¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Entrenamiento - Bijomaru

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entrenamiento - Bijomaru

Mensaje por Bijomaru el Lun Nov 03, 2014 3:33 pm

Un camino interminable de huellas se extendía por sobre aquella porción del bosque el viento resoplaba desde los rincones mas remotos del país llevando consigo aquel material tan abundante, polvo y tierra, el mismo que debido al arrastre de aquel elemento moldeaba el suelo y los montes que decoraban el paisaje, aquel rastro de pisadas hacía las veces de testigo ante el paso ligero que llevaba el pelinegro, el cual se encontraba vestido con ropa liviana y adecuada para la tarea, una camiseta gris bastante ligera, pantalones cortos y sus sandalias ninja, aun así el intenso sol que azotaba por sobre su cabeza le generaba un tremendo y molesto calor, a pesar de estar acostumbrado al mismo, al aumentar su frecuencia cardíaca por la actividad física, la sensación de temperatura en su cuerpo aumentaba cada vez mas, llevaba un ritmo de trote regular y redoblado, no corría pero tampoco caminaba, su intención era mejorar la resistencia de su cuerpo, no solo de sus piernas, ya que mediante aquel ejercicio mejoraría su rendimiento cardíaco y respiratorio, es decir que optimizaría su rendimiento general ante las adversidades que se podrían presentar en su camino ninja . Las características del país del fuego en aquel día no eran las mejores para llevar a cabo tal entrenamiento, debido a su clima y geografía, la lluvia había perturbado el suelo en los días anteriores y ahora el sol levantaba toda la humedad volviendolo insoportable, es decir la tierra ahora era barro, resultaba peligroso para el paso de un trote, al ser una superficie irregular que cede ante el peso es fácil perder el equilibrio y doblarse los tobillos, rodillas o caerse y lastimarse, el intenso calor le jugaría de ferreo contrincante ante cualquier individuo, y la humedad incesante, la cual perjudica irregularmente  el sudor de la piel proveniente de todos los poros, por lo cual no permite que el cuerpo regule naturalmente la temperatura y como resultado el cuerpo no deja nunca de sudar llevando a una deshidratación apresurada, todo esto sería un pesadilla para cualquiera, aun así, todas estas dificultades resultaban una prueba de fuego para los shinobis del feudo de Kakkinoaru'en, enfrentaban día a día cosas que personas de otras regiones no tenían idea, por lo cual su espíritu y valía era semejante al de un hierro forjado . El Orochi se encontraba preparado para afrontar un posible golpe de calor, llevaba consigo en su mochila varias botellas con agua, las cuales dudosamente se encontraran frescas a tal punto del día, pero a fin de cuentas mantendrían su cuerpo hidratado, intentaba mantener un ritmo constante y su respiración controlada, movía sus piernas rápidamente sin concentrar mucho peso en cada pisada, intentaba ser lo mas ligero posible para evitar el impacto sobre sus rodillas y así mantener por mas tiempo el nivel de su carrera, alcanzo una pequeña elevación en el bosque, ascendía velozmente en zig zag, apoyando la punta de sus píes ligeramente sobre cada porción optima para apoyar su peso un segundo y continuar, al llegar al tope elevo su mirada un momento para observar el horizonte, allí pudo observar la linea donde partía la frontera y comenzaban a aparecer las primeras grandes formaciones rocosas y ríos, sin detenerse comenzó el descenso desde ese lado, con rápidos y cortos pasos como dejando caer su cuerpo debido al peso y a la vez intentando detener el avance de sus piernas mediante el mismo movimiento, en pocos minutos alcanzó el suelo nuevamente, ahora se ponía una nueva meta, alcanzaría la linea de árboles y volvería a los dominios de su gente, debía lograrlo sin bajar demasiado la cadencia de sus pisadas . Avanzó sin cesar un segundo, no tenía tiempo que perder ya que aun le quedaban varios kilometros por recorrer, y aun mas en lo que le esperaba a su regreso, al principio mantenía el enfoque de su mente en cada pisada, en cada metro recorrido, en cada avance de sus incesantes piernas, cada inhalación, cada exhalación, pero con el pasar del tiempo poco a poco fue perdiendo su concentración, su mente comenzó a volar por sobre la uniformidad del monótono país del fuego, cada rincón de aquella zona era igual al anterior, de no ser por su procedencia autóctona se perdería sin remedio, debido a la falta de cosas que llamen su atención, su mente volvía una y otra vez a perderse y a volar en pensamientos por sobre aquel cielo azul, desde el norte hacia el sur, pensaba en su vida, en su pasado, su futuro, su presente, cada problema por resolver, cada duda por aclarar, cada objetivo por alcanzar y cada fracaso por olvidar, todo junto azotaba su mente cada vez que se ponía a pensar, hacía un tiempo recostado en su cama había llegado a la conclusión de que las personas inteligentes eran a la vez las mas sufridas, ya que eran mucho mas conscientes de las carencias del mundo y de los problemas propios, sus responsabilidades plasmaban en su mente todo aquello que significaba un impedimento para continuar creciendo y avanzando, le recordaban a cada momento todo lo que debía afrontar y superar para llegar a ser todo aquello que tanto valora . Sin darse cuenta comenzó a pisar tierra, tierra seca y muerta pero ya no mas barro, los árboles habían quedado atrás a su espalda, era momento de volver, dio un rodeo sin detener su paso, luego mediante un movimiento de sus brazos, solto uno de los sujetadores de su mochila y deslizo el otro por sobre su brazo de tal forma que la mochila quedo enfrente de él, suficiente como para poder tomar una de las botellas de agua y beber bastante de la misma, luego se tiro un poco sobre la cara y la nuca para refrescarse y tras acomodar nuevamente su equipamiento volvió a enfocarse en su paso . El viento había secado sus huellas, y con el mismo volaban granos de material que golpeaban contra las piernas desnudas de Bijomaru lo cual le generaba una sensación de picor bastante molesta, a pesar de sus esfuerzos si velocidad fue mermada, a la vez que su respiración era cada vez mas agitada, sus piernas se debilitaban, sus rodillas y píes comenzaban a pasarle factura, al cabo de un rato, allí se encontraba nuevamente intentando superar aquella elevación de tierra, sus pisadas eran ligeras y veloces, el suelo se hundía y se apartaba ante la presencia de cada paso, la superficie era repelida por el peso y la persona entera del joven gennin, todo fue tal cual como en la ida, al llegar al tope de la meseta elevo su mirada, esta vez en lugar de encontrarse con una linea de árboles en el horizonte, se encontró con las grandes murallas de las inmediaciones de Kakkinoaru'en bastante mas cerca, realizo aquellos pasos cortos e incesantes para bajar la elevación utilizando su propio peso y no lastimarse en el intento, al tocar suelo bajo otra vez retomo su marcha, como sabía que su entrenamiento terminaría pronto al menos por el momento, decidió utilizar todo lo que le quedaba de energía aumentando considerablemente su velocidad, enfoco su carrera hacía la inmensa entrada natural de la villa, a medida que avanzaba imaginaba obstáculos en su camino, de tanto en tanto cambiaba su ritmo, utilizaba movimientos en zig zag, saltaba barreras invisibles, rodaba por el suelo, si alguien fuera testigo presencial de los hechos creería que el rubio era un loco cualquiera, pero todo lo contrario, el espadachín sabía muy bien lo que hacía y lo que buscaba, empuño su katana y utilizando chakra en uno de sus píes se impulso para elevarse por sobre la copa de un árbol cercano, ejecuto varios cortes a las ramas y al aire mismo siguiendo los movimientos de su estilo adoptado, manejaba con fluidez cada corte, llevaba con rapidez y abanicaba su hoja contra el viento, insertaba con precisión la punta de acero inamovible de su sable entre las hojas verdes, profanaba con prontitud la tranquilidad eterna de la naturaleza autóctona de su país, falto de respeto alguno por aquella forma de vida tan hermosa y paciente, mientras tanto el núcleo ígneo dominaba por sobre los cielos en su posición de máxima elevación, justo por sobre las cabezas de los shinobis, el sudor del Orochi se hacía presente en todo su cuerpo frío, impulsado por el cambio climático venció las barreras de la resistencia de sus propios músculos al continuar moviéndose aun llevando con horas su terrible fatiga . Una y otra vez golpeaba con la planta de sus píes los gruesos troncos de ébano para impulsarse de un lado a otro, presto se hacía presente el acero y su filo por entre la viva madera astillando a su imparable avance el tronco desnudo . El inquebrantable espíritu de Bijomaru le permitía continuar su práctica a pesar del paso de las horas, era costumbre en él intentar romper la barreras y sobrepasar sus limites a pesar de que esto le significara un tremendo castigo en cuanto al dolor en las horas posteriores, es sabido que el músculo puede trabajar hasta la extenuación y aun mas cuando se lo trabaja motivado y con un buen ritmo, pero luego al bajar la intensidad el músculo se resiente del trabajo pasando factura al individuo y al terminar por enfriarse el dolor punzante en cada fibra interior se vuelve insoportable y puede acarrear múltiples lesiones . Todo aquello rondaba la mente del gennin, pero aun así prefería seguir su propio método y formula haciendo caso omiso a su propio saber, tal vez creyendose imparable, pasaron algunas horas hasta que su peso lo llevo sin oportunidad al suelo, tras un buen rato se convenció de que había alcanzado su objetivo y decidió volver a su casa antes de desmayarse como en su anterior entrenamiento . Al llegar al limite de la entrada dejo de trotar y comenzó a caminar, ya que había aprendido hacía algún tiempo que no era bueno detenerse en seco tras un entrenamiento tan intenso, uno debía regular su ritmo cardíaco paulatinamente o podría sufrir las consecuencias, utilizo la distancia entre la entrada del feudo hasta su hogar para llevar a cabo aquel proceso aplicadamente, debía atravesar toda la zona centrica de la villa la cual continuaba arrebatada por las personas inquietas las cuales se encontraban desconcertadas por el camino que podría tomar o no la región de ahora en mas, con el mando de la dama de fuego y la aparición de nuevos contrincantes en puerta muchos cambios podrían alcanzar la unidad de la villa, quien sabe que ideas podrían traer estos nuevos individuos, guerra, paz, era una nueva ola de dudas que se comería la mente y tranquilidad del pueblo hasta que esta figura de liderazgo misteriosa e imparable emergiera del silencio impuesto y aclarara el panorama con sus palabras y actos, para suerte de Bijomaru su cuerpo se encontraba tan cansado y su hogar tan cerca que su día acabaría pronto y por lo tanto sus preocupaciones se apagarían al menos hasta su nuevo despertar .


Despertó de su letargo, aquellos verdes ojos se abrieron en la habitación mas oscura de la pequeña casa, su boca reseca dejaba escapar un bostezo profundo, su cuerpo pesado sentía al mas mínimo intento de esfuerzo el castigo de su entrenamiento matutino, aun así salio de su habitación tras apartar a un lado la puerta corrediza, la luz del día invadió sus ojos y obligo con prontitud el despertar de su cuerpo entero . Tomo sus cosas y preparo rápidamente un pequeño equipo para continuar su entrenamiento en los bosques, vendas, agua, distintas herramientas y claro, comida . Mientras se dirigía a una pequeña zona preparada para lo entrenamientos de las fuerzas, planeaba como llevaría a cabo su tarea, ya no correría por todo el lugar buscando sobrepasar sus limites de tal forma, ahora buscaría mejorar la resistencia de grupos musculares localizados mediante contracciones, para ello utilizaría distintos ejercicios que ya tenía en mente . Al llegar al lugar en cuestión Bijomaru observo por un momento el panorama, este era un claro en medio del bosque, donde habían dispuesto una serie de artefactos de madera y curcuitos de entrenamiento para mejorar las capacidades físicas de los shinobis, comenzó su labor con una serie de sentadillas, primero ejecutando el ejercicio con repeticiones y luego deteniéndose por momentos para sostener la posición de forma estática llevando de esta forma hasta el limite la resistencia de los músculos de sus piernas, mantenía sus manos entrelazadas detrás de su nuca para obligar a su cuerpo a mantener una postura recta, luego de algunos minutos cuando sus piernas comenzaron a temblar debido al esfuerzo abandono la postura y continuo con el siguiente ejercicio, ahora probaría la resistencia del grupo muscular perteneciente a su abdomen, se coloco acostado mirando al suelo de frente, apoyando las puntas de sus píes para elevarse algunos centimetros del suelo, apoyo ambos codos y tenso su cuerpo en un solo movimiento adoptando una posición recta y sostenida, mediante esta posición todo el peso del torso y la parte superior de las piernas recae en los abdominales los cuales deben tensarse para sostener la postura recta, se mantuvo así por algunos segundos para luego relajar su cuerpo, tras un mínimo descanso volvió a retomar la misma posición, así una y otra vez hasta que su abdomen le dio la señal de que parara, ahora trabajaría sus brazos, para ello se dirigió a una barra de metal sostenida en una robusta estructura, se tomo con fuerza de allí con ambas manos y flexiono sus brazos hasta cierto punto, una vez que su músculo se encontró a punto de vencer la resistencia para elevar por completo su cuerpo se detuvo y allí se mantuvo todos los minutos que pudo, aquel tipo de entrenamiento es llamado, contracciones de músculo de forma isometricas, aquello lo había aprendido en la academia desde joven . Pasaron las horas y la noche cayo sobre el país del fuego, ese fue el momento en el que Bijomaru tomo sus cosas y volvió a los dominios de su pueblo .

160 resistencia + 3
Bijomaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.