¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


El inicio

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El inicio

Mensaje por Crodos el Lun Feb 13, 2017 9:52 am

Descripcion misión:

Lugar de la misión: País del Fuego — Bosques de la Hoja.
Tipo de misión: Misiones Varias.
Descripción de la misión: Próximos a un territorio ajeno, pero sin perturbar la paz lo suficiente para irrumpir de forma agresiva y precipitada, bajo órdenes de un superior tu misión consiste en supervisar el área circundante al norte del territorio de la dama de fuego, allí se encuentre un particular campamento de extraños sujetos, no parecen alborotadores, pero se han sospechado de secuestros y robos masivos en esta área respectivamente ¿Serán aquellos campistas los sospechosos y culpable o quizá simples víctimas? No es seguro, más el trabajo consiste precisamente en descubrirlo y encargarse de una solución satisfactoria. La recompensa será dada según el informe que se entregue al superior, quien dará una ganancia mejor o peor a lo que su rango supone.
Recompensa de la misión: ¿(-)1000(+)? Ryō |両|
Extensión mínima de la misión: 80 Líneas.

Crodos estaba preparado para otra nueva misión. Sabía que en esta tendría la posibilidad de conocer a alguien, deseaba con fuerzas que ese alguien le pudiera ayudar. Esperaba que alguien fuera del feudo y con experiencia para que le explicara ciertas cosas. Además quería ver en acción a otros Shinobis, ya que despues de su pelea con Watnat estaba intigrado de las habilidades de otros.

Era temprano, la misión requería de tiempo para completarla la cual cosa ayudaría al entendimiento con los nuevos conocidos.

Bajo la sombra de un arbol, sentado en él Crodos esperaba la llegada de los que aceptasen esta misión. Mientras iba pensando en la descripción de la misión y que podría hacer. Pero no supo aclarar esas dudas puesto que le faltaban piezas, los integrantes que se sumarán.
Crodos
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Jahla Inuzuka el Lun Feb 13, 2017 12:54 pm

Hacía un día bastante agradable, con apenas dos nubes contadas en un cielo de un bonito color azul. Los pájaros cantaban desde hacía poco más de una hora, indicando que el día había empezado hace poco.

Pese a que se había levantado con tiempo y se había tomado varios minutos para prepararse y vestirse con sus ropajes especiales para misiones, Jahla salió de su casa a toda prisa pensando que podría llegar tarde al encuentro acordado. La pequeña Ginka corría detrás de su compañera lo más rápido que sus pequeñas patas le permitían, pues una sola zancada de la muchacha obligaba a la perra a realizar más de cuatro pasos.
No tardaron mucho en llegar y Jahla reconoció a poca distancia a un chico joven, probablemente de su edad, apoyado en un árbol. Parecía pensativo, así que la muchacha decidió parar varios metros antes para meter a su pequeña compañera cánida en la capucha de su chaqueta antes de acercarse al desconocido con una sonrisa en la cara mientras movía su brazo derecho en forma de saludo:

- Hola, uh, ¿eres el chico de la misión?

Mientras decía estas palabras, Jahla llegó hasta el muchacho de pelo negro, dejando cierta distancia entre ambos y tendiéndole tímidamente la mano con la que previamente le había saludado, esperando a que él respondiera. La cabeza de Ginka sobresalía por la izquierda de la cara de su compañera, apoyando su hocico en el hombro de esta mientras miraba con ojos curiosos al chico que se encontraba frente a ellas.
Jahla Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Crodos el Lun Feb 13, 2017 1:49 pm

Crodos abrió los ojos y vislumbró a una chica que agitaba su mano a lo lejos e iba acercándose mientras pregunto si era el chico de la misión.

La muchacha llevaba un jersey lila con una chaqueta negra que hacia juego con sus pantalones. Su pelo castaño oscuro se armonizaba con eso.

La silueta de la chica sobresaltaba del colorido verde del campo, al igual que la vestimenta de Crodos, por eso estaba en la sombra. Aparte de para descansar del sol tan ardiente de ese país.

Está se paró a una distancia prudencial y estiró la mano para saludar, fue entonces cuando una cabeza canida se asomó por el lateral izquierda de la muchacha apoyándose en el hombro mirando al sorprendido Crodos. Esto le sorprendió. Nunca imaginó que alguien pudiera llevar a su canido así.

El muchacho se levantó y estiró la mano para aceptar el saludo.

-Soy Crodos y creo que sí. ¿Vienes por la misión “OWNERS OF THE THICKET”? –Al parecer el canido estaba interesado también. Así que Crodos le dedico un gesto con la cabeza a base de saludo- Si es así te notificó que soy un novato. Es mi primera misión de rango C. Además soy nuevo en el país del fuego. –Crodos estaba dando demasiada información sin antes haber confirmado el motivo de la presencia de la muchacha pero debía soltarse y dar una confianza para poder entablar una comunicación sincera, ya que no se sabía si era una compañera o un superior. Fuese o no parte de la misión intentaría sacar información para aclarar sus dudas.

De nuevo el muchacho se sentó con las piernas cruzadas y la espada apoyada en el árbol. Sus manos se posaron en sus rodillas y el viento acaricio su rostro haciendo que bailase su pelo recogido y los restos de la coleta en su frente. Esperaba poder entablar una conversación antes de iniciar la misión y así valorar los puntos fuertes y débiles para una mejor estrategia y movimiento en la misión. “Nunca se sabe que puede ocurrir, prepárate siempre.” Palabras de Jan que marcaron al muchacho desde su inicio en el mundo shinobi.

Sonriente espero ver que hacía la muchacha.
Crodos
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Jahla Inuzuka el Lun Feb 13, 2017 2:27 pm

El muchacho se levantó para responder al saludo, parecía un poco sorprendido al verla a ella y a su perra, lo que hizo que Jahla sonriera cálidamente mientras ambos estrechaban la mano. El apretón de manos no duró mucho, pero el chico enseguida continuó la conversación dando a conocer su nombre, "Crodos", a la vez que le preguntaba si venían por la misión mientras le dedicaba un gesto en forma de saludo a la pequeña Ginka, la cual no tardó en responder felizmente moviendo su peludo rabo mientras dejaba ver su lengua entre sus agudos colmillos de cachorro. Parecía que a la perrita le estaba cayendo bien este nuevo conocido, así que Jahla se relajó notablemente, su compañera no podría equivocarse, ¿cierto?

El chico siguió hablando explicando que, al igual que Jahla, él también era un novato, además de ser nuevo por las tierra del País del Fuego, dato que le pareció más que curioso, pues no solía relacionarse con gente de fuera, haciendo que se sintiera intrigada ya que no había visto nunca como eran las cosas a las afueras de su hogar.
Tras estas palabras, Crodos volvió a sentarse junto al árbol. La chica siguió su ejemplo y también se sentó, frente a él, aunque en una postura distinta ya que dejó ambas piernas hacia un lado y sacó a su perra de la capucha, colocándola en su regazo y acariciándola mientras ella respondía y seguía sacando conversación a su compañero:

- Sí, vengo por la misión. Yo soy Jahla, del clan Inuzuka, como habrás comprobado por esta pequeña de aquí. - Dijo a la vez que miraba a su perra, que ya había encontrado una posición cómoda apoyada en su compañera. - Ella es Ginka.

La muchacha dejó un pequeño silencio antes de continuar hablando, era una chica bastante inexperta no solo en cuanto a misiones se refería, sino también en cuanto a combate y a habilidad en general, pues solo había aprendido lo básico y poco más gracias a su madre y a algún pequeño entrenamiento por su cuenta en el patio de su casa, pero tampoco quería hacer pensar a su compañero que podría ser una carga durante la misión:

- Yo... También soy novata, es la primera misión de este rango que hago, pero creo que nos apañaremos bien, ¿verdad? - Mientras hablaba se llevó la mano izquierda detrás de la cabeza para rascarse, un tanto nerviosa. - ¿Sólo seremos nosotros dos durante la misión? ¿O esperamos a alguien más?

Esperaba con ganas que viniera alguien más a la misión, se sentía un poco insegura pensando que dos novatos pudieran realizar una misión de clase C. Eran misiones que normalmente requerían cierta estrategia, y obviamente eran más complicadas que una simple rango D a la que ella sola solo podía aspirar ahora mismo, pero quizás en un grupo más grande o con alguien más experimentado... Jahla dejó los ojos entreabiertos, como le era costumbre y miró hacia otro lado disimuladamente mientras estos pensamientos se arremolinaban rápidamente en su cabeza.
Jahla Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Crodos el Lun Feb 13, 2017 3:40 pm

El clima bajo de la sombra del árbol era bastante agradable. El sonido del viento moviendo la hierba armonizaba la situación.

La muchacha se sentó junto con su compañera. Al parecer se llevaban muy bien y era muy obediente. Jahla mencionó que era del clan Inuzuka y que era evidente por tener a Ginka a su lado. Esto no le sonaba igual a él, que quiso preguntar sobre su clan pero había otras cosas que priorizaban. El muchacho no sabía muy bien que tipos de clanes había ya que Jan no le habló mucho sobre el resto de los clanes, más bien solo le habló del suyo, algo que a día de hoy le pareció extraño ya que si debía preparse en todo momento haberle mencionado cosas sobre los clanes hubiera estado bien. Quizás lo hizo para que se concentrase en mejorar él solo y no agobiarle con información extra.

La joven de pelo largo siguió hablando y menciono que también era novata en rango c, además preguntó por si venía otro compañero. Esto último inquieto a Crodos, la verdad era que no lo sabía, pero pensó en esperar un poco antes de empezar la misión, así aprovecharía y miraría de hablar con Jahla.

-Si te soy sincero espero que venga alguien más. Siendo tres personas iremos mejor en la misión. Y también espero que no seamos más ya que si no sería un caos coordinarse. ¿Te parece si esperamos un poco mientras repasamos el documento? Si de aquí a un rato no viene empezamos.

Crodos sonriente se levantó y fue a coger su bastón que estaba a un lado del árbol. En este estaba envuelto un papel que Crodos deslió y puso en el suelo. Colocó también su bastón a su derecha, dejándolo verticalmente recto.

-Según esto debemos supervisar la zona del bosque de la “Dama de fuego”. ¿La conoces?- Dijó mientras alzo la mirada a la muchacha.

Era el inicio de una conversación perfecta para averiguar cosas sobre la Dama de fuego y su feudo. Crodos había oído hablar de ella pero no sabía muy bien de que se trataba, intrigado aprovecho la situación. Quizas más adelante le preguntara por su clan a Jahla.
Crodos
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Kazuo el Mar Feb 14, 2017 3:08 pm

Herido. Un cielo azul despejado casi por completo le daba la bienvenida al pelinegro, que volvía a cumplir con su deber como miembro de Kakkinoaru'en tras su prolongada ausencia. Había regresado a su país hace tan solo un par de días, aún teniendo que lidiar con el constante dolor de las múltiples heridas que se había ganado en esa guerra infernal. Presenciar el verde de la flora y la embriagante paz, le resultaba confuso. Parecía recuperar una vida que creyó haber perdido, pero él ya no era el mismo de antes. Las misiones y el campo de batalla habían ensamblado a un Shinobi experimentado, que había sentido en la piel lo peor que este mundo podía ofrecer. Y fue besado por la muerte en más de una ocasión, sumergido en la oscuridad eterna de aquella noche. A veces, los recuerdos eran tan vívidos, que le costaba mantenerse en la realidad. Contaba con que esa misión C lograse poner sus pies sobre la tierra. Los brazos de Kazuo se encontraban vendados hasta el codo, al igual que el ancho de su torso, el cual estaba cubierto por una camisa blanca y una chaqueta oscura. Desprendida en el cuello, se podían aprecian los vendajes que recorrían su cuerpo si se observaba con detenimiento. — "Aún no recupero la movilidad por completo... Puede que sea un problema." — Pensaba el antipático, mientras se movía de rama en rama a través del bosque. Era un individuo rodeado de un aura demasiado lúgubre para el entorno feliz en el que estaba. Le habían informado de que formaría grupo con otros dos Genin, de los cuales nunca había oído. Sería la primera vez que no trabajaba con su equipo habitual, compuesto por sus dos amigos y únicos amigos de la infancia; Katta y Lilith. Se había distanciado un poco de ellos tras su regreso; no estaba listo para hablar de los horrores que había vivido en el País del Rayo.

Es la líder del feudo. No es fácil acceder a ella. — Se oyó desde una de las ramas del árbol más próximo. Sobre ella, se encontraba el infame ninja de mal carácter, llevando una katana en la mano derecha. Y con la izquierda, le daba apoyo al cigarro que tenía en la boca, mientras le daba una pitada. La mirada de Kazuo solía considerarse como fría o amenazante a causa de su constante ceño fruncido, pero esa es simplemente su expresión habitual. Es por su primera impresión, la que suele mantenerlo distanciado de la mayoría de las personas. Se dejó caer a la derecha de los dos desconocidos, asumiendo que eran ellos sus próximos compañeros. Con un veloz vistazo, se percató de la presencia de un pequeño canino que parecía ser compañía de la fémina. A diferencia de lo que él causa en las personas, los animales suelen estar bastante cómodos alrededor del fumador. — Mi nombre es Kazuo. Soy el tercer integrante.El que vestía casi completamente de negro movió la cabeza, en señal de saludo; informal.Cuando estén listos. — Agregó segundos después. Se encontraba tranquilo; no era su primera misión de ese tipo. Aunque eso no significaba que estuviese en condiciones de dar órdenes o indicaciones; para eso se precisa carisma y comunicación. Y él carecía de ambas.



OFF:

Apariencia:

(No lleva máscara)
Stats:
• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 6
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 10
• Resistencia: 10
• Fuerza: 10
Kazuo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Jahla Inuzuka el Miér Feb 15, 2017 2:23 am

El joven que estaba frente a ella sugirió esperar un poco más, solo en caso de que realmente otra persona fuera a venir a ayudar con la misión. Era una buena idea y a ella no le importaba tomarse un rato tranquilamente hablando de más, al fin y al cabo aún era bastante temprano, así que simplemente asintió con un débil movimiento de cabeza.
Jahla no tardó en volver la vista al muchacho tras notar que este se levantaba y recogía algo similar a un bastón de al lado del árbol, dejándolo completamente recto a su derecha. Tenía un aspecto extraño para la joven, que apenas había visto otra cosa que no fueran katanas y otras armas ninja bastante más pequeñas, por lo que se quedó mirando a dicho bastón con bastante curiosidad.

La aparición de un olor extraño cercano hizo que Jahla levantara rápidamente la cabeza hacia uno de los árboles más próximos al lugar donde habían permanecido ambos sentados, donde apenas unos segundos después se apoyó un chico de aspecto un tanto dañado, puesto que podían apreciarse varias vendas alrededor de las distintas partes de su cuerpo:

- Es la líder del feudo. No es fácil acceder a ella. - Dijo el recién llegado en respuesta a la última pregunta realizada por Crodos en relación a la Dama de Fuego.

Su cuerpo permanecía apoyado en la rama del árbol, con cierta maestría, mientras su katana reposaba en su brazo derecho, hasta que decidió bajar para posicionarse a la diestra de ambos jóvenes, seguido dicho movimiento de un mirada rápida a los tres integrantes de la misión, aparte de él mismo.
La pequeña Ginka, que también se había percatado apenas unos segundos antes de la llegada del muchacho, al igual que Jahla, agachó sus orejas mientras le miraba y movió el rabo lentamente, mostrando cierta preocupación y no miedo como podría pensar alguien que no tuviera mucho contacto con estos animales. ¿Quizás se debía a las vendas impregnadas levemente en alcohol?

Kazuo era su nombre, como el mismo indico. Se mostraba tranquilo, quizás confiado, pero no parecía muy hablador, por lo que Jahla decidió simplemente levantarse y avanzar un poco sus pasos, con intención de empezar con la misión, mientras que su compañera canina la seguía olisqueando levemente a Kazuo, curiosa, al pasar a su lado, pero guardando cierta distancia entre los dos, aún con las orejas agachadas a los dos lados de su cabeza:

- Encantada, Jahla Inuzuka y Ginka seremos tus compañeras de misión. - Terminó la frase volviéndose para mirar al nuevo integrante, ofreciéndole la mano como bienvenida.

Se llevó la mano sobrante a la cadera, en espera. Pese a que no los conocía aún, sus nuevos compañeros parecían saber lo que hacían, además de ser bastante amables... Bueno, por lo menos Crodos lo había sido, y pese a la actitud un tanto distante del otro muchacho, esperaba que todo fuera bien entre los tres. Más valía tener amigos que enemigos.
Jahla Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Ozpin el Miér Feb 15, 2017 3:15 am

Había pasado un par de días perdido en el bosque hasta que finalmente decidió tomar un trabajo, después de haber hablado con un cierto cazador en secreto, alimentado y descansado apropiadamente ya se sentía preparado para reunir unas cuantas monedas mas ya que su bolsillo había sido vaciado con la compra de sus nuevas armas. Ejecuto un sello de manos enseguida la cual activo el sello en su cuerpo, el número cuatro en su pecho el cual emanaba un chakra especifico entre los portadores del sello lo cual luego de esto solo tenía que esperar mientras continuaba caminando, se encontraba vestido con su típica vestimenta blanca, chaqueta, que dejo abierta a la altura del cuello, dejando su tatuaje de agujero visible, y un hakama blancos junto con una faja y el calzado de color negro, con su Ninja-to visible en la parte trasera de su cinturon posicionada de forma horizontal. Lo que sucedió era lo más rápido de lo que pensó un hombre exaltado salió de entre los arbustos. –Bien sin tiempo para clave, tienes el sello y yo lo leo, necesito que hagas un trabajo lo más rápido posible. Más al sur hay un campamento de los nuestros, ellos son ladrones y secuestradores que nos ayudan para hacer daño al feudo indirectamente, un informante del feudo nos ha dicho que han enviado una pareja de Gennin a investigar y necesito que les avises y ayudes a pasar de percibido. No deben tener a nadie secuestrado en este momento pero más vale prevenir.–

El hombre estaba exhausto así que imaginaba el por qué le estaba pidiendo que lo hiciera Ozpin. –El trabajo se hará.– Ahora estaba saltando entre los arboles del bosque, esta vez no estaba acompañado por nadie pero la mejor idea sería no luchar para que se cumpliera el trabajo, no tardo mucho en llegar ciertamente y los hombres estaban algo exaltados por la forma en que llego y armado, se podía ver su ninja-to en su cadera como se cruzaba. – No estamos a tiempo, soy de la organización.– Dijo con su voz tan calmada y su expresión tan serena. –Deben estar cerca ninjas de la dama del fuego buscándolos como secuestradores y ladrones, necesito que escondan todas las cosas robadas y sigan mi plan tal cual.– Los hombres por un momento se asustaron pero parecían estar preparados para soportar la presión, de hecho era conveniente que se veían bien y no como maleantes, parecían más cazadores. – Ja, todo lo robado ya ha sido vendido, lo único es este plano de un secuestro que haríamos esta tarde. –

Ozpin le alegraba por dentro que todo fuera tan bien por lo que tomo el plano y lo lanzo a la fogata la cual sería quemado enseguida como el papel tan inflamable que era. – Bien eso tendrá que ser planeado de nuevo, son cazadores, buscan bestias salvajes en el bosque de la hoja para vender a los mercaderes y yo soy un simple nómada que los acompaño hoy, que además no conocen.– No era un mal plan ciertamente, los hombres eran muy elocuentes y actuaban muy normales dejando sus arcos de madera a un lado y cuchillos para desollar en sus cinturones. – ¿Y bien? – Dijo uno de los hombres muy relajado y con una sonrisa. –A que aun no olvidan a esa hermosa mujer de grandes curvas en el bar jajaja, Tarj le pago muy bien, unas monedas extras el muy idiota.– Todos rieron con fuerza del pobre y enamorado hombre, era como si lo hubieran hecho antes a pesar de que ninguno tuviera habilidades ninja era esta la naturaleza humana, desafortunadamente para el Shinobi aun si tuviera sentido del humor Ozpin no era capaz de sonreír ni de realizar ninguna mueca en absoluto.

Vestimenta:
Datos:

Contratista / Indigo
NPC / Olive
Ozpin / 369966

♣ Kunai  3
♣ Senbon 3
♣ Bombas de luz 2 unidades
♣ Cascabeles 2
♣ Sellos en blanco 5
♣ Sello con Técnica 1
♣ Sellos explosivos 4
♣  Ninja-tô ó Shinobigatana 1
♣ Hilos de alambre Infinitos metros
♣ Arcilla por creación: 0/30

-  Stats

• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 4
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 8
• Resistencia: 9
• Fuerza: 1
Ozpin
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Crodos el Miér Feb 15, 2017 10:20 am

La respuesta sorprendió a Crodos, no por su significado sino de por dónde vino la respuesta. Una persona había aparecido en un árbol cerca de ellos y este se para cerca de los recién presentados Jahla y Crodos. Kazuo era su nombre y desprendía un aura negra, sombría. Su ropaje era de camisa blanca y chaqueta oscura pero lo curioso eran los vendajes que tenía. Eso preocupó a Crodos. Quizás estuviera lesionado o simplemente lo llevaba como engaño. La actitud del nuevo fue tajante, sin más preámbulos propuso empezar la misión, a Crodos no le parecía de todo correcto ya que si iban a compartir misión debía conocerlos un poco más, pero por el aspecto del fumador parecía que controlase la situación aun así.

Jhala se levantó y tal como hizo con Crodos le ofreció la mano en forma de saludo. De nuevo nombre ese clan. -¿Qué tipo de clan será?- Otra preguntas pasaban por la cabeza del muchacho mientras recogía el documento y lo guardaba en su bolsillo. -¿Por qué esas vendas?, ¿Por qué él no se ha presentado mencionando su clan?, ¿La Dama de fuego es la lides del feudo?, ¿Cómo podría llegar a ella?...-Muchas más dudas navegaban por la mente del chico que cogió su bastón de luz e irguió mientras miraba a Kazuo.

-Yo soy Crodos, soy nuevo, me gustaría que me dijeras todo lo que sabes sobre la Dama de fuego ya que me interesa formar parte de su feudo.-Su tono de voz fue sincero y duro. Cambió la mirada a Jhala.- Y también me gustaría saber más sobre tu clan Jhala. –El no saber las cosas era algo que Crodos no podía soportar, debía empezar a atar cabos de una vez. Todo era nuevo para él y eso le agobiaba, notaba que perdía control de las cosas.- Pero creo que eso deberá esperar, vayamos al bosque y busquemos indicios de algo. No os conozco de mucho pero creo que la mejor idea será que vayamos los tres juntos. Sugiero que formemos una formación en cuña.-Crodos no podía idear nada sin conocerlos, si Ginka fuera más adulta le pediría a ella ir delante pero al ser un cachorro no creía que su olfato fuera muy adecuado. Y luego está Kazuo, una persona que parecía herida pero experimentada, sus dos puntos le colocaban en el centro de la formación pero no quería ser quien, sin conocerse de nada, diese órdenes.

Dama de fuego, clan Inuzuka, vendajes, el bosque, secuestros… todas esas ideas y pensamientos bailaban en la cabeza del muchacho que comenzó poco a poco a caminar hacía el bosque. Apoyando su bastón al caminar miró hacía sus nuevos compañeros y esperó una respuesta de ellos.

-Un equipo…

Información:

Apariencia::


Stats::

• Ninjutsu 5 +2 =7 (+2 = 9)
• Taijutsu 2 +1 +2 =5 (+2=7)
• Genjutsu 2 = 2
• Velocidad 3 +2 =5
• Resistencia 5 +1= 6
• Fuerza 3 = 3
Especialidad
Inventario:

Armas:
• Baston de luz
• Hilo de alambre
• Shurikens
• Kunais

Orden: Crodos,Kazuo,Jhala,Ozpin
Crodos
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Kazuo el Miér Feb 15, 2017 1:22 pm

Un nuevo equipo. El pelinegro se mostraba distante como de costumbre de manera inconsciente; su habilidad para confiar en los demás se ha ido debilitando con las experiencias de su trágica vida. Él también era observador cuando la presencia de detalles únicos brillaba en la escena; como ese extraño bastón que llevaba aquel que se hacía llamar Crodos. Se percató de que su difícil actitud agregaba cosas innecesarias a la mesa, por lo que haría su mayor esfuerzo para no ejercer ningún tipo de presión, ya que había oído que esa misión C sería la primera que sus dos acompañantes realizarían. Un sentido de responsabilidad latía débilmente en su interior, pero no lo suficiente como para que él dijese algo al respecto. Estrechó la mano de la fémina sin ninguna expresión en particular; le sorprendía encontrarse con Shinobis tan cordiales esos días. Se había mal acostumbrado a recibir órdenes con mala gana y a observar rostros helados, donde cumplir con su deber era lo único importante. Distanciado. "Miembro del clan Inuzuka... eso explica el canino" pensaba el fumador mientras mantenía contacto visual con la mujer de cabello largo. Nuevamente, se llevó una sorpresa por la manera en que información importante como el clan al que pertenecía, le fue compartida al antipático. Acto seguido, estrechó la del otro hombre del grupo, de la misma manera que lo hizo la primera vez.

No sé nada sobre ella. — Respondió ante la curiosidad de Crodos, la cual podía resultar sospechosa debido a lo directo que fue respecto al tema. Kazuo solía generar más preguntas que respuestas... ¿Por qué desearía servir al feudo de una persona de la cual no sabe absolutamente nada?No hago esto para servirle a la Dama de Fuego. — Ciertamente, no tenía ni el más mínimo interés en su líder. Él se encontraba en Kakkinoaru'en porque sus dos amigos estaban ahí. Kazuo siempre siguió su propio camino.Espero que encuentres lo que buscas aquí. — Agregó, mientras se agachaba para propinarle una leve caricia a Ginka, con una media sonrisa. Se comportaba diferente con otros seres vivos, como si excluyese a los seres humanos por alguna razón.

El pelinegro se reincorporó, adoptando la misma posición que tomaba siempre en todos los grupos. La sombra del equipo; permanecía en la retaguardia sin agregar demasiado, intentando no llamar la atención hasta que sea necesario. Guardián. Asintió con la cabeza una vez Crodos había terminado de hablar, estando de acuerdo con la iniciativa. — Jahla; Ginka. — Vociferó desde el fondo luego de que el grupo había comenzado a moverse. — Pueden tomar la delantera e informar si detectan vida cerca. — Estaba al tanto de las habilidades olfativas de los miembros del clan Inuzuka, aunque nada sobre las técnicas que estos poseían. — Te daremos cobertura.Mantuvo sus habilidades especiales en secreto, ya que normalmente podían generar inquietud incluso en los aliados por los efectos... "secundarios". Mientras tanto, iría agudizando sus sentidos para reaccionar lo más rápido posible ante el peligro.


OFF:

Apariencia:

(No lleva máscara)
Stats:
• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 6
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 10
• Resistencia: 10
• Fuerza: 10
Inventario:

Kunais x05
Shurikens x18
Katana x01
Vendajes x05
Sanguíneos x01
Kazuo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Jahla Inuzuka el Jue Feb 16, 2017 12:40 am

Pese a que Kazuo no mostró apenas expresión durante su saludo de manos, la sonrisa de Jahla no desapareció en ningún momento y empezó a andar lentamente hacia delante mientras escuchaba la conversación entre los dos muchachos. La curiosidad de Crodos le resultaba un tanto graciosa, sus preguntas hicieron que ella misma empezara a pensar sobre los temas que tenían especial interés, y aunque ella apenas conocía mucho sobre la propia Dama de Fuego sí sabía que era la persona a la que su madre había estado sirviendo durante bastantes años, pese a que ambas prácticamente ni se conocían en persona.
Mientras tanto Ginka, al recibir la caricia por parte del nuevo inquilino del grupo, reaccionó sacudiendo la cabeza y haciendo un sonido apenas audible parecido a un estornudo, seguido de un pequeño ladrido cuando Kazuo se reincorporó, y se dio la vuelta rápidamente poniéndose como primer miembro de la formación.

Cuando el chico de las vendas sugirió que tomaran la delantera para empezar la búsqueda, Jahla cerró los ojos y sonrió mientras empezaba a andar, concentrando su olfato y su chakra en torno a esta habilidad para poder captar enseguida cualquier olor que indicara que alguien había estado asentado en alguna zona del bosque, o que simplemente pasara por allí:

- Ya que tienes curiosidad, esta es una de las habilidades de mi clan, un buen olfato. - Dijo con tranquilidad mientras empezaban a adentrarse en el bosque. - Básicamente somos humanos con ciertos sentidos más desarrollados... Entre otras cosas.

Tanto ella como Ginka iban por delante del grupo, cada una por un lado, intentando cubrir el ratio de búsqueda más grande posible. Mientras que la ninja andaba por la derecha con actitud calmada intentando no perder ningún detalle, la cachorra hacía completamente lo contrario, andando en zig zag por el lado izquierdo de la formación, nariz pegada al suelo haciendo rápidos movimientos de respiración y trotando de un lado a otro, igualmente concentrada.

Pasaron varios minutos hasta que finalmente, entre los olores a tierra, humedad y la frescura de los arboles, Jahla fue capaz de encontrar una sustancia distinta en el ambiente, un olor bastante fuerte, sin duda de un hombre (o quizás un grupo) a varios metros de distancia. Nada más reconocer el olor, y sin decir nada más que un silbido a su perra, la muchacha salió corriendo en dirección a su descubrimiento, seguida rápidamente por la cachorra que había dado un cambio de dirección brusco para ponerse a la par con la ninja. Aunque el cambio de velocidad fue bastante rápido, no recorrían mucha distancia para no dejar atrás a sus compañeros, como tampoco hacían apenas ruido al andar sobre el suelo y las raíces de los distintos árboles. 
La fuente del olor se encontraba más allá de los 300 metros de distancia desde que Jahla había recogido el olor, por lo que aún tardarían un rato en llegar a su destino.
Jahla Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Ozpin el Jue Feb 16, 2017 9:23 pm

Todo iba como lo había planeado, estaban actuando normal y no tenían nada que los delatara por los momentos, el secuestro no se haría y tendría que volver a planear todo de nuevo pero ¿Qué era el tiempo? Aun les quedaba mucho tiempo para futuros trabajos si no eran descubiertos, lo cierto es que Ozpin ya estaba molesto de estar en un sitio sin hacer absolutamente nada y algo hambriento puesto ya era medio día y no había almorzado, escucho a los hombres hablar y justo uno tomo una pieza de un animal que había sido asada en la fogata. – Toma viajero, come todo lo que quieras mientras estés aquí. Este bosque es muy traicionero y no sabes lo que puedes encontrar.– Dijo el hombre que parecía llamarse Tarl, el hombre pálido lo tomo y comenzó a comer lentamente mientras lo observaba a todos.

– ¿Traicionero? Entonces llevan bastante tiempo por aquí ¿no? – Los hombres se miraron por un momento y rieron, no mentirían esta vez. – Nacimos aquí, es nuestra nación y vivimos por nosotros y por la capital,  nuestro único interés es nuestra querida capital. El gran bosques desde entonces ha sido nuestro hogar.– Todos hablaban en voz alta entre sí bromeando como si fuera su día de descanso, no harían nada este día por lo sucedido ni siquiera cazar. Aun así Tarj decidió juntarse un poco más a Ozpin. – ¿Y tú? Viajero ¿de dónde vienes?– Pensó un rato el Shinobi mientras terminaba de comer, pero finalmente decidió hablar con la verdad. – Yo vengo del país del Sonido, simplemente soy un nómada. No tengo hogar y vivo mi vida haciendo los trabajos que encuentro, en resumen una aventura.– Finalizo mientras continuaba observando a todos ¿ Cuándo llegarían los dos ninja que dijeron que los buscaban? No sabía sus habilidades ni mucho menos su sexo, simplemente que eran ninja.

Vestimenta:
Datos:

Tarj / Indigo
NPC / Olive
Ozpin / 369966

♣ Kunai  3
♣ Senbon 3
♣ Bombas de luz 2 unidades
♣ Cascabeles 2
♣ Sellos en blanco 5
♣ Sello con Técnica 1
♣ Sellos explosivos 4
♣  Ninja-tô ó Shinobigatana 1
♣ Hilos de alambre Infinitos metros
♣ Arcilla por creación: 0/30

-  Stats

• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 4
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 8
• Resistencia: 9
• Fuerza: 1
Ozpin
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Crodos el Vie Feb 17, 2017 2:54 pm

El día avanzaba y el nuevo grupo se empezaba a mover. Comenzaron formando una agrupación en cuña. Jhala y Ginka iban a la cabeza para seguir cualquier rastro, mientras que Crodos y Kazuo iban unos metros más atrás dejando distancia entre ambos.

Jhala le explico algo sobre el clan Inuzuka a Crodos.

-El olfato…- Entendió que el olfato de la muchacha no era como el de cualquier otro y que podría rastrear ciertas cosas como mejor facilidad que alguien que no fuera de su clan. Por lo que parecía habría muchas sorpresas en esta misión.

De repente la punta del grupo se movió con agilidad y rapidez. Parecía que había encontrado algo. Como grupo se adaptaron bien a esa movilidad y se encaminaron adentro del bosque.

La frondosidad del bosque no dejaba ver el cielo azul, solamente dejaba pasar unos haces de luces del sol que iluminaban todo con un tono verdoso. El clima allí dentro era más que agradable por la sombra que desprendían esos árboles, no como afuera que sin sombra podrías pasar un mal trago.

A Crodos le hubiera gustado que hubiera una comunicación en el grupo pero seguramente se debía a la desconfianza de ser nuevos conocidos. Sabía que esto no podía seguir si querían llegar a buen puerto con la misión. La idea más óptima que él pensaba era que Kazuo tomará la iniciativa de liderar el grupo, puesto que era el más experimentado tenía todas las papeletas. Jhala aún parecía joven e inexperta igual que Crodos, pero parecía que la actitud de Kazuo era más de dejarse llevar, asi que Crodos tomo la opción de romper ese hielo en el grupo y comenzar a forjar algo sólido entre ellos.

-Jhala… Antes de llegar escóndete junto con Ginka. Kazuo y yo nos acercaremos y miraremos de son sacar información. No sabemos si son las personas que buscamos, así que no está de más ir con calma. La cuestión ahora es que mientras estés escondida mires de buscar algo inusual en ellos. Además me gustaría que te tomes un poco de tiempo en poner algún impedimento a su huida, por si resultase que son ellos y desean huir. Toma, usa el hilo para ello. Se sigilosa y abre bien los ojos… o la nariz- Al decir esto último suavizo la seriedad con la que dijo sus palabras, acompañándolo con una sonrisa.

-Kazuo, no quiero ser irrespetuoso, pero creo que a la hora de acercarnos deberías estar atento a los gestos de los que estén, además del entorno. Si es un grupo siempre habrá alguien que hable más. Ese será nuestro objetivo. Sean o no las personas que buscamos necesitamos estar bien atentos y debemos prepáranos para lo que se nos venga. Si trabajamos juntos podremos lograrlo.

Crodos miró a Kazuo serio y calmado, después asintió y aminoró la marcha.

El sendero se comenzó a abrir y allí se hayaban cuatro personas junto a una fogata comiendo una pieza de animal. Esas personas eran todos hombres. Había uno pelirrojo que miraba fijamente la fogata mientras que el calvo de su derecha se reía, parecía como si hubiera ofendido al pelirrojo. A unos pasos usando las piedras como sillas estaban los otros individuos.
Uno era un hombre pálido con un pañuelo en la cabeza que estaba inclinado hacía el último de ellos que parecía muy distinto al resto. Su rostro simplemente era más pálido aún que su compañero, con unas marcas en la cara que le recorrían desde los ojos hasta la mandíbula haciendo juego con sus ojos verdes. Tenía una chaqueta media abierta y se podía ver su tatuaje de un agujero en el pecho y algo más que no lograba ver Crodos con la postura que tenía el pelinegro. De los presentes era el único que llevaba una especia de katana, eso hizo que Crodos entrecerrará los ojos y comenzase a sospechar.

Las vestimentas eran totalmente distintas, partiendo del pelirrojo, pasando por el calvo y acabando con el del pañuelo, los tres tenían pinta de cazadores o bandidos, ropa de cuero marrón con algún que otro cinturón, guantes, y no digamos la limpieza de estas ya que tenían manchas marrones más oscuras estaban por todas partes, aunque a simple vista no se podría decir de que eran. Crodos deseó que si eso era sospechoso Jhala lo percibiera.

Detrás de los presentes había una cabaña a las espaldas de los dos últimos, estando a la derecha de la llegada de Crodos y Kazuo. La cabaña estaba abierta pero Crodos no lograba a ver que podía haber. Lo que si visualizo fueron arcos y cinturones con cuchillos a los pies de la entrada. Quizás eran simples cazadores pensó el coletas, pero no descartaría tan rápido esa opción. Había un arco, un carcaj con un puñado de flechas, un cinturón con pequeños cuchillos y un machete.

Caminando hacia ellos Crodos se llevó la mano a la nuca y se comenzó a rascar mientras se dispuso a hablar. Él estaba a la izquierda de  Kazuo que parecía que no cambiaría de postura.

-¡Hola! Buenas tardes, mi amigo y yo estábamos dando un paseo y el camino se ha bifurcado hacía este camping, mi nombre es Crodos. ¿Tendríais un mapa por ahí que nos pudiese ayudar?- Crodos se paró a unos pasos de la fogata. En el momento que comenzó a hablar los supuestos cazadores le miraron y dejaron de hablar.

Ese era el momento. El inicio de observación e intuición. Entonces Crodos recordó de nuevo la conversación con sus compañeros:

-No quiero que os lo toméis mal pero estad atentos, gestos, miradas, señas con las manos, la gente que no quiere ser descubierta intenta optimizar y ahorrar los gestos entre ellos, pero aun así buscarán comunicarse de alguna forma, si en algún momento veis algo sospechoso explotarlo y sacaremos algo. Jhala cuando lo tengas todo listo estate atenta y si algo surge se libre de tomar la decisión que consideres. Seguramente habrá un conflicto, deberemos adaptarnos rápido a la situación y una vez se destape la verdad la atraparemos.

-La verdad es que no tenemos ningún mapa muchacho, así que largo. –Dijo el calvorota mientras apuntaba la dirección del camino con su trozo de carne en la mano. Su mirada era desafiante, y entonces el pelirrojo miro al pelinegro al igual que el del pañuelo. Parecía muy serio y sin expresión.

-Y aunque no tengáis un mapa ¿podríais indicarnos el camino?- Crodos bajo su mano y se llevó sus manos a la espalda y se inclinó hacia adelante. Fue entonces cuando el pelirrojo desvió sutilmente la mirada y miró más allá del pálido y serio pelinegro. Estaba mirando el arco, las flechas y los cuchillos de la tienda. Parecía preocupado y el del pañuelo se percató y quiso desviar la atención y se levantó para hablar.

-Pero hombre no seas así Carl, por favor discúlpalo, mientras come tiene un carácter… Quizás es porque piensa que le vas a quitar su comida. – Miro sonriendo al calvo que fruñido el ceño.

La situación parecía ser tensa entre los de la fogata, algo olía mal y no era necesario un olfato especial. Uno muy preocupado, otro agresivo y alguien que intentaba ir de bueno, parecía un trio cómico. Pero lo que menos le cuadraba a Crodos era el paliducho. Sabía que no era uno de ellos así que intentó ir a por él, ya que llevar un arma encima mientras el resto no representaba desconfianza, sin contar su peculiar vestimenta blanca.

-No, no, puedes quedarte tranquilo ya hemos comido. –Dijo sonriente hacía el calvo.- La verdad es que no somos de por aquí y nos gustaría saber por dónde podemos ir.- Entonces miro al de la cara pintada con pinta más que sospechosa.-Parece que tú también te has perdido.- Crodos procuró observarlo más determinadamente. El pelirrojo se levantó y se dirigió hacia la cabaña. Parecía muy nervioso. El del pañuelo lo cogío al pasar por su lado y lo agarro por encima del cuello y sonriente dijo:

-¿Por qué no os sentáis y nos contáis a donde vais? Quizás sepamos más o menos por donde debéis ir.

Había empezado.


Información:

Apariencia:


Stats:

• Ninjutsu 5 +2 =7 (+2 = 9)
• Taijutsu 2 +1 +2 =5 (+2=7)
• Genjutsu 2 = 2
• Velocidad 3 +2 =5
• Resistencia 5 +1= 6
• Fuerza 3 = 3
Especialidad
Inventario:

Armas:
• Baston de luz
• Hilo de alambre (Prestado un poco a Jhala)
• Shurikens 15
• Kunais 3

Orden: Crodos,Kazuo,Jhala,Ozpin
Tarj / Indigo
Carl = 8f2100


Última edición por Crodos el Vie Feb 17, 2017 4:22 pm, editado 1 vez
Crodos
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Kazuo el Vie Feb 17, 2017 3:52 pm



Pereza. La hora de actuar había llegado, y él sólo quería encontrar a los responsables lo antes posible. Exhalaba nubes de humo cada minuto, consumiendo cigarro tras cigarro con alarmante velocidad. El sol golpeaba fuertemente contra su piel, la cual se encontraba un poco sensible tras haber estado en coma por semanas en un país que ni siquiera era el suyo. Se notaba la molestia en su rostro, pero intentaba que no parezca directa hacia los dos desconocidos. Podía ser difícil de digerir un ceño fruncido que nunca desaparecía en el humeante Shinobi. Se sintió un poco más a gusto tras notar que la Inuzuka había aceptado su consejo, posicionándose como cabeza de la formación junto con la pequeña canina.  Desconocía cuánto tardarían en encontrar señales de otro ser humano en esa zona del bosque, pero Kazuo no perdía la noción de la posición inicial y la actual, intentando deducir cuánto terreno iban cubriendo minuto tras minuto. Cuando Bakemono no influía en su cabeza con voces internas o deseos prohibidos, era un Shinobi muy minucioso. "Los Inuzuka suelen destacar en Taijutsu, y sé cuál es mi función en el equipo...", mientras planteaba el próximo movimiento del equipo tras encontrar a los ladrones, desvió un segundo su mirada al otro masculino. "Es un arma extraña. Posiblemente Kenjutsu". A pesar de que su siniestra mirada delatase desinterés por absolutamente todo; también era observador con sus aliados.

El ritmo de la formación aumentó su velocidad tras el desvío repentino que había tomado la mujer de cabello largo. Se apartaron de los senderos más iluminados del bosque, adentrándose a la arboleda de enormes copas. Masivas; tapaban la luz solar. Él no perdía su cigarro, que seguía prisionero entre sus labios en plena carrera. Su silencio también tenía un propósito, el cual era detectar quién de los presentes sería el que tendría cierta iniciativa estratégica. Kazuo ya había pensado en algo, pero no era bueno compartiendo sus pensamientos, y por ello no tenía madera de líder. Pero sí de protector. Desvió la mirada una vez sintió a Crodos mencionar su nombre. Un movimiento inconsciente, probablemente evitando acercamiento con sus compañeros. Prevención; pues él sabía que era peligroso incluso para sus aliados. — Conozco el procedimiento. Cuenta conmigo. — Le regaló una fugaz mirada, asintiendo con la cabeza. Él y el muchacho de coleta estarían codo a codo en la próxima escena.

El fumador de chaqueta negra caminaba a la derecha de Crodos tras haber encontrado lo que parecía ser el campamento de unos cazadores. Más de uno de apariencia... peculiar. Tras haber escuchado a su compañero durante el transcurso, dedujo que él era del tipo de Shinobis que podían encargarse de la parte... "democrática". Le recordaba un poco a Katta. Kazuo se limitó lo mayor posible, devolviendo la mirada del calvo con la misma intensidad. Recordando viejas experiencias, ya sabía de sobra que si él abría la boca, sólo ocasionaría discordia. Se percató de cómo observaron el interior de la cabaña, donde había armamento tanto de corto como de largo alcance. Eso le hizo sospechar de la amistosa actitud del que llevaba un pañuelo. Para Kazuo, los que eran deshonestos con sus emociones como ese sujeto, eran los más peligrosos. Con las manos en los bolsillos, observaba los alrededores mientras se dirigía directamente a la cabaña. Sin disimulo.

¡Oye, tú! Aléjate de nuestra cabaña. — Kazuo volteó la mirada, mostrando la misma -o mayor- agresividad en sus ojos que el calvo. Él sólo quería comprobar la reacción que tendrían si se aproximaba a la estructura de madera. Definitivamente, había algo raro en el ambiente; y eso no le gustaba en absoluto. De creer que Kazuo y Crodos fuesen a robarles a ellos, no tendrían problemas. Después de todo, ellos eran mayoría. Tenían alguna razón para estar nerviosos. — Tranquilo, sólo estoy echando un vistazo. Mide tu tono.Se podía percibir alrededor del pelinegro, que no era una persona muy tolerante. Volvió a la derecha de su compañero, mientras el que tenía un pañuelo, otra vez, buscaba suavizar las cosas.Somos todos amigos aquí. No queremos problemas. La sonrisa de un carismático. Kazuo odiaba ese tipo de gestos. — No tiene por qué haber uno... — El grupo de Genin no había realizado ninguna pregunta todavía, pero los roles de cada uno iban siendo cada vez más claros. Minuto tras minuto. — ...



...¿O sí?



OFF:

Apariencia:

(No lleva máscara)
Stats:
• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 6
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 10
• Resistencia: 10
• Fuerza: 10
Inventario:

Kunais x05
Shurikens x18
Katana x01
Vendajes x05
Sanguíneos x01


Kazuo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Jahla Inuzuka el Vie Feb 17, 2017 5:18 pm

Tanto Crodos como Kazuo siguieron su paso sin problemas, adentrándose cada vez más en un bosque cuyo árboles comenzaban a tapar con más y más ramas. El asentamiento estaba cada vez más cerca y Jahla se concentraba todo lo que podía intentando descifrar los distintos olores que a cada paso se hacían más intensos, permitiéndole empezar a diferencia a los distintos ocupantes de la zona objetivo.
Si su olfato no la engañaba, había un total de cuatro hombres, tres de ellos tenían su olor esparcido por todo el territorio, sin embargo uno de ellos parecía recién llegado, probablemente no llevara ni un día allí, pues su olor apenas estaba esparcido por la zona.

La voz de su compañero, el pelinegro de la coleta, hizo que girara rápidamente la cabeza para mirarle y escuchar con atención. Éste le entregó un hilo a la muchacha con intención de que lo empleara para impedir el avance del objetivo en caso de un intento de huía, por lo que lo guardó en su bolsillo del pantalón y aprovechó el momento en que los dos jóvenes terminaron de hablarse para añadir lo que acababa de descubrir:

- Escuchad, no se si servirá de mucho, pero hay cuatro hombres en el asentamiento... Tres de ellos han vivido en la zona durante varios días, pero uno de ellos ha debido llegar hace poco, posiblemente hace menos de un día. - Añadió mientras continuaban acercándose.


Era el momento. Los dos ninjas masculinos se acercarían a hablar mientras que ella se dedicaba a poner distintas trampas alrededor.
El primer paso, antes de empezar a usar el hilo indiscriminadamente, era encontrar puntos clave donde ponerlo, cosa que tampoco le llevó mucho tiempo, así que rápidamente empezó a atar distintos extremos entre las raíces de los árboles de los alrededores, así como algún que otro bastante más alto, ocultado entre ramas bajas, con cuidado de no hacer ningún ruido que pudiera llamar la atención.
La pequeña Ginka miraba con curiosidad los quehaceres de su compañera mientras de vez en cuando giraba la cabeza en dirección al campamento e inspiraba fuertemente para obtener nuevos olores o más información. Apunto de terminar de colocar una de las trampas, la perra empezó a hacer movimientos rápidos con las orejas mientras dejaba caer un pequeño gruñido, señal de que parecía haber captado algo distinto...


Crodos y Kazuo aún estaban hablando cuando la cachorra empezó a moverse entre los árboles cercanos al campamento, agazapada para evitar que la vieran, y ayudada de su color pardo para intentar pasar desapercibida lo máximo posible. Se dirigió hacia una de las tiendas, de donde venía el nuevo olor que había conseguido reconocer, y empezó a olisquear insistentemente para sacar en claro la máximo información posible.
Parecía que hacía bastante poco, como mucho una semana, una mujer había permanecido en esa tienda durante un tiempo, cosa más que curiosa, pues todos los integrantes eras hombres, y también había estado herida, ¿posiblemente por forcejeo? Pero el olor no era muy limpio como para distinguirlo bien, así que tras la rápida expedición por separado, Ginka empezó a volver hacia el punto donde se encontraba Jahla, cuerpo pegado al suelo y sin hacer ruido.


La joven ninja continuaba haciendo trampas, mientras observaba detenidamente a su compañera canina, a la vez que de vez en cuando miraba hacia donde se encontraban sus dos compañeros ninja. Pese a que se encontraba a bastante distancia, con la intención de no ser descubierta, podía oler perfectamente que por ahora todo iba bien, además de escuchar la conversación entre los dos grupos con bastante claridad gracias al silencio del bosque.
Solo esperaba que todo siguiera bien y sin problemas.
Jahla Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Ozpin el Vie Feb 17, 2017 7:01 pm

No había pasado mucho mientras había estado hablando con Tarj quien parecía el más tranquilo de todos, el que intentaba las negociaciones pacifica y monetarias, Carl parecía ir el más agresivo de todos digno de un luchador que iba siempre al frente y finalmente el tercero Merk era el más neutral, callado y sin ningún rasgo a relucir más que para reírse de las bromas de Carl. Las risas y conversaciones cómodas cambiaron cuando unos individuos irrumpieron en el campamento, dos hombres uno con armas que parecían un bastón extraño y el otro con vendas que parecía estar lastimado ¿o era que ocultaba algo? Carl no tardo en estallar al verlo cerca de su tienda, después de todo era muy territorial tal parecía mientras que Merk continuaba calmado alimentándose.

Finalmente el hombre llamado Crodos dejaba ver sus “intenciones” solo querían un mapa para marcharse, para Ozpin era fácil relucir que eran ninja por la forma en que entraba sumado a el hecho de que ya le habían avisado de que vendrían 2 Shinobi las dos cosas encajaban pero ¿y si no era así? Podían ser bandidos que solo venían a robar y esta era su oportunidad, el acompañante de Crodos intento asomarse a la tienda de Carl y este le devolvió una mirada muy agresiva seguido de un discurso digno de un maleante. Ozpin confiado coloca su mano  derecha sobre el mango de su Ninjato. – Si es cierto que podrían estar perdidos tu amigo es muy sospechoso, demasiado agresivo y su intención me pareció que fue la de entrar, este bosque está lleno de bandidos. Tarj te aconsejaría alejarte de él, no sabemos quién es ni su verdadero asunto. – Continúo estando a la defensiva sin desenvainar su arma. – No sé que es esa cosa que tiene pero podría ser un arma. – Dijo refiriéndose a su  bastón. Observo a ambos hombres detallándolos, aun nada estaba mal de hecho iba más inclinado a su balanza.

– Si quieren pedir ayuda sería mejor no dejar ver sus intenciones. – Aun continuaba con su misma expresión, no podía quitarla de su rostro y mucho menos su pálido rostro. – Vamos señor nómada, tampoco es que tengamos que ser tan reacios con la ayuda, después de todo te ayudamos a ti. – Tarj era un idiota con una muy buena forma de ser que no veía el peligro, en un instante podría morir si no actuaba de la forma adecuada. – Esta bien, pero si son bandidos ¿Que tal son tus habilidades de combate con personas? Eres cazador, las bestias con diferentes a las personas. Eres demasiado amable Tarj, por eso las mujeres se aprovechan de tu bolsillo.– Carl se calmo mientras sonreía por las palabras de Ozpin, sabía que era mejor quedarse callado y que solo esos dos hablaran, Merk lo miro y le dio otra pieza de comer para calmarlo mientras aun conservaba su cuchilla en la cintura junto con todos menos Tarj. – Vamos no seas tan malo, tampoco es que les pague extra a todas… bueno tal vez si pero.. uff. – Suspiro el hombre mientras se alejaba de Crodos soltándolo y sentándose junto a Ozpin. – Creo que si sería mejor que se fueran amigos, díganme a donde van y les diré a donde ir. No tenemos mapas aquí no los necesitamos. –


Vestimenta:
Datos:

Tarj / Indigo
Carl / 8f2100
NPC / Olive
Ozpin / 369966

♣ Kunai  3
♣ Senbon 3
♣ Bombas de luz 2 unidades
♣ Cascabeles 2
♣ Sellos en blanco 5
♣ Sello con Técnica 1
♣ Sellos explosivos 4
♣  Ninja-tô ó Shinobigatana 1
♣ Hilos de alambre Infinitos metros
♣ Arcilla por creación: 0/30

-  Stats

• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 4
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 8
• Resistencia: 9
• Fuerza: 1
Ozpin
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Crodos el Vie Feb 17, 2017 9:45 pm

Ozpin:
Hola Ozpin, creo que ha habido un fallo en tu último post. No sé si será por una mal redacción nuestra o un fallo de entendimiento por tu parte. El caso es que según mi post, Merk no estaba tranquilo comiendo, y fue a él a quien Tarj agarró por el cuello. En ningún momento hemos avanzado de la fogata. Kazuo dio unos pasos pero Carl le amenazo y retrocedió. Y algún que otro detalle pero por nuestra parte pensamos que es algo irrelevante pero consideramos que estemos alerta con estas cosas, si en algún momento piensas que nos hemos equivocado estaremos dispuestos a hablarlo. Espero que el rol se ponga interesante ^^. Nada más, un saludo

El día era tranquilo, el viento acariciaba la superficie de las copas más altas. La luz entraba por las hojas y ramas, creando sobras a doquier. La fogata iluminaba aún más y la pieza del animal que estaba en ella empezaba a quemarse.

Kazuo quiso ir a la única tienda que había pero Carl le aviso de que se alejara. La agresividad de su mirada asusto a Crodos. No conocía realmente a Kazuo y no podría asegurar que no saltase en una de estas provocaciones. Esperaba que su compañero se ciñera al plan. Por ello lo miro torciendo la cabeza en sentido de: “no caigas”.

Despues de unas palabras con Tarj el del tatuaje en el pecho comenzó a hablar. Aviso a Tarj de que no se relajase tanto con los dos recién llegado. Los estaba acusando de ser bandidos. Fue entonces cuando Crodos se preocupó más por Kazuo. No sabía cómo reaccionaría ante tal provocación, no tenía pinta de ser el tipo de persona que cae en las provocaciones de los demás pero la opción era posible.

Viendo la postura del pelinegro con la mano en su ninjato Crodos pensó en una retirada, la cosa era que después de ser amenazados de ser bandidos sería sospechoso así que siguió con el plan y salir de allí cuanto antes para reunirse con el grupo de nuevo y ver qué pasaba.

-No somos bandidos, solo somos aventureros.-Crodos meneo las manos en forma de negacio y levemente se colocó más cerca de Kazuo y medio paso adelante, en señal para que no saltará si lo haría y sino simplemente sería de reagrupación por si los presentes decidieran atacar. –Nos dirigimos a la ciudad, venimos desde el país de los ríos, nos hemos metido en este bosque y nos hemos desorientado. Mi farolillo nos alumbra en las noches. Aunque si lo que dices es cierto mejor nos vamos, no queremos causar molestías y mucho menos tener problemas. –La sonrisa de Crodos se mantuvo hasta que acabo de hablar.- Y tendremos cuidado ya que este bosque hay bandidos por todas partes…- Miro a Ozpin fríamente. Con esa mirada esperaba que Kazuo percibiera que Crodos también estaba cabreado por la amenaza recibida pero que debían de mantener la calma.

En ese momento Tarj se quedó de piedra, Carl seguía con su cara de enfadado y su pieza de carne en la mano, Merk que estaba al lado de Tarj respiró al ver que Crodos se fue alejando poco a poco.

-Muchas gracias por todo, miraremos de probar de girar en otro cruce.-

Crodos se fue poco a poco marcha atrás con las manos abiertas y mirando a los de la fogata en posición de disculpas, inclinado un poco hacia adelante. Cuando ya estaba lejos se dio media vuelta y comenzó a caminar.

Carl pegó un bocado a su trozo y Merk se sento aliviado. Tarj miro a Ozpin con satisfacción. Pensarón que el conflicto se había resuelto asi que siguieron con sus actividades, comer, hablar, reir… Esta vez hablaban más flojo que antes y con la boca más llena. El fuego se iba apagando y los trozos que quedaban del animal en la fogata eran pura ceniza.

Crodos esperaba reunirse de nuevo con Jhala y junto con Kazuo hablar sobre lo ocurrido. Esperaba que Jhala hubiera puesto las trampas y hubiera descubierto algo nuevo para así, desde la única salida que hubiera sin trampas planificar el próximo movimiento.



Información:

Apariencia:


Stats:

• Ninjutsu 5 +2 =7 (+2 = 9)
• Taijutsu 2 +1 +2 =5 (+2=7)
• Genjutsu 2 = 2
• Velocidad 3 +2 =5
• Resistencia 5 +1= 6
• Fuerza 3 = 3
Especialidad
Inventario:

Armas:
• Baston de luz
• Hilo de alambre (Prestado un poco a Jhala)
• Shurikens 15
• Kunais 3

Orden: Crodos,Kazuo,Jhala,Ozpin
Tarj / Indigo
Carl = 8f2100
Crodos
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Kazuo el Vie Feb 17, 2017 10:43 pm



El intercambio de palabras tenía un límite que Kazuo no estaba dispuesto a cruzar. Cuando la democracia no funcionaba, aprendió por las malas que se necesitaban acciones para conseguir resultados. No podía ser el camino más honorable, ni el que le forme una buena reputación, pero nada de eso le interesaba al fumador del ceño fruncido. Cuando la tensión del aire comenzaba a ahogar los pulmones de los presentes, el pálido con el rostro "pintado" finalmente decidió hablar. Y hablaba de más, apuntando dedos de forma bastante sospechosa. Mientras esto sucedía, se percató de la mirada de Crodos a él; Kazuo mejor que nadie conocía sus límites dentro de su carácter y su fragmentada personalidad, pero no perjudicaría la misión de otros a causa de esto, sólo conseguiría resultados. "Qué pereza..."; le molestaba ser objeto de observación. Se reagrupó, dedicándole su cruda mirada al individuo que ahora decidía poner sus cartas sobre la mesa. — Estás dejando las tuyas bastante claras. — Le respondió a secas, mientras le daba otra pitada a su cigarro.

Crodos buscaba mantener bajo control a Kazuo, quien ya se encontraba internamente bastante molesto por las acusaciones del otro sujeto. De todos modos, también le sentaba mal cuando sus propios compañeros asumían lo peor de él, por lo que no permitió que se pusiese frente a él. Le miró, dándole a entender que nada iba a suceder. Admitía que no estaba del todo de acuerdo con los métodos ajenos, pues aparentemente eran de personalidades bastante opuestas. Quería terminar con el acto deshonesto y hacer su trabajo, pero asintió ante la retirada. Era su primera misión juntos, por lo que era más que comprensible la diferencia de opiniones. Había que darle crédito a los otros dos; el pelinegro era un hueso duro de roer. — Sí. Mucho cuidado. — Agregó al final de la oración de Crodos. De sus fosas nasales salió el humo del tabaco, mientras se aferraba con más fuerza a su katana.

Una vez lograron perderse entre los árboles otra vez, esperó a que la Inuzuka haga su aparición. — Mantente alerta en caso de si deciden escapar.El olfato de la mujer podría servirles aún. Si huían, eran pruebas más que suficientes de que estaban ocultando algo. — No creo que el acto nos siga siendo útil. Debemos interrogarlos... ¿Nos has conseguido algo? — Se volvió a dirigir a la mujer del grupo, intentando atenuar un poco su mala expresión facial para no causar ninguna presión innecesaria. Siempre, quizá por falsa caballerosidad, fue más blando con las mujeres.




OFF:

Apariencia:

(No lleva máscara)
Stats:
• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 6
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 10
• Resistencia: 10
• Fuerza: 10
Inventario:

Kunais x05
Shurikens x18
Katana x01
Vendajes x05
Sanguíneos x01


Kazuo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Jahla Inuzuka el Sáb Feb 18, 2017 12:16 am

Ginka consiguió llegar sin problemas hasta la posición donde se encontraba Jahla, nadie parecía sospechar que la perra había conseguido infiltrarse en el campamento para dar un buen repaso al lugar con su nariz. 
La cachorra no tardó en contarle a su compañera el descubrimiento entre rápidos movimientos, contenta de lo que había encontrado. La ninja simplemente le sonrió y la cogió en brazos mientras la acariciaba, las dos habían hecho un buen trabajo, todas las trampas habían sido colocadas en los lugares necesarios, dejando solamente libre la zona por la que Crodos y Kazuo habían entrado, y posteriormente retirado. Las trampas eran de distinto tipo, desde simples hilos tensados a raíz de los árboles para hacerlos tropezar, como algún que otro hilo entre las ramas más bajas, que no parecían apreciarse a simple vista.

La conversación entre los dos bandos pareció empezar a elevar su gravedad durante unos instantes, aunque finalmente no acabó en problema, pues los dos jóvenes acabaron retirándose sin problemas hasta llegar al lugar de encuentro. Jahla bajó de un árbol de hojas densas donde había estado observando los últimos minutos y se reunió con su compañeros, Ginka aún en brazos con sobresaliente felicidad:

- Os traigo novedades, la pequeña ha encontrado algo sospechoso. - Dijo mientras volvía a dejar a la susodicha en el suelo. - Parece ser que hubo una mujer herida en una de las tiendas, y que permaneció allí un tiempo antes de irse, o que se la llevaran... No hace mucho tiempo, según Ginka aproximadamente una semana desde que llegó, se quedo encerrada en la tienda un par de días y desapareció. Su rastro solo se quedó marcado en ese lugar.

La muchacha se quedó un momento pensado, mirando al suelo, antes de continuar con lo que ella pensaba sobre lo encontrado, y después de una explicación sobre los lugares donde las trampas habían sido colocadas así como de el lugar libre para la salida y entrada, siguió hablando:

- Teniendo en cuenta lo que hemos encontrado nosotras, yo diría que esa mujer que estuvo allí podría haber sido secuestrada, lo que estábamos buscando, ¿no? El olor de las heridas solo se podía apreciar en la tienda, por lo que aparte de no ser muy graves debieron de haberse producido aquí, el aroma de las heridas y la sangre es muy fuerte, fácilmente reconocible, así que, si sólo la ha podido rastrear allí... El problema es que, ha desaparecido, apenas hay rastro para seguir a través del bosque.

Acabó la frase mientras utilizaba su mano izquierda para rascarse la nuca y cerrar los ojos, nerviosa, aparte de la información obtenida por la perra no tenían nada más. Sin embargo, un pequeño ladrido de Ginka, bastante indignada le hizo volver a abrir sus ojos:

Vale, vale, no te entendí bien con la emoción, no hace falta que te enfades. - Dijo en un tono bastante molesto, mientras miraba al cachorro que seguía "hablando" con ella, aún enfadada. - Perdonad, se me pasó esa parte... Dice que la sangre seca en uno de los ropajes era de la misma mujer, lo único es que no sabe a cual de los tres pertenecía. Además, los tres hombres llevan aquí asentados durante bastante tiempo, difícil de calcular, pero os aseguro que es más de una semana sin duda, el otro como os dije apenas llevará un día aquí.

Acabó la frase con un mirada baja hacía su perra, con la cabeza gacha en señal de disculpa mientras el cánido inflaba el pelo de su pecho y suspiraba con fuerza, no le había sentado nada bien que su compañera no la escuchara con atención.
Jahla Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Ozpin el Sáb Feb 18, 2017 9:19 pm

Los que habían irrumpido no dejaban de levantar sospechas y lo que más lo hizo caer en su mentira fue el hecho de su dirección sumado al hecho de donde venían el país de los ríos, si el país de los ríos esta al oeste de su ubicación muy lejos además  ¿por que llegaron del sureste? De esa dirección solo habían unas cuantas posibilidades venían de las costas, del territorio de Fenikkusu o la dama del fuego pero el territorio de Fenikkusu era prácticamente de la dama del fuego puesto no era más que un hombre lo suficientemente cobarde como para entregarle todo lo que pedía a aquella dama, eso o habían rodeado por completo el territorio de Fenikkusu que o era coincidencia o estaban siendo engañados. Cuando finalmente se marcharon frustrados su mente ya había dado vueltas a como se encontraba todo, el mapa que le había prestado un cazador  pasada esta misión le indicaba donde estaban sumado a que se había orientado bien puesto no pensaba caer en la humillación de volver a perderse. – Ellos volverán, si no son los hombres de la dama del fuego entonces son bandidos. Lo que dijo, querían ir a la capital que esta al norte de aquí, pero vienen del Sureste. –

Tarj era el más inteligente de todos puesto era quien planeaba todo afirmo con certeza y no solo él sino sus demás compañeros. – Conocemos este bosque como la palma de nuestras manos, no creas que no nos damos cuenta señor Nomada y eso significa que…– Todos lo sabían, la respuesta que iba a dar Tarj era. –  Que volverán y no sabrán en que forma, por eso me quedare un poco más del tiempo que debería. Pero antes coméntenme algo en especial que haya ocurrido últimamente. – Los hombres se quedaron callados por un tiempo, de hecho todos se tomaron un par de minutos hasta que Tarj pensó en algo inusual y sentado a su lado dijo. – Pues no somos ninja ni nada por el estilo, pero algo que cumplimos es que nuestras victimas de secuestro nunca salen heridas. La última salió lastimada y sangro, tuvimos que ingeniarlas pero logramos curarla y dejarla un tiempo en la tienda. –

Ozpin pensó por un rato, no había forma de que ellos supieran de este incidente ni mucho menos tuvieran una forma de enterarse pero, la sangre era algo difícil de limpiar y si volverían en cualquier momento no podrían limpiar si estaba seca en alguna tela. –  Bien, ustedes no la secuestraron, la salvaron de unos lobos y la tuvieron un tiempo mientras se recuperaba. Listo son héroes, aun así no creo que necesitemos esto pero en tal caso ya lo sabrán. Lo otro seria… – ¿Y si eran bandidos? Podría hacerlos estallar en pedazos sin levantar sospechas de ser un criminal pero ¿y si eran más fuertes? Solo había una opción en tal caso, una pelea seria absurda en ese momento, haría lo mejor que sabía hacer trampas. –  Es importante que no salgan del radio de las tiendas o morirán, si son bandidos los haremos caer en trampas, perderán su hogar pero bueno son solo tiendas ya luego pueden reagruparse. – Los hombres sorprendidos no podían decir nada para revelarse, eran ordenes y estaba allí para ayudarlos no por el sino por la organización.

Era obvio que no solo pondría trampas fuera del perímetro pero al poder activarlas a libre cuando deseara en la forma en que deseara sería perfecto, finalmente mostros bien las manos que a nadie mostraba, abriendo sus palmas sus compañeros lograron ver las bocas de sus manos y dieron un paso hacia atrás. Carl estaba espantado sabia de que familia era, una familia que todos temen y que es muy conocida por ser criminal aunque esta no fuera más que una forma racista de verlos. Sus manos devoraron una gran cantidad de arcilla mientras creación tras creación era ocultada bajo ojos indiscretos bajo tierra sin dejar un agujero que delatar, donde comenzaba a movilizarse de a poco bajo ella sin hacer ningún tipo de ruido, podían permanecer mucho tiempo allí sin ser activadas y se habían esparcido equitativamente en un radio de siete (7) metros de distancia tomando el campamento como centro. – Ya no tendrán que preocuparse por un rato, si algo agresivo sucede ocurrirá una gran fiesta solo permanezcan cerca de mí. – si caían en una explosión ni siquiera estar cerca de Ozpin los salvaría ¿pero acaso le importaba? Mientras no fueran descubiertos como secuestradores su misión estaría cumplida, ahora más que nada estaban nerviosos no por los intrusos sino por el mismo Ozpin solo esperando que no fueran bandidos. – Carl solo no te dejes llevar, deja que Tarj y yo hablemos. A menos que Merk tenga algo bueno que decir. – Culmino mientras todos volvían a sus asientos tratando de calmarse a excepción de Merk que era el más frio y que solo sonreía a la muerte, estaban rodeados de bombas indetectables a excepción del byakugan y técnicas sensoriales.


Nota:
- Me disculpo por el mal entendido, espero no vuelva a pasar, supongo que quedaría igual eliminando esa acción. Solo seguí mis acciones después que se fueron.

- Como no dijeron de que dirección venían amenos que volví a pasarme algo (srry si vuelve a pasar me avisan) vienen para mí en dirección del territorio de su feudo que esta al este, y posiciones el campamento en el bosque entre los territorios de fenikkusu y la dama del fuego teniendo cerca la capital, por las direcciones que tomaron deduje que venían del Sureste.
Datos:

Tarj / Indigo
NPC / Olive
Ozpin / 369966

♣ Kunai  3
♣ Senbon 3
♣ Bombas de luz 2 unidades
♣ Cascabeles 2
♣ Sellos en blanco 5
♣ Sello con Técnica 1
♣ Sellos explosivos 4
♣  Ninja-tô ó Shinobigatana 1
♣ Hilos de alambre Infinitos metros
♣ Arcilla por creación: 10/30

-  Stats

• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 4
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 8
• Resistencia: 9
• Fuerza: 1

Tecnicas: 8 -1 : 7

Tecnicas:
C1: Insectos (昆虫 Konchū) Moldeo de arcilla en forma de algún insecto conocido. La mismas tienen capacidades terrestres, siendo capaces de desplazarse sobre y bajo el con rapidez. La masa del mismo, o bien su tamaño, no supera el de una mano común. Las mismas pueden recorrer un total de diez metros antes de explotar. En el caso de ir bajo tierra, estas creaciones pueden viajar a una profundidad de dos metros sin llegar a hacer ruido.
Ozpin
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Crodos el Dom Feb 19, 2017 11:11 am

El grupo de tres se reagrupo en el único sitio donde no había trampas puestas por Jhala, sabían que si intentaban huir serían declarados culpables e irían a por ellos.

Jhala les contó lo que había obtenido. Hubo una mujer en el campamento y parecía estar herida. La sangre estaba también en el ropaje de los hombres. Además tres olores llevaban tiempo por la zona excepto uno, que parecía recién llegado. -¿Quizás es un viajero o sabían de su llegada y trajeron refuerzos?- Al obtener esa información Crodos clarifico el comportamiento del pelinegro.  –Claro, por eso vestía diferente, su ninjato, comportamiento agresivo y conocimiento de bandidos… ¡Exacto!-

Crodos comenzó a dar una teoría razonable. – Es posible que sean ellos… Necesitamos una idea para entrar… Ellos no pueden salir… tenemos que idear algo y destaparlos.- Crodos miro a sus compañeros para ver si tenían algún plan. Con la poca experiencia que tenía le era muy difícil saber que podía hacer, por eso recurrió a sus compañeros, para ver si entre los tres sacaban algo. A la espera de las acciones y decisiones de sus compañeros Crodos se apretó la coleta estirando un extremo a cada lado.

El día pasaba y parecía que todo iba cogiendo forma, esa experiencia era algo nuevo para el coletas y era una sensación que le agradaba.

Dispuesto a todo Crodos sonrió.



Información:

Apariencia:


Stats:

• Ninjutsu 5 +2 =7 (+2 = 9)
• Taijutsu 2 +1 +2 =5 (+2=7)
• Genjutsu 2 = 2
• Velocidad 3 +2 =5
• Resistencia 5 +1= 6
• Fuerza 3 = 3
Especialidad
Inventario:

Armas:
• Baston de luz
• Hilo de alambre (Prestado un poco a Jhala)
• Shurikens 15
• Kunais 3

Orden: Crodos,Kazuo,Jhala,Ozpin
Tarj / Indigo
Carl = 8f2100
Crodos
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Kazuo el Dom Feb 19, 2017 3:08 pm



La información era crucial en momentos como ése; Jahla y su compañera canina habían hecho un eficiente trabajo al proveerles lo necesario para el siguiente paso de la "operación". Un imprevisto, que comenzaba a convertirse en la figura principal del problema, estaba intentando complicar lo que habría sido una situación de lo más sencilla de resolver. Tras oír que el desconocido vestido de blanco que le había señalado como bandido, llevaba ahí menos de un día... — La hora de jugar se terminó. — El pelinegro comenzó a desenvolver los vendajes que recorrían sus brazos, dejándolos completamente al descubierto. También se quitó su chaqueta negra, dejándola sobre un árbol, y se arremangó la camisa blanca hasta los codos. Kazuo podía parecer un simple temperamental que tenía pobre juicio ante situaciones estresantes; pero era mucho más que eso. Exhaló una última nube de humo, antes de dejar caer el cigarro y pisarlo para que se apague. — Tenemos lo suficiente como para llevarlos con nosotros e interrogarlos dentro de nuestro territorio. — Explicaba Kazuo sin gesticular demasiado, sino dando a entender a sus compañeros que ese grupo de allá eran los únicos sospechosos en los robos. Asintió con la cabeza tras haber oído a Crodos; si había algo que aprendió por las malas, es que no se puede regresar a la misma escena sin estar preparado. Recordaba cómo habían mirado las armas que tenían en la cabaña, por lo que, si sospechaban de ellos, estarían preparados. — Jahla, te necesito en terreno alto. Crodos, esta vez tomarás la posición defensiva del equipo.No tenía madera de líder. Era decisión de sus compañeros si hacerle caso o no. Los llamó con la mano, comentándoles el siguiente paso del improvisado grupo en voz baja.

Los ojos de la bestia observaban el terreno con detenimiento La bruta honestidad podía ser tanto una maldición como una enorme cualidad. Tras haber prestado atención ante las palabras de Jahla sobre las trampas que puso alrededor, tenía mayor noción del campo para moverse sin activar ninguna. Rodeó un poco la ubicación del campamento, tomando la precaución de no aparecer por el mismo sitio que antes. Su intención estaba lejos de ser un ataque sorpresa, sino confrontarlos con la verdad. Efectuó una serie de sellos, en caso de encontrar resistencia por parte de los cazadores. Se acercó lo que más pudo a los sospechosos sin salir del muro de arbustos y árboles que camuflaban su presencia, pero aún nueve metros lo separaban de ellos. Si quería acercarse más, su posición sería revelada. — Te dejaré mis intenciones claras. — Anunció su presencia, caminando directamente hacia ellos, desde una dirección diferente. — Han reportado una serie de robos que están conectados con su presencia en esta zona del bosque, y son los únicos aquí. Sabemos de la mujer herida en la cabaña. Vendrán con nosotros para interrogatorio, no les estoy preguntando. — Sus pasos eran firmes, y su mirada incluso más amenazante que la vez pasada. Ya debían haber descifrado que se trataba de un Shinobi de la Dama de Fuego. — ¡Ah, la mujer! La salvamos de unos... — El andar no se detuvo en ningún momento, mientras el antipático detuvo la palabrería del que llevaba un pañuelo. — No me interesa.Si no eran culpables, no les importaría en absoluto responder todas las preguntas que las autoridades mayores del feudo tenían para hacerles. Kazuo estaba consciente de lo que podía ocasionar en algunas personas, por lo que apuntaba al de mentalidad más débil del grupo. Si llegaba directamente a ellos, tomaría a Carl por el brazo con su peculiar brusquedad, encontrándose cerca también del resto. Él no pedía permiso. Era una orden de un soldado feudal, y no iría fácil con ellos si se negaban.



OFF:

Apariencia:

(No lleva máscara)
Stats:
• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 6
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 10
• Resistencia: 10
• Fuerza: 10
Técnicas:
Jutsu oculto x01
Inventario:

Kunais x05
Shurikens x18
Katana x01
Vendajes x05
Sanguíneos x01


Kazuo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Jahla Inuzuka el Mar Feb 21, 2017 12:48 am

Mientras los jóvenes hablaban entre ellos, algo llamó la atención de Jahla, un olor extraño había empezado a esparcirse por el terreno "enemigo", un rastro extraño que no le recordaba a nada que hubiera podido oler antes, desconocido, húmedo, no le inspiraba nada de confianza. ¿Serían trampas? ¿Quizá armas? ¿Podía ser similar a un explosivo?


La muchacha no tardó mucho en comentarles la nueva presencia que se mezclaba con la tierra a sus compañeros, preocupada, mientras intentaba explicarles lo máximo posible por si ellos conocían que podía ser, coincidiendo en que muy posiblemente no fuera un material precisamente amistoso.
Tras varios minutos olfateando con gran concentración, y con la ayuda de su perra, la ninja les indicó a los dos jóvenes qué zonas ocupaban las nuevas trampas del rival, para que en caso de ataque ninguno pisara la zona o se acercara demasiado.


Kazuo empezaba a mostrarse impaciente, quizás enfadado, cuando se quitó los vendajes de sus brazos junto a su chaqueta. Parecía dedicado a enfrentarse directamente con ellos, por lo que Jahla no pudo evitar mostrar preocupación en su rostro aunque solo fuera por unos instantes, pero no debía dudar de su compañero.
Cuando este dijo que la necesitaba en zona alta, la muchacha miró a Kazuo primero para poco después girarse hacia Crodos, mientras asentía para sí misma y empezaba a subir por los árboles de la zona, Ginka ahora en su capucha asomando su pequeño hocico para vigilar. Los árboles tenían buenas hojas por la zona alta, lo que la ayudaba a camuflarse en ellos. 
La muchacha siguió desde arriba, aunque un poco más atrasada, al compañero que avanzaba con decisión hacia los bandidos, dejando sus ojos vigilantes sobre las espaldas del muchacho.
Jahla Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Ozpin el Mar Feb 21, 2017 4:45 pm

Se encontraban rodeados por las minas arañas que se encontraban bajo tierra, sería difícil que descubrieran donde estaban a menos que de la nada decidieran meterse bajo tierra o tuvieran alguna técnica de detección de chakra, no obstante estaba preparado si eso llegaba a suceder puesto había colocado algunas cerca en la repartición del radio y si estos hubieran querido ubicarlas de otra forma el mismo Ozpin les habría escuchado o visto por ello nunca dejo de estar al pendiente de su ambiente, todo a su alrededor y los sonidos de la naturaleza que comenzaban a ser molesto tan solo observando cómo los hombres hablaban entre ellos calmándose. Pero ciertamente el hombre enojado no dejaría escapar esto tan simplemente, era tan temperamental que ya estaba allí nuevamente sin sus vendajes,  unos metros fuera de la distancia de sus minas pero que pronto se iba acercando hacia a ellos entrando en su dominio, sus palabras fueron dignas de un soldado de la dama de fuego.

Carl intento zafarse de sus palabras como se le ordeno pero fue tan claro con sus intenciones que se dirigía a Carl a tomarlo, este con un poco de miedo sin demostrarlo en expresión se acerco a Ozpin el cual intento hablar con Kazuo pero sus palabras fueron silenciadas por el callado Merk. – Me temo que no lo permitiremos señor, por tu aptitud imagino que vienes de parte de la dama del fuego ¿Sabes por qué la capital no forma parte de tu feudo? – Silencio Merk sus palabras por un momento colocando su mano sobre la daga que llevaba en su cinturón. –  Yo lo veo no, nosotros lo vemos como que ella hace lo que quiere mandando una guerra irracional por un territorio, danzando por lo que quiere tomar, la capital no lo permitirá y es un sitio neutro, nosotros trabajos para ellos y tenemos su misma opinión. – Volvió a silencio sus palabras mientras observaba a Kazuo y nuevamente comenzaba a hablar – No iremos contigo, si quieres interrogarnos que sea aquí, dices que no hay nadie mas pero ¿enserio has buscado bien? Hemos vivido nuestra vida aquí y conocemos a mas de tres personas que siempre están por estos lugares a veces hasta acampan, no nos culpes sin pruebas tu temperamental hombre, simplemente estas allí haciendo lo que quieres por qué no encuentras pruebas de nada ¿De verdad crees que marcharemos tranquilamente a tu territorio a que nos encarcelen por cosas que no hicimos, solo porque nos acusas sin pruebas? –

Callo Merk mientras continuaba preparado sin moverse de su lugar, eso podría enfadarlo aun mas, ciertamente no era exactamente lo que quería decirle Ozpin pero si una cierta parte, coloco su mano en la Ninja-to nuevamente y dijo. –  Les importaría marcharse de una vez y dejaran de acosarnos o los tomare como bandidos, aun no veo una identificación y aun si la viera tu forma de actuar va mas allá de lo que debería en un asunto tan delicado. –
No sabía dónde se encontraba el hombre llamado Crodos pero si hacia algo fuera de lo que debería todos volarían en pedazos, su vida poco importaba mientras cumpliera con su objetivo. – Entonces señor soldado  ¿se marchara? Creo que hay mejor cosas que hacer que acosar a unos hombres inocentes. Por ejemplo hacer de niñera. Si es que no matas al niño con tu temperamento. – No hacía más que intentar sacarlo de quicio, su sola forma de actuar le daba más a su favor, aun así todavía que estar al pendiente, aun no lograba ver a Crodos en ningún lugar y podría estar en cualquier sitio en caso de ponerse agresivos estaría atento por ello su mano siempre en la espada.



Nota:
- Solo quería aclarar dos cosas, Jahla puede saber que hay un olor mas en el ambiente por el tiempo en que las arañas son creadas, mas para buscarla y saber su ubicación tendría que ella misma ir a buscarlas siguiéndola por el olor puesto la arcilla es tierra y es mas difícil de encontrar entre todo, de ser así que la busca seria detecta puesto Kazuo indica que un muro de arbustos se encuentra a 9 mts y da a entender que los siguientes metros es el campamento junto a una zona despejada así que, a menos que jahla se deje ver buscándolas no podrá saber su ubicación exacta en caso de que no lo confunda con simple tierra.

- Reste una técnica extra puesto pregunte al staff sobre la cantidad de esculturas que se puede crear por técnica, un miembro del staff me dijo que 5 por técnica por lo que al hacer 10 realice dos técnicas, ya no puedo dar marcha atrás así que reste el jutsu no más. Esto porque algunos clanes deben ser revisados y no se ha dado el tiempo aun.
Datos:

Tarj / Indigo
Merk / blue
NPC / Olive
Ozpin / 369966

♣ Kunai  3
♣ Senbon 3
♣ Bombas de luz 2 unidades
♣ Cascabeles 2
♣ Sellos en blanco 5
♣ Sello con Técnica 1
♣ Sellos explosivos 4
♣ Ninja-tô ó Shinobigatana 1
♣ Hilos de alambre Infinitos metros

-  Stats

• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 4
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 8
• Resistencia: 9
• Fuerza: 1

Tecnicas: 6

Tecnicas:
C1: Insectos (昆虫 Konchū)x10 Moldeo de arcilla en forma de algún insecto conocido. La mismas tienen capacidades terrestres, siendo capaces de desplazarse sobre y bajo el con rapidez. La masa del mismo, o bien su tamaño, no supera el de una mano común. Las mismas pueden recorrer un total de diez metros antes de explotar. En el caso de ir bajo tierra, estas creaciones pueden viajar a una profundidad de dos metros sin llegar a hacer ruido.
Ozpin
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Crodos el Mar Feb 21, 2017 11:15 pm

Después de haber hablado los tres tomaron acciones y efectuaron lo decidido.

Jhala comenzó a subir con Ginka a los árboles. Ese bosque era muy frondoso y eso le ayudó además el clima era más que agradable. Jhala se movía a la vez que Kazuo avanzaba hacía el camping. Sus pasos fueron firmes y parecía no andarse con chiquitas. Iba directo a ellos. Eso alarmó un poco a Crodos pero no podía hacer nada dejó a su compañero hacer lo que debía.

Jhala ya estaría en posición mientras Kazuo caminaba hacía Carl. Merk comenzó a hablar de cosas que a Crodos le vinieron grandes ya que hablaron de la Dama de Fuego muy personalmente y para él era alguien nuevo. Después de esas palabras Ozpin de nuevo se aferró a su Ninja-to.

-¡Mierda!-Pensó Crodos mientras comenzó a formar una serie de sellos a la vez que subía a los árboles.

Ozpin habló, mencionó que estaban siendo acusados injustamente y eso no se lo parecía a Crodos. ¿Por qué iba un nómada a quedarse con ellos y defenderlos? Era muy sospechoso. Además observando la escena, el campamento parecía la vivienda de los tres supuestos cazadores y como parecía el tatuado en el pecho no estaba con ellos desde hace mucho, según lo que Jhala comentó. Si era un nómada, según las experiencias de Crodos en el país de la Luna el tipo de persona nómada era más amigable y cordial, ya que al ser nómada se basaba en compartir y vivir de los demás, no solían ser así en el país de la Luna, pero claro en este país quizás fueran diferentes, aunque eso no le cuadraba y menos la parte que dijo Tarj: ...después de todo te ayudamos a ti. Y nada más llegar Crodos y Kazu, Carl los mandó fuera. Todo era muy sospechoso. Si ayudaron a un supuesto nómada armado y conocedor de la zona, ¿porque no a dos aventureros sin saber nada de ellos antes desarmados? Preguntas que bailaban en la mente de Crodos al igual que el resultado de una batalla entre ambos bandos. ¿Quién saldría ganando?, aun siendo ellos o no las personas que buscaban ese resultaba importaba.

Ozpin parecía que provocar a Kazuo fue entonces cuando Crodos entró en escena. Desde un árbol situado encima de los presentes el coletas bajaba realizando una serie de sellos. Tal y como estaban dispuestos, salto entre Kazuo y Ozpin de tal forma que si llegaba a suelo y había finalizado los sellos entorpecería a Ozpin y frenaría un posible ataque hacia su compañero. Merk se encontraba a unos pasos de la fogata mientras que Tarj se encontraba más allá, a unos cinco metros de distancia de Merk, parecía que había ido a mear al lado de la cabaña y se dirigía a la fogata, estos dos se sorprendieron al ver caer a Crodos. Pero aún así Tarj siguió caminando hacía Merk que se hayaba de pie observando la escena pero con un poco más de brio. Carl por el contrario estaba delante de la fogata mirando a Kazuo. El arco lo tenía Carl a su espalda colgando. Merk y Tarj llevaban sus cinturones con sus cuchillos. Ozpin se hallaba a unos cuantos pasos de Carl pero si el aterrizaje de Crodos era efectuado con éxito se interpondría entre ellos y realizaría una técnica a Ozpin, ya que peligraba su compañero según los gestos del carapintada. Merk y Tarj quedarían a la izquierda de Crodos.


Información:

Apariencia:


Stats:

• Ninjutsu 5 +2 =7 (+2 = 9)
• Taijutsu 2 +1 +2 =5 (+2=7)
• Genjutsu 2 = 2
• Velocidad 3 +2 =5
• Resistencia 5 +1= 6
• Fuerza 3 = 3
Especialidad

Tecnicas: 5 -1(Jutsu Oculto)= 4
Inventario:

Armas:
• Baston de luz
• Hilo de alambre (Prestado un poco a Jhala)
• Shurikens 15
• Kunais 3

Orden: Crodos,Kazuo,Jhala,Ozpin
Tarj / Indigo
Carl = 8f2100
Merk / blue
Crodos
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.