¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» —Pestilent Secrets △ Hitagi
Hoy a las 9:39 pm por Jiran

» Hogo dōmu (保護ドーム— Cúpula protectora)
Hoy a las 9:30 pm por Gakumon

» Tablón de Misiones | Hushika Kugutsu
Hoy a las 7:50 pm por Hushika Kugutsu

» Kugutsu Puppetry.
Hoy a las 7:46 pm por Hushika Kugutsu

» [Viaje] De Lluvia hasta Fuego
Hoy a las 7:39 pm por Hitagi

» [O'ween][C] Sólo se pone peor
Hoy a las 2:05 pm por Hansha Yamanaka

»  — Flexible.
Hoy a las 11:19 am por Akkarin

» Mas cerca del destino.
Hoy a las 10:55 am por Hushika Kugutsu

» El llamado de la Cascada.
Hoy a las 5:29 am por Hushika Kugutsu

» Venenos Yusuke
Ayer a las 11:15 pm por Yusuke

» Perfil de Hiro Uchiha
Ayer a las 8:12 pm por Hiro Uchiha

» —Red Ryō △ Jiran's Missions
Ayer a las 4:39 pm por Jiran

» [Viaje] De Lluvia hasta Fuego
Ayer a las 4:51 am por Hitagi

» Mision
Dom Dic 10, 2017 10:13 pm por Hiro Uchiha

» A la grande la llamo mordiscos
Dom Dic 10, 2017 10:10 pm por Hiro Uchiha

» ¡Ingresando en nuevas Tierras!
Dom Dic 10, 2017 4:25 am por Catherine

» Genin I - Fūin: Kaihō Yōken.
Dom Dic 10, 2017 3:25 am por Gakumon

» — Thunderous Freedom | Con Sukino.
Sáb Dic 09, 2017 9:25 pm por Lyd.

» (2ºExamen Jonnin) Declaración de guerra
Sáb Dic 09, 2017 6:19 pm por Uchiha Ōgama

» Viaje al Pais de las Aguas
Sáb Dic 09, 2017 5:29 pm por Dastan O'Donnell

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Paths of Hate - D

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Paths of Hate - D

Mensaje por Yuto Uchiha el Mar Mayo 24, 2016 12:35 am

Era bien sabido, sobre todo en el país del fuego, su lugar de origen, que los Uchiha es de los clanes más conflictivos de todo el mundo conocido. Son avariciosos, agresivos, pasionales... Cuervos ataviados de negro y con ojos del color de la sangre. Y aquel era precisamente el motivo que me hacía moverme por los rincones más secretos del país del fuego. Los caminos para llegar al templo de los Uchiha eran antiguos hasta para los más ancianos del clan.

Se decía, que la vía para llegar hasta él era una prueba digna solo para aquellos con el suficiente talento o potencial como para equipararse a un miembro del Clan Uchiha. Otros decían que la naturaleza misma se ponía en contra de cualquiera que osara acercarse a ese territorio sin portar en su genética el legado de su gente. Si no eras heredero de aquellos con ojos carmesí, no debías aventurarte a acercarte a aquel lugar. Pero para mi, no sonaba más que a rumores. Lo más peligroso que había encontrado en visitas anteriores a aquel templo era lo típico que podías hallar en el país del fuego. Bestias grandes y peligrosas, bandidos ávidos de bienes con los que hacerse, criminales variados en busca de diversión... Y otros ninja como yo, en alguna misión. Quizás incluso alguna de la que no saldrían vivos.
Llevaba horas caminando, pues el poblado donde había encontrado cobijo hasta que mis ingresos me permitieran conseguir una casa para mi solo, estaba sumamente lejos. Me detuve a la sombra de un árbol un momento, para poder tomar un leve descanso y beber un poco de agua. La belleza del bosque era impresionante, con las frondosas copas de los árboles filtrando una luz verdosa que impregnaba el ambiente, gracias al contacto de la luz solar contra las danzantes hojas. Un suspiro surgió de entre mis labios. Seria capaz de quedarme ahí sentado una vida entera, pero debía reemprender el camino.
Un pájaro me había llegado aquella mañana, en pergamino que portaba me citaba en el templo de mi clan para debatir un... Asunto interno. Se suponía que un auténtico e imparcial juez debía llegar para solucionarlo. Pero al parecer no sabían nada de él, así que para evitar tener que mezclar a alguien ajeno al clan, decidieron recurrir al Uchiha más cercano... Que resulté ser yo. Sin más remedio, retomé el camino, atento a cualquier indicio de asaltante o animal hambriento. No hubo mayores incidentes en el camino al templo, más allá de alguna rama más grande que mi propio cuerpo cayendo cerca de mi. Nada que no pudiera solucionar con mi velocidad.
A lo lejos ya podía divisar el templo. Sus grandes puertas me observaban firmes, fuertes, poderosas y majestuosas. El símbolo den Clan Uchiha destacaba por encima de todo, con una nobleza sin parangón. Me quedé un largo tiempo observándolo aquel símbolo. Siempre lo había interpretado como un abanico, desde que lo veía en las ropas de mi padre. Pero fijándome ahora en aquel tan grande, pude ver como la parte de arriba, usualmente de color rojo, tenia forma de luna creciente. Era curioso aquello. Me limité a sonreír y di un paso hacia aquella entrada, abriendo lentamente y con algo de esfuerzo, una de las puertas.

Lo que encontré allí fue una de las escenas más curiosas que he visto nunca: Dos personas, supuse que Uchihas como yo, atados con las manos a la espalda, ojos vendados para evitar problemas con Sharingan según suponía, y con cara de malas pulgas, frente a unos monjes con aspecto resignado. Observaban con tristeza a los dos hombres que se hallaban frente a ellos. Me acerqué con cautela, a un paso suave, para no asustar a aquellos hombres. Me dirigieron una sonrisa un tanto triste a modo de recibimiento, y yo respondí con una mirada y sonrisa cálidas. Suspiraron al unísono durante un segundo, antes de empezar a contarme.

—Supongo que leíste la nota de lo que ha sucedido... No podemos fiarnos de nadie, y para una persona que sí podía... No logramos localizarla. Por eso hemos acudido a ti, un genin que no ha tenido apenas contacto con el clan, es lo más imparcial de lo que podemos disponer. Sabemos lo dura que es la vida de un ninja, así que serás recompensado... Con todo lo que podemos ofrecer. 700 Ryus es todo lo que podemos darte, esperamos que tu justicia sea lo suficientemente fuerte, joven...

—¿Por qué no los juzgáis vosotros? Quiero decir,  sois mayores, más sabios...—Me parecía extraño que no fueran ellos los jueces. Ambos cautivos dirigieron sus cabezas hacia mi, expectantes y con aspecto de querer hablar en aquel preciso instante. Con un suspiro entendí rápidamente sin que hablasen ellos, el por qué no querían intervenir—No queréis involucraros, lo entiendo.

Con una sonrisa, me giré hacia los dos prisioneros, aunque no me pudieran ver. Les pedí que me explicaran lo que había pasado, y que me dijesen cuales eran sus excusas y de quien era la culpa de todo lo sucedido. El primero, de nombre Sarada, decía cada dos frases que la culpa era del otro. Mientras que el otro tipo, Ukido, simplemente se dedicaba a decir que él no había movido un dedo, que se vio sorprendido por quien estaba a su lado, atacándole porque sí, y él se limitó a esquivarlo y tratar de hablar con él. Finalmente, al ver que yo no pronunciaba palabra, el primero en excusarse abrió la vreda. No me esperaba aquello.

—¡Te ofrezco 1500 Ryus! ¡Libérame y tendrás dinero para lo que desees!—gritó mientras sonreía, convencido de que aquella cantidad sobornaría hasta al más noble de los seres humanos. Era curioso.

—¿Ah, sí? ¡Yo te ofrezco 1800! Es mucho mejor que su oferta. Soy inocente, puedes saberlo con facilidad. Usa tu Sharingan y verás por mis movimientos que yo no...—Siempre me he considerado de temperamento relajado, pero empezaba a cansarme su actitud. Así que, di un paso veloz y pisé la pierna de uno y agarré del pelo al otro, haciéndole mirar hacia arriba. No estaba haciendo demasiada fuerza, solo quería parecer alguien duro a pesar de mi bajo rango y demostrarles que el dinero no me iba a corromper.

—Sois gente sin honor. Probablemente ambos culpables, pero demasiado cobardes como para aceptar vuestros propios actos. No merecéis ser llamados siquiera hombres. Sois una vergüenza de seres humanos—los solté y avancé con suma lentitud hacia los monjes. Mi actitud era relajada y nada hostil, a decir verdad, mi rostro mostraba más una sonrisa amable, tratando de indicarles que todo estaba correcto—A mi parecer, ambos son culpables. Alguien que ofrece dinero a otros con tal de que acepten su versión de los hechos no es inocente. Sea lo que sea que tuvierais pensado para el culpable... Creo que ambos lo merecen.

Con una reverencia, los monjes se despidieron de mi y me tendieron la mano, dentro de la cual estaba la recompensa prometida por haberles ayudado, aunque en mi interior, pensaba que la mayor recompensa, era aquella conseguida por el trabajo bien hecho. Tras ello, salí a la puerta, con mis 700 humildes Ryu, y con la desesperante idea de tener que volver a recorrer todo el camino de vuelta hasta el poblado. Ésta vez, quizás me echaría una siesta bajo el árbol.
Yuto Uchiha
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.