¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Misión Rango C: Ojo de Águila

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión Rango C: Ojo de Águila

Mensaje por Kyosuke Yamanaka el Lun Oct 10, 2016 5:32 am

Misión de rango C: Ojo de Águila

Lugar de la misión: País de la Tierra - Cordón montañoso del Norte
Tipo de misión: Misión general.
Descripción de la misión: Un grupo de bandidos novatos han estado robando a la gente por los caminos del país de la tierra, y todo ha salido bien a pesar de su inexperiencia en el acto. No obstante, esto último ha hecho que ellos terminaran siendo prófugos de la justicia de la capital. Han huído hasta el Cordón montañoso del norte para escapar y buscar un sitio donde ocultarse ellos y sus "riquezas"; sin embargo, el miedo que tienen de ser encarcelados es bastante grande. Por eso han contratado a un par de ninjas para que sirvan como vigías ante los guardias que se avecinen.
Recompensa de la misión: 1000 Ryus o 3.000 Ryus a repartir si desean repartir entre ambos si roban a los novatos.
Extensión mínima de la misión: 70 Líneas



Habían pasado ya unos días desde que el Yamanaka había completado su último encargo, este no tenía mucho en mente acerca de este pues realmente no había mucha relevancia en aquellas acciones. Era algo simple como engañar a un ingenuo para obetener unos muebles, y sí, esos objetos eran el objeto de contrataciones criminales para personas que de algún modo o de otro eran idiotas. Esos no eran asuntos de él ni nada parecido, estaba ahí por el dinero que podía llegar a obtener y nada más; para él era completamente irrelevante el si alguien obtenía sillas o mesas, aunque muy en su interior debía confesar que tenía cierta inquietud por aquél pedido donde estuvo a los servicios de una prima envidiosa. Las horas contadas desde ese día ya eran varias y además, casi incontables para cualquiera, mas eso no era impedimento para que el criminal del país de las aves todavía siguiera pensando en eso, ¿Eran familia y realmente se trataban tan mal? Esa era una pregunta que se hacía con insistencia, a pesar de saber que no encontraría otra cosa que no fuera la dulce ignorancia. Su expresión denotó un poco su estado de ánimo actual, no quería pensar demasiado y tan sólo dedicarse a disfrutar de la taza de té que tenía frente a sus ojos, quería relajarse un poco de la labor tan poco complicada que había estado desarrollando en los últimos días - Al menos es dinero fácil - se intentó justificar internamente el rubio mientras veía lo que había a su alrededor. Por alguna extraña razón había terminado justo en el mismo local que antes, ese que poseía un aspecto familiar y que por cosas del destino solía estar vacía en la mayoría de sus visitas. La atención no era mala ni nada parecido, pero eso algo sin relevancia aunque el estado actual del hombre le permitía pensr en cosas tan triviales como esa - Debo conocer más sitios - dijo con un tono de autoimposición, era su deber tener la mayor comodidad posible y realmente, si buscaba con más detalle encontraría algo mejor a lo que aferrarse. Dio un sorbo al té que se resguardaba en la taza sostenida por sus manos, este estaba ya bastante tibio delatando así los minutos que ya tenía allí el muchacho en una terapia de no trabajo. Las cosas en el país habían estado tan tranquilas desde su perspectiva de criminal menor, no había hecho nada realmente espectacular más que robar animales o cosas; pero no se quejaba siendo que al menos no estaba en peligro mortal, aunque eso significaba perder más dinero. Su búsqueda hacia esas tierras era evidentemente por las grandes cantidades de activos que podría ganar en comparación a los pequeñas naciones, pero esto hasta no había sido más que una mera ilusión provocaba por su propia mente pues nada así había ocurrido en realidad.

De manera curiosa, se tiene que en un momento no esperado una mujer conocida entró al establecimiento. No portaba nada especial en sí misma, a excepción de que era Ayano, una cliente suya que para ese preciso instante parecía más un fantasma que otra cosa. La vista miope del peli corto no pudo evitar el centrarse en esta, parecía un poco desubicada pues por su cara se revelaba sus ansias por buscar a alguien que, por no decir nada más, resultó ser el observador ya no tan solitario - ¿Otra vez tú? - no pudo evitar soltar de un modo algo divertido, ya era la tercera vez según su cuenta que se encontraba a la muy envidiosa, mas algo en su interior le advertía que se veía algo bueno al menos para él como un criminal - Sí, otra vez yo - la respuesta que obtuvo fue lanzada con un tono igual de divertido, ella al parecer comprendía la situación y le divertía también - Voy a comenzar a pensar que eres un contacto especial o algo así - solía ser cortés y gentil, pero hasta ahí sin llegar a ningún otro extremo. Sin embargo, la cuestión ahí ya cambiaba un poco pues ya la había visto varias veces, ya su confianza crecía aunque fuera poco a poco - Y yo que este cuchitrí es tu base - las palabras de la fémina no dejaron ese tono con el que comenzó esa mini conversación, ella yacía de pie sin siquiera llegar a ssentarse apoyándose sólo de la mesa que utilizaba el ninja Kanchi. La reacción de este último no salió de lo esperado, dibujó una pequeña sonrisa en señal de complicidad y algo de comicidad, realmente esas visitas de Ayano se estaban haciendo cada vez más interesantes - Y cuéntame ¿Qué te trae por aquí? - decidió no perder más el tiempo con comentarios sin importancia, sospechaba firmemente en que ella le tenía algún encargo del cual sacar algunos ryus - Necesitas ir a las afueras de la capital, al camino que te lleva al cordón montañoso - se explicó rápidamente antes de hacer más, ella no sabía nada en particular sobre ese pedido - Al parecer, necesitan a personas para hacer trabajos especiales - no podía evidenciar la condición del Yamanaka en uun lugar que aunque estaba vacío, no dejaba de ser un sitio público. - ¿Cómo es que sabes sobre eso? - la curiosidad del bandido se disparó a millón, no pudo evitar el preguntar pues le resultaba raro ya que su última visita relataba a un conocido - No eres la única persona a la que acudo cuando tengo prroblemas - eso lo aclaraba todo, era notable para el shinobi sensorial que la mujer en cuestión conocía a más de un criminal en aquella zona tan grande. - Pues vamos - no necesitaba de nada más para comenzar, eso le era suficiente, por lo que sin decir nada más se terminó de beber el té en un solo trago, dejando la taza en la mesa para después levantarse y salir del local en compañía de la mujer.

Ya era casi de media mañana cuando los pasos de un hombre criminal y una mujer normal y corriente se sintieron a tarvés de las calles de una capital, ese par estaba siendo guíado por la mujer que no pudo decir nada más al ser masculino. Ella no tenía más conocimiento en sus manos a excepción de la contratación de algún cirminal, conocía a un miembro de la banda solicitante, pero nada en concreto que se saliera de lo normal. Lo único que pudo saber el hombre kanchi a través de ella era que alguien le estaría esperando en uno de los caminos que daba hacia el norte, allí un hombre de vestimentas azuladas le esperaría para darle más detalles y cosas relacionadas. La platica que tuvo Kyosuke con Ayano durante el camino no salía de cosas sin importancia y alguna que otra broma - Hasta aquí llego yo. Sigue más adelante y lo encontrarás - la situación no dejaba de ser sospechosa, pero vamos que él tenía confianza en sí mismo y en sus habilidades - Debo admitir que quiero seguir para ver quién es - las palabras de ella no hicieron otra cosa que hacer que una expresión burlesca hiciera acto de presencia en el rostro del ninja - Hasta luego - se despidió amablemente el rubio antes de continuar su camino hacia el norte. La ya media mañana estaba fresca, a pesar de que el país de la tierra era conocido por ser una zona en lo absoluto calurosa, ese día en particular el brillo del sol se mostraba opaco en comparación a otros días. No obstante, eso pasó desapercibido para el hombre en cuanto vio a alguien, un sujto que efectivamente traía consigo vestimentas azuladas - Debe ser él - comentó por lo bajo, teniendo un rastro de seguridad en sus palabras pues era la única persona cerca. Este no parecía alguien que cometiera delitos ni nada parecido, pero el hombre de lentes sabía que muchas veces las apariencias engañaban y esa no era la excepción. Al tiempo que se acercaba podía ver con más detalle al otro tipo, este era de una estatura menor a la del Yamanaka, haciendo suponer a este último que su avistado medía 1,70 metros aproximadamente, de facciones normales y corrientes pero que delataban una juventud menor a la de Kyosuke - Vengo por el encargo - comentó en cuanto estuvo lo suficientemente cerca - Ya. Esperaremos a alguien más - las palabras del aparente puberto tenían algo de mentira, siendo que no sabía a ciencia cierta si vendría alguien más.

Información:

Stats:


Ninjutsu 10
Taijutsu 5
Genjutsu 1
Velocidad 4
Resistencia 6
Fuerza 6
Técnicas:

Conteo de Técnicas
7/7 Disponibles || 0 Técnicas utilizadas
Armamento:

¶ 2 Kunais
¶ 8 Shurikens
¶ Hilos de alambre

Kyosuke Yamanaka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Rango C: Ojo de Águila

Mensaje por Afrodita el Vie Oct 14, 2016 2:22 am



• Frontera País de la lluvia- país de la tierra | Madrugada [viaje] •


Estoy acurrucada entre los brazos y el pecho de Garett, es cálido y firme ademas se siente bastante seguro aun con el molesto y continuo movimiento que hace el caballo, siento como atrapa con fuerza las riendas del caballo que robamos del país del fuego, bueno, robar robar no es cierto, nos perseguían, no teníamos mas remedio. Removimos en la frontera del país de la lluvia con la del fuego los indicios de la procedencia del caballo, por ello le tuvimos que quitar la montura, noto el cabello del animal directamente, esta húmedo, seguramente por ello es algo incomodo. Hace ya un rato que la lluvia dejo de caer, seguramente nos estaremos alejando ya del país de la lluvia, tal vez llegando a la frontera del país de la tierra, de hecho, con lo irregular que parece el terreno apostaría a que ya estamos en tierra de nadie entre ambos países, a veces Garett me sujeta con un brazo para evitar que me caiga de la montura por el terreno, cuando lo hace -o se lo pido- aprovecho para apoyarme en su pecho y dormir un rato, preferiría una cama pero poco podía hacer, ahora era fugitiva y aun sin saber por que.

Apenas hablamos por el viaje, aun soy pequeña e inocente, solo me aferro a el en busca de algo de seguridad -o eso creo- escuchando a veces sus indicaciones sobre nuestra posición: “hay arboles a los lados”, “cruzamos un rio”, “me he perdido”, “ya me he encontrado, por allí esta la frontera”, cosas de ese estilo.

—Civilización— Esa palabra me despertó de mi ultimo sueño en el pecho de mi protector. —Pararemos a cambiarnos y reabastecernos, no queremos resfriarnos.— Dijo mientras me reincorporaba un poco.

—¿Estamos cerca de nuestro objetivo?—

—No, aun falta, primero debemos cruzar las cordilleras y algunos pueblos mas, pero falta dinero de nuevo—Suspire. —Algo surgirá, pero no podemos ir sin prepararnos por allí— Le asentí.

—Esta bien, tu decides— El caballo se detuvo y Garett se bajo del mismo animal.

—No hace falta que bajes—

Me mantuve encima del caballo, este volvió a moverse lentamente, como si Garett lo guiase desde el suelo, la zona parecía silenciosa, pero las herraduras del caballo ya no chocaban con tierra, sino con adoquines de piedra, por lo que ya debíamos estar en el interior de un pueblo algo desarrollado, de hecho, prestando mas atención escucho como la vida despierta en la villa, algunas ventanas se abren, cubos de agua son lanzados a la calle -para limpiar el polvo supongo- y las voces entre vecinos dieron comienzo a la carrera de la vida en esta villa, parecía un sitio curioso. Nos paramos al poco de caminar sobre los adoquines y escuche como ataba las riendas del caballo a algún lugar. —Espera aquí— Le asentí. escuchando sus pasos dirigirse hacia la derecha, hablaba con alguien. Me acomode sobre el caballo, dejándome caer por su lomo, estirándome cómodamente sobre el, aunque el hecho de que este húmedo era algo molesto, pero bueno, yo tampoco es que estuviese muy seca que digamos, maldito país de la lluvia, una señorita como yo debía ir en carruaje, cubierta. Los pasos de Garett volvían al caballo. —Vamos, tenemos un alojamiento temporal— Me dijo con una voz calmada acompañado de sus manos en mi cintura para “ayudarme” a bajar, ya que prácticamente me elevo y bajo él solo. Le seguí hasta el interior del edificio, realmente parecía un hostal, el ambiente era silencioso de buena mañana, ademas de notar una estructura que ocupaba casi todo el frente de la entrada, era de madera, el mostrador, seguramente. Por la izquierda de este había un pasillo y unas escaleras, aun cogida a Garett caminamos por el pasillo, sin subir las escaleras, la habitación era modesta, la reseguí con las manos una vez entre: dos camas, una mesita con un recipiente de cristal, probablemente una lampara, una bañera y sin ventanas, era interior, lo que el dinero pudo pagar.
Me rodeo con una manta para absorber algo de la humedad y calentarme levemente mientras el hacia algo, estaba llenando la bañera con agua caliente, cada camino que hacia dos cubos vaporosos eran vertidos en la bañera, aunque mas bien parecía una olla gigante de barro y madera. —Ya tienes el baño listo, date prisa que no se enfrié el agua, debes recuperar calor para no enfermar.— Me acerque hacia la voz, guiándome un poco por la barrera de chakra, notando el vapor caliente que emanaba de la bañera, extendí mis brazos dejando caer la manta que me rodeaba; de nuevo Garett dudo unos segundos. Me retiro la mascara que tapa mis ojos dejando que algunos cabellos danzasen de arriba a abajo llevados por la correa de la misma, descordó la túnica dejándola caer al suelo siguiendo mi figura y finalmente sus manos rozaban mis piernas quitándome las medias, encogí mis brazos tapándome los pechos, por un segundo, sentí vergüenza al notarle retirarme las medias.

Me deslice relajadamente al interior de la bañera, esta muy caliente, me gusta, de hecho me encanta, poco a poco fui agachándome mas asta quedar en posición fetal cubierta por el agua hasta el cuello. Garett se movía por la habitación, recogía cosas y ponía otras en la cama me parece, creo recordar que en esa dirección había una, luego mientras me seguía relajando en aquel mar cálido, le escuche acercarse, poniéndose a mi espalda, me retiro el pelo hacia fuera de la bañera. —Le lavare el pelo— No respondí, tan solo me limite a escuchar y sentir lo que hacia Garett. Recogía mechón a mechón dejando caer las gotas de agua que retenían, estas no caían al suelo, sino a un recipiente también con agua, escuchaba las gotas caer en ello, remojaba con sus manos mi cabello mientras lo enjabonaba, era relajante e intrigante, es decir, es hábil con la espada y tiene pinta de rudo, jamas le he visto, pero suena corpulento, pero sus manos eran muy delicadas, como si estuviese acostumbrado a lidiar con gente que ni siquiera sabe vestirse, apoye mi cuello en el borde y deje que tuviese cuidado de mi perfecto y bello cabello blanco -o eso me dijeron desde niña-. Cuando termino de lavarme el cabello me encogí y recogí sobre mi misma, lo capto. Dejo una esponja flotando en el agua y se retiro hasta la puerta. —Iré a hacer unos arreglos, relájese, tiene la toalla justo a su izquierda, en el suelo, nada mas salir de la bañera y la ropa en la cama, por si le apetece salir antes de mi llegada— Dijo para después cerrar la puerta delicadamente sin hacer ruido, sera descuidado, no se vestirme, le reprenderé luego a la hora de dormir, le diré que tengo miedo. Sonreí.

El sonido de la puerta al abrirse me despertó, tras limpiarme con la esponja me había quedado dormida, el agua aun estaba tibia. —Es hora de salir o el agua se enfriara.— Asentí levantándome dejando que toda el agua surcara mi figura aun poco formada de adolescente. Me envolvió en una toalla, la tome para seguir con el trabajo, frotarse a una misma no era difícil. Me acerque a la cama donde una vez seca, extendí de nuevo mis brazos dejando que Garett deslizara de nuevo la misma ropa -aunque ahora limpia y seca- que llevaba anteriormente: una túnica interior de seda bastante suave y una túnica con capucha mas gruesa por encima, por el tacto diría que es de lana -razonable pues hace frio- ademas de unos guantes que me llegaban hasta los codos, con los dedos abiertos por alguna razón, unas medias que subían hasta pocos centímetros antes de las rodillas acompañados por unos zapatos cerrados bastante cómodos que subían ligeramente por el tobillo, eran planos sin tacón . Me senté en la cama dándole la espalda a Garett, esta vez lo pillo rápidamente, con una toalla mas pequeña envolvió mi melena para secarla delicadamente, para luego repasarla con un peine para dejarla impoluta, mientras sentía el peine ir y venir de arriba a abajo Garett expuso alguna preocupación.

—Ya no queda dinero, todo se fue a esta habitación, comida y ropa, pero he encontrado un trabajo muy bien pagado.— Expuso mientras seguía peinando relajadamente.

—¿Que hay que hacer?— interrogue curiosa.

—Proteger el tesoro de gente de mala reputación—

—Forajidos..como nosotros— respondí inmediatamente después. No recibí respuesta auditiva, tan solo note como Garett otorgaba con su silencio.

—Quedate en la habitación, cuando acabe volveré a re...—

—¡No!— le interrumpí volteándome —Yo también vengo… no quiero… no quiero esperar por siempre— No recibí respuesta, solo una caricia en mi cabeza, suficiente para mi.

• Cordón montañoso del norte, guarida de bandidos | media mañana •

Dejamos todo lo innecesario en la habitación alquilada de madrugada, me coloque la mascara ornamentada y lujosa para luego subimos al caballo y seguir las indicaciones que Garett tenia en papel, no sabia que decían las indicaciones, pero me fio de su criterio. Por el camino Garett me dio un bastón -mas bien un palo largo sacado del camino- —Utilizalo para palpar por donde andes, usalo aunque no lo necesites, ya se que de algún modo sabes lo que te rodea inmediatamente, pero eso es mejor que nadie lo sepa— Asentí. Esta vez me encontraba a su espalda, el portaba una ligera armadura que deduzco que había comprado, o al menos eso notaba con mi mejilla al apegarme a el, tenia semblante de guerrero, su espalda estaba bien erguida y firme, decidido a luchar, notaba como llevaba el caballo solo con una de sus manos mientras la otra la tenia apoyada en la espada que hacia ruidos metálicos constantemente por el trote del caballo. El camino era algo estrecho, pero lo suficientemente ancho como para que el caballo trotara sin dificultad, el fresco estaba en el ambiente aunque los rayos algo cálidos del sol que impactaban en mi piel me decían que era un día bastante soleado para la frescura natural de las montañas —ya llegamos— Me dijo Garett a la par que frenaba la velocidad del caballo. Saludo al frente encarando el caballo un poco mas en esa dirección hasta que finalmente lo detuvo.

Me baje del caballo antes que el, era necesario, pues sino me tiraría, puse el bastón al frente encarado al suelo aunque no me moví, espere a escuchar los pies de Garett tocar suelo, al hacerlo se escucho la marabunta metálica que llevaba encima, realmente se había armado. —Vengo por el encargo de protección, ella viene conmigo— Levante la mano como un saludo al frente, aunque tal vez me equivocaba de dirección, poco me importaba.

Datos:

Sin armas
Jutsus disponibles: 7
Stats:

• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1
• Genjutsu:1
• Velocidad: 5
• Resistencia:8
• Fuerza:1

pasivas constantemente activas:

Nombre de la Técnica: Mōmoku no me (ojos de una ciega)
Rango: Genin (progresiva por obligacion)
Tipo: Sensorial (personal y unica por primera especialidad)
Sellos: Pasiva, sin necesidad de sellos
Rango de alcance:

Genin 4 metros
Chunin 8 metros
Jounin 12 metros

Descripción:

De forma pasiva una cupula invisible y muy muy fina de chakra rodea a a Afrodita, esta cúpula finísima atraviesa todo a su alrededor dando a su usuario los conocimientos necesarios para saber lo que hay inmediatamente cerca de el (en el caso de afrodita permitirle caminar sin necesitar de un guia) esta cupula no dice que te atraviesa, sino el tamaño de algo que hay dentro de la cupula (altura, ancho, largo y posicion) Aunque el chakra es infimo ya que es una barrera finísima, a veces pequeñas particulas de chakra salen del cuerpo del usuario para alimentar la cupula.

-----

-Takame no kankaku (Sentidos agudizados):
LLos sentidos con sensores focalizados (olfato, gusto y oído) ven aumentadas sus capacidades sensoriales de forma considerable, esto permite poder oler, escuchar y saborear con mas precisión y distancia, esta percepción aumenta con la experiencia. El sentido del tacto no se ve aumentado de forma pasiva ya que hay tantos sensores que el costo de chacra seria demasiado importante como para ser algo “natural”.

Genin: Escucha y olfatea con precisión hasta 15 metros de distancia (20 si posee especialidad sensorial). No puede precisar la posición exacta o el destino exacto, pero si la dirección. Debe conocer de ante mano lo que huele o escucha para conocer lo que ocurre.


Aclaraciones:

Garett es un NPC no combatiente, es decir, si hay pelea el luchara por supuesto, pero no sera la ayuda definitiva, no me lo mates, que su muerte ya esta planeada, te dejo a ti el manejo de enemigos y los NPC's de la mision, como el contratista y esas cosas para que se sorprenda de que traen a una ciega (?)

por si quieres hacer referencia a Garett, el es viejin aparenta entre 28 y 35, guerrero curtido se le nota experimentado en el uso de las armas, de hecho lleva una armadura y una espada plana (no es una katana)

En mi caso soy bajita y no estoy acabada de desarrollar, apariencia muy joven, dudarias entre 14-16 (tengo 16) midiendo 1,53.





Afrodita
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Rango C: Ojo de Águila

Mensaje por Kyosuke Yamanaka el Vie Oct 14, 2016 4:51 am


Los comentarios y opiniones internas que tenía Kyosuke con respecto a lo que estaba viviendo en la actualidad eran algo raras, y es que aquél muchacho no parecía ser más que un simple puberto que se metió a criminal para hacer lo que quisiera. Le resultaba un tanto gracioso que el muchacho de vestimentas azuladas se notara un poco tenso, no sabía que era lo que le sucedía, pero era obvio que no estaba calmado como debería. El Yamanaka no quiso soltar ninguna palabra en su llegada, si faltaba alguien más para el encargo era notable pensar que debía esperar - No soy tan egoísta - se dijo a sí mismo en su propio monólogo, no tenía la mínima intención en cuestionar nada más hasta que llegara el que se sería su compañero de actividades criminales. Para su buena fortuna la mañana no estaba calurosa ni nada parecido, la intensidad que estaba mostrando el sol para ese momento del día era la adecuada, ni muy fuerte ni muy débil; todo se encontraba en su perfecto momento - Esperemos que no se tarden demasiado - quiso comentar el ninja Kanchi para intentar romper un poco el hielo, mas este intento no funcionó como esperaba pues la expresión de alerta, confusión y ansiedad que tenía el menor seguía inamovible en su cara - Supongo que tendremos que esperar callados - se aclaró mentalmente en cuanto vio que no tuvo ninguna respuesta, le parecía normal que no hablaran pues era su contratador después de todo, pero no dejaba de resultarle raro que estuviese tan nervioso. Este último joven no hacía más que mirar a sus alrededores en busca de algo, sus ojos ignoraban casi por completo al rubio que había llegado primero para casi concentrarse en el horizonte que se abría paso a través de las montañas - Será mejor que llegue alguien más - era evidente que no tenía ninguna garantía de que se presentaran muchas personas, y si bien era cierto que un rubio ya estaba ahí esperando pacientemente, nada estaba confirmado - ¡Ahí vienen! - no pudo evitar pegar un pequeño pero sigiloso grito al notar un caballo, un animal que venía sin prisa pero sin pausa.

Evidentemente Kyosuke también notó y volteó su mirada hasta tener un npunto en común con el contratista, a sus orbes llegaban una serie de imágenes que parecían un poco raras por no decir más - ¿Son ellos? - fue incapaz de guardarse su comentario para sus adentros cuando desde lejos detallaba a aquella pareja. Uno era un hombre de edad madura, llegando a tener unos treinta años tal vez, vestido con una armadura y con un porte que evidentemente revelaba un entrenamiento físico previo. La otra persona la que más aturdió un poco el sentido de la normalidad del shinobi ronin, parecía ser una niña de al menos quince años ¿Era real lo que sus ojos miopes le estaban mostrando? Es decir, era una adolescentes con vendas en la cara que evidentemente revelaban su condición invidente, mas muy en su interior el hombre rubio quería no pensar que ella era una kunoichi o una acompañante - Bueno, ya antes he visto a una niña en batalla - se recordó de cuando llegó al país rocoso, de una niña que detuvo a todo un escuadrón de criminales novatos con un jutsu acuático, y si ella era capaz de hacer algo así ¿Porqué una ciega no podría hacer algo similar?. La cara del contratista era evidentemente pero a la del Yamanaka, y es que este último al menos disimulaba su sorpresar, pero es que la expresión de desubicado que tenía encima el puberto bandido no era algo muy discreto - S-supongo que ya estamos todos - se apresuró a decir antes de soltar un comentario indebido - Ya podemos ir hacia la guarida - su inexperiencia se notaba en sus inseguras palabras y en su frente sudorosa, no corría ningún peligro todavía, mas este no podía estar nervioso y asustado ya que no era nadie más que la guardia el que le perseguía - Ya le diré los detalles en el camino, pero ahora debemos empezar la caminata - estas últimas palabras retumbaron un poco en los oídos del miope, y es que para él, ese último tono utilizado por el joven significaba "Mucho por caminar".

Kyosuke en cuanto comenzó a caminar no pudo evitar el acercarse a el hombre de armadura, aquél que era acompañante de la muchacha ciega - ¿No es un poco peligroso que ella esté aquí? - no era algo que fuera de su interés, pero eso no quitaba los valores que le fueron enseñados desde pequeño, y es que no le parecía correcto que ella estuviese ahí. Ese no era su problema, pero además de eso, él no era la persona más indicada para hablar de moral cuando era un vil criminal que ya no estaba en su país natal - Al menos no está haciendo demasiado calor hoy - si iban a hacer compañeros para ese trabajo, lo más lógico era que tratasen de llevarse bien a pesar de que fueran criminales, Kyosuke no es del tipo de hombre que buscar intimidar a los demás con sus habilidades ni nada por el estilo, siendo que para él es más importante el permanecer de incógnito que otra cosa. La vida lo había enseñado así, y de esa manera fungía como estafador en el país de las aves hasta ese fatídico día donde perdió una gran parte de su vida - ¿Quieren saber los detalles no? - la interrupción por parte del puberto contratista no hizo más que alertar a un shinobi senroail que no hizo otra cosa que redirigir su mirada, para después alejarse de la curiosa pareja y acercarse un poco más al muchacho de ropajes azules.

El viaje sin duda fue un poco largo, más de lo que se esperaban, tardaron una hora en llegar hasta la dichosa guarida de los bandidos. Ya en ese punto Kyosuke y sus ahora compañeros de misión tenían los detalles más cruciales de su labor, tal vez al entrar al nido de bandidos sabrían más pero eso era algo incierto - Aquí es - señaló el joven mientras detenía su paso a lo que parecía ser una casa abandonada en medio de las montañas - ¿Es aquí? - se preguntó el rubio pues sus ojos sólo veían una estructura que no gozaba de las mejores condiciones posibles. Realmente era extraño que hubiera un sitio así en medio de la nada, pero que fueran criminales le quitaba toda la gracia a las sospechas del Yamanaka que, sin decir algo más se dispuso a continuar. El ninja sensorial, a pesar de haber caminado bastante no se encontraba en exceso cansado, limitando sus signos vitales a una respiración algo pesada acompañada de un ligero toque de sudoración - Pasemos - ordenó el muchacho para después optar por entrar a la casa y que comenzara la misión.

Información:

Stats:


Ninjutsu 10
Taijutsu 5
Genjutsu 1
Velocidad 4
Resistencia 6
Fuerza 6
Técnicas:

Conteo de Técnicas
7/7 Disponibles || 0 Técnicas utilizadas
Armamento:

¶ 2 Kunais
¶ 8 Shurikens
¶ Hilos de alambre

Kyosuke Yamanaka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Rango C: Ojo de Águila

Mensaje por Afrodita el Lun Oct 17, 2016 6:58 pm



A parte de Garett identifique a dos personas mas, desconozco quienes son o como lucen, realmente algo como la edad, el aspecto y la vestimenta no es importancia para mi ya que para ello primero de nada debo tener confianza con la persona en cuestion, debo tomarme muchas molestias para saber de ello con veracidad, deslizar mis dedos por su rostro para hacer una idea mental de sus facciones y el paso del tiempo en su piel, bajar mis manos sobre las telas que cubren y en el caso de que la voz no llegue a mis oídos descubrir la silueta palpando los costados o el mismo pecho con las manos, algo que sin duda se lo reservo a la gente que merezca y tenga mi confianza, aunque también puedo preguntar pero no podría asegurar que me dicen la verdad. Lo que puedo decir es como parecen ser a simple oído, una de las voces parecía joven, inexperta, nervioso… Mientras que la otra, por sus palabras parecía incrédulo o inseguro mas bien sobre lo que sus orbes podían estar viendo, era comprensible, una ciega entre bandidos y maleantes no pegaba mucho, pero era así, no obstante su incredulidad no era ni comparable al del otro muchacho, mi fino odio me lo confirmaba.

Seguí a Garett haciendo uso de el bastón, aunque mas o menos sabia mi posición respecto a mi entorno, pero debía aparentar no tener habilidades para situarme o al menos eso me dijo Garett, ya me lo aclarara algún día, pero bueno, al poco de alcanzarle uno de los individuos -el nervioso y supuesto contratista- dio orden de caminar hacia la guarida, tenia curiosidad, por el camino rodee con mi brazo izquierdo el mismo brazo de Garett para caminar mas fácilmente,  se dejo sin rechistar. Al mismo tiempo el otro integrante del encargo se nos acerco, bueno mas bien parecía que solo quería acercarse a Garett haciendo una pregunta algo impertinente a mi parecer que respondí avanzando un poco mi rostro volteando la cabeza en su dirección, denotando que sabia donde estaba, aunque mis ojos no se viesen por la mascara estoy segura que el notaba como le atravesaba mi sano orgullo y categoría mas no abrí palabra, Garett ya lo hizo por mi. —Ojala fuese peligroso, así podría tener alguna oportunidad de convencer a la señorita de quedarse en un lugar a salvo.— Sonreí aferrándome mas a su brazo, me gustaba que me prestase atención, toda la atención. El compañero entablo mas conversación, sus intenciones no parecían malas, tal vez solo quisiese pasar el tiempo o hacer algo de lazos con Garett, no lo se.

Tuvimos para una hora mas o menos de camino a pie, si lo hubiese sabido con antelación me hubiese quedado sobre el caballo para ir con el, pero bueno, al menos sirvió para tener mas detalles que Garett no se molesto en contarme cuando decidí acompañarle imperativamente. Teníamos que proteger una pequeña fortuna, probablemente de quien quisiese recuperarla ya que nuestros contratistas tampoco eran trigo limpio, forajidos, como nosotros, así que o venia la guardia o venían otros maleantes a por el dinero, este estaba en la base dentro de la caseta que divisamos al final del trayecto, no nos dijo si el era el único miembro involucrado, pero era de esperar que fuesen mas. Pasamos al interior por recomendación del chico nervioso, digo recomendación ya que dudo que fuese una orden, no se atrevería, espero. Quise adelantarme con el bastón para subir ese escalón al interior de la casa, pero Garett me paro insistiendo en subir el primero tras el contratista, no me negué, seguí los pesados pasos de Garett, tres escalones antes de escuchar el crujido de una puerta de madera, para luego escuchar los pasos vacíos y secos del suelo forrado en losas de piedra antaño seguramente lisas, mas ahora muchas tenían grietas o parecían estar rotas. A medida que me adentraba en el pasillo para finalmente dejar paso al ultimo compañero me percate de que la casa tenia cualidades de una casa lujosa, la anchura de los pasillos, el material, incluso la localización. Aunque estuviese en un lugar remoto y abandonado esto en un pasado podría haber sido una casa de campo de algún noble prominente o de una familia adinerada, me agradaba, de hecho sonreía.

—Así que este es el lugar donde guardáis el dinero, bien, cuéntanos los detalles, quien quiere robaros el dinero, si es que hay alguien, solo estaremos nosotros do.. tres protegiendo la casa? —Le mire al instante por ese leve desliz, infle ligeramente mis mofletes, sigo siendo una niña, de alta cuna, pero una niña, Garett carraspeo tras parar unos segundos de hablar por el desliz. — Em, Cuanto tiempo tendremos que estar vigilantes?—

El interrogatorio no fue muy largo, de hecho preste la atención justa para enterarme de aquellos detalles, mas mis otros sentidos estaban orientados a la tercera persona que debía entrar tras nosotros, aun tengo algo clavado por sus palabras, pero igualmente era nuestro compañero y debía confiar en el, un poco ni que sea.
Datos:

Sin armas
Jutsus disponibles: 7
Stats:

• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1  
• Genjutsu:1
• Velocidad: 5
• Resistencia:8
• Fuerza:1

pasivas constantemente activas:

Nombre de la Técnica: Mōmoku no me (ojos de una ciega)
Rango: Genin (progresiva por obligacion)
Tipo: Sensorial (personal y unica por primera especialidad)
Sellos: Pasiva, sin necesidad de sellos
Rango de alcance:

Genin 4 metros
Chunin 8 metros
Jounin 12 metros

Descripción:

De forma pasiva una cupula invisible y muy muy fina de chakra rodea a a Afrodita, esta cúpula finísima atraviesa todo a su alrededor dando a su usuario los conocimientos necesarios para saber lo que hay inmediatamente cerca de el (en el caso de afrodita permitirle caminar sin necesitar de un guia) esta cupula no dice que te atraviesa, sino el tamaño de algo que hay dentro de la cupula (altura, ancho, largo y posicion) Aunque el chakra es infimo ya que es una barrera finísima, a veces pequeñas particulas de chakra salen del cuerpo del usuario para alimentar la cupula.

-----

-Takame no kankaku (Sentidos agudizados):
LLos sentidos con sensores focalizados (olfato, gusto y oído) ven aumentadas sus capacidades sensoriales de forma considerable, esto permite poder oler, escuchar y saborear con mas precisión y distancia, esta percepción aumenta con la experiencia. El sentido del tacto no se ve aumentado de forma pasiva ya que hay tantos sensores que el costo de chacra seria demasiado importante como para ser algo “natural”.

Genin: Escucha y olfatea con precisión hasta 15 metros de distancia (20 si posee especialidad sensorial). No puede precisar la posición exacta o el destino exacto, pero si la dirección. Debe conocer de ante mano lo que huele o escucha para conocer lo que ocurre.


Aclaraciones:

Garett es un NPC no combatiente, es decir, si hay pelea el luchara por supuesto, pero no sera la ayuda definitiva, no me lo mates, que su muerte ya esta planeada, te dejo a ti el manejo de enemigos y los NPC's de la mision, como el contratista y esas cosas para que se sorprenda de que traen a una ciega (?)

por si quieres hacer referencia a Garett, el es viejin aparenta entre 28 y 35, guerrero curtido se le nota experimentado en el uso de las armas, de hecho lleva una armadura y una espada plana (no es una katana)

En mi caso soy bajita y no estoy acabada de desarrollar, apariencia muy joven, dudarias entre 14-16 (tengo 16) midiendo 1,53.




Afrodita
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Rango C: Ojo de Águila

Mensaje por Kyosuke Yamanaka el Miér Oct 26, 2016 5:05 am



Ya estaban ahí, a punta de caramelo para comenzar con la misión que tenían que cumplir, estaban afuera pero dicha ocasión no se tardó demasiado. Los hicieron pasar, haciendo que el rubio fuera el último de la fila, cosa que le sirvió para notar los pasillos descuidados que reinaban en la estructura, todo parecía estar hecho para gente de noble, personas que tienen un estilo de vida aceptable. Cuadros y demás decoraciones que ha decir verdad, estaban demás, pero que le otorgaban un toque algo más sofisticado al sitio. De igual manera, se tenía que tener en cuenta que el sitio estaba abandonado, y que además, ahora servía como una especie de guarida donde los bandidos escondían sus tesoros... aunque la verdad es que estos eran unos novatos. Los pasos del ninja Yamanaka eran relajados, no quería sobreesforzarse pues ya había caminado lo suficiente, mas esto pasó a segundo plano cuando los orbes verdes de Kyosuke se encontraron con el gran salón. Este último era un sitio que, sin lugar a dudas gustaba a cualquiera que disfrutase de los especios abiertos; era bastante grande y todo, pero la verdad era que estaba vacío, ni ningún mueble o algo parecido que le sirviera para adornar - Que raro que no se llevaron los cuadros - se preguntó internamente pues le parecío curioso eso. Todo parecia estar en un vacío absoluto, pero no era así; al final del gran cuadrado, justo al frente del pequeño grupo que entró se encontraba otro menudo colectivo de sujetos que a la vista de cualquiera, no pasarían de los veinte años - ¿Acaso todos son pubertos? - no pudo evitar soltar el ninja kanchi de forma indiscreta, no le molestaba que fueran unos adolescentes en su mayoría, pero sí que le parecía muy curioso pues eso confirmaría que el país de la tierra no trae consigo nada normal. La vista del miope analizó rotundamente a los sujetos que tenía enfrente conforme se acercaba, eran tres los que estaban esperando; comenzando por una chica de cabellos cortos y silueta voluptuosa que parecía estar en pleno desarrollo de crecimiento. Había otro que era un muchacho de cabellos rubios y facciones toscas, de contextura delgada y sin nada destacable fuera de eso, y para finalizar, también se encontraba uno que parecía ser el mayor de todos, pasando casi desapercibido a comparación de los otros pues su rostro parecía ser el más común, por decirlo de alguna manera.

- Ya llegamos - el nerviosismo del muchacho que sirvió como guía durante el viaje se estaba cayendo poco a poco, pero aun existía por la evidente inexperiencia que compartía con sus compañeros - Sí, ya los estoy viendo - un sonrisa nerviosa salió por parte del rubio que no era shinobi, aunque esta se sorprendió un poco al ver que de entre las filas, se encontraba un mujer que aparentemente era ciega - ¿Es ciega? - no pudo evitar preguntar la chica que había hecho el mismo análisis a el pequeño grupo de contratados. El del medio hizo una mueca en señal de fastidio, no le parecía bueno que fuera precisamente una invidente las que los protegiera - tsk... - se le escapó por lo bajo el muchacho mientras veía a la peliblanca con unos ojos que evidentemente no tenían mucha esperanza - Debemos comenzar, la guardia ya debe venir en camino - saltó a decir el joven que vieron primero - Aunque la verdad no hay que decir mucho, sólo tienen que defender este lugar de todos los guardias que vengan por el día - el encargo era simple y sin muchas complicaciones, no había nada de lo qué preocuparse o al menos así parecía - ¿Eso es todo? - Kyosuke se esperaba algo más, y no porque realmente quisiera más trabajo, sino porque en realidad pensó que era algo mucho más complicado - Yo estaré en la terraza y les avisaré cuando vengan. Ustedes obviamente estarán afuera - acotó la fémina mientras hacía un pequeño sonido que emulaba muy bien a las aves, esa sería la señal que tendrían para cuando el enemigo estuviera a su vista. - Creo que no hay más nada que decir entonces, deberían salir ya - el rubio bandido novato hizo otro acto de palabra, prácticamente empujándolos a trabajar.

Cuando el rubio, la ciega y el guardian estuvieron afuera esperaron a que la mujer subiera a la terraza - Yo me encargaré de la parte de la derecha - afirmó el miope mientras le echaba otra mirada de preocupación a Afrodita - Sigo pensando que es peligroso... - volvió a afirmar, aunque la verdad era que sabía que no le escucharían. No dijo nada más y se dirigió a su zona, no estaba muy alejada pues debía escuchar su aviso, el calor estaba presente como era comun en el país de la tierra, las gotas de sudor que poseía consigo el Yamanaka lo obligaron a sentarse en un roca cercana, y es que si debía esperar, mejor era hacerlo sentado - Lástima que no haya algún árbol cerca - se quejó un poco ante la falta de sombra, pero esto pasó a un segundo plano cuando un sonido irrumpió todo era la señal - Ya es hora - comentó mientras se levantaba y estaba alerta, sin saber que ese primer ataque se estaba llevando a cabo en la zona de la izquierda.


Información:

Stats:


Ninjutsu 10
Taijutsu 5
Genjutsu 1
Velocidad 4
Resistencia 6
Fuerza 6
Técnicas:

Conteo de Técnicas
7/7 Disponibles || 0 Técnicas utilizadas
Armamento:

¶ 2 Kunais
¶ 8 Shurikens
¶ Hilos de alambre


Kyosuke Yamanaka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Rango C: Ojo de Águila

Mensaje por Afrodita el Mar Nov 01, 2016 9:07 pm



Nos adentramos por el pasillo hasta una sala que escapaba a mi cúpula de chacra, por lo que supuse que seria una sala principal. Pronto y casi sin tenerme en consideración empezaron a charlar unas voces bastante jóvenes divagando sobre lo que tendríamos que hacer e inspeccionándonos a nosotros los contratados, de hecho salí a relucir por algo que seguramente me traería la misma atención de por vida, mi invidencia, no parecía hacerles gracia de que yo les defendiera, ni que fuese a hacerlo, en teoría Garett es el contratado, yo solo he venido a guardarle las espaldas a el y solo a el, no puedo permitir que mi guardián no tenga guardián. Como me esperaba Garett se altero un poco cuando me hicieron referencia despectiva, como sabia que iba a ocurrir ya estaba aferrada a su brazo dominante, el cual hizo un espasmo, seguramente tratando de agarrar el mango de la espada, pero le retuve. —Dejalos, solo cumplamos el trabajo, consigamos el dinero y marchémonos, no necesitamos perder con gente sin importancia.— Dije mas como una respuesta a los niños descarados que como “escusa” para que Garett no actuase. Sonreí.

Aun con las reacciones que mis palabras pudieron crear seguimos sus instrucciones ignorando en un principio las respuestas o ofensas que estos quisieran hacer, nosotros nos dirigimos al exterior tal y como indicaron, una vez fuera nuestro supuesto compañero se adjudico la parte derecha a la par que volvía a relucir que mi invidencia era peligrosa para esta situación, le respondí con indiferencia a sus palabras, aunque mostrándome fría ante el, realmente me enfadaba que creyese eso. Seguí a Garett esta vez ya guiándome por mis sentidos, la cúpula y el bastón, estaba demasiado alterada como para intentar fingir inutilidad, les demostrare que puedo ser igual o mas efectiva que alguien con visión. La parte izquierda de la casa abandonada era justo por la que vinimos, un camino sin cuidados desde hace mucho tiempo solida a los pasos de los seres vivos, en la parte izquierda había un cambio de elevación muy brusco que se alejaba del alcance de mi cúpula seguramente un precipicio aunque desconozco la caída que debe tener, por contra en el lado opuesto al acercarme tanto la cúpula como mi bastón chocaron con una elevación muy pronunciada. Todo en conjunto formaba lo que seria un típico camino de montaña para subir la misma, sin arboles ni vegetación notoria, por lo que esconderse no era una opción fácil. —Ve a la casa, la sombra de la misma te cubrirá de la calor— Escuche de Garett. Tenia razón, el sol se encontraba ya sobrepasando el otro lado de la casa, ya por la orientación de la misma o por la hora del día ya que realmente desconocía que hora era, tan solo me centre en la supuesta sombra que me cubría del calor directo del sol, lo notaba en mi piel, una pequeña parte cercana a la casa era mas fresco, me apoye en la pared de la casa y descanse.

El sonido de una falsa ave me despertó de mis pensamientos, la señal fue dada, mis oídos no confundirían jamas un ave real con la imitación -bastante buena aunque no lo suficiente para confundirme- de la señorita sin clase ni educación que formaba parte del bando contratista. —Ya están aquí— Afirme para mi misma a la vez que escuchaba como el metal de Garett era desenfundado, por supuesto algunos venían por nuestro lado. Me incorpore rápidamente abriéndome hacia la pendiente de la derecha del camino, me apresure tanto que ni siquiera cogí el bastón, tan solo me centre en escuchar y sentir. Para cuando mi cúpula de chacra colisionaba con la pendiente ya podía escuchar una cuadrilla de individuos subir apresurados por la colina, debían ser los enemigos que al ver a Garett aumentaron el paso, si no no me explico por que cansarse con la pendiente, ya que evidentemente sonaban pesados y metálicos, iban armados y armadurados como Garett, aunque no sabría decir con que armamento ni en que cantidad. —!Garett Ven aquí deja que suban! — Le grite en respuesta a su intento de carga, sus pasos acelerados camino a abajo me indicaron que quería hacer una imprudencia de nuevo dejándome de lado como de costumbre, me sobreponer demasiado a veces -algo que no me disgusta- pero esta no era la ocasión, aunque el fuese diestro con la espada estaba el clara desventaja. Cada vez los escuchaba mas cerca aunque ni mucho menos lo suficiente como para que chocasen con mi cúpula, de hecho incluso dudo que estuviesen cerca de Garett -el en el centro del camino unos metros avanzado de mi- pero si lo suficiente como para que estuviesen a mi rango de ataque. Abrace mis manos entre ellas para realizar una serie de sellos moviendo mi chacra furtivamente por mi cuerpo hasta mi boca donde una vez concentrada se moldearía en suiton y escupiría en dirección a los ruidos metálicos de carga aunque hacia los pies. Escuche sus gritos de sorpresa ademas de el chocar de sus armaduras con el suelo, si ignoraba el ruido del agua y me concentraba en esos cuatro guardias podía escuchar como sus manos luchaban contra el agua agarrándose al suelo como podían, clavando sus armas o intentando salir del gran chorro de agua que yo lanzaba moviéndolo de un lado a otro como si tratase apagar un fuego. Cuando acabe de expulsar todo el chacra escuche levantarse a 3 de ellos entre gritos y enfados. —Has tirado a uno— me confirmo Garett casi al unisono del agua fluir por la pendiente junto a algunas rocas que se desprendían a causa de la caída del individuo y del agua. —Lo siento por el, supongo.—

No sabia como estaba el otro flanco, de hecho ni siquiera sabia si aun estaba la chica mirando desde arriba del edificio, quería que lo hiciese y viese de que era capaz para acallar sus palabras, pero ahora no podía distraerme con ella, dos de los tres guardias restantes cargaron de nuevo, esta vez era mas fácil. identificarlo, el agua que pisaban hacia suficientemente ruido como para incluso saber su posición exacta, pero, había uno que no se movía, en su lugar solo se escuchaba algo tensarse. Rápidamente descubrí que era, el silbido que se genero tras ello era evidencia clara de un arco, me tense, no sabia donde iría el proyectil, aunque estaba segura que era hacia mi pues Garett probablemente tendría a los otros dos guardias de frente, dudo que fueran tan imprudentes de arriesgarse al fuego amigo. Allí estaba, la punta del proyectil chocaba contra la barrera de Chacra a cuatro metros de mi, me abalance hacia la izquierda, casi tirándome notando el proyectil en todo momento en el interior de la cúpula, sintiendo su recorrido como si mis propios dedos lo estuviesen haciéndolo, pude esquivarlo por poco sintiendo como el proyectil salia de mi campo escuchando su metálica punta impactar en la pared de la mansión cesando así el silbido pasando a otra banda sonora, el choque metálico que Garett iniciaba contra sus dos oponentes. Debido a la pendiente del camino el agua fluía cuesta abajo y de forma uniforme, los charcos se unían entre ellos creando prácticamente una película de agua delgada que caía, corrí hacia los sonidos de combate metálico poniéndome entre ellos y el arquero de esta forma no podría atacarme posando mis manos al suelo humedeciéndose por el agua, acto seguido flexione mis dedos agarrando la misma formando un látigo que se formaba de forma recta tirando de ella. En el otro extremo el guardia de la derecha vio su pie envuelto por el agua que le subió gracias a mi control del chacra desequilibrando su pierna haciéndole caer escuchando como el metal atravesaba su carne, en un seguido de estocadas que acabaría hiriendo al guardia caído y haciendo retroceder varios metros a su compañero ahora preocupado por como se veían superados. Una espada nueva se desenvaino. El arquero que estaba en la retaguardia debió optar por dejar el arco y venir cuerpo a cuerpo, seguramente por no ver un disparo claro, no tardo mucho en ponerse a la altura de su otro compañero para atacar ambos a la vez. Para su desgracia yo ya había reaccionado al escuchar el arco caer al suelo ya me había apresurado a colocarme al lado de Garett ya con unos sellos de mano realizados, en cuanto ambos enemigos chocaron con mi barrera de chacra escupí de nuevo agua en alto haciendo que esta cayese sobre ellos frenando su movimiento en seco. Esta no era un agua normal, era mas pesada y muy viscosa, ahora les cubría todo el cuerpo y les mantenía anclados al suelo, si mis pensamientos eran ciertos la capa gruesa de agua que escupí les debió caer encima dejándolos de rodillas incapaces de moverse correctamente, el resto ya era cosa de Garett, aunque no podía acercarse debido a la viscosidad que se esparció en algunos metros alrededor de los enemigos podía hacer algo rápido sencillo e indoloro. De su espalda saco dos dardos de metal que por el sonido a carne y algo solido romperse finalizo con la vida de esos dos guardias con impactos certeros en el pecho o la cabeza, no lo se, realmente, tan solo me quede con el sonido de sus pesados cuerpos chocar contra el agua y el suelo inertes.

Datos:

Sin armas
Jutsus usados: 3
Jutsus disponibles: 4
Stats:

• Ninjutsu: 7
• Taijutsu: 1  
• Genjutsu:1
• Velocidad: 5
• Resistencia:8
• Fuerza:1

pasivas constantemente activas:

Nombre de la Técnica: Mōmoku no me (ojos de una ciega)
Rango: Genin (progresiva por obligacion)
Tipo: Sensorial (personal y unica por primera especialidad)
Sellos: Pasiva, sin necesidad de sellos
Rango de alcance:

Genin 4 metros
Chunin 8 metros
Jounin 12 metros

Descripción:

De forma pasiva una cupula invisible y muy muy fina de chakra rodea a a Afrodita, esta cúpula finísima atraviesa todo a su alrededor dando a su usuario los conocimientos necesarios para saber lo que hay inmediatamente cerca de el (en el caso de afrodita permitirle caminar sin necesitar de un guia) esta cupula no dice que te atraviesa, sino el tamaño de algo que hay dentro de la cupula (altura, ancho, largo y posicion) Aunque el chakra es infimo ya que es una barrera finísima, a veces pequeñas particulas de chakra salen del cuerpo del usuario para alimentar la cupula.

-----

-Takame no kankaku (Sentidos agudizados):
LLos sentidos con sensores focalizados (olfato, gusto y oído) ven aumentadas sus capacidades sensoriales de forma considerable, esto permite poder oler, escuchar y saborear con mas precisión y distancia, esta percepción aumenta con la experiencia. El sentido del tacto no se ve aumentado de forma pasiva ya que hay tantos sensores que el costo de chacra seria demasiado importante como para ser algo “natural”.

Genin: Escucha y olfatea con precisión hasta 15 metros de distancia (20 si posee especialidad sensorial). No puede precisar la posición exacta o el destino exacto, pero si la dirección. Debe conocer de ante mano lo que huele o escucha para conocer lo que ocurre.


Aclaraciones:

Garett es un NPC no combatiente, es decir, si hay pelea el luchara por supuesto, pero no sera la ayuda definitiva, no me lo mates, que su muerte ya esta planeada, te dejo a ti el manejo de enemigos y los NPC's de la mision, como el contratista y esas cosas para que se sorprenda de que traen a una ciega (?)

por si quieres hacer referencia a Garett, el es viejin aparenta entre 28 y 35, guerrero curtido se le nota experimentado en el uso de las armas, de hecho lleva una armadura y una espada plana (no es una katana)

En mi caso soy bajita y no estoy acabada de desarrollar, apariencia muy joven, dudarias entre 14-16 (tengo 16) midiendo 1,53.

Jutsus usados:

El Elemento Agua: Olas Furiosas (水遁・水乱波, Suiton: Mizurappa)
[No progresiva | Ninjutsu]
Una vez realizada una cadena de sellos, el usuario concentra una gran cantidad de chakra en su boca que es expulsada como un potente chorro de agua, formando una catarata de alta presión que arrasa todo lo que se encuentra a su paso. Esta técnica no causa un gran daño por sí sola, pero su potencia es suficiente como para desequilibrar y empujar a uno o varios enemigos. La potencia del jutsu varía dependiendo de la cantidad de puntos stat Ninjutsu que el usuario posea. También sirve para dejar charcos poco profundos en el campo de batalla.

Elemento Agua: Campo de Jarabe Atrapante (水遁・水飴拿原, Suiton: Mizuame Nabara)
[Progresiva de volumen | Ninjutsu]
Es un jutsu en donde, tras una serie de sellos, el usuario escupe agua de alta viscosidad, gracias a la infusión de chakra en el agua, destinado a una superficie de amplio alcance. Esta corriente de líquido pegajoso puede utilizarse para formar una trampa adhesiva que puede inmovilizar a una persona. Tiene como objetivo reducir el área de actividad del enemigo y de esta forma tomar el control sobre el campo de batalla. El alcance normal de esta técnica es normalmente de unos pocos metros, cinco para ser exactos. Pero si el jutsu es preparado, es posible hacer un estanque entero de jarabe que varía dependiendo de la cantidad de chakra empleado en la técnica. Para prevenir ser atrapado en el jutsu, es necesaria la canalización de chakra en los pies, de antemano, que permite andar sobre éste sin inhibiciones. Sin embargo, solamente aquellos que tengan conocimiento del jutsu, o que manipulen la naturaleza, pueden realizar dicha acción (ojo con el metarol). El radio o extensión del estanque tiene un máximo de alcance por rango para la adaptación del rol, estos son:

Diez metros para Gennin

Suiton: Mizu no muchi (水の鞭, Elemento agua: Látigo de Agua.):
[Invariable]
No se necesita la realización de sellos para esta técnica, pero si se requiere una fuente de agua cercana. De las manos del usuario, o de una fuente de agua próxima, se genera un látigo que tiene la capacidad de atrapar una extremidad del rival. La resistencia de este latigo es similar a la de un latigo normal. La fuerza del látigo es mayor si es creado desde el rival. Puede ser acompaño de un jutsu raiton para herir seriamente a quien esté aferrado.


Afrodita
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Rango C: Ojo de Águila

Mensaje por Kyosuke Yamanaka el Dom Nov 13, 2016 4:14 am


Kyosuke estaba alerta ante el sonido que alertaba el acercamiento de los guardias, no tenía muy en claro si era su zona la que estaba siendo invadida, pero debía estar alerta ante cualquier situación que se presentase. Estaba de pie, observando hacia su frente pues era de allí de donde vendrían, o al menos eso suponía el rubio con miopía - ¿Será en el otro lado? – se preguntó segundos después pues pasaba el tiempo y no escuchaba nada en especial. Subió su mano hacia su cabeza con tal de rascarse un poco la cabeza, era algo obvio que en su zona no estaba la acción al menos por ahora - ¿Qué es eso? – se preguntó pues sus habilidades sensoriales le advirtieron del uso de chakra como fuente externa para jutsus. Una expresión de confusión se hizo presente en la cara del Yamanaka, aunque esta desapareció momentos después de sacar sus propias conclusiones – Debe ser él… - se dijo a sí mismo, afirmando que era el hombre compañero suyo el que estaba realizando técnicas para repeler a los enemigos. Su mirada estaba direccionada hacia la izquierda por la evidente sensación que estaba teniendo, y es que además de esto, el ninja Kanchi no pudo evitar decir de forma un poco despectiva – Espero que no mueran – referencia directa a la ciega que acompañaba al hombre, no le importaba demasiado si esta muriese siendo que ella debía saber los riesgos en los que se metía al asistir a ese tipo de encargos ninja. No esperaba demasiado de ella, pero la verdad es que su preocupación no era otra cosa que una simple tontería, puesto que por alguna extraña razón confiaba en el criterio de combate que poseía su acompañante masculino.

Pasaron unos minutos hasta que realmente sucediera algo interesante, el Yamanaka no estaba lo suficientemente cerca como para ver lo que estaba sucediendo, pero sus habilidades sensoriales le relataban de una manera más o menos clara el combate que se estaba librando allá. Echó otra mirada a su alrededor para intentar hacer un llamado tonto a sus combatientes, no le gustaba el calor y el que hecho de que estuviera allí sin hacer nada sólo hacía que pensara más en la temperatura. Observó casi por un momento el terreno que había a su alrededor, este no se destaca en prácticamente nada, sólo un montón de pequeños desniveles hechos por las rocas que a groso modo estaban totalmente esparcidas a través del que próximamente sería el campo de batalla. El calor tan característico de aquél país ya estaba comenzando a fastidiar en demasía al ninja de habilidades sensoriales, su rostro mostraba signos de sudoración que poco a poco iban desapareciendo por un pase de manos constante por su propia cuenta. Él acostumbraba a llevar una gabardina, por lo que el hecho de estar en una zona tan caliente y poco favorecedora como lo era el país de la tierra, le causaba cierta repelencia hacia el clima de esa nación a pesar de que llevaba unos buenos días ahí y ya estaba comenzando a acostumbrarse. No obstante, ese montón de pensamientos mundanos por parte de Kyosuke se vinieron abajo en cuanto escuchó algo, una señal conocido hizo acto de presencia en el viento de nuevo, venían más enemigos por lo que el rubio tendría que estar atento en su posición por si venían a través de su camino. Sacudió ligeramente su cabeza para concentrarse un poco, se acomodó sus anteojos y además, comenzó a mirar al horizonte que tenía en su frente para intentar conciliar lo que venía desde lejos. Allí venían con paso firme, eran tres hombres de apariencia normal, vestidos con unas armaduras y con unas armas que revelaban su situación como enemigo del shinobi sensorial. Este último tenía muy en claro que no podría combatir desde las sombras por el tipo de campo en el que estaba, debía combatir a sus enemigos desde sus habilidades de combate cuerpo a cuerpo muy a pesar de que esa no fuera su especialidad – Aquí los espero – comentó con un tono que revelaba la inerte batalla que a continuación sería revelada.  De pronto sus dos manos comenzaron a cubrirse de piedras que se encontraban en el entorno tan rico en que estaba, estas unían con algo de rapidez a las manos del Yamanaka haciendo que este pudiera estar preparado para el combate cuerpo a cuerpo al que no estaba muy acostumbrado.

Ya estaba listo para caerse a golpe como un caballero que debe blandir su espada para salvar a su reino, su mirada estaba puesta en los tres hombres que se acercaban, notando cuando estos estuvieron más cerca que dos de ellos poseían espadas y  el restante cargaba consigo una especie de lanza para el ataque. Kyosuke no se tardó mucho en lanzarse al ataque, y es que para él era mejor mientras estos estuvieran más alejados de lo que se suponía debía ser el punto de protección de su encargo. El par de espadachines se aventuraron a atacarle de manera frontal sin ningún tipo de contemplación, haciendo que las reacciones del ninja no se hicieran esperar para esquivar las punzadas que se le estaban acercando peligrosamente. Se había echado hacia su derecha para luego propinar un golpe a su enemigo más cercano, haciendo que este se viera empujado la suficiente fuerza como para llevarse a su compañero que estaba justo a su lado libre. La mirada del Yamanaka no tardó demasiado en ubicarse frente a su otro enemigo, no quería perderle de vista, y para su suerte este se había detenido en su paso por razones que el usuario del elemento rocoso desconocía. Tal vez lo estaba analizando o simplemente tenía miedo, eso no lo sabía con mucha exactitud, pero no pudo seguir con esas interpretaciones puesto que tenía al dúo a dos metros de su ubicación actual. Y es que si bien era cierto que esa técnica que utilizó le permitía aumentar su fuerza, el hecho de que los hubieran chocado disminuyó el rango de alejamiento de estos. El combate apenas estaba comenzando, debía alejarlos o mejor dicho, neutralizarlos para ir despejando el área. El ataque vino de su parte esta vez, uno de sus puños se hizo casi imperceptible para el enemigo que estaba más cerca, siendo que este último no hizo otra cosa que recibir el golpe en el estómago.

Ese golpe había sido bastante concentrado en el cuerpo del enemigo, tanto así que ni siquiera salió volando ni nada parecido. No obstante, la evidente posición en la que se encontraba abrió un hueco para que el otro espadachín intentara herir al Yamanaka, mas este pudo reaccionar por su flanco izquierdo poniendo su mano zurda como protección ante la espada – Incluso así, duele – dijo para sus adentros mientras se liberaba y veía como el hombre de lanza le atacaba sorpresivamente mientras estuvo distraído. Pudo voltear por ser evidentemente más rápido, pero eso no evitó que su enemigo le produjera un corte poco exacto en su zona abdominal de la zona derecha – Rayos … - se dijo a sí mismo mientras se alejaba un poco más y veía como los dos restantes se unían. No estaba acostumbrado al combate cercano, y eso se estaba dejando ver con algo de claridad, no debía dejar que otro corte se hiciera presente en él pues eso podría significar una herida mayor o peor… la muerte. El espadachín se lanzó de primero de nuevo, querían aplicar la misma estrategia del ataque sorpresivo, Kyosuke lo sabía o al menos lo sospechaba por el evidente movimiento que estaba ocurriendo a su alrededor – Vamos – dijo mientras se detenía y trataba de fungir como muralla, el arma venía rápido pues su portador venía con un paso algo acelerado, más el ninja sensorial no hizo otra cosa que volver a parar el arma con una de sus manos cubiertas de rocas – Te tengo – dijo viendo como una sonrisa se dibujaba en el rostro de su atrapado enemigo. Era simple, y es que por su flanco derecho venía el enemigo la lanza a intentar hacer un ataque sorpresa, pero esto fue desestimado por el Yamanaka que en un ágil movimiento se hecho para su izquierda al tiempo que usaba su fuerza para atraer el cuerpo del espadachín para usarlo como escudo. Táctica que evidentemente funcionó provocando que el rubio saliera ileso de aquél ataque y además, se deshiciera de uno de los molestos enemigos que estaba librando una batalla contra él. El que restaba de los tres colocó una cara de sorpresa que evidentemente señalaba su estado actual, ya le quedaba un enemigo por derrotar de ese lote, mas una nueva señal se estaba comenzando a escuchar evidenciando que nuevos enemigos iban a aparecer, aunque lo que realmente desconocía era que para su suerte, se acercaban a la zona de Afrodita.


Información:

Stats:


Ninjutsu 10
Taijutsu 5
Genjutsu 1
Velocidad 4
Resistencia 6
Fuerza 6 + 1 (Elemento Tierra: Jutsu Recubrimiento de Roca (土遁・拳岩の術, Doton: Kengan no Jutsu)
Técnicas:

Kenshutsu (検出, Detección)
Es la técnicas más simple y básicas de los Sensoriales, aunque una de las más fáciles de aprender, es bastante importante y vital en combate. Esta habilidad le permite al usuario tener la capacidad de sentir el chakra de todos los individuos presentes dentro de un radio de alcance determinado, permitiéndole saber la ubicación casi exacta de ellos cuando se esconden o preparan jutsus. Siempre se tiene que mantener un sello de mano al momento de realizarlo y utilizarlo. Por lo que en caso de no poder usar las manos, no puede ser usado.

Elemento Tierra: Jutsu Recubrimiento de Roca (土遁・拳岩の術, Doton: Kengan no Jutsu)
[No progresiva | Ninjutsu | Efecto añadido]
Sin la necesidad de realizar sellos, el usuario usa la tierra del entorno, que mezcla con su chakra, para recubrir alguna de sus extremidades con fragmentos de roca —brazo o pie— y de esta manera otorgarle más fuerza a sus ataques cuerpo a cuerpo. Esta técnica es capaz de enviar lejos a quien reciba el golpe, aunque no más de cinco metros del punto de impacto. Esta técnica dura dos turnos activada y otorga una bonificación de un (+1) punto en fuerza. A partir de Jounnin y teniendo más de 15 puntos en Ninjutsu es posible además añadir picos filosos a este recubrimiento volviendolo además tan resistente como el mejor acero lo cual vuelve esta tecnica en una peligrosa arma. La resistencia de esta tecnica depende del Ninjutsu de su creador.

Conteo de Técnicas
5/7 Disponibles || 2 Técnicas utilizadas
Armamento:

¶ 2 Kunais
¶ 8 Shurikens
¶ Hilos de alambre

Kyosuke Yamanaka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Rango C: Ojo de Águila

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.