¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


|| Find you! ||

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

|| Find you! ||

Mensaje por Jahla Inuzuka el Mar Feb 14, 2017 12:41 am

Jahla observaba con curiosidad el papel con los datos de la primera misión que se le había encargado mientras la pequeña Ginka descansaba en la capucha, con al cabeza caída por fuera de esta. En principio parecía una misión sencilla, no debería de darle muchos problemas para ser su primer encargo. Además era una misión de búsqueda, lo cual le venía de perlas gracias a su gran olfato, herencia de su clan, por lo que esperaba poderla completar con bastante rapidez y sin muchos problemas.
La muchacha enrolló el pergamino y se lo guardó en uno de los múltiples bolsillos de su oscura chaqueta. El primer paso era encontrar al muchacho que necesitaba su ayuda, una prenda o algo perteneciente a su hermana podría ser de gran ayuda para encontrar a la chiquilla, así que se dispuso a encontrarlo.


El chico, de unos 16 años de edad, andaba de un lado a otro con varias armas distintas, algunas que Jahla jamás pensó que podría encontrar allí. Parecía agobiado y preocupado, pero Jahla no sabía si estas emociones se las causaba la pérdida de su hermana pequeña o si estaba demasiado inmerso en sus encargos como para hacer caso a su alrededor.
Entre unos movimientos y paseos, la joven ninja consiguió que el muchacho, de nombre Senshumaru, le cediera un pequeño lazo, aunque a regañadientes por tenerle ocupado durante “tanto tiempo” según sus palabras. Sin embargo, Jahla pudo distinguir un angustiado “encuéntrala” poco antes de comenzar su camino hacia el bosque y dejar al joven solo con su trabajo.


Era de día aún, aunque la tarde estaba avanzando rápidamente, cuando Jahla y Ginka llegaron tras un buen rato de viaje al Bosque de la Hoja, el bosque se veía tranquilo, como siempre, con una ligera ráfaga de viento que azotaba tanto sus caras como las hojas de los enormes árboles de la zona.
Tras una inspección rápida de los alrededores, la muchacha sacó a su cachorra de la capucha y la colocó en el suelo, frente a ella, mientras la joven se inclinaba al nivel de su perra y sacaba de un bolsillo el desgastado lazo de la niña:

- Tenemos que encontrar a una niña pequeña con este olor, ¿de acuerdo? - Le dijo a su compañera mientras dejaba que lo olfateara todo lo que le hiciera falta.

Después de unos segundos olisqueando para quedarse con el olor al cien por cien, Ginka levantó la cabeza para mirar a Jahla, quien con un ligero movimiento de cabeza le dio libertad a la perra para empezar a buscar. La muchacha empezó a olfatear el aire, buscando algún rastro que seguir, sin suerte, mientras que su compañera canina pegaba la trufa al suelo con afán y comenzaba a andar en zig zag hacia delante, también buscando cualquier pista sobre el paradero de la joven.
Pasaron aproximadamente una hora adentrándose cada vez más en el bosque, sin encontrar nada, lo cual hacía sospechar a Jahla de que algo no iba bien. Según el muchacho, su hermana se había perdido mientras jugaban al escondite, pero llevaban un buen rato buscando y no había conseguido no solo el rastro de la niña, sino que tampoco había sido capaz de distinguir el del hermano mayor, ¿habrían empezado a buscar por el sitio equivocado?
La búsqueda continuó, hasta que llegaron prácticamente al corazón del bosque. Los arboles tapaban gran parte del cielo y el sol estaba empezando a ocultarse en las montañas, así que la joven ninja decidió para ahí, llamando la atención a su cachorro:

- Ginka, por aquí no puede ser, debemos habernos equivocado de sitio... Hagamos un rodeo.

La perra giró su cuerpo, levantando la cabeza y miró ladeando la cabeza a su compañera humana, confusa de la inseguridad para avanzar de Jahla, pero no la juzgó y continuó con el hocico en el suelo de vuelta al inicio del bosque pero tomando un rumbo distinto. La reacción de la perrita relajó a la joven, que siguió a su perra también olisqueando el aire. Los interiores del bosque eran aún desconocidos para ella, por lo que no se veía aún con fuerzas para entrar a explorarlo.
Mientras daba vueltas a las opciones en su cabeza, el agudo ladrido de Ginka hizo que su cabeza se despejara y se centrara en lo que tenía delante. La perra estaba ladrando, con la pata delantera derecha en vilo, y mirando a la muchacha con alegría incontenible, Jahla enseguida reaccionó al recibir ella también el olor de la niña pequeña:

- ¡Muy bien Ginka! Sigámoslo.

Jahla empezó a correr hacia el olor inconfundible de la cría, con su perra por delante que pese a llevar un trote ligero no levantaba la nariz del suelo, saltando sobre las raíces de los árboles que sobresalían del suelo, hasta llegar a un gran socabón que se encontraba entre dos árboles enormes de tronco oscuro.
El olor venía de ahí. El estómago se le hizo un nudo a la joven ninja al pensar en qué podría haberle ocurrido a la niña, que habría caído desde tanta distancia, pero sus miedos se vieron aliviados de nuevo gracias a su compañera canina, que fue la primera en asomarse, feliz como siempre, ladrando hacia el fondo del agujero. No estaría feliz si algo grave le hubiera pasado a la chiquilla, por lo que se asomó junto a su perra, para observar las condiciones en las que se encontraba y barajar las posibilidades para sacarla de ahí:

- ¿Eres Mei? Vengo de parte de tu hermano. - Dijo alzando la voz para que pudiera entenderla. La niña parecía asustada y tenía varios roces feos en la cara, posiblemente debido a la caída, y tenía los ojos enrojecidos de llorar. - No te preocupes, enseguida bajo a por ti...

Jahla miró a ambos lados, buscando algo que pudiera ayudarla a descender para sacar a la niña pequeña del agujero, pero no encontró nada que le sirviera, puesto que lo único útil podrían haber sido las raíces, demasiado duras y enroscadas en la tierras como para que ella pudiera darles algún uso. Sólo le quedaba una solución, testar la tierra para ver si podría salir escalando una vez que estuviera dentro.
Con cuidado, la muchacha empezó a descender por el agujero, agarrándose con fuerza a la tierra, sin problemas e indicando que la tierra era lo suficientemente firme como para que pudieran volver a salir, solo esperaba que la niña no pesara demasiado.


Una vez abajo, se acercó a la pequeña y le mostró la mano, esperando que la cogiera, pero la niña se negó y empezó a llorar. Sorprendida, Jahla se llevó una mano a la nuca, rascando nerviosa:

- Uh... ¿Te hiciste algo?

- Duele. - Se quejó Mei sosteniendo su mano diestra con la siniestra.


Parecía que sí, tal como acababa de pensar, la niña se había hecho daño en la caída, por lo que tras un suspiro Jahla se dio la vuelta mostrando su espalda y moviendo los brazos hacia atrás para poder agarrar a la chiquilla y levantarla para llevarla de vuelta a casa.
Le costó varios minutos encontrar una postura en la que la niña pequeña se sintiera cómoda y no se hiciera daño mientras se mantenía firme en su espalda, pero tras mucho esfuerzo la joven consiguió que Mei no se escurriera y cayera, consiguiendo salir del enorme hueco en la tierra, también tras varios minutos de esfuerzo, pero para lástima de Jahla, el cargar con la niña no acababa allí, pues tenía que llevarla de vuelta con su hermano:

- Bueno, ya estamos casi. Una vez que llegues a casa te curarán, no te preocupes.

Con estas palabras, las tres siguieron su camino de vuelta, Ginka marcando la marcha por delante mientras Jahla seguía su paso con cuidado de no tropezar ni dejar caer a la pequeña.
Casi a la salida del Bosque de la Hoja, la niña se había quedado dormida con la cabeza apoyada sobre la parte del homoplato derecho de Jahla. Seguramente había estado llorando gran parte de la tarde y estaba agotada, pues ya era de noche y las estrellas eran más que visibles, ¿cuanto tiempo habría estado la pobre niña sola?


El hermano de la niña se encontraba sentado en la puerta de la herrería, ya cerrada, esperando a que la ninja volviera, y saltó de su sitio en cuanto la vio cargada con la niña pequeña.
La anterior actitud un poco arrogante del muchacho mientras realizaba su trabajo ahora había cambiado completamente hacia una gran felicidades y agradecimiento hacia Jahla, que se sintió un tanto desbordada por el muchacho que agarraba su mano arriba y abajo mientras soltaba palabras de agradecimiento como si de una metralleta se tratara, lo que hizo que la joven se sintiera un poco avergonzada a la vez que alabada en sobremanera y esperaba que no todos los clientes de sus misiones fueran tan efusivos a la hora de dar las gracias.


Dejando a la niña en manos de su hermano y tras recibir su pago por la búsqueda, Jahla volvió a su casa acompañada por su fiel compañera. Había sido un día largo, por lo que seguramente dormirian ambas del tirón esa noche, a la espera de una nueva misión o entrenamiento que hacer.
Su primera misión había sido un éxito, por lo que la muchacha volvía con unas ganas enormes de contarle a su madre sus primeras azañas, aunque como ella seguramente no habría vuelto aún, tendría que esperar unos días para ello.
Jahla Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.