¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Tablón de Misiones [Kazoku]
Hoy a las 10:56 pm por Ryō Gameshi

» Ryo Gameshi-Misiones
Hoy a las 10:51 pm por Ryō Gameshi

» Just for a reason {Kazoku}
Hoy a las 10:45 pm por Ryō Gameshi

» A step towards the future
Hoy a las 10:44 pm por Belladona

» Tablon de misiones de Sabat Uchiha
Hoy a las 9:30 pm por SSabat

» Perfil Sabat Uchiha
Hoy a las 9:25 pm por SSabat

» Ficha Sabat Uchiha
Hoy a las 8:47 pm por Ichimaru

» Entrenamiento Belladona
Hoy a las 8:31 pm por Belladona

» Tablon de Misiones de Saab Nara.
Hoy a las 8:02 pm por Saab Nara

» Tablón de Misiones·Kaile Kaguya
Hoy a las 12:57 pm por Gakumon

» NPC's de afrodita
Hoy a las 12:28 pm por Gakumon

» No todo es como uno espera que sea.
Hoy a las 4:52 am por Samekage

» Pasado: For you, and your denial | Dohko.
Hoy a las 3:07 am por Dohko

» Un asunto con resultados Explosivos// Ubbe
Hoy a las 2:43 am por Azteroz

» Liberation of the Past
Hoy a las 12:41 am por Belladona

» Evils Spirits ► Polka Uchiha
Ayer a las 11:51 pm por Ittoki

» Pasando lista
Ayer a las 11:15 pm por Manuel Roelofs

» Manuel Roelofs [ID]
Ayer a las 9:56 pm por Manuel Roelofs

» Las letras y los mercenarios no son compatibles
Ayer a las 9:28 pm por Aaron Sureddo

»  Bones of Luck of Hikari
Ayer a las 8:47 pm por Loremaster

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Un Hueso Duro de Roer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Satoshi Inuzuka el Mar Mayo 03, 2016 9:35 pm

Hacía un tiempo agradable. No era demasiado caluroso ni tampoco demasiado frío. Paseaba con Hokori cerca del Lago de la Verdad. Yo iba caminando tranquilamente ataviado con mi gabardina azul, por su parte... El joven perro iba corriendo de un lado a otro delante de mi. Que si ese árbol era muy interesante, que se esa piedra tenía una forma curiosa, que si esos matorrales olían de forma peculiar... Daba igual, todo lo que estaba a su alrededor era una buena excusa para correr hacia él e investigarlo. Yo le dejaba ir a su libre albedrío, total, no estaba haciendo nada preocupante y no se alejaba más de dos metros de mí así que tampoco le perdía de vista.

- Hokori, ten cuidado o acabarás en el agua. - Le dije con un suspiro cuando se acercó demasiado al borde del camino, que bajaba con una pendiente hasta el agua. El animal se giró hacia mi y emitió un ladrido a modo de quejido. ¡Ja! Como si no lo conociese.
- Ya, ya... Pues como te caigas no voy a aguantar yo tu olor a perro mojado. - Realmente era mentira, y ambos lo sabíamos, si se caía me tiraría de cabeza a sacarle de ahí. Pero daba igual, la cuestión era buscar una buena excusa para que no llegásemos a ese punto.

Aquella mañana había salido temprano para pasear un rato con el agradable clima y entrenar un poco junto a mi compañero canino, y por alguna razón me había apetecido alejarme un poco para aquello. También en parte era porque tenía ganas de cazar alguna cosa y estaba planteando ir a por alguna cosa en unos días. Obviamente para aquello tendría que alejarme de la ciudad y visitar la zona un poco antes podía servirme para orientarme mejor cuando lo hiciese. Cuando llevábamos un rato caminando ya me detuve en el camino y me senté en el borde, dejando mis piernas colgando por la pendiente lateral. Hokori se sentó a mi lado y quedamos un momento mirando al lago que teníamos a escasos metros... Pero no pasó mucho tiempo hasta que el pequeño animal emitió un ladrido.

- Ya voy, ya voy... Demonios, si que tienes hambre. - Dije metiendo la mano en mi bolsa y sacando un par de paquetes con comida. Dejé el pequeño que tenía un par de pedazos de carne y tomé otro, más grande, en el que estaba el bocadillo que había preparado en la mañana antes de salir. Pero cuando fui a darle el primer mordisco, aprovechando que al sentarme estaba mas o menos a su altura el condenado perro interpuso su morro y robó un pedazo de mi almuerzo.- ¡Eh! ¡Tú, aprovechado! Vuelve aquí con eso - Exclamé mientras él, avispado, huía en otra dirección con el botín que sabía que, de pillarle, le arrebataría.

Satoshi:
Stats:
✬ Ninjutsu: 2.
✬ Taijutsu: 11.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 4.
✬ Resistencia:3.
✬ Fuerza: 2.

Armas:
Kunais x10

Técnicas Disponibles: 5+1 (3 Puntos de Resistencia) = 6.
Satoshi Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Akido Kaguya el Miér Mayo 04, 2016 5:20 am

El feudo de Mongura y el de Ganryu eran aliados, algo que no armonizaba con el tercer feudo que existía en el país de la tierra. La rivalidad entre shinobis era común, aunque en la vida solitaria o casi ermitaña de Akido Kaguya no era muy frecuente en que conociera alguien, por lo que adentrándose como civil, ocultando su capacidad como ninja fue a ver que conseguía en lago de la verdad, pues ya ameritaba algo descanso. Al llegar al lago su vista como ojo de águila –un rasgo característico de Kenjutsu en el Arte Certero - hizo divisar a diez metros a un joven con un can. En el pensamiento del mismo se cuestionaba si debería acercarse o no.

El tiempo pasaba y como impulso, y antes de llegar se colocó su mascará. Aquella que ocultaba su identidad, ya que no sabía si debería aniquilar a ese desconocido. Su apariencia casi femenina pudo ser percibida por el joven, en caso de hacerlo no le importo. Aunque, curiosamente le llamo la atención fue el can, ya que nunca había visto alguno domesticado, a cada paso ondulaba su larga cabellera y con esa silueta era capaz que le confundiera con una dama, ya que su rasgo eran casi femeninos.

Al menos era temprano, la hora exacta de la mañana no la reconoció. Aunque, cuando se le acerca comenzaba a estudiar la relación que ese chico guardaba con su perro, se preguntaba si era una mascota o un animal salvaje, apenas conocía que pudiera provenir de un clan, para ahora suponer que existiera más de un clan, por lo que esa información recolectada le pudiera ser útil para la próxima vez que le tocara combatir con esos seres. En sus adentros se moria de miedo, pero aunque ello despertara su personalidad de Ak.

Ak sentía cierta atracción por los hombres, pero su único amor era el chico que le había besado los labios hace tiempo, desde ese punto no había sentido un contacto tan directo o establecido una relación con otro hombre más que un hola, quizás teniendo alguno de compañero y a ellos lo observa como un medio, no como un ser cercano, además de un ser querido. Por ello fue que le dio curiosidad saber un poco más sobre esa persona. Pero la velocidad con que se movía era sutil, no deseaba despertar sospecha.

“Es interesante observar la inocencia y ver como ella envuelve al mundo, incluso en este mundo existe lo que se puede conocer como primeras impresiones a lo que hemos llamado humanidad, pero en realidad es una falsa ilusión, un engaño ante el cual caemos sumergido en una profunda oscuridad, por lo que debemos ser considerados lobos para otros hombres, es posible que se pueda hablar de una acuerdo o paz, pero esos estados de las relaciones son pasajeros y efímeros” Pensó mientras acortaba la distancia con que se acercaba. En ello suspira profundamente y se detiene, esa presencia canica le asusto un poco, quizás porque pensaba que le pudiera atacar, dado que era un cazador algo inexperto.

-Supongo que es un interesante animal…- se refirió al cachorro de pastor alemán, incluso parecía juguetón, pero ello se lo expreso justo cuando se encontraba a un metro por la espalda de aquel joven de aquella mañana. -será posible que le pertenezca alguien o simplemente es una creatura salvaje…- Expreso de la forma más calmada.

Off

• Ninjutsu: 5
• Taijutsu: 6
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 5
• Resistencia: 4
• Fuerza 6

-Las técnicas que puedo realizar las desconozco.

-Disculpa por el rol corto. XD no se me ocurrió nada.
Akido Kaguya
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Kellan el Miér Mayo 04, 2016 6:47 pm

La misión se había creado, el destino y juego para Kellan se expondría bajo la mesa de aquella casa que tan bien le había cuidado. Tiempo sin pisar aquella tierra, un arduo camino se había tomado nuestro joven protagonista, quizá meses o incluso un año, en definitiva el joven había estado un largo tiempo alejado de esa ciudad, de sus amigos si es que poseía alguno y de aquel lugar que había llamado hogar tras su penumbra soledad en las zonas más bajas de un lugar llamado mundo. Un viejo cuerpo caminaba por aquellas calles, sin levantar la mínima sospecha, sin dejar que sus blancos cabellos le delataran como un ninja que peleó con un poderoso samurái de características estrafalarias y alborotadoras. El país de la tierra sería considerado una ciudad de locos, de personas con poco cerebro que actuaban con impulsos mas así también se le podía considerar como un lugar donde reinaba la amistad y la diversión.

Kellan paseaba por aquellos lares con tranquilidad, sin prisa alguna pues sabía que donde se dirigía no se iría a ninguna parte, las calles recorridas, los habitantes de la ciudad mirándolo como un viajero mal vestido, con trapos y algo andrajoso. Kellan se deleitaba por el lugar aparentemente sin rumbo alguno y es que el joven ninja había pasado un año entero sin cambiarse de ropa, un año realizando un entrenamiento que no logró completar, tres meses alejado de todo el mundo y con la única suerte de regresar vivo para, posiblemente ser apaleado por la casera al no cumplir su cometido de pagar los plazos del alquiler. Sus pasos se detenían de vez en cuando para posar su vista en aquella imagen que le servía para así analizar cada rasgo y poder caminar con más naturalidad aun cuando muchos de los civiles se le quedaban mirando como si fuese un mono de feria.

La ciudad estaba abarrotada de personas lo cual, junto con el calor de los rayos solares, le dificultaba la estancia. No gustaba en tener tantas personas alrededor haciendo que su agonía se viera forzada a agachar el rostro y caminar a un paso algo más ligero de lo que acostumbraba a hacer. La multitud se fue alejando pasando a un plano más personal donde el joven de blanco cabello pudo sentirse mejor, más desahogado. Sus pasos emprendieron una dirección aquel lugar donde le habían obligado a partir, aquella zona de recreo en la cual un joven perecería o al menos eso esperaba.

Sus ojos fijaron una silueta situada a escasos metros de donde se encontraba, sus pasos se detuvieron para asimilar aquel rostro, aquel cuerpo y la posible escena que muchas veces se había imaginado a lo largo del trayecto a la ciudad. Cuando se quiso dar cuenta vio algo atroz, algo que llamó su atención, algo que marcaría el rumbo de aquella historia. Un ser despreciable, algo peludo y asqueroso que provocó una bocanada en el ninja. - ¡Asqueroso! –gritó mientras señalaba al pobre e indefenso animal-. Antes de poder percatarse de algo insólito, el albino intentó ver de quien era aquella abominada criatura. Su mano cargaba un cuchillo mientras apuntaba hacia el pobre e indefenso perro ¿Kellan era tan cruel? Odiaba los perros y no le gustaba verlos cerca. No quería matarle, simplemente que se alejara de su vista.

Stats y Armas:
• Ninjutsu: 3
• Taijutsu: 4
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 7
• Resistencia: 3
• Fuerza: 5

Kunais: 9/10

-Técnicas disponibles: 6
Kellan
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Satoshi Inuzuka el Miér Mayo 04, 2016 10:14 pm

El perro se quedó a unos pocos metros de mi, agachando sus patas delantera con las traseras levantadas y meneando el rabo, como retándome a que le persiguiese. No iba a hacerlo, sabía que el pequeño cabrón era más rápido que yo. Agité furiosamente mi puño en el aire mientras le miraba.

- Si no vuelves aquí ahora mismo con eso te dejaré sin comer una sem... - Hice una pausa fijándome en como una pequeña cantidad de saliva caía al suelo desde el trozo de comida que tenía en su boca abierta, suspiré resignándome.- Bah, ya no me interesa, quédatelo... -

Una leve brisa trajo consigo entonces un olor peculiar, y apenas unos segundos más tardes apareció una figura cerca de nosotros. Tenía máscara, pelo largo y una apariencia femenina. Habló con voz pausada y tranquila, y refiriendose a Hokori mencionó que era interesante y parecía preguntarse si era un animal salvaje o si pertenecía a alguien. El cachorro se le quedó mirando un instante, tras lo cual se giró y emitió dos ladridos largos. Le devolví la mirada y asentí. "Si, tiene razón, parece una mujer, pero huele como un hombre." Pensé para mi mismo dándole una segunda mirada. Había gente que pretendía aparentar otra cosa, por suerte al olor no se le puede engañar tan fácilmente. No me importaba especialmente que aparentase otro sexo, pero me ponía algo nervioso ver que cubría su rostro. Había varias opciones para que alguien lo hiciese, o estaba desfigurado, o era un criminal, o temía ser reconocido.

- Pues supuestamente está conmigo.- Respondí a su pregunta, pero después de una segunda mirada y apreciar como devoraba cruelmente el trozo de comida robado suspiré nuevamente. - Aunque a veces pienso que sigue estando asilvestrado.

Nuevamente el aire nos trajo el olor de una persona más, parecía tratarse de otro hombre, y en esta ocasión no iba tan... Disfrazado como el otro. Al principio no le di importancia ninguna, no era raro notar la presencia de más personas en aquella zona, al fin y al cabo no era un recinto privado ni nada similar, pero no tardé en presenciar algo que me puso algo nervioso. El hombre, que iba vestido con amplios ropajes desgastados y algo manchados tenía una larga cabellera blanca con un corte desigual y con una mirada roja le daba una apariencia completamente albina, y cuando estuvo cerca de nosotros Hokori se acercó levemente a él con curiosidad. La reacción del otro hombre fue desmedida, sacando un kunai apresuradamente y apuntándole con él a la vez que le gritaba "Asqueroso". Comprendía que había gente que no les gustaran los perros... Pero insultar y amenazar a mi perro era otra cosa. Apreté un puño conteniendo mi furia y sentí como me temblaba una ceja levemente mientras me contenía un poco. Por su parte, Hokori se le había quedado mirando fijamente y el pelaje de su lomo se había erizado levemente, no, tampoco le había gustado aquello.

- Je... Jé... A ver, señor, relájese y baje ese arma antes de que alguien salga herido.- Le comenté con una voz claramente molesta aunque intentando ser calmada. - Mi perro no le ha hecho nada como para que le amenace así o le insulte.

De pronto ya no tenía ganas de comer.

Satoshi:
Stats:
✬ Ninjutsu: 2.
✬ Taijutsu: 11.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 4.
✬ Resistencia:3.
✬ Fuerza: 2.

Armas:
Kunais x10

Técnicas Disponibles: 5+1 (3 Puntos de Resistencia) = 6.
Hokori:
✬ Ninjutsu: 1.
✬ Taijutsu: 5.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 6.
✬ Resistencia:1.
✬ Fuerza: 4.
Satoshi Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Akido Kaguya el Miér Mayo 04, 2016 10:53 pm

“Interesante información, al parecer tener un lapso con el animal y me pregunto si esto solo será una relación de amo y dueño o tendrá un vínculo más profundo, por lo que será mejor estar un poco cercano de él, para poder aprender un poco, incluso poder estudiar las técnicas que este realiza” Pensó mientras noto a otro ser, pero este le parecía conocido, quizás de algún lado o de alguna de su desaventura en el mundo, por lo que prefirió apartarse un poco, así que dándose vuelta se comenzó alejar, haciendo pensar que se marcharía.

-No deseo develar mis intenciones, por lo que espera a ver qué sucede, quizás una distancia más segura…- Expreso en murmullo, sabiendo que nadie le escucharía, ya que se encontraba a tres metros de los jóvenes, incluso camino unos seis más. Allí se detuvo y se comenzó a sentar, observando a los jóvenes de lejos e incluso al canino en cada detalle, esperando que su presencia no molestará a los presentes, ya que su trabajo era de indagar un poco más sobre las relaciones entre la gente, además que mucha gente le daba pena.

Al bajo la mirada no sabía si crear una espada y aniquilar a la creatura o por lo contrario esperar el tiempo y ver que ocurría , al final se enteraría un poco de los ministerio que envuelve al mundo. Sin embargo, se encontraba enfocado en el joven de cabellera larga, parecía ser él, pero con otra apariencia, algo más masculina e incluso desafiante, pero ese olor a sangre que desprendía de su ser era posible de identificar, por lo que atrojo su concentración, pero no de manera perversa sino de curiosidad.

Allí cercano a él, se encontraba un motón de piedritas. “Con solo una lastimaría al perro y aun así deseo ver como el destino hacer crear el caos.” Por lo que comenzó a lanzar las piedrecitas contra a unas aves que se encontraba a siete metros lejos de este, a dirección contraria de los shinobis. Al lanzar las piedras, las aves comienzan alzar el vuelo y dan una atmosfera algo interesante de observar. En ello despierta la personalidad de Ido, por lo que al observarle solo pensó lanzarle una mediana luna de chacra a la creatura, deseaba ver como su poder devastador la aniquilaba.

Off

• Ninjutsu: 5
• Taijutsu: 6
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 5
• Resistencia: 4
• Fuerza 6

-Al parecer estoy de mirón, pero estaré pendiente. n.n (nota: estoy a nueve metros de vosotros)
Akido Kaguya
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Kellan el Jue Mayo 05, 2016 8:08 pm

Era perfecto, era sublime, era guapo ¿Qué más se podía pedir de alguien así en un mundo de guerras y muertes? Nada, Kellan era lo que todo el mundo deseaba. Un hombre de bien, un hombre que peleaba por las injusticias del basto mundo que le rodeaba. Mentira, Kellan no era tal y como la gente le veía, el albino vivía por y para él mismo, buscaba la mejor forma de hacer pagar a los altos cargos del mundo la osadía de hacer guerras, pelear no era más que un pasatiempo para matar aquel gusano interno que le hacía no dormir por las noches.

Dejando a un lado la personalidad elegante y perfecta de nuestro protagonista, el destino le había traído algo atroz, algo repugnante para sus ojos ¿Dónde quedaba la belleza delos felinos? Alejada ante el horror que yacía ante sus delicados ojos rojos. Un perro ¿Un perro? Eso mismo, un ser peludo y despreciado por la mirada del albino hasta el punto de apuntarle con su cuchillo sin mediar apuro por si el dueño de este aparecía. No había miedo cuando hacía lo que creía que era lo correcto, expulsar una alimaña de una tierra pacífica. – Venga, fuera, fuera, largo chucho sarnoso, asquerosa obra del demonio sin barba. –expresaba aturdido por lo que estaba mirando-. Pobre Kellan tener que mirar aquello antes de que el dueño hiciese acto de presencia. – Menos mal… el dueño ¡Llévatelo antes de que le patee y a ti también por criar monstruos así! –gritaba alterado sin sentido para cualquier persona corriente-.

Sus gestos y formas delataban su poco gusto por aquel tipo de animales, amaba los reptiles, los felinos y los zorros ¿Por qué tenía que amar a los perros como todo el mundo corriente? No, Kellan era diferente, era superior a la media y al resto de simples y débiles mortales. Su rostro denotaba rabia hacia aquel pobre e indefenso animal. Un acto hostil por su parte hizo que el dueño del animal hiciera acto de presencia, un sentido recorrió los sentidos del albino haciendo que su mirada se postrara en aquel hombre. Su aspecto no era muy mayor, parecía más joven que él, de cabello largo y rostro marcado con puntura o vendas; desde esa distancia no se distinguía bien que era lo que tenía en la cara.

Tu perro me ha mirado, está en el mismo mundo que yo y eso ya es un castigo. –expresó mientras seguía apuntando con el cuchillo al animal-. El filoso metal se reflejaba con la luz del astro rey mientras su mirada carmesí se postró en el sueño de dicho animal. – Te he dado tiempo suficiente… ahora haré que desaparezca. –terminó su frase mientras lanzaba el arma en la dirección pertinente-. Kellan estaba actuado de forma diferente a lo habitual, su odio a los perros había marcado el ritmo de aquel encuentro dejando pocas oportunidades para el dialogo.

Stats y Armas:
• Ninjutsu: 3
• Taijutsu: 4
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 7
• Resistencia: 3
• Fuerza: 5

Kunais: 9/10

-Técnicas disponibles: 6
Kellan
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Satoshi Inuzuka el Jue Mayo 05, 2016 10:55 pm

Desde luego aquel día tenían ganas de tocarme un poco las partes. Por alguna razón había acabado con encontrarme con los dos imbéciles más gordos que había visto en mucho tiempo. Y aun así, aunque notaba un fuerte calor en el pecho que me pedía arrancarle el cuello a mordiscos seguí conteniendome. Ese tipo estaba desequilibrado más que obviamente, por lo que tanto yo como Hokori estábamos pendientes de sus movimientos. Si tenía aquel arma era más que evidente que pensaba (O tenía intención) usarla, que era un shinobi y por tanto era perfectamente capaz de atacar. Mientras gritaba cosas sin sentido el otro tipo extraña de la máscara se alejó de allí... Y se detuvo. No estaba mirando en su dirección pero había notado que su olor se detenía a no más de diez metros de nuestra posición. Volví la mirada brevemente en aquella dirección y le vi sentado a un lado del camino... ¿Tirando algo? No veía que era, pero por el movimiento de su brazo parece que arrojaba algo en una dirección contraria a nosotros, pero podía notar como giraba la cabeza hacia nosotros. "Si hay algo que odie más que un gilipollas con complejo de superioridad es un gilipollas con complejo de mirón. ¿Que coño quiere? ¿Acaso es otro tío más con ganas de que me la saque y se la menee delante como si fuese un regalo?" Pensé recordando aquel granjero que me contrató para que fuese meando por su casa. Desde luego este mundo estaba lleno de gente rara. El hombre de mi lado volvió a hablar, diciendo que ya nos había dado suficiente tiempo y que nos haría pagar, y acto seguido lanzó el arma... Era obvio que iba a hacerlo tarde o temprano, y Hokori no le había perdido de vista, así que en el momento en el que notó el movimiento hizo un rápido movimiento, como si estuviese jugando y evadió el arma. Probablemente si hubiese sido más sorpresivo habría acertado, pero no con intenciones tan claras. Algo que agradecía.

- Mira, tío.- Le dije mientras el perro se movía hacia atrás alejándose de él sin parar de moverse, consciente de que le habían atacado, pero sin perder de vista al hombre.- Si tienes ganas de que nos demos un par de ostias por mi vale, pero estas cosas me gustan hacerlas en privado.- Le guiñé un ojo, aunque mi expresión no era precisamente amistosa.Y ahí atrás tenemos un puto mirón ahí detrás. Prefiero que nos encarguemos de ese asunto y después nosotros.- Hice una seña a Hokori y tomé otro trozo de mi comida, tirándosela antes de darle una orden.Tú quédate aquí.

Tras aquello, haciendo caso omiso huyó tras unos arbustos al otro lado del camino con su botín y, aprovechando que estaba de espaldas al hombre hice una corta sucesión de sellos sin apenas mover los brazos para evitar que fuese consciente de lo que estaba haciendo.

- Tranquilo, tu y yo tendremos un combate uno contra uno más adelante.- Añadí rápidamente para que no pensara que me volvería contra él. De hecho ni tan siquiera me fiaba demasiado de su presencia, consideraba posible que fuese una emboscada, así que tampoco le perdía de vista por si intentaba algo. Tras aquello simplemente caminé en dirección al espía y agitando la mano para llamar su atención sin ningún tipo de intención de ir en sigilo.¡Eh! ¡Chato! Majete, si quieres espiar ten al menos la decencia de esconderte bien ¿O piensas que soy imbécil? Le grité desde la distancia visiblemente enfadado.Ve un hombre y si quieres algo de mi ven de cara...

Satoshi:
Stats:
✬ Ninjutsu: 2.
✬ Taijutsu: 11.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 4.
✬ Resistencia:3.
✬ Fuerza: 2.

Armas:
Kunais x10

Jutsu Oculto x1.

Técnicas Disponibles: 5+1 (3 Puntos de Resistencia) = 6.
Horoki:
✬ Ninjutsu: 1.
✬ Taijutsu: 5.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 6.
✬ Resistencia:1.
✬ Fuerza: 4.
Off:
No es nada personal xD simplemente Satoshi está muy mosqueado ahora mismo. Por otra parte, Kellan, he hecho el turno y el diálogo tras lo tuyo todo lo rápido que he podido para no bloquearte acciones. Eres libre de quedarte en el sitio, acompañar a Satoshi, atacarle o hacer lo que quieras. Queda a tu elección cuan rastrero quieres ser (?)
Satoshi Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Akido Kaguya el Jue Mayo 05, 2016 11:40 pm

Al escuchar esas palabras y la distancia, solo se le ocurre algo. “¿Qué intenta hacer que le enfrente?” Pensó, mientras que de sus manos sostenía un sembo, a pesar que desconocía la distancia, si eran siete o cinco metros no le importaba. En ello escribió en una hoja, incluso con el uso de su habilidad era capaz de hacerlo, a lo que termino lo adjunto con el sembo y lanzo sin vacilar nada, este viajo a increíble velocidad e impacto justo frente a sus pies. En la nota decía con claras palabras. -Deja de gritar, no deseo meterme con problemas de pareja y por ello me he ido.-

Suspiro lentamente, mientras que se disponía a clavar su mirada en el joven y en el otro, se preguntaba si en caso que se enfrentará, posiblemente pudiera herir al can con un fuerte estocada fantasma –mediana luna de chacra- en caso que tuviera que hacerlo, ,pero se limitó a levantarse y estirarse un poco. En ello Akido no le importaba mucho la diferencia que pudiera haber en ese mal entendido, o si este le molestaba ser observado, era posible que se le hubiera ocurrido no salir de su casa, ya que en el mundo existiese la privacidad.

En eso se percata que el otro joven al parecer tenía cierto desagrado con el can, pero se preguntaba entonces porque no le había acabado, si tan solo con una patada era suficiente para lanzarle a lo lejos. Bajo su mirada y pensó si era posible que se había equivocado en su forma de proceder, pero no le importaba mucho, dado que igual no existía un perfecto manual de conducta y mucho menos era de su interés perder el tiempo en combatir, en aquel instante reinaba su personalidad de Akido. “Espero que no me haga luchar, no tengo mucho animo para ello.”

Off

Por visto que no hemos comenzado a combatir, creo que no hay problema que muestre mis nuevas características. Pero ojo, mi pj a larga distancia o hasta 10 metros tiene perfecta a precisión, dado a su Kenjutsu –Arte Certero, una habilidad conocida como ojo de águila-.

• Ninjutsu: 5
• Taijutsu: 9
• Genjutsu: 3
• Velocidad: 6
• Resistencia: 4
• Fuerza: 6


Técnicas a realizar: 6

Sembo 9/10

Kunai 10/10
Akido Kaguya
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Kellan el Lun Mayo 09, 2016 7:17 pm

¿Qué hace un chico guapo con dos hombres tan feos? Nadie lo sabe, quizá el efecto animadora para sobresalir más, quizá todo era parte de un plan maestro para enamorar a más mujeres en aquellas tierras devastadas de amor y llenas de hombres tan pero que tan feos. Suerte o no, el día había pasado de ser placentero a estar infestado por seres impuros, seres repugnantes como bien era algo pequeño y peludo, con un olor atroz que provocaba nauseas a nuestro intrépido y atractivo protagonista. Dejando a un lado aquel fatídico momento, el joven de blanco cabello se encontraba ensimismado con sus cosas, buscar un reflejo para maravillar su rostro, buscar bellas mujeres a las que engatusar para hacerles mil y una guarrerías no era tarea fácil. Actuar frente a ellas, hacerles creer que era un buen chico, un hombre sensible, cuando perdieran el interés hacia una buena persona actuaría como un chico malo ¿Cómo se hacía eso? Mirarlas por encima del hombre, tratarlas con desdén y desprecio, hacerles creer que no les importaba lo más mínimo. Eso hacía que las mujeres perdieran el juicio por él ¿Su cuerpo escultural no ayudaba? Eso era la guinda del pastel, un hombre atractivo y con músculo les hacía derretirse. Tras toda la explicación, el ninja entendía bien que la situación que estaba padeciendo no era la correcta, estaba ante un ninja y su perro a punto de ser testigos de lo inevitable, de cómo las batallas empiezan, de cómo las situaciones se complican.

El tiempo acompañaba, parecía ser que el astro rey tenía la esperanza de que aquellos ninjas clamaran su nombre al cielo junto con la ira desatada en medio de un tenue y bravo combate. Dos hombres y una victoria ¿Había algo mejor que eso? No, nada más que el fervor de la batalla y las lágrimas del derrotado. ¿No era mejor ver arder el país del fuego? Esa respuesta podría poner a Kellan en varios aprietos, por ahora quedaría rezagada en el olvido dejando que la tenue y elegante situación e viera comprometida con los actos venideros. El lanzamiento de Kellan no surtió el efecto deseado, un lanzamiento sin un fin concreto, un lanzamiento cuyo objetivo había sido rezagado dejando que aquel perro lo evitara con suma facilidad. Sus rojos ojos postraron odio, aversión por lo que había pasado y rabia contenida desde el instante en que había visto aquel ser despreciable ante él.

Kellan chascó los dientes con fuerza, notaba la presión en su mandíbula, había fallado, no lamentaba aquel acto sino el no ver como aquel estúpido perro no se alejaba lo más mínimo, no corría aterrado por lo que había visto. Matarle era una buena opción pero Kellan había preferido guardar su odio hacia el animal en un acto menos sanguinario, le había lanzado el cuchillo para que se alejara y no para matarle. Ahora seguía ahí, ante sus ojos, ante su nariz oliendo aquel tufo a perro sucio ¿Estaba sucio? Su olfato no lo detectaba pero al guardar odio hacia aquellas bestias sentía un profundo olor aun cuando no fuese más que una ilusión mental. Cuando el destino quiso que el dueño del perro dijera las palabras mágicas para que Kellan se lanzara a su cuello, algo l detuvo, algo insólito que marcó su mirada en el lugar donde un hombre parecía haber estado alerta de todos sus movimientos. - ¿Un fan? –preguntó confuso mirando hacia aquel ser no muy alejado de ellos-. Este vestía con ropajes normales, cubría su rostro con una máscara y dejaba mucho que desear pues ninguna mujer querría algo tan poco varonil.

-Mira niño si quieres un autógrafo ya te puedes acercar, pero desde lejos no puedo firmar nada. –alegaba el pobre e inútil ninjas sin conocer las verdaderas intenciones de aquel hombre-. Kellan había escuchado algo todavía más preocupante, algo todavía pero que ser testigo de un fan alejado, algo que llamó su atención dejando que el fan quedara en un segundo plano. - ¡Tú a mí no me das una orden! ¿Me entiendes medio metro mal medido? –expuso mientras le señalaba con un dedo de forma hostil-. Me quedo aquí porque yo quiero, no porque tú me lo digas ¡Payaso! ¡Qué eres un payaso! –insultos infantiles creados por alguien todavía más infantil-. Las respuestas ajenas eran atendidas por el albino mientras se acercaba con lentitud, nunca de forma hostil pero con claras intenciones de crear problemas.

Madre mía… ese tipo se está mofando de ti ¿Se lo vas a permitir perrero? –preguntaba mientras mostraba su rostro de ofensa cubriendo su boca con una mano y apuntando con la libre al culpable-. Buscaba crear problemas y eso era sencillo cuando las hostilidades estaban latentes en el ambiente. - ¿Y tú? ¿Vas a dejar que este niño se ría de ti y te amenace? Eso en mi ciudad es pelea, eso en mi ciudad es navajazo. –mentía siempre con intenciones de fastidiar a todos los presentes-.
Kellan
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Satoshi Inuzuka el Lun Mayo 09, 2016 11:44 pm

El tío que odiaba a los perros tenía un gran complejo de superioridad. Casi parecía que en cualquier momento iba a sacársela entre carcajadas histéricas diciendo que era más macho que cualquiera y que la tenía más grande que nuestro propio cuerpo. Ya, ya me conocía bien a esos tipos con una gran, enorme, descomunal y monstruosa... Autoestima... ¿Que desde lejos no podía firmar autógrafos? Lo peor es cuando se volvió loco diciendo que yo no le daba órdenes, me giré hacia él mirándole con un rostro de incomprensión absoluta ¿Pero de que coño estaba hablando el subnormal aquel? ¡En ningún momento había dicho nada de él!

- Pero... ¿Qué...? ¡Le dije a mi perro que se quedase quieto, no a ti!- Le respondí sin creerme todavía que su retraso fuese tan grande como para no comprender algo tan sencillo. Me quedé mirándole alzando una ceja y sonreí de forma malévola.- Además ¿A quien llamas medio metro mal medido? Pero si soy mas alto... - Me encogí de hombros mientras cogía la nota que nos había arrojado el tipo de la máscara, la cual había escrito con tremenda rapidez. El tipo también la leyó y comenzó a meter cizaña para que me diese de ostias con él. No iba muy lejos de hacerlo, pero me tomé la libertad de señalarle una parte de la nota para que él mismo reflexionase.- No es que se esté mofando de mi, es que se está mofando de la virilidad de ambos. - Le dejé la nota para que la leyese bien mientras me guardaba el sembon.- Si, un tío que finge ser una mujer está menospreciando tu virilidad. No se tu pero yo no le voy a pasar nada... Tú verás si aceptas su insulto o si quieres hacérselas pagar. Él solo se ha metido en este lío, luego no puede culparnos por darle una buena. -

Sin querer dar tiempo al tipo a reaccionar me deslicé cuesta abajo hacia mi derecha y mientras lo hacía saqué un kunai que arrojé al tipo de la máscara. Nos habíamos acercado a él mientras hablábamos, él escribía su nota y nos la tiraba, así como el momento en el que comenzamos a leerla. Por lo que cuando lancé el arma estábamos a apenas superior a tres metros. El tiempo de reacción que podría tener era corto y debido a que estuvo sentado todo ese tiempo y no se levantó, así como tampoco se había ocultado tras nada su capacidad para esquivar el ataque era limitada, pero quería ver como reaccionaba. El camino se elevaba unos centímetros sobre la orilla del río, la cual apenas medía más de dos metros, por lo que al desplazarme por él quedé ante el mismo y caminé sobre su superficie canalizando el chakra de mis pies hacia la misma para poder andar por ella sin dificultades. Cuando estuve sobre la superficie del lago aproveché para infundir el jutsu que había estado preparando en la misma tras lo cual me quedé de frente a los otros dos tipos. Allí parado, solo, sobre el estanque contemplaba sobre todo al tipo de la nota. Ya era tarde para retirarse, me había tocado mucho las narices.

- Como ha dicho otro hombre hace unos momentos... Te he dado tiempo suficiente para que te fueras. - Hice una pausa preparándo una técnica en caso de que hiciesen algo. - Ven aquí y pelea como un hombre. - Aquel ataque que le había hecho ya no era una advertencia, era directamente una declaración de batalla. Quería ver de qué era capaz alguien con los huevos como para mosquearme bien e intentar espiarme.

Satoshi:
Jutsu oculto x1.
Jutsu oculto transferido al agua.*

Suimen Hokou no Waza:(Caminar Sobre el Agua)
Es una versión mejorada del entrenamiento de escalar árboles solo con los pies (Kinobori no Waza). En este caso el objetivo es caminar sobre el agua, para ello se concentra una cantidad determinada de chakra en la base de los pies, sin embargo a diferencia de los árboles que son objetos inmóviles, el agua está en continuo movimiento y por tanto la cantidad de chakra que se debe aplicar varía en cada momento.
* Esta técnica no consume chakra considerable.

Tecnicas disponibles: 5+1(3 de Resistencia) = 6. (-2 tecnicas ocultas).
* No estoy manteniendo la técnica, pero no puedo revelarla todavía debido a que hasta el momento no ha tenido efecto y es imposible saber qué es, pero ya ha sido utilizada por lo que supongo que sigue las normas.

✬ Ninjutsu: 4.
✬ Taijutsu: 11.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 6.
✬ Resistencia: 3.
✬ Fuerza: 4.

Armas:
Kunais x9.
Hokori:
✬ Ninjutsu: 3.
✬ Taijutsu: 5.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 8.
✬ Resistencia: 3.
✬ Fuerza: 4.
Off:
Bueno, tenía un entrenamiento que tenía pensado hacer antes incluso de que Kellan me propusiese combatir con él, entrenando un poco para tener algo nada más empezar. Decidí dejarlo para después de mi combate con él, dado que en ese momento tampoco tenía ningún tipo de entrenamiento hecho y me parecía injusto enfrentarme así a él. Pero debido a que Akido si está bastante entrenado y ha actualizado sus estadísticas con otro entrenamiento pues yo también me apunto al carro XDD así qué como el combate no había empezado aún, igual que él me he actualizado los stats. De nuevo, perdonad las palabras y formas de Sato, :B es solo on rol xD

Eso si, una aclaración sobre tu pasiva, Akido.
Arte Certero:
Arte certero.
Está compuesto de los especialistas capaces de lanzar cualquier arma con una precisión comparable a la del clan Yuki. Poseen algo llamado “ojo de aguila” lo que significa que poseen la capacidad de enfocar un objetivo a treinta metros y poder arrojar un arma que recorra esa distancia sin mucho problema. Los especialistas que escogen este estilo tienen el cupo abierto para crear armas que ayuden con su tarea de precisión o armas que sirven para arrojarse. Claramente, el alcance del arma varía gracias a la fuerza que posea el especialista.
En ningún punto habla de "Perfecta Precisión", dice que tiene más precisión, si, y que pueden arrojar un objeto para que recorra una distancia X sin problema, pero eso no es precisión perfecta, puede que igualmente llegue a 10 metros, pero desviado unos centímetros. Y no, aunque menciona que "Rivaliza con la del Clan Yuki"
Precisión Endemoniada:
Akuma no yōna seimitsu (Precisión endemoniada):
Los usuarios del clan Yuki tienen diversas virtudes, entre la que se encuentra si precisión. Los miembros de este clan tendrán una habilidad superior a la de otros clanes para el lanzamiento de pequeñas armas (como Shurikens, Kunais y Senbons), dándoles una ventaja a la hora del asesinato silente.
Como ves, aquí tampoco dice que sea "Perfecta Precisión" solo que es superior a la de la media de los clanes. No es por nada pero es más que nada un aviso para que no pongas cosas en plan de que lanzas un arma arrojadiza y como tienes esa precisión sea infalible, puede ser desviada, bloqueada o esquivada igualmente. Piensa que esa técnica que tienes te proporciona un +2 en Taijutsu que es a efectos prácticos en este foro la destreza que se tiene (Al menos hasta donde tengo entendido). Por lo que, aunque tengas esa habilidad que mejora tu precisión respecto a la base, si desde el principio eres impreciso no hará milagros xD


En cualquier caso, es solo un apunte para evitar problemas futuros o tal, no se si ya eras consciente o no de estos datos, pero por la forma en la que hablabas parecía que no lo eras. Piensa que una norma de creación de técnicas es que no puedes hacer ninguna imparable o infalible, y a efectos prácticos mencionabas una pasiva que hacía todo ataque arrojadizo infalible. Pues nada, corto y cambio xD ya ha empezado el combate, a ver que pasa.
Satoshi Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Huesos vs Perrero

Mensaje por Akido Kaguya el Mar Mayo 10, 2016 1:36 am

-¿Quieres jugar?- Pregunto con sutileza mientras que observa y realizaba varios sellos de mano, dado que pretendía utilizar una técnica terrestre para defensa y ataque. Esta misma era del elemento Tierra: Pilares de Roca (土遁・岩柱槍 Doton: Ganchūsō) y permitió que se crearan dos pilares de roca solida consecutivos como muralla de un metro de alto y longitud, dado que se encontraba sentado y era bajo, no le era riesgo alguno no lo bloqueara. Dado que el trayecto y la altura le convenían, le fue perfecta la protección.
 
 Aunque no se detuvo el crecimiento de los pilares, dado que comenzaron a crecer debajo del can dos de ello y en caso de seguir su camino le atravesarían y esto le causaría un daño considerable. Además que el último se creara a una distancia considerable con el otro joven. Al finalizar de qué se terminará de verse la técnica una sonrisa se le configuraba en el rostro, a pesar que la misma no podía ser observada.
 
Pero el tiempo era curioso, por lo que a él le pareció segundo era posible que en ese rango el can pudiera o no escapar de su ataque, sin contar que el shinobi pudiera haberse tomado la dedicación de realizar otra técnica, pero si era otra arma, era posible que la nueva estrategia que este tenía pendiente le realizara le pudiera ayudar a su favor o contra, al menos contaba con la ayuda de su defensa momentánea a cortos segundos.
 
“Es posible que me encuentro en desventaja aparente, pero deseo jugar un poco y no quiero que mi diversión se acabe tan pronto” Pensó y escucho como el metal impactaba contra su muro de corto tamaño, no obstante esto le ocasionó una desventaja visual y eso no era bueno. “Me hubiera gustado ver al can morir o no, lastimosamente se lo tengo que dejar a mi imaginación.” Pero mientras que se encontraba se comenzó a levantar  y se sacaba de su cuerpo una espada, bajo la técnica de Tsubaki no Mai (椿の舞 - Danza de la Camelia.
 
Al estar de pie no sobre salía lo suficiente, se inclinó –dejando al descubierto apenas su cabeza, pero la podía ocultar en caso necesario- y oculto su espada, para que no se viera a simple vista, pero siendo un especialista de Kenjutsu su manejo con la misma era un poco superior al común. [color=red] –Espero que no te moleste mi escondite, ya que deseaste que me escondiera.- [color=red] Le expreso en forma de burla y la presencia de Ido se hace presente poco a poco, notando como sus rasgo y movimientos corporales eran diferentes a lo que antes había realizado, pero esta diferencia era difícil de observar a simple vista, incluso su forma de observar al mundo había cambiado. Por ello es que logro divisar un poco, dado que los pilares eran de un tamaño suficiente para cubrirle casi por completo.
 
 
off:
Me servirá de entrenamiento…. XD
 
1 turno de Tsubaki no Mai (椿の舞 - Danza de la Camelia. 1/3 o 0/3
 
Akido Kaguya (mi pj) XD
 
• Ninjutsu: 5
• Taijutsu : 9 + 2 = 11
• Genjutsu : 3
• Velocidad : 6 + 2= 8
• Resistencia : 4
• Fuerza 6
 
Sembo 10/10
 
Kunai 9/10
 
 
Tecnicas- 5/6
 
Técnicas
 
Elemento Tierra: Pilares de Roca (土遁・岩柱槍 Doton: Ganchūsō)
Luego de realizar una serie de sellos, el usuario crea unas pocas columnas de rocas filosas que sobresalen del suelo para insertar al objetivo. Los pilares de roca traspasarán cualquier objeto que se encuentren en su destino. Se puede crear un máximo de seis de estas columnas. Cada una puede llegar a medir metro y medio de longitud.
 
Tsubaki no Mai (椿の舞 - Danza de la Camelia.)
Esta técnica consiste en modificar el hueso del húmero derecho o izquierdo para crear una espada de hueso. Tal espada puede ser más fuerte que el acero porque los Kaguya son capaces de incrementar y comprimir la densidad de sus huesos. La espada se utiliza en un estilo de cortes rápidos y estocadas a los enemigos, que permite acabar con ellos rápidamente. También es una técnica útil para evadir ataques de shurikens o armas similares, las que puede cortar en dos con facilidad.
Ésta técnica incrementa en 2 puntos la velocidad y en 2 puntos el taijutsu del usuario, sólo por tres turnos de la técnica..
 
Aclaración.
 
Mi pj mide 1.50 o 60, por ello dije que cubría casi por completo y se agacha le cubre por completo. Son en total un metro de alto y dos de longitud, dado que son dos pilares su pequeño muro.
 
Si sabía, más bien utilizo esa habilidad pasiva para ver a distancia más que de apuntaría. Ya que a pesar que me incremente los lanzamientos de arma, que en la cual tengo mucho técnica de clan, pues reconozco que todas se pueden defender, en caso que me equivoco hasmelo saber, ya que este sería mi primer combate contra otro usuario y pueda tener errores.
 
Suerte.
Akido Kaguya
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Kellan el Mar Mayo 10, 2016 10:09 pm

Nada se podía hacer, el día había querido que nuestro bello ninja, nuestro terriblemente atractivo hombre se viera inmerso en un encuentro con dos ninjas de poca monda. Dos hombres sin atractivo que partían en insultos y malversaciones; dos sujetos que imponían sus deseos personales sobre la realidad pertinente. Kellan era superior a eso, era majestuoso y capaz de hacer lo que quisiera cuando quisiera, el día no acompañaba pues las nubes poco a poco ocultaban al astro rey entre la marea de un incierto cielo. Era un día perfecto, las mujeres caminaban con poca ropa dejando ver sus insinuantes cuerpos ¿Por qué el día se había fastidiado de aquella horrible forma? El albino era testigo de algo que no le gustaba ¿Hombre? En efecto, estaba junto a dos penes, pues así llamaba a los hombres y un perro; algo repugnante para sus ojos. El día era oscuro, triste después de presenciar como el destino era tan cruel, tan mezquino como para no dejar que un alma bella como Kellan pudiera pasar el resto del tiempo sin hacer nada. No, el cruel y misericordioso ser divino provocó lo inevitable; problemas en la era real, problemas en un mundo de guerra, problemas en la magia del destino. Kellan, aparte de ser un ser divino, brillante, perfecto, atractivo y con un enorme ego; era estúpido. Así fue como las primeras palabras de aquel ninja resultaron conformes, un estruendo se escuchó dentro de aquel sujeto, era la realidad golpeándole, era el poder de la verdad impactando de bruces contra su estómago sin darle rienda suelta. Confusión, eso era lo que había sentido en el momento en que el ninja de largo cabello le expresó sobre su error. No le había pedido que se estuviera quieto, le había hablado al perro y el albino había acatado la orden. Un error que pagaría con creces siendo mofa de los presentes y burla para todo aquel que estuviera por las cercanías.

Oh... vale… ¡Mierda! ¡He quedado tope de mal! –exclamó el ninja de blanco cabello y piel roja por el bochorno que estaba sintiendo-. Poco se podía hacer, tenía que centrar su mente en aquel encuentro, en lo que yacía ante sus ojos o al menos en las personas que podían perjudicar su estado actual. Tampoco tenía sentido que llamara medio metro a un chico que era más alto que él ¿acaso Kellan no veía eso? No, para sus ojos no veía más que un muchacho enano, era fruto de su soberbia, fruto de creerse mejor que los demás. Los comentarios del perrero tuvieron sentido, tanto que los ojos de Kellan salieron casi de sus orbitas; aquel hombre se había metido con su virilidad, algo hostil y cruel por su parte; algo que pagaría con creces.

Mira… mira… no me obligues a partirte la boca. –expresó mientras apuntaba con su dedo índice al enemigo de ambos-. La velocidad del perrero fue vertiginosa al son que el albino divisaba lo inevitable; el combate estaba prácticamente listo y para empezar. El destino incierto provocó que Kellan entendiera más a su rival primerizo, sus habilidades, su agilidad, todo lo que le hacía ser un buen enemigo en el futuro. El ataque de aquel niño perro fue detenido con soltura, con facilidad mientras pilares del suelo eran ejecutados; una habilidad que el albino conocía bien. – Dominación de la tierra… nada mal. –expuso con claridad dejando escapar una amplia sonrisa-. Seguidamente divisó algo todavía más confuso, aquel hombre le había atacado sin miramiento, sin control y a traición como una burda rata callejera. Kellan colocó ambas manos en el suelo dejando que sus piernas se elevaran evadiendo los pilares sin perder de vista que su cuerpo tendría que rendir cuentas ante un enemigo sin igual. El destino quiso que la siguiente acción fuese expuesta en pocos metros.

El ninja extrajo de su hombro un hueso que usaría como arma con la que atacar a los presentes. – Vaya… que singular. –pensó haciéndose el sorprendido-. ¡Se ha sacado un hueso! ¡Está loco! ¡Loco! –gritaba haciendo un papel idóneo para nunca perder el factor sorpresa-. El hombre de largo cabello se metió en el agua quedando suspendido sobre esta, había pensado bien su estrategia al alejarse del hombre que controlaba la tierra; suerte la de Kellan el saber las habilidades que podía recibir por parte de aquel hombre. El albino no vaciló, se lanzó a la ofensiva mientras cargaba con sus puños desnudos, no era un demente pero sabía bien que pelear cuerpo a cuerpo era su única oportunidad.

Estaba a punto de acercarse a un hombre cuyo hueso yacía entre sus dedos, era un Kaguya y, como tal, debía medir bien sus habilidades. ¿Cómo es posible que Kellan pudiera haber visto aquello tan fácil? Los pilares que había lanzado el enemigo hicieron que el muchacho se ladeara hacia un costado divisando por detrás de los pilares lo que este hacía, como se extraía el hueso y como dejaba entrever sus claras intenciones. Kellan guardó las distancias, tenía que pensar bien cómo actuar y más contra alguien cuyo poder rivalizaba con el suyo tan de cerca.

Stats:
• Ninjutsu: 3
• Taijutsu: 3+1 = 4
• Genjutsu: 1+1 = 2
• Velocidad: 5+2 = 7
• Resistencia: 3+3 = 6
• Fuerza: 5

Kunais = 10/10

Técnicas disponibles: 7
Kellan
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Satoshi Inuzuka el Mar Mayo 10, 2016 11:41 pm

Una vez en el agua fui capaz de tener una buena perspectiva de lo sucedido. Cuando arrojé el kunai el tipo había logrado levantar una barrera de piedra entre mi anterior posición y él. Esta había logrado cubrirle gracias a su posición baja y su anchura fue suficiente como para tener todo su cuerpo bien protegido. Aquella idea me hizo sonreír mentalmente. Había perdido un kunai y a cambio había descubierto el elemento de mi enemigo así como obligado a gastar chakra defendiéndose. En mi opinión merecía completamente la pena. Por otra parte vi como una nueva de aquellas afiladas estructuras emergía cerca del albino que la esquivó con gran agilidad gracias a un buen movimiento corporal. Por mi parte sabía que estaba seguro de aquello allí encima. Bajo mis pies solo había agua y el fondo del lago estaba suficientemente abajo como para que (Por la extensión que veía que alcanzaban) me lograse afectar. Tras aquello me mantuve con la vista fija en el hombre enmascarado. Se había cubierto por el lateral, pero al descender por mi derecha hacia el lago y caminar sobre el mismo había quedado frente a él, dejando su muro a un lado. Aun así, y aunque había mantenido las distancias con él y apenas unos tres o cuatro metros ponían distancias entre nosotros vi como hacía algo con su cuerpo inclinado... Sin llegar a distinguir qué era. Fuese lo que fuese no quería que lo viese, estaba claro, por lo que me preparé. No obstante el albino parecía que si era capaz de verlo y comenzó a gritar que aquel loco se había sacado un hueso.- "¡¿Pero qué demonios?! ¿Huesos?" - Pensé sin bajar la guardia. Y en aquel momento sucedió lo que estaba esperando.

-----------------------------------------------------------------------------------

- Tú quédate aquí. - Fue la orden que le dio Satoshi... La orden verbal. Puesto que el perro la ignoró huyendo con un trozo de comida en la boca. La realidad era simple, la verdadera orden no había sido indicada con palabras, si no con el gesto realizado antes de darle el alimento. Ambos eran conscientes de que decir las órdenes en alto para comunicarse era demasiado peligroso, razón por la cual ambos conocían los faroles. Soltar una orden falsa siempre era una buena forma de hacer creer al enemigo que se realizaría una acción diferente, incluso más si presenciaban un perro desobediente. Pero la realidad era diferente. Cuando se trataban de combates o comida Hokori no dudaba y actuaba en conjunto con su dueño, y en aquella ocasión la orden había cumplido ambas condiciones por lo que el plan trazado estaba fijado.

En cuanto se internó en los arbustos con la comida, la cual devoró rápidamente esperó la señal de Satoshi, la cual no tardó en llegar. El hombre se había girado gritando y moviendo las manos al aire. Era evidente que llamaba la atención y eso era precisamente lo que buscaban. En cuanto el hombre se fijó en su dueño el perro comenzó a correr amparándose en los matorrales y en el terreno para que no se diesen cuenta de que pasaba por su lado y le iba rodeando. El hecho de que el hombre se tomase un momento escribiendo una nota fue todavía de más ayuda confiriéndole otro momento de despiste para rebasar su defensa y acabar colocado en la posición exacta. Pudo presenciar agazapado como su dueño lanzaba un kunai al hombre, el cual lo bloqueó con un muro de piedra, despues de eso vio como se deslizaba hacia el fondo, bajando por la pendiente del camino hacia el lago, momento en el que perdió visión con el mismo hasta que reapareció al colocarse sobre la superficie del agua. En esa posición el shinobi realizó un sello y en ese momento el animal adquirió una apariencia humanizada. Tras aquel primer sello hizo un par más fingiendo preparar alguna técnica.

Cuando el tipo entonces se inclinó para hacer algo extraño que percibió como si sacase un hueso con la vaga forma de una espada comprendió que había llegado el momento. Desde su posición y atacando por la espalda infundió su cuerpo en chakra y se lanzó girando contra su contrincante. Justo antes de impactar además aprovechó el giro para relajar su esfinter y liberar una consistente cantidad de orina que sería esparcida por su movimiento para así marcar a su rival. Si lograba alcanzarle con el golpe, debido a la fuerza de empuje y la velocidad que llevaba debería ser capaz de empujarle cuesta abajo en dirección a su dueño, además de infligirle el consecuente daño de los dientes y las garras sumado al de la caida... Por no mencionar el escozor que sentiría en las heridas cuando la orina diese en las heridas y/o arañazos abiertos.

-----------------------------------------------------------------------------------

Tras aquel ataque sorpresa Hokori había regresado a la normalidad y aprovechando la inercia de su movimiento y ataque cayó sobre el agua a mi lado, manteniéndose sobre la superficie de la misma forma que yo. Debido a la velocidad del giro del animal cuando realizó la técnica así como su destransformación tras efectuarla y que fue por sorpresa desde la espalda ninguno de los dos debería haber visto al can transformado en mi, si se volvían conscientes de que había sido él el artífice de ese ataque podrían considerar que un simple animal así había sido capaz de realizar un ataque como aquel por si mismo, manteniendo en secreto así la clave de la técnica. En el mismo instante en el que se reunió conmigo aproveché esos segundos de confusión para llevar a cabo mi siguiente técnica y levanté un muro de agua a mi aldededor. Supuse que, de ser capaz, mi enemigo lanzaría un ataque en mi contra y esa barrera nos daría la protección necesaria para evitarlo. La barrera cubría unos dos metros de alto cuando la levanté con fuerza, pero lo hice en ángulo agudo hacia mi enemigo, desplazándola hacia delante y logrando generar una ola protectora que se lanzaba en su contra para bloquear sus técnicas.

En caso de que no realizase ninguna... La ola continuaría y le golpearía. Era consciente de que la fuerza que tenía no era suficiente para causar prácticamente ningún tipo de daño, como mucho le empujaría hacia atrás por su inercia, así como empaparlo a él y toda la orilla del lago a lo largo de más de cinco metros. No era mucho pero esperaba que todo saliese bien. Aproveché que aquella cobertura ocultaba mis acciones, pero que no me impedía ver a través de ella en mi caso para arrojar dos kunais tras ella. Uno a cada lado del hombre de los huesos. Si intentaba alejarse hacia su derecha o hacia su izquierda acabaría clavándose al menos uno.

Satoshi:
Jutsu Oculto Revelado: Gijū Ninpō, Jūjin Bunshin (擬獣忍法・獣人分身, arte ninja de imitación bestial, clon de hombre bestia): Versión modificada de las técnicas de transformación y clonación, única del clan Inuzuka. Después de realizar el sello del tigre, el ninja transforma a su ninken en una copia perfecta de sí mismo. Cuando es combinada con el Shikyaku no Jutsu, es difícil distinguir entre el ninja y el animal, ya que ambos se mueven y actúan de forma salvaje. Al igual que cualquier técnica de transformación, ésta es cancelada cuando el animal recibe daño.
Jutsu Oculto en el agua.

Suiton: Suijinheki (水遁・水陣壁, Elemento Agua: Muro de Agua):
Una vez realizada una serie de sellos, el usuario hace uso de una fuente de agua existente para elevarla con una fuerza tremenda. Esto causa que el agua rodee al usuario, proporcionando una defensa muy abarcada que no deja punto ciego. La fortaleza de este jutsu dependerá del chakra que se empeñe en el mismo y de la cantidad de puntos stat Ninjutsu que el creador de la técnica posea. El usuario podrá ver lo que ocurre fuera del muro, lo que es una gran ventaja porque le permite al ejecutor de la técnica pasar a su siguiente jugada. Una vez que el ninja alcance el rango Jounnin, y posea un cantidad de stat Ninjutsu sobre quince (+15), podrá expulsar este jutsu a presión por su boca y de esta manera formar el muro de agua con una variante diferente.

✬ Ninjutsu: 4.
✬ Taijutsu: 11.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 6.
✬ Resistencia: 3.
✬ Fuerza: 4.

Técnicas Disponibles: 5+1(+3 de Resistencia) = 6 - 2 (Muro de agua) (Clon Hombre Bestia) = 4 (-1 Técnica Oculta).

Armas:
Kunais x7.
Sembon x1. (Cogido de la nota de Akido)
Hokori:
Ninken Ninpo, Tsūga (忍犬忍法・通牙, colmillo perforador): Canino concentra chakra alrededor de su cuerpo para luego salir disparado hacia el enemigo, girando sobre sí mismo como un proyectil. Para que ésta técnica tenga éxito, es necesario que el Ninken esté bajo los efectos de Gijū Ninpō, Jūjin Bunshin (擬獣忍法・獣人分身, arte ninja de imitación bestial, clon de hombre bestia). Solo podrá utilizar dos veces por combate esta técnica, y una vez utilizada, el cachorro automáticamente se des transforma, estando imposibilitado de transformarse nuevamente por el resto del combate. Los efectos de esta técnica, son iguales a los del shinobi.

Ninken Ninpō, Dainamikku Mākingu (忍犬忍法・ダイナミックマーキング, arte ninja canina, marca dinámica): El ninken orina sobre un objetivo, márcandolo con un fuerte olor que es fácil de rastrear. La habilidad de un canino al "levantar la pata" es muy elevada, ya que son capaces de hacerlo de forma muy precisa, marcando varios objetivos a la vez. Si la orina llega a los ojos del rival, éste tendrá dificultad para ver en el siguiente turno.

✬ Ninjutsu: 3.
✬ Taijutsu: 5.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 8.
✬ Resistencia: 3.
✬ Fuerza: 4.

Durante el Tsuuga:
✬ Ninjutsu: 1.
✬ Taijutsu: 4.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 8.
✬ Resistencia: 3.
✬ Fuerza: 6.
Off:
Empiezo haciendo un par de aclaraciones. La primera: Akido, buena forma de cubrirte del kunai, me parece completamente lógica dado que aunque no habías preparado el jutsu para defenderte y estábamos a corta distancia era evidente la agresividad de mi personaje, y por tanto un inminente ataque. Al igual que ocurrió con Kellan y su aviso sobre el perro creo que es lógico que lo lograses hacer a tiempo, además da de sobra para cubrirte el flanco. Por otra parte creo que tu uso de la pasiva para ver de lejos no está del todo mal (Al menos en este combate no creo que haya problemas). Sin embargo según me ha mencionado el staff... El bono que te proporcionan los artes de Kenjutsu (Tu +2 a Velocidad y +2 a Taijutsu) no son pasivos. Solo se aplican cuando utilizas las técnicas especificadas. Solo tienes un +2 a velocidad para desenfunde rápido y ataques con espada, y solo tienes un +2 a Taijutsu cuando arrojas armas. De forma que en cualquier otra situación no los tienes y no te beneficias de sus efectos. Por otra parte ¡No te preocupes de que sea tu primer combate! xD También es mi primer combate contra un personaje así que somos igual de novatos. A parte de eso solo mencionar un par de errores en tu registro de combate (El de tu spoiler). No es nada grave, probablemente solo un fallo a la hora de escribirlo.
El primero es que pusiste que tienes 10/10 sembons y 9/10 kunais, cuando es al revés xD no es muy relevante pero igualmente quería mencionarlo.
El segundo es algo más importante, pusiste que tienes 5/6 técnicas disponibles cuando usaste 2 (Los pilares y la espada de hueso) de forma que tendrías 4/6.

A partir de aquí explico un poco lo que ha sucedido en el post. En primer lugar está narrado de esta forma tan extraña por comodidad para todos y dudo que vuelva a tener que hacer algo así en el resto de combate. Está hecho para poder mencionar lo que sucedió en los ultimos dos turnos con el perro así como narrar las acciones que hace este sin determinar nada (Es decir, sin decir si te golpeo o no). Esto último lo hago por respeto y por normativa debido a que no hay razón o forma lógica que vea para que esquives un ataque por la espalda, estando distraido en el frente, por parte de un enemigo que desconocías que pudiese atacar y al cual no habías visto acercarse. La marca dinámica ya si que considero imposible que puedas evitarla xD no veo forma posible de evitar que te de o te salpique nada, pero bueno yo lo dejo ahí, nunca se sabe.
Sobre lo que sucedió con el perro... Hace 2 turnos especifiqué en mi post que el perro se iba tras darle una orden.
Hice una seña a Hokori y tomé otro trozo de mi comida, tirándosela antes de darle una orden.Tú quédate aquí.

Tras aquello, haciendo caso omiso huyó tras unos arbustos al otro lado del camino con su botín
Despues de ese punto no volví a hacer mención del perro, algo "extraño" debido a que se puede ver que siempre aludo al mismo en todos mis post indicando qué hace en prácticamente todo momento. Esto se debía a que el perro se había marchado. Nunca dije que volviese conmigo ni dije más de él porque nunca volvió. Apenas unos momentos despues de que el animal se fuese mi personaje comienza a gritar y mover las manos, obviamente en un gesto de llamar tu atención y que no te fijes en la desaparición de su mascota. Aun así, para refrescar que el perro no estaba conmigo en el turno siguiente (A parte de no volver a hacer mención de su presencia) hice otro comentario.
Allí parado, solo, sobre el estanque contemplaba sobre todo al tipo de la nota. Ya era tarde para retirarse, me había tocado mucho las narices.
De nuevo, indicando que el perro no está conmigo.

Debido a esto, y dado que tú en ningún momento pareces consciente de que el animal ha desaparecido y no hablas de buscarlo, doy por sentado que la distracción de Satoshi surte efecto y no te percatas de que no se encuentra en el área. Al desconocer la ubicación del animal no puedes lanzarle ningún tipo de jutsu, dado que podría estar en cualquier lado, por lo cual este en ningún momento se topa con tus pilares de piedra, porque simplemente... No estaba allí.
Dicho esto creo que no hay más que decir (Que no es poco). Suerte ^^.
Satoshi Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Akido Kaguya el Jue Mayo 12, 2016 1:15 am

–¡Nos vemos en otra oportunidad!-  Luego de expresarlo su cuerpo se hunde por completo bajo la tierra, es allí que como topo se localiza la ubicación los que allí se encontraba era extraño y curioso, por lo que su lógica no tan coherente, decide o lo impulsa a marcharse, dado por eso es que desconoce lo que ocurre en la superficie. Sin embargo, era posible que hubiera sido lastimado por el can, pero ello no le importo, solo lo que le interesaba era macharse, lo que si sabía era que no se encontraba impregnado de la orina.
 
Bajo la tierra su cuerpo no podía realizar algún jutsu, pero al menos se encontraba alejando de ese lugar, era posible quedara como un cobarde, pero era necesario que se marchara dado que su oponente había mostrado habilidades que este no comprendía, al menos le había dado información para futuros encuentros contra seres que se encuentran en pacto con canes. Aunque ello significara un herida profunda en su orgullo.
 
***Hace unos minutos atrás***
 
“Es imposible que le pueda vencer y más en esta condiciones tan confunsa, es mejor que me marche y pueda sobrevivir un poco, dado que este oponente me puede llevar hasta la muerte, es por lo mismo que es mejor que me marche, por ello utilizare la técnica del elemento tierra, una rápida huida y vergonzosa, al menos así pueda sobrevivir un poco más. En eso se vuelve a introducir el hueso que se había sacado y mire al horizonte.
 
En poco segundos escucho algunos ruidos extraños y al voltear noto un ataque sorpresa, pero así como sucedió ese lapso de tiempo quedo nublado.
 
***En la actualidad***
 
Bajo tierra se encontraba quizás con una sensación de dolor o no, quizás era producto de un ataque, el mismo no se encontraba claro, dado que las habilidades de combate con el can trasformado eran inferiores a la suya, pero no podía negar que el ataque era sorpresa y este se encontraba con su arma, por lo que más silencioso que fuera, pudiera haberle causado unas heridas serías con su arma de hueso, sin contar que le hubiera causado unas más con sus pilares, ya que aunque se encontraba oculto en los arbustos, este le podía distinguir por la habilidad pasiva de su visión.
 
A fin y acabo se había marchado, lastimado o no, incluso era posible que hubiera aniquilado al can ese camino, pero quizás ni una herida le hubiera causado, pero ese combate era posible que hubiera sido una perdida para ambos.
 
off:
Akido Kaguya (mi pj) XD
 
• Ninjutsu: 5
• Taijutsu : 9 + 2 = 11 (Duda)
• Genjutsu : 3
• Velocidad : 6 + 2= 8 (Duda)
• Resistencia : 4
• Fuerza 6
 
Sembo 9/10
 
Kunai 10/10
 
 
Tecnicas- 3/6
 
XD hay cosas que no tengo claras y sigo así, es posible que muera mi personaje, por ello me retiro. Ya que me entere que no puedo usar el Kenjutsu con mis armas de hueso… y ese punto que tocaste no sé si esa habilidad pasiva solo se aplica a nivel de armas. En caso de serlo, creo que tendré que pedir un leve cambio en mi pj... Gracias por la información y pido disculpa por no darte buena batalla por ahora.
Akido Kaguya
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Kellan el Jue Mayo 12, 2016 9:28 pm

¿Qué manían tenían los ninjas de hoy en día en escapar, en huir, en dejar una batalla sin demostrar lo que valían? Cobardes sin alma, cobardes sin valor que se reían del destino escapando de las garras de la muerte. Kellan pudo ver como una sombra se alejaba, como un ente de otra dimensión se mermaba con cada suceso, con cada palabra, con cada movimiento producido por el mirón de aquel tenue combate. Dejando a un lado las lamentaciones futuras por aquel encuentro, el albino debía regresar al presente, al lugar de los hechos, a la zona donde un hombre de su mismo clan había huido con el hueso entre las piernas. En un inicio parecía que todo iría bien, que las palabras de aquel Kaguya tendrían sentido y emocional querer jugar con los presentes, todo había sido fruto de sus imaginaciones. Incluso cuando había mostrado sus habilidades con el elemento de tierra, como los pilares se habían impulsado desde el suelo parando el cuchillo lanzado por el perrero.

El grito aterrador del albino había hecho que delatara las habilidades contrarias para así ser escuchado y fastidiar al contrario; un hecho cruel y mezquino mas en tiempos de guerra todo valía. Poder, eso fue lo expuesto cuando tras el enemigo se mostró al perro saltando sobre el enemigo, girando sobre su mismo eje y lanzando un poderoso ataque físico como si de un tornillo se tratara. Eso no era lo único pues los movimientos ejecutados fueron veloces, ágiles para ser humanos. Era como ver dos bestias en movimiento, como dos serpientes a punto de atravesar a su presa. Kellan detuvo sus pasos, no había sentido en proseguir cuando aquel hombre perro ya tenía el poder suficiente como para segar una vida. Prefirió frenar su ataque, visualizar aquello para el futuro, para no ser atrapado en una trampa como el iluso allí presente. - ¡Oh dios mío le está meando! A mí me mean encima y juro que rajo a alguien. –pronunció pensando en las cosas obscenas que había hecho con mujeres y que jamás haría con un perro o su amo-.

El perro regresó al lado de su amo tras aquel ataque, Kellan no podía negar su asombro al ver como aquel despreciable perro no era tan débil como se había imaginado. Antes de poder siquiera entender que era lo que había pasado, el perrero elevó un muro de agua que impulsó al frente intentando colisionar lo que el segundo pudiera hacer. Kellan se meció hacia atrás, no estaba en medio pero no podía confiarse, era su enemigo también y pelearía con él una vez se quedaran a solas. Magia, aquel ninja pudo hacer magia pues evadir todo lo que había lanzado huyendo bajo tierra era digno del mejor escapista. Mala fortuna el ver como los esfuerzos del perrero por partirle la boca habían salido mal. Kellan también sentía decepción por ello, por no saber cómo alguien así podía haber llegado a ser ninja ¿Siempre huía de los problemas? Alguien así de débil no merecía vivir.

Otro igual… -expresó el albino mientras caminaba sobre la fina tierra, húmeda por el agua recién lanzado pero no mojada al no ser una cantidad tan elevada-. El otro día me pasó lo mismo. –comentaba con desdén-. Me estaba pegando con una ninja y justo cuando voy a matarla huye corriendo ¿Tú lo ves normal? El mundo está lleno de ratas cobardes. –expresó el despiadado ninja dejando escapar una nivela y afilada sonrisa-. Pero… -detuvo su paso mientras postraba sus ojos en aquellos dos seres, el perro y su amo-. Yo no voy a huir, venid a por mí con todo lo que tengáis. –alegó con total convicción haciéndole señas con la diestra para que se acercaran-. El combate de verdad estaba a punto de empezar.
Kellan
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Satoshi Inuzuka el Jue Mayo 12, 2016 10:19 pm

El impacto sorpresa fue suficiente como para empujarle contra el suelo de la orilla así como causarle una consistente cantidad de heridas en su espalda. Además había quedado cubierto de la orina de Hokori, por lo que cuando quedó ante mi estaba en una situación terriblemente comprometida. Estaba claro que, de quererlo, podría haber acabado con su vida allí mismo. No tenía necesidad de complicarme la vida trazando una estrategia compleja o unos movimientos bien planteados. En su posición me bastaba con un único kunai a la cabeza aprovechando la caída, el golpe y la sorpresa. Pero no hice nada de aquello, no tenía intención de acabar con su vida. Mi intención siempre fue la de espantarle. Si quería conocer mis técnicas no se las iba a llevar gratis, y aquello era lo que le había enseñado, ahora quizás supiese que mi perro fuese más que una mascota, pero lo había aprendido en su propia carne ahora llena de arañazos y dentelladas. No debería olvidar aquello fácilmente. Cuando la ola estaba a punto de golpearle vi como se hundía en la tierra para esquivar mi ataque. Alcé levemente mi rostro intentando seguir su olor con mi nariz. Podía notar su presencia incluso ahí debajo, y percibía como se alejaba de mi y del lago. Huyó varios metros y continuó así. No tenía pinta de ir a parar hasta haberse alejado lo suficiente de nosotros como para sentirse seguro... En esa ocasión no se quedaría mirando al parecer, se marchaba de verdad. Sonreí de medio lado, era un cobarde, un cobarde estúpido además, pero al menos no lo suficiente como para morir allí mismo. Estaba bien, no tenía ningún tipo de necesidad de ir por él y además... Si lo necesitaba siempre podía seguir su rastro. No sería demasiado difícil. Pero la cosa no había terminado allí, el albino seguía y tenía una cuenta pendiente conmigo. Él coincidió en mi visión sobre la falta de coraje y valor del hombre de los huesos y afirmó que hacía poco se había encontrado una igual. No pude evitar dar una carcajada al escucharle.

- Vaya, por lo que dices no soy el único con el que has querido tener un poco de bronca ¿Eh? - En el fondo, aunque fuese un completo imbécil... Me caía relativamente bien, tenía su honor.- Si, no me he olvidado de que tú y yo tenemos aún asuntos pendientes. Confío en que seas mucho más hombre que el otro. Mm... ¿Sabes qué? - Miré a Hokori y le hice una seña para que se sentase en la superficie del lago. - Tú no te metas en esta, por favor. Lo has hecho bien antes, pero quédate quieto aquí por ahora... Y esta vez va en serio. - El can me ladró, como quejándose, pero se echó sobre la superficie del agua como si fuese un trozo de tierra más y yo caminé hacia el tipo acercándome a la orilla pero sin terminar de salir del agua. No sabía qué capacidades tenia aquel hombre pero estaba claro que era un shinobi y me sentía más cómodo en mi elemento. Repliqué su misma seña indicándole que se acercase también. La idea de un combate dándonos de ostias en el mismísimo borde del lago me parecía de lo más interesante. Me coloqué en la zona húmeda del agua, aquella que apenas había sido tocada por la ola, aunque a mi lado tenía un lugar lleno de barro, pequeños charcos y bastante mojado. No tenía intención de usar el agua en un principio, pero nunca estaba de más tener un seguro por si el tipo se ponía más serio.- Vamos a solventar esto a puñetazos ¿Qué te parece? -

Satoshi:
✬ Ninjutsu: 4.
✬ Taijutsu: 11.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 6.
✬ Resistencia: 3.
✬ Fuerza: 4.

Técnicas Disponibles: 5+1(+3 de Resistencia) = 6 - 2 (Muro de agua) (Clon Hombre Bestia) = 4 (-1 Técnica Oculta).

Armas:
Kunais x7.
Sembon x1. (Cogido de la nota de Akido)
Hokori:
✬ Ninjutsu: 3.
✬ Taijutsu: 5.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 8.
✬ Resistencia: 3.
✬ Fuerza: 4.
Off:
He puesto que le daba la orina porque Akido coincidió por MP conmigo en que debería haberle dado xD más allá no tiene mucha más relevancia. Vamos, Kellan, a darnos de ostias xD
Satoshi Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Kellan el Mar Mayo 17, 2016 7:37 pm

La sonrisa en el rostro de Kellan era notable, estaba feliz, dos razones había hecho que su cuerpo se estremeciera hasta el punto de no controlarlo. Una era la ausencia de aquel cobarde sin honor cuyo cadáver querría ver en el futuro y lo otro, no menos importante que lo primero, era sentir como el combate estaba listo para dar comienzo junto al perrero y su amigo peludo. Poco tiempo tuvo para poder reaccionar ante lo inevitable, lo que marcó su ritmo, lo que hizo que su mueca cambiara para ser aún más sádica y alegre; el cuerpo del enemigo parecía detonar fuerza, firmeza en sus gestos y valentía en sus palabras.

Eres la quinta persona en un mes con la que batallo. –expresó dando a entender que no era nada personal, le gustaba pegarse con las personas-. Era una forma sencilla de medir sus habilidades, de denotar si estas aumentaban o disminuían con el paso del tiempo. Así fue como su nívea y afilada sonrisa se troncó con el siguiente comentario, era directo y eso no era algo que esperaba encontrar en aquellas tierras tan humildes y sucias. – Pero si me quedo quieto no pelearemos. –en efecto, se había vuelto a confundir como en antaño-. Pensaba que le hablaba a él cuando realmente se expresaba al perro, pobre Kellan no distinguirse con aquel animal. La sugerencia retractó lo que había mostrado con anterioridad; el albino aceptó de buen grado lanzándose sobre la tierra firme, cargando con sus puños al frente.

Sabía que aquella habilidad era su fuerte y bien podía usarla en gran medida, pegarse a puñetazos contra un hombre de gran tamaño siempre era un placer un gusto. - ¡Vamos joder! –se animó a si mismo dejando atrás todo, el encuentro con aquel cobarde, el perro, la rabia, ahora únicamente había ganas de pelear-. Así fue como sus pasos se centraron en la fina tierra dejando que las distancias entre ambos hombres se acortara permitiendo al albino ejecutar una patada vertical desde abajo hacia arriba con claras intenciones de golpear el mentón de aquel hombre. No busca usar habilidad, al menos no por ahora.
Kellan
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Satoshi Inuzuka el Miér Mayo 18, 2016 12:46 am

Confirmaba aquel tipo que era alguien violento y con tendencia a meterse en líos. Ser el quinto que le quería dar de ostias en un solo mes tenía cierto mérito y me preguntaba si no se había dado cuenta ya de que quizás era su culpa. No tardé en comprender que lo sabía, lo sabía perfectamente y le gustaba. Ese tío disfrutaba de pegarse con la gente, de medirse con ellos y no era difícil verlo, no hacía falta leerle la mente para darse cuenta. Nuevamente tomó la orden a mi perro como una hacia él, y nuevamente parecía dispuesto a acatarla, internamente me reí de aquello, preguntándome si me haría caso si le decía directamente que se diese un puñetazo en la cara. Realmente parecía uno de aquellos tipos a los que el reto "No hay huevos" le activaba un botón en su interior que les hacía actuar para demostrar su hombría por ridícula o nefasta que fuese para ellos la prueba. Quizás más adelante debía intentarlo pero en aquel momento lo que tenía ganas era simplemente de atizarme con él, hacía tiempo que no lo hacía. Finalmente aceptó el desafío de arreglar aquello entre nosotros dos y cargó hacia mi preparado con sus puños. Yo coloqué los míos al frente preparado para el encuentro.

El primer golpe fue sorpresivo, esperando que comenzase con los puños con los que había cargado no vi a tiempo para esquivar la patada que lanzó al aproximarse lo suficiente a mi. Aun así intenté retroceder un paso para evitar que esta me impactase de lleno, colocando mis brazos a modo de tope para amortiguar. Estos recibieron el impacto cruzados, golpeándome duramente pero sin llegar a cusar un daño grave, dado que había recibido el golpe con los brazos intenté aferrar su pierna con mis manos para que no se apartase y aprovechando la cercanía que él mismo había creado, junto a su posición inestable al apoyar todo su peso en una pierna mientras la otra estaba en el aire para golpearme doblé una de las mías para bajar levemente mi posición mientras lanzaba un golpe horizontal en forma de arco directo a la rodilla de la pierna que sostenía su cuerpo. El ataque iba dirigido a aquel punto débil en su apoyo, y a la vez uno que se encontraba en medio del cuerpo. Si recibía el impacto podría desequilibrarle y hacerle caer, y si intentaba saltar para esquivarlo, al no haber golpeado en la parte baja donde podría esquivarlo simplemente con ese movimiento, acabaría golpeándole igualmente en una parte más baja de su pie, aunque fuese en el aire. Me había llevado el primer golpe, pero él había descuidado su guardia en el proceso.

Satoshi:
✬ Ninjutsu: 4.
✬ Taijutsu: 11.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 6.
✬ Resistencia: 3.
✬ Fuerza: 4.

Técnicas Disponibles: 5+1(+3 de Resistencia) = 6 - 2 (Muro de agua) (Clon Hombre Bestia) = 4 (-1 Técnica Oculta).

Armas:
Kunais x7.
Sembon x1. (Cogido de la nota de Akido)

Estado actual: Estable (Los antebrazos han sufrido un golpe contundente).
Hokori:
✬ Ninjutsu: 3.
✬ Taijutsu: 5.
✬ Genjutsu: 1.
✬ Velocidad: 8.
✬ Resistencia: 3.
✬ Fuerza: 4.
Satoshi Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Satoshi Inuzuka el Vie Jul 29, 2016 4:49 pm

Off:
Antes que nada, creo que ha pasado tiempo mas que suficiente con este combate parado. No tengo noticias de mi rival más que de que dejó el foro. Así que en dicho caso procedo a hacer algo que podría haber hecho hace mucho y como ha abandonado terminaré las acciones y el rol. No me interesa matarlo ni nada, así que ahí lo dejo, aunque podría llevármelo perfectamente para MALIJNOS objetivos, pero nah.

El tipo pareció no ser capaz de reaccionar a tiempo ante mi táctica y el veloz golpe le destrozó su estable posición, tirándolo al suelo ante la potencia de mi patada y la fuerza de mis manos. Tiré de él hacia abajo para que su golpe contra el suelo fuese más duro todavía y una vez impactó aproveché el momento de conmoción para subirme encima de él y propinarle un fuerte golpe en plena cara. El golpe fue rápido y seco, pero lo suficiente como para aturdirle más todavía. Seguido de eso vino otro en dirección a la sien y rápidamente el rostro del hombre se ladeó quedando inconsciente en el suelo. Me levanté jadeando por el esfuerzo físico realizado más que por que me hubiese cansado y miré el cuerpo del tipo ¿Y ya estaba? ¿Le había dejado fuera de combate tan rápido? ¡Absurdo! Y el tipo se las daba de fuerte, machote y toda esa mierda, pues le había dado una paliza bastante rápido y sin esfuerzo. Le miré con leve desprecio y le di una patada en las costillas, de propina y un poco por venganza.

-¿¡Qué!? ¿ESO ES TODO?- Grité casi más sorprendido que enfadado.-Menuda basura de oponente. Tío, yo esperaba que dieses un poco más de juego, no que te echases una siesta a la primera ostia que te metiese. Por todos los... ¡AGHHH!-Me llevé una mano a la cabeza visiblemente frustrado.-Te metes con mi perro, me atacas, me insultas, empiezas a combatir y luego te quedas inconsciente. Pero que mierda de persona eres, los tipos como tu me dan asco, solo saben molestar.-

Allí lo tenía, inconsciente y sin capacidad para defenderse. Podría haberle matado, podría haberme llevado su cuerpo, haberle robado lo poco que tuviese y haber hecho de todo. Suspiré mirando el cuerpo y negué con la cabeza. No tenía razón para hacer nada de aquello, el tipo era un imbécil rematado, desde luego ¿A quien se le ocurría ponerse a pelear conmigo? Pero bueno, tampoco creía que fuese para tanto, al fin y al cabo al final no había herido a mi compañero animal. Me encogí de hombros, probablemente ni siquiera llevase nada encima, no parecía un tipo especialmente armado o adinerado, así que no merecía la pena ni intentar coger lo que llevase. Probablemente solo mierda. Miré el camino que tenía delante, recordando que aquel día me había propuesto entrenar. Si, bueno, entrenar había entrenado, aunque no como yo esperaba.

Finalmente empecé a caminar en dirección contraria, de regreso a la ciudad. Hokori no dudó en acompañarme y juntos nos alejamos buscando un poco de paz y tranquilidad. Ya volvería a entrenar en aquel lugar otro día, en ese momento no tenía ya más ganas de hacerlo. Quizás un simple paseo a orillas del lago, correr un poco por los alrededores, echarle una carrera al pequeño... Alguna distracción, y después a casa a descansar. Pasaba un poco del tema. Si tenía suerte, la próxima vez que fuese a entrenar por allí no me encontraría con un par de pardillos imbéciles con ganas de molestar. Mientras caminaba una sonrisa se formó en mi rostro, había peleado con ambos y los había vencido, aunque por una parte estaba satisfecho, por otra apenado. Los combates habían sido tristes e insulsos, carentes de gracia o emoción. Habían sido demasiado sencillos, más que ganar, mis oponentes se habían rendido. No es que me fuese a poner a buscar pelea contra todo el mundo como el peliblanco a partir de ese momento, pero empezó a picarme la curiosidad y las ganas de buscarme a algún adversario digno, y empezando a pensar que quizás las personas no eran la mejor opción comencé a plantearme algún viaje fuera del País de la Tierra. Era un cazador, quizás alguna criatura, alguna bestia y animal podían darme un poco de la adrenalina y emoción que buscaba. Y de paso podría hacerme con un poco de material interesante.

No pude evitar imaginarme recorriendo parajes sorprendentes, bosques plagados de extrañas criaturas, quizás una especie de araña gigante que intentase atraparme en su tela, de caparazon oscuro y temibles ojos cristalinos, con mandíbulas horripilantes de las que gotease veneno... Quizás gigantescos escorpiones que surgiesen de las arenas con sus fuertes pinzas chasqueando intentando decapitarme con ellas mientras blandían el poderoso aguijón de su cola con claras intenciones de empalarme y llenarme con sus toxinas. O tal vez descomunales serpientes que reptaran por el suelo en mi dirección, frotando sus duras escamas por el suelo y amenazándome con su bífida lengua antes de mostrarme los grandes colmillos ponzoñosos que querría hincar en mi carne mientras me estrangulaba en un letal abrazo. Si, vale, lo admito, no son los pensamientos típicos que tendría cualquier persona en una situación así, pero después de haberme dejado con las ganas de un buen combate ¿Qué esperabas? Buscaba algo de riesgo y emoción. Había una cantidad innumerables de criaturas en el mundo, bestias salvajes que podrían saciar aquel apetito de batalla que se había despertado en mi, y a pesar de que llevaba ya tiempo siendo cazador nunca antes había experimentado con tantas ansias.
Satoshi Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Hueso Duro de Roer

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.