¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Elemento avanzado Agua pura
Hoy a las 1:11 am por Samekage

» Noisy Danger ▌feat. Moeru
Hoy a las 12:12 am por Lyd.

» Emotions sprout between the edges [PASADO]
Ayer a las 10:30 pm por Samekage

» Gran alianza? [Yuko Kaguya] [Muy pasado]
Ayer a las 10:23 pm por Yuko Kaguya

» —Men Stuff △ w/ Ryōtsuka
Ayer a las 9:31 pm por Ryōtsuka

» Armas de Killian
Ayer a las 7:42 pm por Gakumon

» ⌈ᴅᴀᴇʜᴡɪ⌋ 【ʀᴇɢɪꜱᴛʀᴏ ᴅᴇ ᴍɪꜱɪᴏɴᴇꜱ】
Ayer a las 7:25 pm por Gakumon

» Entrenamientos de Arashi
Ayer a las 7:19 pm por Gakumon

» Saishū handan
Ayer a las 7:01 pm por Gakumon

» Misión de Rango C: Starry Nights [Arashi Tessen]
Ayer a las 6:48 pm por Hinosuke Aburame

» The night is dark and full of terrors [Misión rango S]
Ayer a las 5:12 pm por Sorey Bokushi

» Datenblatt Selene Bokushi
Ayer a las 8:52 am por Selene Bokushi

» Progress — Shitai
Ayer a las 7:02 am por Shitai

» El infiltrado
Lun Ene 22, 2018 10:15 pm por Izuna Uchiha

» Peticion Elemento avanzado deiton
Lun Ene 22, 2018 9:47 pm por Gakumon

» —War Returns △
Lun Ene 22, 2018 12:59 pm por Bokushi Jinan

» The Stories Of Shunsuke
Lun Ene 22, 2018 12:14 pm por Gakumon

» — Lyd's Itinerary ▌Missions
Lun Ene 22, 2018 11:45 am por Gakumon

» Encargos del Mercenario
Lun Ene 22, 2018 11:42 am por Gakumon

» algunas dudas
Lun Ene 22, 2018 11:01 am por Gakumon

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


El preludio de la noche

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El preludio de la noche

Mensaje por Kamissama el Lun Jul 18, 2016 3:39 am

El tiempo no perdonaba en lo absoluto. ¿Cuánto tiempo llevaba ya al servicio de aquel terrible hombre de nombre Sakae? Me lo prometí desde hace mucho tiempo, el que yo sería el responsable de terminar con la vida de esa persona tan ruin que se mantiene succionando la vida de todo lo que le rodea, que despilfarra sin conciencia y vive sin dirección, tenía que serlo yo, no solo mis fuerzas e ideales estaba colocadas en tal dirección, no solo mi interior me gritaba con fuerza aquello cada vez que me colocaba en frente de él, obligado a asentir y aceptar cualquier tipo de estúpida orden que pudiera darme, incluso aquellas que podrían considerarse indecorosas o no profesionales ¿Acaso sabia en que me estaba metiendo? Por supuesto que no, pero tenía la certeza de que lo deseaba. – No se puede construir sin sacrificio y sin un poco de destrucción -. Esa era mi mantra, aquello que me repetía día con día, esperando que en aquel lapso solar, tal vez, surgiera la oportunidad que deseaba, que esperara con mis deseos ulteriores pero que sin importar que, no aparentaba llegar. Mi tiempo era desperdiciado, era uno de los tantos pensamientos que surcaban mi laguna mental a lo largo del día, pero debo decir que la presencia de algunas personas en mi vida ha hecho mi estadía en el mundo mucho más agradable ¿A qué se debía esto? No tenía ni la menor idea, pues iniciando desde mi examen Chuunin, conocí a un par de buenas personas, como lo eran Allen Walker, aquel Hyuga con el que trabaje en gran parte para avanzar en mi posición como ninja, pues gracias a sus ojos (por irónico que parezca), logramos avanzar en nuestro arduo examen. Otra mención honorifica, era el sombrío personaje Ogama o Kobe, para el público en general, un uchiha que se encontraba sumido en su caparazón en la gran mayoría del tiempo, buscando el coraje necesario para realizar lo correcto, aun cuando no desea dañar a la mayoría de las personas a su lado, sin lugar a dudas, una suma de convicción, e ideales trágicos pero admirables, al menos a nivel personal ¿Quién sino yo podría sentirse identificado con ellos? Sin embargo, el más impresionante de todos y que en verdad ha dejado una huella honda en mi ser, era un joven que a primera vista no resalta ni demuestra ser enorme, pero con sus acciones logra calar profundo en tu ser, a tal grado que logro que me cuestionara mis objetivos… lo suficiente como para considerarlo. – Lo había olvidado -. Dije para mí, casi como si alguien más pudiera escucharme. La verdad es que hace mucho tiempo mi cuerpo me ha pedido un entrenamiento, el cual por azares del destino, solo ha obtenido por parte de la practico y la intensidad del momento, cargado con buenas nociones de adrenalina y desesperanza, por lo que… justo después de mi última gran misión, estaba listo para volver a mis raíces y tal vez descubrir algo más de mí.

Me encontraba en uno de los bosques cercanos al castillo feudal de Sakae, lo suficientemente cerca como para acudir a uno de sus llamados en caso de ser necesario, pero por lo general, estaba lo suficientemente alejado como para no importunar a nadie, ni que nadie llamase mi atención… pese a todo, la visión que tenia del castillo era magistral, lo suficiente como para permitir saber con detenimiento que sucedía en aquel lugar en todo momento. Hace rato que había tenido una especie de idea para una nueva técnica, la cual en caso de perfeccionarla, lograría tener no solo un arma más para mis combates, sino una maniobra estratégica tan ideal y perfecta para mi estilo de batalla, que en la mayoría de los casos garantizaría los tomaría por sorpresa, lo suficiente como para tomar la iniciativa. La idea era sencilla, utilizar mi chacra para crear una especie de semi-explosión leve, en la cual (previo crear un pequeño proyectil), este sería despedido hacia el enemigo, casi como la acción infantil de lanzar una roca hacia tu prójimo aunque con mucha mayor fuerza, lo suficiente como para dejar un hematoma doloroso en el cuerpo, el cual podría dificultar un poco el movimiento, aunque ese no sería su principal objetivo. La verdad es que combinarlo con aura también me permitiría aumentar su tamaño (si así lo buscaba), así como además mejorar su velocidad, pero lo mejor de todo, es que al no ser un proyectil afilado, no existía desventaja de combinarlo con este elemento, pues el dolor del impacto contundente permanecería, en conjunto a la merma aural y eso sin contar el enorme abanico de posibilidades que podría implicar lanzar otro tipo de proyectiles por medio de esta técnica. La verdad no había mucho más que decir, la idea detrás de la técnica era simple, por lo que después de practicarla un par de veces, logre perfeccionarla, de tal manera que podía realizarla de manera mecánica con un solo sello, lo suficiente como para poderla utilizar en medio de un combate y no fallar en su objetivo, aunque todo el proceso de apuntar y canalizar chacra era sumamente intuitivo… aunque para un estilo de vida como el mío… ¿acaso eso era un reto?


Técnica en especifico:
Kamissama
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El preludio de la noche

Mensaje por Kamissama el Vie Jul 22, 2016 3:12 am

El día paso con lentitud, el suficiente como para poder descansar de mi previo entrenamiento, poder buscar un poco de alimento e incluso descansar al lado de mi confiable amigo Hei Bai, quien durante todo ese día busco hacerme compañía, en lo que en ese momento pensábamos era ‘‘un día más’’. El estar sentados en uno de los bordes del bosque, estar disfrutando de la brisa fresca, de la cálida caricia del sol, al momento en que las sombras de un robusto roble nos daban su abrazo… todo parecía tan perfecto, lo suficiente como para hacernos pensar a ambos que todo era perfecto, que nada podría salir mal en un momento como aquel… pero estábamos equivocados, o pero en demasiá, supongo que debí verlo venir ¿Cuándo ha sido buena la vida conmigo? Incluso llamas tan vividas como las de aquellas noches eran un profundo y constante recordatorio de como todo se puede ir a pique sin previo aviso, aun cuando tus anteriores recados pueden salir sin ningún problema, aun cuando todo parece ir sobre ruedas, solo hace falta una pequeña coincidencia como para provocar un verdadero caos.

Esa tarde, recuerdo que me sacaría de mi letargo la imagen de una caravana, pero no cualquiera… la de uno de los ministros cercanos de Sakae, y aunque digo ‘‘cercano’’ me refiero más en un aspecto profesional, pues era uno de aquellos a quienes les delegaban todo el trabajo de Sakae, y por tanto, seguramente sabia bastante información sensible, lo suficiente como para incluso embarrarme a mí en caso de un altercado, después de todo, mi misión con el interesante Ogama resulto un poco más caótica que la mayoría… si, lo más seguro es que sabría mi alias, al igual que el de Ogama (Kobe), sin embargo, el hecho de que saliera a ‘‘un paseo’’ a esa hora de la tarde ya me resultaba suficientemente sospechoso ¿Qué no sabía en qué feudo estamos? Uno tan problemático y al borde de una guerra civil, que cualquiera podría atacarlo, en especial ahora que las aguas están recientemente batidas por el altercado simulado entre Mogura y Ganryu, los feudos vecinos. – Vamos Hei Bai -. Diría con un tono apagado pero audible para mi compañero monocromático – Sigamos a nuestro ‘‘ministro’’ de forma sutil ¿Me entiendes? -. Un rostro serio se dibujó frente a las circunstancias – Ni que estuviera retrasado. Te sigo -. Y tras esta última oración, ambos seguiríamos como meras sombras al ministro, estaríamos totalmente aleados de su convoy, por lo que en caso de que existiera peligro, nosotros no seriamos notados de primera mano, en especial por los métodos de viaje que utilizamos en esta ocasión, yo ocultándome entre las sombras, y Hei Bai hundiéndose en las profundidades del suelo.


Kamissama
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.