¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Tablón de Misiones|| Alice
Hoy a las 7:00 pm por Alice

» MISIÓN RANGO D: CARDS ON THE TABLE
Hoy a las 6:59 pm por Alice

» Fuka | Recollection Roll.
Hoy a las 6:58 pm por Loremaster

» Misiones de Sakumo Yuki
Hoy a las 5:52 pm por Ofu

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Hoy a las 5:47 pm por Kazuo

» Petición Stats -Gouki-
Hoy a las 5:46 pm por Kazuo

» Misiones de Azazel
Hoy a las 5:43 pm por Ofu

» Appearances are deceptive / Polka
Hoy a las 5:38 pm por Eiji

» Tablón de Misiones - H Uchiha
Hoy a las 5:21 pm por Ofu

» Misiones | Noche
Hoy a las 5:14 pm por Ofu

» Una aventura de búsqueda.
Hoy a las 5:05 pm por Gouki

» Segundo Entrenamiento: Fuerza 2
Hoy a las 4:00 pm por H Uchiha

» A penguin girl with a mission! [Misiones]
Hoy a las 3:43 pm por Ichimaru

» Entrenamientos
Hoy a las 3:21 pm por Ichimaru

» Solicitud de mision por parte de Uchiha Michi
Hoy a las 2:10 pm por Ofu

» Mensajes Para Kaji
Hoy a las 12:51 pm por Ofu

» — Jailed in the Depts. C
Hoy a las 12:03 am por Akkarin

» NPCs para Uchiha Sukino
Ayer a las 11:53 pm por Uchiha Sukino

» Wind Spirit [C] - Yang
Ayer a las 9:16 pm por Kohemaru

» Entrenamientos Sakumo Yuki
Ayer a las 8:57 pm por Ichimaru

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


[Misión C]Un favor extra

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión C]Un favor extra

Mensaje por Fong el Lun Abr 11, 2016 9:07 pm

Misión C:
Misión de rango C: Un favor extra

Lugar de la misión: País del Fuego - Puerto (Costas)
Descripción de la misión: Hisao Arata ha enviado un pequeño contingente de sus guerreros a patrullar las zonas portuarias de Kakkinoaru'en, donde se ha registrado una gran actividad criminal en los últimos tiempos. Al tener una alianza con éste feudo, pareció conveniente prestar sus fuerzas en la defensa del territorio para mantener en buen estado las relaciones. Lo cierto es que a los hombres de Arata se les da mucho mejor el terreno marítimo, en tanto los soldados de Kakkinoaru no son conocidos por ello.
Las patrullas durarán varios días, días durante los cuales deberán hacerse cargo de cualquier movimiento sospechoso.
Verán en una ocasión a dos fugitivos correr hacia el bosque, y su deber es perseguirlos y capturarlos.
(Se tratarán de dos genin, simples vándalos con poca recompensa sobre sus hombros, pero diestros en las artes de kenjutsu y taijutsu)
(si se trata de más de dos participantes, el número de fugitivos será igual)

Recompensa de la misión: 1000 Ryus
Extensión mínima de la misión: 70 líneas
(con esta se tendrá que viajar en barco por lo que pagaremos 400ryos que se nos descontarán de la misión, es decir, la misión al final valdrá únicamente 600 Ryus)

Hisao Arata había pedido una cosa y Fong la cumpliría, un acto tan simple como mediar entre dos países, cualquier cosa que le pudiera ser de ayuda lo haría; así actuaba un fiel a su país, no únicamente a su tierra sino al hombre que la controlaba. Era un niño maravillado por la figura del hombre que representaba al país; como si Arata fuese un héroe al que seguir, al que igualar. Su mirada se encontraba latente en aquel barco, calmado mientras disfrutaba de la brisa marina; tranquilo al saber que no tardaría en llegar a tierra.

Le habían encomendado una misión, un acto que decidiría su siguiente objetivo en la vida, su objetivo, la persona que le impedía llegar más lejos de lo esperado pues su felicidad se había esfumado el día que recibió la carta informándole de una misión en un país lejano donde debía partir de inmediato. Sin tiempo a despedirse de sus seres queridos, sin tiempo para hacer nada más que una pequeña maleta cargada con sus utensilios básicos y las ganas por regresar. Los criminales que parecían rondar las cercanías del país del fuego eran la causa de aquella misión, la causa de que el joven de oscuro cabello y rostro pecosos se encontrara en aquella cubierta. Fong no permitiría un error, aquellos criminales eran famosos por los secuestros y las emboscadas en busca de oro y fama. El Uchiha no sería tan estúpido como para dejarse atrapar, debía tener una vida digna como un ninja justo que obtenía lo que se proponía hasta el punto de no respetar a nadie más que sí mismo y su señor. Hacía poco tiempo que había entrado en un grupo de ninjas, un grupo donde el líder parecía pulir sus habilidades al mismo tiempo que le mostraba lo que realmente importaba sobre la vida y la guerra. Su cuerpo se encontraba sentando en un banco en la cubierta del barco, la pequeña navegación que había alquilado hacía pocos días.

Su rostro se encontraba oculto bajo la visera de un gorro y las vestimentas que llevaba no le hacían merecedor de un cumplido o halago pues el sucio indicaba la poca limpieza que este poseía o la lejanía del viaje. El viento soplaba con fuerza dejando que el polvo del suelo desapareciera o se meciera para así hacer que el muchacho levantara la vista dándose cuenta de algo que esperaba con paciencia y relajación. La tierra en la lejanía indicaba la distancia en la que se encontraba el país al que tenía que servir momentáneamente. ¿Por qué ayudaban al fuego? Arata era más fuerte que estos ¿Por qué no les invadían? Preguntas que el muchacho de corta edad se formulaba. El misterio recorrió las calles de aquella ciudad mientras los civiles osaban mirar de reojo aquella impresionante navegación sin decir nada, posiblemente por respeto y temor a lo desconocido. Los pasos de Fong fueron lentos, directos y decididos en un solo rango de alcance donde los civiles se preguntaban quién era aquel niño de extraño aspecto y mirada tan decidida. Poco a poco se alejaba del barco acercándose a la ciudad, las sombras lo ocultaron entre la niebla y la agonía de los habitantes que no entendían que acababa de ocurrir y era normal pues ni el propio Uchiha lo sabía. Fong esperaría paciente al hombre con el que tendría que compartir la misión.
Fong
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C]Un favor extra

Mensaje por Kempachi Okami el Vie Abr 15, 2016 5:24 pm

Otro largo viaje por mar, otra vez Kempachi pasaría horas enteras mirando el horizonte con la mente completamente en blanco. Aquellos viajes eran una gran molestia, pero eran el precio que debía pagar por un poco de diversión. Afortunadamente en el horizonte ya empezaban a vislumbrarse las costas del país del fuego ¿cuantas veces había venido por estas tierras ya? Demasiadas tal vez. Arata se traía algo entre manos, siempre lo hacía, y él junto a su compañero serían la ficha elegida en esta ocasión para su movimiento. De todos modos eso poco le interesaba al grandote el cual sólo esperaba que el viaje valiera la pena.

Una vez en la costa la rutina ya era conocida, identificarse como shinobi del país del agua, mostrar el tonto emblema dorado de Arata y luego de ser advertido por los guardias "No causes problemas" (pues al parecer algo en el aspecto de Kempachi les anticipaba que algo ocurriría) dirigirse hacia el interior de los muelles en busca de transporte o, en esta ocasión, de su compañero. Como de costumbre Kempachi no guardaría recaudo alguno respecto a su apariencia o sus intenciones, por lo que dejaría que su compañero lo encontrara, sea donde fuera que este se hallaba oculto, además los rostros entre la multitud no se le daban muy bien a Kempachi, al menos no hasta tener un par de buenas peleas con esa persona.

Así el grandote se pasearía un rato por aquellos muelles infectados de comerciantes, viajeros, mercaderes y también delincuentes de todo tipo. ¿Sería esta una misión realmente divertida?, ¿Cual era el sentido de todo esto? Pronto lo descubriría.
Kempachi Okami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C]Un favor extra

Mensaje por Fong el Lun Abr 18, 2016 3:11 pm

La misión no era simple, cualquier persona no tendría el valor de hacerla y mucho menos sabiendo que el viaje podía haber sido más peligroso de lo que nuestro ninja había podido pensar. Por suerte la situación se calmó dejando que sus pasos se encontraran ya en tierra firme, en el lugar donde su señor le había ordenado llegar y patrullar. Hisao Arata había dado una orden un mandato que nuestro ninja aceptó ciegamente, su admiración por ese hombre le traería más de un problema en el futuro mas disfrutaba en el presente, en saber que podía ser de ayuda para su tierra, para su gente, para su Feudo y, ante todo, para su señor. La ayuda tendría que bastar que las relaciones entre aquellos dos países fuesen más favorable, es cierto que habitaban en alianza mas entendía que fortificar los lazos era totalmente necesario para el futuro; lo extraño era entender qué clase de interés tendría el señor Arata con aquella tierra tan simple y destruida por las numerosas batallas internas.

Limpiar aquella zona de criminales parecía ser el trabajo mandado por los ninjas del agua, su pensamiento fluía mientras esperaba al hombre con el que compartiría aquel arduo y peligroso trabajo. - ¿Jefe? –una forma de hablar al hombre que tenía ante sus ojos-. El hombre de gran tamaño se encontraba allí mismo quedando al niño en total confusión, su maestro o al menos el hombre que le había ayudado con entrenamientos pasados había llegado en un barco al mismo puerto que él- La personalidad inocente e infantil de Fong hacía que su forma de expresarse hacia sus mayores quedase así mismo, estúpida e innecesaria llamando a Kempachi con un apelativo laboral más que de la época Feudal. - ¿Será mi compañero en esta misión? –preguntó mientras le hacía entrega del pergamino que los subordinados de Hisao Arata le habían dado a él previamente-. Un hombre ya entrados en años se acercó a los presentes, su rostro simbolizaba numerosas batallas pues las cicatrices eran latentes en él. Vestido como todo ninja de país presente hacía entender que estaban ante un guerrero de aquella tierra con el que tendría que hablar o atender sus diligencias.

Ustedes dos. –guardó silencio mientras se acercaba, su única arma visible era una mandoble atada a si espalda sobresaliendo la vaina por parte de su hombro izquierdo-. Los ninjas del agua supongo. –expresó mientras miraba algo decepcionado por la presencia de Fong, un niño de apenas doce años al lado de un guerrero fuerte y grande que infundía respeto y temor-. La Dama de fuego agradece a su señor la ayuda y me ha enviado a que les explique cuáles son sus funciones aquí. Están bajo mi mando y cualquier duda tendrán que tratarla directamente a mí. –acotaba dando instrucciones como si fuese superior a ellos-. Una sola insubordinación y serán castigados. –amenazó a los ninjas de forma directa y sin guardar el tono desafiante-. Tienen que vigilar el puerto, patrullar por esta zona y vigilar cualquier movimiento sospechoso. –marcó las pautas dejando unos instantes por si alguno de los presentes tenía alguna duda o sugerencia-. Fong guardó silencio, esperaba ver si su maestro tenía algo que decir.
Fong
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C]Un favor extra

Mensaje por Kempachi Okami el Vie Abr 22, 2016 2:29 am

De entre la multitud surgiría el muchacho, una cara ciertamente conocida por el grandote, un joven del país del agua con un notorio exceso de energía y con muy pocas cicatrices, al menos por ahora. Uno de los más aferrimos seguidores de Arata que Kempachi hubiera conocido jamas, exceptuando quizás a aquel de nombre Taiyo con el cual ya había compartido el "placer" de llevar a cabo algunas misiones. Sin duda en ese sentido el chico de nombre Fong tenía mucho en común con el otro muchacho, pero sus personalidades y sus maneras de pensar en cambio eran diametralmente opuestas. En cambio la cosa era distinta con Kempachi, al cual el joven había llegado a "agradarle" o al menos su presencia no le era tan desagradable como la de la mayoría de las personas que tendían a rodearle y que conformaban el alienado ejercito de Arata. El muchacho tenía potencial, de eso no había duda, pero pronto tendría que tomar decisiones que definirían su camino.


- Vaya, así que te ha tocado esta misión a ti también chico jeje... Me alegra ver que ya te dan permiso de salir a misiones un poco más lejos de casa, eso es señal de que ya eres "un niño grande" jaja -el grandote bromeaba de forma un tanto grosera y poco le importaba como se lo tomara Fong, lo que decía, al menos para él, era una verdad absoluta. 

En un país con las características de las aisladas tierras del agua lo normal era que la mayoría de sus habitantes jamas tuvieran la oportunidad de recorrer siquiera las islas más cercanas a su nación, salir al mundo exterior era un gran riesgo y no precisamente porque Arata se preocupara de lo que podría pasarle a sus hombres, sino más bien porque le preocupaba las extrañas ideas que estos viajeros pudieran traer de fuera, le preocupaba perder el control de sus "fichas" en la gran partida que era su gobierno. Todo esto podía ser cierto o no, pero para Kempachi eran verdades absolutas, aunque no planeaba hacer nada al respecto, después de todo conocía más que bien su lugar- Esperemos que este trabajo sea de los interesantes y no sólo terminen siendo un montón de delincuentes de poca monta de los cuales los inútiles guardias de este país son incapaces de encargarse.

Para mala suerte de Kempachi (aunque él no lo consideraría así) justo en el momento que estas palabras estaban siendo emitidas aparecería su "jefe" un hombre entrado en años, posiblemente mucho mayor que Kempachi incluso, y con grandes cicatrices, su arma era casi tan monumental como la del Yotsuki y su expresión y forma de comportarse podían considerarse intimidantes, aunque claro, nada de eso importaba al hombre de cabello picudo. Aunque su forma de dirigirse a ellos había llamado su atención.


- Es bueno ver que la agradecida ama de fuego tiene verdaderos hombres en sus lineas, o al menos personas que saben aparentar serlo. Voy a ser sincero, no se me da bien recibir ordenes de personas a las cuales no respeto y tú aún no te has ganado mi respeto -Kempachi respondería sin titubear, estaba siendo descarado, desafiante, incluso insubordinado, quizás sus palabras meterían en problemas al chico, o quizás incluso desatarían una revuelta que no solo daría por fracasada la misión sino que tendría serias repercusiones políticas entre ambos países, pero el grandote simplemente no podía disimular, decía lo que pensaba y en aquel momento sólo podía pensar que bajo ningún aspecto seguiría ordenes de un hombre que no ha demostrado su valía solo porque este llegara diciendo "van a hacer lo que yo diga"- Conozco bien cuales serán mis funciones en este apestoso lugar... Patrullar, vigilar y resolver sus problemas.

El hombre a cargo permaneció en silencio unos segundos, incrédulo de las palabras que acababa de oír ¿como debería reaccionar ante un desacato de aquella magnitud?, ¿Debería demostrar a aquel bravucón por qué debía ser respetado y obedecido?, Sin duda ambos eran diestros en la pelea pero, ¿valía la pena poner en juego algo como el honor aquí y ahora?, el hombre observó a Kempachi manteniendo su mirada desafiante sin que ninguno de los dos retrocediera ni dudara por un segundo, la tensión era tremenda, sin embargo... Estaban del mismo lado, o eso se suponía.

- ¿Algún problema? -Agregaría Kempachi intentando cerrar la conversación.

- No, ninguno... Entiendo lo que has dicho, yo mismo no podría haberlo expresado mejor, sin embargo deberías tener cuidado con esas palabras que lanzas tan abiertamente, te meterán en problemas... Los habladores tienden ser bastante cobardes en el fondo -Kempachi sonrió ante este comentario, aquella reacción de parte del sujeto le había agradado, lo estaba insultando abiertamente, sin guardarse nada ¿Que podía haber más sincero que eso?- Ya que veo que no tienen dudas no voy a hacerles perder su valiosisimo tiempo -agregaría un tanto sarcástico- Hagan lo que sea necesario hacer, pero recuerden, estaré encima de ustedes en todo momento si cometen un sólo error, si dan un solo paso en falso, o si una sola persona inocente resulta herida y les aseguro que tendrán a todo el jodido ejercito de kakkinoaru'en metido en su trasero antes de que puedan decir "Arata" -La amenaza era clara y a decir verdad bastante justa, luego de ello un nuevo silencio se formó y finalmente el hombre dió por completada su tarea disponiendose a marcharse- Si descubren algo interesante, ya saben donde encontrarme -con aquellas palabras concluyó su introducción y sin decir más se marchó del lugar dejando al par "a cargo". 

Tras finalizar la "amistosa" charla Kempachi sin dejar de sonreir se dirigió a su pequeño compañero el cual había sido el principal observador de todo el encuentro ¿Que habría estado pensando a medida que todas aquellas palabras iban surgiendo? Sin duda él tenia muchas cosas que decir las cuales se había tenido que guardar, sin embargo ya habría tiempo de decirlas.

- Muy bien chico, te dejaré decidir los primeros pasos así que aprovecha y demuestra por qué estas aquí jeje...

¿Que diría el muchacho?, ¿Qué decidiría?, ¿Que estaría pensando ahora mismo? Por ahora él estaba a cargo, de alguna extraña manera y sin motivo aparente el grandullón había dejado recaer toda la responsabilidad en sus manos, después de todo ya era un "niño grande" y como tal este tipo de situaciones empezarían a ser pan de todos los días, ¿Lo soportaría?
Kempachi Okami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C]Un favor extra

Mensaje por Fong el Lun Abr 25, 2016 6:53 pm

Una misión con un jefe, una misión con un titán, con un gigante de alma y espíritu; eso sentía el muchacho al saber que el compañero que tendría para el cumplimiento de aquella misión no era otro que Kempachi, su maestro y líder. Su tamaño aún muy superior al de cualquier ser humano corriente hacía que Fong se viese pequeño, diminuto, ínfimo tanto en aspecto como en habilidades físicas. Todavía recodaba aquel lobo, en aquellas habilidades, en cómo había parado una roca con una mano y lanzado como si fuese un caramelo. Pensamientos que florecían en aquel pequeño al son que el tenue día parecía florecer un astro rey generoso, astro que otorgaba a sus fieles siervos unos leves y cálidos rayos de luz y esperanza.

Era un siervo como él de su señor, el líder del país del rayo y un ejemplo a seguir, Arata era admirado por Fong hasta el punto de ver a todos los altos cargos como ejemplos y metas a las que seguir sin perder de vista sus intereses personales ¿Cuáles? Ser un arma para su país, para su tierra y ante todo, para su señor. – Gracias Jefe, ahora soy un niño un poco más grande. –sonreía cálidamente demostrando su respeto y admiración por el hombre que tenía ante sus ojos-. No había conocido altos cargos dentro de su país, se podría decir que el primer ninja de nivel superior a un simple soldado raso, como un Genin había sido el presente ante su mirada.

Sus ojos deslumbraban el respeto e intriga por saber qué clase de habilidades poseía su “Jefe” apodado así por la inocencia y naturalidad del Uchiha. Su comentario resultó ser innovador, parecía ser la clase de persona que no disfrutaba de las misiones tópicas, las aburridas que podían tratar con criminales de rango inferior. - ¿Le gusta medir sus habilidades con enemigos de verdad? –preguntó intrigado al son que esperaba la llegada de aquel hombre procedente de la tierra pisada-. Las palabras de aquel hombre resultaron directas, demasiado incluso para tratarse de una misión tan trivial como la había plateado en un primer momento. Fong esperaba que aquello no fuese tan simple como patrullar, viajar a otro país para vigilar el puerto le resultaba algo frustrante, algo que no le haría mejorar o al menos no al nivel que anhelaba para medirse con hombre de gran envergadura como el compañero que poseía actualmente.

Sintiéndose ofendido por aquel ninja del fuego, Fong guardó silencio dejando que el brillo de su maestro resultara el habitual, directo, conciso y tajante con los que hablaban de más. La tenue sonrisa del Uchiha se postró en su jefe, el hombre que hablaba con aquella soltura dejando en silencio al charlatán y permitiendo tener bajo control toda la situación. Kempachi, el hombre de gran tamaño y cabello puntiagudo, había expuesto su punto de vista hasta el punto de dejar en silencio al otro hombre, no tenía miedo por sus palabras y Fong no sería quien le hiciera callar. Al contrario de aquel sujeto del país del fuego, el Uchiha se mostraba sonriente, alegre y jovial ante la diversión recién recibida. La respuesta de aquel hombre rompió el silencio que se había inundado en el lugar, el silencio que podía aparecer en cualquier otoño al anochecer en medio de un bosque sin hojas. Subestimó a su capitán, al hombre que seguía y era como ofender a su país junto con su señor Feuda. Todas las ofensas de aquel hombre y la amenaza expuesta habían desatado la poca cordura del niño, tenía doce años, no se podía pedir mar.

Ofender al Jefe es como ofender al hombre que le ha puesto ahí… es como Ofender a mi señor. –expresó el Uchiha mientras su mirada envuelta en rabia se postraba en aquel sujeto-. No temía a morir, no temía en pelear por lo que creía y atacar a quien ofendía a sus compañeros merecía la pena. Dejando a un lado sus palabras hacia aquel hombre, su jefe había expuesto una orden, indirecta pero lo suficiente subjetiva para hacerle pensar en lo que tenía que hacer. – Pues… -pensó un instante justo para idear la mejor forma de emprender la misión-. Podríamos investigar los últimos ataques criminales alñ puerto. Si nos han llamado es porque no han dado con los causantes de los problemas ¿Verdad Jefe? –preguntaba el Uchiha dejando que su maestro tuviera total libertad para interrumpir-. Podríamos saber con qué clase de criminales estamos tratando y adelantarnos a sus futuros ataques, los de este país parecen poco expertos en temas marítimos. –afirmó viendo el mal estado de los barcos y la poca maña que habían puesto con la madera del puerto, madera poco tratada que parecía estar siendo diluida por el agua del mar. Antes de mover ficha esperaría el beneplácito de su jefe.
Fong
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C]Un favor extra

Mensaje por Kempachi Okami el Vie Abr 29, 2016 6:54 pm

Ante la pregunta de Kempachi el muchacho había lanzado una respuesta casi podía decirse que "de manual" sin duda era un buen soldado, pero en esta su primera misión fuera de la gran nación del agua se pondría en juego si aquello era suficiente. Sobre su pregunta respecto a los objetivos del Yotsuki en sus luchas el hombretón no respondió simplemente se había limitado a devolver una sonrisa silenciosa. ¿Por que luchaba Kempachi? casi nunca se detenía a meditar sobre aquello... Luchaba porque le gustaba, porque podía, porque no conocía otra forma de hacer las cosas, probar sus habilidades o demostrar quien es el mejor son conceptos que escapan a la comprensión del grandote, para él luchar es sinónimo de supervivencia.

- Está bien chico, pero no se me da muy bien el hablar con la gente, sobre todo comerciantes Tsk... Asi que tu te encargaras de hacer las preguntas y yo observaré los alrededores... Con algo de suerte nos cruzaremos hoy con alguno de esos malandrines y podremos terminar esto rapido jeje.

Tras estas palabras el par se pondría en marcha, recorriendo de punta a punta el puerto y sus alrededores, Fong haría cuantas preguntas creyera necesarias y Kempachi permanecería junto a él como un silencioso observador el cual más parecía un guardaespaldas de algún muchacho ricachon que un compañero, esto le otorgaría numerosas miradas de desconfianza y en algunos casos intimidaría un poco a los interrogados haciéndolos lanzar un poco de más, o de menos de lo que deberían. A medida que el día transcurría el puerto sufriría múltiples transformaciones a medida que incontable gente pasaba por él. Durante la mañana era un lugar sumamente concurrido y bullicioso, cientos, o quizás miles de extranjeros llegaban a la nación o se embarcaban para partir hacia otras, los comerciantes montaban sus puestos y múltiples mercaderes de las ciudades cercanas llegaban para comprar pescado y productos de importación de los países del agua y del rayo. Hacía el mediodía la comida estaba lista, tanto para los trabajadores como en los múltiples puestos de comida al paso que en aquel lugar se hallaban montados para viajeros, múltiples delicias regionales podían ser consumidas por un par de monedas, aunque claro había que lidiar con el hecho del olor a pescado y la bulliciosa multitud durante la comida lo cual para quien no estaba acostumbrado no era tan agradable. Sobre la tarde la mayoría de los viajeros ya había tomado sus caravanas e iniciado sus viajes, los comercios estaban casi vacíos y la principal actividad era la carga de las naves con los productos que llegaban para ser enviados a otras naciones. El lugar se convertía en un sitio calmado y en el cual se podía circular con más comodidad. Finalmente llegada la noche los puestos cerraban quedando abiertas únicamente algunas tabernas y hospedajes al paso para borrachos, malandrines y viajeros que debían esperar al día siguiente para partir. EL lugar se convertía en tierra de nadie y la mayoría de los barcos se marchaban, los que debían aguardar en su mayoría estaban custodiados por algún tipo de guardia privada, o por su propia tripulación. Dejando solo unos pocos sin ningún tipo de cuidado, en su mayoría naves destartaladas o en pésimas condiciones, o bien embarcaciones que pertenecían a la gente más poderosa y con las cuales nadie en su sano juicio se metería.

Al llegar la noche Kempachi propondría a su colega alejarse un poco del puerto, ver los alrededores y acampar... A decir verdad el ambiente infecto lo tenía harto, aún siendo del país del agua Kempachi no era un veterano hombre de mar, quizás nunca lo sería, el olor a pescado y las especias baratas, mezclada con el sudor de los trabajadores solo era capaz de soportarlas un tiempo limitado. Además algo le decía que aquellos a quienes buscaban no pasarían la noche merodeando el puerto, o cuando menos no tendrían su guarida allí mismo, si hubiera que apostar el grandullón estaba casi convencido de que aquellos responsables de los ataques eran algún tipo de grupo reducido el cual habitaba alguno de los poblados cercanos y encontraban en aquel puerto un medio para subsistir, aunque nunca se sabe, este tipo de cosas siempre implican varios factores. Por ahora había llegado el momento de tomar un descanso...
Kempachi Okami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C]Un favor extra

Mensaje por Fong el Vie Abr 29, 2016 7:36 pm

La conversación con su superior era amena, entretenida y divertida para alguien que intentaba aprender con cada gesto contrario, con cada palabra tomándolo en su mente como si fuese grabada a fuego. Poco tenían que hacer aquellos días, patrullar, dialogar, conversar y vigilar; cosas innecesarias para dos hombres que podían haber estado entrenado o practicando algún arte y habilidad. La charla con Kempachi parecía motivada, intentaba ver como aquel hombre se desenvolvía con la misión; no era la clase de hombre que se dejaba engatusar por cosas sencillas y siempre parecía estar alertar ante todos los peligros que se encontraran en la cercanía. Ambos se habían puesto a interrogar a los pueblerinos, a los hombres que habían sido víctimas de crímenes. No había muertos pero sí heridos describiendo a los sujetos como pequeños, no en edad sino en estatura, cargados con palos y espadas muy mal fabricadas y con el único fin de robar madera de los barcos ¿Para qué? Eso ellos no lo sabían.

Con la tenue información recogida, el moreno y su maestro partieron recolectando la mayor información que pudieran hasta que el astro rey se marchitara junto con las esperanzas de atrapar a los criminales aquel primer día. La noche fue tranquila, ambos tomarían el descanso merecido no muy alejados del puerto pero lo suficiente como para que el olor y el bullicio de la gente no les molestara. Aquella noche fue diferente, un grito atroz llamaría la atención de los ninjas del Agua. Un estruendo que dejaría que los sueños plácidos de los presentes se alejaran dejando en su lugar la inhóspita sospecha de lo inevitable.

Tenían que actuar rápido, ir al lugar del que procedía el grito o, por el contrario, interceptar a las personas que lo habían provocado en un lugar clave. Fong esperaba que su maestro tomara las riendas de la situación, era el de mayor rango y le debía el respeto que merecía. – Jefe ¿Qué hacemos? –preguntó sin ánimo de ofender-. Tampoco mostraba confusión y miedo, era la pregunta que se le hacía a un superior por rango y caridad de mantener el puesto jerárquico. No podía hacer mucho, ver qué clase de plan ideaba aquel hombre de gran tamaño y esperar las órdenes pertinentes para ejecutarlas a ciegas; así era Fong, un arma para su país y sus superiores. La noche rondaba las tres de la madrugada, hora que muchos pescadores entraban a la mar, hora que dejaba el azabache lugar en ceguera extrema. La noche era oscura y albergaba horrores.
Fong
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C]Un favor extra

Mensaje por Kempachi Okami el Mar Mayo 10, 2016 9:27 pm

Cuando parecia que nada iba a ocurrir esa noche, de pronto una gran explosión llamó la atención del par. Sus investigaciones durante el día no habían dado grandes resultados. Un par de sujetos, de baja estatura, en sus ataques nadie había muerto pero si hubo muchos heridos y principalmente daños materiales. Lo mas curioso de todo eran sus saqueos, en los cuales su principal objetivo parecían ser la madera y materiales de construcción para balsas, tambien algunos suministros ¿estaban saboteando el puerto?, ¿o tenían otra cosa planeada?... Sin embargo no había mucho tiempo para detenerse a pensar en ello, y si lo había Kempachi no se iba a detener igualmente. No era su estilo, con decir que cuando la explosión sucedió y Fong se volteó a preguntar la opinión del mayor este ya estaba en marcha.

- Vamos niño, a por ellos, no te preocupes por la gente del muelle tienen guardias para eso.. Nuestro trabajo es otro. Ademas no creo que estos sean de los criminales que matan porque si.

Sin muchas mas explicaciones el Yotsuki se puso en marcha seguido por su compañero. Con la creciente emoción de un combate inminente ¿Que encontrarían al llegar al lugar de la explosión?, ¿estarían realmente a la altura estos oponentes? pronto lo sabrian. Antes de llegar Kempachi aprovecharia para decir algunas palabras a Fong, una especie de "lección"

- Chico, no hace falta que a cada momento te detengas a esperar mis ordenes, si algo ocurre y debes decidir por ti mismo hazlo, puede que te salga bien o te equivoques y causes un desastre... Si eso pasa vives con el peso de tus desiciones y tratas de arreglarlo. No me refiero a que hagas lo que se te de la gana... Pero si ves una oportunidad aprovechala.

En aquellas palabras se condensaba la filosofia de vida de Kempachi, sin duda era un punto de vista particular y uno muy diferente al que el muchacho haba seguido desde el comienzo de sus dias. Seguir el instinto podía ser la diferencia entre vivir y morir en el campo de pelea... Pero tambien podia llevarnos a la desgracia, es como saltar de un acantilado sin saber si abajo habrá agua o rocas. Pero era lo que había llevado a Kempachi hasta donde estaba. Por supuesto el muchacho podía decidir si obedecer aquel designio o si trazar su propio camino. Incluso si ante determinada situacion se detenia a pedir ordenes y por hacerlo no podia evitar que alguien muriera, tendria que vivir con eso... Pero eso lo descubriria con el tiempo.

El par llegó al lugar de los hechos, un gran incendio habia comenzado a provocarse en la zona oeste del muelle, al parecer no había civiles, lo cual tenía sentido considerando la hora. Aunque alguno podía haber quedado encerrado en algún deposito o estar escondido en un puesto. Sin embargo la atención del Hombre con la espada estaba dedicada a otra cosa. El humo complicaba su visión pero su instinto le decia que los enemigos no estaban lejos.

- Muchacho, ¿ves algo?...
Kempachi Okami
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C]Un favor extra

Mensaje por Fong el Jue Mayo 12, 2016 7:04 pm

La misión expuesta por el feudo del agua había enviado dos hombres en busca de algo inusual, tranquilidad ¿Acaso los ninjas de aquel país tenían lo necesario para suplir las carencias del país vecino, del país aliado, del fuego? La noche era oscura, era tenue a los ojos de cualquier niño que se respetara; el destino había querido que nuestro muchacho tuviera la mala afortuna de ser testigo de algo atroz, de un estruendo. La pregunta fue resuelta con suma facilidad mientras el pequeño proseguía con el camino hasta dar con la persona que parecía dominar mejor aquellas tétricas y nerviosas situaciones. – De acuerdo Jefe. –expuso al son que caminaba sin perder de vista el horizonte, la humareda que se había formado y todo el alboroto ocasionado por esta-. Nada se podía hacer para acortar más las distancias en aquellos momentos de confusión; el muchacho de oscuro cabello se mecía entre la noche con su maestro, con su jefe, el líder de su grupo. Las lecciones eran bien acatadas al tiempo que recorrían las calles hasta dar con la zona afectada.

Entiendo, si hay que decidir algo en un momento de completo peligro no dudaré. –alegó el joven de pecoso rostro-. Era una gran verdad, debía tomar decisiones con más frecuencia, de lo contrario jamás llegaría a nada, a ascender como un ninja bajo la mano de Arata. Fuego, llamas, destrucción por todas partes, personas inocentes caídas en el suelo, heridas, algunos inmóviles, otros sufriendo la muerte de familiares; demasiada gente para tratarse de un lugar poco poblado. Todo cobró sentido cuando grandes cantidades de pescado ardían en la lejanía; era la hora del mercado nocturno, pescadores vendían sus mercancías, las subastaban al mejor postor. Un buen lugar para provocar un atentado y salir ilesos entre la marea de llamas y fuego.

El comentario de su jefe retumbó entre el ambiente cargado por los llantos de inocentes. Los guardias habían actuado como era habitual en aquellos instantes de extrema precaución; por otro lado se encontraban ambos ninjas, atentos a todo movimiento. Fong fijó su vista en el lugar, demasiado alboroto como para darse cuenta de algo insólito. Todo el mundo se postraba en apagar el fuego, en socorrer los heridos; eso era lo habitual y lo más sensato ¿Qué llamo su atención entonces? Dos sombras corriendo a gran velocidad entre la multitud, dos sombras de no gran tamaño huyendo del lugar ¿Qué persona sensata dejaba en la estacada a los heridos? O personas asustadas o los causantes de todo. Fong contuvo la emoción del fervor de la batalla dejando que sus ojos mostraran lo propio, señaló con su diestra la dirección en la que dos siluetas corrían a toda prisa, su dirección era el bosque, un lugar donde de dejarse entrar no saldrían de nuevo. – ¡Jefe! ¡Se dirigen al bosque! –gritó mientras no dudaba en seguirles intentando acortar distancias lo máximo posible-.

No tardarían e interceptar a dos ninjas, no niños de no más de catorce años, una edad similar a la de Fong. Cargaban armas de filo, armas superiores para ser simples vándalos. Sus miradas simbolizaban rabia y desesperación ¿quiénes eran? No ejecutaron palabra alguna, se quedaron parados ante los dos recién llegados mientras apuntaban su vista en ellos, desafiantes. - ¿Quiénes sois? –preguntó Fong-.
Fong
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C]Un favor extra

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.