¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


entrenar y entrenar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

entrenar y entrenar

Mensaje por ERU el Lun Jul 18, 2016 4:06 pm

Los rayos del sol comenzaron a emerger desde las montañas más lejanas que apenas y se podían divisar en el verdoso horizonte, un nuevo día había llegado, ese día ya tenía un propósito, entrenar hasta más no poder. La presencia del sol que se hacía notar a través del clima fresco era la señal que necesitaba para comenzar a fortalecer mis habilidades. Ya con un plan marcado para comenzar la ardua rutina de entrenamiento me concentro en hacer entrar en calor mi cuerpo. Parado en medio del bosque y con los ojos cerrados, concentro mi chakra por todo mi cuerpo. Mantengo una cantidad fija en cada zona muscular, mantengo la misma postura para no perder la concentración, el sonido de la brisa retumbando sobre mis oído y la melodía de los insectos que se hacían notar a la lejanía de mi posición  eran lo único que podía escucharse en tan silencio lugar, por lo que me era mucho más fácil mantener la concentración y sobre todo escuchar mis pensamientos al pensar.
《 bien, manejo del control de chakra al cien por ciento. Lo siguiente sería elevar la cantidad de chakra que pueda soportar e una zona específica, entonces solo tengo que… debo de tener… 》
Me decía a mi mismo mientras manipulaba la cantidad de chakra que había en mis brazos, al haberme quitado mi chaqueta negra y al estar solo con una camiseta igualmente oscura, se podía percibir el sello de chakra en mi lado izquierdo reaccionar ante tal incremento de energía en las extremidades superiores. Ambos brazos estaba emanando chakra de color azul, mientras que mi marca especial emitía un brillo de tonalidad violeta azulada. Reduje la cantidad de energía que aún residía en mis piernas para aumentar así la cantidad de energía que ya había acumulado anteriormente, el cansancio se estaba haciendo evidenciar cada segundo que pasaba conforme iba aumentando el chakra en los brazo. Antes de que el cansancio comenzara a hacerse insoportable y la molestias por dolor se hiciera notar, disminuyo dicha energía que el exceso de chakra ya no fuera visible. Aun así, todavía mantenía más chakra de lo normal, puesto a que el sello de chakra no dejaba de seguir emitiendo su brillo de tonalidad violeta azulada. Ahora estaba por ir al siguiente paso.
《Ok, ahora lo siguiente sería repetir el mismo procedimiento en mis piernas, y a finalizar eso hacerlo lo mismo pero a través de todo el cuerpo. Bien, como estoy yendo voy bien… concéntrate…》
Lo siguiente era repetir el mismo procedimiento en mis extremidades inferiores sin perder la cantidad del chakra que me había dispuesto a mantener en los brazos. Esta vez el chakra lo dirigí a las piernas, de esa forma podría potenciar el movimiento y resistencia de los mismos, seguía acumulando cantidades excesivas de energía de forma tal que el chakra comenzó a hacerse visible, al igual de como sucedido anteriormente con ambos brazos solo que esta vez el nivel de poder concentrado era ligeramente de menor que la vez anterior, por el simple hecho de tener que seguir trabajando las extremidades superiores con una gran cantidad de chakra, pero aun así el cansancio muscular también comenzó a hacerse notar y un leve dolor apareció conforme seguía mantenido dicho estado. En ese punto decido dejar de manipular chakra en las partes antes trabajadas para tomar un respiro.
《 será mejor que tome un descanso… de lo contrario podría caer desmayado por el extremo cansancio, además de ser un lugar poco conocido en el que me encuentro… sería algo desconcertante que un ninja médico que conoce las capacidades de cuerpo humano no reconozca sus propios límites 》 esos pensamientos cruzaron por mi mente mientras mi respiración se notaba agitada y acelerada, había entrado en un estado de fatiga,  y los rápidos latidos del corazón en conjunto con los movimientos rápidos de los pulmones me lo hacían saber, no obstante estaba decidido a continuar con el entrenamiento, no iba a dejar que una simple debilidad me alejara de mi meta. 《 Aún no me he dado por vencido, con esta condición no llegaré a ningún lado, otros ninjas se entrenan a diario, yo tengo que dar mucho más que eso…  eso si quiero ser uno de los mejores 》me di alientos para seguir adelante, perdí el desequilibrio unos segundos, evite una caída con mi brazo derecho, fruncí el ceño unos segundos y me puse de pie, tome una postura erguida y con el rostro bañado de confianza me dispuse a continuar el entrenamiento.
Retomo la posición inicial, cierro los ojos nuevamente y a través de una posición de manos, sello de la serpiente, comienzo  a hacer fluir el chakra por todo mi cuerpo, luego  empiezo a elevar mi chakra a niveles superiores. Cual dicha concentración supera mis niveles normales de energía se comienza a percibir en el ambiente  un aura azulada, tal liberación de energía violenta hace avivar los rasgos de mi sello de chakra de ninja médico con el color que lo caracteriza. Continúo elevando al máximo y liberando de mi cuerpo toda k energía que podía, mientras mis manos seguían estando unidas mediante el sello de serpiente y mis brazos se hallaban en un posición horizontal a la altura de mis bíceps, pude notar como la repentina y violenta salida de energía daban lugar un desequilibrio en mi sello chakra, por unos segundos casi pierdo el control de la misma, y por poco casi dejo salir el chakra que aún se encontraba almacenado. Ese evento fue suficiente como para dejar de hacer fluir el  chakra de mi cuerpo y hacerme tomar un descanso. Me dejo llevar por la gravedad y caigo rendimiento al suelo, estando boca arriba y con la mirada fija en el cielo, observo las nubes, contemplo la variedad figuras que se pueden interpretar de las nubes y suspiro desde lo más profundo de mí ser.
《no creí que esto fuera tan agotador, o será que soy muy débil...? Bueno aún así eso lo puedo cambiar, solo debo es esforzarme mucho más, pero… que aburrido es estar solo…》levanto mi tronco, cabeza y extremidades del suelo, manteniendo las piernas extendidas en el suelo 《 no importa… será mejor continuar entrenando, ahora seguiré con…》
Me levanto completamente del suelo, observo a mi alrededor comprobando la presencia de alguna persona o animal, al cerciorarme de estar solo, continuo observando a mi alrededor, esta vez buscando con la mirada algún árbol d gran tamaño, al cabo de unos segundos veo un roble a lo lejos, me dirijo hacia el mientras concentro chakra en mis manos dispuesto a usarlo como saco de boxeo. Al estar Lo suficientemente cerca preparo mi brazo derecho para golpearle, dos segundos mirando el punto exacto en el que estaba a punto de golpear. Golpeo el centro del tronco, apenas dejando evidencia de mi fuerza  con una pequeña grieta. 《Vaya… no hay duda de que es un roble… continuemos》 comienzo a golpear el tronco del viejo roble con mi brazo derecho sin detenerme, mientras llevaba la cuenta en la mente 《 uno, dos, tres… doce, trece, catorce, quince… treinta y dos, treinta y tres… cuarenta y cinco…. Cincuenta y nueve… sesenta y siete…. Ochenta y ocho… …》 continúe a conforme iba transcurriendo el día, el sol ya se encontraba en su máximo punto cuando cambie de mano, la derecha ya se encontraba algo maltratada y si seguí golpeando con ella podría llegar a lastimarme a pensar de haber aumentado la resistencia de mis puños al golpear, continuó contando esta vez golpeando el tronco con mi mano izquierda, manteniendo el conteo anterior 《 ciento sesenta y dos… ciento ochenta y nueve… doscientos tres… doscientos treinta y uno…. Doscientos cincuenta… doscientos ochenta y nueve… trescientos dos…》pare de tirar golpes tras llegar a trescientos cincuenta, número en el cual ya había deteriorado el tronco de aquél viejo árbol y mi brazo izquierdo  ya se había comenzado a casar, al igual que mi mano.
《 Esto no es nada… no es suficiente… debo seguir. Si me rindo ahora nada de lo que he hecho habrá válido la pena… ahora vamos con las piernas》 tomé nuevamente un posición firme, ahora estaba concentrando el chakra en mis piernas, rodilla, dedos y en el pie especialmente. Mi fuerza inicial a la de ahora, puesto que había cansado mis músculos tras el calentamiento que había hecho haciendo fluir el chakra en diferentes partes de mi cuerpo, además de no haber dejado casi ningún rastro de daño sobre el fuerte tronco de aquél árbol tras la ráfaga de golpes que le había propinado. Visualice el punto que seria la zona de impacto de mis patadas, actor seguido elevo la rodilla a nivel de mi pecho, estando a un metro de distancia del tronco mantuve la posición de mi pierna en el aire, con un movimiento rápido le acierto una fuerte patada sobre la superficie, se pudo escuchar el golpe del impacto mucho ms bajo que cuando había golpeado con mis puños, era evidente que tenía más fuerza en los músculos de mis brazos. Separe la planta del pie de la gruesa madera, recogiendo mi pierna y comienzo a desencadenar una ráfaga de fuertes patadas, mientras que en la mente seguí contando, esta vez desde el cero 《 uno, dos… siete, ocho… doce, trece…. Veinticuatro… treinta y dos…. Cuarenta y siete… cincuenta y seis…. Ochenta y nueve… ciento diez… 》continúe arremetiendo fuertes patadas con mi pie derecho, tal era la intensidad del impacto que hacía mover las ramas que se hallaban en la copa del árbol, algunas hojas se prendían y el viento se encargaba de limpiar el lugar. El cuerpo comenzaba a sentirse pesado, mi temperatura seguía aumentando, la a intensidad y frecuencia al respirar se hacían notar junto a los fuerte latidos de mi corazón. Cuando el cansancio se hizo notar más de lo normal en la pierna que estaba ejercitando,  detengo todos mis movimientos, permanezco con la espalda encorvada mientras intentaba recobrar el aliento. 《Será mejor que me tome un minuto para descansar, aun me falta una pierna más y luego debería de entrenar mi desplazamiento en el campo, si…. Eso haré, mientras mas entrene más rápido fortaleceré mis habilidades 》seguí con el mis método de entrenamiento, pero esta vez con la otra pierna. Repetí los mismos movimientos, me mantuve contando en mi mente mientras aceleraba la velocidad de los impactos sobre el tronco. El tiempo transcurría y aun seguía pateando  con la fuerza que todavía conservaba. No faltaba mucho para que llegara la puesta de solo, por lo que decido terminar el mientras izquierdo. Podía sentir cada músculo palpitar a causa de mi gran esfuerzo, pero aun  no había terminado. Observo a  mi alrededor, salto hacia la rama de un árbol y comienzo a desplazarme entre los árboles mediante saltos cortos, podía sentir la adrenalina correr por todo mi cuerpo, cada segundo que pasaba quería ir más y ms rápido, pero mi velocidad se veía afectada por la condición física de mis músculos, pero aun así podía ir lo suficientemente rápido como para moverme con agilidad, hacia diferentes tipos de saltos entre cada árbol, intercalando movimientos giratorios en el aire, volteretas y lanzaba golpes y patadas en el aire, seguía moviéndome a tal punto de recorrer la gran parte del bosque. En vista de ello, cambio de dirección hacia donde había pasado todo el día, los últimos rayos del sol se hacían apreciar pero yo seguí saltando de manera frenética de camino de vuelta. Mis músculos estaban tensos, el reciente frío del ambiente apenas y lo podía notar por el calor que tenía por la alta intensidad del entrenamiento.  Terminé de realizar el ejercicio tras haber vuelto nuevamente al lugar donde se encontraba mi chaqueta tendida sobre el suelo, aun quedaba algo de tiempo antes de que se terminara de poner el sol. Me siento sobre el suelo, entrelazo las entre sí para hacer la posición del indio, con la espalda totalmente erguida, junto mis manos haciendo el sello de la serpiente con ellos, respiro profundo y cierro los ojos lentamente
《 La fuerza del shinobi no solo proviene del cuerpo… también de la mente. Si metido en cada entrenamiento que haga fortaleceré mi fuerza de voluntad… o eso creo… supongo que ha de ayudar a encontrar la paz interior 》dejo mi mente en blanco, concentro mi energía espiritual a través de todo mi cuerpo, me alejo de cualquier problema que me haya atormentado, me concentro en percibir las sensaciones que mis sentidos me permitían percibir, el sonido del viento al mover las hojas de los árboles había desaparecido, ya no sentía calor no frio, mi cuerpo se ahora estaba  en total estado de relajación, estaba estimulando la paz que permanecía dormida en lo más profundo de mi recóndito ser. Había hecho un buen ejercicio de relajamiento tras tan arduo día de entrenamiento. El sol ya se había puesto, los colores cálidos se hacían notar en contraste con el ambiente. Abro los ojos lentamente,  ya no sentía mi cuerpo pesado o cansado y mis músculos ya no estaban tensos. Deshago la posición del indio para poder ponerme nuevamente de pie. Observo fijamente mi frente aún sin perder la concentración, uso el peso de mi cuerpo para dejarme llevar hacia adelante, de tal forma de casi caer totalmente sobre el suelo a no ser por mis brazos que los use para evitar golpearme contra la tierra solida, extendí mis brazos apoyados sobre el suelo, con la espalda recta y manteniendo un ángulo de cuarenta y cinco grados comencé a flexionar mis codos con movimientos ascendentes y descendentes. Había entrado en la siguiente fase de este entrenamiento, estimular aun más la fuerza de mis brazos mediante ejercicios corporales. Repetí e mismo movimiento mientras me alentaba y contaba en la mente 《 vamos Eru... tu puedes… tres… no te rindas… doce... Esto no es nada…. Cuarenta y cinco… si entreno duro podré llegar lejos… noventa y siete… el dolor es temporal pero la gloria… ciento sesenta y uno… la gloria es eterna 》seguí diciéndome a mi mismo mientras me mantenía realizando el ejercicio. Las horas seguían pasando y todavía allí estaba yo, bajo la luna y el cielo estrellado continuaba con mi entrenamiento. Las gotas de sudor pasaban por todo mi rostro hasta terminar en el suelo. La temperatura de mi cuerpo era alta pero el frío me ayudaba a soportarlo. Mi cuerpo estaba llegando a su límite y por alguna extraña razón el sueño estaba invadiendo m consciencia. No podía parar de seguir con el ejercicio, mis ojos estaban sucumbiendo ante el cansancio y a sueño, se estaban cerrando lentamente al igual que mis movimientos se veían interrumpidos. Estaba luchando por permanecer despierto pero tras estar unos minutos en las mismas, me dejé llevar y caí rendido sobre el césped que por alguna razón desconocida para mi se encontraba tibia, perfecta para dormir al aire libre. Allí estaba, totalmente dormido a la intemperie y sin nadie que me llevará a la sociedad a descansar en una confortable cama.
El sol ya esta saliendo, había pasado toda la noche durmiendo luego de caer rendido ante el sueño y el cansancio, los primeros rayos del sol que incidieron sobre el lugar fueron los responsables de despertarme, tenía hambre pero al sólo tener dos piezas de pan me dispuse a comerlo luego para hacerlo rendir. Continuar entrenando iba a servirme como distracción, me acerco al tronco volcado de un árbol donde energía un pequeño chorro de agua de manantial para beberla. Refresco mi garganta y retomo el entrenamiento. Esta vez me había dirigido a una pequeña zona en donde la tierra era fango a causa de las recientes lluvias, camino hacia el centro de la zona a pies descalzos de modo que quedará hasta los tobillos enterrados. Con cada paso que había dado sabía que estaba en el lugar indicado, el fango le brindaba dificultad a mis piernas en el momento de moverme, por lo que tendría que hacer uso de mucha más fuerza al momento de hacer cualquier cosa. Tomo una postura firme y comienzo elevar mis rodillas al nivel de mi abdomen, a pesar de mi fuerza la tierra había llevado a otro nivel el ejercicio, me estaba costando mas trabajo el hacer subir y bajar mis piernas mediante rápidos movimientos, aceleraba el ritmo de mis acciones cada vez más, podía sentir a adrenalina, los músculos al tensarse y la fuerza de presión que el fango estaba ejerciendo sobre mis extremidades inferiores. Seguí repitiendo el mismo ejercicio duran un largo rato. Estaba decidido a llevar mis habilidades más allá. Solo podía pensar en seguir y seguir, no podía detenerme, mi determinación no me lo permitía, estaba centrado en lo que hacia, a diferencia del día anterior ya no me detenía  a llevar mentalmente a cuenta de mis repeticiones ni mucho menos a contemplar mis alrededores, esta vez sólo quería entrenar más y más, era como si las ansias por volverme mas fuerte habían aumentado conforme iba acelerando la velocidad de mis movimientos. Continué y continué hasta que la sensación de dolor no me permitió seguir haciendo más del ejercicio, tal era el nivel de cansancio que al intentar salir de aquel espacio fangoso perdía el equilibrio, casi y ni podía dar pasos, caminé hasta donde mi estado lo permitía, haciendo que caiga desplomado al suelo. Caí a suelo como un costal de papas, no quería ni podía moverme, estaba tan exhausto que solo podía mantener los ojos abiertos.
《 no… no puede ser… por que no puedo seguir…? Será que no soy suficiente… por qué?... que hay de malo en mi? Solo tengo que mantenerme fuerte… se que puedo seguir, yo puedo》 las palabras no me podían salir por la boca y también me estaba costando trabajo pensar con claridad. Me quedé tendido en el suelo, permanecí inmóvil. Necesitaba tomar agua, tenía uno sed bestial y no tenía agua a la mano, solo podía permanecer ahí Hasta que el destino se apiadara de mi.
Había días en los que no me provocaba hacer nada, sabía que esa actitud era mala y que debía suprimirla, pero algo como eso era difícil para alguien a mi edad, a los 16 años la personalidad ya eta casi totalmente definida. Quiero ser alguien mejor, quiero avanzar, progresar y llegar a ser alguien… alguien importante, alguien admirado, querido y necesitado por los demás, quiero percibir lo que es la amistad… conocer el amor y ser correspondido. Ese es mi sueño y voy a luchar por el, sin importar que los eslabones conformistas de la gran cadena que integra el mundo me intentará limitar con sus palabras desalentadoras.
El joven había comenzado a delirar y ahora sus más profundos deseos y temores estaban saliendo a la luz. Tras el enorme esfuerzo físico que había cometido ahora se encontraba exhausto, solo el pasar de la horas podrían hacer despertar al inexperto ninja. El sol no estaba de su lado, puesto que el anochecer se hacia inminente.
Se había hecho ya tarde cuando logre despertar de tan profundo sueño, y no porque mi voluntad haya sido fuerte, estaba comenzando a llover. Por alguna desconocida razón había tenido un sueño muy estaño, se trataba de un sueño acerca de mi mismo, aunque todo me resultaba confuso y no podía recordar totalmente lo ocurrido. Logré levantarme del ahora frío y húmedo suelo para refugiarme en una pequeña cueva que había visto anteriormente. A pesar de tener cierta fascinación por la lluvia, el mojarme de agua fría era algo muy distinto.
Llegue hasta donde había visto e improvisado refugio, me pongo a salvo de las frías gotas del agua bajo la gruesa capa de rocas. Aunque era un sitio incómodo, no era propio de un ninja el quejarse de las cosas y yo no quería ser la excepción. Permanecí adentro del lugar esperando a que todo pasará, el cielo y la intensidad de lluvia me permitían asumir que sería una larga noche, a estas alturas ya no tenía en mente seguir con el entrenamiento pero aun conservaba las ganas de mejorar mis habilidades.
El insomnio no me permitía dormir, a decir verdad me estaba resultando mu intrigante el hecho de haber podido dormir dos días seguidos, aunque no hayan sido de forma natural, había podido disfrutar de aquella extraña acción que era el dormir. Toda la noche estuvo igual, la lluvia no cedió ni un poco. La horas pasaron en un abrir y cerrar de ojos, el sol ya estaba por asomarse de nuevo y yo ya había descansado lo suficiente para continuar. Salí de la cueva con la mente en alto, todo a mi alrededor estaba muda o,  parecía como si hubiera pasado una especie de diluvio, lo menos que quería era llenarme de lodo, pero tenía que seguir entrenando, después de todo lo sucedido no se m corría otro ejercicio para  continuar, es por eso que decido volver a hacer el mismo ejercicio que había hecho con el árbol atado a mi cintura. No me había da el tiempo suficiente para conseguir alguna cuerda para realizar este ejercicio, a causa de mi descuido debía de buscar alguna liana en los alrededores.
Busque por todo el lugar una liana, esta vez me estaba costando mas trabajo encontrar que una pero luego de unos minutos logro hallar uno en un viejo árbol estaba  escondido en todo el lugar, la até a mi cintura lo más fuerte que puede, luego tomé el otro extremo y lo uní mediante una serie de ataduras a un tronco de gran peso que había visto no muy lejos de donde encontré la liana. La idea era la misma que la vez anterior, aumentar a dificultad del ejercicio al tener mas peso adicional atado, solo que esta vez sería un poco diferente, me centraría en lo rápido que puedo llegar a corre sobre un lago con un tronco, volví a mi zona de ejercicios llevando el tronco sobre mi hombro derecho hasta estar a la orilla del lago, lo coloco en el suelo, unos pasos más atrás de mi.  Concentro algo de chakra adicional en las plantas de mis pies, comencé con arranque a una gran velocidad, hasta donde mi capacidad me lo permitía, el arrastrar del tronco en la superficie de agua estaba dándome una dificultad mayor a la que había tenido en el entrenamiento pasado, aunque al mantener una gran velocidad corriendo sobre el agua y el tronco apenas rozaba mediante continuos saltos en la superficie , la resistencia que agregaba el agua durante esos instantes era impresionante, me mantuve corriendo durante un largo periodo hasta que me dispuse a fijar un punto de partida y llegada para repetir la carrera con el tronco atado a mi cintura, al haber hecho eso no pude detenerme ya que si lo hacia  significaría dejar hundir el tronco hasta el fondo de la masa de agua, la distancia era de unos veinte metros aproximadamente que además era el espacio que había de orilla a orilla. Con este ejercicio no buscaba de reducir e tiempo que me tomaría ir y regresar, mas bien de estimular mi resistencia para llevarla al máximo, cuando inicié el recorrido pude notar que no era tan fácil como parecía, me estaba costando algo de trabajo  llevar el madero hasta el final, ir al otro extremo y regresar, estaba consciente que esta práctica debía ser continúa para no dejarme llevar por el peso del tronco hasta el fondo. Seguía manteniéndome corriendo a alta velocidad, respiraba hondo, inhalaba por la nariz y exhalaba por la boca para optimizar el consumo del oxigeno. Comencé nuevamente el mismo trayecto, iba y venia de regreso, así pasé toda la mañana. Lo que había sido mi punto de partida ahora sería mi punto de llegada, estaba decidido a terminar este ejercicio con este último tramo, casi al llegar a la orilla por poco resbalaba, pues no había sido trabajo fácil  moverme con cada paso que daba, al estar sobre el agua debía de pisar suave y firme, y ahora debía desatar la liana en el momento justo para no ser arrastrado por el tronco al oponerse a salir de agua. Me estaba acercando a la orilla, cuando ya solo uno cuantos metros de la tierra, pego un salto y al mismo a tiempo me desato el nudo que había hecho para liberarme del agarre de la liana. Caí de pie en el suelo firme que aún estaba húmedo tras las fuertes lluvias de anoche, tuve la oportunidad de girar mi cabeza y observar como el tronco se hundía en las frías aguas y se llevaba consigo la liana que me había costado tanto trabajo conseguir.
Suspiro y me acerco a una roca que aparentemente se había secado por los escasos rayos del sol. Me senté sobre ella y me quede quieto contemplando mí alrededor, necesitaba descansar y no quería quedarme sin energías o caer exhausto en medio del entrenamiento. El clima era bueno para estar en el bosque, la lluvia de anoche había regado la vegetación y le había dado humedad al ambiente. Necesitaba comer, y ya tan solo tenía una pieza de pan, dividí el pan a la mitad para tener algo que comer más tarde. Le doy mordiscos a mi comida improvisada saboreando el sabor del pan que tanto me encanta. Comía con una desesperación y lentitud,  tenía mucha hambre y no quería tampoco llegar al hospital por falta de nutrición. Para acompañar el trozo de pan con algo de tomar, bebo un poco de agua del lago, no parecía estar contaminado por lo que no me preocupé.
《 Que flojera tengo, se que debo continuar pero no se me ocurre otro ejercicio que hacer, este es mi ultimo día entrenando, debería de cerrar con algo más suave, quizá debería realizar nuevamente la meditación y centrarme en el control de chakra, si eso haré, además seria bueno perfeccionarme en esa parte, luego podría práctica un poco mi Taijutsu, bueno si me da tiempo, aunque ahora debe de ser medio día y si creo que me dé tiempo, bien…  será mejor continuar con el entrenamiento  》
Permanezco sobre la roca, con la espalda totalmente recta y una posición de manos que me permitiera canalizar mis energías, cierro los ojos y comienzo a concentrarme, comienzo a  dejar hacer mi mente en blanco, hacer fluir el chakra por todo mi cuerpo e ignorar todo lo que me rodea, el poder controlar mi chakra me permitiría optimizar mi fuerza y hacer más efectiva la intensidad de mis movimientos. Expulso a través de mi cuerpo toda la energía espiritual llegando hacerse visible a simple vista. Se puede  percibir en el ambiente el típico chakra de color azul, mientras que tal liberación de energía hacia vibrar la marca de mi habilidad especial, esta también se hacía notar mediante chakra pero que no energía azul, más bien era de una tonalidad violeta oscura con algo de azul marino. Comencé a moldear toda esa energía hasta hacerla rodear mi cuerpo de una forma más uniforme, una capa fina de chakra estaba sobre la superficie de mi piel, mi cuerpo emanaba un brillo azulado como sinónimo de tener bajo control mis niveles de energía. Seguí moldeando todo el chakra que estaba liberando, haciéndolo permanecer todo dentro de mi cuerpo, de modo que ya no era visible. Podía sentir como fluía a través de todo mi cuerpo, lo podía concentrar en cualquier parte de mi cuerpo, sin ninguna duda mi manejo del chakra había aumentado notablemente. Redirigí una cierta cantidad de chakra hacia mis manos, luego a mis pies, después a mi cabeza y antes de abrir los ojos, deje de concentrarlo en los lugares antes mencionados para hacer volver a la normalidad el chakra que había estado trabajando hace unos instantes.
Estaba por terminar mis días continuos de entrenamiento intensivo, pero antes estaba dispuesto mejorar aunque sea un poco mi taijutsu, no era un experto en el  taijutsu pero tampoco quería descuidar  mis habilidades de corto alcance. Me levanto de la roca en la que había estado sentado, camino hacia la tierra firme y comienzo a tirar golpes  básicos al aire, primero con la izquierda y luego con la derecha, me mantengo así durante más de diez minutos, mucho antes de percibir cansancio, luego tomo una postura erguida y firme para equilibrar mi cuerpo, y comienzo a tirar patadas en el aire, tiempo después cambio de técnica y me dispongo a realizar patadas giratorias de baja complejidad, repetía cada ejercicio continuamente en cada pierna, para ser capaz de atacar con ambas extremidades, el tiempo seguía corriendo y yo estaba entrenando mi taijutsu a mano limpia con el aire, el día paso más rápido de lo que pensaba, había planeado terminar los entrenamiento antes de que oscureciera, pero en un abrir y cerrar de ojos el sol ya estaba poniéndose, quería irse a dormir al igual que mis agotados músculos. Es entonces cuando culmino al fin estos arduos días de trabajo físico para fortalecerme, respiro profundo antes de perder mi postura firme, inhalo exhalo, miro a mi alrededor para comprobar la soledad del bosque, me acerco a las pocas cosas que tenía conmigo,  tomo mi chaqueta y la ato alrededor de mi cintura, ya dispuesto a irme
<< Todo ha salido bien,  creo que si entreno así cada semana podre fortalecerme más rápido de lo normal, y luego de ganar mucha experiencia en combate a través de las misiones podría de tomar el examen chunnin… si, eso hare. Ese es el plan>> termine de pensar, mientras me desplazaba mediante saltos de árbol en árbol, alejándome de la que había sido mi lugar de entrenamientos.
ERU
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.