¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Misiones de Howaitohasu
Hoy a las 1:40 am por Sorey Bokushi

» MISIÓN DE RANGO [C]: [RIVALS NOT ALLOWED]
Hoy a las 12:25 am por Afrodita

» Seeking the truth
Ayer a las 11:49 pm por Kohaku ~

» Una aventura de búsqueda.
Ayer a las 11:27 pm por Gouki

» Agua y Fuego
Ayer a las 10:24 pm por Crodos

» "Give me power" - Oikawa
Ayer a las 8:20 pm por Kazuo

» Mysteries on the Aruma {D}
Ayer a las 8:12 pm por Fuka

» [Social] Regreso e ida
Ayer a las 6:32 pm por Uchiha Michi

» Training review || Increase in Chi
Ayer a las 6:13 pm por Kakuja

» Strange event under the tutelage of the damned || Past
Ayer a las 6:05 pm por Kakuja

» Some kind of monster.
Ayer a las 6:00 pm por Chrom

» Misiones | Noche
Ayer a las 5:52 pm por Noche

» Solicitud de mision por parte de Uchiha Michi
Ayer a las 3:34 pm por Uchiha Michi

» Pies over Life
Ayer a las 3:17 pm por Uchiha Michi

» Encounter with the hunters || With Aaron
Ayer a las 9:06 am por Aaron Sureddo

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Ayer a las 8:07 am por H Uchiha

» Primer Entrenamiento: Fuerza
Ayer a las 8:01 am por H Uchiha

» Tablón de Misiones - H Uchiha
Ayer a las 5:59 am por H Uchiha

» The enmities must be temporary / Ryō Gameshi
Ayer a las 5:19 am por Ryō Gameshi

» NPC: Demyara (En proceso)
Lun Sep 17, 2018 11:37 pm por Kanari

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


[RANGO D] TERAPIA DE LA RISA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[RANGO D] TERAPIA DE LA RISA

Mensaje por Kira el Vie Feb 26, 2016 4:10 am

Kempachi Okami escribió:
MISION C ACEPTADA
También puedes sumar 5 puntos a tu perfil por misión narrada

Misión de rango D: Terapia de la risa

Lugar de la misión: País del fuego || Capital Tipo de misión: Misiones Varias
Descripción de la misión: El hijo de un importante comerciante del país del fuego tiene a todos preocupados. El chico ha dejado de reír, hasta hace unos días había sido siempre un niño alegre, con una gran sonrisa. Por lo que sus padres han recurrido a los mejores doctores de la zona y todos han coincidido en el diagnostico "su hijo está perfecto señores... Es solo que nada parece divertirlo ya". POr ello han decidido cambiar el enfoque y recurrir a los shinobis ¿Por qué? nadie sabe, quizás simplemente están desesperado y no saben que más intentar. Pero al menos si cumples la difícil tarea tendrás una buena paga. Suerte con ello.

Recompensa de la misión: 700 Ryus
Extensión mínima de la misión: 60 lineas
Kira
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [RANGO D] TERAPIA DE LA RISA

Mensaje por Kira el Vie Feb 26, 2016 4:55 am

Después de haber visitado el País del Viento yo me había jurado no volver a poner un pie en el País del Fuego hasta que esta guerra civil acabe, pero no tenía opción, al enterarme de esta misión se me partio el alma y me sentí identificada con el pobre muchacho. Según este pergamino él se había estado sintiendo deprimido y ningún doctor pudo corregirlo. Yo también me sentía vacía en algún pasado lejano y creeme que es horrible, te sientes como la misma nada, con esos recuerdos incompletos que te dan dolor de cabeza y solo quieres ahogarte en un mar de llanto. Esta iba a ser la primera misión que no haría por dinero, pues es lo que me hace falta, sin embargo esta lo hacía porque me llegó al corazón.

Por otra parte, yo deambulaba por las calles buscando la dirección de la casa de la familia, pidiendo indicaciones y esas cosas, puff... Hace cuanto no venía a este lugar, bueno, ya no se ve tan devastado como antes, al parecer las cosas han cambiado para bien. Tras unos minutos dando vueltas había llegado a su ¿Casita? joder esta estructura era enorme, se ve que tienen dinero. Ojala no sea un muchacho malcriado.
Di un suspiro y toque la puerta amablemente en espera de ser atendida. Un hombre con barba blanca y sin cabello me deja pasar y corre hacia mi una mujer con los ojos llorosos, debe ser su esposa. —¡¡Tu debes ser la Shinobi!! ¡¡Hay gracias gracias gracias por venir!! dijo como loca sacudiendome el brazo en modo de saludo. —Mi hijo Kai está en su habitación, no sale, no come, lleva días allí, estoy muy preocupada, tengo miedo de que se haya algun daño.
—Señora, esta bien, relájese, vaya a tomar un poco de té... Y si me lo permite, subiré a su cuarto unos segundos. le respondí educadamente.
—Si por favor, vaya. se notaba en su voz su desesperación, no me gustaría estar en sus zapatos.

Cuando la dueña de la casa fue a distraerse a la cocina y su padre se puso a leer el periódico decidí subir por las escaleras y encontrarme con un pasillo inmenso ¿Pero cómo voy a adivinar yo cuál es su habitación? En fin, me puse a abrir todas las puertas como si un ladrón cuidadoso se tratase hasta que ¡Bingo! Me encontré al crío, sentado junto a la ventana en plena oscuridad en posición fetal. Que horror.
Por más que la puerta estuviese abierta la toque para que me dejara pasar. —Toc toc... Me llamo Kira. pero él no dijo ni una palabra. —Tranquila, no soy como los otros médicos con olor a hospital que vienen a visitarte. sonreí y me senté a su lado con las piernas cruzadas. —¿Piensas decirme que te pasa? pregunté amablemente. Pero tampoco hubo respuesta alguna.

Me quede muchos minutos mirándolo, en espera de alguna reacción pero nada, era como ver un cadáver. Bueno, seguro se sentía como alguno. —Escucha... Kai ¿Cierto? Te contaré una historia, yo también una vez me sentía muy triste cuando vivía en este país, y no tenía a nadie con quien charlar o jugar ¿Te sientes así Kai? espere unos segundos. —Pero con los años aprendí que todo lo que aparece, lo hace para desaparecer, nada es para siempre. ¡Y si lo  se! ¡Suena pesimista! Pero mira, es como la teoría del vaso medio lleno. Yo que ahora estoy feliz veo el vaso por la mitad, pero tu lo ves medio vacío. ¿Me explico? Eeeeh creo que lo confundí más. Demonios. Pero al menos ahora me está mirando. —Cuando yo estaba muy muy triste, decidí ponerme metas en la vida, y cuando las cumplía, sentía que una parte de mi estaba más llena, que el vaso se llenaba más, ¿Entiendes? Él asintió con la cabeza. —Bien bien, vas entendiendo. ¿Acaso tu tienes algún sueño, Kai?
—Que mi padre pase más tiempo conmigo....
¡Crash! Mi corazón se partió. —Kai, todos cuando eramos niños quisimos eso, pero son tiempos difíciles para el País del Fuego y tu padre debe mantener a tu familia ¿O acaso quieres vivir en las calles como yo?
—Pero él realmente nunca está, siempre trabaja, almuerza y cena aquí y se vuelve a ir, creo que apenas sabe que existo. debí darme cuenta antes, la forma en la que su madre lloraba y  a él le valía madres la situación de su heredero. Maldito hijo de puta.
—Y... Suspiré y me rasque el cuello. —¿Si hablo con él, prometerás no estar más triste, salir a ser un niño normal y volverte el mejor ninja de la aldea?
—¡Por supuesto! De hecho siempre quise entrar en la academia pero mi padre quiere que me dedique al comercio como el.
—¡Pues eso esta muy mal! Tu eres el líder de tu propia vida, él no puede decirte que debes ser en el futuro! ya me estaba enojando. —¡Hablare con el!

Entonces como una cabra enfurecida me pongo de pie y bajó las escaleras como si cargara ladrillos hasta llegar a la sala y encontrarme con el viejetrefe. —¡¿Sabes cuál es tu problema?! digo en alta voz.
—¿¿Disculpa?? apenas me levanta la mirada.
—Su hijo no necesita ningún psicólogo, sino usted. Es adicto al trabajo y un controlador. ¿Para qué tiene hijos si no va a disfrutar con ellos? ¡Al menos déjalo ser libre y escoger su propio camino! ¿Sabía que quería ser un ninja?
—Si, lo sabia.
—¿Y bien?
—No voy a quedarme a ver como mi hijo muere antes que yo por la maldita guerra.
—¡Pero es la decisión de Kai, no suya! bufé. Estaba roja de la bronca. —¿¿Sabe acaso usted lo que me dijo ese pobre niño allá arriba?? ¡Que lo que más quería era que su padre jugara con el! ¡Así que deje de sentar su gordo trasero todo el día en esa silla y vea la maldita luz del sol con una buena pelota en el parque! ¡Quizá así le saque unos kilos de encima a su enorme panza! bueno admito que me fui de las manos, pero esa situación familiar me ponía con la cabeza hirviendo como volcán.
—¡¿Cómo se atreve a hablarme así en mi casa?! ¡Largo! gritó con los ojos llorosos mientras me tomaba del brazo y me arrastraba. Yo con mi otra mano me lo quito de encima con el ceño fruncido. —¡Se donde esta la salida! ¡Adiós! y tras esto, di un portazo que había llamado la atención de todos los vecinos.
Había fallado, me senté en la vereda desilusionada por no hacer nada por ese pobre chico, vine a este horrible país otra vez para nada.

Estuve tres horas allí ahogándome en mis pensamientos hasta que finalmente vi salir a Kai de la casa, tras él iba su padre sonriendo y su madre con una canasta, al parecer se iban de día de campo... Lo logre, Kai estaba contento. La madre notó mi presencia al otro lado de la calle y me sonrió de oreja a oreja con un saludo a distancia. Yo se la devolví con la conciencia tranquila de que había podido sacar una sonrisa a otro jovencito después de tantos años lejos del circo. Pero... Juro que esta no será la última sonrisa que vea de un muchacho.
Kira
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.