¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Hanako Kugutsu el Sáb Mayo 07, 2016 3:50 pm

Al fin estaba en el País del Fuego, una extraña sensación se apoderó de mi cuerpo, el viaje se me había hecho eterno y un poco aburrido por lo que un poco de acción no venía mal. Una de las razones de mi llegada era que nos habían encarado a mí y dos personas más acabar con una banda de criminales que operaba por los alrededores del Bosque de la Hoja. La premisa era prometedora y no me lo pensé un momento para aceptar, sería mi primera misión de rango C y además la primera en un país extranjero por lo que estaba realmente emocionada. Aunque había algo que aún me molestaba de todo este asunto, en la misión venían bastantes datos (lo cual era de agradecer) pero se les había olvidado poner lo más importante ¿Dónde se suponía que los íbamos a encontrar? Mi opción era primero era ir a investigar alguno de los pueblos a los que habían atacado, por suerte para todos la mayoría de los pueblos estaban o cerca del bosque o dentro del mismo por lo que me sería difícil encontrar algún sitio en el que nos dijesen dónde estarían esos bribones. Para esta misión me había puesto una peluca blanca, en el pelo una flor porque pensé que simplemente me veía mona. En el torso llevaba un kimono corto para no quitarme movilidad y a la espalda llevaba una de mis marioneta para la misión.

Ropa actual de Hanako:

Para cuando me quise dar cuenta encontré una pequeña aldea cerca del bosque, por el ánimo de la población pude suponer que habían atacado esa aldea, me acerque a dónde parecía que había más gente, tenía que encontrar información y por desgracia las piedras no me hablaban asi que lo mejor era hablar con los cotillas que siempre se enteran de todo. La ciudad estaba de muy malos humos por los robos y amenazas, se podía cortar la tensión con un cuchillo. En el centro del pueblo, como era de esperar, estaban congregados un gran número de ancianos que no paraban de hablar de lo que sea que hablen los ancianos ¿El precio del arroz? ¿El tiempo? ¿O quizás porque una niña se estaba acercando a ellos con cara de hablar?

-Buenos días señores, me llamo Hanako y soy una de las shinobis que ha venido a ayudarles con el problema de los vándalos pero hay un pequeño problema. Mientras decía eso sacaba de mi bolsa un pequeño papel en el que ponían los datos. - No me han indicado dónde está su guarida o dónde se ocultan, me preguntaba si ustedes lo sabían. Sus cabezas se ladearon de izquierda a derecha con un gesto negativo, vaya pues la teníamos buena. Les di las gracias y me di media vuelta, me preguntaba si mis compañeros sabrían algo por lo que me senté en un lado esperando a ver a alguien con aspecto de shinobi. Que fácil ¿No?

Hanako:
Stats:
• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1
• Genjutsu: 2
• Velocidad: 3
• Resistencia: 5
• Fuerza: 2

Técnicas 3+2= 5
Hanako Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Rai Uzumaki el Lun Mayo 09, 2016 1:35 am

Esa mañana durante el reparto de misiones todo iba como se suponía que debía ir, tranquilo, hasta que llego mi turno para recibir una misión que seria ir a limpiar una cuadra o enfrentarse a un gatito recién nacido, entonces me dijeron que era una misión de rango C, al principio no lo creía, sin embargo cuando me lo confirmaron salte de algria por fin me habían dado una misión de rango superior.
Luego me dijeron que tendría que hacer equipo con otros shinobis de diferentes países extranjeros, me dejo dudando durante un instante, pero a fin de cuentas era una gran posibilidad, aunque cuando me fui seguían "explicándome" la importancia de las relaciones bilaterales y las alianzas con otros países, supongo que tarde o temprano se darían cuenta de mi no presencia.

Al parecer un grupo de indeseables, se dedicaban a extorsionar a gente  que vivía en las aldeas limítrofes del bosque y era solo cuestión de tiempo que decidieran empezar a matar, ademas al parecer un par de ellos sabían usar Jutsus, simplemente sacudí la cabeza y sonreí, esos desgracias no sabían donde se metían en cuanto me topara con ellos iban a lamentar el día en que sus madres los tiraron a este mundo.

Llegue a una zona cercana al bosque y me dispuse a buscar a mis compañeros, entonces caí en el pequeñisimo dato de que no me habían dicho ni como eran los shinobis con los que tenia que reunirme ni donde.
Maldije en silencio desde una de las ramas y me acerque a uno de los pueblos que rodeaban el bosque, no tarde en saber que este también sufría los ataques de los bandidos pese a ser un pueblo de un buen tamaño.

Seguí caminado por la calle principal donde un grupo de hombres debatían sobre asuntos importantes para su comunidad pero que a mi me venían importando un bledo pero podían ser interesantes en los relacionado a encontrar a mis compañeros o a los bandidos, cuando note que alguien clavaba los ojos en mi. Me gire y vi a una chica bastante joven que esperaba en un banco con un extraño atuendo y una espada a la espalda, una de dos o era una ninja que no tenia ni idea de camuflaje e iba a emboscarme o era una de mis compañeros, es cualquier caso tenia un kunai a mano por lo que pasase.

Ropa de Raimor:

Evidentemente no lleva chaleco táctico pero si algún ropaje similar
Rai Uzumaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Aburame Hotaru el Mar Mayo 10, 2016 9:13 pm


El transcurso de las horas terminó por no hacerse tan largo. El espía de la Lluvia se había decantado, al poco de comenzar el viaje, por infiltrarse entre unos mercaderes de la zona, más concretamente entre su mercancía nauseabunda donde ni siquiera el mejor de los sabuesos rastreadores sería capaz de encontrarlo. Con la nariz taponada por insectos y casi respirando más osmosis que por las vías normales, consiguió traspasar la frontera entre ambos países vecinos sin problemas. Seguramente también habría podido dar un rodeo por el bosque, pero eso era más lento y le impedía llegar de madrugada, como deseaba, a la siguiente “zona segura” de su infiltración.

Zona segura, claro, por decir algo. La idea de Vael de “seguro” era básicamente una arboleda frondosa, donde la multitud de aromas hacían que el Aburame pudiese esconder su fragancia, ahora un poco menos delicada por el viaje, de rastreadores. También sospechaba el hechicero que él encontraría interesante el terreno, en especial la flora en la que, sin embargo, su esbirro no puso la más mínima atención por estar concentrando en recibir nuevas órdenes.

“Has sido más rápido de lo que esperaba, Espectro. Pero no es momento de que te duermas en los laureles. Tu auténtica misión comienza ahora.” Un silencio, una pausa más larga de lo que debería serlo, hizo presencia antes de que el viejo hechicero siguiera su monólogo en el fuero interno del concentrado Nido.
Habló, quizás, de más para lo que su enviado debía de saber sobre la situación y reveló detalles tal vez demasiado escamosos, sin embargo se sabía seguro por su propio sello que incapacitaría al Enjambre en caso de querer desellar sus labios más de lo permitido: “¿Ha quedado claro?”
Sí. – fue lo único que Hotaru se atrevió a susurrar. E incluso eso lo hizo con cierto resquemor.
De nuevo se puso en marcha, con la capa oscura ondeando tras de él y la máscara cubriendo su rostro del frío rocío de madrugada.

♦ ♦ ♦

La aldea era un lugar pequeño, ideal para ocultarse bajo su nueva apariencia adoptada poco antes de entrar. Apenas una docena de casuchas con tejado de paja y paredes de barro formaban las tres calles que lo atravesaban. Todos sus habitantes, o al menos la mayoría, estaban fuera de las casas con caras largas y tristes, haciendo que él se sintiese como si aún caminase por las calles de la oscura capital del País de la Lluvia.
Lluvia… Eso era lo que más extrañaba el chico, ahora de tez morena, ligeramente más alto y vestido con ropas mucho más frescas y de colores más vivos que su habitual capa. Echaba de menos la sensación de las gotas repicando sobre su máscara, colándose ocasionalmente hacia unos ojos cuyo color habitualmente marrón había variado por uno azulado. El pelo seco era extraño, sobre todo si tenía que llevarlo recogido en una coleta como en ese preciso instante, pues acostumbraba a llevarlo suelto y empapado hasta los topes.

♦ ♦ ♦

A medida que pasaban las horas, más y más gente iba congregándose en la plaza del pueblo hasta que, finalmente, casi todo el pueblo se encontró allí reunido, alrededor de sus ancianos mientras estos debatían cuestiones sobre la situación del lugar. Esperaba tener que hallarse allí durante un par de horas más, y sin embargo una chica que parecía desconocer la palabra “infiltración” apareció, primero delatándose con el aspecto y posteriormente con unas palabras que el Aburame apenas logró distinguir entre los murmullos de toda la gente, pero de las que sin embargo consiguió extraer uno par de términos algo interesantes.
El segundo en entrar en escena fue menos evidente, muchísimo menos, pero tampoco hacía gala de tener conocimientos sobre cómo llegar a un lugar sin levantar sospecha. O quizás es que no pretendían, ninguno de los dos, esconder su procedencia u objetivos.
Fuere como fuese, el hijo del Enjambre se vio en la necesidad de imitar las irresponsabilidades de quienes al parecer iban a ser sus compañeros para no ser él mismo quien suscitase murmullos acusadores.

Se levantó presto del banco en el que se había sentado, casi de un salto, y corrió hacia sus dos compañeros moviendo la mano. Una pequeña parte de él moría en su interior cada vez que balanceaba el moreno y fibroso brazo para llamar la atención; como si apuñalasen su alma, su auténtico ser, Hotaru sentía que estaba poniendo en peligro toda su existencia por algo tan normal como aquello. Gajes del espía, se podría decir.

¡Eh! – gritó ya a mitad de camino, tal vez a unos seis o siete metros, para llamar su atención de manera coherente con la situación: – ¡Esperad, que falto yo! – añadió después, mientras llegaba ahogado a la altura de la muchacha con kimono y el chico con chaleco extraño, táctico quizás por la colocación de los bolsillos. – ¿Esta vez no me equivoco, verdad; sois mis compañeros? Llegué hace unas horas y ya me he confundido varias veces. Espero que esta sea la última. – Mostrando una sonrisa, agregó a su tono de voz una jovialidad inusitada en él.

Por dentro seguía ardiendo, deseando salir del poblado para poder quitarse ese absurdo disfraz a base de chakra.

Off:
Siento el post tan horriblemente largo. He tenido que meter algunos puntos del viaje (la llegada) y describir, aunque he intentado hacerlo muy por encima, el aspecto de Hotaru bajo los efectos de un Henge para no presentarse en capa y enmascarado en mitad de un pueblo que vive aterrado por bandidos. Evidentemente vosotros no conocéis el aspecto original de Hotaru. xD

Técnicas:


Jutsu de Transformación (変化の術, Henge no Jutsu)

Es un jutsu que permite al usuario poder adoptar la apariencia de otra persona, animal u objeto. Este jutsu es considerado uno de los más difíciles entra las técnicas básicas enseñadas en la academia. Para realizar el mismo se debe emitir constantemente chakra manteniendo la imagen a adoptar en la mente. Para esto, el usuario debe interactuar con el medio ambiente. En ninjas de poca experiencia provoca un gran agotamiento mental.

Genin: Podrán mantener la transformación por 3 turnos.

Apariencia del Henge:


Stats:

• Ninjutsu: 6
• Taijutsu: 1
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 5
• Resistencia: 6
• Fuerza: 1

Sin armas - Recogeré algunas por el camino
Aburame Hotaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Hanako Kugutsu el Mar Mayo 10, 2016 10:49 pm

Allí me quedé sentada esperando a que esos dos compañeros que tenía hiciesen acto de presencia, mientras esperaba miraba al sol esperando a que este me diese una respuesta aproximada de dónde estaba ese grupo de criminales, que agradable tiempo hacía en esa parte del país, echaba de menos su hogar pero no demasiado, tenía cosas importantes que hacer en ese lugar, cerré los ojos para poder concentrarme mejor, hasta que de repente oí unos pasos que se aproximaban a mi dirección, entreabrí los ojos para poder ver mejor lo que pasaba. Mi tranquilidad fue perturbada por un hombre de apariencia joven que no tenía cara de muchos amigos y mucho menos por el kunai que llevaba en la mano en simbolo de defensa, antes de que pudiese hacer algo que nos llevase a algún altercado me levanté del banco en el que estaba sentada, con una mirada y una sonrisa alegre me acerqué a él lo máximo posible para decirle algo en voz baja.

- Ten un poco de cuidado ¿No crees que lo mejor será no crear muchos problemas con los aldeanos? Si, le estaba regañando. No era la persona más adecuada para poder hacer eso ya que yo no iba muy discreta pero en este caso era la intención ya que por las circunstancias lo mejor en mi opinión era demostrar lo que éramos, con los ánimos tan caldeados cualquier sospecha provocaría que los aldeanos cogiesen el arado y fuese detrás de nosotros. No me fijé muy bien en su reacción, el chico tenía el pelo de color azabache y sus ojos eran de un claro color amarillo que me hicieron un poco de gracia, no por nada especial pero pensaba que mis marionetas eran las únicas con ojos raros. Me quedé mirándole fijamente para ver algo que me demostrara que era un shinobi no tardé mucho al ver que llevaba un chaleco de asalto, en mi mente me di una palmada en la cara como muestra de estupidez.

-Creo que eres un shinobi, me presento me llamo Hanako y creo que somos compañe- No pude terminar cuando escuche una llamada, me moví a la derecha para poder ver mejor la fuente del sonido, a lo lejos pude ver a un chico que se presentó de una manera más clara que mi compañero, cuando se acercó escuche algo que sentí un poco de pena por él decía que había ya hablado con varias personas buscando a sus compañeros, su piel era morena y su pelo era completamente marrón y la verdad es que me impresionaba su naturaleza tan alegre, hasta me consiguió sacar una sonrisa. Cuando los dos estaban a mi lado me coloqué de manera correcta la marioneta que llevaba a la espalda, estaba ya preparada para presentarme.

- Pues si, por mi parte si puedo decir que estaba esperando a mis compañeros de misión, me llamo Hanako y creo que seré vuestra compañera. A todo esto ¿Alguno de vosotros ha conseguido información de dónde están esos bandidos? Lo único que he conseguido son negativas y me esperaba que alguno de vosotros consiguiese algo.

En lo más profundo de mi corazón esperaba que hubiese acertado algo de lo que había dicho si no había quedado como una idiota, si sabían algo era mejor que lo dijesen para poder empezar la misión lo antes posible. Dentro de mis planes lo mejor sería no hablar mucho sobre mí, era algo peliagudo ser de otro país que aunque en su mayoría era pacífico no era cuestión empezar a comentar datos que no eran de importancia para la misión.

- A todo esto chicos, yo me he presentado y la verdad es que no me gustaría ser la única tonta en hacerlo ¿Cómo os llamáis?. Dentro de las posibilidades siempre podían haber mentiras, era lo más probable pero en este país me interesaba poder expresarme con naturalidad, con un nombre falso no me era posible encontrar lo que necesitaba, como me dijeron mis hermanos. Siempre ten un ojo en tus compañeros.

Hanako:
Stats:
• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1
• Genjutsu: 2
• Velocidad: 3
• Resistencia: 5
• Fuerza: 2

Técnicas 3+2= 5
Hanako Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Rai Uzumaki el Miér Mayo 11, 2016 10:11 pm

La shinobi que estaba felizmente sentada en un banco a ver si su compañeros llegaban me reprendió en voz baja el hecho de llevara un kunai en la mano por si había problemas con los aldeanos. Simplemente asentí y guarde el kunai.

-Lo siento-le respondi tambien en voz baja-pero ten en cuenta, que no podia saber si eras mi compañera o no.

Al rato llego otro chico que se acerco a nosotros y nos dijo que nos llebava buscando un buen rato.
La chica se presento como Hanako y nos pregunto si habíamos conseguido información sobre los bandidos que habíamos venido a eliminar.

-Lamentablemente no-dije en voz no demasiado alta- aun así creo que deberíamos retirarnos a un lugar algo mas apartado para seguir charlando y poner nuestros nuestros puntos de vista sobre la mesa.

Hanako entonces decidió exigir nuestros nombres, por un lado era lógico ya que si íbamos a estar juntos en esto lo logico era presentarse y ser lo mas sinceros posible, a fin de cuentas estábamos juntos en esto.

-Mi nombre es Raimor, un placer.
Rai Uzumaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Aburame Hotaru el Vie Mayo 13, 2016 10:13 pm


A pesar del disfraz el Aburame no dejaba de ser un espía casi nato. Sus ojos, ahora grandes y expresivos, de color azul, no perdían detalle de la situación. La marioneta inexpresiva a hombros de la chica del kimono y la flor llamaba la atención, sí, como también el cuchillo que no pasó desapercibido a sus ojos del otro integrante del pequeño grupo.
Ya más cerca de ellos dos, pudo escuchar como la chica se presentaba y el muchacho del ropa táctica hacía lo propio, ambos con inusitada tranquilidad en el tono de voz, lo que llevó al Nido a pensar que, como él estaba a punto de hacer, mentían vilmente.

Me llamo Mû. – Aseguró con total confianza, lleno de seguridad en sí mismo pese a ser una gran mentira. Quizás porque le hacía gracia estar utilizando un nombre que significaba “Nada o Nadie” de forma literal, o tal vez porque así conseguía afianzar todavía más el engaño. – Y estoy con Raimor, deberíamos apartarnos un poco y empezar a buscar, ¿no te parece, Hanako? – pedirle su opinión era sólo parte del papel, del personaje en el que se había metido, pero también una necesidad en él, poco acostumbrado a llevar la voz cantante –solía ser Izuna el líder en las misiones–.

Dentro de él, El Enjambre vibraba impaciente casi furioso. Las millones de vidas que se gestaban en su interior apenas podían soportar la merma en sus raciones de chakra a causa de la técnica, lo que las volvió agresivas incluso con su propia colmena. Sin dudarlo un instante, Hotaru se golpeó la cabeza, la frente para ser más concretos, y aplastó a una pequeña diligencia de insectos en plena mudanza hacia su cabellera

Malditos insectos. Están por todos lados en este pueblo. ¿Podemos salir ya? – Inquirió con cierto toque de molestia en la voz, fingiendo que era por los insectos y no por la pasividad de sus compañeros.
Por supuesto sus acciones en contra del Enjambre iban a costarle caras, muy caras, en tanto intentase darles un uso. No permitirían la muerte de los suyos en balde, ni siquiera para mantener una tapadera tan necesaria como aquella.  
Aburame Hotaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Hanako Kugutsu el Sáb Mayo 14, 2016 2:26 pm

Los dos chicos se presentaron, no tenía claro si habían dicho sus verdaderos nombres… Aunque claro está que eso no importaba, la única razón que pregunté los nombres era para saber como llamar a mis compañeros ante una situación de peligro creo que chico de pelo marrón es un nombre que ya estaba muy usado. Los dos hombres se llamaban Raimor y Mû, por alguna razón al escuchar el nombre del moreno me hizo gracia, no era nadie para cuestionar el nombre que le pusieran sus padres, les mire a la cara cuando me dijeron que era mejor moverse a otro sitio para ir empezando con la misión de búsqueda y además hablar de tácticas.

- Tenéis razón, deberíamos empezar a buscar información. Nada más terminar de decir esa frase una muchacha joven se acercó a nosotros con cara de preocupación y con una cara marcada por el cansancio, no tendría más años que ninguno de los ahí presentes, la chica se recogió el pelo y jadeando nos dijo.

-¡Qué suerte que os haya encontrado, pensaba que incluso os habríais ido! Tengo información de dónde se encuentra el grupo. . Impresionada le ayude a tranquilizarse, al parecer nos iba a acelerar el proceso de encontrar al grupo. - Algunos miembros de la aldea me han dicho que los estabais buscando pero que no teníais idea, en realidad sí que lo sabemos pero nos amenazaron de muerte si decíamos algo, sabemos que no era lo mejor pero teneis que entendernos. Tiene sentido que lo hicieran, seguramente sabían que en algún momento mandaría a ninjas para acabar con esto de una vez por todas por lo que tomaron la iniciativa amenazando a las familias. Yo no tengo nada que perder ya, mis padres murieron y tengo planeado trabajar en los balnearios del País de las Aguas Termales. La guarida está siguiendo el camino que lleva al bosque, en uno de los caminos hay un cartel con un kunai clavado, seguís a la derecha allí encontraréis a dos del grupo, si acabáis con ellos os dirán a donde ir y entonces encontraréis a sus líderes… Creedme cuando os digo que no os queréis encontrar con ellos.

Antes de que pudiéramos preguntarle nada llamaron a la joven la cual tuvo que irse para mantener su tapadera y que nadie se diese cuenta de lo que había dicho, miré a mis compañeros y les dije:

- No se si sera verdad lo que nos ha dicho pero creo que es lo mejor que tenemos ¿Venís conmigo? En el momento en el que lo dije empecé a andar en la dirección que nos había dicho. - De camino ya podremos hablar de nuestra estrategia, incluso si queréis separaros lo entiendo cada uno tenemos nuestras maneras de hacer las cosas. Lo cierto es que prefería que estuviéramos juntos pero si no era posible… Pues una pena. No paraba de darle vueltas a lo que la muchacha había dicho sobre los líderes ¿Serán los que usaban elementos, aquellos que nos avisaba la misión? Para mi el enemigo no me resultaba un problema por sus elementos, lo único que necesitaba era un lugar alto en el que poder esconderme de sus ataques.

Antes de salir hacia el bosque me di la vuelta para ver el pueblo, debíamos acabar con ellos o acabarían tomando represalias contra los aldeanos, era algo que no se me iba a quitar de la cabeza en toda la misión.
Off:
Simplemente deciros que cuando entremos en el bosque empezara la bulla y eso.
Hanako:
Stats:
• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1
• Genjutsu: 2
• Velocidad: 3
• Resistencia: 5
• Fuerza: 2

Técnicas 3+2= 5
Hanako Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Rai Uzumaki el Sáb Mayo 14, 2016 3:04 pm

Una vez presentados todos, aun a sabiendas que nuestro amigo Mû posiblemente no dijese su nombre real, nos pusimos de acuerdo en como actuar, tratando de ser lo mas discretos posible, aunque hasta cierto puento no estaba seguro de que lo estuviesemos haciendo de la mejor manera.

El siguiente paso era conseguir información estaba seguro que eso nos costaría bastante mas ya que encontrar una guarida de ladrones en el bosque seria casi imposi... Una chica se presento diciendo que sabia donde estaba la guarida, que a ella le daba igual pues sus padres murieron y ella se iba al país de las aguas termales todo para terminar con una amenaza velada, de que la debíamos creer en cuanto a no queríamos encontrarnos con los bandidos, tras eso se fue.

No sabia bien que pensar, la información servida en bandeja de plata así por las buenas, hasta nos dieron las indicaciones pertinentes para asegurar que no nos perdiésemos. Después de eso Hanako dijo:

- No se si sera verdad lo que nos ha dicho pero creo que es lo mejor que tenemos ¿Venís conmigo? En el momento en el que lo dijo empezó a andar en la dirección que nos había dicho. - De camino ya podremos hablar de nuestra estrategia, incluso si queréis separaros lo entiendo cada uno tenemos nuestras maneras de hacer las cosas.

Nos alejamos algo del pueblo y cuando ya estábamos lejos de ningún oído enemigo que nos pudiese oir.
-Yo personalmente no me fió de esa información, que ojo, no dudo que sea cierta, pero acabar con un grupo de shinobis que vienen a tratar de contenerlos seria una magnifica forma de asegurar su superioridad en la zona y también que los aldeanos estén lo mas mansos posibles-los mire a ambos
-Por ello creo que nuestra mejor opción es acercarnos a su guarida de la forma mas calmada y progresiva, reunir toda la información que podamos y preparar una acción ofensiva con toda esa información, igualmente el enemigo puede estar informado de nuestra presencia, por lo que tendríamos que estar preparados para cualquier cosa una vez nos acerquemos a su guarida, trampas, guardias o lo que sea.

Mire hacia el bosque, estaba tranquilo mas de lo que me gustaba, quizás fuesen imaginaciones mías, pero casi estaba seguro de que nuestro enemigo estaría vigilandonos no desde demasiado lejos.

Raimor:
Stats:
• Taijutsu - 5 (7 con dos armas)
• Genjutsu - 3
• Ninjutsu - 3
• Velocidad - 3
• Resistencia - 3  
• Fuerza - 3
Rai Uzumaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Aburame Hotaru el Dom Mayo 15, 2016 6:43 pm


Cuando el avance estaba al alcance de la mano, se esfumó de nuevo causando en él una sensación de vacío inmensa. Aunque no era exactamente vacío, así era como se sentía normalmente por la presencia del sello, sino más bien una especie de ganas irrefrenables de liarse a tortazos con la chiquilla con verborrea hasta perder el brazo por cansancio.
Por si eso fuera poco, el furioso Enjambre de su interior estaba recuperando poco a poco las fuerzas, recordándole su posición en ese enlace simbiótico como mero hogar y fuente de alimento. Eliminada la fuerza del Aburame para retener su propio chakra, ya no quedaba nada para detener su inherente parasitismo. A causa de aquello, la transformación empezaba a peligrar. Lo sentía, podía notar como el pelo asomaba por fuera del disfraz en su nuca, blanco igual que la marioneta de Hanako, y como su visión cambiaba a otra de un punto más bajo, aunque todavía era imperceptible en el exterior.

Sí, deberíamos empezar a irnos ya. Aprovechemos el tiempo que tenemos. Es temprano, quizás todavía no se hayan despertado los bandidos y podamos acercarnos. Y sí, deberíamos ir con cuidado; no nos conviene echarnos de cabeza a la boca del lobo. – Afirmó, con una voz cada vez menos melódica y más rasgada, susurrando a ratos mientras arrastraba algunas palabras con dificultad.

Dejó atrás el pueblo con rapidez, adelantando a sus compañeros e ignorando todo cuando decían más allá de lo que ya había respondido, para internarse en el frondoso bosque. Sus ramas lo abrazaron como uno más, cobijándolo bajo sombras danzantes al son de una canción ininteligible entonada por una brisa de céfiro del sudeste, cálida pese a haber atravesado todo el vergel de vida donde la temperatura decaía un poco.
E igual que el pueblo, también dejó atrás su disfraz delante de sus compañeros. Sabiéndose más débil físicamente, ocultarse lo consideró un error fatal y decidió no hacerlo para no confundirlos aún más; si quedaba opción a ello, claro.

La altura cambió a una más baja. El pelo creció de golpe en un blanco impoluto, con reflejos grises a ratos, desordenado y mecido como briznas de hierba muerta por el mismo céfiro que daba vida al resto del bosque. Vestimentas desaliñadas ocuparon el mismo espacio y tiempo que las azules un breve instante, antes de verse cubiertas por una capa de color azul e intenso tono oscuro que, a su vez, estaba miríada de pequeños ríos azabaches en movimiento, apenas visibles en su superficie.
Girándose sobre sus propios talones para encararlos de nuevo, esta vez con la máscara de blanco nacarado y escasa decoración, con cierto parecido a un zorro en su talla de madera ligera, siseó algunas palabras al vibrante cúmulo de insectos que se movían por su interior antes de dirigirse a las dos personas al frente de sí mismo.

Quietos. Necesito concentrarme. – Fue la orden que les dio. Impávido por sus reacciones, sacó una mano de entre las sombras de su capa, tras haber realizado un único sello por debajo, y la plantó en el árbol más cercano a su derecha. A partir de ahí extendió su chakra como una telaraña, dándole renovadas energías a la madera y capturando con ellas, cual araña hambrienta, la atención de cuanto insecto rondaba las cercanías.
Ellos hablaron con él mientras los sostenía en su mano, ahora envuelta de patas diminutas, alas y exoesqueletos de diferentes propiedades.

Seguidme. Hay que atacar antes del cambio de centinelas.
Acto seguido se puso en marcha, ignorando otra vez más lo que hicieran sus compañeros respecto a su clara orden susurrada en un tono apenas audible, mas sin embargo comprensible de sobras.

Avanzaba con cuidado y delicadeza, mirando tanto al suelo antes de pisarlo como al frente por si algo cambiaba mientras se dirigía al punto donde la primera patrulla debía estar, tal como aseguraban los insectos. Algunos todavía pegados a su mano, esas pequeñas vidas desconocían el destino que les aguardaba. Hotaru no había desayunado esa mañana, y un puñado de hormigas, una cucaracha y dos o tres abejas eran el tentempié ideal una vez dejasen de ser útiles.

Off:

Bueno, siento que el post sea algo largo. Necesitaba dar una descripción del auténtico Hotaru, para vosotros Mû, al deshacerse el Henge. Podéis seguirlo o no, eso me es indistinto. Pero tened en cuenta que, con sus habilidades sensoriales, es poco probable que se equivoque.

Apariencia de la máscara:

Esta es la máscara. La capa que lleva es como la de un ANBU de la serie: Oscura, sin detalles remarcables que se aprecien y con posibilidad de cerrarse por delante mediante botones o bridas de tela.



Técnicas:

Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Pasiva del clan Aburame. Permite controlar a los Kikaichū. No cuenta como una técnica empleada.

Hijutsu, Mushiyose (秘術・蟲寄せ, técnica secreta, invocación de insectos): Con sólo tocar una superficie con su mano, el ninja Aburame puede liberar una pequeña red de chakra que atrae a los insectos de las cercanías a ese lugar. Como los ninja Aburame pueden comunicarse con ellos, esta técnica les sirve para conseguir información de la zona en la que se encuentran al hablar con los insectos locales. A diferencia de otras técnicas del clan, esta sí consume chakra.

Sellos: Sí, uno. Carnero.

Aburame Hotaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Hanako Kugutsu el Lun Mayo 16, 2016 7:44 pm

Los chicos escucharon pacientemente lo que dijo aquella chica, por mi parte creía que lo mejor era hacerle caso, después de todo los afectados eran ellos y por lo que entendía tenía sentido lo que estaba diciendo… Lo único que me extrañaba a decir verdad era que supiese con tanto detalle dónde estaban situados los bandidos, a parte de eso nada me hizo dudar de su veracidad. El único que planteó algún problema a su enunciado fue Raimor el cual no estaba del todo seguro, tenía sentido a decir verdad que una chica apareciese de la nada para decirnos la guarida de unos malvados bandidos pues que quieres que te diga que también me parecía sospechoso a mi, de todas maneras lo que dijo después de seguir pero con calma me parecía lo más correcto y mucho más después de que Mû diese su opinión, además diciendo que por la hora aún debíamos tener el tiempo suficiente antes de que se hubiesen despertado y así iríamos con mucho más sigilo.

Para cuando me quise dar cuenta Mû se había adelantado a nosotros, debía tener muchas ganas por empezar la misión porque yo iba a un paso rápido pero tampoco corriendo, el pueblo quedó detrás de nosotros, dejando simplemente unas casas al horizonte y una chica preocupada por nosotros allí, esperando ver cómo nos íbamos, no sentía pena por dejarles a su suerte, al fin y al cabo nosotros nos encargaríamos de esto por nuestra cuenta… Tenía miedo, eso os lo podía asegurar ¿Qué me había mandado a mi tener que irme de mi tierra para poder ayudar a otro país que además no conocía de nada? Simplemente mis ganas de conocer la verdad, entonces me di cuenta de algo ¡Demonios, no había preguntado nada sobre mi hermano! Mientras lo pensaba me eche las manos a la cabeza como simbolo de desesperación ¡Para una cosa importante que tenía que hacer y va y se me olvida! No paraba de moverme el pelo de la rabia pero con cuidado de no mover mucho mi peluca para que se diesen cuenta de que era un disfraz. Para cuando me giré para ver lo que estaba haciendo Mû me lleve una increíble sorpresa su cuerpo estaba reduciendo a uno un poco más pequeño, su castaño pelo paso a ser de un tono blanco muy intenso y sus azules ropas pasaron a una gabardina del mismo color pero con una marea de color azul que la cubría, este llevaba una máscara de zorro de color blanco y partes de color rojo, al verla lo primero que pensé fue ”Por una parte me gustaría poder ver su cara, pero por otra parte si la tapa será por algo así que mejor me abstengo de hacerlo por las consecuencias que pudiese ocasionar mi acto.

Mi cara fue de completo asombro, no dije nada simplemente estuve pensando para no molestarle, cosa que luego me alegré hacer porque no tardó ni un segundo en mandarnos callar. El chico entonces puso una mano en un árbol, no pude fijarme exactamente qué estaba haciendo pero al poco rato nos dijo que nos debíamos dar prisa y acto seguido se puso en marcha.

-¿Pero que demonios acaba de pasar? Raimor ¿Tú sabías de algo así o no soy la única en quedarse impresionada? ¡Eh, espéranos Mû! Acto seguido Hanako continuo el camino del peliblanco, mientras que avanzaba me puse a encadenar sellos en las manos para poder estar preparada en caso de que nos los encontrásemos en la cara o por si teníamos algún problema, Hanako iba lo más sigilosa que podía para no dejar ningún rastro y así fuese más difícil que les rastrearán o se diesen cuenta de la dirección que tomaban.

Finalmente los ninjas llegaron a la señal con el kunai, todos los que estaban allí se acordaban de lo que la mujer les dijo, ahora era el momento de que decidiesen la táctica o simplemente seguir hacia la derecha y lanzarse a la boca del lobo, Hanako por su parte les llamo la atención

-Chicos, si vamos a pelear debo deciros que no se me da muy bien el tema de atacar cuerpo a cuerpo, bueno no al menos a mí, como habéis visto tengo una marioneta a la espalda y la usó para combatir, especialmente este modelo, de todas maneras si se rompiese quiero que sepáis que soy increíblemente floja a la hora de hablar de fuerza. Se que podéis tomároslo mal pero ¿Y vosotros cómo soléis pelear?
Hanako:
Stats:
• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1
• Genjutsu: 2
• Velocidad: 3
• Resistencia: 5
• Fuerza: 2

Técnicas 3+2= 5
Técnica Oculta x1
Hanako Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Rai Uzumaki el Miér Mayo 18, 2016 2:39 am

Nos encontrábamos en el bosque de la hoja sopesando cuales eran nuestras acciones a hacer, cuando Mû decidió alejarse a vivo paso de nosotros adentrándose en el bosque, yo por mi parte charlaba con Hanako en cuanto a como era la mejor forma de emprender esta misión que sin duda se antojaba dificil pues a pesar de la información recibida por una chica casi ansiosa por darnos dicha información nos encontrabamos aun  casi a ciegas.

Seguimos en dirección hacia donde se fue Mû y vimos su capa contra un árbol, no estaba seguro de lo que estábamos viendo pero su cuerpo estaba como hecho de bichos y solo una mascara cubría su rostro "Impresionante, sabia que había ninjas capaces de manejar animales, pero esto se me escapaba casi hasta el el entendimiento" pensé para mi aun impresionado por lo que estaba viendo. Una vez Mû termino con sus quehaceres cogió su capa y comenzó a caminar. Hanako no tardo en hablarme:
-¿Pero que demonios acaba de pasar? Raimor ¿Tú sabías de algo así o no soy la única en quedarse impresionada?
-No, no lo eres, desde luego es algo impresionante-reconocí, sin duda eso seria muy útil en combate.

Seguimos a Mû por el bosque, su paso era intenso y su velocidad dificil de seguir pero los dos nos esforzamos por ir a su paso, o eso me parecía. Tras un buen rato de caminata y exploración llegamos a la señal con el kunai clavado en ella siendo Hanako la primera en hablar:

-Chicos, si vamos a pelear debo deciros que no se me da muy bien el tema de atacar cuerpo a cuerpo, bueno no al menos a mí, como habéis visto tengo una marioneta a la espalda y la usó para combatir, especialmente este modelo, de todas maneras si se rompiese quiero que sepáis que soy increíblemente floja a la hora de hablar de fuerza. Se que podéis tomároslo mal pero ¿Y vosotros cómo soléis pelear?

Mire a Mû y el me miro a mi pero siguió sin decir nada por lo que decidí empezar:


-Bueno yo soy competente en el cuerpo a cuerpo y la gran mayoría de mis Jutsus son de combate a corta distancia ya que uso el elemento Futon, en cualquier caso, puedo imbuir chakra en mis cuchillas para que estas hagan algo mas de daño en combate. En combate a media distancia puedo dar apoyo y a larga distancia soy prácticamente nulo, pero podéis estar seguros que lo haré lo mejor que pueda.


Última edición por Raimor Uzumaki el Vie Mayo 20, 2016 8:21 pm, editado 1 vez
Rai Uzumaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Aburame Hotaru el Vie Mayo 20, 2016 7:27 pm


La idiotez galopante de sus compañeros era inversamente proporcional a la manera en que sus expectativas, de por sí ya bajas, decaían a cada palabra que les escuchaba.
Sorprenderse lo esperaba, era parte de su poco elaborado plan. Pero lo que ni en un millón de años reflexionando hubiese imaginado el Aburame era que allí mismo, delante del kunai clavado, todavía con restos de savia resbalando por su afilada hoja, se pusiesen a charlar sobre las habilidades que tenían, o si eran buenos combatiendo cuerpo a cuerpo o no. Por otra parte lo agradecía, no iba a ser necesaria la espera hasta la lid para reunir información acerca de ellos.

Con gente como ellos, prácticamente soy inútil. – se dijo a sí mismo, aunque susurrando en un tono casi audible, cargando su voz de cierta molestia notoria. – Ahora a la derecha. No están lejos; prestad atención. – Una vez más su desgarrada voz volvió a cortar el aire, ahora sí en tono entendible para los dos ninjas restantes en la escena.

Al término de sus palabras y de manera imperceptible para cualquiera, presente allí o no, su esmirriada figura bajo el ancho de la capa se había cubierto de insectos por completo. Cada uno estaba en simbiosis con él de manera imposible de aguantar – succionaban, todos al unísono, de su corriente de chakra y lo volvían débil por momentos. Para paliar un poco el repentino agotamiento, Hotaru dirigió a los insectos todavía atrapados en su mano hacia la boca por debajo de la máscara, masticándolos a conciencia y tragando con ansias los pequeños bocados de carne que ofrecían sus diminutas vidas al extinguirse. Pudo verse un trozo de su barbilla pálida y escuálida.
Atacad. Necesito tiempo. – ordenó tajante al instante siguiente de paliar el hambre, y levemente el cansancio.
Seguía cubierto de bichos mientras se movía, con pesadez, hacia la derecha de su posición buscando quedar escondido tras algún árbol. El Enjambre de su interior vibraba furioso, levantando la holgada capa por momentos, y, misteriosamente, sin emitir sonido alguno. Estaban disponiéndose para el combate.

Off:

Stats:


Ninjutsu: 8
Taijutsu: 1
Genjutsu: 2
Velocidad: 5
Resistencia: 6
Fuerza: 1

Técnicas posibles: 7
Técnicas gastadas: 2
Técnicas restantes: 5


Técnicas:

Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Pasiva del clan Aburame. Permite controlar a los Kikaichū. No cuenta como una técnica empleada.

Jutsu oculto x1

Aburame Hotaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Hanako Kugutsu el Lun Mayo 23, 2016 10:25 pm

Mû se acogió a su derecho de no decirnos nada, mientras que Raimor nos había dicho que el era bueno en los combates cuerpo a cuerpo, me alegró ir eso salir de su boca, al menos uno de los nuestros podría enfrentarse a los bandidos cuerpo a cuerpo, cosa que solamente mis marionetas podían hacer, sentía algo de malestar por haber tenido que decir mis habilidades a lo diestro y siniestro pero creía que en medio del combate no sería la mejor opción y mucho más teniendo en cuenta que al menos yo soy de un país diferente que al de los otros dos cosa que me hacía pensar ¿Nos enfrentaremos a muerte en algún otro momento? Esperaba que no porque principalmente acabaría tomando una decisión equivocada. Mû nos dijo que debían estar cerca en dirección a la derecha, el combate iba a empezar dentro de poco y lo mejor era prepararse y obedecer las órdenes de quién parecía que tenía razón, para bien o para mal era Mû que era quién sabía a la perfección donde se encontraban ¿Tenía alguna habilidad de comunicarse con plantas, o tenía alguna capacidad de sensor? Por lo que tenía entendido había algunos ninjas que habían entrenado para poder sentir a seres en zonas lejanas ¿Tenía delante de mis ojos a alguien asi? Por extraño que me pareciese por unos escasos segundos y solo cuando me fijaba bien pude ver su barbilla, no podía describirla a la perfección ya que fue durante un instante pero eso fue lo único que me hizo falta para apartar la mirada, no se que se llevó a la boca pero tampoco me apetecía saberlo…

Me cogí un mechón de pelo por los nervios ¿Combatir ya? Si era necesario lo haría, eran criminales al fin y al cabo y como shinobi mi deber es acabar con gente que tenga malas intenciones para asi preservar una fina paz, aún tenía la técnica la cual estaba guardando para usarla en el momento adecuado para asi poder estar prevenidos y defender a mi grupo ¿Qué es lo que podría salir mal? Hice un gesto con la mano para avanzar pero lo mejor sería no seguir el camino, lo mejor sería continuar el camino por los árboles para asi estar más seguros y poder pillarles desprevenidos un consejo que mi hermana me dio es que “Ave silenciosa no se caza”. Una vez llegamos al sitio pudimos ver como no había nadie como dijo nuestro compañero aún teníamos tiempo hasta que hubiese un cambio de guardia, con sumo sigilo seguí avanzando fijándome en todos los árboles por si podría haber trampas lo cual no fue así para suerte de todos nosotros, si mirabamos detenidamente a lo lejos se podía ver una especie de casuchas hechas con ramas y palos a forma de cabaña y en el centro se encontraba la única edificación, estaba derruida pero la puerta estaba cerrada. Miré a ambos lados y lo único que vi fue que nadie se encontraba en las cabañas, cuando de repente se escuchó un golpe y vimos como un chico y una mujer se encontraban golpeando a la chica que nos había ayudado, el joven tenía el pelo blanco como la mujer pero este parecía débil físicamente, pero en cambio la muchacha parecía como un bloque de piedra pero con patar, sentía pena y rabia por la pobre chica ¿Por qué? Los dos la golpeaban y le gritaban diciendole cosas como: ¿Dónde están? ¿Cuántos son?

Sin que me diese cuenta una cuadrilla formada por otros cuatro chicos y chicas aparecieron, parecía que les estaban informando de algo ¿Nos habrían pillado? De entre los cuatro nuevos uno pareció girar la cabeza hacia nuestra dirección, me oculté detrás de un árbol sin fijarme en lo que hacían mis compañeros, teníamos desventaja numérica, parecía que nos habían pillado porque todos se fueron corriendo dejando a la mujer atrás, no me atreví a acercarme, nunca dejarían a nadie sola por nada y aún estaban demasiado cerca para poder hacer algo sigilosamente

- Tranquila Hanako… No actues apresuradamente…
Off:
Hanako:
Stats:
• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1
• Genjutsu: 2
• Velocidad: 3
• Resistencia: 5
• Fuerza: 2

Técnicas 3+2= 5
Técnica Oculta x1
El extraño chico:
Imagen:
Stats:
• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 7
• Genjutsu: 5
• Velocidad: 10
• Resistencia: 10
• Fuerza: 7
La Fuerte Mujer:
Imagen:
Stats:
• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 10
• Genjutsu: 2
• Velocidad: 10
• Resistencia: 10
• Fuerza: 10
Hanako Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Rai Uzumaki el Miér Mayo 25, 2016 10:04 am

Mû parecía algo enfadado y no comprendía muy bien por que mientras me rascaba la cabeza en cualquier caso nos encontrábamos cerca del enemigo y no era el momento para ir cada uno por su cuenta, interactuar y buscar confianza en el grupo era esencial para su supervivencia pero Mû parecía mas bien un lobo solitario. Hanako por el contrario parecía mas participe de trabajar en grupo, se le veía mas confiable, sin embargo en el mundo ninja la apariencias pueden ser fatales al igual que quedarse al desamparo de los compañeros y mal que nos pese los tres estamos juntos en esta misión.

El bosque estaba bastante tranquilo, por suerte era una hora del día con bastante luz y los recovecos oscuros no eran demasiados por lo que las emboscadas de estar esperándonos eran menos posibles, "aunque no deja de ser un bosque" pensé para mi "incluso en la luz del mediodía de un día despejado de verano hay cientos de recovecos" por ello decidí que no era un buen momento para bajar la guardia, de echo casi nunca lo era.
Seguimos avanzando poco a poco lentamente mientras la foresta comenzaba a rodearnos, los arboles delgados y raquíticos comenzaban a dejar paso a arboles fuertes de recio tronco. La vista por supuesto clavada en todos los ángulos posibles para tener cubiertos todos los flancos.

En un momento dado Mû nos dijo que teníamos enemigos a nuestra derecha, por lo que me reducí mi tamaño poniéndome casi de cuclillas y cubriéndome con todo lo que era posible a la vez que trataba de dar la máxima ligereza a mis pies para evitar cual quier tipo de ruido.

El enemigo no tardo en aparecer en frente nuestra una cuadrilla formada por otros cuatro chicos y chicas que hablaban entre ellos en un tono que nos era imposible de captar. En cualquier caso ya tenia mis shuriken en la mano listos por si me veia en la premisa de actuar, mire a Hanako que también estaba oculta tras unos arbustos, no vi a Mû lo que no sabia si era bueno o malo, pero esperaba que se agazapara se encontrase listo para la acción pues el enemigo nos superaba ya por el numero mínimo.
Estaba listo para actuar, pero lanzarse ahora seria una locura.

Raimor:
Stats:
• Taijutsu - 5 (7 con dos armas)
• Genjutsu - 3
• Ninjutsu - 3
• Velocidad - 3
• Resistencia - 3  
• Fuerza - 3

Tecnicas posibles: 6
Rai Uzumaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Aburame Hotaru el Miér Mayo 25, 2016 6:59 pm


Al parecer no había sido lo bastante claro. “Atacad” fue una orden que se perdió en la nada. En momentos así, el Aburame recordaba porqué el trato con los insectos era siempre más sencillo, fluido y, sobre todo, eficaz. Él decía y ellos hacían. Sin dudar, sin pensar en las consecuencias de sus actos, sin miedo o absurdas preocupaciones… con humanos, las cosas siempre se torcían.

Inútiles. – Susurró desde detrás de un árbol fuera de su vista. Mientras tanto, el Enjambre empezó a escapar de su túnica a través del espacio entre los pies y el suelo. Millares de insectos cubrieron el suelo a su alrededor y se fueron agrupando lentamente, aumentando en número mientras daban forma a una copia exacta de su huésped.
Finalizado el gemelo a base de parásitos, Hotaru le entregó bajo manta dos cuchillos y una pequeña canica de color grisáceo, con la palabra “Humo” cuidadosamente escrita en kanjis. Después, uno de los dos se perdió entre las ramas a pocos metros de altura y el otro se acercó a los compañeros. Daba igual quién fuese cuál, pues ambos eran idénticos en todo salvo en la voz, y el conocido por los ninjas como Mû no era precisamente un adalid de la charla amena.

Cuando salió de su cobertura, pudo ver cómo media docena de bandidos apaleaban de forma miserable a la misma chica que momentos antes, en el pueblo, les diese la información para llegar hasta ahí. El Espectro era poco dado a devolver favores y rara vez lo hacía, pero si su misión se cruzaba con una oportunidad de ponerle los pelos de punta a alguien no la desaprovechaba.

La figura enmascarada abandonó la cobertura de la rama justo cuando uno del sexteto se giraba, a las órdenes de una mujer de anchos hombros que a todas luces llevaba la voz cantante. Sin pensárselo demasiado, la figura del Espectro empezó a recortar metros; al principio caminaba, después corría como un condenado con una velocidad que hasta el momento había mantenido oculta. En su mano izquierda, bajo la ancha manga de la capa, estaba firmemente sujeto el kunai de negro acero con el que se disponía a apuñalar al primer desgraciado que saliese a recibirlo.

Mientras tanto por arriba, en un sigilo absoluto que daba a entender por qué se le conocía como “Espectro”,  entre otros nombres, la segunda imagen del Nido se movía avanzando despacio. Rodeaba a sus enemigos como el buitre que cerca la carroña, esperando el momento exacto donde nadie notase su presencia para arrojarse sobre la carne de quienes él ya consideraba cadáveres que no se habían enterado de su propia muerte. Sujetaba la daga azabache de forma idéntica al otro Hotaru, con la punta hacia afuera, sólo que él, además, tenía en la diestra una pequeña bomba de humo, esperando con cierta impaciencia el momento de arrojarla.

Off:

Stats + Armas:


Ninjutsu: 8
Taijutsu: 1
Genjutsu: 2
Velocidad: 5
Resistencia: 6
Fuerza: 1

Técnicas posibles: 7
Técnicas gastadas: 3
Técnicas restantes: 4

• Kunais x4 (x5 -1 para el clon)

• Bombas de humo x3 (-1 para el clon)

• Senbons x5

Técnicas:

Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Pasiva del clan Aburame. Permite controlar a los Kikaichū. No cuenta como una técnica empleada.

Jutsu oculto revelado

Mushi Bunshin no Jutsu (蟲分身の術, técnica del clon de insectos):
Técnica secreta en la cual millares de insectos kikaichū se reúnen en un sólo lugar y toman la apariencia del Aburame o la de cualquier persona que éste desee. El clon es muy elaborado, tanto como para confundir con facilidad al clon con el original, por lo que puede ser usado como señuelo o para una táctica de distracción. Su poder de ataque y velocidad están directamente relacionados con la habilidad del ninja con el ninjutsu. El clon se descompone en insectos al ser golpeado, y debido a que está formado por insectos, puede reformarse de forma muy veloz, aunque no soporta más de dos golpes antes de deshacerse al recibir el 3ro, sin embargo las explosiones o fuertes jutsus elementales de katon y raiton pueden deshacerlos facilmente. Al estar formados por insectos las armas arrojadizas pequeñas (kunais, shurikens, sembons y similares) los atraviesan sin destruirlos. Pueden usar armas, pero no realizar jutsus. Estos clones pueden engañar al sharingan pues llevan el mismo chakra que el usuario, pero no al Byakugan pues este puede ver claramente su composición, tambien pueden engañar al olfato pues llevan el mismo olor corporal del Aburame. Cuando estos clones son destruidos el usuario puede recuperar la información que poseían si al menos un insecto de los que lo conformaban sobrevive.

Aburame Hotaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Hanako Kugutsu el Lun Mayo 30, 2016 1:09 pm

La misión estaba en su momento álgido, se notaba que teníamos que actuar con dos dedos de frente y no lanzarnos a la boca del lobo, seguí quieta esperando ver las acciones de mis compañeros ya que no sabía muy bien qué era lo mejor hacer, ir a rescatar a la mujer me parecía que era demasiado fácil y si tenías algo de sentido común podías ver que era una trampa, al parecer los demás lo comprendieron también ya que Raimor se quedó conmigo y Mû hacía sus cosas sin que yo al menos me diera cuenta ¿Se iría a por el grupo? Me quedé pensando algunos instantes en busca de una estrategia, quizás podríamos darle una cobertura o entretenerles para que él pudiera hacer sus cosas a salvo. Le comenté a Raimor en voz baja la idea:

- Antes dijiste que se te daba bien el cuerpo a cuerpo, perfecto. Necesitare tu ayuda para lo que voy a hacer, Mû ha ido hacia el grupo… O al menos eso supongo, yo iré por delante y dejaré mi marioneta en un árbol cercano y ahí lanzare uno de mis jutsus, pero para que funcione voy a necesitar que tu les distraigas por detrás así nuestro plan de ataque podrá ser un éxito. Mientras esperaba una respuesta me puse de pie mientra avanzaba sigilosamente a su posición ¿Estaba loca? Por desgracia no, estaba confiando en mis compañeros aunque eso nunca era del todo bueno, aunque fuésemos tres ninjas ellos eran demasiados, haciendo que lo mejor sería las técnicas de área para poder acabar con el mayor número de personas. Finalmente llegué a mi posición, dejé a la marioneta en una rama cercana para que en cualquier momento pudiera “llamarla”, me fije en que no eran del todo listos ya que la mayoría de ellos se peleaban entre sí simplemente para ver quién tenía razón. Se notaba que no era un grupo organizado o que al menos no eran muy profesionales, se dirijian al pueblo seguramente para preguntarles a los vecinos si tenían algo que ver con nosotros, me daba pena ya que al fin y al cabo ellos no tenían nada que ver con esto, los bandidos no se dieron cuenta en ningún momento de las accione que estaba realizando el Aburame permitiéndole pasar completamente impercibido, tanto él como su clon de insectos. La única que pareció notar que algo andaba mal era la mujer que insistió a sus hombres para que pidieran refuerzos ¿Había más hombres?

- Mantened los ojos bien abiertos, no sabemos en qué momento esos malditos ninjas nos atacaran, Kenshin, lo mejor será que vayas atrás y te lleves a dos de nuestros chicos. La mujer se estaba refiriendo al joven de pelo rubio que iba con ella. Rápidos como el viento se fueron en la dirección en la que estábamos. El plan había cambiado, lo mejor sería acabar con ella lo antes posible, contra una mole de músculo y dos descerebrados podíamos nosotros tres si nos coordinamos. No tenía al chico de pelo blanco en mi campo de visión por lo que no podía hacerle ninguna seña para informarle de que iba a actuar. Sigilosamente baje por el tronco dejando a Kumiko en una rama a la distancia suficiente para poder cogerla con los hilos, como le dije a Raimor mientras veniamos una táctica que se me había ocurrido era levantar una polvareda, distraerlos y entonces atacar, así además dejaríamos a Mû para poder hacer sus cosas y el enemigo estaría demasiado confundido para poder atacarnos. Una vez delante de ellos, escondido detrás de un arbusto para que no me vieran me dispuse a lanzar mi jutsu. Choque las manos para poder lanzar una ráfaga de aire en dirección a su cara desestabilizando a la mujer y tirando al suelo a los dos esbirros que el acompañaban, durante un rato se quedaron en el suelo dando tiempo a mis compañeros para que les atacaran, la mujer por el contrario se dio la vuelta y empezó a realizar sellos preparándose para lanzar alguna técnica, era solo un único sello lo cual me dejó sorprendida.

- Parece que al final me equivoqué pensando que aún estabais en nuestra base, no se cuantos sois, pero eso me da igual. Soy Ryuko el Puño de hierro y os haré saber el porque ahora mismo. Con rapidez saqué un kunai para defenderme de cualquier golpe.

Hanako:
Stats:
• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1
• Genjutsu: 2
• Velocidad: 3
• Resistencia: 5
• Fuerza: 2

Técnicas 3+2= 5 - 1 (Técnica Oculta)=4  
Técnica Oculta Descubierta
Técnicas:
Elemento Viento: Violenta Palma de Viento (風遁・烈風掌, Fūton: Reppūshō):
Es una técnica en la cual el usuario choca sus manos para lograr comprimir el viento en una dirección y se transforme en una ráfaga de gran alcance. Si esta técnica es aplicada de manera solitaria es capaz de noquear o lastimar al adversario. sin embargo, consigue potencia al combinar la ráfaga con determinados proyectiles como shuriken y kunai con el objetivo de que obtengan impulso y sean impactados con facilidad, también puede repeler armas arrojadizas para regresarlas con el doble de poder a su respectivo lanzador.

Hanako Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Rai Uzumaki el Miér Jun 01, 2016 12:37 am

Oculto tras un árbol con apenas una fracción del rostro expuesta para ver a nuestros enemigos y sus movimientos esperaba una señal, Mû nos había dicho que atacásemos ¿pero quien le puso al mando? este es el país del fuego y esta es la nación del fuego, no tenia por que obedecerlo, en cualquier caso no era momento de pensar en ellos ya que el enemigo estaba demasiado cerca. El enemigo se encontraba discutiendo entre ellos con poca capacidad resolutiva, mientra observaba Hanako se acerco reptando y susurrándome me dijo.
- Antes dijiste que se te daba bien el cuerpo a cuerpo, perfecto. Necesitare tu ayuda para lo que voy a hacer, Mû ha ido hacia el grupo… O al menos eso supongo, yo iré por delante y dejaré mi marioneta en un árbol cercano y ahí lanzare uno de mis jutsus, pero para que funcione voy a necesitar que tu les distraigas por detrás así nuestro plan de ataque podrá ser un éxito

Mire a la joven marionetista mientras ella se camuflaba por la maleza y se preparaba para efectuar su ataque, por mi parte reduje me silueta lo máximo posible y comencé a rodear la zona por donde nuestros enemigo se dedicaban a medio gritar entre ellos para saber quien mandaba lo que hacia mas fácil moverme por el bosque cercano sin que notaran mi presencia, saltando de árbol en árbol  con el máximo sigilo posible y tratando de amortiguar mis pisadas lo máximo para evitar cualquier tipo de  localización por parte de nuestros enemigos.
Poco a poco y en lo alto de los arboles fui situándome sobre su cabeza, ahora ya estaba hecho si me descubrían al menos estaría en un posición de ventaja.

Hanako hizo una técnica del elemento Futon que hizo que nuestros rivales cayesen al suelo lo que aproveche para usar mis propios sellos de mi jutsu y coger una buena bocanada de aire
-Esfera del vacío Fūton: Shinkūgyoku para lanzar cinco disparos con proyectiles de aire, hiriendo a nuestros enemigos ya de por si sorprendidos.
teniamos la ventaja y no podíamos esperar, de manera que salte con un kunai en cada mano para tratar de rematarlos pero nada mas lejos de la realidad aun heridos consiguieron ponerse en pie y rechazar mi ataque, de manera que una vez toque el suelo comenzó la refriega.

Rai:
Stats:
• Taijutsu - 6 + 2e = 8 (11 con dos armas)
• Genjutsu - 1
• Ninjutsu - 4
• Velocidad - 3
• Resistencia - 3
• Fuerza - 3 + 3e = 6

Técnicas totales 5 + 1 = 6
1 técnica usada

Tecnica:
Elemento Viento: Esfera del vacío (風遁・真空玉, Fūton: Shinkūgyoku):
Es un jutsu que utiliza la naturaleza de tipo viento en donde el usuario, al realizar los sellos correspondientes, y luego haber inhalado por su boca una gran cantidad de aire puede lanzarlo en forma de balas de viento comprimido juntados con su chakra. Las ventajas de esta técnica es que la velocidad de los ataques y la cantidad de disparos es lo suficiente como para dañar gravemente a su enemigo, además de que su poder de ataque es tan grande que es capaz de perforar la carne con su simple contacto.
Genin: 5 disparos. Su poder será como el de un perdigón al impactar con la carne.
Rai Uzumaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Aburame Hotaru el Miér Jun 01, 2016 11:21 pm


Pasaba más inadvertido de lo esperado. Su presencia ni tan siquiera pareció existir durante esos breves segundos en los que sus ojos, ocultos tras la máscara, cruzaron fríamente la mirada con los del bandido, a todas luces inexperto. Mejor. Aprovechó ese descuido, sumado a los movimientos adelantados de sus dos compañeros, para ocultarse otra vez tras un árbol. No todos allí parecían tan idiotas o frágiles.

Sendas ráfagas de viento cruzaron su propio elemento con presteza, primero derribando para después aplastar a la fémina de poderosos brazos. Un raudo Raimor atravesó a los pocos segundos ese mismo muro invisible, solo para ser rechazado con apenas un movimiento que denotaba experiencia en combate. Quizás él no contase con esa experiencia, pero sí sabía valerse sin nadie. En los Espectros era esencial la autosuficiencia y, armado con una daga y una bomba de humo en las manos, pensaba demostrar lo eficaz que era conocerla.
Presto arrojó el cuchillo de negro reflejo hacia la mujer. Carecía de la fuerza o la precisión necesaria para convertirlo en algo mortal, sin embargo su intención era otra; una vez creada la distracción, la figura enmascarada cubierta por una capa oscura se arrojó a gran velocidad, levantando algo de polvo a su apresurado paso, hacia el frente. Parecía una carga suicida, algo completamente fuera de lugar para la actitud que había mantenido unos segundos en el pasado. Para desgracia de la mujer todo estaba milimétricamente calculado por parte del casi albino.

♦ ♦ ♦


En paralelo a esas acciones kamikazes se desarrollaban otras, gestadas en la sombra de un manto igualmente negro y una máscara de madera con apariencia de marfil.

Él también había pasado inadvertido, pero eso resultaba menos improbable. En ningún momento descuidó sus pasos para ser sigiloso, ni reveló la posición. La única cosa que había cambiado era el objetivo final del camino entre las ramas; en un principio la mujer estaba grabada a fuego en su mente, pero al ver la situación de tres a uno en la que se encontraba el Hijo del Enjambre decidió dedicar sus esfuerzos a otro cometido.

Hay que darse prisa; Ryuko no aguantará eternamente. – Anunciaba Kenshin, ignorante de la sombra pegada a los talones que perseguía a su nutrido escuadrón de muchachos sin experiencia y con hambre de fortuna, mientras pegaba el salto a la siguiente rama.
Una daga negra silbó en el aire, dándole aviso y permitiéndole esquivarla para que terminase hincada en una corteza gruesa. Después cayó a sus pies, falta de la profundidad necesaria para quedarse ahí clavada. Fue seguida instantes después por una canica de pequeño tamaño que se estrelló con la misma fuerza a pocos metros de su cabeza, envolviéndolo todo en una densa nube de humo cuya expansión podría denominarse inmediata sin miedo a equivocarse.

¿Cuántos… son? – Preguntó entre toses mientras el sonido seco de dos cuerpos cayendo al suelo, a varios metros de diferencia con la rama, lo envolvía todo durante un segundo eterno.

Somos muchos. – le respondió, reseca y áspera, una voz a las espaldas.
Instintivamente el chico agachó la cabeza, librándose por los pelos de correr el destino de sus subordinados, y aprovechando para recoger la daga del suelo pudo defenderse de la segunda centella oscura que sajó el aire con vil intención.  Habiendo fallado dos golpes, el Espectro se lanzó a un paso por detrás y clavó el nuevo filo en la rama para mantenerse ahí colgando mientras su enemigo daba palos de ciego en el aire.
Una mano fantasmal cogió a Kenshin por el tobillo izquierdo y le separó esa pierna de su gemela. El golpe, un crack algo menos seco que el de los otros compañeros, hizo que incluso el enmascarado viese nacer una mueca de dolor en su rostro. El gemido seco que continuó después, alargándose en un quejido casi silencioso, terminó de morir en unos labios sangrantes. Sus ojos fueron apagándose poco a poco, y mientras la vida escapaba de ellos Kenshin pudo notar una fuerza tirando de él hacia abajo, abriendo la herida con el mismo cuchillo que había soltado a causa del golpe; lo último que vio fue al Aburame trepando por su cadáver para ganar altura hasta la siguiente rama.

Restaban tres asustados muchachos que, al igual que su difunto oficial al mando, no hicieron sino que dar golpes al humo cada vez menos denso para caer en vano frente al Espectro. El primero tuvo una muerte rápida, casi deseable en comparación a los dos camaradas, con un corte limpio en la garganta; con el segundo se ensañó un poco más y lo apuñaló en el pecho dejando que fuese la hemorragia su asesina; para el tercero y último reservó la peor de las muertes, destripándolo allí mismo con un movimiento ascendente del filo que recorrió desde el bajo vientre hasta la garganta. Antes de que muriese lo cogió por el cuello con firmeza, lo acercó a su rostro indescifrable bajo la máscara y le susurró un nombre.

Tsuchigumo. ¿Dónde?

La respuesta que obtuvo fue un escupitajo en toda la cara seguido de una mirada desafiante a las puertas de la muerte misma. Admirable y estúpido, más lo segundo que lo primero, el Aburame lo dejó mientras sus tripas se esparcían como las de una oveja en pleno sacrificio ritual.

Fuese quien fuese ese tal “Tsuchigumo”, estaba claro que al Espectro no le importaba pasar por encima de cuantas ánimas fuese necesario para dar con él.

Off:

Aclaración:

Si bien entiendo que esto puede parecer un tanto God-Mode, quiero dejar claro que lo hablé previamente con Hanako. Ella misma me confirmó que Hotaru estaba en un sigilo absoluto y pasaba totalmente inadvertido para cualquiera de los enemigos. Fui claro al preguntarle sobre la muerte del grupo que marchaba y me confirmó que sin problemas, así que eso he hecho. El motivo de que no toquen a Hotaru (o su clon, pues todavía no se ha revelado cuál es cuál) es sencillo: Ninguno de ellos podía esperarse la bomba de humo, ni mucho menos un ataque por la espalda cuando esta provenía de un lateral, así que no resulta poco factible que alguien como Hotaru, acostumbrado al espionaje y el sigilo, sepa manejarse muchísimo mejor que cualquiera de ellos en una situación así.

Trad.:

Tsuchigumo (土蜘蛛): A parte de una criatura del folklore japonés, esta palabra puede usarse también como insulto. Es una manera de referirse a quien no ha jurado lealtad a un señor feudal o, en general, cualquier líder válido para quien la pronuncia.
Stats + Armas:


Ninjutsu: 8
Taijutsu: 1
Genjutsu: 2
Velocidad: 5
Resistencia: 6
Fuerza: 1

Técnicas posibles: 7
Técnicas gastadas: 3
Técnicas restantes: 4

• Kunais x4 (x5 -1 para el clon)

• Bombas de humo x2 (x4 -1 clon -1 gastada)

• Senbons x5


Técnicas:

Pasiva

Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Pasiva del clan Aburame. Permite controlar a los Kikaichū. No cuenta como una técnica empleada.

Sostenida


Mushi Bunshin no Jutsu (蟲分身の術, técnica del clon de insectos):

Aburame Hotaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Hanako Kugutsu el Jue Jun 09, 2016 9:46 am

Mi palma de viento había conseguido derribar al grupo de vándalos que desprevenidos recibieron un fuerte impacto contra el suelo, pero la mujer aún seguía de pie, canalizando su jutsu. No lo entendí en un principio y como pude ver por lo que pasó después Raimor tampoco. Hanako no se daba cuenta de las acciones tomadas por Hotaru el cual había interceptado al segundo grupo que en muy mal momento decidió separarse quizás si se hubiesen quedado con los demás podrían haber sobrevivido o al menos no morir de una manera tan desagradable, para Raimor y para mí era algo que no sabíamos que pasaba a no ser que el nos dijese algo aunque por lo que pasó poco tiempo después poco me importó.

Mi compañero había intentado atacar a los que estaban en el suelo y además dañados por su jutsu pero estos con un rápido movimiento se levantaron para poder contrarrestar sus golpes, consiguieron parar sus golpes pero Raimor tuvo que elegir entre dos opciones, o un golpe directo con un kunai o una patada que le tiraría al suelo y lo dejaría expuesto al golpe de su compañero que estaba aún levantándose, por mi parte la mujer estaba concentrada en mí. Paralizada por el miedo  no podía pensar con claridad ¿Qué demonios se supone que debía hacer? Lanzarme de cabeza contra alguien que me doblaba en tamaño no era una buen idea por lo que tenía pensar detenidamente lo que hacía.

- Vaya, ese golpe ha sido increíblemente débil. La verdad es que me esperaba más de una shinobi entrenada,  porque como comprenderás creía que nos tenían en más alta prioridad. Pero bueno, de todas formas espero que no te hayas confiado porque lo que viene ahora no va a ser fácil. La mujer desenrollo un pergamino y de él salió una reluciente nodachi que por lo que supuse estaba hecha de acero. Enseguida pude ver como se abalanzó sobre mi. Rápidamente y con un movimiento de muñeca mi marioneta Kumiko descendió para poder protegerme armado con un kunai. Sabía que no era mucho contra esa espada pero debía alejarme para poder desatar todo el potencial de la misma. Los aceros chocaron pero tuve que hacer mucha más fuerza para poder resistir, la mujer tenía muchísima fuerza y en comparación con ella era como un insecto muy aplastable. Como pude saqué a Kumiko de la pelea y empecé a realizar los sellos para el jutsu de la espada de viento, la situación se estaba poniendo tensa por nuestra parte ¿Que estaría haciendo Mû?

Por otra parte Mû había conseguido exterminar de manera eficazmente y como era de esperar al grupo del shinobi de elemento Suiton. El joven orgulloso escupió en la cara del Aburame con asco, no iba a decirle nada para eso tendría que matarle, la información era vital y sabía que le mantendría vivo si lo que quería era saber dónde estaba el sujeto. Si el Aburame se prestaba atención al chackra del entorno podría notar como un grupo de al menos 6 personas más se acercaban apresuradamente a su posición por lo que tendría que actuar rápido.
Off:
-Lamento chicos no haber podido postear antes, he estado liado con examenes y eso, pero bueh,

Hanako:
Stats:
Stats:
• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1
• Genjutsu: 2
• Velocidad: 3
• Resistencia: 5
• Fuerza: 2

Técnicas:Técnicas 3+2= 5 - 1 (Técnica Oculta)=4  
Técnica Oculta Descubierta

Hanako Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Aburame Hotaru el Miér Jun 22, 2016 8:39 pm





Ignorado, quizás por su forma física deficiente, el Nacido del Enjambre no tardó en llegar con su carrera hasta la posición de su enemiga. Justo a tiempo, además, para ver cómo una reluciente espada se desprendía de las hebras de humo fino inherentes a la invocación mediante un pergamino desplegado en el suelo con, ahora, los sellos desdibujados alertando de su imposible nuevo uso.

Impasible ante el ataque a su compañera, la carnaza ideal con ese maniquí de blanco perlado y, extrañamente, bien preparado para el combate, dio un salto en el último par de metros y se enganchó al cuello de la bandolera armada. No le costaría ni un instante de su valioso tiempo, sin embargo, echarle ella una mano al hombro al Nido para después arrojarlo por encima de su propia cabeza y estrellarlo en el suelo con un horrible crujido seco de sus huesos al dar con ellos en tierra.

¿Y este qué coño se creía? — Preguntó soberbia mientras, sin ápice de piedad en el gesto, lo ensartaba con el sable de grandes dimensiones por el centro del pecho. Se quedó allí, apoyada sobre la empuñadura de su propia espada unos segundos, antes de sacarla y dar varios pasos al frente para dar la espalda al cadáver inerte de gran herida en el pectoral manchado de sangre: — Os creéis muy listos vosotros, ¿no? Como si todos los bandidos fuésemos idiotas incapaces de reaccionar a un ataque por la espalda. — algo cortó sus palabras llenas de orgullo. En un momento tensó la postura por el dolor, y al siguiente la relajó mientras a sus espaldas se alzaba un herido Aburame con la camisa teñida de verde en una zona donde la herida estaba siendo cerrada a gran velocidad por una miríada de insectos superponiéndose unos a otros.

No sólo los bandidos. — Dijo una voz que no nacía de una, sino de miles de gargantas diminutas que al contraerse intentaban imitar de forma vaga el timbre de un humano. Espeluznante, desde luego, la visión del supuesto difunto acercándose por la retaguardia a paso lento, todavía enmascarado y envuelto en la capa sombría, para hundir más el cuchillo que había logrado clavarle entre las costillas.

¡Hijo de puta! — Bramó furiosa la gigante del espadón, dándose media vuelta, hoja en mano, para cercenar la cabeza de un tajo; — ¡Levántate ahora si te atreves! — le gritó al cuerpo desprovisto de testa.
Un reto imposible de cumplir porque el, ahora sí, fiambre estaba descomponiéndose a gran velocidad en una masa indefinida de insectos que avanzaban como una ola de oscuridad hacia ella, llamados a gritos por el olor del chakra en la sangre que goteaba desde su herida hacia el suelo. Los intentaba apartar a espadazos, matándolos con las manos cuando veía, mas no notaba, como trepaban por sus piernas, pero era inútil. Demasiados a la vez, con además el añadido del impacto causado cuando la cabeza, ya cortada, abrió los ojos y pronunció unas palabras en débil murmullo antes de deshacerse como sus compañeros:

Abandona la esperanza. Nosotros somos El Enjambre.


♦ ♦ ♦

No varió su expresión un ápice bajo la máscara ni siquiera cuando se vio bañado en la sangre expulsada a borbotones por el cadáver de su último enemigo. La información se escapaba rápidamente, como la vida que ya había abandonado los seis cuerpos, a medida que el líquido carmesí empapaba la tierra. Una información vital que, sin embargo, él se sabía capaz de extraer por otros medios mucho menos lentos y problemáticos.

“Sigue buscando. No te detengas ahora.” Ordenó una voz en su cabeza, la de alguien que cada vez que hablaba le rasgaba el cráneo desde dentro como si un cuervo se lo picotease con malicia y lo empujase a llevar a cabo más actos de deplorable crueldad.
No podía negarse al susurro interno que lo atenazaba con el dolor. Sus manos perladas de motas rojas por las salpicaduras mantuvieron un sello un instante, el necesario para extender su chakra más allá de cualquier límite conocido por los ninjas normales. Una red invisible y de gran alcance, como la tela de una araña, se expandió a partir de sus poros para regresar poco después con valiosa información.

Otro nutrido grupo estaba en camino, algo que forzaba al Aburame a actuar con la mayor de las velocidades para alejarse de la escena del crimen, sabiéndola imposible de limpiar antes de su llegada. Guiándose a través de su sexto sentido calculó la distancia, la posición y la velocidad a la que los nuevos llegaban para, a continuación, permitirse sólo el tiempo necesario para pensar; una mirada a las copas de los árboles le dio la respuesta perfecta, y antes siquiera de plantear cualquier otra posibilidad subió con saltos poco ágiles pero prácticos, sin cabriolas ni vueltas extrañas, hasta estar a poco menos de dos metros de las cumbres redondeadas teñidas de verde, a ratos marrón donde se secaban las hojas.
Ya allí arriba preparó una cuchilla en la mano siniestra, su prefecta sobre la diestra, y apuntaló los pies con firmeza a la espera de la llegada de los nuevos. Descartaba la idea de un nuevo ataque sorpresa, menos con los cadáveres desperdigados que llamarían la atención, pero se guardaba para sí un plan mejor. Una traición anunciada desde el primer momento.

Off:

Aclaración:

Viendo la tardanza de Raimor, he vuelto a postear. Espero, Hanako, no supongan un problema mis acciones de herir a la mastodonte del espadón de manera asegurada. Al parecer, con lo que me daba a entender tu post al menos, ni siquiera había notado la presencia del clon de insectos corriendo hacia ella.
Stats + Armas:


Ninjutsu: 8
Taijutsu: 1
Genjutsu: 2
Velocidad: 5
Resistencia: 6
Fuerza: 1

Técnicas posibles: 7
Técnicas gastadas: 4
Técnicas restantes: 3

• Kunais x4 (x5 -1 para el clon)

• Bombas de humo x2 (x4 -1 clon -1 gastada)

• Senbons x5


Técnicas:



Pasiva


Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Pasiva del clan Aburame. Permite controlar a los Kikaichū. No cuenta como una técnica empleada.


Terminada




Mushi Bunshin no Jutsu (蟲分身の術, técnica del clon de insectos): Decapitado.

Empleada



Kenshutsu (検出, Detección)
Es la técnicas más simple y básicas de los Sensoriales, aunque una de las más fáciles de aprender, es bastante importante y vital en combate. Esta habilidad le permite al usuario tener la capacidad de sentir el chakra de todos los individuos presentes dentro de un radio de alcance determinado, permitiéndole saber la ubicación casi exacta de ellos cuando se esconden o preparan jutsus. Siempre se tiene que mantener un sello de mano al momento de realizarlo y utilizarlo. Por lo que en caso de no poder usar las manos, no puede ser usado.


Aburame Hotaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Hanako Kugutsu el Dom Jul 10, 2016 4:49 pm

- ¡Raimor necesito tu ayuda! Grité con cierta ira porque veía como se me acababa el tiempo, lo habían derribado y bajo ninguna circunstancia le iban a dejar levantarse, miré directamente a los ojos a mi rival, no os voy a engañar, estaba aterrada y ella lo podía notar, no tenía una mirada asesina que es lo que cabría de esperar de una persona como ella, más bien me miraba fríamente, esperando que diese el primer movimiento para poder contraatacar. Una vez terminé de realizar los sellos de la espada de viento hice que Kumiko se pusiera delante de mí para que me protegiese de los ataques de la mujer que tenía delante “Demonios esto se va a poner más feo de lo que pensaba” Pensé con angustia, definitivamente estaba sola en esto pero no me iba a quedar parada mientras mi compañero Raimor se enfrentaba a los delincuentes. La espada creaba un sonido que hacía sisear el aire a su alrededor, cuándo la mujer fue a realizar un golpe de repente pude ver como algo se le echaba encima - ¿Raimor? Pregunté en voz baja para mi persona, no lo sabía a ciencia cierta pero me había equivocado. Mû era el que estaba atacando a la mujer aunque no sirvió de mucho ya que este acabó en el suelo mediante una llave que le hizo la mujer un horrible crujido hizo que me estremeciera por el dolor, que escena más horrible, una parte de mi me hacía desear que ella se hubiese olvidado de mi mientras estaba con el chico.

Cuando vi como la espada atravesaba el cuerpo de mi compañero no pude evitar reprimir un grito diciendo su nombre, me tapé la boca para no darle el gusto de verme llorar, la tristeza pronto se tornó ira y apreté las manos mientras me sentía culpable por no haber hecho nada. - ¡Lamentarás tus actos monstruo! Me iba a avalanzar sobre ella cuando sin previo aviso Mû como si de un fantasma se tratase habló pero de una manera muy extraña, casi como si no fuese el. Mi compañero sin que me diese cuenta y sin que ella pudiese reaccionar le clavó un cuchillo en sus costillas provocandole una mueca de dolor que al menos a mí me hizo sentir bastante bien.  La mujer enfadada se dio la vuelta mientras lanzaba un gran tajo para cercenar su cabeza, lo consiguió pero esta vez mi cerebro supo que algo era diferente. ¿Esos insectos que eran exactamente? La joven aún desconocía al clan Aburame por lo que lo achacó como una técnica personal suya igual que ella tenía su don para la interpretación y espionaje. La escena era digna de una historia de terror, los insectos se le subían por las piernas mientras que ella llena de ira lo único que podía hacer era intentar quitárselos de encima y aplastar unos pocos con las manos. La cabeza ya en el suelo dijo una última frase desalentadora y diciendo que ellos eran el enjambre.

Una vez su cadáver desapareció fui rápidamente con kumiko a por la mujer, la espada de viento pedía su sangre y ahora que ella estaba débil era mi momento de poder acabar con su existencia, rápidamente lancé a Kumiko en su dirección, con un rápido movimiento hice que la pierna de mi marioneta golpeara los pies de ella con un movimiento lateral y asi desestabilizarla y con éxito la chica cayó al suelo pero no sin antes apoyar su rodilla en el suelo, no se desestabilizó del todo por lo que rápidamente se levantó para golpearme pero con una fuerza férrea de los mecanismos de mi marioneta paré el golpe. - Si sigues peleando acabarás en el suelo muerta, pero si vienes con nosotros puede que no acabes en el otro lado. Dije intentando calmarla pero no podía. - Ja… No estaba equivocada los ninjas sois unos idiotas… La mujer tosió un poco de sangre y empezó a canalizar un jutsu en su mano, una gran cantidad de rayos salían de su mano mientras que se oía un sonido muy característico, era Chidori, no la conocía aún la técnica pero no iba a tardar en hacerlo.

- Moriré como mi padre o como mis hermanos… No seré cobarde, aquí se acaba tu camino shinobi.

Por otra parte un grupo de seis bandidos estaba corriendo en dirección al Aburame, pero entre uno de ellos había uno muy especial. Una vez llegaron encontraron a los cadáveres los miembros del grupo se fueron desperdigando aunque dos de ellos desertaron quedando cuatro y entre ellos el individuo. El aburame estaba seguro en su posición a ojos de los otros tres no había nadie pero el último notaba su presencia, o al menos la intuía. Aunque no supiese donde estaba, al no encontrar a nadie dijeron de mirar en los árboles a lo que todos dijeron que si escalando asi los cuatro a las cimas de los árboles ¿Qué haría el Aburame en esta situación?

Hanako Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Aburame Hotaru el Dom Jul 10, 2016 6:21 pm


Cuatro cazadores y una presa; el bosque invadido de sonidos, algunos naturales otros no tanto. A su espalda la dura corteza de un árbol reverberaba las vibraciones de piernas subiendo sin cuidado y armas clavándose para servir de apoyo.
Saltó.
No hubo más cuidado que el de alejarse de las ramas lo máximo posible para evitar crear algún sonido y, hasta su caída, así lo consiguió. Al aterrizar sobre una nueva rama distribuyó el peso en las rodillas, flexionadas, para amortiguar todo lo posible el sonido de unas hojas delatoras. Su intención, pero, no quedó truncada. A esa distancia, y con su velocidad nada despreciable, el Hijo del Enjambre supo aprovechar la ventaja que ofrecía su nueva posición más firme y segura, a la retaguardia de quienes se giraban ya para encararlo sin saber lo tarde que era.

¡A por él! — Chilló uno de los cuatro, el que al parecer había detectado su presencia momentos antes, cuando lo vio con la máscara virada hacia arriba.

Varias armas viajaron rápidamente hacia la posición que el Aburame, todavía más rápido, abandonó para ponerse a salvo deslizándose bajo su propio apoyo para volver a aparecer en él segundos más tarde con un movimiento de péndulo. Las heridas causadas en la mano a causa del roce con la irregular corteza no eran nada en comparación a lo que podría haber recibido de no apartarse. Casi, juraba, era capaz de verse allí ensartado.

No estás ganándote su favor de esta manera. — Susurraba entonces el que era uno con el Enjambre. Se notaba, por la falta de temblores en la voz, que la muerte era de las menores preocupaciones que tenía en ese momento la figura envuelta en las sombras de una capa y oculta bajo la faz de un zorro decorada en tintes rojizos; — He venido a por lo que le pertenece. Quiere recuperarlo a cambio de no seguir buscándote para acabar contigo. — esta vez sí, permaneció Hotaru estático sobre la rama; sin poder verse en su mano izquierda asomó una nueva cuchilla, la misma con la que había destripado a los anteriores, y se ocultó hábilmente entre la palma de su mano y su brazo, apenas sujeta por dos dedos debajo de la capa para no crear bulto alguno en la misma tela.

Off:

Aclaración:

Viendo la tardanza de Raimor, he vuelto a postear. Espero, Hanako, no supongan un problema mis acciones de herir a la mastodonte del espadón de manera asegurada. Al parecer, con lo que me daba a entender tu post al menos, ni siquiera había notado la presencia del clon de insectos corriendo hacia ella.
Stats + Armas:


Ninjutsu: 8
Taijutsu: 1
Genjutsu: 2
Velocidad: 5
Resistencia: 6
Fuerza: 1

Técnicas posibles: 7
Técnicas gastadas: 4
Técnicas restantes: 3

• Kunais x4 (x5 -1 para el clon)

• Bombas de humo x2 (x4 -1 clon -1 gastada)

• Senbons x5


Técnicas:



Pasiva


Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Pasiva del clan Aburame. Permite controlar a los Kikaichū. No cuenta como una técnica empleada.


Aburame Hotaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Hanako Kugutsu el Miér Ago 10, 2016 3:16 pm

- ¡Acabarás en el suelo si sigues canalizando tanto chakra! Dije preocupada por ella aunque no fuese lo mejor para mi, como había aprendido hace tiempo no debo sentir empatía hacia los bandidos porque si se dan cuenta de ese error pueden aprovecharlo y traicionarte en cualquier momento o hacer que están muriendo para hacer que te sientas mal contigo mismo y luego acabar contigo mientras les “ayudas”. Pese a todo eso aún me preocupaba por su vida ¿Por qué? Esa pregunta se me quedaría grabada en la mente, estaba muy asustada por ese jutsu por la cantidad de energía que se podía ver a simple vista, una de las cosas que he estado aprendiendo en mi viaje hacia aquí es que cuanto más se vea una técnica más mortífera se vuelve, en un momento la chica tosió escupiendo sangre, su cuerpo no estaba aguantando el desgaste tanto de nuestra pelea como de los insectos del Aburame que seguramente aún tendría algunos pululando por su piel lo cual era una ventaja para mí.

Kumiko estaba preparada para ser usada en cualquier momento, la idea de que se rompiera no me atraía para nada pero era eso o yo, con gran pesar me hice a la idea de usarla como escudo me costaba más por imaginarme que era mi hermano que tener que arreglarla… Me jugaría un brazo a que no muchos marionetistas tratan de esta manera a sus creaciones. La mujer mantenía en el suelo la mano mientras canaliza la técnica yo por mi parte empezaba a sentir como el chakra de los hilos empezaba a hacerme mella en mi resistencia, ese es el problema de los kugutsu y esta era la primera vez que la usaba tanto tiempo, en un segundo la mujer empezó a correr hacia mi, tan rápido como pude puse a Kumiko en medio, algo me decía que no iba a ser suficiente por lo que una parte de mi se temía lo peor. Era demasiado tarde como para cambiar algo de mi estrategia por lo que sencillamente me posicione cerca un árbol, la mujer gritaba llena de ira, seguramente se escuchaba al otro lado y el Aburame lo escucharía, cuando estaba apunto de golpearme me aparté con una voltereta para no recibir ese jutsu pero para Kumiko no fue tan bien porque le dio en una parte de la cabeza dejándole un agujero no muy grande pero sí que necesitaría un arreglo. Me quité las manos de la cabeza porque me parecía muy raro que la mujer no hiciera ningún comentario, me di la vuelta y vi una escena bastante desagradable, la chica de la inercia y la fuerza del golpe incrusto el brazo en el árbol pero eso no fue lo que la mató, su cara estaba mojada por el sudor y lo que más me impresionó fue ver como tenía una sonrisa en su cara. “Has tenido suerte, al menos tú has muerto feliz” Pensé mientras me levantaba, cansada busqué a Raimor con la mirada, no lo encontraba ¿En qué momento ese desgraciado se fue? Lo que me parecía peor era pensar que después de levantarse salio corriendo como un cobarde, suspiré y me acerqué a Kumiko, de momento tendría que verse ese golpe. Me alegré al ver que ningún mecanismo había salido muy dañado, simplemente los movimientos faciales no funcionaban. Con suma rapidez dejé a la muchacha en su sitio, cogí a Kumiko y salí corriendo a ayudar a mi compañero Aburame.

Iba a tardar bastante a llegar al punto en el que se encontraba él pero eso era el menor de los problemas de Hotaru, las armas que fueron en su dirección no le dieron dada su velocidad aunque de haberle dado posiblemente hubiera acabado teniendo que recibir asistencia médica. Lo que dijo el chico no fue escuchado por nadie, estaban demasiado obcecados intentando encontrarle para estar pendientes de ese dato, con rapidez los hombres llegaron a las copas de los árboles pero esta vez solamente eran dos, los demás estaban en el suelo, hablando entre ellos y algunos gritando como si se hubieran enterado de algo importante, de entre esos dos había una persona que tenía relación con Hotaru, estaba realizando su papel pero sus compañeros no lo sabían ¿Que estaban tramando? El Aburame sabía qué hacer con ese hombre ¿Pero el compañero de este? Quizás era un problema para la interacción y los hombre de debajo se fueron por lo que simplemente quedaban dos ahí ¿Que haría?

Off:
Stats:
• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1
• Genjutsu: 2
• Velocidad: 3
• Resistencia: 5 (-1 por la marioneta)
• Fuerza: 2

Técnicas:Técnicas 3+2= 5 - 1 (Técnica Oculta)=4
Técnica Oculta Descubierta
Hanako Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Aburame Hotaru el Sáb Oct 01, 2016 3:11 pm


No tengo todo el día. — Arañó su voz el aire con mecánica entonación para recorrer desde las ramas altas hasta el suelo y helar el cuerpo de uno de los que se encontraban por debajo. Pero antes de que hubiera reacción alguna, llegarían a él dos figuras. Vestidos como bandidos, de forma muy pobre y austera, con apenas jirones de la ropa en algunas partes del cuerpo, se interpusieron a una rama de distancia entre el desertor y su objetivo. — No sois mi objetivo. — Despreció el susurrante eco tras la máscara, una vez más, antes de lanzarse a otra extremidad del árbol más baja. De nada sirvió, pero, porque ellos lo imitaron quedándose de nuevo a la misma distancia.

De los dos en las alturas, uno dispuso la situación bajo su punto de vista simplista: — Pero tú sí eres el nuestro. — a continuación, se arrojó al frente con pasmosa velocidad y encontró su filo con el oculto, pronto visible, acero oscuro del Nido. Unas cuantas chispas iluminaron las sombras de las copas, rotas a ratos por rayos de luz en constante colación, para apagarse tan rápido como nacían. Fue un encuentro muy breve por la posición de ambos, forzosa sobre la rama y que los obligó a distanciarse para recobrar un perdido equilibrio. Otra figura no tardó en hacer lo propio y atacar, esta vez sí, procurando la caída del Aburame hasta tierra firme. En el camino ramas más finas, hojas y otros elementos de los árboles azotaron su piel y desgarraron la capa oscura en la que cayó envuelto, como un amasijo amorfo de sombras, un vómito oscuro que, sobre la tierra suelta del bosque, apenas se movía para respirar con mucha dificultad.

Dámelos. — Exigió levantándose, surgiendo de esa, ahora, raída vestimenta con dificultad para realizar incluso el más mínimo de los movimientos. Una apariencia débil, pero, intimidante que no dijo nada para algunos y hablaba meridianamente clara para uno solo de ellos. — No quieres molestarlo más. — Advirtió entonces. Todavía cuchillo en mano, visible ahora entre los dedos que apenas asomaban por la capa, empezó a moverse al frente con pasos entrecortados. En su interior se agitaba, invisible al exterior, una Colmena cada vez más frenética, cuyo número había crecido a la par que su hambre.

Esperaba, el Nido, un momento preciso para atacar. No perdía detalle de sus alrededores con unos sentidos extendidos más allá del conocimiento mundano.

Off:

Aclaración:

Se me había olvidado, por completo, este tema. Lo siento muchísimo y, como castigo, ya he hecho que Hotaru se caiga desde las ramas altas, quedando entumecido por todo el cuerpo y con magulladuras generales nada agradables si hay que combatir más.

Por lo demás, voy a dejar que el flujo de la misión siga como hasta ahora, contigo controlando a los NPCs y decidiendo sus acciones a fin de no caer en el aburrimiento más absoluto. Si quieres, podemos ir acabando la misión para el siguiente post. ^^
Stats + Armas:


Ninjutsu: 8
Taijutsu: 1
Genjutsu: 2
Velocidad: 5
Resistencia: 6
Fuerza: 1

Técnicas posibles: 7
Técnicas gastadas: 6
Técnicas restantes: 1

• Kunais x4 (x5 -1 para el clon)

• Bombas de humo x2 (x4 -1 clon -1 gastada)

• Senbons x5


Técnicas:



Pasiva


Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Pasiva del clan Aburame. Permite controlar a los Kikaichū. No cuenta como una técnica empleada.

Activas



Jutsu oculto x1



Kenshutsu (検出, Detección)
Es la técnicas más simple y básicas de los Sensoriales, aunque una de las más fáciles de aprender, es bastante importante y vital en combate. Esta habilidad le permite al usuario tener la capacidad de sentir el chakra de todos los individuos presentes dentro de un radio de alcance determinado, permitiéndole saber la ubicación casi exacta de ellos cuando se esconden o preparan jutsus. Siempre se tiene que mantener un sello de mano al momento de realizarlo y utilizarlo. Por lo que en caso de no poder usar las manos, no puede ser usado.

Aburame Hotaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Aburame Hotaru el Sáb Oct 08, 2016 2:16 am


Podía sentirlos. Vibraban en resonancia con su alrededor. Eran el viento entre las hojas de los árboles. La tierra bajo sus pies. El flujo invisible cuyo rumor inundaba sus oídos pálidos, apenas visibles tras la máscara de zorro. Eran los insectos de otros, pues así los percibía, y notaba como poco a poco iban amontonándose mientras los sellos, ocultos a su vista, se realizaban desde las sombras de una capa como la suya. La tensión impresa en el ambiente llegó a un punto de no retorno. Explotó.

Un céfiro de altas presiones salió escupido a la orden de un grito desesperado. Buscándolo, deseando cortarlo en mil pedazos, el viento endemoniado encontró final mucho antes de lo esperado contra una vorágine azabache que escapaba del interior de su raída capa. Millares de escarabajos del negro más absoluto, casi capaces de absorber la luz en sí misma, se pusieron ante él, ofreciendo sus vidas para protegerlo. El impacto fue tal, que la masa de alas, caparazones y patas quedó compactada, al punto de caer derribada por cascotes como un muro. Detrás de ella, pero, no había nada. Sólo la silueta de unos pasos sobre la hierba. Fue seguida, esa misma sombra de presencia, por unos ojos abiertos desorbitadamente. En su descripción se halla una curva abierta, una parábola cuyo final acababa en la propia espalda del atacante.

Sonó muy poco. Apenas fue audible y después, el borboteo lo inundó todo. Tras de sí, una figura envuelta en una capa raída y con una máscara de zorro jadeaba, agotada, por haber tenido que desplazarse a semejantes velocidades. Entre los dedos lánguidos, largos y finos de la diestra se hallaba, hundido a más de la mitad, un cuchillo oscuro; una gemela siniestra, entre tanto, desatascaba una segunda hoja de la nuca amiga para, acto seguido, dirigirse al cuerpo y rebuscar entre los pliegues de la capa. Apenas tardó unos momentos en sacarla sosteniendo un pergamino de tamaño estándar, lo bastante pequeño como para ocultarse perfectamente incluso en su destrozada vestimenta.

Que esto sirva de advertencia. — Pronunció una voz que no era suya a través de su cuerpo. No miraba a quien tenía delante, sino a aquellos que estaban todavía en los árboles, temblando con miedo por la escena recién vista.

Dejó allí clavado el puñal, entre las vértebras cuarta y quinta del enemigo, y simplemente desapareció. Fue un movimiento tan rápido, tan veloz, que no hubo tiempo para adivinar el rumbo y perseguirlo. En sus recuerdos, los dos supervivientes evocarían para siempre a un fantasma de pelo blanco y capa oscura, con máscara de zorro ocultando todas las facciones excepto unos ojos cambiantes cuya última mirada, dedicada a ellos y sólo a ellos, había logrado grabar a fuego el tono amarillo anaranjado en sus memorias.

Off:

Aclaración:

Se me había olvidado, por completo, este tema. Lo siento muchísimo y, como castigo, ya he hecho que Hotaru se caiga desde las ramas altas, quedando entumecido por todo el cuerpo y con magulladuras generales nada agradables si hay que combatir más.

Por lo demás, voy a dejar que el flujo de la misión siga como hasta ahora, contigo controlando a los NPCs y decidiendo sus acciones a fin de no caer en el aburrimiento más absoluto. Si quieres, podemos ir acabando la misión para el siguiente post. ^^
Stats + Armas:


Ninjutsu: 8
Taijutsu: 1
Genjutsu: 2
Velocidad: 5
Resistencia: 6
Fuerza: 1

Técnicas posibles: 7
Técnicas gastadas: 7
Técnicas restantes: 0

• Kunais x3 (x5 -1 para el clon -1 clavado en el enemigo)

• Bombas de humo x2 (x4 -1 clon -1 gastada)

• Senbons x5


Técnicas:



Pasiva


Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Pasiva del clan Aburame. Permite controlar a los Kikaichū. No cuenta como una técnica empleada.

Activas



Jutsu revelado

Mushi Kabe no Jutsu (蟲壁の術, técnica del muro de insectos): Técnica que consiste en la liberación de insectos kikaichū, los cuales se posicionan frente al ninja Aburame a modo de escudo, para así protegerlo de ataques frontales de bajo nivel. El muro es lo suficientemente grande como para proteger a cinco personas, siendo más fuerte en el sector del medio y perdiendo fuerza en los costados.




Jutsu de Cuerpo Parpadeante (瞬身の術, Shunshin no Jutsu): Permite escapar de un combate o tema. Empleada para este mismo fin al final del turno.

Aburame Hotaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: MISIÓN DE RANGO C: LITTLE BASTARDS (Con Raimor y Hotaru)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.