¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» The prey II [C]
Hoy a las 3:59 pm por Iko

» Gādian no tsume (Las Garras del Guardián)
Hoy a las 1:34 pm por Gakumon

» Cacerías y forjas
Hoy a las 11:12 am por Loremaster

» Kings with no Crown
Hoy a las 4:19 am por Samekage

» Tablón de Misiones de Aaron
Hoy a las 1:35 am por Cervantes de Leon

» Naaru
Hoy a las 1:03 am por Gakumon

» Pies over Life
Hoy a las 12:19 am por Uchiha Michi

» Misiones de Howaitohasu
Ayer a las 9:17 pm por Ichimaru

» Misión de rango C: Survivors of their own destiny(IchimaruXBelladona)
Ayer a las 9:12 pm por Ichimaru

» Medi-cosas de un Orochi
Ayer a las 12:18 pm por Gakumon

» HellHounds do not have mercy either you do //Jiran
Ayer a las 8:08 am por Azteroz

» Looking for relevant information.
Ayer a las 6:10 am por Hotaró Senjih

» Las letras y los mercenarios no son compatibles
Ayer a las 2:05 am por Aaron Sureddo

» [Misión R.D] No todo son armas
Ayer a las 12:41 am por Aaron Sureddo

» M.A.S.K [C]
Ayer a las 12:08 am por Uchiha Michi

» Los dados de Dastan
Vie Mayo 25, 2018 6:51 pm por Loremaster

» Ichimaru the Miner
Vie Mayo 25, 2018 6:48 pm por Loremaster

» Paz luego de la tormenta
Vie Mayo 25, 2018 3:12 pm por Dastan O'Donnell

» Frenzied test [Entrenamiento - O'Rhen Inuzuka]
Vie Mayo 25, 2018 11:40 am por Inuzuka O'Rhen

» —Not Alone! △ w/ Hotaró
Vie Mayo 25, 2018 1:44 am por Jiran

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Ficha Shingetsugiri

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha Shingetsugiri

Mensaje por Shingetsugiri el Dom Nov 06, 2016 4:16 pm


Can you see the sky? It's on fire
Akira "Shingetsugiri" Origami
Forastero · Ronin · Origami · Genin · Ninjutsu · Fuuton
Descripción Física


Cuando miras a sus ojos azules, puedes ver el frío del hielo, la profundidad del mar, y la tristeza de la lluvia. La mirada de Shingetsu provoca en quienes la miran una sensación de incomodidad, pues son inexpresivos pero, al mismo tiempo muestran demasiado. Cada uno ve en su mirada lo que quiere ver, pero no por ello es más real. De aspecto elegante, Shingetsu posee una vestimenta generalmente basada en ropa oscura, de manga larga y, casi siempre, cubierto por un abrigo o chaqueta. Su complexión pasa por atlética, aunque con musculatura ligeramente marcada, con la cual le da un aspecto de hombre delicado pero fuerte. Su cabello, de un llamativo tono violáceo, siempre se encuentra recogido, dejando a la vista una larga coleta que surge de la parte posterior de su cabeza y se extiende hasta casi el final de la espalda. Muestra un aspecto sereno y ligeramente despiadado en algunas ocasiones.



 
Descripción Psicológica


Para afrontar éste aspecto de Shingetsugiri, es necesario hacer una distinción, pues en su forma de ser y relacionarse con el mundo, hay tres aspectos importantes y separados entre ellos:

Shingetsu

Shingetsu es el ninja por excelencia. El nombre de Shingetsugiri, cuyo significado es Niebla de Luna Nueva, es un alias que Akira creó para darse a conocer como ninja. Sólo utiliza éste nombre a la hora de realizar misiones y cobrar sus respectivas recompensas. Shingetsugiri, quien se gana la reputación de todos los actos que comete, tiene una personalidad muy concreta asociada. Es un ninja despiadado y cruel, que utiliza cualquier medio para cumplir su misión. En base, es de carácter serio y frío, aunque disfruta del dolor y sufrimiento de los demás, mas no se recrea en ello a no ser que nadie sea testigo de ello, y si encuentra testigos, los mata para evitar que puedan revelarlo. Shingetsu lucha por evitar que nadie sepa de sus métodos y su verdadero objetivo, hasta que él crea necesario que debe serlo. Quiere que se conozca el nombre de Shingetsugiri por encima de todo, pero permanecer él en el anonimato. Shingetsugiri, es, en definitiva, un ninja dedicado, serio y despiadado, pero siempre cumplidor.

Ryo Sato

Ryo es un chico servicial, dispuesto y muy curioso. Es la personalidad que usa generalmente para cuando no quiere que sepan de él, pero no está actuando como un ninja. Cuando interpreta a Ryo, Akira se convierte en un muchacho de apariencia inocente que siempre está preguntando e interesándose por cualquier cosa, dando lugar a una conducta un tanto irritante pero que, al fin y al cabo, parece tan bueno que nadie se enfada con él. Esta fachada divierte mucho a Shingetsu, por lo que suele hacer, de vez en cuando, alguna broma o trastada usando sus habilidades ninja, tomando una posición de fingida inocencia una vez hecho, de forma que nadie sospeche nada. También finge creer ciegamente en el amor y enamorarse de la primera muchacha hermosa que ve. Siempre se comporta como todo un caballero y es todo un galán de cara a las mujeres. En definitiva, Ryo Sato es la personalidad inocente y civil común de Shingetsu.

Akira Origami

Akira, la verdadera mente tras esas fachadas, la verdadera personalidad de éste joven, es un alma torturada. La oscuridad de su hogar natal introdujo en lo más profundo de su ser un pequeño monstruo, que fue creciendo en su interior hasta convertirse en la horrible persona que encarna este chico. De naturaleza cruel y maligna, éste antaño buen niño fue consumido por el odio, la ira y la sed de sangre. Adora matar, adora la ira, y adora ver reflejados en los rostros ajenos la oscuridad del mundo. Sueña con un mundo envuelto en llamas, con la personalización del pecado y de la más profunda maldad que el mundo haya conocido, deambulando por él. Desea un mundo sumido en, lo que es su palabra favorita, el caos. Es un ser arrogante, poco afectivo, y que no desea ningún bien a nada ni nadie. Piensa que nadie es mejor que él, y cuando se encuentra a alguien superior a sí mismo, decide que es porque él aún no ha llegado a ser lo suficientemente serio y se esfuerza por ponerse rápidamente a su nivel. Sólo vive para traer el caos, pero al ver que para ello tiene que recorrer un largo camino, deambula por el mundo aprendiendo y fingiendo ser un agente del orden, con el objetivo de llegar a causar el máximo mal posible. Desea acabar con cualquier tipo de orden en el mundo, y abandonar éste a las garras de la anarquía y la discordia, lo cual convierte en uno de sus objetivos el acabar con todos los señores feudales, ya sea por sus propios medios, o hacer que otros lo hagan por él, movidos por sus engañosas artimañas. No siente amor ni confianza hacia nadie, siendo los demás mera carnada o herramientas para usar según los necesite. Las únicas personas que, en su día, llegó a querer, fueron sus padres, pero él mismo se encargó de hacer desvanecer ese obstáculo, quedándose por siempre sin nada que interfiera en sus planes dentro de su psique. Como él siempre dice “Sólo quiero ver el mundo arder, y no me importa qué tenga que llegar a hacer para ello.”

Historia


Dar a luz es un término que se usa comúnmente para denominar el momento del nacimiento de una nueva vida. Un bebé, una nueva criatura, llegando al mundo, es el fenómeno más bello del mundo, por eso se utiliza la palabra “luz” para describir tal evento, pues no hay nada que ilumine más una familia que el surgimiento de un nuevo miembro... Pero en ocasiones, el parto solo trae oscuridad a un mundo ya de por sí oscuro. Éste fue el caso del pequeño Akira.

Nacido con un nombre que trataba de invocar lo que su familia necesitaba, el pequeño de ojos azules y cabello violáceo nació sin llorar. Y pasó una hora hasta que lo hizo, preocupando a sus progenitores. A pesar de ello, nunca volvió a soltar lágrima real alguna, excepto por una única ocasión. Sus progenitores son personas ahora desconocidas, de los que no se guarda registro y nadie sabe nada, ni siquiera el clan al que parecían pertenecer. Habitaban en el Archipiélago Oscuro, uno de los peores lugares del mundo, según a quienes les preguntaras. El mundo de eterna oscuridad fue el único hogar que conoció la familia, la cual no tenían ni idea de la profundidad de sus raíces. Pero se dieron cuenta, quizás algo tarde, que su pequeño sí que descubrió como usar lo que su sangre poseía.

La infancia de Akira fue la de un niño feliz. No le importaba la falta de luz, y sus padres le daban el poco cariño que les quedaba en su interior, tras la hambruna, la pobreza y la promesa de la oscuridad eterna. Pero al llegar a la niñez, Akira comenzó a hacer preguntas. Sus padres no sabían como responderle y él lo notaba, cada día las mismas cuestiones asaltaban a la pareja “¿Por qué siempre es todo negro?”, “¿Qué es el Sol?”, “¿Cuando nos vamos?”. El pequeño, poco a poco, enloquecía más por la falta de luz. Le parecía increíble ver como las pocas personas, además de sus padres, que habían por la zona no se cuestionaban las cosas que él se preguntaba constantemente. Así, mientras iba creciendo, su ira hacia el oscuro mundo que lo rodeaba, su cordura se iba extinguiendo como una llama sin oxígeno... Y fue precisamente aquello lo que lo despertó de su agonía: Una llama.

Fue mientras paseaba en una de sus incursiones solitarias por los bosques, tras una tormenta eléctrica muy potente que había sido provocada aquella ¿noche? No lo sabía; Encontró una rama, tendida en el frío suelo, con una pequeña y danzante llama. Aquella visión de una luz anaranjada en la punta de una rama, fascinó al chico, que se acercó y trató de cogerla, quemándose como era de esperar. El dolor le hizo gritar, pero pasado un tiempo, se sintió bien. El calor, la luz... El fuego era una experiencia nueva para él. Siguió quemándose, pero lo único que le provocaba el dolor, era felicidad. Pero el dolor llegó a un punto en que tuvo que alejarse del fuego y gritar. Las extremas sensaciones que sentía por todo aquello, provocó en él algo muy extraño. La mano, y el brazo unido a ésta, llena de callos, se deshicieron, tomando la forma de un montón de papeles. Se asustó sobremanera al ver aquello, pero cuando su extremidad volvió a la normalidad, se sintió pletórico. Había descubierto cosas que iban a cambiar su vida.

A sus padres no les gustó tanto. Ver que podía convertir su cuerpo en papel los asustó, y desde aquel momento, comenzaron a verlo de otra manera, a comportarse fríamente con él e ignorarlo en casi todo momento. Conforme pasaban los días, el niño pasaba más tiempo fuera de casa, descubriendo el límite de sus habilidades y poniéndolas a prueba con los decaídos habitantes de aquel pueblo, sin que lo viesen. Después de cada tormenta, volvía a los bosques en busca del fuego, y encontraba entre las llamas mundos nuevos, mundos hermosos... Llenos de luz y de dolor... Su mundo ideal.

Un mal día, sus padres se llevaron a sí mismos al punto de no retorno. Enfadados por como desaparecía siempre entre los oscuros bosques, se negaron a dejarle salir, aunque con cierto miedo en su voz y con reticencia a acercarse. El niño, de unos diez años ya, se enfadó enormemente, al perder lo único que le daba sentido a su vida, así que decidió que era el momento de librarse de esas cadenas. En su desquiciada mente, tramó un plan para acabar con la vida de aquellos que se la habían dado, a aquellos que lo habían encerrado en aquel mundo de oscuridad. Para que nadie supiera que el culpable había sido él, robó un cuchillo de la cocina, el único que había usado su familia durante años, y se colocó en un lugar alto, clavando desde allí el cuchillo en el cuello de su padre, haciendo parecer que una persona adulta había sido responsable. Al ver al niño con sangre en sus ropas y el cuchillo ensangrentado en la mano, junto al cadáver de su marido, la mujer trató de huir, gritando y llorando, pero tropezó y cayó al suelo, dando el pequeño otro cuchillazo en el cuello de su último lazo familiar. Al fin se había quedado solo, pero los gritos no habían pasado inadvertidos y ya oía los lejanos pasos de las personas. Dejó el cuchillo junto a su madre y rompió parte de la puerta de forma rudimentaria, para dar la impresión de que había sido forzada. Acercándose a su madre, se empapó los dedos en las lágrimas que permanecían en las mejillas de ella y las restregó por las suyas, para finalmente sentarse en un punto entre ambos, abrazándose las piernas, y comenzar con su muy realista forma de fingir llorar.

Cuando la gente llegó, sólo vieron lo que parecían los restos de un asalto, a dos personas muertas, y a su hijo, envuelto en llantos, traumatizado entre ellos, cubierto de la sangre de sus padres. Todo parecía una tragedia y nadie nunca pensó que el chico fuese el culpable, aunque nunca encontraron al perpetuado, por razones obvias. Movidos por la compasión, se llevaron al chico a otro lugar, conocido como “Templo del Salvador”, donde sería entregado a una familia que no era capaz de tener hijos. Al llegar ahí, fue el primer sitio donde vio la luz del sol. Una lágrima cayó por su mejilla al ver por primera vez aquel fenómeno, mientras se acercaba en la barca que lo llevaba entre las islas. Aún así, el chico tenía hambre de más y no tardó mucho en marcharse de aquel lugar. Sus nuevos padres le cambiaron el nombre, pues él nunca dijo su nombre real, y le llamaron Ryo. Sus padres adoptivos tenían mucho poder adquisitivo, y por tanto, muchos libros y conocimiento almacenado. El recién renombrado, comenzó a estudiar todo lo que pudo durante el medio año que pasó allí, conociendo en detalle temas como el chakra, la geografía de los países, el funcionamiento de los ninja... Todo lo que podía saber, lo aprendió. Fue entonces, cuando decidió que su archipiélago era demasiado pequeño como para permanecer en él, y un pequeño sueño comenzó a surgir en él: Exploraría el mundo y lo acabaría convirtiendo en su mundo perfecto; Un mundo ardiendo.

Pero para lograr aquello tenía que marcharse, y con padres como aquellos, no sería sencillo. Así que en un pequeño paseo hacia el muelle de aquel lugar, el pequeño fingió pasear por curiosidad muy cerca del agua, ante lo que tropezó y cayó al agua, ahogándose en el acto. O al menos eso es lo que pareció. Con su capacidad para utilizar el chakra Fuuton (descubierto de forma muy reciente), consiguió tener oxígeno suficiente como para alejarse buceando del lugar sin ser descubierto, robando de paso una barca y lanzándose al mar. Como era de esperar, no sabía navegar, y durante tanto tiempo que ni tan siquiera era capaz de contarlo, naufragó. Al sólo alimentarse de lo poco que lograba pescar, acabó por quedar muy delgado y perdiendo las esperanzas, pero al menos, en sus pensamientos, estaba feliz de morir bajo la luz. Pero, gracias a alguna fuerza divina, cuando peor se encontraba, llegó a una isla. Besó la sucia arena de la playa a la que arribó, pero antes de poder hacer nada, cayó inconsciente.

Al despertarse se encontró en una cabaña de madera, con un buen plato de comida a su lado, y cubierto de sábanas y otros cuidados. Devoró con voracidad la comida, bebió el agua como si nunca hubiera bebido en toda su vida y aceptó la hospitalidad de la solitaria mujer que lo acogió. Pero en cuanto hubo recuperado fuerzas, se marchó sin despedirse. Viajó hasta la isla principal del país en el que se encontraba, el cual le decían que se conocía como “País del Agua”. Comenzó a entrenar en lugares apartados todas sus habilidades de ninja hasta que alcanzaron un grado con el que se sentía cómodo utilizándolos. Éste entrenamiento duró desde sus tiernos once años, hasta cumplir la quincena. Una vez se vio lo suficientemente mayor, comenzó a hacer pequeños trabajos para pulir sus habilidades, como el ninja Tarou Yamada. Pero el país le echó el ojo, y un par de feudos se interesaron por él y por sus habilidades, lo cual el no quería por lo que desapareció, a seguir entrenando en una suerte de exilio, en el que se dejó crecer el pelo y adornó su aspecto para no ser reconocido como ninguna de las vidas que había tenido.

Así, a sus 18 años, partió hacia el enorme continente que había más allá, dispuesto a empezar su camino para alcanzar su más maravilloso sueño: Convertir el mundo en lo que él más amaba. Una enorme hoguera. Ahora, sería cuando Shingetsugiri, Ryo Sato, o Akira Origami... Haría al mundo arder.

Rokudou Mukuro · Katekyo Hitman Reborn
Nvi para Naruto Legends
Shingetsugiri
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha Shingetsugiri

Mensaje por Ichimaru el Dom Nov 06, 2016 10:02 pm

¡Ficha Aceptada!
¡Bienvenido al foro!


♠ Puedes comenzar a rolear luego de hacer tu perfil, un administrador te dará el color.
Ichimaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.