¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Misión de rango C: Rastreadores [Azula & Jahla]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión de rango C: Rastreadores [Azula & Jahla]

Mensaje por Xiao Inuzuka el Miér Mar 08, 2017 11:52 pm



Misión:
Misión de rango C: Rastreadores

Lugar de la misión: País del fuego ― Bosque de la Hoja
Tipo de misión:
Misión general.
Descripción de la misión: Una familia de acomodada situación económica del país del fuego te pide que le ayudes en un caso de suma urgencia. Todo se resume a la desaparición de su pequeña hija la que no sobrepasa los seis años, esa que desapareció una tarde en el bosque de la hoja mientras daba el paseo habitual con dos de las sirvientas familiares y uno de sus guardias personales. La familia está desesperada, suplican que les ayude llevándoles viva a su pequeña, destacando que su personal no les importa en comparación a la niña. Todo sería simple si se tratara solo de ello, pues ciertos rumores por la casa de los afectados a mano de los demás empleados indicarían que se trata de un complot de los tres desaparecidos para vengarse de aquellos que no les pagaron adecuadamente por sus servicios.
Tu misión consiste en encontrar a la pequeña y llevarla con sus padres, aun si eso implica tener que comprobar la veracidad de los rumores y enfrentarte a esos tres, aunque tal vez tienen más ayuda de la presupuestada para realizar su venganza.

Recompensa de la misión: 1200 Ryō |両|
Extensión mínima de la misión: 80 líneas

Días habían pasado desde el incidente en el bosque, Xiao seguía estando un tanto confusa de los eventos ahí ocurridos, sin saber si fue real o no, opto por tomarlo como una fantasía, un mal sueño que le jugo en contra por el cansancio. Nada más debía haber respecto a ello. Koe se puso un poco más agresivo de lo normal, no dejaba que fuera a ningún lugar sola, por lo que se preocupó. Calmar a su cachorro debía ser una de sus prioridades esa semana. Pero como si el universo conspirara en su contra, recibió una misión de emergencia, una que nadie más podía atender porque todos se habían ocupado en otras misiones de mayor importancia en la familia. Su suerte era un asco desde que abandonó el bosque de la hoja.

Y si, lo era, porque debía volver al mismo sitio para cumplir con su deber.

Ese día Xiao tenía su vestimenta habitual, pantalones anchos de color café, sus botas que parecían opacar al resto del conjunto, su túnica que dejaba al descubierto los brazos hasta que los colores oscuros se iban apoderando del atuendo para cubrir los mismos, así como su capa negra. Estaba lista para cualquier cosa que pudiera surgir, su lobo moviendo la cola le indicó que también estaba dispuesto a todo. Quería mejorar para futuras situaciones de estrés, quería ser más fuerte, y eso solo lo lograría si seguía entrenando, además, ese día tenía su primera misión con otros ninjas. Ninjas que no formaban parte de su círculo familiar. Estaba un poco nerviosa por ello, ¿Cómo se suponía que iba a comunicarse con sus compañeros si carecía de la voz para hacerlo? Un trozo de pergamino y tinta a mano le dijeron que tendría que ‘hablar lo justo y necesario’. Lo lamentaba, pero más no podía hacer… A menos que entendieran las señas raras que daba de vez en cuando intentando explicar su situación. Ah, no quería pensar más en ello, así que partió al lugar de la misión con la mente dispuesta a todo. Revisaría los detalles de la misma camino al bosque de la hoja.

■■■

La familia Kazoku necesitaba recuperar a su pequeña hija, Haruna, desaparecida desde hace dos días. ¿No era raro eso? ¿Por qué esperar dos días para contratar ninjas? Se lo preguntó, pero pronto volvió a recordar los rumores que había escuchado en casa de los afectados, los mismos que insinuaban que las personas desaparecidas junto a la pequeña eran los responsables de tal hecho reprochable.  Esa información sumada a la que había recogido en la capital en un golpe de suerte, le daban indicios de que no estaban trabajando solos, algo que tomaría en cuenta para un futuro plan de acción. Había otro detalle que le estaba preocupando y no era nada más ni nada menos que el hecho de trabajar con otros. No es que no quisiera, no, pero socializar no parecía ser lo suyo, a pesar de ello, intentó mantener un semblante firme, dispuesto. Koe le movía la cola para intentar calmarla, darle ánimos.

En el inicio del frondoso bosque, donde los arboles invitaban a adentrarse en las maravillas cubiertas por el verde y sus variadas plantas, esperó a que sus compañeros llegaran. Para eso se mantuvo de pie en pose militar, pues debía estar alerta por si algún inconveniente se presentaba. Las respuestas a sus preguntas y misión las encontrarían dentro del bosque, donde cierto movimiento extraño alertaba a los animales quienes no se podían quejar de su incomodidad al ser invadidos por humanos con malos planes constantemente. El inicio debería darse pronto, la llegada de sus camaradas de misión también, solo esperaba poder sacar un buen trabajo en equipo aun si su voz no podía dar acto de presencia.  

Información:

Stats:
Xiao
• Ninjutsu: 3
• Taijutsu: 8
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 3
• Resistencia: 8
• Fuerza: 3

Koe
• Ninjutsu: 2
• Taijutsu: 7
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 7
• Resistencia: 2
• Fuerza: 3

Apariencia de Koe:

Off-rol:
Perdón la introducción tan sosa. <'3 pero bueno, pueden agregar los npcs que deseen así como la información. Cualquier duda pueden enviar un mp. ^^



Xiao Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: Rastreadores [Azula & Jahla]

Mensaje por Jahla Inuzuka el Vie Mar 10, 2017 1:36 am

Tras unos días de descanso y entrenamiento tras su última misión, Jahla volvía a recibir un aviso precisando de su ayuda, cosa que llenó a la muchacha de emoción, por fin tenía algo nuevo que hacer, de nuevo acompañada por otros ninjas desconocidos.
Si había captado toda la información correctamente, una niña pequeña había desaparecido en el Bosque junto a otras tres personas, supuestamente escoltas suyos, y no había conseguido encontrarlos pasados un par de días. Todo esto a costas de los rumores que se esparcían por la casa de los padres de la chiquilla, que afirmaban que los escoltas habían sido los propios secuestradores para tomar su venganza por ciertos asuntos económicos... Un lío bastante grande que Jahla no pensó que sería muy difícil de resolver, al fin y al cabo el rastreo era su habilidad primaria.

Mientras la muchacha empezaba a ponerse la chaqueta negra sobre los hombros, típico atuendo de misión, la pequeña Ginka pasó corriendo a su lado, dando vueltas de alegría, dando a entender un indiscutible entusiasmo por el comienzo de la nueva misión. No tardó en subirse a la cama de la ninja para volver a saltar intentando aterrizar en la capucha sin mucho éxito, pues pese al esfuerzo sus patas traseras y su cola quedaron suspendidas en el aire:

- A veces eres un poco torpe, ¿sabes? - Le dijo la joven al cachorro mientras la ayudaba a meter su pequeño cuerpo en la capucha.


Se estaba empezando a notar el aumento del tamaño de la perra, la cual tenía que dejar tanto la cabeza como la cola fuera de la prenda de su compañera para poder entrar en ella sin problemas, pero aún le quedaba mucho para alcanzar el tamaño adulto. 
El tiempo empezaba a avanzar con más rapidez desde que las dos habían empezado sus andanzas por el "mundo ninja". Confusa entre la felicidad y la tristeza de estos pensamientos, Jahla salió de su casa para encontrarse con sus nuevos compañeros.



Cuando apenas quedaban unos metros para llegar al destino, la pequeña Ginka empezó a mostrarse inquieta, pidiendo a la joven que la ayudara a bajar, con el consiguiente acto de la muchacha, que no tardó en dejarla en el suelo, curiosa por ver que era lo que había notado su perra.
No tardó en percatarse cuando al acercarse notó el olor a un lobo y, efectivamente, pudo ver como Ginka corría en dirección al animal y a una muchacha que se mantenía bastante firme a su lado. La pequeña perra se acercaba como una flecha, con entusiasmo pero sin llegar a ladrar y moviendo a gran velocidad su cola de un lado a otro, sin embargo cuando apenas le quedaban dos metros para llegar empezó a disminuir la velocidad hasta que llegó a escaso medio metro, esperando que el otro animal le respondiera el saludo, aún mostrando una actitud alegre.
Jahla, al contrario que su canina, se acercó despacio y saludo con un movimiento de brazo y un suave "hey", esperando la respuesta de la chica.

Si tenía un perro... O lobo, en este caso, ¿era una Inuzuka? No le sonaba la muchacha, aunque tampoco es que hubiera tenido mucha relación con otros miembros de su clan a excepción de su propia madre y poco más. La pose que mantenía mientras esperaba le hizo pensar que era una chica seria, por lo que sería ella la que esperaría una respuesta en vez de lanzarse como hacía normalmente.
Jahla Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: Rastreadores [Azula & Jahla]

Mensaje por Azula Uchiha el Sáb Mar 11, 2017 2:34 am




Zona Alta – Capital – Mañana

A
mbas siluetas caminaban, una pareja compuesta por un hombre y una mujer, en este caso, Azula en compañía de su tutor, maestro o como se le llama a los responsables de los genins. Ella agradecía de su presencia, ya que, sus anteriores superiores eran irrisoriamente patéticos, al menos éste –callado, calculador, frío y despiadado– calzaba con las exigencias de la pelinegro. Las calles se abrían hacia la casa familiar, la familia Kazoku, en un área prestigiosa de la Capital. Los guardias, antes de entrar, rectificaron la veracidad de sus identidades como ninjas de la Dama de Fuego. El masculino, luego de tener varios minutos sin compartir ninguna palabra e información, sacó de su bolsillo un pergamino y se lo entregó a la otra, sin detenerse, abriéndose paso por el jardín principal.
La familia Kazoku tiene una problemática. Tú y otros ninjas serán los encargados de solventarla —indicó el más alto, quien con la mirada al frente, inamovible, posaba sus palabras como plomo. Era extraño, era un trabajo más para guardias de la Capital que para un ninja feudal, o al menos así lo veía Azula. Cabía la posibilidad de que esta familia fuera parte de su propio feudo, allí sus dudas se disipaban. —Y parece que los empleados tienen algo que ver en esto... —intuyó la fémina, mientras enrollaba el pergamino y lo guardaba en uno de sus pequeños bolsos ubicados en su cintura. Aquel hombre a su lado llevó ambas manos a su espalda, remarcando su firme caminar, guardando un silencio momentáneo, antes que su voz, gruesa e imponente, saliera de nuevo: —Si los rumores son ciertos, elimina a los culpables. Descubre quiénes son sus cómplices. El informe de misión para mañana, Azula —y sus caminos se separaron: Ella hacia la entrada principal y él, ni siquiera sabía qué rumbo tomaría, simplemente cruzó a su derecha. Hombre misterioso como ningún otro.

Cuando entró a la gran sala, había más ninjas interrogando a todos los empleados de la familia. —Una fila. Rápido —ordenó la tajante mujer. Todos parecieron obedecer y formar la estructura demandada. Ella pasó por el frente de cada uno de ellos, con las manos detrás de su cadera y una postura ciertamente intimidante, clavando sus ojos en busca de un atisbo de nervios, complicidad, ellos sabían por qué ella estaba allí. —Ustedes no saben nada. Quiero hablar con su jefe —bufó, como si leyese las mentes de los presentes, pero era simple deducción: Si hay cómplices, no se expondrían a un interrogatorio intensivo, y menos frente a los ninjas tan poco pacientes integrantes de Kakkinoaru’en. —Atsushi-sama no se encuentra ahora mismo, puede esperarlo en su despacho —sugirió una de las sirvientas, quien se ofreció amablemente a llevarla hacia el lugar antes mencionado.
Tan pronto llegó, la mujer dejó sola a la azabache, quien tomó asiento mientras esperaba, con total libertad y comodidad. Un escritorio demasiado ordenado. Echó un vistazo a la puerta cerrada para asesorarse de estar sola: Revisó algunos cajones con rapidez, movió algunos libros y abrió varios cofres. Pisadas sonaron anunciando la llegada de alguien a la habitación. La puerta se abrió y de allí, un hombre trajeado, elegante, educado y con una sonrisa tan dulce como carismática se pintó en su rostro. Allí estaba ella, sentada de piernas cruzadas, dispuesta a interrogarlo de la manera más amable posible, y él, por supuesto, no dio peros, todo fue como la seda.


Bosque de la Hoja – Mediodía


El bosque le recibía con los brazos abiertos, una pareja formada por Azula y el jefe de personal. Como todo un caballero se ofrecía a ayudar. —Entonces, dice tener idea de dónde están sus empleados. Suerte tengo de que usted venga conmigo, hará las cosas... más fáciles, desde luego —añadió la mujer—. Así es, yo les conozco mejor que nadie, por eso ayudo para esclarecer esta situación, creo a mis empleados incapaces de estos actos —defendió el hombre, con mucha formalidad. Azula portaba una espada en su espalda, con una vaina rojiza, llamativa, esa hoja escondía un poder segador, mas su exterior callaba tal hecho. Las alfombras verdosas fueron pisadas por ella, con paso firme; barbilla al frente, sutilmente levantada; sus caderas no realizaban mayor contoneo en su caminar, sin embargo, esta no apartaba del todo su feminidad. De igual forma, llevaba consigo bolsos en sus caderas, y otra hoja de menor tamaño, como parte de su equipamiento ninja.
Los árboles, disimuladamente, colindaban el camino por donde pasaban hasta finalmente llegar al punto de encuentro: lo primero que vio fue la presencia de dos chicas y caninos acompañándolas. «¿Inuzuka?» se preguntó inmediatamente en la privacidad de su mente, observando de reojo a su acompañante, quien aún mantenía su tranquila –pero irónicamente intranquila– sonrisa. —Genial, ahora trabajo con caninos. ¿Qué falta? —musitó para ella misma, con cierta irritación: Los animales no eran muy de su agrado, y su mirada demostró por diminutos segundos esa sensación.

Su rostro se vistió con una sonrisa, falsa, pero jovial. Se integraron con ambas, y sin mucho rodeo, Azula dispuso de la presencia de su acompañante para presentarlo, y al mismo tiempo, dejarse a conocer. Hoy estaba indispuesta a las mentiras y engaños, se tomaría esa misión de manera más relajada en ese aspecto. No hacía falta, ninguno de sus objetivos personales se plantaba en aquella misión, era como un extraño pasatiempo. —Mi nombre es Azula, ninja de Kakkinoaru’en. Él es Atsushi, el jefe de personal de la familia Kazoku, está dispuesto a colaborar y a cerrar sospechas —ambas manos fueron a su espalda, intercambiando mirada con ambas, y con sus canes, quienes también recibía cierta atención –no de agrado– como parte de su tolerancia laboral: —Me gustaría escuchar sus nombres y proseguir con la misión, sin mucho retraso. Es sencillo, ustedes se encargarán del rescate, y yo del resto. ¿De acuerdo? —y con eso dejó espacio para la participación de las ajenas, sin perder de vista a su compañero, quien sería clave para la operación.


Datos:

NPC's:

Atsushi

"— Así es, yo les conozco mejor que nadie... —"

Clan: ??
Especialidad ??
Elemento: ??
Rango: Chunnin

Nin: ? | Gen: ? | Tai: ? | Vel: ? | Fuer: ? | Res: ?
Apariencia:
Equipamiento:

》Ninja-tô (1) ◦ Aspecto
》Kunais (10) ◦ Aspecto
》Shurikens (10) ◦ Aspecto
》Senbons (20)
Legacy of PowerAspecto (1)
Stats:

〉Ninjutsu: 10
〉Taijutsu: 7
〉Genjutsu: 7
〉Velocidad: 10
〉Resistencia: 10
〉Fuerza: 10
Técnicas:

Conteo de técnicas
8 disponibles
0 usada
8 restantes

Azula Uchiha
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: Rastreadores [Azula & Jahla]

Mensaje por Xiao Inuzuka el Mar Mar 14, 2017 12:10 am



¿Se estaban demorando sus compañeras o ella estaba demasiado ansiosa? Lo más probable es que la segunda respuesta fuera la correcta, pues no había pasado mucho tiempo desde su llegada, la pose militar se mantuvo hasta que Koe comenzó a gruñir dándole a entender que algo se acercaba. Suspiró, enfocó el objetivo y se dio cuenta que se trataba de una chica y su… ¿Era un perro? Si, lo era. ¿Podría ser que quizás se tratara de un Inuzuka? Miró a su compañero de vida, ese mismo que olfateó para fingir indiferencia a la presencia del cachorro ajeno, o al menos así lo intentó los primeros segundos, su cola delataba que la compañía canina le entusiasmaba y pronto se quedó expectante a lo que la pequeña pudiera hacer. No lo recordaba siendo un lobo sociable, pero al parecer quería intentarlo esta vez.

Se apresuró a presentarse, a dar unos cuantos pasos al frente para quedar cerca de la chica que había llegado. Rebuscó en su ropa hasta dar con el pedazo de pergamino con su nombre escrito en él para ponerlo frente a la muchacha y luego apuntarse, pasó al segundo trozo de papel en su mano que tenía el nombre de ‘Koe’ en el para mostrárselo y apuntar esta vez al lobo que seguía pensando si caer o no en la tentación de jugar con el can más pequeño. Estaba pensándose si gastar más del pergamino que traía consigo para preguntarle si venía por la misión, pero a la conversación se integró cierta mujer con otro tipo cuyas intenciones tampoco sabía. Escuchó con atención las presentaciones hasta que cierto fastidio se apoderó de la expresión de su rostro.

Algo fue dicho y no le gustó el tono en el que lo decía.

¿Cómo presentarse si no podía hablar? Enseñarle el papel era una buena idea, pero la descartó, lo hizo para mirar de manera firme a quien venía con una compañía que no esperó.  No es que no confiara en ella, entre más rápido resolvieran el problema, mejor. El solo hecho de recibir una orden le había molestado, no debía ser así, no. Por lo que destensó todo el cuerpo, Koe quien había sentido sus emociones estallar en silenciosa calma, gruñía, pero cuando se relajó volvió a su postura firme. El brillo en sus ojos llenos de desafío se desvaneció. La misión era primero, ella no sabía cómo socializar y hasta ahora descubría que tenía disgusto por recibir órdenes, siempre se aprendía algo nuevo, ¿No? No podía aportar con información si debía comunicarse con su voz, así que apuntó al interior del bosque antes de comenzar a caminar hacia el de la manera más lenta, dando a entender que debían ponerse en marcha si ese era su única idea para entregar los roles que cada una cumpliría. ¿Y su nombre? No lo dijo, quizás y la dueña del pequeño perro aquel pudiera aportar con su dato y ahorrarle un poco de papel.

Sacó un trozo de la ropa que había pedido prestada en casa de los afectados e hizo que Koe la oliera. No tenían el paradero asegurado, pero con eso lograrían avanzar un poco. El lobo enterró su nariz en tierra para comenzar a avanzar mientras comprobaba terreno. La misión había comenzado para ella, y lamentaba haberlo hecho de forma brusca, pero si necesitaban su ayuda no pondría resistencia en acatar órdenes, después de todo… Solo quería lo mejor para el equipo. Desconocía los métodos de la recien llegada y que papel cumplía el hombre aquel, pero ella tenía una forma especial de hacer las cosas, esperaba no molestarle con ello.

Información:

Stats:
Xiao
• Ninjutsu: 3
• Taijutsu: 8
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 3
• Resistencia: 8
• Fuerza: 3

Koe
• Ninjutsu: 2
• Taijutsu: 7
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 7
• Resistencia: 2
• Fuerza: 3

Apariencia de Koe:
Xiao Inuzuka
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: Rastreadores [Azula & Jahla]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.