¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» El llamado de la Cascada.
Hoy a las 5:29 am por Hushika Kugutsu

» Venenos Yusuke
Ayer a las 11:15 pm por Yusuke

» Perfil de Hiro Uchiha
Ayer a las 8:12 pm por Hiro Uchiha

» —Red Ryō △ Jiran's Missions
Ayer a las 4:39 pm por Jiran

» [Viaje] De Lluvia hasta Fuego
Ayer a las 4:51 am por Hitagi

» Mision
Dom Dic 10, 2017 10:13 pm por Hiro Uchiha

» A la grande la llamo mordiscos
Dom Dic 10, 2017 10:10 pm por Hiro Uchiha

» ¡Ingresando en nuevas Tierras!
Dom Dic 10, 2017 4:25 am por Catherine

» Genin I - Fūin: Kaihō Yōken.
Dom Dic 10, 2017 3:25 am por Gakumon

» — Thunderous Freedom | Con Sukino.
Sáb Dic 09, 2017 9:25 pm por Lyd.

» (2ºExamen Jonnin) Declaración de guerra
Sáb Dic 09, 2017 6:19 pm por Uchiha Ōgama

» Viaje al Pais de las Aguas
Sáb Dic 09, 2017 5:29 pm por Dastan O'Donnell

» Katana (Progresiva
Sáb Dic 09, 2017 4:07 pm por Gakumon

» Red Road || Técnicas
Sáb Dic 09, 2017 12:55 pm por Gakumon

» Misiones| Hikarime
Sáb Dic 09, 2017 3:56 am por Uchiha Sukino

» No corta el mar, sino vuela { + Pao & Dastan}
Sáb Dic 09, 2017 3:31 am por Uchiha Sukino

» —Crimson Knife △ Jiran's Dices
Vie Dic 08, 2017 10:51 pm por Loremaster

» Una nueva sugerencia para el Fuin.
Vie Dic 08, 2017 10:18 pm por Yabuki Joe

» Three sun's dawn. — Encounter. —
Jue Dic 07, 2017 8:36 pm por Yottan

» Misión de rango B: Protect the brutal slaughterer.
Jue Dic 07, 2017 4:14 pm por Yusuke

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


— Earthwalkers { P. II }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— Earthwalkers { P. II }

Mensaje por Nemuri el Dom Mayo 08, 2016 3:48 am


We’re following the signs that light the way

• • •


Las protestas de Oyuky eran casi predecibles. Para el Gigante, el pedido del anciano era un encargo como cualquier otro. Ir a un templo probablemente poblado de seres hostiles – miraría a Oyuky de reojo mientras ella protestaba – insistirles que era necesario tomar cierta cosa que pertenecía al templo y marcharse con ello. Un gran trago del té, para terminarlo de una buena vez. El brebaje hervía y sabía sólo a algunas hierbas. El legado del fuego no conocía el azúcar. Frunció el ceño por poco tiempo tras procesar el horrible gusto del té, y cada vez entendía menos cómo podía aceptar tales amabilidades.

Suspiró y esperó a que ambos terminaran con la discusión. Ella se mantenía en silencio, el joven aprendiz de Gerra también lo hacía… pero sólo que miraba desconcertado y se preguntaba cómo una niña podía ser tan insolente de contestarle a su maestro. Después miraba al Gigante y a su inexistente intención de mostrarse como un ejemplo a seguir, y pareció concluir lo necesario.

La niña se puso de pie, aunque apenas podía mantenerse así. Su can la acompañó, Nemuri suspiró cansada.
El gigante se aburrió de la charla e hizo sonar el pie de la taza sobre la mesa. Gerra anunció su retirada por unos segundos, clamando buscar provisiones para su no muy corto viaje. Según lo que el Gigante preveía, deberían salir de aquel país, atravesar el país del fuego de una punta a la otra, llegar al país de los ríos, también cruzarlo, para recién finalmente llegar al país del viento. Era un recorrido enorme, y, si llevaban un paso estable, podían tardar alrededor de una semana en total.

Gerra se retiró, así también su alumno.

— Después de todo, no sé qué crees que estuve haciendo todo este tiempo. — musitó el Gigante, levantándose y limpiándose la ropa. — El templo del Fuego, el templo del rayo, el templo de la niebla, el templo del país de las aves, el templo del país de la luna… ¿Crees que fui a rezarle a algún ídolo? — farfulló, apartándose de ella para tomar su espada, la cual había dejado a un lado antes de sentarse.

La Vanir Nasara ahora le parecía un objeto extraño, mustio, del cual no podía rescatar ninguna historia. La guardó en el cinturón y vio a Gerra llegar nuevamente. Les dieron entrega de varias provisiones, y se pusieron en marcha para el viaje.

* * *

Llegar a la frontera con el País del Fuego no fue muy difícil, Helvoinen había descansado demasiado y se encontraba con suficiente energía para ir más rápido que lo que acostumbraba. Oyuky se quedaba atrás por momentos, en los cuales el Gigante los esperaba por delante aprovechando el descanso para fumar de su pipa. Lo cierto es que ambos no se encontraban en el mejor estado, y un descanso no les haría mal.

Llegados al bosque del país del fuego, buscaron un lugar agradable y se detuvieron allí para descansar. A un lado del camino había un lugar propicio para una fogata. El Gigante no tuvo trabajo en juntar algunos troncos secos y encenderlos con un chistar de sus dedos, ni tampoco mucho reparo en sentarse junto a la fogata y descansar apoyada contra un árbol. Si el fuego atraía la atención de algún infame, bienvenido era a enfrentarse con el pésimo humor que ésta arrastraba.

— Puedo dejarte en algún pueblo del país del fuego si quieres. Quienes te han visto conmigo ya no están aquí. — le sugirió. En cierta manera, parecía preocupada por ella, de arrastrarla a aventuras que sólo ella disfrutaba. Oyuky no parecía tener ánimos de adentrarse en una situación como la que solicitaba Gerra, ni tampoco era su deber hacerlo. — Faltan alrededor de veinte kilómetros hacia el sureste por un desvío para llegar a una de las aldeas de frontera. De allí puedes elegir para quién trabajar, con la situación del continente no te harán falta ofertas. — algo extraño podía distinguirse en la voz del Coloso, un tono que no había podido ser oído antes. "Esta batalla no es tuya" y la soledad que parecía inundar su rostro desde que se habían marchado del País del Sonido.

Entretanto, había arremangado la manga y dejado a la vista inscripciones negras en el antebrazo, por la parte de adentro. Las marcas negras resaltaban en la pálida piel. Llevó su pulgar diestro a la boca y lo mordió, para después arrastrarlo con desgano sobre el sello. Las runas se iluminaron y una danza de plumas negras dio anuncio a la llegada de Sorgnar, el cual ya aparecía transfigurado a una forma humana.

/ E in ler t'fül øne ftol ulren ze fenvof / ze lai:l ɑ:lm /*

Su voz pareció cambiar ante el enrevesado lenguaje que pronunció. La vista de Sorgnar se iluminó, y éste inmediatamente se hincó al suelo y arrodilló frente a ella, quien reposaba tranquila contra un enorme árbol musgoso, restando la importancia del respeto que él tan feliz le regalaba.

/Eo im… Eo naf im… profmer… oltə fof…/

— No sabría si decirlo así… Pero, en fin, nos queda un largo camino de retazos que recordar. Quizá entre ambos podamos hacer de todas las memorias una sola. — narró, encendiendo la pipa bajo la noche que empezaba a caer sobre ellos.

Nadie podía encarnar tan bien como ella la nostalgia tornada rencor, con ésa enfermiza serenidad embebida en seguridad… parecía albergar la certeza de que, algún día, se apoderaría de todo lo que buscaba.
Un jirón gris que nacía de la pipa fue arrastrado con el viento.



notas:

* O in ller ta feel o ene ftoll oulren pe fenwofe, pe laeel Aml.
/ E in ler t'fül øne ftol ulren ze fenvof / ze lai:l ɑ:lm /
Me alegra ver que sigues a mi servicio, mi fiel búho.

Eo im… Eo naph im… profmer… olta phof…
/Eo im… Eo naf im… profmer… oltə fof…/
Ambos… ambos fuimos… engañados…

sólo pongo la pronunciación que vendría a ser lo que cuenta jajaj

535c70 :: Sorgnar


96 líneas (total).

Geografía del Viaje?:
Post de Partida: A Hard Nut to Crack. Lago Eco, País del Sonido.
Post de Salida: Earthwalkers (P.I). Campos de Arroz, País del Sonido.
Post de Viaje 1: Earthwalkers (P.II). Bosques del Fuego, País del Fuego
Post de Viaje 2: Earthwalkers (P.III). Valle Inamara, País de los Ríos.
Post de Misión: Earthwalkers (P.IV). (Misión propiamente dicha). Desierto, País del Viento


Misión:

Misión de rango A: Resabios de un pasado olvidado

Lugar de la misión: País del viento || Desierto
Tipo de misión: Específicas
Descripción de la misión: ¿Quien soy? no necesitan saberlo, ¿Que quiero? tengo trabajo para ustedes, ¿A quien respondo? solamente a mi mismo. Suficientes preguntas por ahora, les explicaré los detalles del encargo. Habrán oído hablar del país del viento, pues bien en uno de sus inmensos desiertos se esconde un antiguo templo construido en una era anterior a la nuestra. En el habitan unos pocos monjes guerreros que lo protegen de extraños y del tiempo mismo. Las leyendas cuentan que antiguamente una bestia terrible se encontraba allí encerrada. En el interior de dicho templo se esconde algo que me interesa, en esencia una baratija, pero una baratija que NECESITO tener, básicamente un trozo de un antiguo recipiente de arcilla, sin duda en un lugar como ese templo perdido habrá cientos de vasijas rotas, pero créanme reconocerán al trozo del que estoy hablando. Tráiganlo y os recompensaré enormemente. Eso sí, cuidado con aquellos viejos monjes, pueden parecer un montón de viejos decrépitos pero cada uno de ellos podría facilmente acabar con una pequeña patrulla de soldados.

Recompensa de la misión: 3000 Ryus
Extensión mínima de la misión: 150 líneas


~ Dada la regla de viajes deberán postear su viaje hasta el país del viento. La misión pueden cobrarla nada más finalizarla (sin regreso) si ponen que quien se las encargó los encuentra o algo así.
~ Si durante su misión atacan a los monjes y no cuidan su identidad pasarán a ser considerados criminales por los lideres del pais del viento (incluidos en su libro Bingo) con graves crimenes por atacar un lugar sagrado
~ Pueden optar por recuperar el trozo de vasija y conservarlo, lo cual significará fallar la misión y tendrá consecuencias futuras.
Nemuri
avatar


http://www.narutolegendsrol.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: — Earthwalkers { P. II }

Mensaje por Inuzuka Oyuky el Lun Mayo 09, 2016 10:16 pm


¡Por fin un maldito bosque en condiciones! Ya estaba bien de praderas sin fin, senderos de musgo y lagos extendiéndose hasta donde daba la vista. No imaginaba echar tanto de menos la sombra de los árboles, ni tampoco la humedad en el aire, o el abanico de olores embotándome el olfato durante las primeras horas de travesía a través de la espesura.
Avanzar a través de los arbustos, e incluso a veces saltando de rama en rama, a lomos de Aisu me hacía gritar por dentro “Qué Nemuri se quede con su caballo”. La firme y recta espalda del animal era toda la montura que tenía; su pelaje, fuerte y áspero al tacto por la suciedad, las riendas y sus gruñidos de pura emoción el relincho que en ocasiones contestaba el penco del Gigante. Pero también era más lenta y avanzaba menos, tardando más en llegar a los sitios.

No fue nuevo que llegase detrás de ella al siguiente descanso, esta vez al parecer de unas cuantas horas. Y aunque no parecía importarle, sí que había algo en ella que no terminaba de estar bien. No era su cara lo que me lo decía, si no su horrible peste a tabaco. Rara vez fumaba tanto salvo cuando estaba nerviosa o de mal humor, y cualquiera de las dos opciones suponían una lección amarga que aprender. Lo que nunca imaginé, sin embargo, fue que me ofrecería tomar mi propio camino, separarme de ella e ir por mis propios derroteros.

Fue una oferta que no rechacé en primer momento. A fin de cuentas eso era lo que llevaba queriendo desde que la conocía: Librarme de ella. Su forma de “enseñar” dejaba mucho que desear, más bien pareciendo que me utilizaba para sus fines, pero a la vez que me daba los peores momentos de mi vida también guardaba de ella algunos recuerdos indelebles de los dos años casi que llevábamos juntas. Y sólo pensar en irme, abandonarla a su suerte con lo mala que era esta, provocaba en mi pecho una sensación de asfixia que luché por controlar y que no se notase, aunque ella tampoco es que estuviese demasiado atenta.

Desmonté al canino y le di unas palmadas en el costillar antes de que se fuese en busca de un río o riachuelo cercano para beber agua, la necesitaba después de cargarme tantos kilómetros. A continuación, di unos pasos hacia mi maestra y negué con la cabeza a su oferta, apoyándome en el árbol frente a ella tratando de imitar su postura, salvo que yo crucé los brazos por encima del pecho.

Y seguramente me arrepienta de esto la próxima vez que intente rajarte el cuello mientras duermes o estás despierta… pero no voy a irme. – un suspiro involuntario se me escapó, haciéndome bajar la vista para que no se notase un débil sonrojo en mis mejillas que las igualó casi en color a las marcas de nacimiento sobre estas; – Bebes, fumas, desapareces durante días, me abandonas en mitad del mar, a mi suerte, semanas… Y sin embargo eres lo más parecido a una familia que tengo, además de Aisu. Desde luego es horrible pensar en eso, pero es la realidad. Así que deja de imaginar que vas a librarte de mí, vieja canosa, y empieza a plantearte si vas a venir a cazar conmigo tu parte de la cena; porque si no lo haces pienso darte la pieza más esmirriada que encuentre.

Sin darme cuenta, a medida que hablaba se me iban escapando algunas lágrimas y como la primera vez que la vi y me salvó, empecé a llorar. En esta ocasión no me derrumbé, ni tampoco caí de rodillas, y traté de limpiarme las lágrimas justo cuando ella completaba el profano ritual para llamar a Sorgnar a este mundo.
El maldito búho imponía incluso en su forma humana, pero eso no debía suponerme un impedimento, mucho menos si quería restablecer mi orgullo después de estallar en lágrimas de tristeza, así que reaccioné rápidamente a su presencia y sobre todo a sus actos.

¿Desde cuándo te arrodillas, pichón malformado? Creía que a ti te iba más lo de lanzar a gente desde tu espalda hacia una isla desierta. ¿Te has quedado sin alpiste y vienes a por más? – y posiblemente estaba cometiendo el mayor error de mi vida. Lo sabía. Si esa osadía no me costaba la vida, por lo menos una reprimenda se avecinaba cual tormenta de verano en el Valle de las Aves: terrible, oscura y devastadora para todos los seres vivos en kilómetros y kilómetros a la redonda. Cuando esos dos hablaban en su lengua podrida, cualquiera sabía que lo coherente era alejarse antes de que la desgracia les sobreviniera. Yo, por el contrario, prefería estar lo más cerca posible a la espera de una respuesta que me diese una excusa para poder saltar sobre el pajarraco como un lobo sobre su presa.

Off:

R.I.P. Oyuky - Murió tras insultar a una Sannin y su invocación del mismo rango en el mis post. Procuraremos no hablar mucho de ella para evitar que alguien repita sus pasos. Sus nefastos pasos.
Inuzuka Oyuky
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.