije en voz baja a mí misma porque a pesar de ser un bosque un poco alejado, aquí podría encontrarme con quien fuese.

Cuando ya estaba en el pequeño afluente bebiendo agua y refrescándome, escucho como unos arbustos se agitan cerca de otro sendero cercano al afluente del cual no me había percatado. Rápidamente me escondo tras una pequeña roca y clavo mis ojos fríos en la escena de cómo una chica agarra una flor y cual cría empieza a olerla, a disfrutarla, buscando algún recuerdo bonito de su papá y mamá, probablemente.

- Vaya niñata, pensé.

Al poco tiempo visualizo como se va, con la flor en el pelo y una sonrisa de niña buena, se aleja poco a poco. Por curiosidad a ver que es lo que hace decido seguirla pegada al pequeño afluente ya que creo que no puede verme desde el sendero donde se encuentra.

- No le vendrá mal un sustillo para que madure, pensé.



Rennak
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Nozomi el Lun Feb 22, 2016 5:10 pm

     
Recordando las palabras de su madre, un escalofrío recorrió todo el cuerpo de la muchacha la cual se detuvo por completo ante aquella sensación. Noto la mirada incisiva de alguien en su nuca, como si hubiera alguien observándola. Su rostro se quedó congelado. Abrió los ojos cual búho y su respiración comenzó a entrecortarse. - Relájate, solo es tu imaginación. - pensó para sus adentros mientras cerraba los ojos y comenzaba a respirar poco a poco. Era bastante peculiar que una simple sensación pudiera recorrer y provocar aquel estado en Nozomi, pero ella era así inocente y temerosa. Continuó su caminar un par de metros, pero la sensación continuaba presente en su cuerpo. Su estómago se cerró por completo y un estado ligero de angustia se apoderó de ella ¿Nervios? lo eran. No pudo evitar imaginarse un sin fin de finales, un sin fin de situaciones desfavorables, desde un gran animal de presa hasta un asesino que buscaba violarla. Todas situaciones que provocaban más nervios en el cuerpo de la joven.

     
Por suerte o desgracia poseía una habilidad innata para detectar presencias en un ratio bastante elevado, solo debía de concentrarse para encontrarlas y saber el punto exacto de donde estaban a si como su cantidad y potencial, todo lujo de detalles procedentes del chakra interno de la persona. Gracias a ser especialista en este sector no le fue necesario realizar ningún sello de manos. Con su continuo caminar, concentró su chakra con el deseo de que no hubiera nadie cercano y solo hubiese sido una falsa ilusión de su cuerpo como defensa por haberse alejado tanto de la aldea, pero entonces fue cuando pudo sentirlo. Detuvo de nuevo su caminar y se giró directamente hacia el lugar donde provino aquel chakra. Puso una actitud defensiva, no sabía quien se trataba, ni tampoco que intenciones tenía, pero estaba claro que alguien le estaba siguiendo y sin motivo aparente. Pudo sentir su chakra, a si como pudo analizar que no había nadie en su rango de detección a parte de ella y la otra presencia.

     
Rezó para sus adentros de que no fuera una persona hostil. Aún miedosa hacia la situación no podía hacer otra cosa que intentar que aquella persona que ocultaba su rostro saliera a la luz, que mostrara su rostro y sus verdaderas intenciones o bien, podía seguir con su camino e intentar llegar a la frontera del país con el fin de poder mandar una señal y que alguien le diera algo de ayuda. En ese momento se decantó. Prosiguió con su marcha, desviando ligeramente su camino para ir directa a la ciudadela, no deseaba caminar, más y rezaba constantemente para sus adentros para que esa persona se largara. - Vete..vete..vete. - repetía internamente cual coreografía en su cabeza, pero eso no cesaba. Aceleró ligeramente el paso con el fin de poder tomar más distancia hasta casi el punto que comenzó a correr entre los caminos del bosque para poder llegar a la aldea. No sabía si se trataba de un enemigo, pero lo que tenía claro era que no deseaba morir, no deseaba luchar, solo deseaba volver a casa.

Líneas totales ~ 83

Técnica Usada:
Kenshutsu (検出, Detección)
Es la técnicas más simple y básicas de los Sensoriales, aunque una de las más fáciles de aprender, es bastante importante y vital en combate. Esta habilidad le permite al usuario tener la capacidad de sentir el chakra de todos los individuos presentes dentro de un radio de alcance determinado, permitiéndole saber la ubicación casi exacta de ellos cuando se esconden o preparan jutsus. Siempre se tiene que mantener un sello de mano al momento de realizarlo y utilizarlo. Por lo que en caso de no poder usar las manos, no puede ser usado.
Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Rennak el Lun Feb 22, 2016 7:28 pm

Continué siguiéndole para ver que es lo que buscaba o hacía una chica de apariencia tan inocente en el bosque, simple curiosidad. Cuando de repente la chica empieza a pararse y noto como si supiese que le sigo ya que comienza a detenerse y llega un momento en el que la chica se gira y por temor a que me reconociese me escondo en el afluente.

- .Ha mirado directamente hacia donde me encuentro, acaso es.., pensé cuando vi como miraba fijamente a donde yo me encontraba.
De brote pronto la chica se gira de nuevo y sigue andando, me quedo contemplando y decido seguirla a de nuevo ya que su acción me había extrañado demasiado. Solo se escuchaban sus pasos y cómo el agua se removía con mi paso. Según noto su cambio en el camino intuyo que se dirige hacia la ciudadela. Se le nota temblorosa y que tiene prisas por llegar a aquel lugar, pero antes tengo, al menos, que saber que hace tan sola por aquí. Siguiendo el camino contemplo que para llegar a la ciudadela se tiene que pasar por un puente rocoso, antiguo, algo fragmentado y desgastado por el paso del afluente, probablemente por la subida del caudal del mismo.  Este puente corta el afluente y da paso al camino a la ciudadela, ya que el otro camino está cortado debido a un derrumbe en mitad del bosque, y debido a la longitud y grosor de los troncos que cortan el camino no es posible pasar.

Aprovechando que el único paso disponible es por dicho puente decido acercarme y esperar a que la chica tenga que pasar. Sigilosamente me acerco situándome debajo del puente y espero a la llegada de la joven que, supongo, no se ha percatado de mi presencia, aunque el giro tan brusco que hizo antes me hace dudar acerca de sus habilidades, ya que creo, que no hice ningún ruido mientras la seguía. Aún así espero impaciente por que se aproxime para asegurarme qué es y qué hace en un bosque sola a estas horas.

Mientras espero el clima ha cambiado, el cielo se torna más oscuro, parece que atardece. La brisa ha parado y el único ruido que se oye en las proximidades es el flujo del afluente chocando con las rocas del puente y del fondo del mismo.

- Debo asegurarme, pero como..., pensé mientras la esperaba. Intenté permanecer alerta pero el placentero sonido del agua me distraía ligeramente.

- Concéntrate, idiota, me dije en voz baja.
Rennak
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Nozomi el Lun Feb 22, 2016 7:54 pm

     
Nozomi continuó su camino, callada y observando como poco a poco, a lo lejos, ya se podía llegar a contemplar lo que era la capital de la ciudad. Prosiguió su caminar. El sol comenzaba a ocultarse a su diestra dejando tan solo haces anaranjados que hacían de aquel terreno un gran atardecer, pero eso significaba que en escasos minutos, anochecería. No le temía a la oscuridad, raro pero así era, pero si temía estar afueras de la ciudad en horario de cacería criminal, o así lo remarcaron varias veces en las clases de la academia. Les advirtieron de no salir a destiempo de la ciudad, puesto que la probabilidad de ser atacados sería mucho más elevada. Nozomi solo tenía ahora el deseo de llegar a su casa sana y salva, sin necesidad de luchar, sin necesidad de toparse de nuevo con aquel ser hostil que la seguía sin dar el rostro. Continuó por su atajo, con el fin de llegar cuanto antes. Sus piernas comenzaron a correr ya que no sentía la presencia descrita. Sus botas se clavaban en la tierra, mientras con sus brazos se ayudaba para abrirse paso entre los arbustos. No era muy veloz, pero lo suficiente como para llegar en apenas 10 minutos a la aldea.

     
Cada paso más segura, más confiada de que podría llegar sana, pero fue cuando el amparo del bosque desapareció y a su vez la seguridad del sol. La luna afloró en lo alto del cielo, una luna blanca y llamativa que alumbraba el terreno, a su vez los árboles dejaban de dar sustento visual, quedando a la intemperie, frente a un claro. Un gran puente rocoso, donde las aguas turbias chocaban constantemente ¿Les tenía miedo? No, no era eso lo que detuvo a la mujer, no era eso lo que hizo estremecerse a la muchacha, si no la idea de saber que lo que le estaba siguiendo no era una persona corriente, era alguien con habilidades suficientes como para poder mezclarse con algo del entorno y no ser visible al ojo humano, sabía y sentía el chakra de aquella persona oculta, si pasaba el puente, seguramente sería lo último que hiciera. A un par de metros de este, se llevó ambas manos a la cabeza mientras miraba el cielo y daba unos ligeros pasos pareciendo una pequeña danza mientras maldecía una y otra vez el echo de no haber echo caso a sus padres. - Mierda ... Mierda ... Mierda. - pensó tres veces al sentir la sensación de que iba a ser asesinada por un segundo desconocido, ante la inseguridad de la soledad del lugar, ante la posibilidad de tener que enfrentarse a un enemigo.

     
Paró de nuevo, miró al puente, tal vez aquella persona tan solo estuviera observando, tal vez no deseaba hacerle daño, o simplemente se aburría y deseaba investigar sobre Nozomi, al menos ese era el pensamiento que rondaba constantemente por la cabeza de la joven. No era el momento de hacerse la valiente, delatar que sabía su posición solo obligaría a tomar medidas, por lo que decidió seguir actuando, actuar como si odiara aquel momento, como si simplemente se hubiera perdido o algo por el estilo o inclusive, a ojos externos, que maldecía el echo de no llegar antes del anochecer a su casa, algo lógico para alguien de una edad temprana a 17 años.

     
Tomó una bocanada de aire, para luego expulsarla y así poder lograr relajar su estado nervioso. Hizo un gesto de lavarse la cara para poder despertarse y ver con mayor claridad la situación. - Estoy asustada, si, pero puedo salir de esta, puedo, recuerda lo que aprendiste en la academia. No es tan difícil joder. - pensaba la muchacha de rojizos cabellos. Decidida continuó su caminar, esta vez algo pausado, haciendo mella el ligero sprint echo hace apenas un minuto. Caminó por el centro de aquel puente, por su suerte o desgracia era bastante ancho, sobre unos 10 metros de ancho, por lo que si caminaba por el centro el agua no llegaba ni tan si quiera a rociarla. Se frotó su brazo con su diestra mientras continuaba con su inseguro caminar, con el deseo de llegar al otro lado sin despertar el interés de la persona que estaba oculta, la cual aún podía sentir. - ¿Por qué me pasan estas cosas a mi? .- se preguntaba una y otra vez mientras fijaba su mirada al camino que proseguía tras el puente. Solo quedaba pasar mitad de este y lo había logrado. O eso creía ella.

Líneas totales ~ 132
Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Rennak el Lun Feb 22, 2016 9:32 pm

El cielo cada vez se volvía más oscuro, algo parecido ocurría con la mente de Rennak. ¿Acaso los recuerdos le siguen atormentando? ¿Acaso esa chica tan sonriente e inocente le hizo sentir furia y rencor? No lo sabía, solo sabía que necesitaba mirarle fijamente a los ojos y saber de qué era capaz. A la vez que el cielo se oscurecía, el nivel del río empezó a aumentar con la caída del sol y la subida de la luna en el cielo. Parecía cosa de magia pero se trataba de puro mecanicismo de la naturaleza. Rennak disfrutaba con el agua, le calmaba, mientras la otra chica se acercaba ella acarició suavemente el agua del afluente mientras sonreía con una mueca un tanto extraña, como si la locura incidiese en ella.

¿La noche le volvía loca? ¿Qué era lo que buscaba realmente en la chica del sendero? Ni ella lo sabía.

Mientras tocaba el agua que corría con más fuerza que por la tarde, me quité el tocado floral del pelo y me lo enganché en la falda negra mostrando un pelo liso oscuro largo, que le llegaba a la cintura y donde se hacía notar un mechón blanco que resplandecía a la luz de la luna, luz que atravesaba curiosamente los huecos del puente rocoso y resquebrajado, como si la propia luz fuera tímida ante Rennak. Los haz de luz incidían en el rostro de Rennak mientras visualizaba como la chica temerosa se acercaba. El nivel seguía subiendo llegando a tocar el arco que formaba el puente. De repente el nivel dejó de subir, el río se quedó quieto, todo en silencio.

Solo escuchaba como una chica daba pasos lentamente, como si los pies le pesasen y, a su vez, oía los pensamientos de una chica un tanto desquiciada que solo buscaba divertirse en una oscura noche en mitad del bosque. Noche a la que no temía, disfrutaba de ella, de la oscuridad, de la luz de la luna que mostraba las rendijas de cualquier temor, de cualquier miedo.

Escuché como empezaba a andar por el puente, como piedras minúsculas caían por los huecos del puente que susurraba a Rennak que ya estaba lista. Mis ojos, oscuros, fríos, se abrieron con expectación al escuchar como se acercaba a la mitad del puente, y una mueca de locura se marcaba en mi rostro, comencé a quitarme las vendas de mis manos *, ... Solo se escuchaba silencio.

Sin esperarse, surgí de entre los huecos del puente, aprovechándome del nivel del río, formándome a partir de agua transparente, clara, totalmente opuesta a mi forma de ser. Empecé a cobrar la forma de mi cuerpo interponiéndome en el camino de la chica. Con vacile empecé a mirarme las uñas, alcé la cabeza y dije en voz alta:

- ¿Vas a alguna parte?
- ¿De qué tienes miedo? Podemos ser amigas, dije mientras mis ojos morados y oscuros, reflejando la luz de la luna, se clavaban en su rostro con cara de rencor, como de costumbre.
- La noche es joven, para qué tanta prisa, dije riendo como una loca.

* Técnica oculta x 1

Rennak
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Nozomi el Mar Feb 23, 2016 3:43 pm

     
Y al fin de postró frente a ella lo que ella misma temía. La presencia que constantemente sentía apareció frente a sus ojos. Sorprendida al ver como del propio agua se materializó una propia persona. Una dama de parecida estatura, rostro serio y bastante agresivo. - ¿Un clon? - pensó la chica al ver como se materializó del propio elemento aquella mujer. ¿Que quería de ella? ¿Por qué aquel sugerir de una amistad? La joven Nozomi no entendía nada, pero lo que si tenía en claro es que no estaba en una situación favorable. Por simple probabilidad, a si como por la forma de hablar de aquella mujer, pero esos ojos vacíos propios de un asesino, todo remarcaban que aquella chica de nombre desconocido no se trataba de una amiga, si no de todo lo contrario, una posible enemiga.

     
Respiró hondo, lo último que debía hacer ahora era comenzar a temblar o hacer que sus nervios se apoderaran de todo su cuerpo. Tenía que mantener la calma, la mente fría para poder calcular. Aunque lo intentara, no podía, era muy inteligente, pero sus emociones lograban ahogar su capacidad mental. Presa del pánico lo único que pudo hacer es hacer alarde de su capacidad de interpretación para no hacerle ver a aquella extraña mujer su inseguridad y miedo ante aquella situación. Tenía bastantes formas de poder escapar de aquel lugar, pero hacer un movimiento en falso podía llevarla a la propia tumba, y ella era consciente de eso. Miró alrededor antes de contestar a la muchacha y en su mente se dibujó una posible forma de escape. - Tengo que cruzar el puente, y está claro que ella no me va a dejar por alguna razón. En el caso de poder darle esquinazo, cabe la posibilidad de que se trate de un clon y la verdadera esté oculta para poder seguir mis movimientos, inclusive, cabe la propia posibilidad que no viaje sola. No ... no es posible, hubiera sentido la presencia de los demás, esta sola, eso esta claro. Creo que ya se que puedo hacer ... - pensó y medito la joven pelirroja mientras se alejaba un par de metros de la chica, tomando una distancia de seguridad de 5 metros de distancia. La suficiente para poder reaccionar ante un movimiento que no supiera. No podía atacar, desconocía a su rival, fue entonces cuando se acordó de las lecciones de la academia. - Suiton.- volvió a pensar. Se trataba de alguien con el elemento propio del agua, y estar cercana a un rió no le era favorable a la chica, por lo que en el caso de no poder huir debía de adentrarse en el seno del bosque, donde el agua no surge.

     
- Si ... voy a país del fuego, se me ha echo tarde y no debo estar a las afueras del país. - dijo inocente, mas con un tono seguro fuera de lo común en ella. ¿Estaba siendo valiente? No, era puro acting. Con manos cogidas a la altura de su cadera, mirando tras sus lentes los fríos ojos de la joven, de similitud a los de la propia Nozomi, intentó persuadir de forma práctica a la muchacha. No iba a entablar una pelea si no era necesario, no iba a ser tan absurda de atacarla sin motivo aparente tan solo su falta de seguridad. Clavó sus pies sobre el terreno, aspiró una gran bocanada y de aire y continuó con aquella corta plática que deseaba que acabase. - ¡Claro! Podemos ser amigas, pero he de llegar primero a la ciudad. Mañana podemos quedar allí para conocernos. - dijo mostrando una risa un tanto insegura e intentado creerse su propia mentira. No prejuzgaba a la gente, a ella no le molestaba la idea de ser amigas, pero antes que eso deseaba llegar a la ciudad. - Pero con tu permiso, he de irme. - finalizó aquella conversación con un tono humilde pero algo más serio. Tras eso, la muchacha hizo el indicio de caminar, pero algo le decía que no iba a acabar ahí por lo que prefirió esperar la respuesta de la chica para saber que poder hacer.

Líneas totales ~ 176
Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Rennak el Mar Feb 23, 2016 4:10 pm

El nivel de agua del río se estabilizó considerablemente y se empezó a levantar una suave ráfaga de viento que empezó a mover los atuendos de ambas chicas mientras no paraban de mirarse una a la otra. Me ajusté las vendas del pecho y la túnica, me pesaba un poco debido a que estaban húmedas del contacto con el río. Golpeé con el pie una pequeña piedra como un acto un poco enfadado ante esa situación donde veía que la chica solo quería irse a la maldita ciudad.
- ¿Pero qué prisa tiene esta niña? Solo quiero divertirme, pensé mientras me colocaba las manos suavemente sobre la barbilla, como si estuviese dudando de algo.

- ¿Qué prisa tienes? Te esperan tus papaitos o acaso te has manchado el pañal, dije con tono burlón mientras me reía ocultándome la risa con los dedos como si me forzara a ocultarla. Me eché mi mechón blanco hacia atrás después de la risa burlona que le dedique a la chica que me miraba como si intentara analizarme hasta el hueco más profundo de mi ser.

- Porque no dejas de intentar analizarme y me enseñas lo que sabes, dije señalándola con el dedo a las gafas que reflejaban la luna llena que parecía que cada segundo se hacía más y más grande.

- Hablas demasiado poco para todo lo que miras y observas, le dije colocándome en una pose defensiva dándole a entender que no me iba a apartar del camino. Observé que por sus pintas sería una chica de la ciudad, su apariencia y responsabilidad mostraban a una chica lista y con toda su vida organizada, pero su inocencia y temor me ponían de los nervios. Quería saber de lo que era capaz así que me coloqué en pose de combate adelantando un pie y colocando una mano por detrás de mi espalda mientras la otra la dejaba en la barbilla, pensativa, esperando una reacción.

- Adelante, chica, no tengo todo el día, muéstrame tu lado salvaje susurré en voz media mientras sonreía con picardía. El viento nos rodeaba agitando las ramas de los árboles haciendo que se cayesen hojas y se posaran en el lago con mucha delicadeza y dulzura. Ni yo entiendo por qué hago esto, pero me apetece divertirme un poco y así de paso conocer a qué nivel me puedo enfrentar. Y sobretodo quería conocer mis límites, para eliminarlos o reducirlos, no quiero fallar, debo triunfar.
Rennak
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Nozomi el Miér Feb 24, 2016 7:13 pm

     
Siempre tuvo un dicho en su día a día que remarcaba como algo verídico "piensa mal ... y acertarás" y en este punto, escuchando las palabras de aquella joven, Nozomi solo pudo pensar en la peor de las situaciones. Provocaciones con el fin de una guerra, una lucha entre mujeres donde sobreviviría tan solo una de ellas, era lo que denotaba la mente de la muchacha, pero ella era incapaz de hacer daño, no podía apenas cumplir misiones de bajo rango, le iba a ser imposible poder batirse en duelo contra una mujer, por muy seria o agresiva que fuera, no podía luchar, no sabía luchar. La brisa zarandeaba los cabellos rojizos que no habían enredados en su trenza, la mirada de Nozomi comenzaba a mostrar un rostro de tristeza ¿Ese era su punto y final? No, aún podía luchar, o al menos ... huir. Decida pensó una manera rápida, analizó el campo de batalla, la situación, sus ventajas, así como todas sus desventajas para poder trazar rápidamente en su cabeza una forma segura de salir de aquella situación sin necesidad de luchar y enseguida llegó a una posibilidad, a un plan que pudiera llegar a la ciudadela sin necesidad de tener que batirse en duelo, puesto que en el omento que eso llegase, su vida correría grande peligro si aquella mujer se trataba de una asesina.  

     
- Ehh .. ¿Salvaje? .... ¿Yo? - preguntaba irónicamente mas con inocencia dando a entender que no era una persona común a los ninjas actuales, fuera de lo normal, algo vulgar e impropio a la naturaleza de la gente que se hacía shinobi en el mundo actual. Ignoró las provocaciones, no le importaba, apenas le afectaban lo más mínimo pero fue entonces cuando intentó comenzar con su pequeño plan para poder salir de aquella situación. - Te equivocas de amiga entonces. Yo no analizo a los demás y mucho menos los amenazo, pero por el momento, creo que tendremos que posponer nuestro esporádico encuentro. - justo al acabar aquella frase corrió dando la espalda a aquella muchacha para adentrarse en el interior del bosque. Nozomi era consciente de que iba por el lado contrario, que la aldea estaba justo al otro lado del puente, pero analizando, aquella chica de nombre desconocido manejaba el elemento acuático, por lo que de primeras, tenía que alejarse del río. Otro motivo para hacer esto, ella era un sensor humano, por lo que podía ocultarse y saber en todo momento donde estaba su enemigo y hacia que dirección caminaba a si que a no ser de que aquella chica de pelo negro y canas tuviera su misma habilidad sería una ventaja bastante favorable. Otra razón era una obvia, ese era el único camino, y la chica lo bloqueaba, por lo que tenía que sacarla del puente puesto que atravesar el lago solo sería una simple estupidez que remarcaría la muerte de Nozomi. Aquello solo era el comienzo de su pequeño plan.

     
Nozomi se adentró de nuevo en el interior de aquel bosque el cual conocía completamente por ser de su propio país. Corría cual alma que lleva el propio diablo. Retiraba todos los arbustos con sus propias manos mientras saltaba entre ellos. Pequeños arañazos en su cuerpo quedaban grabados por las ramas de aquellos arbustos. Dio un gran santo para subirse a una rama la cual aprovechó para impulsarse y subir aún más alto quedando oculta bajo el tronco de un árbol. Apoyó su espalda, quedando el susodicho puente a 10 metros de posición de aquel árbol. Respiró profundamente para intentar calmar y volver a recuperar el aliento perdido en aquella carrera. Pero aquello solo era el principio, sin apenas dejar tiempo, realizó cinco sellos de manos. Estiró su mano derecha y comenzaron a surgir un sin fin de papeles que crearon un clon idéntico a la propia Nozomi con propiedades físicas mayores a los comunes, pudiendo incluso soportar un golpe que otro sin desvanecerse por completo. No podía alejarse demasiado pero lo suficiente como para poder llamar la atención de aquella chica. El clon saltó de la rama y comenzó a correr en diagonal y es entonces cuando comenzó su plan. El clon tropezó con una rama a propósito, cayendo al suelo y rondando por el suelo. - ¡ MIERDA ! - exclamó el clon con enfado. Se tapó la boca haciendo ver que había sido un fallo el gritar para delatar su posición. Por simple lógica aquella chica, viendo lo inútil que podía llegar a ser la muchacha, deduciría de manera obvia que no era capaz de realizar clones que pudieran llegar a caer y recibir ligero daño sin desvanecerse, y tomando como patrón su falta de experiencia en combate remarcado en su pequeño diálogo era lógico pensar que era la propia muchacha y no un clon. Nozomi permaneció en lo alto de el árbol, a dos metros a la derecha del clon, oculta observando con el fin de desarrollar su plan. - Vamos

Líneas totales ~ 231

Info:
Según tengo entendido, si haces un jutsu oculto, este ha de ser revelado si o si en el siguiente turno, al no hacerlo es como si no existiera dicho jutsu. Si me equivoco tan solo dímelo :)
Técnica Usada:
Kami bunshin no jutsu (Jutsu de clon de papel):
Luego de una serie de sellos de manos, el usuario podrá crear clones a partir de papeles ya existentes. Estos clones tienen la misma capacidad de movimiento que el usuario y son clones físicos, ya que están formados de papel. Aún así, sus golpes no son tan fuertes como los de una persona normal. Estos clones no pueden utilizar ninjutsus ni genjutsus, y una ves destruídos, se desvanecen en cientos de papeles.
Genin: 1 clon.
Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Rennak el Miér Feb 24, 2016 10:15 pm

La chica de cabellos rojos se negó rotundamente a mi petición cosa que me puso más en tensión. Además de esto corrió hacia el bosque pretendiendo no sé el qué, pero me puso muy nerviosa. Así que decidí seguir con el camino de la chica y me dirigí hacía lo más profundo del bosque siguiéndola. Mi clon no estaba conmigo, pero si seguía activo, cerca.


Un bosque más profundo, frondoso.

Con la caminata de la chica huyendo el paisaje cambió a un bosque más profundo, frondoso, misterioso y obviamente, perfecto para que la chica se escondiera. Mi clon no estaba conmigo, pero estaba cerca, la chica solo podía contemplarme a mí, en medio del bosque. Presencié como tropezó con una rama y exclamaba como si le hubiese dolido dicha caída.

- Vamos, no seas quejica y lucha, parece que no tienes agallas de ninja. ¿Para qué te entrenas entonces? ¿Para huir?, le grité con agresividad mientras estaba en el suelo tirada. Pero mantuve una distancia, de ¿seguridad?, no lo sé, simplemente me mantuve alejada unos 5 metros. Cogí una piedra sólida y pesada del terreno fangoso y empecé a lanzarla arriba y abajo con mi mano, como si fuese una pelota para jugar.

- Me gusta jugar, ¿sabes? No pretendo hacerte daño, tomate esto como un entrenamiento un poco duro o peligroso, le dije mientras seguía jugando con la piedra y sonreía mirando como la piedra subía y bajaba de mi mano. Permanecí mirándole fijamente buscando alguna respuesta, o alguna reacción propia de defensa no de huida.

- Voy a ponerte a prueba, le grité a todo el bosque prácticamente, parecía que se podía escuchar desde la ciudad casi. Con gran fuerza le lancé la piedra hacia la cabeza a la chica con pretensión de que se defendiera o me atacara. Supuestamente al estar a una distancia relativamente pequeña, la piedra iba a gran velocidad.

#offrol:
Spoiler:
Siento muchísimo no haber declarado la técnica oculta antes, desconocía que tenía que ser justo al post siguiente, lo siento.

Técnica oculta usada en el post anterior:
Spoiler:

Suiton: Mizu Bunshin no Jutsu (水分身の術, Elemento Agua: Técnica del Clon de Agua):
Este clon solo tiene una décima del poder del original y por lo tanto no es muy resistente. En caso de ser destruido, éste deja un charco en el lugar. Estas réplicas pueden ejecutar técnicas de la naturaleza Suiton, del nivel del ejecutor, y utilizar armas. En Gennin se puede crear un máximo de un clon, en Chunnin dos y en Jounnin y en Sannin tres.


Última edición por Rennak el Jue Feb 25, 2016 4:11 pm, editado 1 vez
Rennak
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Nozomi el Jue Feb 25, 2016 2:40 pm

     
El clon prosiguió con su papel mientras Nozomi comenzaba a prepararse. Apoyaba sus pies sobre el tronco para tomar una pose algo más cómoda.  Apoyó su diestra sobre el tronco del árbol para mantener un mayor equilibrio mientras analizaba a la joven, pero entonces pesó en algo bastante sencillo ¿Podría usar el mismo truco contra ella? Fue entonces cuando volvió a concentrar su chakra y se dio cuenta de una nueva presencia, pero ... pero dicha presencia era igual a la que tenía frente a sus pies. - Un clon, es lista. - pensó para sus adentros cuando observó y analizó aquella situación. Ese clon poseía el mismo chakra que la joven pero en menor cantidad, por lo que era lógico que lo tenía frente a ella, más bien frente a su clon se trataba de la verdadera y la otra la copia, situada a varios metros de la posición actual, pero dejando libre el camino hacia el propio puente.

     
El viento zarandeaba las ramas del lugar, las hojas caían cubriendo el amparo de la noche, la luz lunar lograba atravesar por las copas verdosas de la vegetación alumbrando un ligero claro donde se mostraba la presencia de las dos jóvenes, siendo una de ellas el clon de Nozomi. - Entreno para poder defender mi ciudad a mi manera, yo no entreno para ser una asesina, no entreno para dañar a los demás. Estás muy equivocada, pero estoy segura que por dentro no piensas así. Tus ojos son agresivos, pero su interior es puro, solo deseas remarcar tu seguridad intentando hacerme daño, pero no creo que lo logres. No eres una asesina, puedo verlo. - la joven Nozomi era clara. No estaba mintiendo, estaba diciendo aquello que podía ver, aquello que podía ella misma sentir. No era la primera persona que se encontraba con este tipo de personalidad. Con voz suave y algo asustada, el clon solo hacía que proseguir con su propio teatro, aunque poseía la misma personalidad que la pelirroja por lo que hablaba tal cual si fuera la propia Nozomi. Tirada en el suelo se arrastraba poco a poco de espaldas con sus manos y piernas para alejarse poco a poco, tal cual avanzaba aquella chica. Observando intermitente la piedra con la que jugaba en su mano.

     
- No hagas algo de lo que te puedas arrepentir. - dijo el clon mientras con su derecha, a escondidas de la visión de la chica, ocultando su movimiento con su propio cuerpo, cogía una piedra de igual tamaño a la de la muchacha. Tenía una situación favorable para atacarle desde lo alto sin que ella pudiera darse cuenta de aquella estratagema, pero ella no deseaba "jugar" no de esa manera. En el momento que la inquilina del país lanzó la piedra, el clon de Nozomi actuó de la misma manera, lanzando la piedra que ocultaba en su mano. Estas chocaron desviando sus trayectos y aprovechando la discusión el clon de Nozomi se levantaba. Giró sobre si misma, apoyó su rodilla en la tierra a si como su mano para impulsarse y volver a salir corriendo dirección contraria a la ciudad. Volteó su rostro ligeramente, con una sonrisa, pero esta vez irónica, una mirada desafiante y dedicó una ligera apuesta a aquella chica. Por lo poco visto, era bastante orgullosa, y tomando aquella situación de seguro que saltaría ante la ofensiva verbal de la muchacha echa de papel. - Si quieres jugar, primero deberás de cogerme ¡Lenta!. - entonces el clon prosiguió con su carrera hacia el seno del propio bosque.

     
Por el lado contrario, Nozomi seguía en lo alto del árbol cual espectadora de una simple novela gráfica. Apoyada sobre una gruesa rama, segura en aquel lugar y analizando constantemente la presencia ajena a ellas, ese clon que estaba a 8 metros de posición de su lugar actual, y en linea opuesta, teniendo libre el camino hacia el río. Aprovechando el camino libre, a si como el ruido y afán de protagonismo de su propio clon. Sigilosa y sin hacer ruido, saltó por los árboles cual ardilla, aprovechando el resonar y caer de las hojas para pasar completamente desapercibida, bajo el amparo de la noche y de la oscuridad para atravesar el bosque de nuevo, pero esta vez corriendo hacia el lado contrario que su propio muñeco de papel, corriendo hacia la ciudad. Salió del bosque analizando que aún la presencia de aquella chica estaba algo lejana a 10 metros y cruzó rápida y sin pensarlo el puente. Pero justo en el momento que rebasó la linea, no pudo mantener al clon debido a la distancia entre la verdadera y la copia, por lo que el clon, el cual corría avanzando y con el deseo de alejar, tras unos segundos corriendo los suficiente para alejar a la muchacha se deshizo en un sin fin de papeles que se llevo el viento cuales hojas del bosque.

Líneas totales ~ 285

Técnica Usada:
Kenshutsu (検出, Detección)
Es la técnicas más simple y básicas de los Sensoriales, aunque una de las más fáciles de aprender, es bastante importante y vital en combate. Esta habilidad le permite al usuario tener la capacidad de sentir el chakra de todos los individuos presentes dentro de un radio de alcance determinado, permitiéndole saber la ubicación casi exacta de ellos cuando se esconden o preparan jutsus. Siempre se tiene que mantener un sello de mano al momento de realizarlo y utilizarlo. Por lo que en caso de no poder usar las manos, no puede ser usado.
Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Rennak el Jue Feb 25, 2016 3:51 pm

Detrás de unos árboles presencié la escena dramática que realizaba la chica ante mi clon, cosa que me pareció irrelevante ya que unas palabras de una mocosa no iban a alterarme. La luz de la luna llena atravesaba las hojas de los árboles que se hacían resonar con el viento. Al poco después de terminar su frase, la chica se puso en posición y comenzó a correr, mi clon lo siguió tal y como quise que hiciese mientras yo permanecía en mi lugar.

No me encontraba ni muy lejos, ni muy cerca del puente, la distancia necesaria para permanecer alerta de ambos sucesos, a unos diez metros. Cuando presencié que la chica se desvanecía en miles de papeles mis ojos se abrieron como si dicho acontecimiento hubiese nublado mi mente por unos segundos. El tiempo parecía ralentizarse con aquel suceso, mis ojos captaron todo lo que sucedió en aquel instante.
- Un clon, susurré con cara de sorpresa. Me la ha jugado, pero no sabe que el propio paisaje la delata. Mientras el clon se deshacía en miles de papeles uno de ellos me dio cierta ventaja. Uno de ellos salió volando a una de las copas de los árboles que me rodeaba, presenciando como la luz de la luna lo atravesaba vi como una sombra se movía, con auténtico sigilo, con auténtica destreza y cautela, no podía ser otra cosa que aquella chica.

- Chica lista, pensé mientras comencé a seguirla y vi como se dirigía al puente con ganas de cruzarlo a gran velocidad, lo que no sabía es que yo ya me había percatado de su presencia gracias a la caprichosa luna y su fuerte luz. La chica iba rápida pero me acerqué lo justo para aprovechar mi naturaleza de suiton y el agua del río.

- Ya te tengo,  ¡Suiton: Mizuame Nabara!, grité mientras hacía unos sellos y corría detrás de la chica. Gracias a que con el clon no consumí mucho chakra, pude dedicarle un poco más a esta técnica, la cual creó un gran chorro de agua gelatinosa que salía de mi boca con gran impulso, y mezclándose con mi chakra y la humedad del río se volvió pegajosa y pesada. Se creó justo en el final del puente, incrustándose entre las piedras y el terreno del suelo por donde pasaba la chica, con lo que probablemente la atraparía sin dificultad. Permanecí corriendo hacía el lugar mientras creaba dicho chorro que se esparció por el final del túnel.

- No me conoces de nada, no sabes de lo que soy capaz, grité furiosa mientras me acercaba cada vez más a la chica que ya se debería de haber quedado pegada al pegamento que cree. - Soy más fuerte de lo que crees, no me subestimes, pensé hacía mi misma, mi fuerza siempre había sido infravalorada, nunca nadie me creyó fuerte, nunca nadie pensó que yo tenía muchísimas posibilidades, que sería una gran ninja, lo cual al pensar en esto, me enfurecí aún más y mis ojos se marcaron de una ira aún más dura y que me controlaba a mí en vez de yo controlarla a ella.
Pesaba en mí un fuerte sentimiento, un gran rencor que no me hacía sentir pena ni miedo, cariño ni amistad, me estaba volviendo de piedra, hace mucho que encerré mis emociones, que dejé de sentir lástima. Solo deseaba venganza, solo deseaba volverme fuerte y poderosa, no me importaba el precio, no me importaba a quién tendría que derrotar o matar para lograrlo, así que esta situación se volvió como siempre un reto, un reto a mí misma y a mis cualidades. No quería matarla, solo hacerle el daño suficiente para que supiese de lo que era capaz, no soy una chica dulce, no tengo un sentimiento tierno escondido en mi interior, y si lo tuviese desde luego el odio que siento por todos y por todo lo mantendría cerrado hasta mi muerte. Mi rostro se volvió en una expresión de auténtico odio, no conocía a la chica pero por el simple hecho de intentar analizar mis sentimientos ya me enfureció lo suficiente.

- Voy a mostrarte mi auténtico yo, susurré.


#offrol
Técnica usada:
Spoiler:
Elemento Agua: Campo de Jarabe Atrapante (水遁・水飴拿原, Suiton: Mizuame Nabara)

Es un jutsu en donde el usuario escupe agua de alta viscosidad, gracias a la infusión de chakra en el agua, destinado a una superficie de amplio alcance. Esta corriente de líquido pegajoso puede utilizarse para formar una trampa adhesiva que puede inmovilizar a una persona. Tiene como objetivo reducir el área de actividad del enemigo y de esta forma tomar el control sobre el campo de batalla. El alcance normal de esta técnica es normalmente de unos pocos metros, cinco para ser exactos. Pero si el jutsu es preparado, es posible hacer un estanque entero de jarabe que varía dependiendo de la cantidad de chakra empleado en la técnica. Para prevenir ser atrapado en el jutsu, es necesaria la canalización de chakra en los pies, de antemano, que permite andar sobre éste sin inhibiciones. Sin embargo, solamente aquellos que tengan conocimiento del jutsu, o que manipulen la naturaleza, pueden realizar dicha acción (ojo con el metarol). El radio o extensión del estanque tiene un máximo de alcance por rango para la adaptación del rol, estos son: Diez metros para Gennin, veinte metros para Chunnin, treinta metros para Jounnin y cincuenta metros para Sannin. Para la realización de este jutsu es necesario hacer sellos.
Rennak
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Nozomi el Jue Feb 25, 2016 7:18 pm

     
- ¡Bingo! - pensó la joven Nozomi. Todo aquello fue su plan, y la chica se movía y realizaba los movimientos que la propia pelirroja deseaba que hiciera. Fue ella la que deshizo el clon en un sin fin de papeles estos quedaban suspendidos y bajo el control de la propia Nozomi. La chica de pelos negros se enfocó tan solo en la presencia de la verdadera con el fin de detener su paso ya que era obvio que iba hacia el puente. Todo estaba calculado. Ella continuó corriendo calculando la distancia gracias a su habilidad para sentir a la joven. Mirando intermitentemente hacia atrás para saber que estaba haciendo a la vez que bajo el amparo del movimiento del aire, preparaba todos los papeles para una ofensiva, estaba harta de tener que ser siempre la tonta, de no poder defenderse y le iba a demostrar a aquella orgullosa que su orgullo solo le iba a llevar a la propia muerte. Nozomi se volteó en el medio del puente al ver que la muchacha iba a realizar un jutsu. Supuso que iba a ser acuático visto lo visto anteriormente por lo que estaba preparada.

     
- ¡ Eres tu la que me subestimas ! - gritó fuertemente. Mostró un rostro de enfado, serio y seguro. Por primera vez Nozomi mostró valentía y seguridad. Un estado de ánimo provocado por aquella mujer, provocado por la sensación de poder morir o peor, ser torturada hasta la propia muerte. A eso se le sumaba la constante provocación por parte de la morena la cual subestimó por completo el potencial de la pelirroja, tomándola como inútil, pero todos sus movimientos fueron calculados para llegar a ese momento. Separadas a escasos cinco metros. Ambas sobre el puente donde todo acababa. Los ojos de Nozomi quedaron fijados en el gran chorro de agua que se dirigía a su posición, pero este no iba a ser suficiente como para parar a la muchacha pelirroja. - Ahora. - pensó justo en el momento que aquella agua iba a impactar. En ese momento, su cuerpo estalló en un sin fin de papeles que se disiparon por el terreno. Aprovechando las grandes corrientes de aire estos volaron con fuerza y velocidad hacia la aldea alejándose 10 metros más y logrando cruzar el puente dirección de la aldea para materializarse, pero no todo quedaba ahí, si no que ahora sería la engreída la que se vería bajo el movimiento ofensivo de la pelirroja.

     
Nunca des la espalda a un enemigo ¿Se acordaba aquella chica del clon que había desaparecido? Todos esos papeles, sin necesidad de sellos de manos, por lo que era incapaz de prevenir, se convirtieron en armas. Hojas de papel con forma de shuriken los cuales viajaban a una velocidad alarmante y con sigilo debido a su poco peso. Concentrado con el chakra de la pelirroja, al mismo tiempo que Nozomi desapareció en un sin fin de estos papeles. Estos shuriken aparecieron en escena por detrás de la enemiga clavándose en la espalda de esta, tomándola por sorpresa. Nozomi había analizado su forma de actuar, la cual siempre tomaba las acciones como si fuera mejor que la pelirroja, por lo que solo se concentraba en lograr golpearla o inmovilizarla. Tomando eso como referencia, desconocía la habilidad real de Nozomi, algo que aprovechó. Sabía que ignoraría por completo el clon, donde residía el verdadero plan. Estos shuriken viajaron al mismo tiempo, mientras ella se concentraba en la verdadera Nozomi, por lo que a esa desconocida que deseaba jugar le venía una lluvia de shurikens por todas partes. Podría inclusive evitar alguno, pero todos le iba a ser imposible ante la idea de Nozomi la cual permanecía oculta ya al otro lado del puente. No deseaba matarla por lo que ningún shuriken iba a ningún punto vital, solo se clavarían en su cuerpo creando heridas de gravedad para que dejara de molestar.

Líneas totales ~ 328

Explicación:
Los papeles que deja el clon se convierten en 5 shurikens los cuales como estas concentrada en atacarme se clavan en tu espalda por detrás. Yo simplemente me deshago en un sin fin de papeles y me materializo en el otro lado del puente quedando a 15 metros de ti escondida y ya de camino a la aldea.
Técnicas Usada:
Ninpo Kami no shigure (Arte ninja: Dios de papel):
Sin la necesidad de sellos de manos, el usuario es capaz de desmaterializarse de forma brusca, en cientos de papeles que quedarán suspendidos en el capo de batalla. La cantidad de papeles que queda en el campo de batalla es igual a la creada por la técnica “Nimpo Hai-Shi”, y estos también podrán ser utilizados para hacer las técnicas del clan. Esta desmaterialización no es involuntaria, por lo que el usuario debe estar consciente de que será atacado para poder efectuar esta técnica.
Solo puede utilizarse esta técnica una vez por combate, y no podrá re-materializarse a menos de dos metros del oponente.


 Kami Shuriken no jutsu (Jutsu de shurikens de papel):  
Sin la necesidad de hacer sellos de manos, el usuario es capaz de hacer que desde su propio cuerpo o desde papeles ya existentes en el campo de batalla, se creen cinco shurikens de papel, las cuales viajan a gran velocidad hacia su oponente, teniendo estas el mismo filo que una shuriken normal, al estar impregnadas con chakra Futon. Se puede hacer esta técnica mientras el usuario se encuentra en movimiento.
Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Rennak el Jue Feb 25, 2016 10:08 pm

Cuando terminé mi jutsu acuático anterior, supuse que la chica de cabellos rojos intentaría atacarme de una forma u otra, ya que como mi hermano me hacía recordar, todo ninja tiene una sorpresa y tarde o temprano intentará sorprenderte. Probablemente intentaría usar su clon que dejé atrás o a directamente intentaría atacarme, o a saber que planearía esta ninja tan tediosa, así que aprovechando mi naturaleza decidí dar un giro al asunto, hacerle creer que me había ido. Cuando con tan solo 10 años tienes que buscarte la vida, tu vida cambia, tu mente cambia, tú cambias. Te vuelves fría, calculadora, te alteras con nada, desconfías del mundo y sobre todo te encierras en ti, en la única cosa que te quedan, los recuerdos y tu sed de venganza contra el mundo.

- Suika no jutsu, susurré. Mi cuerpo, mis órganos, en definitiva; yo, me volví agua de forma voluntaria, con una considerable rapidez ya que no necesitaba realizar sellos, me transformé en una masa acuática que avanzó a través de los huecos del puente con gran destreza. Evité así los kunais que creó la ninja pelirroja y estos chocaron contra el suelo clavándose en el terreno fangoso que dejó mi rastro de agua.

En la otra zona del puente cobré mi forma de humana. - Estuvo cerca, pensé. Entonces presencié el lugar, ligeramente vi como ella se desvaneció en papeles, pero claro, con el jutsu de mi clan rápidamente cambié mi forma para evitar el ataque por lo que no pude ver hacia donde se dirigió. Estaba en desventaja, pero no por eso iba a rendirme, no por eso iba a decidir que todo acabara aquí. Ya sabía como era su forma de combate, defensa y más defensa. Parecía que le daba miedo enfrentarse a los problemas de frente, ¿acaso es una cobarde? No, en el fondo es valiente y cauta, pero quiero sacar esa valentía más afuera, quiero ver como realmente es esa joven.

- ¿Otra vez escondida? ¿No te aburre estar agachada tanto?, grité mientras me reía como si me divirtiera la situación aunque solo me ponía más tensa y en alerta.

- ¿Te gusta jugar al escondite? Así nunca vas a avanzar, en tus misiones ninjas ¿también vas a esconderte?, sal y lucha, dije en voz alta mientras me colocaba en posición de combate, mientras la chica permanecía escondida.

- Si quieres irte puedes hacerlo, pero habrás fracasado, como siempre, dije mientras sonreía con picardía. Siempre me ha gustado tentar a la suerte, llevar mis conocimientos al límite, limitar mi propio potencial para hacerlo avanzar.


#offrol
Técnica usada:
Spoiler:
Suika no jutsu (Jutsu de Hidratación):

Esta técnica es una de las más características del clan Hozuki. De forma tanto voluntaria como involuntaria, el Hozuki será capaz de licuar su cuerpo compuesto de agua, perdiendo su forma antropomórfica para transformarse ahora en una masa de agua que se podrá mover libremente por el campo de batalla. Esta técnica es sumamente útil para infiltrarse en campos de batalla enemigos, o para evadir de forma involuntaria un ataque físico provocado por parte del oponente. No requiere sellos de manos, y no tendrá efecto contra técnicas que estén cargadas de chakra (Kenjutsus, Jutsus doton).
Rennak
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Nozomi el Vie Feb 26, 2016 10:05 am

     
No pudo ver si sus armas de papel lograron impactar en su enemigo puesto que ella estaba descompuesta en un sin fin de papeles que volaban a través del bosque para materializarse más lejos. Miró oculta de nuevo en lo alto de un árbol y sus ojos se abrieron de par en par al ver la situación. Su enemigo era de completo agua. - ¡¿ Cómo ?! - pensó y exclamó en su mente. En ningún momento pensó en la posibilidad que podría fallar, ella estaba segura de que con eso ya daba aquello por finalizado. Su enemigo se había materializado en un elemento ¿Eso es posible? Fue entonces cuando volvió a recordar las enseñanzas en la academia. Se acordó de la habilidad característica de uno de los clanes conocidos en este mundo, aquellos que se basan completamente en el agua, inclusive capaces de materializar sus células en dicho elemento. Esto era muy malo, ponía en completa desventaja a la joven Nozomi puesto que el agua era el punto débil para sus papeles. Se volteó para apoyar su espalda sobre el tronco, jadeante, y más nerviosa que nunca.

     
- Concéntrate. - se dijo a si misma en un susurro apenas inapreciable por el entorno. Miró a lo lejos, podía ver la aldea no tardaría mucho y su velocidad no era muy dispar a la de su rival por lo que si se dedicaba a correr podría llegar, pero ... ¿Nozomi deseaba huir? Era consciente de que ese ultimo movimiento había provocado un desgaste en el chakra de la pelirroja. Pensando en que con ello haría ver a la chica que estaba acabado, mas solo había conseguido, que ya era bastante bueno, cruzar aquel puente. Desde su lugar podía escuchar la voz de aquella joven situada a 10 metros de su posición. No tenía demasiado chakra, apenas para un par de jutsus más, con los cuales no aseguraba que pudiera ganar aquel combate visto que su rival era capaz de evitar movimientos físicos de esa manera. Cerró los ojos, respiró y pensó. Tenía que decidir ya que hacer, si huir o luchar, si dar la razón a la chica y fracasar otra vez, o por el contrario luchar y arriesgarse a morir. Luchar con ella no significaba recibir una paliza, ya que a fin de cuentas, poseían mas o menos el mismo potencial, algo que analizó Nozomi en los movimientos, pero ... no aseguraba que pudiera acabar muerta. Abrió los ojos decidida, miró la villa. - Esta decidido. - se dijo de nuevo a si misma apretando sus puños con fuerza.

     
- No logro entender porque quieres hacer esto. - la voz de Nozomi se hizo presente. A 5 metros de su rival, con rostro serio, mirada seria y concentrada. Manos relajadas y pose erecta. Cabello recogido y mirada fija en la mirada ofensiva de la chica. El viento volvía a zarandear sus ropas, quedando ambas en mitad del bosque, una frente a la otra. Su voz había cambiado, a si como su propia postura corporal, más valiente que nunca, con una seguridad impropia en ella, dispuesta a morir pero demostrarse a si misma que si podía luchar por su feudo y por su ciudad si fuera necesario. Consciente del escaso chakra que le quedaba pero ansiosa por demostrarse a si misma lo que podía ser capaz de hacer. En su cabeza, estaba de nuevo aquella flor de tonalidades moradas. - No voy a huir, no esta vez. Puede que no tenga nada que hacer, puede que incluso acabe cubriendo este bosque bajo el hierro de mi sangre, pero estoy cansada de que gente como tu sea la que infunda el miedo en este mundo. Me has recordado la causa de la que entrara a la academia. - dijo con voz segura y bastante tranquila. Apretó sus guantes y se puso en pose defensiva. Bajó ligeramente su mentón fijando su seria mirada en aquella muchacha. - Mi nombre es Origami Nozomi, ninja del país del fuego. - tras eso la muchacha corrió hacia con el fin de iniciar un combate cuerpo a cuerpo entre las dos guerreras de diferente personalidad pero con mismo espíritu.

Líneas totales ~ 373

Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Rennak el Vie Feb 26, 2016 8:29 pm

Una sonrisa se dibujaba en mi rostro al ver como por fin logré sacar la auténtica Nozomi, la luchadora, la que puede arrasar un campo entero de batalla ella sola si se lo propone. Por fin me enfrentaba a un rival que me podía hacer auténtico daño y por fin dejamos de jugar al escondite como niñas de párvulo, por fin iba a comenzar una lucha, corta porque ambas teniamos un escaso chakra, pero intensa. Mientras comenzaba a hablar, recogí mi pelo, me colocé bien las vendas mientras miraba como me hablaba, como se enfrentaba a sus miedos, como avanzaba, al igual que yo intentaba. Me sacudí la túnica y mis ojos se clavaron en los suyos, mientras se acercaba hacia mi corriedo sonreí de nuevo y dije:

- Me llamo Rennak, soy del País del Agua y a la vez de ninguna parte, busco ser la mejor ninja y lo conseguiré.

Corrí en la misma dirección que ella y justo en el momento en el que estabamos a 2 metros, salté, acumulé chakra en mis manos y dije:

- Mizu no dangan no jutsu. Diez balas de agua a gran presión se dirigían hacia Nozomi, no le realizarían daños mortales pero sí contusiones en las extremidades. Tres balas iban hacia las extremidades superiores y siete a las inferiores. Al haber realizado el jutsu de hidratación y no realizar sellos en esta técnica, las balas iban a una velocidad de vértigo así que sería difícil por no decir casi imposible esquivar dicha técnica.

El tiempo parecía pararse mientras realicé la técnica, presencié todo, con detalle, cómo mi odio nos había hecho llegar hasta esta situación, pero no me arrepentía, estabamos aprendiendo, estabamos en un duro entrenamiento donde se enfrentaban mi odio y orgullo con su inteligencia y perspicacia, ambas fuertes, ambas decididas a ganar. Por fin en mucho tiempo me había enfrentado a alguien que me estaba enseñando algo: a superarme, a luchar con fuerza, a dejar de esconderme, a iniciar mi camino como una gran ninja. Debido a la fuerza de la técnica parte mis vendas y mi túnica se desgarraron dejando en cubierto la cicatriz de mi abdomen, una gran cicatriz que simbolizaba todo el dolor y rencor que sentía, que simbolizaba mi existencia en este mundo: la venganza.

#offrol:
Técnica usada:
Spoiler:
Mizu no dangan no jutsu (Jutsu de bala de agua):
Sin la necesidad de sellos de agua, el usuario es capaz de apuntar al oponente con la yema de sus dedos  y de las mismas, se verán expulsados proyectiles de agua que viajarán con una potencia considerable, generando contusiones en quien sea alcanzado. Se podrán lanzar hasta diez proyectiles.

PD:
Spoiler:
Me está encantando este rol o^o
Rennak
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Nozomi el Sáb Feb 27, 2016 9:54 am

     
-¡ Te equivocas ! Porque la mejor ninja seré ... ¡ YO ! - exclamó la joven Nozomi mientras comenzaba a correr para un encuentro directo, aunque ella era consciente de que aquella muchacha no fuera especialista en el arte cuerpo a cuerpo, sus músculos como los propios de la pelirroja delataban que no eran profesionales en la fuerza pero en el momento que ninguna de ellas tuvieran chakra para continuar se tendrían que limitar a darse de ostias hasta que una de ellas continuara en pie. La pelirroja aún no era consciente de que estaba peleando contra alguien por primera vez en su vida. No se daba cuenta que deseaba golpear a una persona con todas sus fuerzas tan solo por demostrarle que se equivocaba a la vez que demostrarse a si misma que si era capaz de enfrentarse a sus propios miedos, a sus propios problemas. Este día quedaría grabado en la mente de la propia pelirroja, ganara o perdiera, aquella sería la primera enemiga directa de la muchacha. Rennak, un nombre que jamás olvidará.

     
Al ver que su rival saltaba, se detuvo completamente en seco, no podía saber que iba a hacer pero lo que estaba claro es que estaba dispuesta a atacar, y Nozomi también lo estaba. En el transcurso del correr concentró su chakra en su mano derecha con el fin de realizar lo que podría ser su posible jutsu debido a su escaso chakra.  Apenas le quedaba chakra para un par de jutsus más pero debido a su inutilidad en el cuerpo a cuerpo tendría que agotar todos sus recursos antes. Ambas, con voz segura gritaron simultáneamente pero con frases diferentes - Futon ¡ Juha Sho ! - sus fuertes gritos inundaron el bosque entero pero no solo eso ambas lanzaron dos potentes técnicas de su arsenal. Nozomi, con el chakra concentrado en su mano lanzó un fuerte puñetazo al aire expulsando todo este chakra en forma de impulso de viento cortante cubriendo todo el área entre Rennak y ella, la cual lanzó casi una decenas de balas acuáticas.

     
Por pura física el viento impactó con las balas acuáticas las cuales se desvanecían en el aire ante el impacto de la fuerte onda de viento cortante. Pero el jutsu de Nozomi tenía más masa que las pequeñas esferas de la morena, por lo que todo el viento sobrante que no impactó con ninguna esfera acuática prosiguió con su curso en dirección a la muchacha que ahora estaba completamente indefensa en el aire. Toda persona al saltar quedaba ligeramente suspendido en el aire por unos segundos, y si no se tenía alguna forma de cambiar la trayectoria era imposible poder detener este estar, por lo que el jutsu de la pelirroja impactaría en el cuerpo de la muchacha justo en el momento que quedaba suspendida en el aire con el fin de reducir las posibilidades de fallo. Nozomi no podía asegurar que su movimiento fuera efectivo puesto que no pudo saber que iba a realizar ese jutsu acuático, pero viendo la respuesta de su viento dedujo que impactaría en el cuerpo creando varios cortes a lo largo de este. - El agua se cuela por casi todos los huecos, pero el viento accede a los lugares por donde el agua no puede entrar. - pensó para si misma al ver como su movimiento deshizo las bolas de agua sin problema.

Líneas totales ~ 410

Técnica Usada:

Elemento Viento: Palma de ola bestial (Futon: Juha Sho)
Concentrando chakra en su mano, el usuario libera una fuerte ráfaga de viento impregnada de chakra, la cual se hace visible gracias a esto. Adoptando una coloración azul. Puede generar fuertes cortes.

Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Rennak el Sáb Feb 27, 2016 10:17 pm

Sonreí como si no me importaba lo que decía la chica. No tenía razón, ella tenía mucho que aprender aún aunque se creyese lista, no lo era. Era ingenua, era inocente al pensar que podría contra mí. Yo no era de mayor rango, pero si tenía formas de contrarrestar sus tácticas, sus técnicas, todo. No soy una gran ninja pero sí lo suficientemente buena para poder evitar que me sobrepase.

- Eres demasiado ingenua, susurré mientras vi como Nozomi empezó a acumular chakra en su mano y lo lanzó contra mi ataque de suiton como una gran ráfaga de viento, el cual lo combatió con bastante ingenio, pero no el suficiente para ni siquiera alcanzar a hacerme daño.
- Bodi Renkinjutsu  no jutsu, grité mientras mi brazo empezó a cobrar una forma de rectángulo gigante de hierro con el cual me defendí con facilidad de su técnica de fuuton y me lancé con fuerza hacia Nozomi,con mucha fuerza y peso debido al peso de mi nueva extremidad, apuntando con mi puño que ahora tenía una forma gigante de hierro para poder hacerle un daño considerable a la chica para que aprendiera la lección de una vez por todas.

Esta técnica me recordaba a cuando mi madre utilizaba este jutsu con el fin de simplemente trocear la comida, era una mujer pacífica, odiaba la violencia y sin embargo yo me he convertido en todo lo que ella odiaba, pero tenía una razón muy obvia para hacerlo: vengar su muerte. Deseaba convertirme en la ninja más poderosa y lo iba a hacer costase lo que me costase y quien se entrometiese en mi camino lo iba a lamentar.

#offpost:
Líneas ~ 280
Tecnica usada:
Spoiler:
Bodi Renkinjutsu  no jutsu(Jutsu de alquimia corporal):
Sin la necesidad de sellos de manos, el usuario será capaz de transmutar cualquier extremidad de su cuerpo en cualquier arma u objeto que este desee, obteniendo el mismo filo y dureza como dicho objeto. De esta forma, podrá transformar su antebrazo en una espada o en un escudo, etc.

PD: Siento que este post sea tan corto es que ya esto se está haciendo muy largo y no sé de dónde sacar conceptos. :(



Última edición por Rennak el Dom Feb 28, 2016 9:19 pm, editado 1 vez
Rennak
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Nozomi el Dom Feb 28, 2016 5:28 pm

     
Aquella mujer parecía sacada del propio futuro pudiendo cambiar su cuerpo a su deseo. Antes logró deshacerse en un mar de agua y ahora, un escudo como brazo, la verdad que era bastante útil la habilidad de esa chica, mas nozomi ya no tenía nada de chakra para poder realizar alguna técnica más. Aprovechando la distancia a si como la velocidad y el poder ver con claridad que iba a pasar se limitó a dar un gran salto hacia atrás. El tamaño de su extremidad no era mayor de un metro a si que le fue sencillo poder evitar el golpe directo de la muchacha. El golpe de esta generó una fuerte onda de viento a si como las astillas de los árboles caídos como un par de rocas salieron disparadas en todas direcciones. Nozomi mientras saltaba se cubrió su rostro formando una cruz con sus brazo mientras encogió sus piernas para proteger parte de su abdomen. La fuerza hizo que saliera impulsada un par de metros hasta chocar contra la corteza de un duro árbol que ni se inmutó con el golpe. La espalda de Nozomi impactó, esta no pudo evitar dejar caer un ligero chillar, apenas medio segundo, un quejido ante el impacto con el árbol.

     
Ya no tenía forma de luchar, los ataques físicos no le hacían absolutamente nada, y ya había gastado todo el chakra de su contenedor para poder hacer jutsus, hacer otro solo le llevaría a desmayarse. Estaba fatigada por todo aquel combate, cansada y algo dolorida por el último impacto. Respiraba jadeante, intermitente y algo rápido debido a su alto ritmo cardíaco a fin de cuentas su resistencia en combate tampoco era algo del otro mundo. Levantó la mirada, aún tenía la flor en su cabeza. Miró a la chica situada a cinco metros de ella, a Rennak. Tal vez, solo tal vez, si ahora comenzara de nuevo la batalla tendría mas posibilidades de ganar, puesto que sabiendo la habilidad de su rival, no malgastaría chakra en movimientos que no podían dañarla. Aún así, estaba orgullosa de haber superado sus propias metas, de haber logrado enfrentarse a sus miedos y tomar el primer paso y tenía algo claro, no iba a morir en aquel lugar. No bajo manos de su enemiga aunque sabía que en el fondo no era más que una débil persona con un sin fin de escudos internos. Así era Nozomi, aunque la hubiese deseado matar, era incapaz de tener una enemiga, incapaz de odiar a alguien e incapaz de no poder perdonar puesto que solo veía lo bueno de las personas, siempre justificaba las malas acciones con algún suceso de la persona que realizaba dicha acción.

     
Sin demasiada dificultad, apoyó sus pies en el suelo y poco a poco se levantó para quedar recta frente a Rennak. Cansada pero aún deseosa de hacer ver a aquella chica que se equivocaba. Se limpió la boca con la manga de su camisa y retiró los mechones despeinados de su rostro. Crujió su cuello moviendo su cabeza de un lado a otro y miró seriamente a la muchacha situada a cinco metros de esta. Ya no iba a seguir, no iba a luchar más, aquello se había acabado. Sin que esta se diese cuenta poco a poco Nozomi logró ir acercándose a la aldea, llevando poco a poco la batalla a escasos metros de la frontera de la capital por lo que desde ese rango podría huir con bastante facilidad. - No voy a seguir con esto. No me queda chakra, ya apenas puedo hacer mucho más. No pienso luchar más. No entiendo porque quieres enfrentarte a mi si tan si quieras sabías quien era antes de que yo misma te lo dijera. Ya te he mostrado mi lado salvaje que ni yo misma era consciente de ello a si que espero que te hayas quedado a gusto, pero esto no acaba aquí. Estas perdida, te mueves por el rencor y venganza pero eso tan solo oscurece tu alma, impide que veas la propia vida, y llegará el día que te arrepientas de todo el tiempo que malgastas buscando saciar tu sed de rencor. No te odio, pero te aclaro una cosa. La próxima vez que nuestros caminos se junten, te mostraré quien es la mejor Kunoichi de este país, Nozomi Origami. Aparentas hostilidad y ser una persona dura, pero ambas sabemos quien es la débil, y la que más miedos tiene. ¿Te has planteado que harás cuando cobres venganza? Piensalo. Mucha suerte. - finalizó Nozomi con voz humilde, segura y lejos de cualquier tipo de ofensiva. Esta, cual parpadeo, se deshizo en un haz de viento saliendo de aquel lugar, abandonando cual corriente para dejar a aquella mujer meditar.

Líneas totales ~ 450

Info:
Ha sido un placer rolear contigo ! Viendo que no tenía mucho que hacer simplemente marco la salida del tema. Espero que hayas disfrutado al igual que lo he echo yo, nos vemos en nuestro siguiente tema.
Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: La tortura de la flor del fuego

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.