¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Mision D: Estofado de Jabalí para cenar.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mision D: Estofado de Jabalí para cenar.

Mensaje por Uchiha Lelouch el Mar Jun 21, 2016 11:04 am

Descripción de la misión: Después de la guerra que ha acontecido entre ambos países, la Cascada necesita recuperar poco a poco la vida cotidiana que tenía antaño, esta tarea no les resultará sencilla, sin embargo los mercaderes de la ciudad ya se han puesto a ello. Concretamente, uno de ellos, el señor Nakamura, un hombre anciano pero que conserva su energía intacta, necesita los víveres que vende usualmente en su puesto. Ha conseguido hacerse con casi todos, sin embargo le falta el más importante y el que más clientela atrae a su tienda: carne de jabalí. El anciano sabe darle un toque especial a esa jugosa carne que hace que se la quiten de las manos antes de darse cuenta, pero está ya mayor y no se ve con fuerzas como para cazar los 5 jabalies que necesita, por eso mismo requiere de la cooperación de alguien como tu, alguien con fuerza y capacidad para cumplir con esta tarea.


-Malditos jabalíes, tengo hambre, dejadme cazaros rápidamente para poder entregarle la carne al viejo. ¡Me ha prometido una ración si os dejo en buenas condiciones!- gritaba mientas perseguía a los dichosos jabalíes a través de la pradera. Tenía que cazar 5 jabalíes y entregárselos antes del mediodía para que pudiera abrir su puesto de comida con todos los víveres que sus clientes le iban a solicitar.

Todo había pasado muy rápido y aun no acababa de asimilarlo. Había llegado a la posada y tras pillar habitación me había cruzado con un par de aldeanos que apenas se tenían en pie, se notaba que la guerra había arrasado con este país dejándolo en la miseria absoluta.

-Pobres ciudadanos... No se merecían tal masacre, me pregunto si en el País del Sonido estarán tan mal como aquí. Se supone que hay un señor feudal que se tiene que encargar de su población, ¿no? ¡Dónde demonios se encuentra ahora! Tiene a la mitad de la población viviendo en chozas en las afueras de la capital y prácticamente todos sufren de hambre. Me avergonzaria tener un representante con tan poco miramiento por sus ciudadanos...- reprochaba conforme avanzaba entre las distintas calles de la ciudad. Me rugía la tripa por el extenuante viaje que había realizado para llegar a tiempo a mi "reunión" con Uchiha Ögama, no sabía quien era, pero parecía alguien con cierta cantidad de poder y tendría que tener un odio profundo al sistema actual para querer intentar destruirlo.. Al menos eso dejó entrever el hombre de la máscara...

Estaba absorto en mis pensamientos cuando percibí un olor al cual no me pude resistir, tras detectar de dónde provenía el rastro: un puesto de comida, me dirigí hacia éste y le solicité una ración de su mejor plato. Qué sorpresa me llevé cuando se dio cuenta de que no le quedaba carne de Jabalí, esto no podía estar pasando... El viejo cayó rápidamente en mi decepción por no poder comer su jugoso plato y me propuso un trato que no pude rechazar:

-Te propongo un trato,  en las afueras de la capital, hacia el bosque, se encuentran los jabalíes. Si consigues traerme cinco piezas en buen estado antes del mediodía podrás comer hasta que sacies tu apetito, invita la casa.- me dijo usando toda la persuasión que pudo que su larga vida como comerciante le había otorgado en el mundo de los negocios.

-Normalmente declinaría tu oferta, anciano, pero dado que no llevo excesivo dinero encima la aceptaré.- le respondí, con una media sonrisa. Tras esto, nos estrechamos la mano y cerramos el trato.

Bueno, volvamos a lo importante. Al final había decidido que la mejor estrategia era coger un par de kunais e ir degollandolos conforme los fuera atrapando. Ahora mismo me encontraba persiguiendo a éstos mientras buscaba la forma de llegar a una distancia cuerpo a cuerpo. Para mi suerte, lo llamaban país de la Cascada por algo. Y se me ocurrió que podía conducirlos hasta un manantial a un par de kilometros lejos de la capital. Cogí una bolsita que llevaba en las provisiones, contenía aceite, era una de las cosas que sabía que iba a necesitar en prácticamente cualquier caso de modo que siempre llevaba un poco encima.

Con cuidado de que no se derramada me lo deposité en la boca y empecé a acumular chakra para detonarlo en caso de necesidad. Mientras canalizaba la habilidad cogí un puñado de piedras del suelo y las iba lanzando de modo que sólo pudieran correr hacia delante. Minutos después ya los había encerrado como había previsto y, tras realizar los sellos convenientes utilicé el jutsu Elemento Fuego: Fuego Cortante (火遁・火走り, Katon: Hibashiri)  y acabé de encerrarlos.

Cerré los ojos y, cuando los volví a abrir, el distintivo rojo del Sharingan se mostraba en mis pulilas. Incendié el aceite del interior de mi boca y lo lancé apuntando a las patas de éstos con la intención de derribarlos [Elemento Fuego: Bala de Fuego (火遁・炎弾, Katon: Endan)], el humo los había desconcertado y cegado y sus sentidos ya no funcionaban como deberían así que valiendome de la capacidad de observación que me otorgaban esos ojos demoniacos conseguí dar en el blanco, causando quemaduras en sus patas y derribandolos. Tras dudar un segundo, cogí un kunai que me había dado el viejo con la intención de echarme un cable y los degollé, dejando sus cuerpos inertes en el suelo. Volví a cerrar los ojos y cuando los abrí volvían a tener el color morado que los caracterizaba.

Después de comprobar que efectivamente ya habían dejado de vivir cogí un par de troncos, los uní y los até, volví donde habia dejado las piezas y con un par de cuerdas até sus patas a los troncos. Sólo entonces emprendí el viaje de regreso a la capital.

Cuando le enseñé los cuerpos al viejo me felicitó por la efectividad con la que había actuado aunque se quejó del olor a quemado que provenía de sus patas, supongo que era inevitable.
Uchiha Lelouch
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.