¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Just for a reason {Kazoku}
Hoy a las 10:45 pm por Ryō Gameshi

» A step towards the future
Hoy a las 10:44 pm por Belladona

» Tablon de misiones de Sabat Uchiha
Hoy a las 9:30 pm por SSabat

» Perfil Sabat Uchiha
Hoy a las 9:25 pm por SSabat

» Ficha Sabat Uchiha
Hoy a las 8:47 pm por Ichimaru

» Entrenamiento Belladona
Hoy a las 8:31 pm por Belladona

» Tablon de Misiones de Saab Nara.
Hoy a las 8:02 pm por Saab Nara

» Tablón de Misiones·Kaile Kaguya
Hoy a las 12:57 pm por Gakumon

» NPC's de afrodita
Hoy a las 12:28 pm por Gakumon

» No todo es como uno espera que sea.
Hoy a las 4:52 am por Samekage

» Pasado: For you, and your denial | Dohko.
Hoy a las 3:07 am por Dohko

» Un asunto con resultados Explosivos// Ubbe
Hoy a las 2:43 am por Azteroz

» Liberation of the Past
Hoy a las 12:41 am por Belladona

» Evils Spirits ► Polka Uchiha
Ayer a las 11:51 pm por Ittoki

» Pasando lista
Ayer a las 11:15 pm por Manuel Roelofs

» Manuel Roelofs [ID]
Ayer a las 9:56 pm por Manuel Roelofs

» Las letras y los mercenarios no son compatibles
Ayer a las 9:28 pm por Aaron Sureddo

»  Bones of Luck of Hikari
Ayer a las 8:47 pm por Loremaster

» The clash of swordsmen [Hiro vs Kagetane]
Ayer a las 8:37 pm por Hikari Kaguya

» Cachorro Adormecido | Dohko Uchiha & Ubbe Yamanaka | Entrenamiento
Ayer a las 7:07 pm por Dohko

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


— Sweet Fragrance of Insanity

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— Sweet Fragrance of Insanity

Mensaje por AlptrauM el Miér Nov 09, 2016 11:41 am




— “Diario de Röxus: página 215, párrafo quinto.”


[…] ¿Te has preguntado qué es lo que sienten tus víctimas al ser mordidas por aquello que creas? Desde el momento en que te diste cuenta de que tenías esa rara habilidad para poder crear vida, vida cuyo único propósito es el quitársela a otros. Irónico, ¿No lo crees? Pero es imposible que lo sepas,  puesto que aquello que carcome la carne de otros, a ti no te afecta. Déjame explicártelo. […]


  _____________


“Aún recuerdo aquella noche que conversábamos al calor de la hoguera. Hacia años, gracias a él, había descubierto la habilidad que yacía dormida en mi interior. Nunca imaginé que yo pudiese ser capaz de hacer algo que para mí, hoy en día, es tan natural.  El veneno que podían generar las vertebradas criaturas me había cautivado desde el primer momento que vi sus efectos en otro ser vivo. Verlas devorar con lentitud, a medida que pulverizaban cada hueso de su víctima, indefensas, sin posibilidad de escapar, teniéndose que entregar a su fatal destino, me provocaba esa sensación de éxtasis que nada en este mundo provocaba en mí.

Mi maestro aquella noche me intentaba explicar, debido a mi curiosidad de entender cómo funcionaba aquella lenta, pero mortal arma. Lamentablemente, yo no podía ser afectado por el veneno de mis serpientes, por lo que me era imposible entender sus efectos en un plano práctico. El viejo Röxus conocía la teoría de cómo crear venenos, por supuesto, el  prefería no diseñar algo que pudiese llevar a la muerte de otros. Era irónico, puesto que todo lo que me había enseñado, me permitía acabar con otros. Aunque claro, él pensaba que yo nunca lo haría o intentaría. Mientras conversábamos, el  tono de su voz cambió de pronto, incluso el aire de la cueva se tornó helado, como si quién tenía frente a mí no era aquel anciano amable con el que día a día compartía.

Se puso de pie y atravesó las llamas de la fogata, las brasas saltaron por todos lados y arrojó su brazo hacia mí, tomándome por mi cuello,  sin previo aviso alguno. Era muchos años mayor que yo, yo era joven, mi cuerpo era débil, por lo que no pude ofrecer resistencia alguna.”


  _____________


— “Diario de Röxus: página 215, párrafo sexto.”


[…] Primero, sientes la zona afectada aumentar de temperatura, cómo si te estuviesen quemando la piel, claro, sin el olor a quemado. Comienzas a sentir como tu garganta se aprieta, costándote tragar saliva. Tus labios comienzan a sentirse secos, pero no puedes humedecerlos, puesto que no hay una pisca de saliva en tu boca. Tu cerebro empieza a decirte que estás cansado, qué tienes ganas de dormir, pero el calor que sentías en un lugar concentrado, ya no está ahí, oh no, se ha ido y propagado por todo tu cuerpo, estás ardiendo. Tu cerebro te dice que te duermas, pero tu cuerpo ya no arde, ahora está helado como el invierno que no conoces. Comienzas a tiritar, tu cuerpo actúa por sí mismo, ya no tienes el control. Nunca lo tuviste. El aire te falta, ya no puedes respirar debido a que tu garganta está cerrada. Tu cerebro se despierta, te suplica porque respires, te desesperas, pero no hay nada que hacer, la muerte es lenta, pero ya está dentro de ti, recorriendo tus venas, infectando todo tu ser. […]


  _____________


“Demonios, el sólo acordarme de aquella vez provocaba que mi cuerpo se estremeciera. Era la primera vez que Röxus se ponía así conmigo, pero el mensaje fue claro, y me fue imposible no captarlo. Quizás el efecto que logró no era el que había esperado. No, definitivamente no era el efecto que él tenía esperado. Porque desde aquel día, mi interés por experimentar con aquella sustancia y ver las posibilidades qué podía crear a partir de ella.

Recuerdo una mañana, que después de una noche leyendo acerca del tema en unos breves papiros que tenía el anciano, salí de la cueva en busca de especies o elementos que pudiese usar para crear toxinas. Creo que estaba soleado, sí, el sol iluminaba el bosque por lo alto, era muy temprano y había llovido la noche anterior. El bosque emanaba fragancias que sólo se podían sentir después de las lluvias. Röxus me había dicho que se podían utilizar plantas y todo tipo de cosas para buscar sustancias que pudiesen combinarse con el veneno que extraía de mis serpientes. Me comentó de un sector del bosque que por las mañana se podía sentir un olor muy peculiar y agradable a los sentidos, pero que por alguna razón, nada crecía allí, a excepción de unos hongos. Me pareció motivo suficiente como para ir a investigar y ver qué sucedía allí, quizás me llevaría una grata sorpresa y encontraría algo para mi propósito.

Después de haber camino un par de horas y alejado como no lo había hecho hacía tiempo de la cueva, llegué a un claro en el bosque que tenía un árbol en el centro que parecía haber muerto hace ya varios años atrás. Röxus tenía razón, el lugar estaba muerto, a mi pies ya no había césped ni pequeñas flores, ahora tenía tierra entre mis dedos, tierra seca, incluso con la lluvia de la noche anterior. Era como si alguien hubiese prendido fuego al lugar y quemado todo, o peor aún, que alguien o algo hubiesen contaminado la tierra y todo lo que hubiese en aquel claro del bosque, imposibilitando  el que algo creciera.

Aquel árbol me llamó la atención, eran el último vestigio de que alguna vez hubo vida allí. Desde la distancia se podía notar el cómo su tronco tenía un color marrón y estaba descascarándose. Saqué una cuchilla que llevaba conmigo y raspé la corteza, el interior estaba negro con tonos marrones, definitivamente el árbol había perecido. Era innecesario haber hecho lo último, pero lo hice para que no quedara duda alguna. Noté que en el interior del árbol había hongos color violeta, pero parecían estar secos. No les presté demasiada atención, pero no pude evitar notar que a los pies del árbol estaban habían unos pequeños hongos del mismo color, pero estos tenía un tono más vivo. Su textura era suave, se deshacían al contacto con mis dedos, dejando ese rastro de polvillo en ellos. No recuerdo bien el resto, pero sí puedo recordar aquella fragancia que provenía de ellos, era un olor agradable, muy suave a decir verdad. Su fragancia duraba poco, se dispersaba rápidamente al viento. Lo curioso era que solamente desprendían el olor al aplastarlos

Comencé a arrancar varios del suelo, para meterlos en un pequeño bolso de cuero, algunos se desintegraron al sacarlos de la tierra. Eran realmente delicados, el olor se impregnó en mi ropa y en mis manos. Después de reemplazar aquellos que se habían aplastado, abandoné el claro para regresar a la cueva y poder examinarlos con ayuda de Röxus.

Mientras iba camino a la cueva, comencé a sentir un hedor asqueroso, nunca había olido algo tan nauseabundo, daban ganas de vomitar. Abrí el bolso y lo acerqué a mi nariz, pero el hedor no provenía de ellos. Era mi ropa y mis manos, apestaban. El hedor era insoportable, pero seguí igualmente mi camino. No recuerdo en qué momento fue que me empecé a sentir mal, nunca supe hasta que desperté qué tan cerca estaba de la cueva. Lo último que recuerdo fue que el malestar aumentó, al punto que no podía encontrar equilibrio al caminar, mis pasos se volvían torpes, y mi visión se nubló. Lo siguiente que supe, fue que caí al piso y no supe más de mi hasta que mi maestro me encontró.”


Información:
AlptrauM
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.