¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Regret — (Kazuo, Lilith)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Regret — (Kazuo, Lilith)

Mensaje por Kazuo el Sáb Oct 15, 2016 6:26 pm








Kazuo

“Heartbroken”




Regret

“Kazuo no vuelvas a irte”

Era una noche fría de luna llena. Inusual temperatura tratándose del País del Fuego durante aquellos días del año. Las calles se encontraban iluminada por el enorme farol en el cielo despejado. El pelinegro se encontraba sentado sobre el tejado de su casa vacía; no encontraba forma de entrar y dormir luego de lo ocurrido. Sus ideas se fueron enfriando tras el pasar de las horas. Sin embargo, las últimas palabras de la mujer de blanco no desaparecían. El sentimiento de culpa era peor que un corte profundo en el pecho. Contemplaba las pocas estrellas mientras recordaba su tiempo en las montañas, bajo ese mismo cielo. Las noches eran más estrelladas desde allá. Exhaló un nube de humo, esperando que alguna vez llegase a la luna. Sin nadie que lo sujete a la realidad, se preguntaba si el feudo seguía siendo su hogar; si debió haber vuelto. Otro montón de quizás ahogaban sus pensamientos, exigiéndole que hiciese algo al respecto. La familia no te abandona. — Maldición... — De un sólo movimiento, perezoso, se puso de pie. Tejado tras tejado, Kazuo saltó en dirección al hospital.

En la entrada del edificio, vio solo un par de ventanas con la luz encendida. Apagó el cigarro y  entró al hospital para hablar con la recepcionista; los pasillos se encontraban abandonados a horas tan tardes. — Buenas noches, estoy buscando la habitación de Lilith. Ingresó esta tarde. — Dijo con una expresión serena y mucha educación. — Está descansando en la habitación 3-A, pero la hora de visitas ya terminó. No podemos dejar pasar a nadie más. — Respondió la enfermera con una sonrisa. Se le veía cansada. — Entiendo.

Spoiler:

Al salir del edificio, se alejó un poco para observar todas las habitaciones desde afuera, y empezó a contar de izquierda a derecha. En ningún momento tuvo la intención de volver a su casa. Tras identificar cuál ventana podría ser la de la habitación de Lilith, dio un salto de forma que sea lo más silencioso posible. Logró abrirla con mucho cuidado y se metió sin vacilar. La encontró dormida sobre la cama, acompañada del espadachín, que también descansaba en una silla. Las cortinas blancas bailaban con el viento que entró a la habitación. Entre ellas, una figura vestida de negro los observaba, apagado. Se veían en paz. Estaban más tranquilos cuando él no estaba cerca. Se mantuvo en silencio por unos minutos, haciéndoles compañía a los dos. A su antigua familia. Creía que, si no los despertaba, podría estar junto con ellos al menos un rato; como antes. Sentía afecto por ambos, sino no estaría colándose en el hospital en el medio de la noche. Se acercó lentamente a la persona que nunca quiso herir, mirándola como siempre lo ha hecho. Como nunca mira a nadie más. — Lo siento mucho. — Era casi como un murmuro, tratando con mucha delicadeza la tranquilidad que había en la sala. — Prometo... — Chasqueó los dientes lleno de frustración. — Prometo no volver lastimarte. Nunca más. — Acercó su mano a la suya, queriendo sujetarla. El recuerdo de ella cayendo al lago le hizo titubear, permaneciendo inmóvil. Lentamente la retiró, y miró la luna por la ventana. Qué hermosa noche.


©jn

Kazuo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Regret — (Kazuo, Lilith)

Mensaje por Lilith el Sáb Oct 15, 2016 6:51 pm








Lilith

"A heartbeat, frozen years ago"




Regret
Las horas pasaban sin piedad alguna mientras la joven descansaba sobre la cama de aquel hospital. Sus heridas ardían pero estaba demasiado cansada como para inmutarse de aquel dolor, los calmantes y los antiinflamatorios hacían su función para que la joven pudiera continuar descansando pero al caer la noche la albina comenzó a removerse en la cama abriendo lentamente los ojos. Pudo ver a Katta descansando en la silla de la habitación, se le notaba cansado a él también, parece que la había estado cuidando todo el dia y eso la hizo sonreír al menos había cosas que nunca cambiarían.

Volvió a cerrar los ojos para continuar su descanso cuando escucho la ventana abrirse, por alguna razón sabía quien había entrado en la habitación, no le hacía falta abrir los ojos para conocer esa presencia. Escuchó cada una de sus palabras sintió su tentativa frustrada de tomarla de la mano y antes de que se alejara por completo de ella tomo su mano con gentileza entrelazando levemente sus dedos en una prisión para evitar la huida de su compañero. Abrió los ojos lentamente mientras murmuraba -Hoy no me has hecho daño, venía herida de mi ultimo viaje no te culpes por esto, más bien he sido yo quien te a herido con mis palabras- Un tenue suspiro escapo de su boca mientras se incorpora en la cama para sentarse con su espalda apoyada en el cabecero de la cama.

No hablaría muy fuerte, sabía que ahora mismo Kazuo no tendría fuerzas para enfrentarse a ella y a Katta al mismo tiempo y si había hecho el esfuerzo de venir a verla al hospital quería mantener una conversación más relajada que la de esta tarde. Cuando se sentó en la cama tiró suavemente de la mano de Kazuo para indicarle que tomara asiento en la cama a su lado, de este modo seria mas sencillo hablar entre susurros y evitarían que Katta se despertara y los descubriera, estaba segura de que el espadachín la regañaría por no decirle en el estado que se encontraba cuando llego al feudo pero las cosas se habían salido de control. -Me hizo daño que te marcharas sin decirnos nada y estos cuatro años de incertidumbre sin saber nada de ti, eso si me hizo daño, aun me hace daño- Sus palabras ahora mas serenas, relajadas y su mirada tranquila, el oro de sus ojos no mostraba hostilidad ni furia tan solo esperaba compartir una charla con aquel hombre al que quería tanto y había echado mucho de menos.


©jn

Lilith
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Regret — (Kazuo, Lilith)

Mensaje por Kazuo el Dom Oct 16, 2016 9:15 am








Kazuo

“Heartbroken”




Regret
La luna guiaba el camino a casa. Aquel que se había entrometido creyó que era mejor irse cuando todavía podía. Su tiempo de paz con los dos había expirado, cuatro años atrás. Piel blanquecina; la mujer de ojos dorados se veía delicada por primera vez, no emanaba esa fortaleza brutal que intimidaba a sus oponentes. Kazuo se consideraba como su oponente en ese momento, también el del espadachín dormilón. No quería desviar la mirada de ella, le pedía a las estrellas que le dejasen quedarse un poco más. Sólo un rato más. Al mismo tiempo, no se sentía merecedor de su tiempo ni perdón. Nunca se sintió merecedor de nada debido a su condición, por eso jamás fue honesto con lo que sentía. Por ella. Incluso el afecto que le tenía a él, a pesar de también considerarlo como su rival. Competitivo, por más de una razón. Cuando quiso alejarse y saltar por la ventana, algo lo detuvo. Alguien. El tacto de una persona que no sentía hace cuatro años, exceptuando por un puñetazo en la cara esa misma tarde. Era frío, pero a la vez cálido. “Hoy no me has hecho daño...”

El amargado creyó por un momento que se trataba de un sueño. Sus dedos fueron aprisionados por los de la albina, a medida que Kazuo se ponía cada vez más nervioso. Ruborizado, boquiabierto. No entendía a las personas, y por lo tanto, no se entendía a sí mismo. Le resultaba ridículo que un solo individuo, entre tantos que hay en el mundo, le causase esa sensación. Nunca comprendió con claridad a los dos miembros de su familia, pero ella era otro tipo de enigma. La escuchó hablar, desviando la mirada hacia el suelo, arrepentido por gran parte de lo que había sucedido ese mismo día. No se suponía que su regreso sería así, pero... ¿Qué más podía esperar? Él había desaparecido de la noche a la mañana. Perdía el equilibrio. No hizo falta más que un leve tirón por parte de la mujer para dejarlo sentado a su lado; sus movimientos se entorpecían más cada minuto. — Descuida, no me has herido. Dijiste lo que tenías que decir. — Había dolido, pero se lo merecía. No lo negó por orgullo, sino para no entristecer a Lilith. Sonrió, como una mueca casi invisible.

Ella se acercó más a él para mantener una conversación más silenciosa, ya que había aún otra persona durmiendo en la habitación. Se sintió como un niño otra vez. Apreció el gesto de la mujer, definitivamente no podría enfrentarse a Katta en ese momento. Desconocía el estado de su relación entre los dos, ya que el espadachín siempre se muestra muy amable. Demasiado amable. Cualidad que irritaba al malhumorado, pero también valoraba mucho. Miró al dormido por un leve instante, frunciendo el ceño. Esta vez, era un enojo infantil, lleno de sospechas. — “Imposible que siga dormido... ¿Estará escuchando todo? Seguro está fingiendo.” — Se imaginaba a él pinchándole con una rama en la cara para comprobar si estaba despierto. La seria confesión de su amiga lo sacó de su pueril imaginación, centrándolo en el asunto más serio. Inconscientemente, apretujó un poco la mano de la albina, procurando no hacerle daño. Era un mar de emociones cada vez que le transportaban a la noche del altercado. — Me obligaron a irme. — Su voz se entrecortaba un poco. Era la primera vez que una de sus oraciones incluía a terceros en el asunto. La mirada del pelinegro murió otra vez. — Lo siento. Debí haber dicho algo. — Se refería a un montón de cosas más que solo su ida; datos sobre su vida que debió haber compartido alguna vez. — No soy una buena persona, Lilith. Estarán mejor sin mí. — Generaba más preguntas que respuestas. El hombre estaba apagado, y hablaba con su verdad. Una piedra en el camino, así se veía en el espejo.


©jn

Kazuo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Regret — (Kazuo, Lilith)

Mensaje por Lilith el Dom Oct 16, 2016 11:32 am








Lilith

"A heartbeat, frozen years ago"




Regret
Cuando Kazuo se sentó a su lado ella no pudo evitar sonreír de manera cariñosa, le traía buenos recuerdos de su infancia, los pocos buenos recuerdos que tenía siempre los tenían a ellos como protagonistas. Cuando escucho aquella pequeña mentira sobre no hacerle daño sonrió con una leve tristeza, ella sabía que le habían herido sus palabras siempre tan afiladas como cuchillos pero no iba a discutir más con el recién llegado. Acaricio suavemente la mejilla del herido muchacho cuando volvió a mirarla tras observar a Katta que se encontraba profundamente dormido o tal vez simplemente fingía para darle intimidad a sus compañeros, eso poco importaba en realidad.

Sus ojos dorados, calmados y serenos ahora se clavaban en los ojos de su compañero nocturno. Cuando escuchó que le habían obligado a irse algo en su mente y en su corazón hizo click, sus ojos se cristalizaron levemente aunque solo uno se llenaba de pequeñas lágrimas ansiosas de abandonar aquel lugar para crear un salado camino por el rostro de la joven. Pero aún no las dejaría caer, seguía escuchando a su compañero hasta que terminó con aquella declaración que ahora si provoco el llanto silencioso de la joven albina -Yo no soy una buena persona tampoco, mis manos no estan limpias Kazuo, pero estos cuatro años sin ti han sido una autentica tortura para ambos- Miro de soslayo a Katta pues sabía que el también había pasado un verdadero calvario estos años. Lilith suspiro levemente mientras las lagrimas de su ojo izquierdo abandonaban el mismo para crear ese salado camino.

Sin apartar la mirada de su amigo volvió a hablar -Mis salidas no eran solamente para encontrarme a mi misma y desarrollar mi potencial, también buscaba pistas sobre tu paradero, durante estos cuatro años no he dejado de buscarte y Katta tampoco, cada uno de una forma, cada uno a su manera, pero siempre buscando la forma de encontrarte- Lentamente los brazos de la albina rodearon el cuerpo musculoso del peli negro -Somos compañeros, somos una familia y nos apoyamos entre nosotros, jamás te dejaremos solo aunque tu mismo nos lo supliques, no vuelvas a irte Kazuo, te lo ruego- Lilith no rogaba, era una mujer fuerte, decidida y orgullosa pero por una vez en su vida decidió dejar ir ese férreo orgullo que siempre la acompañaba, esto era mas importante que su maldito orgullo.

Mientras sus brazos rodeaban el cuerpo de su amigo cerró los ojos permitiendo que las lágrimas cayeran ahora sobre la camisa de su compañero, no quería soltarlo, no quería dejarle ir, sentía que si ahora le soltaba volvería a desaparecer y eso no podría soportarlo. Su corazón congelado no podría soportar perderlo de nuevo. Miró como Katta continuaba durmiendo o fingiendo dormir, no estaba segura realmente pero era mejor que en estos momentos no se metiera en esta conversación o las cosas volverían a ponerse complicadas. Ahora mismo solo necesitaba que Kazuo correspondiera ese abrazo y le asegurara que no volvería a irse -Siempre estaré contigo Kazuo, apoyandote, cuidándote, incluso protegiendote de ti mismo- Sabía que había una lucha interna dentro de su compañero, pero ella estaría a su lado para cuidar que Kazuo siguiera siendo el Kazuo que tanto quería.


©jn

Lilith
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Regret — (Kazuo, Lilith)

Mensaje por Kazuo el Lun Oct 17, 2016 2:13 pm








Kazuo

“Heartbroken”




Regret
El ser humano podía experimentar distintos tipos de locura; algunos más reconfortantes que otros. El exiliado llegó a esa conclusión esa misma noche, iluminados los dos amigos por el brillo de la luna, que atravesaba la cortina como una katana a la madera. Cada segundo y cada movimiento que la mujer realizaba, le estaban volviendo loco. La misma aceleración, el mismo nerviosismo, diferentes emociones. La albina posó su mano sobre la mejilla del conflictivo muchacho. Quería que ese estado demencial durase una eternidad. El fuego avivado por sentimientos oscuros en los dos niños lentamente se fue apagando, dando lugar a un ambiente mucho más seguro para los tres; era la oportunidad de entablar una conversación mucho más personal. La primera en la historia, en el caso de Kazuo. Ella le oyó con tanta atención y amabilidad que el enigmático pelinegro comenzaba a volverse transparente. Era un libro abierto para la portadora de ojos dorados; ella era la única excepción. Una lágrima recorrió la delicada piel de la mujer, proveniente de un sitio que el hombre no sabía que lágrimas podían ser producidas. Nunca la había visto llorar. — “¿Habré dicho algo malo?” — Fue la primer pregunta que se le cruzó por la cabeza, despistado ante las reacciones de otro ser humano que sean ajenas a las de él. Sin duda, era más anti-social que cuatro años atrás, y eso es mucho. Sus dudas se esclarecieron una vez sus palabras fueron recompensadas con lo mismo que él le había dado; una porción de honestidad. Quería interrumpirla, y gritarle que ella sí era buena; que era demasiado buena para este mundo. Pero no quiso interrumpirla. Palabras de un enamorado. Desvió la mirada al suelo unos segundos, imaginándose lo que sus dos amigos podrían haber pasado en su ausencia. Ella le hizo el trabajo mucho más fácil, al contarle un poco lo que ambos hicieron bajo sus propios métodos. Entre quién sabe qué batallas los dos vivían a diario, usaban parte de su tiempo para buscarlo. A mitad del diálogo, sintió dos brazos rodear su cuerpo, dejándolo completamente paralizado. Kazuo mostró habilidades propias de un camaleón, cambiando el color de su rostro a uno más rojizo. Una gota de transpiración corrió por su cabeza en el lado opuesto que se encontraba Lilith. — “Siempre estaré contigo Kazuo, apoyandote, cuidándote...


...incluso protegiéndote de ti mismo”


Las últimas palabras de la mujer recorrieron desde el primer hasta el último recuerdo del pelinegro en menos de un segundo. Atravesaron hasta la última barrera que el secretismo había formado para proteger su auténtico ser. Sabiendo poco y nada sobre él, al mismo tiempo, parecía comprender el conflicto de Kazuo. ¿Era eso posible? Se había vuelto transparente ante la albina. Vociferó la medicina que un enfermo como el exiliado tanto precisaba. Le miró cómo descansaba sobre él con los ojos cerrados, sintiendo lágrimas pesadas caer sobre su camisa. Con un solo suspiro, su temperatura volvió a la normalidad, siendo también abrazado por la calma. Apoyó su cabeza sobre la de la albina, devolviendo el gesto con su brazo izquierdo, envolviendo a medias a Lilith. — Siempre estaré cerca. Para ti... — Miró de reojo al dormilón. — ...y para él. — No quería moverse ni un solo centímetro. Con los ojos cerrados, se mantuvo en esa misma posición por quién sabe cuánto. Una vez recobró un poco la noción del tiempo, lentamente fue despegándose de su amiga. — Debes descansar... — Le dijo al oído, no estaba seguro de si ella se había dormido en todo ese tiempo. La ayudó para que volviese a recostarse y se puso de pie, tomando la katana que había dejado apoyada sobre una pata de la cama. Con ella en mano, se acercó al espadachín y la dejó frente a él con mucho cuidado. Era un mensaje. — “Esto te pertenece” — Pensó. La hoja estaba quebrada, pero seguía teniendo un valor que ningún otro espadachín podría apreciar. Se acercó a la ventana y, de un solo salto, desapareció de la escena.



©jn

Kazuo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Regret — (Kazuo, Lilith)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.