¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» "You are weak" | Oikawa's Profile
Hoy a las 2:17 am por Oikawa

» Misiones de Howaitohasu
Hoy a las 1:40 am por Sorey Bokushi

» MISIÓN DE RANGO [C]: [RIVALS NOT ALLOWED]
Hoy a las 12:25 am por Afrodita

» Seeking the truth
Ayer a las 11:49 pm por Kohaku ~

» Una aventura de búsqueda.
Ayer a las 11:27 pm por Gouki

» Agua y Fuego
Ayer a las 10:24 pm por Crodos

» "Give me power" - Oikawa
Ayer a las 8:20 pm por Kazuo

» Mysteries on the Aruma {D}
Ayer a las 8:12 pm por Fuka

» [Social] Regreso e ida
Ayer a las 6:32 pm por Uchiha Michi

» Training review || Increase in Chi
Ayer a las 6:13 pm por Kakuja

» Strange event under the tutelage of the damned || Past
Ayer a las 6:05 pm por Kakuja

» Some kind of monster.
Ayer a las 6:00 pm por Chrom

» Misiones | Noche
Ayer a las 5:52 pm por Noche

» Solicitud de mision por parte de Uchiha Michi
Ayer a las 3:34 pm por Uchiha Michi

» Pies over Life
Ayer a las 3:17 pm por Uchiha Michi

» Encounter with the hunters || With Aaron
Ayer a las 9:06 am por Aaron Sureddo

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Ayer a las 8:07 am por H Uchiha

» Primer Entrenamiento: Fuerza
Ayer a las 8:01 am por H Uchiha

» Tablón de Misiones - H Uchiha
Ayer a las 5:59 am por H Uchiha

» The enmities must be temporary / Ryō Gameshi
Ayer a las 5:19 am por Ryō Gameshi

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Naughty Children [Mision Rango D]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Naughty Children [Mision Rango D]

Mensaje por Shinmaru el Mar Dic 20, 2016 10:24 pm

Aldea de la hoja, pais del fuego.

Era otro dia mas, otro mañana en la capital de la hoja, pais del fuego. Hoy habia una mañana con mucha brisa, el viento se estampa contra mi cuerpo y en cada momento me desmelenaba mi cabello. No era un problema, para nada, era un dia increiblemente calmo, no habia mucho que hacer, ni mucho que pensara hacer, estaba en paz... Justo en esos momentos estaba sobre un arbol, recostado sobre una fuerte y ancha rama. Estaba ligeramente oculto entre los tumultos infinitos de ramas, llenas de hojas de color verde vivido que calmaria hasta al mas aireado del mundo, o eso era lo que sentia estando alli. Dentro de esta especie de hueco, entre el follaje del arbol, podia escuchar a las personas pasando, jugando, conversando... Mientras yo me mantenia placidamente cubierto por todos mis costados, de la vista ajena de los demas. Sin duda era una vida extraña, al ser un ninja me permitia hacer cosas que otros no, cuando era niño veia todo desde un modo mas amenos y calmado, un tanto ignorante a todas las posibilidades, o mejor dicho, pequeños secretos de la vida. Nunca me hubiera imaginado acabar en un arbol, con mi equipamiento y traje colgando, mientras dormia sobre mi chaleco y me arropaba con unas baratas y delicadas sabanas del mismo color marron de un arbol para ocultar en parte mi presencia de las personas que observaran desde debajo de la planta. Si, la vida antes era mas facil sin tanto relleno y trabas por delante, a veces quisiera volver a ser niño, pero seria volver a repetir el infierno por el que paso mi mente durante esos años.

Mas tarde que temprano me levante, definitivamente habia dormido bien. Mi chaleco resulto ser una muy buena almohada, y te acostumbras a las astillas, rigidez y manchas en la ropa que te irian a dejar las ramas de los arboles cuando desees dormir sobre ellas, en este caso tuve que retirar dos astillas pequeñas de mi espalda que me habia ensertado al moverme a mitad de la noche. De pie sobre la rama del arbol pude sentir que esta misma se habia doblado un poco hacia abajo por el peso, un arbol no estaba acostumbrado a que una persona de ochenta kilos durmiera sobre sus ramas todos los dias. Seguidamente a levantarme, me dedique a tomar y colocarme todo mi equipo, sin mas tapujos, no olia mal despues de todo, habia tomado un largo baño de rosas el dia anterior, ¿A veces vale consentirse un poco, no?. Al finalizar, deje la delicada sabanas doblada sobre una de las tantas enramadas de la copa del arbol, nadie la veria y tampoco me importaba perderla, seria gasta un espacio de mas innecesario. Pronto me habria sentado sobre la rama del arbol, y me deslizaria hasta caer al suelo, por poco de cara. Pronto me habria encaminado, con paso sosegado pero firmez, hasta la residencial calle del tallo, nombre curioso, hoja, arbol, tallo... De seguro se les acababan las ideas. El clima era frio, gelido, me recordaba aquella vez cuando tuve que meterme a mitad de una lluvia congelante para raptar a una Kunoichi profuga. La niebla dominaba las calles de la ciudad, el invierno estaba sobre nosotros y se hacia visible con las grandes y fuertes lluvia de granizo que de ves encuando se daban en este lugar, aunque no mucho mas, el pais del fuego era realmente calido. Desde la lejania pude observar una extraña forma, tapada entre la niebla, era una especie de sombra, un cuadrado, y parecian estar dos extrañas sombras humanas colocando algo sobre esta... Esa era la fruteria facilmente reconocible de la zona, ultimamente se habian hecho famosos y parece que se encuentran bastante mas activos en su negocio. Pero ese no era mi objetivo, por que mas alla solo habia un puente mas que llevaria hasta el final de la calle, y aqui es donde pensaba quedarme. No obstante a todo, debia de acercarme a la fruteria y ser codecendiente con los conocidos, ya habia hablado antes con las dos personas que mantenian ese negocio, y de hecho ellos siempre estaban al tanto de los problemas de la ciudad y de ves encuando me avisaban y me hacian llegar encargos. Ya estando cerca doy aviso de mi presencia - ¡Isao San! ¡Tsuki Chan!, ¿que tal les va? - Exclame a la vez que levantaba y agitaba la mano en el aire, saludando - ¡Hola, Shinmaru Kun! - Dice una de las personas, una mujer de piel morena y cabello rojizo - Hola Shinmaru... Gracias por la pregunta, te acaba de llegar un encargo - Dice otra de las personas, un anciano grande y cuidado, de piel morena y cabello rojizo y canoso - Pero abuelo, no respondiste a mi pregunta... ¡Bah!, dime que me tienes Isao san - Le dije en un tono amistoso y de confianza, este saca una carta en un sobre y la entrega.


Sobre:


Motivo, encargo.

Señor: Isao Usui
Calle Los petalos - Hogar 23 El Limbo.
Capital de la hoja, pais del fuego.

Autor, anonimo.




Contenido:


Sr. Isao Usui


El motivo de entrega de esta carta es para hacerle llegar mi pedido a uno de "sus trabajadores". Hablo de Shinobi que ha trabajado para usted, este es el problema: "Varios niños rondan por las calles de la capital y atentan en contra de los mercaderes y los viajeros. Creemos que se trata de una banda de muchachos que no superan los 12 años, que se dedican a robar pertenencias y/o comida para luego darsela a las personas mas necesitadas. Su objetivo es noble, pero causan montones de problemas y estragos, por lo que se necesita que se acabe con sus actos de vandalismo. Se pide discrepcion a la hora de intervenir, son solo unos niños, y muchos de ellos son huerfanos y no poseen familia a la que regresar".

Sin mas que añadir, me despido cordialmente esperando su actuacion.

Algunos mercaderes preocupados, de TACHADO.


- Vale, me hare cargo de eso - Dije al terminar de leer la carta.

- ¡Espera Shinmaru! - Grito la joven a poco de empezar a encaminarme hacia el lugar de la mision - Isao te quiere decir algo, ¿verdad abuelo?... - La chica, Tsuki, estaba obligando a su abuelo Isao hablar

- Estamos bien, Shinmaru... - Este musita algo inaudible, y luego observa a su nieta - Esta bien Tsuki... Shinmaru, nos encontramos bien, la casa esta bien... Eso es todo. -

- ¡¿Ves que es facil abuelo?! -
Tsuki, la joven morena de pelo rojizo, exclamo.

Debido a esta noticia decidi dejar el desayuno para despues, me encargaria de inmediato de este trabajo. Para eso me dirigi a la direccion indicada, habian algunos mercaderes en la zona, tambien parecia faltar poco para medio dia, habia descansado bastante. Espere alli durante un largo rato, pegado a la pared de una casa esperando a que la banda de niños apareciera, por otro lado las personas y los mercaderes de aqui parecian reconocerme, o quizas sabian que era el ninja que se encargaria de tratar con los niños. Los preadolecentes pronto llegarian, y cuando lo hicieron me quede observando, venian con palos de madera corriendo y tomaron como podian la comida que veian, algunos se robaron de un puesto varias cadenas y collares de madera y hueso. Entonces los persegui, hasta alcanzarlo e interponerme en su camino - Quizas se hago mucha "fiesta" se impresionen - pense, y realice una tecnica de replicacion y los rodee.

- Un... ¡Un asesino! - Dijo uno, levante una ceja ante ese comentario.

- ¿De que hablas?... ¡Obviamente es peor! ¡Es un ninja!... ¡¿que quieres?! - Grito uno del grupo, y todos se quedaron esperando mi respuesta.

- Exactamente eso... ¿Saben?, me han dicho que se estan metiendo en problemas. Deben parar con lo robos... - Les dije.

- ¡¿que?!, ¡No!... Esto es para los pobres del pueblo, los mas necesitados... ¡Apartate ninja estupido! -
Chillo uno de ellos, he intento salir de mi bloqueo, pero lo detuve.

- Miren, entiendo su objetivo... Es noble, las personas necesitas no tienen con quien servirse de ayuda... - Les dije y luego hice una pausa y deshice los clones - No puedo hacer nada para detenerlos... -

- ¡Entonces quitate del camino! - Grito otro mas de ellos.

- ¡Es verdad! ¡Deja de intentar sermonearnos, ni siquiera lo haces bien! - Dijo otro y todos se alejaron, sin embargo yo los segui.

- ¡Hey! ¡Esperen! - Les dije en un momento, estos se voltearon hacia mi y esperaban a que dijera algo, mientras me lanzaban un mirada despectiva - Dije que no los detendre, si tienen la conviccion suficiente no hay forma de que alguien los detenga en su objetivo... Pero no los puedo dejar marcharse con nada de lo que llevan encima, les doy a cambio de todo eso y una promesa una forma de ayudar a los necesitados, sin tener la necesidad de robar. Veran, hay un anciano que me debe un favor, es dueño de una fruteria, pueden ir alli y pedir algunas frutas para los necesitados. ¿Esta bien? - Les explique y luego extendi mi mano hacia ellos, estos se lo piensan un rato, pero uno de ellos toma mi mano, parecia que aceptaron.

- Una caja de fruta cada tres dias... Y las personas no viven solo de manzanas, o simplemente comida, tambien queremos ropa y cosas para ellos - Dice este sin soltar mi mano.

- Tchh -
Hice un extraño ruido no eran unos imbeciles, luego de pensarlo un rato y aun sosteniendo su mano le respondo- Ok, ok... Una caja de frutas cada tres dias, y... No puedo suministrarle ropa a ellos tan facilmente, pero tengo una idea. Les dare a cambio entrenamiento, les enseñare todo lo que se como ninja. Quizas le tome mucho o poco, pero les servira para aprender a defenderse y podrian hacer tratos con los mercaderes para ganar dinero, es todo lo que puedo ofrecer... - No mentia, estaba ofreciendo demasiado.

- Es un trato... ¿Y que pasa cuando esa persona que te debe un favor no quiera darnos nada? ¿Y donde vive ese sujeto? - Me dijo el muchacho.

- Busquenme y vere que puedo hacer... Pueden preguntarle a el frutero donde vivo - El chico me suelta y esboza una sonrisa, al alejarse suspiro alterado - Mierda, vaya embrollo en el que me he metido - Musite para mi mismo.

Despues de eso deje que se llevasen lo que ya habian robado, volvi hacia los mercaderes y me quede en medio de esa plaza de tiendas y me hice llamar la atencion, grite y levante la voz, avise como un pregonero de lo sucedido, y pronto todos se reunieron y sacaron algo de dinero y me lo enviaron - ¡Cualquier problema que exista en la ciudad ya saben donde buscar!... ¡Corred la voz! - Y sin mas me fui. En cuanto a lo que le habia dicho a los niños, pues lamentable era verdad, iba a ayudarlos y cumplir con promesa. No puedo dejar que muera mi reputacion en el pais del fuego por algo como eso, quizas educar a unos niños en el arte de la defensa me gane un poco mas de fama, ¿No?, y ademas, ultimamente solo he estado vagueando por la ciudad. No me vendria mal como parte de una clase de entrenamiento. Sinceramente, odio los niños.
Shinmaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.