¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Ryo Gameshi-Misiones
Hoy a las 1:49 am por Gakumon

» Misiones de una Mercenaria
Hoy a las 1:47 am por Gakumon

» A step towards the future
Ayer a las 11:57 pm por Ichimaru

» Misión de rango D: Hay un traidor entre nosotros (2/2)
Ayer a las 9:52 pm por Kohemaru

» Tablon de Misiones de Saab Nara.
Ayer a las 8:34 pm por Gakumon

» Evils Spirits ► Polka Uchiha
Ayer a las 7:18 am por Polka Uchiha

» Entrenamientos de Kaile Kaguya
Ayer a las 5:47 am por Kaile Kaguya

» Dos personas pueden tener un secreto, pero uno de ellos debe estar muerto — Dohko
Ayer a las 4:38 am por June

» ¿Friends? (Priv)
Ayer a las 2:03 am por Dohko

» Melodrama — Ubbe, Akkarin
Ayer a las 1:49 am por June

» Vikingos de caza. [Dados de Dohko]
Ayer a las 1:46 am por Dohko

» Pasando lista
Ayer a las 1:29 am por June

» Tablon de misiones de Sabat Uchiha
Ayer a las 1:02 am por Ichimaru

» Entrenamiento Belladona
Ayer a las 12:51 am por Ichimaru

» Fukurō Workouts
Ayer a las 12:48 am por Ichimaru

» Entrenamietnos de Selene
Ayer a las 12:47 am por Ichimaru

» Entrenamiento de Saab
Ayer a las 12:45 am por Ichimaru

» Hell's our footprint. — Mission.C —
Ayer a las 12:27 am por Yottan

» Tablón de Misiones [Kazoku]
Lun Jul 16, 2018 10:56 pm por Ryō Gameshi

» Just for a reason {Kazoku}
Lun Jul 16, 2018 10:45 pm por Ryō Gameshi

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


"Las cosas se ponen interesantes" | Costas del País del Fuego

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Las cosas se ponen interesantes" | Costas del País del Fuego

Mensaje por Zaiko Mishima el Sáb Dic 24, 2016 7:00 pm

"La Dama de Hielo" - Costas "País del Fuego"

Zaiko Mishima acababa de llegar al País del fuego desde su país natal, el País de la Tierra. Fue un largo viaje, el clima durante el mismo era bastante caluroso, incluso, el País del Fuego tenía un clima de ese estilo, por lo que no dudó en quedarse, tanto como comodidad, como pasa tiempo. Al llegar, el joven se detuvo en una taberna para así tomarse un buen trago de debida alcohólica, la más fuerte que había. No es que el Mishima tome mucho, pero de todas formas, una vez cada tanto nunca viene mal.

Al terminar de tomar su trago, Zaiko se retiró de la taberna sin prisas a recorrer el país en que se encontraba. Como primer destino, se dirigió a las zonas que generalmente eran desiertas, de forma específica, luego de caminar por bastante tiempo, llegó a las Costas del País del fuego.
Un lugar hermoso, sin duda, el agua era cristalina y las colinas eran enormes, tan enormes que de vez en cuando, se podían ver cascadas de gran intensidad. El paisaje era digno de ver, tanto así, que el joven se quedó acostado por 30 minutos aproximadamente observando el mismo.

Agua cristalina, tan transparente como si de cristal se tratase, se podía apreciar el fondo de los lagos si se prestaba atención, además, el inmenso rio que había allí era muy sorprendente, nunca había visto semejante belleza... Las altas colinas que rodeaban el sitio, dios, lleno de terreno verde, realmente el Mishima estaba arto de ver montañas color café, tierra, tierra y más tierra, era un alivio para sus ojos ver aquél paisaje, y valió la pena haberse quedado a apreciarlo.
Luego de que pasara todo ese tiempo acostado, ya con energías nuevamente de proseguir con su exploración, el joven Zaiko se paró y se dirigió más hasta las costas del País, la gran playa se podía observar, era realmente grande, incluso, había pequeños relieves de rocas en el río, muy interesante según Zaiko.

— Je... El lugar y momento perfecto para hacer destrozos en un entrenamiento, pero, que lata, hacerlo solo es muy aburrido. Dah, lástima que no hay ningún inútil para utilizar como saco de carne.
Al momento de decir eso, el joven se adentró más al lugar mientras buscaba un lugar para poder obtener una buena vista, entrenar no iba a hacerlo, y mucho menos solo, por lo que decidió tomarse el día libre de momento. El Mishima dio unos cuantos pasos hacia adelante y en ese momento se tragó sus palabras, al mirar hacia el horizonte, se encontraba una enorme cascada de agua, tan cristalina como lo era el agua del río, y justo debajo, cerca de allí, se comenzaba a notar una figura femenina que llamó muchísimo la atención de Zaiko, vaya que si lo había echo.

Resulta que no había un idiota para utilizar como "saco de carne", si no, una bella dama de cabello blanco sentada en solitario encima de una pequeña y bastante llana roca al lado de la cascada, apreciándola al igual que el Mishima lo hacia desde la distancia.
El joven Zaiko cada vez se acercaba más a aquella chica bajo la cascada, no realizaba ningún movimiento brusco, ni apuraba el paso, simplemente fue hacia allí, con curiosidad... ¿Quien era aquella dama? ¿Que hacía allí? ¿Será una Kunoichi? eran preguntas que rondaban por su cabeza y que quería buscar respuestas.

Mientras más se acercaba, más dejaba pequeña la belleza del paisaje, resulta que realmente no era lo más bello que había visto el Mishima hasta ahora, para Zaiko, fue una buena idea viajar hasta aquí, un viaje muy interesante hasta ahora... Finalmente, el joven llegaba hasta la dama, se aproximaba con lentitud exactamente a 2 metros y medio de distancia mientras observaba a la chcia, su cabello era blanco como la nieve y lo sujetaba una pequeña y ancha tirilla roja, tenía leves detalles en color rojo en sus mejillas y sus ojos eran de color carmesí como si de miel se tratase... Además, en su frente, tenía una especie de Luna en color rojo...  Esperaba que no fuera hostil, no parecía serlo, pero no se confiaba...
Zaiko Mishima
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: "Las cosas se ponen interesantes" | Costas del País del Fuego

Mensaje por Lilith el Lun Dic 26, 2016 5:01 pm








Lilith

"A heartbeat, frozen years ago"




The Lady Ice
No sabía cuanto tiempo llevaba allí, tras despedirse de Kazuo y Katta aquella noche se había marchado, sus pasos tomaron un camino distinto al que le llevaría hacia su hogar. De alguna forma había terminado en la costa del país, ¿como? quien diablos sabe, ¿para que? ni siquiera Lilith conocía la respuesta a aquello. Necesitaba pensar, despejarse un poco, ignorar los pensamientos y sentimientos contrarios que invadían su mente y su corazón tras aquella cena que había compartido con aquellos dos hombres que antaño sentía como hermanos, ahora no estaba demasiado segura de si eso podría ser posible nuevamente.

Sus ojos, fríos, inexpresivos al igual que su rostro miraban aquella cascada, eterna, fuerte, no dejaba de caer aquella hermosa y cristalina agua que bañaba la zona.  Escuchar el rumor de las olas y el propio arrullo del agua de la cascada calmaba a la albina que se encontraba sentada en una roca bastante grande, plana y cercana a la cascada. Su mente era un torbellino de emociones, no tenía escapatoria a ellos por mucho que hiciera para olvidarlos. Sentía que habían perdido a Kazuo hace cuatro años atrás y que jamás podrían recuperarlo y aquello la destrozaba por completo. Sentía como su mundo, como todo aquello que quería y le importaba comenzaba a desaparecer.

Sus manos jugueteaban con el agua cercana, sus albinos cabellos se mecían con la suave y fría brisa del viento que jugueteaba a su alrededor provocando cosquillas en su piel. Sin embargo la mujer parecía no inmutarse, estaba demasiado ocupada intentando silenciar aquellos pensamientos que no la dejaban tranquila. De repente escucho unos pasos, suspiro de forma tenue, tranquila, intentando no mostrarse altiva o amenazante después de todo no tenía ganas de pelear al menos no por ahora. Se levantó irguiendo su cuerpo para girar lentamente su rostro hacia la persona que importunaba su descanso. Sus ojos dorados centellearon peligrosos, ella era una mujer peligrosa después de todo.

Miro de arriba abajo a aquel hombre preguntándose quien podría ser ya que no lo había visto nunca, cosa realmente extraña en realidad ya que la joven creía conocer a todo el mundo en un radio bastante considerable  —¿Quién eres? y lo que es más importante ¿que haces aquí?— No notaba hostilidad en aquel hombre mientras los rayos del sol comenzaban a asomarse, comenzaba a amanecer, llevaba toda la noche en aquel lugar admirando el agua caer con el murmullo incesante de sus pesadillas. Aquella tenue luz que comenzaba a aparecer iluminaba la figura femenina, provocando que sus ojos y su cabello brillaran mas de lo habitual dejando ver su rostro serio, frío y decidido, no era una mujer cualquiera después de todo el hielo corría por sus venas.


©jn

Lilith
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: "Las cosas se ponen interesantes" | Costas del País del Fuego

Mensaje por Zaiko Mishima el Mar Dic 27, 2016 3:40 am

El joven Mishima coloca ambas manos levemente a la altura de su abdomen haciendo señal de tranquilidad, lo que temía se había cumplido, la llegada del Mishima no le había hecho gracia a la dama de cabello blanco que se encontraba bajo la cascada...
— Je... No hay necesidad de desconfiar de mi, no soy hostil, mi presencia es mera coincidencia, solo me acerqué por que eres al parecer la única forma de vida en este lugar, además, veo que te agrada la cascada de al lado al igual que a mi, y a juzgar por la serenidad que demuestras, lo más seguro es que debes ser una lugareña de aquí...

El joven, al terminar de hablar con tranquilidad aunque sin perder la dureza que acostumbraba a tener, baja sus manos con normalidad mientras la queda mirando a los ojos, eran intensos, y ahora más aún que el sol se comenzaba a asomar por el horizonte, iluminando a todo aquel que esté bajo de él, haciendo que brillaran levementa. La chica se había quedado con una mirada fría al realizarle las preguntas al Mishima, cosa que le agradaba, no era el tipo de chica cutre sin personalidad como las que acostumbraba a ver últimamente en todas partes. ¿Quién será? se preguntaba...

— ¿Quien soy?... Mi nombre es Zaiko... Y no hago nada más de lo que expliqué anteriormente... Explorando, llegué hasta aquí. ¿Y usted?... ¿Cómo se llama?
Preguntaba con curiosidad, al ser una dama, la trataba de "usted" simplemente por educación, no la conocía al fin y al cabo, y no tenía motivos por el cual tratarla de mala manera.

Disculpas:

Perdón por hacer un post tan mediocre, sinceramente me quedé sin ideas y no quiero que leas puro relleno innecesario, preferí hacerlo corto para ir al grano y hacer algo más extenso en otra oportunidad, nuevamente, me disculpo por si te llega a ser pesado o aburrido de leer, saludos.
Zaiko Mishima
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: "Las cosas se ponen interesantes" | Costas del País del Fuego

Mensaje por Lilith el Jue Dic 29, 2016 9:44 pm








Lilith

"A heartbeat, frozen years ago"




The Lady Ice
Su mente divagaba por tantas cosas mientras que su corazón aleteaba como cuando era una niña dolida y cansada de las burlas. Tenía un horrible dolor de cabeza en aquel momento, la cena había sido una ida y venida de emociones distintas, felicidad, confusión, temor todas ellas agolpadas en el tiempo en el que transcurre una cena. Tener visita ahora no era de su agrado siendo sinceros, sin embargo tampoco podía quejarse, este lugar no era exclusivamente para ella por lo que no podía esperar estar siempre sola, aunque había logrado estar mucho tiempo sola, toda la noche para pensar.

Suspiro, de forma pesada, cansada estaba realmente incomoda en aquel momento —No creo que mi nombre importe mucho, en realidad no debería estar aquí— Sería mejor largarse cuanto antes, su humor no acompañaba al momento y la verdad es que esperaba que ese sujeto quisiera alguna cosa de ella, si no, no se hubiera acercado sin más, simplemente hubiera ignorado su presencia que es lo que hacía ella con los individuos que no llamaban en absoluto su atención. La brisa mecía aquella melena blanca que portaba la albina mientras que sus ojos continuaban contemplando a aquel joven, realmente se preguntaba que estaba buscando para llegar hasta ese lugar.

Pasos lentos y cautos llevaban a la albina hacia la salida de aquel lugar pasando cerca de aquel sujeto que acababa de conocer. Puede que fuera mal educado por su parte no presentarse pero no le importaba, no todo el mundo era digno de conocer su nombre. No todo el mundo tenía el derecho a hacerlo, después de todo mucha gente la había dañado tan solo por conocer aquel nombre que le dieron sus padres, unos padres que al igual que su familia no la querían ni la necesitaban. Siempre fue una maldita, una niña que ojala no hubiera nacido, un desecho social para todos aquellos que se encontraban a su alrededor excepto para dos personas y ellos eran todo para ella, ellos eran los únicos que podían pedirle explicaciones a la mujer de altiva personalidad.


©jn

Lilith
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: "Las cosas se ponen interesantes" | Costas del País del Fuego

Mensaje por Zaiko Mishima el Vie Dic 30, 2016 4:52 am

Dah, menudos modales tenía la chica, ni si quiera dijo su nombre, algo que ¿Por qué ocultar? molestó bastante, pero sin exagerar, al Mishima...
— Que nombre más encantador...
Decía con un tono sarcástico de una forma natural, luego de continuar con su pensamiento, la chica alvina se levantó y  pasó por al lado de Zaiko sin más, yéndose del lugar como si no existiera en lo absoluto... El joven de cabello negro, controlaba sus impulsos de asesinarla por la espalda, debía mantener la cordura, despues de todo, no valía para nada la pena. Sería un desperdicio manchar de sangre semejante bellesa, según él.

De momento, decidió calmarse y ver que sucedía despues, mientras suspiraba levemente al mismo tiempo que miraba como se iba lenta y tranquilamente.
— Eh, ¿A qué vienen esos modales? no me dices tu nombre, luego te vas pasando por mi lado como si no existiera... ¿Me haces el favor de decirme si te sucede algo malo?
El Mishima preguntó, creyendo que algo extraño le sucedía a la chica de melena blanca, despues de todo, una persona común no suele tratar mal a la gente sin ninguna razón o motivo por el cual hacerlo.

—  Si me lo dices, quizá podría ayudarte con tus problemas... Que, comenzaron a involucrarme desde que comenzaste a tener esa actitud conmigo, por si discrepas en tener derecho a meterme.
Zaiko hablaba de forma decidida, despues de todo, no tiene sentido atacar a alguien que no conoces por ser distante y para nada maduro. El joven, intentaría averiguar qué le pasa a la peli blanca, insistiría todas las veces posibles hasta que pierda la paciensia, o la perdiera ella, de momento, continuaba con una postura neutral, sin demostrar hostilidad, como siempre.
Zaiko Mishima
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: "Las cosas se ponen interesantes" | Costas del País del Fuego

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.