¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Tres contra Uno [Resistencia]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tres contra Uno [Resistencia]

Mensaje por Cadenza Sphelhur el Lun Oct 27, 2014 3:57 pm

Spoiler:
El objetivo principal de Cadenza: Aquellos dos hombres que huían del lugar de los hechos abandonando a sus demás camaradas en un intento por salvar sus vidas. Eran los líderes de un gran grupo de mercenarios que junto con sus hombres habían planeado atacar un grupo de ninjas del clan yamanaka. Los mercenarios, al parecer, no tuvieron oportunidad contra los experimentados ninjas y los lideres, aquellos dos que seguía de cerca el pelirrojo, habían decidido escapar y abandonar a sus compañeros en lo que sería una muerte segura. A Cadenza le habían pagado por atrapar a aquellos dos, así que luego de alejarse lo suficiente del campamento quiso hacerse visible para ellos, pues los seguía de cerca desde hacía ya varios kilómetros. Un camuflaje, un seguimiento y pronto, una interceptación perfecta. Las altas velocidades que llevaban aquellos dos, fueron difíciles de seguir por el Nara, pero aquello no lo detendría y pese al pequeño inconveniente se las arregló para seguirlos de cerca todo el camino. ¿Qué tan lejos será?, pensaba entre tanto, casi ansioso por aterrizar. Una de las más grandes aldeas, se debe decir, la aldea principal del país del fuego. La última vez que había venido el Crosszeria a la aldea escondida entre las hojas fue a una misión simple, no era un experto en aquella aldea, pero si la conocía bien, incluso por dentro. ¿Las cosas habrán cambiado luego de casi diez años?, tal ves.... solo un par de construcciones. Los kilómetros que los separaban fueron reducidos a tan solo uno gracias a la rapidez con la que viajaban, aquel kilómetro tan solo fue luego un par de metros. Metros que separaban a los dos recién llegados de la puerta de la aldea una vez tocaron tierra. Siendo prácticamente "invisible" al ojo humano, Cadenza se ocultó tanto como pudo en el interior de aquel bosque junto a la puerta principal, posando sin que lo supieran a espaldas de aquellos, quienes parecían conversar, o bueno... solo uno lo hacía, el otro parecía no tener más remedio que escucharlo. Un tercero se hizo presente en el lugar, revelando a aquellos dos la presencia de alguien más, aquel se había dado cuenta de la presencia del pelirrojo, habían detectado el chakra del Sphelhur de forma que un este no entendía. ¿Existe algo así?, ¿la capacidad de sentir a una persona a través de su chakra?

No pudo evitar sonreír al enterarse, y desde luego darse cuenta que mantenerse aun oculto era una pérdida de tiempo. De igual forma, se haría ver antes de atacar. El campo, a tan solo metros de la puerta de Konoha, un bosque cuya magnificencia había sido opacada por la ola invernal. Los arboles no tenían hojas, y en cambio, sobre sus ramas posaba un poco de nieve. Posados sobre la mitad de un camino de tierra de cuyo suelo había sido retirada la nieve, de aproximadamente siete metros de largo. Y un dato peculiar; pues como si las oscuras nubes también los hayan seguido, el azul del cielo empezaba a oscurecerse cada vez más, dando paso a nubes de tormenta.  La mirada de Luka se posó sobre ellos, teniendo especial atención en los dos que habían viajado con él. Uno de ellos, de cabello naranja quien al parecer dominaba los papeles que levitaban a su alrededor; de estatura promedio, rasgos delicados y mirada, como las demás, desconcertada. El segundo, un joven, casi niño en realidad, de cabello rubio y ojos azules, probablemente el que tenía el control sobre el agua, y vaya que Cadenza recordaba bien ese Kakeigenkai, fue atacado una ves gracias a un ninja de ese clan; capa, vestimenta normal para un ninja de esta época, nada fuera de lo usual. Incluso la estatura de aquel era centímetros menor a la del otro. No como la de Cadenza, que sobrepasaba a simple vista la de ambos; y así también ocurría con la ostentosa masa muscular del pelirrojo, aunque en aquel anticuado traje que traía poco había de verse. - ¿Que impulsa a un ninja a abandonar a su suerte a sus camaradas? - Se volvió a escuchar la gruesa voz de Cadenza en el lugar, esta ves cuestionando a los cobardes. - ¿O es que acaso, no fueron a porque necesitaban de ustedes? - Su sonrisa se expandió un poco, y ahora casi contenía una ingenua carcajada.

- Soy Cadenza Sphelhur - Volvió a decir, presentándose casi formalmente ante aquellos que lo escuchaban. - Deben ser conscientes de que mi misión aquí es asesinarlos, pero... Me gustaría tener el pacer de saber, a quienes matare el día de hoy - Comento esta vez, casi recitando la ironía de su propósito en el lugar con tanta tranquilidad y respeto que causaba admiración. Y es que no podía evitarlo, era un hombre "fino", decente... casi elegante. Sin que ellos lo supieran, puesto que no había forma de que lo viesen, bajo los pies de Cadenza se había formado una oscura sombra. Pero había algo más, estática. Casi se podía sentir alrededor de Cadenza. Y es que bastaba con el mas mínimo movimiento de aquel para que los rayos eléctricos se empezaran a ver y escuchar en el campo. - ¿Y bien? -, pregunto de nuevo, forzando así a la respuesta de aquellos que contemplaba. Saco su mano derecha, que hasta ahora había estado en uno de los bolsillos de su chaqueta, y en ella había un pequeño pergamino con el símbolo "fuego" en él. Jugaba con el en sus dedos mientras esperaba escuchar una respuesta. Su misión, su propósito en el lugar ya había sido descubierto, increíblemente por el mismo, solo hacía falta ahora respuesta de sus interlocutores.

Expectante. Muy probablemente, las acciones de Cadenza eran demasiado simples de describir. No hacia nada. Simplemente, observaba a los tres ninjas. ¿Por qué entonces a diferencia suya, los demás parecían moverse tanto?, realizando acciones “defensi-ofensivas”; pues para cualquiera que viera, aquellas acciones no tenían nada de defensa. Analizar, era la tarea que realizaba Cadenza, analizar bien a aquellos dos en especial en cuyas vidas se centraba su misión. El niño, o el Hozuki mejor, pues aunque pareciese un niño hay que decir, que aquellos actos con el agua no eran para nada de un infante; respondió con burlas ante la primera intervención del pelirrojo, defendiendo su cobardía haciendo referencia a que el Origami que lo acompañaba era su única camarada. Según sus palabras pues, los que se habían quedado allí y en este momento estaban dando sus vidas por acabar con algo que claramente no podían controlar no significaba nada para aquel, que poseía control del agua. ¿Acaso el otro pensaba de igual forma?; no puede saberse con exactitud, el no respondió a eso. En cambio se dirigió a Cadenza con un prposito diferente, alabarlo de una extraña forma. ¿Espiar no era educado?, y es que acaso, ¿a un ninja debe importarle su educación en una misión de infiltración?. Había algo en aquellos dos que causaba demasiada curiosidad en el Nara; según se veía poseían grandes habilidades, simples jutsus poderosos para Cadenza, aunque más sin embargo, ambos eran descritos en mente por Cadenza como simplemente estúpidos. Estúpidos con jutsus de un nivel que claramente no correspondía al suyo, ¿su rango acaso había sido regalado sin la mas mínima prueba?. Tal vez, la prueba de su rango iba ser evaluada por Cadenza en esta oportunidad. Por ahora, la reprobaban con la peor calificación. Por una parte, el shinobi que por sus rasgos faciales y corporales además de su cabello, la largura de este y su extravagante color, parecía mas bien Kunoichi no paraba de hacer surgir papeles como si nadie viera que lo hacía; eran cientos. El otro hizo sellos, varios hay que decir y que obtuvieron como resultado.... ¿nada?, no... nada, al menos a simple vista. Al parecer a cada segundo ratificaban con más fuerza el calificativo que les había dado Cadenza en su mente. Entre tanto el Nara recordaba una particularidad de los Hozuki, su aura, era la más fría de todas y si sus cálculos no fallaban pronto habría de percibir el frio que emanaban su cuerpo y sus acciones. El ninja sensorial, capaz de identificar a Cadenza antes que los demás tomo un gran pergamino y se dio a correr. Cadenza, extrañado, intento levantar la cabeza y observar su destino; lo perdió, cuando aquel se cubrió tras la puerta de la villa.

Llego el turno ahora de las presentaciones, realizada con perfecta pulcritud por parte del Sphelhur. Gotas de lluvia empezaban a caer, Cadenza levanto su mirada al cielo para corroborarlo. El nunca había hecho llover, y aunque lo haría, no había dado la orden aun. Sentía frio, y claro que lo hacia, la totalidad de sus brazos estaban descubiertos, pero era precisamente ese su objetivo. La que muchos creían era la fortaleza de un Hozuki, Cadenza la tomaba como su debilidad. Sus técnicas eran de agua, y su origen, la baja temperatura. ¿Cuanto tiempo ha de haber pasado?, desde la llegada del Sphelhur a la aldea, probablemente 30, 40 minutos... tal vez mas. Luego de llegar sostuvo una conversación con aquellos ninjas durante varios minutos, lamentablemente conversación en la cual no se llegó a un acuerdo, aunque la intensión inicial siempre fue asesinarlos; solo con la intensión de seguir ordenes pagadas. Para este entonces, creía Cadenza, los miembros del clan yamanaka ya habían acabado con los mercenarios.

Ahora la lucha se libró entre aquellos cuatro, tres de ellos con clara superioridad ante el Sphelhur. Eran tres contra uno, y lo único que tenía claro Cadenza era que uno de ellos era sensorial, capaz de sentir su chakra cuando estaba escondido, otro de ellos era del clan Hozuki, que controlaba el agua, y el ultimo utilizaba el papel para defender y atacar. Dos de ellos se abalanzaron con fuerza hacia Cadenza, con la única intención de dañarlo, atacarlo o incluso asesinarlo. Pero la misión del pelirrojo ya había sido dicha, y así como lo dejo en claro, debería ser el quien acabara con aquellos dos. Realizo una rápida secuencia de sellos para posteriormente estirar sus manos con fuerza hacia el frente. Aquello que ocurrió fue simplemente impresionante; de cada uno de sus dedos salio disparado un fuerte rayo eléctrico que golpeo sin problema dos de los tres oponentes con los que luchaba. Al saber que les había dado con éxito, aumento su poder para hacer que los rayos eléctricos provocaran, al menos, un desmayo en los ninjas, por lo que Cadenza se vio obligado a usar mucho chakra en una sola técnica, aunque haya servido para acabar con dos de ellos. No era todo, al ver lo sucedido, el tercero (sensorial), ataco a distancia a Cadenza quien haciendo uso meramente de su velocidad esquivo el ataque con facilidad. Posteriormente se vio algo similar a lo anterior, pues Cadenza ataco una vez más con sus rayos al sensorial quien pudo esquivarlo, y atacar una vez más a distancia. El Sphelhur procuraba cada vez más acercarse a aquel, que casi sabiendo sus intenciones se alejaba más y más. Una batalla con armas arrojadizas fue lo siguiente, lanzándose kunais, shurikens y algunos senbons. Ninguno dio en el blanco. Aquel encuentro entre aquellos dos duro más de lo que cualquiera hubiera esperado, con ataques a distancia agotarón su chakra rápidamente, de forma que ninguno de los dos parecía tener la ventaja. El chakra, rápidamente se fue acabando.

Lo siguiente en ocurrir fue una batalla entre dos hombres, sin el rastro de poseer siquiera una técnica ninja. Ambos estaban tan agotados que dejaron de hacer jutsus; simplemente no podían. Se enfrentaban ahora a golpes usando sus propias extremidades, derechazos, patadas… parecía mas lucha libre que un encuentro entre dos ninjas. La resistencia del Sphelhur ahora estaba a prueba, pues a diferencia de su rival, había tenido que acabar con otros dos, y este parecía no darse por vencido. Era estimulantemente rápido, casi tanto como Cadenza, pues sus bloqueos y golpes eran veloces y efectivos. Ambos, con el tiempo, fueron perdiendo velocidad, fuerza y de poco en más batían sus fuerzas con ganas de vencer al contrario… simple resistencia. Pasaron entonces las siguientes dos horas en aquella práctica de su poderío, además de la concentración natural para el correcto uso de sus capacidades. Finalmente, Cadenza pareció ganar la batalla al acertar un certero derechazo en el cráneo de su rival, que callo inmediatamente al suelo. El pelirrojo aprovecho, y cao sobre el para acertar los golpes que darían fin a la batalla, en un intento por terminar de garantizar su victoria. Lo golpeo varias veces hasta que estuvo seguro no se levantaría más. Se estiro un poco y resulto acostado, con los brazos extendidos noto que ya era el atardecer, así lo anunciaba el naranja del cielo. Pero paso allí tan solo segundos, pues retomo la anterior posición de inmediato, con el propósito de verificar a los otros dos. Algunos minutos más pasaron, hasta que el cansancio se convirtió en dolor… no había un solo centímetro de su cuerpo que no le provocara aquel incesante sentimiento de abandonar su entrenamiento. Se vio obligado a suspirar con fuerza, como si hubiese contenido la respiración por mucho tiempo, observo a los otros dos, aun inmóviles, y supo que había cumplido con su misión, esta vez con mucha dificultad. Camino con la intensión de salir del bosque, quería salir del lugar. Pero aquella tarea no le fue sencilla, sabía que no había caminado dos veces por el mismo lugar, que no estaba caminando en círculos -tenía una increíble habilidad para percatarse de ello- y que aquel lugar debía tener fin. Y con el pasar del tiempo, empezó a perder el sentido del tiempo. Ya casi no podía más, camino hasta donde pudo para tomar un descanso, un merecido y largo descanso.
Cadenza Sphelhur
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.