¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» "You are weak" | Oikawa's Profile
Hoy a las 10:17 pm por Oikawa

» Misiones de Howaitohasu
Hoy a las 9:40 pm por Sorey Bokushi

» MISIÓN DE RANGO [C]: [RIVALS NOT ALLOWED]
Hoy a las 8:25 pm por Afrodita

» Seeking the truth
Hoy a las 7:49 pm por Kohaku ~

» Una aventura de búsqueda.
Hoy a las 7:27 pm por Gouki

» Agua y Fuego
Hoy a las 6:24 pm por Crodos

» "Give me power" - Oikawa
Hoy a las 4:20 pm por Kazuo

» Mysteries on the Aruma {D}
Hoy a las 4:12 pm por Fuka

» [Social] Regreso e ida
Hoy a las 2:32 pm por Uchiha Michi

» Training review || Increase in Chi
Hoy a las 2:13 pm por Kakuja

» Strange event under the tutelage of the damned || Past
Hoy a las 2:05 pm por Kakuja

» Some kind of monster.
Hoy a las 2:00 pm por Chrom

» Misiones | Noche
Hoy a las 1:52 pm por Noche

» Solicitud de mision por parte de Uchiha Michi
Hoy a las 11:34 am por Uchiha Michi

» Pies over Life
Hoy a las 11:17 am por Uchiha Michi

» Encounter with the hunters || With Aaron
Hoy a las 5:06 am por Aaron Sureddo

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Hoy a las 4:07 am por H Uchiha

» Primer Entrenamiento: Fuerza
Hoy a las 4:01 am por H Uchiha

» Tablón de Misiones - H Uchiha
Hoy a las 1:59 am por H Uchiha

» The enmities must be temporary / Ryō Gameshi
Hoy a las 1:19 am por Ryō Gameshi

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Misión de rango D: Busca al Puro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión de rango D: Busca al Puro

Mensaje por Inari el Jue Mar 16, 2017 9:38 pm

Misión de rango D: Busca al Puro

Lugar de la misión: País del Fuego / Capital Asahi
Tipo de misión: Misiones Varias
Descripción de la misión: Luego de leer los documentos robados Rem a llegado a la conclusión de que deben ser entregados a alguien en quien pueda confiar, que no esté atrapado en la red de toda esta corrupción pero no sabe quién. En ese entonces te ha dicho que tu busques entre todos al hombre más honorable y fiel a los designios de la guardia, alguien con poder en quien puedas confiar y le entregues estos documentos para que pueda hacer justicia con estos hombres. Posiblemente ya no le debas nada a esta mujer ¿Aun así estas dispuesto a hacerlo?
Recompensa de la misión: 500 ryus
Extensión mínima de la misión: 50 líneas.



El resto del día Inari la había pasado divirtiéndose la joven eh inocente chica de diferentes formas, tal vez una que otra inapropiada aprovechándose de su inocencia pero esto suponía no le molestaba por el hecho de que ambos habían estado bebiendo en celebración y con la felicidad de la chica por encontrar las pruebas que podrían poner en libertad a sus padres. Pasaron la noche borrachos y ahora que había amanecido con ambos en la cama hechos un desastre eran molestados horriblemente por el sol que atravesaba la ventana, una luz tan cruel y torturante que provocaban a estos hacer ruidos de molestias. – Rem, haz algo con la luz. No aguanto la cabeza. – Dijo el chico con una voz enferma y molesta. – Ah me duele la cabeza, no sabía que esto podría terminar así. ¿Cómo es que eres mágico y aun sufres así? –

La chica aun con una resaca horrible podía pensar racionalmente pero Inari no se quedaba atrás. – Soy mitad humano, por algo no cumplo todas las reglas de los Kitsune. Ya haz algo con la luz ¿sí? – Rem tambaleante se levanto semidesnuda de la cama y cerro las cortinas de las ventanas tapando la luz del sol, la chica aun no entendía lo que había sucedido y Inari muchos menos no recordaba nada más que algunos juegos y mucho Sake un juego que termino en una cama y un amanecer horrendo. La chica luego de un momento al sentarse comenzó a sentir un poco de frio, observo su cuerpo y noto su desnudes, observo a Inari y lo observo con su pecho al desnudo, no sabía que había ocurrido pero se daba una idea que le provocaba un sonrojo extravagante. Inari por otra parte se levanto como si nada rascándose la cabeza con un dolor de cabeza horrendo. – Odio esta parte del alcohol, pero debo admitir que lo demás lo disfruto. Estúpido Fong y sus estúpidas pero divertidas ideas. –

El joven no se percato de que llevaba encima ya que de hecho no portaba arma alguna encima nunca, sus armas eran sus propias habilidades tanto garras, dientes, chakra entre otras cosas que le ayudaban a luchar en el campo de batalla. Tomo su ropa superior junto con su chaqueta y se la coloco bostezando un poco mientras se rascaba la cabeza y se dirigía a la sala, por un momento observo a Rem, la chica estaba totalmente roja sin saber que había pasado y tapando con sus manos sus pechos Inari no sabía que había ocurrido pero de igual forma le gustaba jugar y con un movimiento fluido. – Anoche estuvo muy bueno y divertido. – Finalizo con un guiño y luego se sentó en una de las sillas a un lado de la mesa. Era obvio lo que esperaba el chico tan juguetón y ahora mandón, esperaba la comida como un favor más que debía darle por estar cumpliendo sus misiones sin deberle ya nada, no obstante la comida que le daba la chica era buena por ahora. – Etto, nosotros… anoche… ¿Qué sucedió? – Dijo sonrojada y ahora vestida mujer, Inari no lo sabía pero le gustaba divertirse. – Muchas cosas buenas pasaron, ambos disfrutamos mucho. – Dijo con una sonrisa picarona mientras seguía esperando esta vez colocando su codo sobre la mesa y sosteniendo su cabeza con su mano.

– ¿Me darás entonces de comer ahora? Quién sabe, tal vez continuemos disfrutando un poco más. – Volvió a guiñarle el ojo mientras la chica seguía sonrojada la joven caminando rápidamente hacia la cocina, seguramente tardaría un rato hasta que volviera por lo que comenzó a ver todo alrededor, el lugar estaba bastante desordenado por la noche anterior y había mucho que hacer para limpiar pero imaginaba no habían llamado la atención puesto habría algún vecino golpeando la puerta molesto o hasta un guardia de la capital. El chico se impacientaba un poco puesto no tenía nada que hacer durante ese tiempo, la chica no tardo mucho pero Inari era como un niño adulto que sentía que el tiempo pasaba más lento de lo que en realidad pasaba. – No es nada muy elaborado pero no tengo muchas ganas de cocinar hoy. – Dijo algo molesta por la resaca, apenas unos panes que ya estaban hechos y solo rellenos con carne seca.

Inari se alimento rápidamente con molestia hasta que finalmente la chica terminando de comer suspiro un poco volviendo a mirar a su zorro mágico. – Ahora necesito que hagas una última misión, con esto creo que terminaremos con todo y serás libre de hacer lo que quieras. –  Inari sonrió con esto ¿lo que quisiera? Muchas cosas podría hacer con esas palabras que le dio Rem, pero finalmente se libraría de ella con una buena paga. – Ahora quiero que busques a alguien quien puedas entregarles los documentos, debe ser confiable y honrado por qué no quiero que caía en las manos de otro corrupto o de ellos mismos. La verdad es que no sé quien podría ser pero según me dijeron Shen, es un hombre muy honrado y estricto ante todo por lo que con el podrías contar, aun así no sé si será verdad. – Una misión un poco más molesta, ya no trataba de robar nada ni engañar a alguien sino buscar a alguien en quien confiar, difícil para Inari encontrar alguien así.

– Hmm… bueno ¿Dijiste Shen no? Veamos qué puedo hacer, me estas pidiendo algo difícil  ¿no crees? – Rem inflo sus mejillas en reproche mientras lo veía con enojo. – Pero si esta es la misión más sencilla de todas, no sé de qué te quejas si hasta un nombre te di. Además debe de estar en el edificio de la guardia de la capital. – Peor aun podría pensar Inari, un lugar donde había mucha ley y personas estrictas con los cuales le molestaría siquiera hablar. – Está bien, solo recíbeme con la paga y una buena comida para irme. Supongo que tendré que comenzara  viajar luego de que ya no me necesites. –  Dijo con una voz un poco más molesta por el tipo de misión que le tocaba, se levanto de la mesa mientras hacia algunos estiramientos y tronaba uno que otro hueso.

Cuando decidió partir de su hogar ya estaba completamente listo en sus ropas, su capucha, cola e ropas blancas parecían estar preparadas y además de esto Rem solo lo observaba marcharse con una sonrisa más optimista que nunca. A veces era mejor mentir o no decir nada que dar una mala notica después de todo igual le pagarían y para cuando ella se diera cuenta Inari ya estaría muy lejos de la capital ¿A dónde iría luego de esto? Conocía más que todo el país del fuego por lo que los demás países eran un nuevo mundo abriéndose a su mente. Nuevamente la luz del sol le seguía molestando como el día anterior, debía dejar de beber pero siendo una celebración no podía evitarlo y con su mal hábito era difícil oponerse a ello.

En la capital se podían ver uno que otro guardia parados en punto estratégicos siempre de dos a tres dando ronda por las calles o parados en ciertos sitios solo observando, pero lo que veía Inari frente a sus ojos era un edificio gigantesco bien edificado, limpio, estéticamente correcto y con un montón de guardias a su alrededor con armas bien finas hechas con los pagos de los verdaderos impuestos de la capital haciendo que esta ciudad fuera realmente un lugar éticamente correcto a diferencia de ciertas personas que sufrirían muy pronto a causa de su corrupción. Ahora el problema era ¿Dónde estaba Shen? ¿Quién era Shen? Rem ni siquiera le dio una descripción valida simplemente de personalidad que le podría si apenas servir, además de eso Shen estaría dentro del edificio haciéndolo todo más difícil puesto seguramente no dejarían pasar a cualquier al interior de las oficinas, podría encontrarse con el tipo que lo descubrió anteriormente engañando y eso le daría mucho más problemas que lo que resolvería.

Se recostó a un muro cerca del edificio de brazos cruzados mientras trataba de pensar en que hacer ¿Shen estaría allí o habría salido? ¿Podría entrar como si nada? Su impaciencia se hizo notar con el mover de sus dedos por su brazo una y otra vez. Vio pasar frente a sus ojos a una mujer un poco corpulenta con su armadura de guardia y arma reglamentaria, ciertamente había mujeres entre los guardias así que podría usar su transformación para disfrazarse en una de ellas y pasar de percibido pero luego de pensarlo muy bien se dio cuenta de un grave error. Las mujeres eran extremadamente escasas en la guardia al punto en que tenían un examen específico para ellas por su debilidad natural en fuerza, debían pasar algunas pruebas especiales además de esto llamaban mucho la atención entre las oficinas al ser pocas las mujeres que allí trabajaban por lo que podrían tener un gran problema metiéndose en un lugar así sin ser conocido.

Su primer pensamiento de usar una mujer fue completamente rechazado por su inteligencia y volvió a su labor de pensar un nuevo plan, sus manos estaban impaciente hasta que volvió a voltear al escuchar una voz, frente a él un hombre que parecía no relucir mucho en personalidad y que podía leerlo realmente bien el cómo se comportaba, observo muy detalladamente con quienes iba y sus pertenencias. Aquel hombre que podía leer había olvidado su arma, lo sabía porque portaba la funda de su espada pero no se veía por ninguna parte, era una apuesta pero podía tomarlo por allí, había olvidado su arma y volvió de su guardia para tomarla de vuelta. Teniendo todo en su cabeza se adentro en los callejones oscuros esperando que aquel hombre caminara alejándose lo más posible, luego realizo unos sellos de manos para tomar su apariencia, sus orejas ocultas y cola también. – No puedo durar mucho tiempo así pero creo que será suficiente hasta que encuentre a Shen. – Dijo en voz baja para sí mismo.

Suspiro levemente para comenzar a caminar tal cual el hombre lo hacía cuando marchaba a la vez imitaba forma en que siempre estuvo su rostro mientras lo observaba, estando frente al edificio de la policía se sentía algo nervioso pero trataba en lo más posible el no mostrar este sentimiento de nerviosismo. Su cuerpo lo relajo un poco mientras pasaba la entrada como si nada, nadie se detuvo a verlo bien simplemente por el hecho de ser conocido y tener la armadura de los guardias por lo que lo hacía sentir un poco mas aliviado de todo lo que lo rodeaba, todos con armas afiladas a su alrededor su única escapatoria seria quemar todo y aprovechar para huir pero pondría una gran cantidad de Ryus a su cabeza y lo reconocerían  además de fallar su misión no deseada pero que debía cumplir.

Continuo caminando entre los pasillos buscando entre las oficinas mientras comenzaba a sentir apenas un poco la fatiga de mantener el henge puesto no era de sus jutsu favorito, prefería el hecho de usar su habilidad con la hoja pero necesitaría mantener la transformación hasta el momento indicado. El pavor se apodero de su cuerpo cuando un soldado se acerco rápidamente a su frente. – Jaril ¿Qué haces aquí? Es turno de tu guardia, deberías estar camino a la plaza ahora mismo. – Inari estaba con miedo pero si no respondía en ese momento todo iría a peor que si respondía. – Lo siento, es que eh olvidado mi arma je je je. – Dijo haciendo un gesto nervioso de rascar su cabeza con su diestra, el hombre se puso la mano sobre la cara mientras movía su cabeza lentamente su cabeza de un lado a otro.

– Otra vez no Jaril, debes cuidar mejor tus cosas o te expulsaran. Bien te lo dejare pasar esta última vez porque eres mi amigo, pero a la próxima no dudare en ir a la oficina de Shen. – Shen, era Shen a quien buscaba, casi salto de la impresión cuando lo nombro y también casi deshizo el jutsu, de no ser tan bueno manejando el chakra su disfraz habría desaparecido pero era afortunado el joven zorro. El astuto chico de momento ideo un plan que tal vez saldría mal pero podría llevarlo directo hacia Shen. – No, está bien enfrentare las consecuencias. Debo ser más responsable y yo mismo hablare con Shen si me llevas para hacerte ver que cambiare. – Finalizo primero con un rostro triste y finalmente tratando de dar un poco de inspiración a aquel “amigo” tan preocupado por el tal Jaril.

El hombre de cabello negro se veía muy sorprendido de momento y estaba atónito, paso bastante tiempo con un silencio incomodo donde ya Inari se estaba desesperando hasta que volvió en sí y con un puño fuertemente cerrado. – Está bien Jaril, estoy orgulloso de ti que finalmente estés madurando. No estoy de acuerdo que lo eches a la suerte pero es muy responsable de tu parte velar por tus errores. – El hombre tomo de la muñeca a Inari mientras comenzaban a caminar con decisión cruzando unos cuantos corredores hasta que finalmente dieron con la oficina de Shen, toco la puerta esperando el permiso de Shen para entrar. – Adelante. – Se escucho desde adentro con un tono grueso mientras el pelinegro abría la puerta corrediza dejando ver la oficina muy bien arreglada, todo estaba tan perfectamente acomodado que incomodaba, una oficina cuadrada y bien ordenada donde la perfección lo era todo. – ¿A qué viene soldado? – Interrogo Shen quien se encontraba con sus brazos hacia atrás observando por la ventana de espaldas a ellos.

– Señor Shen, Jiral ha vuelto a olvidar su arma y se ha visto obligado a volver apenas comenzar su guardia, sexta vez esta semana. – Shen muy molesto volteo hacia Inari viéndolo fijamente. – Ni siquiera estamos a mitad de semana. – Golpeo con fuerza el escritorio mientras continuaba observándolo, parecía ver algo extraño en el tal Jiral ¿Pero sería capaz de ver la verdad? – Bien soldado déjeme con Jiral a solas, tenemos que hablar sobre su problema y vuelva a su trabajo. – Aquel amigo estaba algo desconsolado por lo que estaba haciendo pero finalmente se dio la vuelta y se marcho cerrando la puerta tras de él, ambos esperaron un rato antes de hablar puesto podría ser que aquel hombre le diera curiosidad de mantenerse tras la puerta pero no se sentía su presencia así que intuyeron que se había marchado directo a realizar sus labores como se le pidió. – El señor Yusuke siempre es tan honorable y obediente, algún día llegara muy lejos. Tal vez ocupe mi puesto o alguno mayor. –

El hombre volvió a colocar sus brazos tras su espalda mientras observaba detenidamente a Inari con una mirada penetrante como si pudiera ver tras su disfraz. – Y bien señor Jiral ¿Qué planea hacer ahora? – Dijo tan mirándolo desde arriba con su pecho en alto muy orgulloso su actitud pareciera poder aplastar a alguien con gran facilidad y antes de que Inari pudiera decir algo este volvió a hablar. – Pero antes déjeme decirle que ya muchos han intentado asesinarme con mejores disfraces que ese. – Un brece silencio se adueño de la oficina. – Como vera, fracasaron estrepitosamente al igual que sus vidas. – Era un hombre bastante fuerte y habilidoso, era de esperarse que pudiera ver a través del Henge tan débil. – No, disculpe señor Shen. – Trago un poco de saliva mientras deshacía el henge cortando el chakra de lleno. – Yo no vengo por un asesinato, de hecho no porto ningún arma como podrá ver más que mi carismática personalidad jejeje. – Trato de convertir aquella tensa situación en una más calmada en la que ninguno pudiera salir herido, mas conociendo los limites de sus habilidades y desconociendo las de Shen.

– Me haces perder el tiempo jovencito, ni siquiera aportas seriedad al tema y si no comienzas a hablar ya sobre el tema por el cual viniste puedes ir caminando directo a una de las celdas. – Sin duda era el hombre que decían que era por lo que el joven se apresuro metiendo su mano en uno de sus bolsillos, sentía el papel de los documentos pero en uno de ellos no sentía el otro, comienzo a sudar un poco de frio al no saber donde se había metido esa carta y que además podía estar en manos de Rem o cualquier otra persona molesta. En ese instante suspiro tratando de calmar sus nervios, dejaría eso para luego y se centraría en el ahora en el presente en que Shen deseaba meterlo a una de las celdas. – Me han contratado como un investigador y bueno eh conseguido ciertos documentos que indican que hay corrupción en estas oficinas o más bien entre los guardias de la capital y la presión de la misma. –

Aquel hombre parecía volver “no más feliz de lo que estaba” era una frase que podría salir de Inari quien era muy bromista, sus facciones habían cambiado a una más de rabia al punto en que su postura se rompió con el golpe de su escritorio además que se podía escuchar rechinar sus dientes. – ¿Y qué te hace pensar que son verdaderos estos documentos? – Interrogo en una voz un poco alta como para imponer su posición pero sin que todos lo escucharan, tan solo un ruido encerrado en su oficina. Inari no hacía más que sentirse más nervioso cada vez que abría la boca, ¿estaba realmente llevando bien las cosas? –Bueno señor Shen, estos documentos los conseguí de unos de sus soldados quien lleva un informe de lo que hacía y algunos documentos robados de propiedad al extorsionar. Incluyendo cartas mandadas entre ellos. – El hombre no paraba rechinar sus dientes y finalmente entro un poco en razón respirando profundamente para calmarse y luego arrancar de las manos de Inari aquellos documentos con una velocidad endemoniada, era sorprendente la diferencia de nivel entre ambos.

– hmm... sin duda tienes razón hemos estado al tanto de esto, pero sin pruebas no podíamos hacer nada y además no teníamos nombres. Con esto sin duda… – Continuo leyendo con más tranquilidad mientras llevaba una de sus manos a su mentón pensando, pero Inari no dejaba de pensar en qué pasaría con él. – Bien chico, supongo que te pagaron por esto. Sin duda iremos arrestarlos luego de prepararnos, pero espero que esto lo hayas conseguido legalmente. – Brinco el joven enseguida. – Je je je, bueno digamos que… adiós – Con unos rápidos sellos de manos el joven desapareció en una cortina de humo blanco, apareciendo a varios metros de distancia del departamento de policías y comenzando a saltar pos los edificios. – Maldición, no me di cuenta de la hora. – Dijo mientras todo estaba oscuro, aunque para él no era nada gracias a su grandiosa vista en la oscuridad. – Momento, esto… Rem no está en la dirección de su casa ¿Por qué? – Detuvo sus saltos mientras comenzaba a dirigirse hacia a esta para ver que sucedía y le pagara para largarse de la capital lo más pronto posible.


Datos:


+200 Lineas
-  Stats

• Ninjutsu: 9
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 4
• Resistencia: 3
• Fuerza: 4  
Inari
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.