¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Recogida de material

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recogida de material

Mensaje por Uchiha Ōgama el Dom Feb 28, 2016 10:50 pm

Aquél sin duda, era el ambiente óptimo para llevar a cabo un día de búsqueda de algunos componentes para realizar distintos productos que le ayudasen a llevar a cabo sus labores de medicina, todo tipo de hierbas y árboles estaban esparcidos por el bosque de la Hoja, no faltaba ni un ingrediente para poder realizar letales venenos o benditos antídotos que pudiesen salvar la vida a cualquier viajero como él, y más aún dada su orofesión más cercana, el combate y el arte de la guerra llevada a su máximo exponente, convirtiendo este arte en su pilar fundamental de vida. ¿Qué más se le podría pedir a alguien educado desde au mas tierna niñez en el arte del ninjutsu y sus derivados? Suficiebte era que la personalidad de Ōgama no se hubiera transformado en la de un puto psicópata que se dedica a asesinar a todo el que se le cruza por las narices, ni siquiera se le pasaría por la cabeza convertirse en ese tipo de asesino de sangre fría a estas alturas de la vida, aunque existan otras personas que posiblemente tengan ese pensamiento: usar a Ōgama como arma de destrucción masiva. Ahora que su sharingan se había perfeccionado hasta el límite donde estaba dispuesto a llegar, este no imaginaba qué tipo de misiones podría llegar a realizar gracuas a su temido y no menos poderoso ni bello dojutsu, la pupila copiadora giratoria.

Ōgama caminaba por aquél lugar minado de arboledas y arbustos asombrado por la flora del norte del Pqís del Fuego, la cual en pocas ocasiones había disfrutado debido a que nunca antes habría tenido que pasar por allí, y tras haberse tenido que fumar aquellos libros sobre alquimia en la gran biblioteca del País del Hierro, todo lo que le rodeaba resultaba realmente interesante. Llevaba algunas plantas de coca que había encontrado en aquél lugar, mientras sentado en la sombra de un árbol descansando del viaje, tomaba notas sobre esta especie vegetal. Parecía tener propiedades curativas increíbles, por lo que según el tomo primero sobre elaboración de sustancias a partir de las hierbas medicinales, las cuales en tal lugar parecían abundar como la propia tierra. Ōgama pensaba realizar estos ungüentos y sustancias que sin duda haría para llevarlo a misiones y batallas en las cuales puedan ser útiles para realizarlos él mismo recíprocamente o emplearlas psra sanar las heridas de sus camaradas en estos encargos, ya sea en curas rápidas o en intervenciones quirúrgicas. Aunque también podía perfectamente ganarse la vida vendiendo estos hierbajos que le sobren o ungüentos curativos y venenos fabricados por él mismo. Al fin y al cabo, sus notas recogidas sobre alquimia no le iban a ser en vano, pues atendiéndolas podría llevar a cabo experimentos y pócimas o incluso píldoras que le faciliten su trabajo o solvente su economía.

Estas plantas eran hierbas comunes que cualquiera que pasease alguna vez por los bosques del País del Fuego, habría visto alguna vez, aunque posiblemente pocas personas hubiesen jamás intentado investigar sus propiedades curativas, buen ejenplo era Ōgama, que hasya hoy no se le hubiera ocurrido realizar exoerimentos a través de estas plantas. Sus habilodades médicas venían de familia, su madre era una especialista del cuerpo de médicos del País del Fuego, uno de los mejores cuerpos de socorro de todo el continente, y también una herborista que trataba de conocer las habilidades curativas de los vegetales. Pero esto al Uchiha le parecía algo realmente inservible, pues pensaba que conociendo jutsus médicos que pudiesen envenenar, curar heridas y otras que le permiten extraer enfermedades y venenos del cuerpo de un afectado por una sustancia que pueda resultar nociva para el organismo. A esto, Ōgama se levantó de su asiento y guardó aquellas plantas de coca, realmente interesantes y beneficiosas para cualquier ninja que pudiese verse envuelto en alguna disputa con otros ninjas, o simplemente recuperar fuerzas antes de continuar con un entrenamiento parejo con algún compañero como Kinzo o Taiyō podrían ser.

De nuevo dabdo una vuelta entre las hierbas de aquél lugar que podría tomar, estudiar y utilizar para llevar a cabo pociones y venenos de todo tipo, algo que fuese útil para este cometido no era difícil de llevar a cabo con la vegetación del lugar, realmente importante podía ser tener sumo cuidado con ciertas plantas a tocar las cuales podrían provocar algún mal mayor al propio herborista, simplemente por curiosidad excesiva podría terminar realmente mal, algo que por desgracia nada podía evitar. Aquella planta era común, era fácil de encontrar en aquél sitio, pero Ōgama jamás había visto el vegetal que ante él tenía: el tejo negro El Uchiha las observó desde cerca, angustiado por querer entender las propiedades que según aquellos libros de alquimia tenían aquellos especímenes, podía ser un potente analgésico para operaciones dificultosas, pero había que usarlas con sumo cuidado, porque de ser terrible, pues puede dar lugar a una dura consecuencia que este se encargaría de descubrir al consumidor de esta planta. Ōgama las tomó con cuidado, tomando en un trozo de papel aquellas hojas que daban nombre a su vegetal.

ADQUISICIONES (Tirada: 8 - Común - Cantidad x5)
• Coca x5
Uchiha Ōgama
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Recogida de material

Mensaje por Uchiha Ōgama el Lun Feb 29, 2016 12:20 pm

La planta encontrada parecía ser demasiado grande para recolectarla, por lo que debería seguir estudiando sus efectos, pero algo llamó aún más la atención del Uchiha... Era una conocida planta del País del Fuego, común y fácil de encontrar, pero con una peculiaridad bastante conocida: era capaz de ayudar en operaciones y en combates curando levemente el dolor, pero era capaz de causar paradas cardiorrespiratorias severas si la cantidad de ojos de muñeca ingeridas eran muy superior. Podía ser desastroso si estas esferitas eran ingeridas en exceso, y era algo con lo que Ōgama parecía querer jugar. De ser insertado en su enemigo de alguna forma, el combate podía ser automáticamente decantado a su favor de manera realmente decisiva en una disputa a vida o muerte contra otro shinobi, y era un recurso que ni se le pasaba por la cabeza dejar pasar por alto debido a la gran ventajs sobre su enemigo que pudiese dar el que ingiriera ‘por accidente’ alguno de estos ojos de muñeca, pues pelear contra alguien que de pronto se encuentra deparándose entre la vida y la muerte, no parecía ser algo demasiado difícil en una situación óptima y corriente. Además, no podía imaginar qué tipo de venenos temibles podría crear a partir de estas plantas, ya que si su propia composición natural era bastante horripilante, ¿Qué clase de efectos podría llegar a tener al mezclarlos con otros vegetales que la complementen con otros que puedan ser tan perjudiciales (o beneficiosos) o incluso más que el de los ojos de muñeca? Todo era mirarlos...

Era un profundo debate consigo mismo, pues en el fondo no era demasiado ético realizar ese tipo de experimentos, pero ya en otras ocasiones el Uchiha había realizado venenos de su propia cosecha, aunque no tan perjudicial como este podría llegar a ser. Había creado anteriormente el obstructor vital, aquella sustancia capaz de reprimir el chakra a menores escalas a través de la filtración por el epitelio, una característica que de verdad era temiblemente beneficiosa para quien poseyera el veneno, ya que además de ser realmente fácil de imbuir en el efecto de la sustancia, era algo complicado de localizar si se acompañaba por algún jutsu de viento que diese un ligero empujón a lo que quiera que tuviese que tocar la piel del enemigo. Era una idea que el Uchiha sin duda trataría de explotar en futuros experimentos, los cuales no tardarían en llegar. Para comenzar tales pruebas químicas, debía empezar por realizarse en el estudio de todas las sutancias, las que eran positivas y ñas negativas, y las que hacían verdaderos destrozos y casi resucitaban a las personas de forma mágica e inexplicable. El conocimiento de las armas del enemugo era algo primordial e interesante, pero conocer las propias y el mismisimísimo límite de las que posees para llegar a superarlos, lo era aún más, así como era más útil e importante.

Ōgama observaba aquél vegetal aún, tomando nota de cada detalle físico que observaba en aquella planta, y pensándose dos veces si de verdad debía cogerlo a mano descubierta por si pudiera ser peligroso tocarlas directamente como muchas otras especies de plantas suponían tal riesgo, pues esta pudiera perfectamente ser una de las principales características de esta hierba. Finalmente, tomó una hoja enorme de un árbol cercano, y con su tantō comenzó a cortar el cuello de los ojos de muñeca, dejándolas caer sobre aquella hoja enorme en el cual quedarían un total de seis ojos de muñeca en reposo, sin tener ningún efecto al haberlas cortado de su propio tallo. El Uchiha parecía mirarlas maravillado: cada detalle, cada reacción, cada parte del propio fruto parecía mágico para él...

Finalmente, tomó las seis muestras de ojos de muñeca y se las llevó a casa también junto a lad plantas de coca que había recolectado hoy. Era un lujo tener en su poder nuevos objetos con los que debía llevar a cabo distintos cometidos para sus futuros encargos en misiones difíciles y arruesgadas. La caza de hoy eran un total de once ejemplares de dos especies distintas de hierbajos medicinales que había recogido en el bosque de la Hoja del País del Fuego, de camino a su misión en el País del Sonido con Kinzo y Taiyo. Debía ahora seguir su camino hacia allí, no era complicado y ya iba acercándose a su destino. Tantas cosas habían pasado últimamente al Uchiha que parecía que ya nada volvería a ser como antes... Ahora era mayor, y no podía vivir solo de su cometido como guerrero, y no era precisamente por cuestiones económicas, sino más bien éticas y propias, pues había algo que le había acompañado desde niño: la medicina, conocimeinto en el cual Ōgama mantenía íntegro el recuerdo de su madre, de quien fue su discípulo en este arte de muy joven, y que a día de hoy, su hijo mantenía vivo, prendido como la llama desu recuerdo. Ahora solo quedaba algo pendiente, y es que debía progresar dentro de esto hasta el punto de llegar a superarla él mismo sin su apoyo en tales asignaturas, algo que poco a poco, el albino iba logrando.

[b]ADQUISICIONES[/] (Tirada : 14 - Poco común - Cantidad x6
• Ojos de muñeca x6
Uchiha Ōgama
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.