¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Evils Spirits ► Polka Uchiha
Hoy a las 7:18 am por Polka Uchiha

» Entrenamientos de Kaile Kaguya
Hoy a las 5:47 am por Kaile Kaguya

» Dos personas pueden tener un secreto, pero uno de ellos debe estar muerto — Dohko
Hoy a las 4:38 am por June

» ¿Friends? (Priv)
Hoy a las 2:03 am por Dohko

» Melodrama — Ubbe, Akkarin
Hoy a las 1:49 am por June

» Vikingos de caza. [Dados de Dohko]
Hoy a las 1:46 am por Dohko

» Pasando lista
Hoy a las 1:29 am por June

» A step towards the future
Hoy a las 1:03 am por Belladona

» Tablon de misiones de Sabat Uchiha
Hoy a las 1:02 am por Ichimaru

» Entrenamiento Belladona
Hoy a las 12:51 am por Ichimaru

» Fukurō Workouts
Hoy a las 12:48 am por Ichimaru

» Entrenamietnos de Selene
Hoy a las 12:47 am por Ichimaru

» Entrenamiento de Saab
Hoy a las 12:45 am por Ichimaru

» Hell's our footprint. — Mission.C —
Hoy a las 12:27 am por Yottan

» Tablon de Misiones de Saab Nara.
Hoy a las 12:21 am por Ichimaru

» Tablón de Misiones [Kazoku]
Ayer a las 10:56 pm por Ryō Gameshi

» Ryo Gameshi-Misiones
Ayer a las 10:51 pm por Ryō Gameshi

» Just for a reason {Kazoku}
Ayer a las 10:45 pm por Ryō Gameshi

» Perfil Sabat Uchiha
Ayer a las 9:25 pm por SSabat

» Ficha Sabat Uchiha
Ayer a las 8:47 pm por Ichimaru

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Misión: Rango C - Mistakes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Mikael. el Miér Jul 13, 2016 7:55 pm

La vista del pequeño poblado portuario regresaba a la retina del pelirrojo mientras su largo y vivaz cabello ondeaba en son a sus pasos, mas no era el único, puesto que otro extenso cabello también se mecía en su andar aunque emergido de un cuerpo delgado y femenino. El extranjero viajaba con su contratista de vuelta a la capital de la niebla con el fin de zarpar a primera hora de la mañana, sin embargo, con lo sucedido en ese lugar frente aquel ninja enmascarado, prefirió aguardar un tiempo más hasta que las aguas se calmaran. No sería idóneo seguir pululando por los alrededores, a fin de cuentas, eso comprometería la seguridad de Uhei.

Finalmente, Mikael decidió hospedarse en una humilde posada y reservar una habitación para la mujer. Ella se quedaría mientras él aseguraba el perímetro y custodiaba su bienestar. Aguardó, entonces, en la sala común y principal de la posada que también fungía como una especie de taberna, situado frente a la barra y sentado sobre un taburete, hallándose bebiendo sake de la variedad junmai-shu en un pequeño cuenco con una botella translúcida llena hasta la mitad a un lado, y un platillo con varios trozos de sushi sashimi al otro, siendo éste último algo característico de la localidad por ser un punto portuario y pesquero.

El lugar estaba ligeramente vacío, con pocas mesas alrededor y aún menos clientela, si acaso cinco o sietes almas allí excluyendo al pelirrojo y al cantinero dueño y servidor del lugar. El ambiente, a pesar de ser algo penumbroso, era tranquilo y silencioso con poca filtración de luz a través de las ventanas aledañas; no era un sitio de mala muerte ni sucio, simplemente se veía falto de color y vitalidad, algo que bien podía agradarle a unos como no tanto a otros. De pronto, el tintineo de la campanilla en la entrada resonó en el ambiente anunciando la llegada de un nuevo visitante. El mismo se acercó hasta la barra y se sentó justo al lado del forastero quien, ensimismado, seguía degustando su pedido sin reparar mucho a su alrededor.

El sujeto a su costado era un hombre de mediana edad, quizás alrededor de los cuarenta, con un aspecto robusto y cuadrado ataviado con un largo pantalón grisáceo y una franela negra calzando simples sandalias de paja y madera. Sufría de una alopecia severa en todo su cráneo y de su mandíbula colgaba una barba tupida. Su apariencia era similar a un herrero. Fue cuando soltó su pedido al bartender quien se fue diligente. El calvo sujeto aguardó pacientemente pero en su faz se notaba un semblante templado y pensativo, absorto en sus ideas mientras miraba nada más que al frente. No había nada que conectase a ambos hombres sentados en dichos taburetes hasta que el cantinero regresó con una jarra llena de un líquido ambarino y efervescente.

Hace tiempo que no te veía por éstos lados, Suketsu, ¿qué ha sido de tu vida? - Inquirió el dueño de la posada con un tono despreocupado y confianzudo que vislumbraba la amistad entre el dúo, o al menos, un estrecho lazo que los unía. El aludido aún seguía sin mirar nada más que al frente, a la estantería donde un sinfín de botellas, copas y tarros se exhibían cual vitrina añeja. Poco después, el susodicho reparó en su interlocutor. - ¿Uhm? Ah, aquí, tratando de solucionar algunos asuntos. - Respondió el hombre con cierto modo apesadumbrado y desanimado, al parecer, recordando algo nada favorable.

¿Te refieres al muñeco que se te ha escapado? Sí... me enteré de eso hace poco. Tal parece que ha causado un alboroto en la aldea norte, digo, después de todo no es normal ver a una marioneta viviente por ahí. - Explayó el hombre con cierto deje jovial y humorístico, cosa que contrastaba el semblante poco ameno de su congénere quien parecía no corresponder del todo ese humor. Realmente, estaba algo preocupado, y pese a lo dicho, el extranjero seguía en sus cosas sin atender sus alrededores. - Supongo, aunque no tengo idea de lo que pueda ocurrir. - Dejó caer. - Temo que por el miedo que le provoque a la gente, éstas le ataquen y le hagan daño; o en el peor de los casos, que le haga daño a los demás. - Se encogió de hombros aún más perturbado por las ideas e imaginaciones que cada vez nublaban más a su mente y juicio. Mientras más pasase el tiempo, más paranoico se volvería.

Lo dices como si fuera un animal callejero, hombre... - ¡No es ningún animal callejero! Es... - No terminó de decirlo cuando el cantinero volvía hablar. - Calma, no te exaltes, no lo dije de mal modo. Sé que aprecias a tus creaciones. Aunque ésta ha sido bastante... particular. - Y a pesar de lo natural que hacía parecer el hecho mediante su tono común de voz, era evidente que darle vida, una vida real a un objeto inanimado no era algo que pudiese conseguir cualquiera. Por algo Suketsu era un afamado constructor de marionetas, y uno muy reconocido dentro de su clase, pero ese logro lo había extrapolado hacia un estatus diferente dentro de sus pares.

¿Cómo harás para hacerle regresar? - Inquirió nuevamente el bartender, cosa que dejó un momento en silencio al aludido hasta que le dio un sorbo a su alcohólica bebida. - Ya me he encargado de eso. Por sí solo no puedo traerle devuelta, así que he contratado a alguien que me ayude. Debe de estar dando una vuelta por ahí haciendo que sé yo. - Afirmó el calvo dando, esa vez, un largo trago a su bebida que de un sopetón dejó el tarro hasta la mitad. No lo hacía por descuido, demostraba más bien resistencia a la ebriedad. - Hmm... ¿Y no necesitas a alguien más? - Preguntó nuevamente el hombre. - ¿A alguien más? - Sopesó por un instante. - Puede ser... A fin de cuentas, es mi mejor creación y no es para menos. - Profirió con un evidente aire presuntuoso como orgulloso que distaba de su pesadumbre anterior.

Se notaba claramente que era alguien veía su trabajo como algo más que eso, un simple trabajo. Al igual que un pintor, sus marionetas eran arte, y como buen artista que se precie, sus creaciones eran de inestimable valor; se apasionaba, se esmeraba en cada detalle para alcanzar la perfección, y aparentemente había conseguido algo parecido. Sin embargo, Suketsu iba más allá de eso al punto de rayar, levemente, con la obsesión. - Bueno, en ese caso te presento a un ayudante más. - Soltó el hombre señalando con la mirada al sujeto que estaba al lado del constructor, al hombre de cabello bermellón que justo en ese momento se llevaba entre los palillos un trozo de sushi a la boca.
Mikael.
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Kinzo Matsuke el Jue Jul 14, 2016 5:03 pm

**Llegada a tierra firme**

Otro sitio más que visitar, me quedaría una especie de temporada quizás por aquellos lares, no conocía prácticamente nada del sitio por lo que, moverse e investigar era la prioridad, claro que no iba solo pues justamente detrás de mí caminaban Shirotora y Yamisu, tapados y ocultos parecían custodiarme, era una especie de zona marítima como puestos de diferente índoles y gente realizando sus tareas diarias, cada uno con sus diferentes problemas, ¿Crees que en este lugar nos buscaran?, pronuncio Shirotora con su voz seria y ciertamente preocupado por lo que podía ocurrirnos en este nuevo sitio, Dudo que nos busquen en un sitio tan alejado pero aun así no bajaremos la guardia, comente de forma desenfadada, algunas personas próximas a mí se quedaron mirando pues a su parecer simplemente estaba hablando solo, y alguien así creaba cuanto menos incertidumbre, ¿estará loco?¿será un demente?¿a que vendrá?, no lo había visto antes, era una serie de comentarios rutinarios de la gente del entorno que parecían estar más que tensos por mi presencia, yo sin embargo estaba alerta, no tenso pero concentrado en lo que me rodeaba hasta que algo que paso por mis ojos llamo considerablemente mi atención, era un encargo, un hilo del que tirar que podía ser cuanto menos interesante realizar, ¿Qué os parece?, pregunte como si las marionetas fueran decisivas con su opinión mientras que una sonrisa más que divertida brotaba en mis labios.

*Reunión*

Es aquí sin duda, musite para mí mismo entrando al lugar de la citación, prestaba mucha atención a lo que podía escuchar mientras caminaba con paso recto y contundente, erguido y con cierta formalidad, dentro parecía haber dos personas hablando aunque no era capaz ni siquiera de atisbar lo que estaban diciendo cada una de ellas, despacio roce con  la yema de los dedos la puerta que llevaba a aquella zona para posteriormente golpear la puerta con los nudillos, tres golpes secos que hicieron que el sonido se propagase por el sitio mientras yo, con cuidado y sin ser demasiado tosco abrí la puerta, colocando a mis títeres detrás, hola buenas, soy el contratado para el encargo, puntué de forma amable y sonora para que no hubiera hueco a las dudas o las especulaciones, mire a los lado y correctamente había dos personas, un joven chico de pelo rojo y un hombre de más avanzada edad, sin pelo y el cual meramente interprete que era el contratante, me acerque con calma sin hacer movimientos bruscos para saber más de los detalles de la misión prestando toda la atención posible.

Espero no molestar pero quisiera saber, materiales de lo que está hecho la marioneta, como son sus juntas que unen sus partes o al menos como ha sido su construcción…, aclare de forma atenta clavando ahora mis dos orbes claros en sus ojos, era una pregunta cuanto menos curiosa pues seguramente ninguno de los dos presentes supiera que yo también era capaz de crear títeres, no iguales a los suyos pero seguramente con algunos detalles parecidos, Tsk… perdonen mis modales, soy Kinzo Matsuke, un placer conocerles, comente disculpándome por el despiste tan estúpido que había tenido y espere la respuesta de este hombre, ¿mis marionetas?, tanto Shirotora como Yamisu se había quedado en la entrada de la puerta sin pasar conmigo, pensaba que sería mejor que no hubiera tantas presencias en la sala de modo que los hombres que estaban en la misma se sintieran más cómodos por así decirlo.
Kinzo Matsuke
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Mikael. el Jue Jul 14, 2016 11:58 pm

Por un instante, Suketsu se quedó meditabundo al ver que justo a su lado se hallaba una mano extra. No parecía, según él, alguien impresionante más allá de su pomposo cabello colorado que caía largamente sobre su espalda, mucho más abajo de las caderas, con aquella tonalidad intensa y llamativa. Arqueó una ceja en duda y devolvió su mirada al cantinero. - ¿En serio, Ryüma? - Replicó y el aludido asintió con seguridad. - Hey, muchacho, el amigo aquí presente dice que puedes ayudarme con lo que has escuchado, y por lo fiable que es mi camarada, supongo que será por algo. ¿Qué te parecen trescientos ryus? - Dejó caer. - Mil doscientos. - Acotó conciso. - ¿¡Qué...!? - Relajate, Suketsu, tiene razón. Después del ajetreo que tu marioneta ha causado en la costa es normal el precio. - Atajó el hombre mientras terminaba de secar el tarro entre sus manos.

Tal parecía que el constructor, aparte de ser un acérrimo apasionado de las marionetas, también era algo mezquino. Vaya personaje. Suspiró en desgano y aceptó lo que decía el dueño de la posada. - De acuerdo, pero ni una moneda más; todo porque ella lo merece, espero que no falles, aunque aguardemos un rato más por si alguien pilla los carteles que le encomendé a mi mensajero. - Asentó entre sus acompañantes mientras se disponía a aguardar la llegada de alguna persona más, de lo contrario, simplemente partirían. Grato y fortuito sería el hecho que casi media hora después alguien acudía al llamado.

El trabajo del niño que el constructor había contratado en un principio para repartir los carteles parecía haber dado sus frutos, a juzgar por la nueva alma que llegaba al lugar y su voz que le daba presencia y seguridad en el mismo, singularmente, yendo al grano con el trabajo que el pelirrojo iba a participar. Ryüma se había adentrado en la cocina dejando a Suketsu y el forastero a solas, el primero compartiendo más detalles con el segundo hasta que el recién llegado había irrumpido en el momento oportuno. El cuarentón observó de soslayo y su homólogo, en cambio, se giró para ver con mayor claridad a quien les hablaba a ambos.

Era un muchacho, y uno bastante alto, de cuerpo delgado, castaño y ojos dorados. Tenía un atuendo de lo más curioso e informal, aunado a unas perforaciones en su piel; mantenía un semblante neutro y sereno, casi serio, cosa que se compaginaba a su modo de hablar con realidad. El pelirrojo le contemplaba con la calma y afabilidad que le caracterizaba en la expresión de su faz, incluso dedicándole un gesto de simpatía a diferencia de Suketsu, quien parecía algo receloso y dubitativo. Sin embargo, supo acceder a la petición del muchacho aunque sus preguntas internas se mantuviesen escondidas.

Igualmente, chico. Mi nombre es Suketsu, constructor de marionetas. Como sabrás, una de mis creaciones ha escapado. - Reveló, aunque no supiese que tanto podría impresionar al muchacho sobre una entidad inanimada que se hallaba viva y coleando. - El cómo lo he logrado no se los puedo decir, después de todo, un mago nunca revela sus secretos, pero sí les puedo indicar su composición para detenerla. - Acotó. - Su capa exterior está formada por una densa y ligera aleación metálica que le confiere un gran daño de impacto, alta resistencia al mismo y elogiable rapidez de movimiento. - Comenzó con su monólogo mientras su mirada se cambiaba alternativamente entre el llamado Kinzo y el extranjero quien atento estaba.

Su capa interior inmediata a la externa se halla entretejida por una infinidad de cables de cobre que se conectan con su núcleo en el pecho, un dispositivo que le provee de energía capaz de viajar a través de los cables como un medio conductor y exteriorizarse sobre su -piel-. El mismo se encuentra custodiado dentro de una caja asegurado bajo un esqueleto cristalizado. - El hombre explicaba a través de un boceto que había realizado minutos antes donde se mostraba la figura de la marioneta, algunas comparticiones que escondían armas ocultas tal y como el estómago, la cabeza, las piernas y los brazos, siendo estos últimos extensibles a una distancia de hasta diez metros capaces de enrollarse y sofocar a su víctima.

En su antebrazo diestro guarda una guadaña de un metro de largo que puede rebanar fácilmente un cráneo, y tiene unos engranajes que pueden enviar las trampas internas a través de sus palmas o hacia la garganta hasta escupirlas por la boca mediante un mecanismo que le implanté. - Concluyó con un aire orgulloso. - Aunque estos mismos engranajes hacen que sus articulaciones puedan ejercer mayor presión, y por tanto, más fuerza. - Observó a ambos mientras el pelirrojo miraba al techo del establecimiento con cierta expresión pensativa. Por lo que decía el hombre, el muñeco estaba bien pertrechado de artilugios y compuesto de una estructura maciza, aunque, curiosamente, tenía un detalle.

¿Y pretende que se la devolvamos en una pieza o por partes? - Preguntó el joven de ojos esmeraldas, hablando por primera vez frente a su presunto y futuro compañero. - Preferiblemente de una pieza. - Eso realmente que sería complicado ante semejante aberración, pero suponía que tanto él como Kinzo se las ingeniarían para salir airosos de dicha situación. Tras ello, el constructor les mostró a ambos un retrato certero de la marioneta en vez de un simple boceto. - Éste es. - Anunció a ojos del dúo. El pelirrojo se levantó y finalmente se desperezó de su asiento del cual llevaba sentado un largo tiempo.

Será entonces. - Aseveró el muchacho para luego encarar al castaño mientras su larga capa, vieja y grisácea, le ataviaba hasta los tobillos con la capucha descolgada tras su espalda bajo el rojo y suelto cabello. - Un gusto, Kinzo. - Amplió una sonrisa de medio lado mientras estiraba su diestra a fin de estrechar la contraria en un acto de saludo, cosa que solía hacer con regularidad. De por sí, era alguien bastante amistoso con las personas aún si fuesen extrañas. - Me llaman Rojo. - Profirió, corto y conciso, presentándose frente al aludido con sólo su apodo. Tras ello, finalmente partirían hacia la aldea norte cerca del mar, lugar de donde habían huido muchos de sus residentes despavoridos.

off:
No sé muy bien acerca de marionetas, así que puedes añadirle cualquier otra vertiente si lo deseas. Además, me limité a no describir su físico y demás por lo que me habías dicho en la búsqueda, así que quedaría a tu gusto. Espero que sea de tu agrado y esté medianamente bien :)
Mikael.
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Kinzo Matsuke el Vie Jul 15, 2016 1:49 pm

Estaba sumamente atento pues la persona creadora de dicho títere parecía darnos la información solicitada, eso era bueno pues se podría evaluar los posibles riesgos y crear una trama acorde que nos garantizara dentro de un margen de error una victoria más o menos asegurada, era interesante la conversación que ambas personas estaban teniendo así que no interrumpí, simplemente me ceñí a escuchar y a asentir con mi cabeza dejando claro que lo entendía todo, una marioneta que era capaz de conducir la electricidad y usarla como arma, un concepto cuanto menos curioso, yo sin embargo nunca había creado nada así, mis títeres eran quizás más directos con armamento a distancia y mecanismos de sorpresa pero su idea había sido cuanto menos interesante bajo mi humilde punto de vista, Creo que no tendremos para traerla de una pieza, comenté de forma desenfadada y cálida, casi como si se tratara de una confesión, mi compañero parecía ser alguien competente que pese a no conocerlo para nada transmitía cierta confianza, alguien de quien fiarte y con capacidad para realizar aquel cometido, juntos y esforzándonos como un equipo más que eficaz, Si no hay nada más que decir será mejor ponernos en marcha, puntué esperando que mi compañero me siguiera para salir por la misma puerta que habíamos entrado,  No te sorprendas por las dos figuras que están detrás de la puerta, son compañeros míos, aclaré para que al ser sorprendido por aquellos dos cuerpos no fuera hostil o se produjera cualquier clase de malentendido, cosa que obviamente podía ocurrir y por eso preferí evitarlo, Así que “Rojo”, bueno es bastante corto y tiene cierta similitud con tu pelo, dije en mal jocoso y animado, quería saber qué opinaba el chico y cuáles eran sus posibles ideas para llevar la marioneta de una pieza al juguetero, cosa que pese a lo que podía parecer quizás fuera más difícil de lo que en principio pensaba, dime, ¿tienes algún plan para llevar a cabo la misión?, pregunte colocando a mis títeres a mi lado, uno a mi izquierda y otro justamente detrás, cubriendo mi espalda mientras a mi derecha y a poca distancia estaba mi compañero.

No son muy habladores pero no te preocupes no son violentos, expliqué para intentar que no se sintiera aprisionado con mis dos marionetas, Yamisu y Shirotora, ambas era completamente idéntica aunque diferentes en cuanto a mecanismos y trampas, cosa realmente practica para los combates prolongados o para crear tramas en luchas complejas, estas casi parecían totalmente humanas por los efectos y movimientos que con mi mano izquierda le daba haciéndolas pasar por criaturas vivas alejadas casi totalmente de la inactividad o la faceta inerte que podrían tener si se vieran despojadas de la ropa que llevaban, Supongo que no quedara mucho para llegar...¿te conoces esta zona?, volví a preguntar mientras le dedicaba esta vez una amable sonrisa dibujada en mi rostro, esperando saber más sobre todo aquello o como se podría resolver la situación encargada.

datos|información|técnicas:
Bueno aquí te dejare una serie de datos interesantes que pueda servirte para conocer mis marionetas y lo que podría hacer para completar la misión, son datos informativos que dejo totalmente a tu elección, además puntualizado lo anterior no poder quedarme con el títere pero estoy a la espera de saber si poder optar a otra cosa o si simplemente recibiré el pago como lo harás tu si completamos el susodicho encargo, aun así no pasa absolutamente nada pues mi cometido era meramente ayudarte en la misión, así que estará bien.
marionetas:
-Marionetas-
•Yamitora
•Shirotora

técnicas usadas (solo socialmente):

Chakura no Ito (チャクラの糸, Hilos de Chakra) [Nv.2]: Con algo de entrenamiento de rango superior el usuario ha conseguido pulir más ésta técnica. Ahora su dominio sobre los hilos de energía le permite manejar a cuatro marionetas pequeñas con una sola mano, dos marionetas medianas con una sola mano o una marioneta grande con las dos manos. Los hilos pueden extenderse hasta veinte metros en cualquier dirección y son resistentes a técnicas de Kenjutsu de rangos inferiores, no así a las del mismo nivel o superior. Además a éste nivel el usuario puede utilizar los hilos de chakra para manipular a sus aliados, siempre y cuando estos se presten y tengan la resistencia igual o inferior al ninjutsu del usuario.
Kinzo Matsuke
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Mikael. el Vie Jul 15, 2016 4:44 pm

Ambos personajes terminaron por salir del sitio no sin antes recibir el forastero un aviso por parte de su compañero, dando por entendido que no serían los únicos en embarcarse en aquella peculiar tarea. Tal parecía que el constructor iba a pagar más de lo que tenía previsto, sin embargo, extraña fue la sorpresa al darse cuenta a lo que realmente el castaño se refería: un par de marionetas apostadas en la entrada cual guardias carceleros custodiando el paso a las celdas, inmóviles e inexpresivos mientras esperaban el regreso de su amo y señor. Por un instante, el pelirrojo se quedó absorto en la pareja de figuras artificiales que allí estaban a merced de su compañero, seres inanimados pero con una apariencia superfluamente humana.

Era un aspecto realista, o casi, de no ser por las discretas ranuras en algunas zonas del rostro, únicamente perceptible si se detallaban, dado que el resto de los cuerpos estaban enteramente cubierto de unas largas túnicas. Rojo desvió su mirada hacia Kinzo cuando esté le habló, percibiendo su agradable humor que contrastaba dicha espontaneidad con su semblante sosegado y evidentemente neutro. Fue allí cuando escuchó su pregunta. - La verdad, no tengo idea. - Profirió con honestidad. - Por las cualidades de esa marioneta, un contacto directo sería arriesgado. Quizás habría que atraerla, emboscarla y neutralizarla, aunque no sabremos sus reales capacidades hasta comprobarlas en carne propia. - Acotó un tanto dubitativo mientras andaba a la diestra de Kinzo con una mano sosteniendo la barbilla y el codo de la misma apoyado en la mano opuesta suspendida al aire. Era una postura de genio pensativo.

¿Uhm? Descuida, no pasa nada. El silencio ayuda a meditar. - Esbozó una sonrisa completa ante el comentario del varón respecto a sus marionetas. Ciertamente no era algo muy usual que dos muñecos te estuviesen pisando los talones, aunque en su fuero interno sí que le pareció extraño escuchar que no fueran habladoras y menos violentas. El pelirrojo escrutó con la mirada si aquellos títeres no tendrían, también, la misma cualidad animada de su objetivo. Realmente parecían estar vivos, aunque no sabía con certeza si era producto de la habilidad del castaño o lo antes mencionado. No obstante, su abierta mentalidad optó por tomarse las cosas con cierta naturalidad.

No soy de por aquí y no tengo mucho tiempo de haber llegado. Sin embargo, queda en la costa al noroeste de aquí, por lo que si usamos la ruta de la playa quizás encontremos la aldea en el camino. - Pese a ello, no sabía a qué distancia quedaba realmente, el tiempo que les tomaría y los obstáculos que hubiesen, algo que dudaba hubiera. A juzgar por los rumores de los lugareños, la marioneta había espantado a los residentes del poblado dejando la zona más deshabitada de lo que ya estaba. Si corrían con suerte, quizás estuviese ahí todavía. Sin embargo, aún se preguntaba el hecho de su vitalidad y si tenía relación con el núcleo dicho por Suketsu.

¿Tienes pensado algo para atraparla? - Inquirió, teniendo en claro saber algún detalle de su compañero respecto a su pericia como titiritero. Era cuanto menos curioso encontrarse con un miembro de ese clan, pocos en su haber pero útiles y versátiles en batalla, cuya habilidad les confería un amplio abanico de estrategias a usar capaz de abrumar a sus oponentes. Era indudablemente interesante y a tener en cuenta, pero prefería no tener que enfrentar a uno de ellos sin embargo. Y así, poco a poco el cuarteto de figuras terminaba por salir del poblado portuario dejando atrás las miradas curiosas del gentilicio hacia ellos. - Por cierto, dado que conoces mejor éste campo. ¿Qué crees que nos aguarde?

Spoiler:
Vale, ya me he pasado por tu taller y se me han ocurrido algunas cosillas. Aún así, como te dije, puedes plantear las vertientes que se te ocurran, tanto para la marioneta como para la misión en sí y darle más jugo :)
Cualquier otra cosa, me avisas.
Mikael.
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Kinzo Matsuke el Vie Jul 15, 2016 5:27 pm

Camine con mi compañero dejándome guiar por él, Rojo parecía en parte saber al menos más que yo por donde deberíamos ir, solía tener cierto problemas de orientación, los cuales me perseguían desde que era un mero crio, no podía cambiarlo era algo intrínseco propio, había intentado corregirlo pero a menos que fuera a mismo sitio un mínimo de tres cuatro veces me era muy complicado llegar las primeras veces, Creo que el joven se ha dado cuenta de lo que somos.., puntuó Yamisu moviendo la cabeza hacia el joven, era más que obvio que se habría dado cuenta, estábamos bastante cerca los unos de los otros y nada mas que fijarse un poco en los detalles se habría podido percatar de la verdadera naturaleza de los dos títeres que yo mismo había creado, Son mis creaciones, soy un marionetista…, aclare formalmente de modo que no se diera pie a la especulación o la simple duda, era mejor así pues me gustaba ser franco con las personas que trabajaba, además dicho joven no parecía tener ningún tipo de actitudes hostiles, cosa que me tranquilizaba enormemente.

Perfecto, pues entonces iremos hacia haya, comenté amable para dejar guiarme por mi compañero, no conocí ni un ápice de las facultades del mismo y sin embargo el conocía cual era mi dominio o al menos uno de mis grandes puntos fuertes, ¿Sera esto un problema?, pensé negando levemente con la cabeza ante la rotunda estupidez de idea que había tenido, era en parte lógico desconfiar de todo el mundo tras lo vivido pero aquel chico tenía algo que daba pie a confiar en él, quizás me estuviera equivocando, pero con suerte todo saldría bien y podríamos completar el encargo que nos había encomendado, pensé en la pregunta que me realizo, calmado ordene las palabras en mi mente y me dispuse a exponer lo que pensaba, esperando saber que efectos causaban en mi compañero y como vería él todo aquello, Bueno, creo que la marioneta que debemos cazar es capaz usar electricidad hasta cierto punto pero dudo que sea capaz de almacenar dicha energía, de ser cierto este planteamiento su fuerza es “finita”, además de que considerablemente ira mermando con el paso de tiempo, ¿solución?, podemos intentar forzarla en un lugar con poca gente para que consuma toda la energía posible de modo que quede extenuada y totalmente colapsada, de modo que tengamos  solo que transportarla al quedar fuera de juego, realice un pequeño cese de mis palabras, para respirar y tocar con el dedo índice mi barbilla, el mentón que solía acariciar cuando planeaba las cosas, Yo usaría a Shirotora que es metálico para agarrarlo y condensar la electricidad en él, usando una cola oculta metálica como pararrayos con el suelo de modo que la electricidad no nos atrapara a ninguna separándonos por una zona extensa para prevenir el peligro, además mi otra marioneta y tu podríais intentar proporcionar apoyo a Shiro para evitar que se escape…, pronuncié como solución de modo que mi compañero, quizás me pudiera dar su opinión al respectivo plan lanzado, si mis suposiciones estaban en lo correcto,  ¿Qué opinas?, pregunte como consuelo hacia mi compañero sin cesar nuestro caminar, era difícil cuanto menos aquella trama pero si habia posibilidades de que funcionase ni él ni yo correríamos el mas mínimo riesgo, saliendo aquel encuentro de lo más satisfactorio para ambos.

datos|información|técnicas:
Bueno nada mas que decir, me esta gustando como va desarrollándose la misión, espero que no te moleste que postee tan seguidamente, no es que tenga prisa ni mucho menos pero mis demás temas andan parados y bueno, la temática de la misión me llama bastante, espero que no te haya producido ninguna molestia y de ser así, mis sinceras disculpas.

PD: Las palabras de las marionetas, color Azul, el personaje (Rojo) no lo escucha ya que es parte de la psique de Kinzo y solo son audibles por uno mismo.

marionetas:
-Marionetas-
•Yamitora
•Shirotora

técnicas usadas (solo socialmente):

Chakura no Ito (チャクラの糸, Hilos de Chakra) [Nv.2]: Con algo de entrenamiento de rango superior el usuario ha conseguido pulir más ésta técnica. Ahora su dominio sobre los hilos de energía le permite manejar a cuatro marionetas pequeñas con una sola mano, dos marionetas medianas con una sola mano o una marioneta grande con las dos manos. Los hilos pueden extenderse hasta veinte metros en cualquier dirección y son resistentes a técnicas de Kenjutsu de rangos inferiores, no así a las del mismo nivel o superior. Además a éste nivel el usuario puede utilizar los hilos de chakra para manipular a sus aliados, siempre y cuando estos se presten y tengan la resistencia igual o inferior al ninjutsu del usuario.
Kinzo Matsuke
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Mikael. el Vie Jul 15, 2016 7:09 pm

Tras salir del poblado, el camino se bifurcaba a muchos metros más adelante hacia una zona pedregosa colina arriba que ocultaba tras su escarpado terreno la playa y el subsiguiente mar, lugar que los llevaría a través de sus arenas directo a la aldea sin perder tiempo y orientación si encontraban, en tierra firme, alguna otra desviación del camino o incluso imprevistos. Por lo que se denotaba en el momento, el muchacho de castaños cabellos y gorro singular seguía los pasos del pelirrojo como se fuese su guía, cosa que aludía a su extranjería en la isla contando con su última pregunta anterior. Sin embargo, tanto él como su compañero eran iguales, ambos desconocían el sitio, razón por la que el de rojo decidió tomar la ruta costera en tanto la aldea estaba a nivel del mar.

En ese momento, Kinzo empezó a plantear los métodos por los cuales sería factible apresar al objetivo de aquella misión mientras el forastero cuidaba sus pasos en no tropezar con las piedras que abundaban en el lugar, moviéndose a través de las rocas mientras no dejaba de prestarle atención a su compañero con cada palabra que profería. - ¿Agotarla? Hmm... - Expresó retórico. - Es una muy buena idea, aunque debemos tener cuidado. Según el hombre, es veloz, fuerte y resistente. Me encargaré de comprobar eso en primera instancia antes que te acerques, así podemos prevenir los daños hacia ti. - Sugirió dando por entendido que iría a ser el conejillo que comprobaría la peligrosidad del títere fugitivo, y a su vez, actuar como cebo para que Kinzo pudiese actuar en el momento propicio.

El cómo estaba tan tranquilo frente aquel shinobi era sólo algo conocido por él, cosa que respondía a su calma y amenidad al lado de su congénere. Finalmente, tras atravesar aquel terreno, se encontraron con una poco pronunciada pendiente abajo que daba directo a la playa con un mar apaciguado. Incluso desde aquel punto podían visualizar el horizonte en la lejanía y el turbio panorama que se comenzaba a exhibir apenas a un kilómetro de la costa y la niebla que se hacía más presente a la distancia. Sin embargo, el cielo de la isla aún pronosticaba un buen tiempo. Tras ello, se comenzó a descender hasta sentir debajo del calzado el cambio uniforme de la superficie a uno mucho más blando junto al aroma salino más fuerte dentro de las fosas nasales, tomando el camino arenoso y dejar las huellas tras sus pasos.

¿De verdad crees que ese muñeco esté vivo o sólo se encuentre animado por ese foco de energía? - Preguntó por curiosidad ante su ignorancia por tal eventualidad. Aún no concebía el logro de dicha proeza pero suponía que tendría alguna relación con alguna técnica secreta más allá de un mérito inherentemente científico. De ser así, ¿cómo era posible? Si era cierto su teoría, el constructor era algo más que un simple constructor. Mientras tanto, el grupo transitaba a través de aquel camino cuando a un costado las olas bañaban la arena en un frío y leve vaivén, y del otro lado se veían limitados por un denso bosque cual barrera impenetrable. Tras varios minutos de paso, ya avistaban el poblado desprovisto de actividad visualmente evidente. - Ahí está. - Indicó.

off:
Descuida, al contrario, prefiero la rapidez así como la fluidez. Y ya me preguntaba si estaba hablando audiblemente o no! Ya se acerca lo bueno :)
Mikael.
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Kinzo Matsuke el Vie Jul 15, 2016 8:40 pm

Escuche a mi compañero hablar mientras caminábamos, no cedíamos y andábamos a buen ritmo no demasiado rápido pero si con cierta velocidad para no demorarnos en exceso en nuestro recado, sus palabras eran bien correctas y el planteamiento idóneo, pensé en lo que me decía mientras buscaba quizás una alternativa a dicho plan pero no encontraba algo que llamara de modo tan activa mi atención como para descartar la primera de mis ideas, Creo que tienes razón en cuanto al diseño del títere, es decir la fuerza velocidad y resistencia que apunto su creador, pero eso se quedara de lado, seremos contando mis títeres, dos marionetas tu y yo, deberíamos ser bastantes fuertes como para estar más que protegidos, aun así yo me mantendré a una distancia prudencial, vigílame pues nada más nos encontremos con esa cosa yo intentare llamar su atención para que se fije en mí y colocare mis títeres delante, como escudo ante su movimiento, ese será tu momento pues yo moveré a Shiro hacia ella cuando este lo suficientemente cerca para intentar atraparlo y que quede en el sitio, luego tendremos que movernos raudos antes de que empiecen las chispas…¿te parece?, propuse mirándolo, era en parte una estrategia loca pero marcada y bien definida, no sería un movimiento inesperado, pero si la marioneta pese a tener vida no era capaz de razonar seria atrapada con rapidez por nosotros, de lo contrario podría saber cuan veloz es al recibir el primer golpe y comprender en parte cuanta electricidad que tenia o la magnitud de sus propios ataques, fuera cual fuera el desenlace sacaríamos información de ella.

Que tenga vida es algo posible, a fin de cuentas el creador vierte parte de sí mismo en sus títeres, por ello cada creaciones única y cada marionetista ve como una especie de “hijo” sus creaciones, es muy posible que parte de ese encanto, una sensación, una motivación o un defecto sea lo que alberga ese muñeco en su interior, aclaré casi como si se tratara de mí mismo, yo tenía un jutsu desarrollado que creaba vida en mi propio elemento, era realmente extraño y difícil de crear pero aun así fue posible,  depende de cómo se haga y el esfuerzo que seas capaz de imponer en ello, Si, a partir de ahora deberíamos ir con mucho más cuidado, no bajes la guardia, solicité a mi compañero para que juntos nos encamináramos hacia donde debería estar el títere, seguramente no estaba demasiado lejos de allí, no sabíamos la situación que podríamos encontrar, por ello el aviso lanzado por mi hacia mi compañero.

Sin que pasara demasiado tiempo de haber atravesado ese lugar unos sonoros golpes hicieron llamar nuestra atención, ambos con cierta calma y sin hacer ruido decidimos movernos hacia el sitio proveniente de los golpes, era complicado pero si no éramos suficientemente precavidos podríamos tener problemas, por ello aquellas medidas tomadas para no errar, quien sabe lo que podía ocurrir si nos precipitábamos, quizás por ello fue esto lo que hicimos acercándonos hacia el foco del sonido.

datos|información|técnicas:
Me alegra que asi sea, creo que ambos ya hemos completado el mínimo de líneas requeridas para la misión asi que lo que se obtenga después será bueno para tu personaje, (yo estoy a Full asi que nada) , a seguir dándole y a disfrutar.


marionetas:
-Marionetas-
•Yamitora
•Shirotora

técnicas usadas (solo socialmente):

Chakura no Ito (チャクラの糸, Hilos de Chakra) [Nv.2]: Con algo de entrenamiento de rango superior el usuario ha conseguido pulir más ésta técnica. Ahora su dominio sobre los hilos de energía le permite manejar a cuatro marionetas pequeñas con una sola mano, dos marionetas medianas con una sola mano o una marioneta grande con las dos manos. Los hilos pueden extenderse hasta veinte metros en cualquier dirección y son resistentes a técnicas de Kenjutsu de rangos inferiores, no así a las del mismo nivel o superior. Además a éste nivel el usuario puede utilizar los hilos de chakra para manipular a sus aliados, siempre y cuando estos se presten y tengan la resistencia igual o inferior al ninjutsu del usuario.
Kinzo Matsuke
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Mikael. el Sáb Jul 16, 2016 4:50 pm

La aldea se veía totalmente desértica a juzgar por la falta de sus residentes. No había nadie pululando, siquiera algunas gaviotas sobrevolando la zona junto aquel silencio natural ahuyentado por el sonido de las olas y la brisa marina que circundaba alrededor. Las botas del forastero se hundían levemente en la arena mientras avanzaba, mientras sus oídos escuchaban la propuesta del castaño en toda plenitud y se adentraban en el poblado. - Perfecto. - Aseveró el pelirrojo acordando lo dicho por su compañero. Finalmente, asentaron sus calzados en el elevado suelo de madera sobre la arena que conformaba la superficie de la aldea, tal y como un muelle, que se extendía hasta la orilla adentrándose en las aguas soportadas por gruesos troncos medereros sobresaliendo por encima del oleaje. El pueblo pesquero era ineludiblemente un sitio fantasma.

Eso suena algo... perturbador. - Comentó, refiriéndose a la respuesta del muñeco animado. - Aunque lo entiendo un poco. Es similar a las pinturas de un artista. - Añadió mientras sus cuerpos se escurrían entre las calles tras la entrada al lugar y Kinzo avisaba a los sentidos puestos alertas sin dudar. Esperaban no encontrar algo que superara sus propias capacidades, pero tal y como había dicho el joven, contaban con superioridad numérica junto al factor sorpresa. Por ello, y tras la sugerencia del marionetista, el forastero se perdió entre los tejados para emboscar su blanco mientras su compañero llamaba la atención. Los sonidos se acrecentaron conforme ambos avanzaban en sus respectivas rutas, Kinzo a través de las calles solitarias y Rojo sobre los tejados despejados como un par de lobos hambrientos acorralando a su ingenua e ignorante presa, cosa curiosa en vista de lo peligrosa que parecía ser dicho por su propio creador. Sin embargo, finalmente, hallarían a su objetivo dentro de un pequeño y oscuro callejón sin salida donde se exhibía su menuda y extraña figura: una niña.

La mente de ambos, o al menos la del pelirrojo agazapado oculto en algún punto, se sorprendió ante la inofensiva apariencia de la marioneta. Estaba sentada en el suelo cubierta por un pequeño vestido rosa hasta las rodillas que le colgaba como una amplia y pomposa falda, con zapatillas blancas de tono carmín y un abundante cabello lila enrollado en dos abultadas coletas a los laterales que caían hasta sus mejillas. Su piel era tan nívea y clara como la nieve, sus pómulos sonrosados y sus ojos cuales zafiros ensimismados sobre una pequeña pelota que rebotaba una y otra vez en la pared del frente, una bola de hierro que causaba duros golpes contra la superficie de madera dejándola rasgada y ahuecada. La marioneta tenía, literalmente, la apariencia de una bella, frágil y dulce muñeca de doncella. ¿Era eso lo que había asustado a los pobladores?

De pronto, se detuvo en su estruendoso, infantil e inocente juego. - ¿Papi?

Datos de la Marioneta:

Ninjutsu: 5
Genjutsu: 5
Taijutsu: 5
Fuerza: 20
Velocidad: 20
Resistencia: 20
Especialidad: Ninjutsu.
Elemento: Raiton.
Técnicas Disponibles por Resistencia: 6

Pd. Debido a que la marioneta no posee rango más allá de tener Fuerza, Velocidad y Resistencia a tope de nivel Jonin, sus habilidades elementales serán descritas de forma narrativa e interpretativa, es decir, sin las técnicas predefinidas aunque su efectividad sigue siendo conforme a su ninjutsu.

off:
También estoy Full ^^ Supongo que lo que gane aquí me servirá para cuando ascienda, si es que sucede/sobrevivo. Así que a divertirse! :)
Mikael.
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Kinzo Matsuke el Sáb Jul 16, 2016 5:31 pm

Caminamos juntos hacia el lugar y la imagen que pudimos observar nos sorprendido a ambos, era una especie de cría, una joven chica que no tendría más de doce años, parecía una dama bien vestida y con ciertos rasgos infantiles, estaba cuidada al detalle pero no consiguió engañar a mi ojo pese a todas las cualidades que tenía, ”¿Qué mente enferma era capaz de crear algo así?”, pensé para mis adentros mordiendo mi labio inferior, estaba concentrado por lo que, arrodillándome avise a mi compañero para que no bajara la guardia, claro que era una cría pero si nos confiábamos la cosa podría torcerse de manera irremediable, Estate atento y no bajes la guardia, puntué realizando una serie de sellos en aquella posición con mis dos manos, raudo para que se creara muy cerca de mí una presencia realizada exclusivamente de elemento Fuuton, esta presencia movería las marionetas mientras yo me desplazaba hacia un lado, abarcando por consiguiente más ratio de acción y estando separados para que, de basarse o centrarse en un enemigo, nosotros tuviéramos la ventaja numérica para poder operar lo más rápido posible.

Esperaba saber que haría mi compañero pues mis marionetas fueron movidas por la presencia hacia ella, primero fue Yamisu que fue lanzada de forma directa hacia la niña dejando entre ver las cuchillas ocultas que guardaba en las yemas de los dedos, afiladas e hirientes para intentar que dicho marioneta se esforzara y así realizara más gasto de su energía mientras que Shirotora cubría a la presencia que dirigía el ataque, custodiándola como protección por si esta quería realizar un ataque sobre la presencia “titiritera”, permanecía más alejado, atento y vigilante, buscando quizás rodearlo o conocer más de su diseño, así supuse que sería mucho más fácil de vencer, también dependía en parte de mi compañero que quedo a unos 8 metros de donde yo me había movido hacia mi izquierda, si la marioneta quería luchar, lo haríamos pero la ventaja numérica no era más que favorable, ahora solo quedaba saber, que buen acto podría hacer mi compañero y como se desarrollaría los hechos, yo simplemente estaba concentrado y pendiente de todo mi entorno, buscando no ser sorprendido por que pudiera venirnos encima.

datos|información|técnicas:
Bueno no pasa nada por ser FS, estará igualmente divertido y veremos cómo se desarrolla todo, además de que bueno, se guardan los Stats para el ascenso, cosa que seguro que consigues viendo como roleas, así que no te preocupes.

marionetas:
-Marionetas-
•Yamitora
•Shirotora

técnicas totales 13 (14 – 1 empleada):

Nombre de la Técnica: Ito seishi (traducción `Hilador de vida y muerte`)
Rango: Chuunin.
Tipo: Fuuton.
Sellos:Jabalí, perro, caballo y carnero.
Rango de alcance:  *Tanto por parte de la distancia máxima que la entidad tendra respecto a mi, como la distancia de sus hilos.

Chuunin: 15 metros.
Jonnin: 20 metros.
Sannin: 25 metros.

Cantidades de entidades:
Chunin: 1.
Jonnin: 2.
Sannin: 3.

Descripción: Técnica especialmente curiosa desarrollada por Kinzo Matsuke, se trata de una creación personal con su elemento  de chakra Futon, creando una entidad que utilizando hilos de chakra futon, será capaz de controlar una marioneta cual titiritero. Esta entidad no podrá moverse y será muy vulnerable a ataques de cualquier índole.

físico no fijo (comparativo):

La cantidad de marionetas que podrá usar y su tamaño dependerá del rango del emisor y el uso de las dos extremidades de la entidad,estando sujeta los términos idénticos a los hilos del clan Kugutsu.

Ventajas: Proporciona un apoyo amplio al usuario, desde crear estrategias mucho más complejas hasta producir ataques desde distintos ángulos, llevando el arte de los títeres a un nuevo “nivel”.
Inconvenientes: Entre los muchos inconvenientes o deficiencias de la técnica es que por ejemplo dañar la entidad destruiría la técnica, además también el “espíritu” no puede moverse siendo quías de este modo mucho más vulnerable.
Kinzo Matsuke
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Mikael. el Sáb Jul 16, 2016 9:31 pm

La niña había girado sutilmente para tratar de avistar con sus ojos artificiales algo que presentía hallar a la salida del callejón, entrada para los intrusos, con una mirada decaída y a su vez con una aparente tristeza. - ¿Papi, eres tú? - Repitió. - ¿Papi estás ahí? - Continuó pero no hubo respuesta. La pequeña esfera metálica se mantuvo entre sus dedos mientras la muñeca intentaba divisar algo en sus alrededores, algo que no hallaría mientras sus observadores se encontraban ocultos de su vista. La infante se colocó de pie con cierta naturalidad propia de un humano mientras se sacudía la falda del sucio suelo de donde se había sentado. Sus manos se fueron al pecho tratando de escrutar con su azulada mirada la entrada al callejón por donde había percibido unos pasos, quizás inexistentes provocados por su artificial imaginación, pero estaba segura en que había escuchado ciertamente algo.

Entre tanto, el joven pelirrojo junto a su compañero castaño se posicionaban en puntos estratégicos, sólo separados por una distancia prudencial que sería similar a un salón de tamaño mediano mientras que el chico de mirada esmeralda sobre los tejados se hallaba pendiente a la infante marioneta que de él yacía debajo. Kinzo realizó una curiosa habilidad antes de moverse abarcando un mayor rango de área para asentarse en un punto indicado. El forastero se vislumbraba justo encima del títere cuando, de pronto, uno de su clase salió lanzado de forma directa hacia la niña a fin de alcanzarla en el acto, algo que sólo provocó en la muñeca un inminente sobresalto al ver tal monstruosidad -para ella- atacarla como un fiero depredador que buscaba devorarla sin clemencia.

Trastabilló, un grito agudo casi real floreció corto y minúsculo de sus engranajes mientras caía de espalda y lanzaba, por reflejo, la pequeña bola metálica hacia su cruel agresor. Justo en ese instante Rojo saltó aprovechando la distracción sobre su blanco a fin de apresarla de inmediato, sin embargo, la esfera de hierro hizo un acto inesperado para todos los presentes: su mecanismo se disparó y de su interior una red de alambre de un metro cuadrado emergió, algo impensable para el tamaño del objeto, atrapando a la marioneta del castaño y frenando su avance por el impulso del mecanismo al soltar su interior. No obstante, apenas eso ocurría, ya el pelirrojo en pleno aire posaba su palma enguantada en el hombro de la niña sin tocar suelo todavía, pero la muñeca hizo gala de lo que su creador había enunciado: fuerza, una fuerza superior y asustadiza que arrojó al susodicho contra la pared contigua y dejar un boquete tras su paso.

La infante había lanzado al moreno en un acto de reflejo apenas sintió su mano, demostrando no sólo su fuerza sino también reacciones propias de un ser vivo y una velocidad de movimiento tan radical que ni había llegado a ser perceptible en su totalidad, actuando de una manera tan rauda y propicia en tan sólo el ínfimo tiempo de aquella caída que finalmente sucedió. Quedó sentada y temerosa de lo ocurrido sin comprenderlo con seguridad habiéndose deshecho de sus dos atacantes al instante, en pleno descenso y sin un rasguño merecido. El forastero había quedado tirado dentro de la casa al costado mientras que su estado era desconocido para el castaño. - ¿Quienes son ustedes? ¿Qué quieren de mi? - Inquirió la niña casi con lagrimas en los ojos. A pesar de ser una marioneta, realmente actuaba como un ser vivo, y uno de verdad.
Mikael.
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Kinzo Matsuke el Sáb Jul 16, 2016 11:23 pm

Era cuanto menos increíble la escena que estaba contemplando, ni mi marioneta como los actos de mi compañero parecían haber servido de absolutamente nada, la niña con un dominio mas que perfecto había estampado a ambos contra la pared no sufriendo el mas mínimo daño y sin tener que mostrar sus habilidades eléctricas, estaba impresionante por tales hazañas pero había visto algo, la chica no estaba cómoda y quizás, tener “vida” fuera un detalle mas que suficiente para tirar de él, me refiero que por este comportamiento quizás también hay estaba su vulnerabilidad, necesitaba por consiguiente hacer tiempo y comprobar si tanto mi creación como mi compañero seguían aun con vida, para ello decidí ir mas por el camino del dialogo que por la lucha, Somos dos ninjas enviados por tu padre, el te echa mucho de menos y quiere que vuelvas…, comente de forma amable dedicándole incluso una sonrisa cómplice a aquella marioneta, no era nada fingido sino algo real como mis palabras, quizás luchar no fuera lo necesario, la marioneta parecía ser en casi todos los aspectos posibles una chica, una pequeña joven con miedo y abrumada, quizás con un poco de talante y paciencia pudiéramos hacer que esta misma colaborara y llevarla a casa sin tener que luchar.

La gente se ha asustado de lo que eres capaz de hacer, no te preocupes todo saldrá bien, pronuncie como consuelo intentando hacer que se sintiera lo mas cómoda posible, No queremos tener que luchar simplemente queremos que estés con tu padre, aclare esperando su respuesta sin dejar de mirar a la joven, analizaba mi entorno y estaba totalmente alerta, no podía despistarme pero con toda aquella chanza también buscaba saber como estaba mi compañero pues tras semejante golpe esperaba que estuviera lo mas entero posible, mi creación sin embargo estaría mas dañada supuse que él, aunque claro, siendo movidas por mi presencia no tendría ni siquiera que hacer sellos o preocuparme pues hasta que esta no fuera dañada el control de las marionetas no cesaría, ademas de que yo mismo podría intentar atacar o realizar movimientos independientemente de mis títeres, ¿Crees que es buena idea intentar convencerla?, susurro mi marioneta Shirotora, no era nada claro y simplemente intentaba dar otra especie de apertura a toda aquella situación, siempre había momento para luchar y enfrentarnos, pero ser en cierto momento, amable o dialogante podría quizás marcar la diferencia entre un enfrentamiento frotal o un desenlace mucho mas pacifico.

datos|información|técnicas:
Intento mas que nada dar un punto logico y no belico a este encuentro para que podamos ver como reaciona la marioneta, intentado recurrir a su parte mas humana para solventar la escena.

marionetas:
-Marionetas-
•Yamitora
•Shirotora

técnicas totales 12 (13 – 1 empleada):

Nombre de la Técnica: Ito seishi (traducción `Hilador de vida y muerte`)
Rango: Chuunin.
Tipo: Fuuton.
Sellos:Jabalí, perro, caballo y carnero.
Rango de alcance:  *Tanto por parte de la distancia máxima que la entidad tendra respecto a mi, como la distancia de sus hilos.

Chuunin: 15 metros.
Jonnin: 20 metros.
Sannin: 25 metros.

Cantidades de entidades:
Chunin: 1.
Jonnin: 2.
Sannin: 3.

Descripción: Técnica especialmente curiosa desarrollada por Kinzo Matsuke, se trata de una creación personal con su elemento  de chakra Futon, creando una entidad que utilizando hilos de chakra futon, será capaz de controlar una marioneta cual titiritero. Esta entidad no podrá moverse y será muy vulnerable a ataques de cualquier índole.

físico no fijo (comparativo):

La cantidad de marionetas que podrá usar y su tamaño dependerá del rango del emisor y el uso de las dos extremidades de la entidad,estando sujeta los términos idénticos a los hilos del clan Kugutsu.

Ventajas: Proporciona un apoyo amplio al usuario, desde crear estrategias mucho más complejas hasta producir ataques desde distintos ángulos, llevando el arte de los títeres a un nuevo “nivel”.
Inconvenientes: Entre los muchos inconvenientes o deficiencias de la técnica es que por ejemplo dañar la entidad destruiría la técnica, además también el “espíritu” no puede moverse siendo quías de este modo mucho más vulnerable.
Kinzo Matsuke
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Mikael. el Dom Jul 17, 2016 1:03 am

Era evidente, la marioneta no sólo estaba animada sino albergaba cierta vitalidad y mentalidad de algún modo desconocido todavía. Tras todo lo sucedido, sus efímeros enemigos quedaron neutralizados al instante superando con creces la capacidad de cada uno. Era tal y como había dicho Suketsu, su mejor creación, y al parecer, única en su tipo. Ni la maniobra de Kinzo junto a su títere surtieron efectos, ni qué decir la del forastero; sin embargo, el castaño cambió su modo de actuar y hacer frente a la situación presentándose a la muñeca. Se exponía más de lo debido pero parecía optar y arriesgarse por la vía de la diplomacia antes de seguir con la futilidad que parecía ser establecer un combate total.

¿Quiere que... vuelva? ¿Me está... buscando? - Inquirió con duda y confusa, indecisa de, si lo que escuchaba, era realmente cierto. Sin embargo, a pesar de la sinceridad de Kinzo, estaba tratando con lo que era una infante incapaz de saber reconocer la veracidad o ilusión de las cosas y menos ante la presentación poco amistosa del grupo. De pronto, una diminuta chispa destelló en su mano que se veía empuñada.

Él... él... él me dejó sola... - Su voz se fue haciendo más dura hasta afirmarse, y tal como la electricidad, si no era conducida se podía descontrolar símbolo de su inestabilidad. - ¡No te creo nada! Y de pronto, todo su contorno empezó a iluminarse de un sonido atronador que se expandió en diversas lenguas de energía vibrante y azulada que impactarían contra el marionetista cuales latigazos. Todo el callejón se vería envuelto por aquel desproporcionado despliegue de protones y electrones que arrasarían todo el estrecho espacio, dejando rastros humeantes por la inherente propiedad de elemento al desatarse. - Él me dejó sola... - Repitió, y era claro, convencerla iba a costar algo de más trabajo haciendo honor al rango de la misión.

off:
Muy bueno tu modo de actuar, y debido a la temática de la misión que se compagina a la naturaleza de tu personaje, haré que se vea más inmerso durante lo que enfrenta. :)

Técnicas Disponibles de la Marioneta: 4 de 6 (Doble gasto de energía en el ataque similar al daño con un 10 de stats en Ninjutsu)
Mikael.
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Kinzo Matsuke el Lun Jul 18, 2016 8:04 pm

Casi parecía estar convencida la chica marioneta cuando ella vario, parecía haber recordado algo, una especie de recuerdo quizás o un punto de vista que antes no contemplaba, fuera como fuese esto la volvió en breves segundos mucho más inestable, estaba enfadada o colérica rápidamente Shirotora se movió  hacia adelante para cubrirme, la presencia comprendía a la perfección mis necesidades y no me dejaría improvisto de protección, estaba más que claro, raudo y sin perder ni un segundo me desplace fugazmente hacia el lado derecho buscando salir de la zona de efecto de la chica marioneta, los coletazos chocaron con fiereza sobre mi propio títere que aguantaba los golpes estando en guardia, era casi en su totalidad metálica por lo que  la electricidad pasaba a través de él y entraba en el suelo como si este fuera una toma de tierra para dirigir la enorme cantidad de energía.

Alejado hacia la derecha y manteniendo una distancia aproximada de 9 metros, alce mis manos con semblante serio dirigiendo estas extremidades hacia la chica marioneta, Si es lo que deseas, que así sea, comenté con rapidez moviendo mis dedos hacia ella, los hilos envueltos en fuuton se alzaron golpeando de forma seca y dura a la chica, necesitaba que gastara mucha más energía para que quedara extasiada, no la cortarían por su composición y sus habilidades pero el chocar fuuton con la electricidad disiparía la carga lo suficiente como para que tuviera que realizar un mayor esfuerzo para mantener la corriente en su cuerpo y pudiera sentirse protegida, quizás la estrategia fuera tremendamente básica pero aun así esperaba saber si funcionaria, claro que no era pocos hilos pues con ambas manos realizando ataques consecutivos de hilos fuuton a gran velocidad quedaría descargada en poco tiempo, también debido principalmente a que ya había gastado parte de sus energías en los ataques contra mi Shirotora, ¿Sera suficiente?, realmente no comprendía si sería suficiente o no pero tenía ligeras esperanzas en que la chica quedara agotada, de no ser así, quizás no pudiera cumplir la promesa realizada al creador de traer a su muñeca de una sola pieza.

datos|información|técnicas:
Siento la tardanza, quería saber si mi elemento era resistente al Raiton y podía realizar el ataque que ahora realice sin resultar electrocutado, muchas gracias por ello, un saludo.

marionetas:
-Marionetas-
•Yamitora
•Shirotora

técnicas totales 10 (12 – 2 empleada):

Nombre de la Técnica: Ito seishi (traducción `Hilador de vida y muerte`)
Rango: Chuunin.
Tipo: Fuuton.
Sellos:Jabalí, perro, caballo y carnero.
Rango de alcance:  *Tanto por parte de la distancia máxima que la entidad tendra respecto a mi, como la distancia de sus hilos.

Chuunin: 15 metros.
Jonnin: 20 metros.
Sannin: 25 metros.

Cantidades de entidades:
Chunin: 1.
Jonnin: 2.
Sannin: 3.

Descripción: Técnica especialmente curiosa desarrollada por Kinzo Matsuke, se trata de una creación personal con su elemento  de chakra Futon, creando una entidad que utilizando hilos de chakra futon, será capaz de controlar una marioneta cual titiritero. Esta entidad no podrá moverse y será muy vulnerable a ataques de cualquier índole.

físico no fijo (comparativo):

La cantidad de marionetas que podrá usar y su tamaño dependerá del rango del emisor y el uso de las dos extremidades de la entidad,estando sujeta los términos idénticos a los hilos del clan Kugutsu.

Ventajas: Proporciona un apoyo amplio al usuario, desde crear estrategias mucho más complejas hasta producir ataques desde distintos ángulos, llevando el arte de los títeres a un nuevo “nivel”.
Inconvenientes: Entre los muchos inconvenientes o deficiencias de la técnica es que por ejemplo dañar la entidad destruiría la técnica, además también el “espíritu” no puede moverse siendo quías de este modo mucho más vulnerable.


Nombre de la Técnica: Chakura no Ito: Akuma
Rango: Gennin
Tipo: Kujutsu (Marionetista)/Fuuton.
Sellos: Innecesario.
Rango de alcance: Rango idéntico a Hilos de Chakra (tanto su inicio como sus avances o versiones posteriores).
Descripción: Técnica conjunta entre el dominio de los hilos de Chakra que usa el marionetista para controlar sus creaciones y el elemento desarrolla para potenciar los susodichos hilos volviendo estos un arma con la que poder atacar,¿como lo hace?,simple,solamente imbuye los hilos con Chakra Fuuton para darle propiedades cortantes y poder usarlos sin necesidades de una marioneta,llegando incluso a poder desviar/cortar proyectiles o materiales de distintas densidades según su rango.

Tabla explicativa:

Ventajas: La técnica proporciona cierto desahogo al titiritero ya que no requiere de una marioneta para ser ciertamente ofensivo o tener la posibilidad de dañar al rival con una técnica que en principio debería dominar a la perfección,ademas dicha habilidad mejorada puede ser usada de forma tanto ofensiva como defensiva.

Inconvenientes: El principal inconveniente para usar esta técnica es que no debe portar una marioneta o no poder usarla de modo que tenga que dejar a su títere parado o en una posición,no pudiendo compaginar esta misma técnica con poder mover sus marionetas a la par (aunque si dispone de una mano libre podrá usar tanto su marioneta [si es que puede usarla con una de sus manos] y la técnica con otra).
Kinzo Matsuke
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Mikael. el Mar Jul 19, 2016 10:33 pm

La acritud del momento se acrecentó debido a la impetuosa reacción de la muñeca que había liberado una gran cantidad de energía a su alrededor, dejando chamuscado el suelo y las paredes de madera en gruesas líneas humeantes por cada látigo que se deslizaba dentro de su campo de acción. Por fortuna, Kinzo alcanzó a cubrirse de aquella oleada eléctrica que buscaba causarle una fuerte descarga en su cuerpo aunada a probables quemaduras de segundo grado si llegaban a impactarle de lleno, cosa que no ocurrió gracias a su movimiento y la acción de su creación que se interpuso entre la infante y su posición. Inmediato a eso, se propuso a neutralizar a la pelirrosa mientras que con su afinidad elemental y habilidad de clan disuadía las descargas eléctricas que cada vez dejaban peor la zona circundante.

Cada corte sólo rasgaba la ropa de la pequeña doncella mientras los ojos de la misma hervían de rabia ante las mentiras de aquel individuo, y aún más, sintiendo como cada parte de su ser era lastimado por las acciones del contrario que sólo hacían enardecer sus inestables emociones. De pronto, salió disparada hacia Shirotora a una velocidad pasmosa con su pequeño puño preparado a encajarle un golpe portentoso, que, si hubiese estado hecho de madera, lo hubiera atravesado en el acto. Sin embargo, lo que lograría sería despedirlo lejos en el aire tras el impacto si de no estar anclado al suelo con algún mecanismo estuviera, dejando, irremediablemente pero reparable, una abolladura en su figura. Eso pondría técnicamente indefenso al marionetista.

Mientes... Eres un mentiroso... - Aseveró furibunda y con un repudio impropio para ser una infante, en caso de estar viva realmente, con su mirada rojiza en oposición a lo azulada que era antes. Lentamente levantó su brazo en dirección al castaño, y tras ello, abrió su palma mostrando como una abertura se empezaba a expandir dejando a la vista un tubo interno que comenzaba a iluminarse y cargarse de pura electricidad radiante. Era tal cual como un cañón que fulminaría al shinobi en un instante a quemarropa. - Él me dejó sola... - Repitió su afirmación. - Y tú también. - Y su voz, fría y cortante, sentenciaba la vida del marionetista. Eso hasta que algo crujió.

De pronto, justo en el momento en que iba a disparar, el suelo bajo sus delgados pies se agrietó en un círculo completo a su alrededor que se abrió provocando que el ataque cual rayo láser se desviara y la infante cayera en el acto. Apenas ocurrió, el suelo al fondo del callejón, epicentro del campo eléctrico anterior, estalló dejando paso a una figura pelirroja que surgía por debajo hasta aterrizar en el borde de un tejado cercano. - ¡Kinzo! ¡Sal de ahí! - Espetó.

La marioneta había caído bajo el muelle que suponía ser el suelo de toda la aldea como se había descrito, y justo abajo con una separación de cinco metros, se encontraba el agua con una profundidad de seis metros. Sin embargo, lejos de dejarla hundirse, Rojo había tendido una telaraña de hilos de alambre enlazados a varios kunais que había clavado en cada grueso tronco de madera adyacente que fungían como soportes del muelle. La infante se estrelló como una mosca, y apenas sintió donde había aterrizado su cuerpo, se revolvió frenética buscando escapar pero sólo enredándose aún más hasta más atrapada quedar.

El forastero había dispuesto de una buena longitud de hilos de alambre para poder enrollar densamente a su objetivo en caso de que buscase liberarse tal y como lo estaba haciendo. Había quedado como una oruga dentro de su capullo salvo la excepción en que su cabeza sobresalía medio cubierta por algunos hilos con su mirada aún rojiza y fiera. - ¡Sueltenme! - Exclamó al tiempo que liberaba otro campo eléctrico aún más intenso que el mostrado en principio, soltando descargas a todas direcciones que no podían ser ni siquiera conducidas por los hilos hacia los kunais como pararrayos en su totalidad. Tal fue la potencia que el boquete por donde había caído se incineró a varios metros alrededor dejándolo aún más grande de lo que estaba, razón por la que el pelirrojo había advertido a su compañero a removerse raudamente del lugar. Tal parecía que esa fue su última descarga de adrenalina.

¿Tú y tus marionetas están bien? - Inquirió el muchacho habiendo estratégicamente aprovechado el tiempo que el castaño había propiciado en su pequeña conversación con la chica y su aguante al campo eléctrico. No fue algo planeado en conjunto pero había servido aún improvisado. La chica de cabello rosa parecía, a pesar de todo, seguir forcejeando con la maraña de hilos que la apresaban con firmeza. Era bastante agresiva para su aspecto de princesa. - Si la rompes, caerás y te ahogarás. - No lo dijo con seriedad en vista a que dudaba que tuviese algún pulmón o sistema respiratorio siquiera, y sin embargo, su trampa no había sido por inseguridad a las habilidades de su compañero, sino por lo percibido apenas tocó a la infante articial previamente en el aire con su mano antes de ser lanzado como un muñeco contra la pared.

off:
No te preocupes. Por mi parte, espero haber hecho bien la trampa :)

Técnicas Disponibles de la Marioneta (Antes): 4
Rayo Laser: -1 (5 de Ninjutsu)
Campo Eléctrico Potenciado: -3 (Similar a 15 de Ninjutsu)
Técnicas Disponibles de la Marioneta (Actual): 0
Mikael.
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Kinzo Matsuke el Miér Jul 20, 2016 7:43 pm

Todo estaba trascurriendo rápidamente, la marioneta no cesaba en su empeño y prosiguió como un inestable juguete lanzando ataque a diestro y siniestro, estaba como desequilibrada tras el lance de acusaciones y la discusión tenia conmigo, me moví rápido intentaba que mis marionetas pudieran cubrirme, esta no cesaba en su empaño y complicaba de forma enorme la tarea de atraparla, ¿Qué soluciones podríamos tener para ello?, pues la verdad es que quitando la idea de agotarla no disponía de una estrategia lo suficientemente buena como para poder devolver la creación al contratante de una sola pieza, aunque claro, no había contando con la ayuda inestimable de mi compañero, que ni corto ni perezoso se había puesto a realizar una trama contra la creación una vez esta se estuviera centrando íntegramente en mí.

Muy buen trabajo, comenté atisbando como con cierta maña había conseguido inmovilizar a la chica marioneta con hilo metálico y unos kunais, dejándola suspendida y sin poder moverse, era un movimiento de lo más interesante que caló hondo en mis retinas, yo sin embargo no me quedaría quieto y pese a que la marioneta dispondría de poca energía, corrí raudo hacia donde estaba atado realizando sellos con mis dos manos al unísono, veloz para que todo lo que tenía en mente pudiera producirse, luego y con la velocidad que mi cuerpo me permitía toque los hilos de metal para que el fueron viajara por ellos y aprisionara de mejor modo al juguete, el cual todavía seguía resistiéndose e intentando soltarse de sus ataduras, Tu ya no iras a ningún lado, musité como si fuera un susurro, luego me gire hacia mi compañero para decirle un sutil gesto con mi  pulgar hacia arriba como muestra de total aprobación y buena estrategia realizada, Un trabajo increíble, muy buen trama, sentencie de forma coloquial y amable para mover mis marionetas haciendo que la presencia que antes las controlaban desaparecía como un susurro en el sitio.

Será mejor marchar cuanto antes y entregar a la chica a su padre, ¿no te parece?, pregunte de forma amable esperando la respuesta de mi compañero, total ya no teníamos nada más que hacer en ese desértico y abandonado lugar, no sacaríamos nada nuevo y la recompensa por el trabajo bien realizado estaba con el juguetero, si lo hacíamos bien quizás obtuviéramos un plus o simplemente la mera satisfacción del trabajo bien realizado, solo quedaba como bien había puntuado volver sobre nuestros propios paso con la carga.

datos|información|técnicas:
Bueno este es mi último post en la misión ya que al menos por mi parte doy por concluida la misión llevada a buen puerto, espero que lo hayas pasado tan bien como yo y que lo disfrútales, espero que todo te vaya bien y verte por el foro, muchas gracias por dejarme cooperar contigo, un saludo y buena suerte.

marionetas:
-Marionetas-
•Yamitora
•Shirotora

técnicas totales 8 (10 – 2 empleada):

Nombre de la Técnica: Ito seishi (traducción `Hilador de vida y muerte`)
Rango: Chuunin.
Tipo: Fuuton.
Sellos:Jabalí, perro, caballo y carnero.
Rango de alcance:  *Tanto por parte de la distancia máxima que la entidad tendra respecto a mi, como la distancia de sus hilos.

Chuunin: 15 metros.
Jonnin: 20 metros.
Sannin: 25 metros.

Cantidades de entidades:
Chunin: 1.
Jonnin: 2.
Sannin: 3.

Descripción: Técnica especialmente curiosa desarrollada por Kinzo Matsuke, se trata de una creación personal con su elemento  de chakra Fuuton, creando una entidad que utilizando hilos de chakra fuuton, será capaz de controlar una marioneta cual titiritero. Esta entidad no podrá moverse y será muy vulnerable a ataques de cualquier índole.
PD: Se que la segunda técnica es para las armas pero sabiendo que el hilo es una herramienta ninja creo que el hilo ganaría resistencia y anularía el elemento raiton si es que la marioneta intentara soltarse usando dichas facultades.
físico no fijo (comparativo):

La cantidad de marionetas que podrá usar y su tamaño dependerá del rango del emisor y el uso de las dos extremidades de la entidad,estando sujeta los términos idénticos a los hilos del clan Kugutsu.

Ventajas: Proporciona un apoyo amplio al usuario, desde crear estrategias mucho más complejas hasta producir ataques desde distintos ángulos, llevando el arte de los títeres a un nuevo “nivel”.
Inconvenientes: Entre los muchos inconvenientes o deficiencias de la técnica es que por ejemplo dañar la entidad destruiría la técnica, además también el “espíritu” no puede moverse siendo quías de este modo mucho más vulnerable.

Elemento Viento: Hoja del Vacío (風遁・真空刃, Fūton: Shinkūjin):
[No progresiva]
El usuario rodea cualquier arma de chakra Fūton, Este jutsu permite aumentar su filo, nitidez y alcance, haciendo el doble de mortales las armas shinobi.
Kinzo Matsuke
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Mikael. el Jue Jul 21, 2016 2:16 am

Tal y como parecía, el trabajo había sido terminado sin mayores daños. Tenía que admitirlo, si aquel sujeto no se hubiera aparecido, quizás se la hubiese visto en una situación mucho más complicada de la enfrentada. Apenas rozó la muñeca, nada más el tacto le indicó su dureza, y junto a su velocidad de reacción, movimiento y prosecución de lanzamiento, había demostrado una rapidez y fuerza extraordinaria que engalanaba su estructura mecanizada. Ello obligó al pelirrojo en armar una treta mientras su compañero le ganaba tiempo, sin saberlo, a la par que se movía bajo los pies de ambos en aquel oleaje calmo bajo el muelle de la aldea.

Finalmente, habían alcanzado a lograr la petición del constructor en consecuencia a su compañero que lo elogiaba en la artimaña contra la muñeca, cosa que le hizo incómodamente sonreír símbolo de su evidente vergüenza con la mano tras la nuca. Tal parecía que no era dado a ese tipo de actitudes, sin embargo, vislumbró como el castaño terminaba por asegurar el trabajo reforzando los hilos en una rapidez parpadeante, tanto, que las iris esmeraldas del pelirrojo apreciaron algo ciertamente inusual como puntual en aquella capacidad corporal. Y tras ello, ambos se enlazaron con el pulgar arriba en un gesto de compañerismo y satisfacción. - Y en cooperación, mucho mejor. - Reafirmó ineludible.

El forastero descendió del tejado de un salto y se colocó a nivel del marionetista una vez que recuperaron la infante. - Claro, aunque “padre e hija” suena... Extraño. - Profirió viendo a la chica apresada en el conjunto de alambre y chakra que la mantendrían inhibida de movimiento hasta que regresaran al poblado. - Sería bueno que la llevases en tu marioneta, ya sabes, por si descarga de nuevo su ímpetu. - Sugirió mirando a Shirotora y su capacidad conductora. Nuevamente, ya estaban en el poblado con Suketsu esperándolos justo en el lugar que se encontraron en principio. Habían transcurrido poco más de una hora desde la partida.

¡Uzumu! - Exclamó el hombre calvo abalanzándose sobre la pequeña pelirrosa, algo que el pelirrojo permitió desatando los hilos de un tirón y dejar que padre e hija se reencontrasen nuevamente. Tal era el momento, el constructor sin decir nada más soltó la recompensa de ambos e irse en privacidad con su menuda creación sin dar mayor explicación. Aquello había dejado algo confundido al hombre oriundo de tierras lejanas. - Y ni siquiera un gracias... Bueno, supongo que la paga de por sí ya lo es. - Supuso sin saber, a fin de cuentas, cual sería el secreto de aquella viviente marioneta que desbordaba de emociones y cuasi personalidad.

Tras el evento, un poco tibio por la celeridad de los momentos que parecían ameritar el desenlace sin miramientos, en contraste, sin embargo, a un esperado dramatismo de ambos, terminó el de rojo por encarar al marionetista. Las miradas de los susodichos marcaban la determinante situación: la separación, quizás temporal o definitiva, ya el tiempo lo diría. - Hasta aquí quedamos entonces. Un gusto de haber trabajado contigo, Kinzo, buena suerte en tu camino. - Enunció el pelirrojo con una honesta y amena expresión en su faz. Y así, terminaba un episodio más mientras ambos seres se distanciaban paso tras paso a fin de continuar sus senderos intrincados.
Mikael.
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Rango C - Mistakes

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.