¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Ichimaru the Miner
Hoy a las 5:39 am por Loremaster

» Ficha Shio Nendo
Hoy a las 5:27 am por Ichimaru

» Can we hunt the past? — Part. III [Viaje]
Hoy a las 2:34 am por Ofu

» "You are weak" | Oikawa's Profile
Hoy a las 2:17 am por Oikawa

» Misiones de Howaitohasu
Hoy a las 1:40 am por Sorey Bokushi

» MISIÓN DE RANGO [C]: [RIVALS NOT ALLOWED]
Hoy a las 12:25 am por Afrodita

» Seeking the truth
Ayer a las 11:49 pm por Kohaku ~

» Una aventura de búsqueda.
Ayer a las 11:27 pm por Gouki

» Agua y Fuego
Ayer a las 10:24 pm por Crodos

» "Give me power" - Oikawa
Ayer a las 8:20 pm por Kazuo

» Mysteries on the Aruma {D}
Ayer a las 8:12 pm por Fuka

» [Social] Regreso e ida
Ayer a las 6:32 pm por Uchiha Michi

» Training review || Increase in Chi
Ayer a las 6:13 pm por Kakuja

» Strange event under the tutelage of the damned || Past
Ayer a las 6:05 pm por Kakuja

» Some kind of monster.
Ayer a las 6:00 pm por Chrom

» Misiones | Noche
Ayer a las 5:52 pm por Noche

» Solicitud de mision por parte de Uchiha Michi
Ayer a las 3:34 pm por Uchiha Michi

» Pies over Life
Ayer a las 3:17 pm por Uchiha Michi

» Encounter with the hunters || With Aaron
Ayer a las 9:06 am por Aaron Sureddo

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Ayer a las 8:07 am por H Uchiha

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


(Misión D) — Asignaturas pendientes.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(Misión D) — Asignaturas pendientes.

Mensaje por Katta el Mar Feb 14, 2017 1:35 am








Mission

"Missing subjects"




Recuerdos. El aula se había superpoblado hasta la saciedad en una guerra de pupítres y sillas amontonadas en un rincón, mientras dos adultos se habían dividido la clase en una examinación básica. Cada fila con diez niños con solo nueve o diez años pasaba por delante de cada uno de aquellos hombres de semblate pétreo. Las lecciones más esenciales del ninja, donde habían incluído ya las maniobras de chackra para crear copias sin cuerpo, o disfraces inmediatos; ellas eran el objetivo de aquel examen. Cada uno de los futuros ninjas ardía en su momento, envolviéndose con la luz tan suya. No poderosa ni dañina, pero espléndida con su intrincado funcionamiento que tanto fascinaba a los ignorantes. Ese muchacho que había poblado de cintas su cuerpo por los diversos cortes auto-propinados giraba continuamente la cabeza hacia la fila contraria, donde una mata de pelo negro avanzaba con impasible fortaleza. Llamando su atención solo por la actitud tan propia del dúo, el herido levantó los pulgares y sonrió. — Buena suerte, Kazu. — Susurraba con la sinceridad de los chicos, propia del optimista muchacho de piel oscura, cuya fila le había separado de los dos amigos. Ella, con su pelo blanco rebosante de cantidad y una seguridad fría fue de las primeras en mostrar como su propia energía le obedecía, como una mascota bien entrenada a su dueño. Incluso el maestro que la revisaba apreció su facilidad para formular correctamente el sello de manos, y admiró la exactitud de su copia y transformación. Cuando el pelinegro creó una copia exactamente idéntica y luego otra, callaron a su alrededor, mientras su distante compañero le aplaudía con orgulloso mirar. Y al igual que con ellos, cuando la figura más robusta del chico de las espadas llegó al frente del profesor, se creó un silencio expectante. Juntó sus manos un una portentosa potencia, y se entregó totalmente, desprendiendo un aura inigualable, pero que nada transportaba más que un deseo por alcanzar lo que otros hacían. Pero nunca surgió nada similar a una técnica, nada nació de toda esa voluntad. Hubo ocasiones jocosas, en las que muchos reían y el muchacho solo asentía, y algunas de frustración.

El camino que dirigía a una zona no muy alejada del territorio, donde residía la familia con el ansioso alumno sirvió como memento de como una vez tras otra, aquel chackra habido en todas las personas nunca había respondido ni en una sola ocasión al que portaba espadas en cantidad. Los que pagaban por el servicio de aquel cuerpo militar al que pertenecía el espadachín asumían de forma automática ciertos aspectos que no siempre eran cumplidos. Esa persona era aún incapaz de provocar lo que los principiantes lograban con solo unas semanas. Y era esa misma persona la que esperaban que pudiese instruír a un chico en las enseñanzas del chackra. Durante la mañana, durante el camino, el hombre se había dedicado a recordar cuanto sabía de la energía que recorría cada ser. Incapaz de materializarla, las dudas asaltaban a la posible decepción para los progenitores. Dudas que no desaparecieron cuando el maestro cruzó una costosa puerta, custodiada por dos imponentes guardias, ataviados con armadura y lanza, posiblemente con un mayor conocimiento del tema que él mismo. En el patio delantero sería recibido con unos honores inmerecidos. Un matrimonio vestido de las mejores maneras, junta a una figura menuda de pocos años, vestido de negro para entrenar. Al igual que su maestro, al que pronto se aproximó para inspeccionar, admirando la cantidad de vainas y heridas que lo cubrían. La expresión amable del ahora docente pareció gustar a la pareja que educadamente, tras presentarse, se refugiaron a la sombra del porche, observando a su impaciente pequeño. — Empezaremos por algo sencillo... Conducir el chackra por el cuerpo. La energía se almacena en el estómago, debes imaginar como fluye hasta la parte que deseas. Para eso, usaremos esto. — El maestro sacó unos papeles cuadrados de poco tamaño. El individuo fue incapaz en su día de lograr cualquier tipos de cambio sobre ellos, pero era una de las primeras actividades que hicieron en su día. Bajo la sencilla apariencia, el desafío al que se enfrentó el espadachín fue insalvable, pero no había otro modo de encaminar aquella lección incómoda. El ansioso muchacho tomó el papel, aplastándolo bajo sus palmas y zarandeándolo, haciendo que Katta fuese quien frenase sus brazos y lo mantuviera en calma. Durante varios minutos, el joven destapaba las manos y se deprimía al no ver resultados, al mismo tiempo que su profesor particular se preocupaba de no hacerlo bien, de no ser capaz de resolver encargos de aquel tipo.

Pero en el momento más inesperado, el pequeño dijo notar algo, y al alzar las palmas pudo verse el papel cortado por la mitad. El niño estalló en alegría y comenzó a correr en dirección a sus padres, y luego hacia los guardias, desapareciendo de la vista de todos. Incrédulo, el espadachín fijó su mirada en ambos progenitores, que le dieron las gracias. Es espadachín, de algún modo, provocó que al menos pudiese dirigir una vez su energía, y dejó aquellos papeles con los padres para que su hijo practicase, siendo considerado como un avance suficiente. El espadachín a su vuelta, no pudo sino preguntarse si aquella hazaña la había logrado el pequeño con tanta facilidad, mientras él sería incapaz de imitarlo. Si ese era el nivel que le esperaba, quizás no podría ser nunca de ayuda. Sería un limitante definitivo. Era un sabor amargo el que dejaba tras de si la sonrisa agradecida del pequeño, y la manera de despedirse del maestro. Incómoda e incomprendida.


©jn

Katta
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.