¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» El llamado de la Cascada.
Hoy a las 5:29 am por Hushika Kugutsu

» Venenos Yusuke
Ayer a las 11:15 pm por Yusuke

» Perfil de Hiro Uchiha
Ayer a las 8:12 pm por Hiro Uchiha

» —Red Ryō △ Jiran's Missions
Ayer a las 4:39 pm por Jiran

» [Viaje] De Lluvia hasta Fuego
Ayer a las 4:51 am por Hitagi

» Mision
Dom Dic 10, 2017 10:13 pm por Hiro Uchiha

» A la grande la llamo mordiscos
Dom Dic 10, 2017 10:10 pm por Hiro Uchiha

» ¡Ingresando en nuevas Tierras!
Dom Dic 10, 2017 4:25 am por Catherine

» Genin I - Fūin: Kaihō Yōken.
Dom Dic 10, 2017 3:25 am por Gakumon

» — Thunderous Freedom | Con Sukino.
Sáb Dic 09, 2017 9:25 pm por Lyd.

» (2ºExamen Jonnin) Declaración de guerra
Sáb Dic 09, 2017 6:19 pm por Uchiha Ōgama

» Viaje al Pais de las Aguas
Sáb Dic 09, 2017 5:29 pm por Dastan O'Donnell

» Katana (Progresiva
Sáb Dic 09, 2017 4:07 pm por Gakumon

» Red Road || Técnicas
Sáb Dic 09, 2017 12:55 pm por Gakumon

» Misiones| Hikarime
Sáb Dic 09, 2017 3:56 am por Uchiha Sukino

» No corta el mar, sino vuela { + Pao & Dastan}
Sáb Dic 09, 2017 3:31 am por Uchiha Sukino

» —Crimson Knife △ Jiran's Dices
Vie Dic 08, 2017 10:51 pm por Loremaster

» Una nueva sugerencia para el Fuin.
Vie Dic 08, 2017 10:18 pm por Yabuki Joe

» Three sun's dawn. — Encounter. —
Jue Dic 07, 2017 8:36 pm por Yottan

» Misión de rango B: Protect the brutal slaughterer.
Jue Dic 07, 2017 4:14 pm por Yusuke

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Misión de rango C: La venganza

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Inari el Sáb Mar 18, 2017 11:34 pm

Misión de rango C: La venganza

Lugar de la misión: País del Fuego / Bosque de la Hoja
Tipo de misión: Misiones de Rem
Descripción de la misión: Luego de entregar los documentos rápidamente Rem te ha interceptado de camino a su casa, te ha pagado al Misión anterior y te ha dicho que le ha ido a informar a aquellos hombres corruptos que ya estaban siendo delatados e incluso le informo sobre el robo de documentos. Seguramente estarás sorprendido por ello pero ahora te pide una última misión por la que si te pagara muy bien y puede que disfrutes un poco, no tanto por jugar sino por tu otro yo, la mitad bestia que desea la sangre.

Te pide que sigas a los hombres que corrieron despavoridos al bosque de la hoja a ocultarse de la guardia sabiendo que no los encontraría nadie allí, pero ella confía plenamente en tus habilidades pero tampoco quiere que mueras así que previendo todo a contratado a una persona más para que te acompañe sabiendo que uno de los soldados posee la habilidad de usar chakra y es realmente fuerte. Rastréalos, encuéntralos y mátalos sin piedad, de poderse hazlos sufrir lo más que puedas y hazlo sentir el temor de quienes hicieron sufrir.
Recompensa de la misión: 1200 ryus
Extensión mínima de la misión: 80 líneas.


El olor de Rem iba directo hacia Inari con la dirección del viento pero estaba un poco más alejado de su hogar de lo que debería ¿Por qué estaría allí aquella mujer? ¿Ahora qué pensaba hacer para molestar? Si volvía a oler más detenidamente podía sentir otro olor más, una mujer más ¿una trampa? Aquella mujer era capaz de de tenderle una trampa y no pagarle, pero si era así ¿Para qué pagarle por las otras misiones en vez de pedirle a esa persona? Eran muchas incógnitas en la cabeza del joven zorro que no hacía más que molestarle en su cabeza, el ser estafado en vez de ser el inverso sería algo que lo llevaría y luego al asesinato mas por lo que pagar por su cabeza en la capital o eso sería si llegaban a enterarse que fue él. Si era una trampa debía estar preparado por lo que finalmente decidió hacer lo que su maestro alguna vez le dijo antes de morir “Si tienes problemas y vas a luchar tendrás que liberarlo, son mi último regalo para que sobrevivas”

Manifestó un sello de manos y de su manga salieron unas armas, una espada corta y unos cuantos Kunai que guardo en sus bolsillos junto a bombas e hilos, todo muy rápido mientras la espada la ajustaba de último momento en la parte trasera de su cintura justo sobre su cola mientras veía de frente a la chica en la oscuridad de la noche. – ¿Qué haces aquí? La reunión seria en tu casa. – Dijo mientras caía de de pie desde uno de los hogares de más baja altura, la chica con un rostro más deprimente que cuando la conoció le lanzo una bolsa de Ryus mientras poseía un papel en su otra mano. – Allí tienes tu paga, pero me has mentido…. Me debes un favor más. – Sin duda leyó la carta pensó Inari, tendría que trabajar en alguna buena escusa para ello mas no hizo falta. – Ya les dije a esos corruptos como los delataste y huyeron como pensé, quiero que los caces, los mates y te pagare, tienes armas así que será más fácil y contrate esta vez alguien más para que te guie en el bosque. –  

Extendió su mano hacia algún lugar haciendo una señal para que se mostrara, no era necesario para Inari que hiciera eso, ya sabía de su presencia y ubicación. Además de ello conocía el bosque de la hoja, vivió un tiempo allí y con su olfato seria sencillo rastrear a los hombre mas no tendría problemas si su acompañante era una mujer bella para imitar su apariencia en futuras estafas puesto no siempre se tiene una buena imaginación. – Esto no estaba en los planes…. Pero lo hare siempre y cuando me pagues y no me salgas con algo más. – Dijo un poco molesto de que no todo saliera como deseara, tratando de no tocar el tema de la carta.



Datos:

- Equipamento

• Kunai 8
• Bomba de Humo 2
• Hilo de Alambre
• Ninja-tô ó Shinobigatana

-  Stats

• Ninjutsu: 9
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 7
• Resistencia: 6
• Fuerza: 4  
Inari
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Azula Uchiha el Dom Mar 19, 2017 5:57 pm



M
ujer de la oscuridad, Queen, reina del caos y la desesperación, vestida de rojo y enmascarada con negro adornado de plata. Su figura se dejaba arropar por las sombras y su trayectoria la llevaba a un nuevo trabajo: Su contante se hacía llamar Rem, y necesitaba ayuda con un trabajo en el bosque que tanto conocía, consistiendo en la captura y posterior asesinato de hombres, común entre los ajustes de cuenta. Sin embargo, iría con compañía, en realidad sería la compañía de alguien; quizás ella no confiaba tanto en el otro, mas las razones caían en su desinterés. Su silueta se mantuvo en las sombras cuando llegó al lugar indicado, antes que cualquiera de los participantes llegara, había sido demasiado puntual por lo que se mantuvo esperando, sin que su vista perdiera mayor detalles, con su hombro izquierdo recostado en una pared, cruzada de brazos.
Alguien llegó y su atención atrapó, desde su perspectiva dificultaba su relevancia visual y por ello se sorprendió al ver su actuación: Había detectado algo, o su preparación le hacía ver como tal, alguien nervioso que temía a lo inesperado; acomodó las hebras castañas de su peluca que entorpecían su vista, al igual que la posición de su capucha, formando una sombra hasta la tela que cubría nariz y boca. Tras la señal, su figura salió a relucir como una mujer de cintura curvilínea y una vestidura sensual, en donde uno de los detalles más llamativos era una tonfa que guindaba en el lateral derecho de su cadera, encima de ésta se encontraba su diestra, mientras que la siniestra se posicionaba al inicio de su cadera, marcando con mayor facilidad su cuerpo. Se posicionó a un lado de su contratante, encarando al zorruno con total normalidad –excepto por el desafío usual que emanan sus ojos–, sumamente confiada. —Qué paranoico eres. Claro, mintiendo sin cuidado tendrás una fila enorme de enemigos —comentó con jocosidad, dibujando una línea en sus labios evidente hasta debajo de la rojiza tela sobre su rostro, conjunto a sus ámbares afilados, la mujer parecía no tenerle miedo a lo que podría pasar mientras jugaba con desconocidos.

Extendió su diestra, como parte de una presentación formal: Pero tan pronto su mano fuera apretada por la otra, dejaría en evidencia su fuerza, apretando con mayor presión la mano ajena. Podía ser tomada como una amenaza sutil, o como una invitación, todo dependía de cómo el zorruno veía las cosas —Soy Queen, y antes que lo digas, sí, tienes todo el placer por conocerme —El contacto visual no era despegado aún, buscaba delatar mayores reacciones, por lo poco que había visto, se le podía ver como una persona demasiado precavida, y hasta insegura; finalmente, y antes de continuar, le guiñó el ojo con picardía, cierto aire erótico desprendía los poros de su piel—. Así que no te gustan las sorpresa, lamento ser una molestia —indicó con cierto aire victimista, tono fingido. Llevó su izquierda a su pecho, como si se sintiese incómoda e indignada por la postura del otro. Suspiró, desviando su mirada a Rem—. Eso me tiene sin cuidado, cariño. Ella es la que manda ahora —señaló con el pulgar a la otra mujer, al mismo tiempo que se encogía de hombros, le hacía saber que muchas opciones no tenía—. Basta de conversa, ¿nos movemos? —inquirió, divertida, como si iniciara uno de sus juegos preferidos. Dio un medio giro, elegante y firme, haciendo que su capa ondease con armonía antes de disponer de su caminar erguido y –sutilmente– oscilante. Con suma seguridad y confianza, no obstante, la precaución nunca estaba de más, su diestra siempre iba cerca de su tonfa: un arma negra y adornada en sus extremos con detalles dorados.


Datos:

Apariencia:
Equipamiento:

》Tonfa (1)
》Kunais (10)
》Shurikens (10)
》Senbons (20)
》Hilos de alambre (20 m)
Stats:

〉Ninjutsu: 10
〉Taijutsu: 7
〉Genjutsu: 7
〉Velocidad: 10
〉Resistencia: 10
〉Fuerza: 10
Técnicas:

Conteo de técnicas
8 disponibles
0 usada
8 restantes
Azula Uchiha
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Inari el Sáb Mar 25, 2017 4:44 pm

Una delgada mujer con vestimentas rojizas salió entre las sombras apenas esta apenas aceptaba el contrato, su vestimenta era tan cubierta como las propias además de su olor estaba tratando de ser oculto por diferentes olores pero aun así era capaz de separar el olor del hierro de sus armas y el cabello extraño que parecía lucir, no era de ella misma por lo que se ocultaba tal como lo hacía Inari solo que este zorro usaba sus habilidades con el chakra para poder realizarlas y más efectivas entre otras cosas. La observo con una buena determinación a la vez que se dibujaba una sonrisa en su rostro, sus orejas ocultas por la capucha sin dejarse ver podía notar su confianza en los ojos de aquella mujer mas no podía ver su rostro por la máscara. – ¿Paranoico yo? Ja ja ja es irónico que lo diga la chica que lleva mascara que por cierto enemigos me sobran pero poco importan mientras me divierta. – Dijo en tono de burla, era obvio que no confiaba en prácticamente en nadie después de haber perdido sus dos únicas personajes de confianza y haber sido traicionado con anterioridad, sin ninguna familia, solo en este mundo y sin nadie quien lo guie.

La observo extender su mano para darle un apretón, las delicadas y débiles manos de Inari eran aplastadas por la fuerza de aquella mujer pero aun así no se dejo intimidar ni dejo salir ningún gesto, el zorruno chico no se destacaba por su fuerza ni mucho menos buscaba un combate de frente a menos que fuera necesario y de ser así no sería un combate convencional. A su vez esto le ayudaba a descifrar a esta persona, alguien que podía estar en el frente, con una habilidad latente en el cuerpo a cuerpo con sus Tonfa y fuerza era lo que lograba sacar a flote. – Mi nombre es Inari, pero puedes llamarme Kitsune y al contrario el placer es tuyo o podría serlo. – Dijo mientras ambos se guiñaban el ojo con picardía, tal vez tenían la misma intención pero no era fácil de engañar por las mujeres viendo a su maestro ser engañado una y otra vez cayendo en la vergüenza. – Bueno mandar mandar, no lo hace, pero yo guio mi camino y decido si seguir o no de lo contrario ella estaría aun sufriendo. Tómalo en cuenta Rem o en un futuro saldrá mal lo que deseas. –

Sonrió mientras comenzaba a saltar por los techos en conjunto de Queen, de esta forma podrían evitar los guardias en la noche además que según las indicaciones de Rem sabia a donde se dirigían sus presas, con precaución se quedo siempre del lado izquierdo de Queen para estar completamente seguro de poder esquivar las armas que podría lanzar en tal caso. – Se dirigen directamente hacia el oeste, debemos ir rápido o se escaparan si no son tan estúpidos de hacer un campamento en medio de una persecución… – Silencio sus palabras mientras tomaba su mentón levemente aun saltando. – Pensándolo bien tal vez si lo hagan, su condición física no son las mejores para esto a excepción del grandote. ¿Alguna idea? – Recordó al hombre con bigote negro y corpulento de piel morena que podría darle una buena paliza si estaba lo suficientemente cerca de este a la hora de un combate.

Cuando estaban cerca de las puertas de la capital observo la entrada, no habían muchas personas en ese entonces y mucho menos guardias pero sabia como podía salir, lo había hecho antes y estos hombre son cambiaban su forma de ser. Tomo una teja de un hogar por el cual saltaba y luego la lanza cual disco del lado izquierdo, al escuchar el ruido de este se apartaron de la puerta y ambos podrían pasar rápidamente sin ser visto y ocultarse en las sombras puesto el engaño era su mejor habilidad siendo donde más destacaba.




Datos:

- Equipamento

• Kunai 8
• Bomba de Humo 2
• Hilo de Alambre
• Ninja-tô ó Shinobigatana

- Stats

• Ninjutsu: 9
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 7
• Resistencia: 6
• Fuerza: 4
Inari
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Azula Uchiha el Miér Mar 29, 2017 11:31 pm



M
iradas observantes hacia las sombras, empero, la existencia de aquellos seres no era confirmada con certeza, sólo celajes brincaban entre techo y techo, con un silencio y una rapidez preocupantes; algunos pensarías que esas dos figuras no tenían planes muy sanos, estarían en lo cierto, ya que estos inquietos ninjas se dirigían a un punto donde la sangre planeaba recorrer, ser consumida por la tierra y ser una más con la naturaleza. La Reina Roja, teniendo a su siniestra al compañero en demasía cauteloso, dejando en claro su desconfianza hacia ella, pero como parte de sus flexibles trampas sedosas, la desconfianza era uno más de los nudos que podía resultar beneficioso si así lo necesitase. El otro no le había motivos para desconfiar, o no lo suficiente: ¿qué podría hacer un desconocido en su contra?, poco, así que se mantenía centrada en la misión hasta que se demostrase lo contrario, cosa que seguramente no perdería de vista dada su agudeza y perspicacia.
Sus manos se mantenían cercanas a sus riñoneras y a su tonfa, para un alcance rápido, confiando en su elogiada capacidad de reacción. Sus saltos, controlados, sin apartar la rapidez de los mismos, se le podía observar cómo sus pies se coordinaban para un sonido minúsculo contra las tejas, adornando el movimiento continuo con el ondear de su rojiza capa, que no era deliberadamente desordenada al ser manipulada por la resistencia del viento, mantenía una distancia reducida con respecto al cuerpo de su poseedora.

Su rostro ha de girarse al escuchar sus palabras, e irremediablemente tuvo que cerrar las distancias lo suficiente como para conversar con mayor discreción. Saltó en diagonal, manteniendo el ritmo del avance. —¿Qué tal si llamo la atención de todos ellos y tú acabas con la mayoría por detrás?, es evidente que eres de dar puñaladas por la espalda —pudo comentar, sin dejar de lado el tono jovial que acostumbraba a utilizar. Luego de soltar su escueto plan, la fémina dio un impulso con su pie derecho para adelantarse en el avance: Ya sabía a dónde ir, y asumiendo la respuesta de su compañero, sería la punta de flecha, foco de la atención enemiga, cualidad que siempre estaba presente. Realmente no se complicaba la idea de luchar contra simples hombres sin entrenamiento relevante, sería como aplastar cucarachas en el gran bosque, sin que pudieran oír sus gritos de dolor y desesperación.

Se paró en seco tan pronto el otro lo hizo, acuclillándose en la orilla del tejado, manteniendo ambas manos en el agarre del mismo, asechando con suma intención letal, colmillos que darían muerte a los guardias en tal caso que no cayeran en el estúpido señuelo, sencillo. Contra todo pronóstico, el ruido atrajo a los vigilantes y dejó libre la zona, sentía pena ajena al saber que ellos protegían la Capital, no tenía un reto verdadero. Al unísono con el zorruno, salió disparada hacia la salida hasta perderse en la entrada del bosque, con varios saltos estableció una ruta hacia el oeste –instrucciones dada por el ajeno–. Como antes, se mantuvo como cabecilla del avance: Sus dotes en la pelea cuerpo a cuerpo le permitían hacerle frente a varios contrincantes, obtener el mayor resultado con respecto al daño cuerpo a cuerpo; tal momento se acercaba a medida que los saltos se dirigían a los ruidos colectivos en el basto bosque, no lo suficientemente grande como ocultar la presencia de un grupo.
Al estar en la delantera, la mujer alzó su izquierda con la palma abierta al mismo tiempo que se detenía en la rama de un frondoso árbol, lo suficiente como para resultar de cortina verdosa para Queen. Sin mediar palabra, se dispuso a seguir su propio planeamiento, preparándose inmediatamente para la confrontación.
Bajó de allí sin mucha cautela, ya que, hacer ruido era parte de su plan: Con su cuerpo chocó las hierbas formando el suave sonido de las ramas chocar, los hombres, seriamente con la paranoia que ameritaba una situación de huida, levantaron sus armas hacia la sombra entre los árboles más la sorpresa fue reflejada en sus rostros al ver cómo de ella salía una hermosa mujer con curvas sutilmente definidas, con una sedosa capa que le hacía llamativa frente al ojo. —Hola, chicos, creo que me he perdido... Vengo buscando a unos idiotas que huyen —su voz, actuada por supuesto, demostraba candidez al momento de chocar contra la tela de su cara. Llevaba ambas manos a la espalda, y aprovechó el momento de confusión para sacar el as escondido bajo la penumbra de su capa: —. No me digan que son ustedes... Una pena, tendré que matarlos —concluyó, sin dejar de lado el tono cínico utilizado. Una sonrisa oculta y un sutil –pero súbito– movimiento de muñecas provocó que varias estrellas ninjas salieran de la oscuridad y se incrustaran en el cuerpo del menos precavido de todos: dos en la pierna y uno cerca del cuello, en las adyacencias de las clavículas. Cayó de rodillas de dolor con la sangre brotando salvajemente de las heridas—. Me presento: Scarlet Queen, rendíos y daré una muerte rápida. Soy mujer de palabra —y el sarcasmo se palpó en esas últimas palabras, hasta soltó cierta risa llena de picardía, como si se tratara de un macabro juego.

Todos los hombres se replegaron, rodeando la zona en donde se encontraba la mujer, planeando un ataque en conjunto en contra de la Reina, quien sólo se armó de dos kunais. Alzó su barbilla, observándolo uno a uno, esa mujer podría con ellos y con mucho más, sólo esperaba que le dieran un tiempo de entretenimiento sangriento.  


Datos:

Apariencia:
Equipamiento:

》Tonfa (1)
》Kunais (10)
》Shurikens (10) (-3)
》Senbons (20)
》Hilos de alambre (20 m)
Stats:

Los usuarios de esta especialidad (todos, sin importar si fue primearía o secundaria) podrán sacrificar puntos de ninjutsu para aumentar su fuerza o su velocidad. Es decir, podrán acumular chakra en sus piernas y, reduciendo su ninjutsu hasta 3 puntos, podrán subir su velocidad hasta 3 puntos. También podrán hacerlo para subir su fuerza. Esta es una habilidad intrínseca del control de chakra de los especialistas de ninjutsu médico, por lo que no contará como una técnica.
〉Ninjutsu: 10 (-3)
〉Taijutsu: 7
〉Genjutsu: 7
〉Velocidad: 10 (+3)
〉Resistencia: 10
〉Fuerza: 10
Técnicas:

Conteo de técnicas
8 disponibles
0 usada
8 restantes
Azula Uchiha
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Inari el Vie Abr 07, 2017 6:44 pm

La idea dada por Queen no era mala realmente y así lo prefería a ser el centro de atención, si ella moría no era de su incumbencia mientras cumplía su misión mas ¿el recibir un golpe directo por ella? Eso sí sería bastante problemático y no encajaba para anda en su personalidad tan escurridiza y cobarde. Están en las afueras de la capital era más sencillo el marchar y la velocidad que tenia Queen se hacía notar mas y mas al punto en que era mucho mayor a la propia, una traición le saldría cara de parte de la mujer por tanto continuaba con su desconfianza pero podía verla venir si usaba bien sus oídos y nariz, ya adentrados en el bosque podía sentir el olor de esos hombres quienes lo más probable no estarían a una distancia muy lejano al sentirse el olor tan fuerte por tanto decidió seguir a su compañero hasta el punto de detenerse con su señal entre los arbustos.

Sus orejas notaban los ruidos de en frente, eran los hombres que estaban buscando y su olor era definitivamente el mismo, la mujer muy despreocupada se decidió a saltar haciendo un ruido digno de alertar a todos en esa pequeña zona y a la vez dando una ingeniosa señal para que Inari comenzara a realizar sus movimientos sigilosos como había dicho ella y siempre buscando la espalda para minimizar el peligro y los daños. Moviéndose entre los frondosos árboles observándolos claramente desde la oscuridad de la noche con sus orbes amarillentos como si se tratara de una bestia cazando a su presa, su instinto animal comenzaba a surgir desde su interior aquel ADN de zorro y Orochi brotaba con su chakra y el olor de la sangre, las palabras de Queen tampoco ayudaban a calmarle sino a incitar a una brutal matanza. Observando con sigilo espero el momento indicado y dio un salto con la mayor fuerza posible hacia arriba de forma que al caer cayera justo detrás de uno de los hombres que estaba frente a su “compañera” mientras había realizado unos sellos de mano que al caer expulso de su boca una gran nube de humo que comenzaba a propagarse en un radio de 10 metros.

Lo que podía admirar la dama era como el humo se iba tragando a los hombres frente a ella mientras continuaba avanzando cada vez más la nube de humo seguido de unos gritos de un hombre, aquel pobre hombre había perdido un brazo entero ¿Cómo? Unas garras enormes lo atacaban desde dentro del humo como navajas de una Katana.  – Juguemos a las escondidas, yo hablo y ustedes responden. – Su olfato había sido sellado por su propio jutsu pero su oído era tan bueno que casi se podía hacer una imagen de lo que escuchaba dentro de la cortina de humo, el hombre que gritaba frente a él estaba de rodillas lo sabía por el sonido que había hecho al caer y su grito ahora se escuchaba más abajo. Innato en la estrategia que había usado luego de hablar se había movido de su posición muy silenciosamente escuchando al viejo hombre corrupto a quien le había robado los documentos, sufriría una sofocación absoluta al ser atravesado desde la espalda hacia el pecho abriendo cinco agujeros en cada uno de sus pulmones. Un grito más sofocado se escucho y con un leve sonido de risa que fue cortado al instante, ahora el mundo estaba de cabeza.

– ¿Que sucede? – Pensó el joven mientras sentía que su cuerpo ya no tocaba el suelo y abandonaba la nube de humo cayendo al suelo a unos metros de distancia, seguido de un dolor en su costado izquierdo. Pudo observar como aquel robusto hombre líder de los corruptos salía de la nube de humo con un rostro de rabia subiéndose las mangas de su ropa, el Taijutsu era su fuerte y la debilidad de Inari pudiendo soportar un poco el dolor trato de levantarse usando su mano izquierda la cual ya no tenía las navajas en sus garras volviendo a la normalidad. – Supongo que vienes a darme una “lección” – Dijo risueño tratando de soportar el dolor, tal vez se había roto una cortilla pero si trataba de huir lo atraparía en segundos y si luchaba en sus términos perdería totalmente. – Supongo que solo queda hacer lo que mejor se hacer. – Culmino volviendo las garras a la normalidad mientras con su mano derecha sacaba dos Kunai de su manga y los lanzaba directo al hombre para tratar de realizar unos sellos de manos lo más rápido posible en su plan nunca pensó en su compañera y ahora lo estaba pagando.



Datos:
offrol: disculpa la tardanza, me cuesta hacer post en el estado en que se encuentra mi computadora ahora mismo. si hay algun problema no dudes en avisarme y lo arreglare puesto debe haber un error lo mas seguro, como dije estoy trabajando como puedo xD

-  Equipamento

• Kunai 8 - 2 = 6
• Bomba de Humo 2
• Hilo de Alambre
• Ninja-tô ó Shinobigatana

-  Stats

• Ninjutsu: 9
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 7
• Resistencia: 6
• Fuerza: 4  

Técnicas:
Pasiva: ♦ DŌBUTSU-TEKI HON'NŌ (INSTINTO ANIMAL):
Esta es una habilidad natural el cual consiste en el uso de sus orejas le permitirá escuchar los más mínimo ruidos de los alrededores que un humano no lograría escuchar, sus ojos son capaces de atrapar con mayor eficacia la luz en la oscuridad lo que le permitiría ver con facilidad en la oscuridad. Esta técnica no gasta chakra.
Genin: Seguir olores hasta 300 mts de distancia, escuchar sonidos hasta 20 mts de distancia, mejor visión nocturna.


♦ TSUME KEMONOHITO (GARRAS DE HOMBRE BESTIA):
Usando la mutación animal es capaz convertir sus uñas en gruesas y largas garras de gran dureza y filo, capaces de soportar armas de acero entre otras cosas, de igual forma su dureza se relaciona con el ninjutsu por lo que es capaz de soportar luchar contra técnicas de Kenjutsu que aumenten el filo del arma. De igual forma esto no lo hace inmunes a daños a través de sus propias garras puesto a pesar de ser gruesas y alargadas siguen siendo parte de su cuerpo, al finalizar la técnica las garras volverán a el estado normal de uñas normales. Este estado puede ser mantenido por 3 turnos y las garras pueden llegar a una medida máxima de 30 cm.

♦ KEMURI KITSUNE (HUMO DE ZORRO):
Ninjutsu que tras realizar 3 sellos de mano de estilo Katon, de las mangas del usuario y la boca si lo desea comienza a salir una muy densa cortina de humo, esta ciega al oponente por completo donde se observara una cortina blanca de humo en caso de estar dentro del rango de la cortina de humo. Ya que está cargado de chakra imposibilita el uso de Dojutsus dentro de la cortina. También Elimina las esencias del aire mientras este el humo por lo que el olfato se vuelva inútil. Este Jutsu se usa normalmente para escapar y confundir. No afecta al oído y no abarca un área mayor a 10 metros.

Jutsu oculto.
Inari
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Azula Uchiha el Dom Abr 09, 2017 5:20 am



N
iebla espesa se extendió sobre la tierra, dominando como el fin del destino para aquellos hombres. La negrura se entremezcló por los árboles, dejando confusión, miedo a lo desconocido. Queen había hecho bien su trabajo, ser el foco de atención para la posterior actuación de su compañero, quien se había robado el protagonismo tan rápido la nube envolvió a todos sus objetivos; ella, rehúsa frente al humo, decide saltar hacia atrás, justo aterrizando en una rama del árbol, una vez más, cubierta a sus laterales con las hojas verdosas; su espalda apoyada sobre el tronco mientras que su brazo izquierdo se cruzaba frente a su torso y el codo derecho se posaba encima de éste, dejando que la diestra se mantuviera a la altura de su hombro, dejando que la kunai diera movimiento pendulares a modo de espera. Gritos, ciertas siluetas difusas se veían como sacudidas violentas que terminaban en una inclemente paz, paz única en la muerte. —Y pensar que habría más acción para mí, se la está pasando en grande el chico —hizo un comentario, sin apartar su gracia ni delicadeza. Se lamentaba por no ser parte activa de lo que estaba pasando, pero como siempre, paciente era: esperaría el momento oportuno para su entrada, que como usualmente era, llamativa terminaba siendo. Uno de los hombres pudo salir por uno de los costados, y tan pronto los penetrantes orbes ámbar pudieron visualizarlo, con aterradora facilidad y suma frialdad, terminó por ser atacado: Rodilla derecha fue vulnerada con fuerza, provocando que la rótula se desencajara, saliendo a plena vista; cayó, pero ni siquiera un grito salió de su garganta, puesto que, cuando lo intentó, ya la sangre estaba inundando su torso, sofocando sus pulmones: un segundo kunai había impactado de lleno en esa zona, dándole muerte a los pocos instantes.

Detalle que le llamó la atención fue un silencio, precedente de la salida de dos figuras de la nube negruzca. Era su compañero, Inari, quien caía al suelo mientras que delante del mismo se encontraba otro hombre: De gran tamaño y musculatura, su complexión arrojaba a pensar que su especialidad era de cuerpo a cuerpo, y más al ver cómo se preparaba para golpear al otro. Silenciosa bajó de la rama y su paso se mantuvo lento, mientras analizaba al último que quedaba en pie; su diestra fue a su tonfa, sacándola del anillo que servía como enganche. Inútilmente las kunais lanzadas por el zorruno llegaron a las inmediaciones del hombre que, con reflejos pulidos, esquivaría sin mayor problema, no hizo más que soltar un gruñido de total desagrado, al mismo tiempo que apretaba sus puños. —No debiste seguirnos. Tú y tu amiguita pagarán las consecuencias —una voz gruesa, que imponía cierto miedo; eso para mentes débiles, mas entre ellos estaba una mujer de armas tomar. Entre Inari y el gran hombre, que ni se movió como roca al verla. La niebla fue disipada completamente, dejando vestigios entre las hojas, por encima de las copas. —Métete con alguien de tu tamaño, ¿quieres? —agregó, con sarcasmo propio de su persona, Nigiri en su palma, como empuñadura principal, mientras que Shomen se mantenía pegado a su antebrazo derecho, siendo Sokumen la cara que mostraba cuando se posicionó en guardia frente a su contrincante. Fugaz mirada fue dejada hacia su compañero de misión, junto a sus bajas palabras: —. No quieres morir, ¿cierto? Mantente detrás y cúbreme. Te lo dejaré en bandeja de plata —agregó la fémina, una pizca de condescendencia, una amabilidad disfrazada de interés, era poco lo que realmente se dilucidaba de las sutiles intenciones de su persona.

Y tan pronto como el silencio se apoderó del lugar, el combate inició. El hombre tenía cinco metros con respecto a Inari, y Queen entre medio de ambos, dejando una distancia reducida, la cual fue aprovechada por el más alto. Sin piedad prepararía el primer puño de la pelea, dirigido al rostro enmascarado: Hoshi se lo impidió, ya que, el brazo derecho de la Reina realizó un movimiento circular, mientras que su torso se inclinaba hacia la izquierda, abriendo la oportunidad –que no dudó en aprovechar– de un golpe ascendente con su siniestra, dirigido directamente a su mandíbula. Su puñetazo fue bloqueado con suma facilidad, empero, fue sólo la cortina para su siguiente movimiento, potenciado con chakra moldeado en sus extremidades, empoderándolas con relevancia; una patada derecha, dirigida hacia las caderas del hombre, lugar de sus bajas defensas, le tomaron por sorpresa, retrocediendo inmediatamente para esquivarla.

Las distancias se abrieron tras el intercambio de golpes, incrementándose un cincuenta por ciento con respecto a las anteriores. Ahora era Queen quien buscaba la ofensiva. Zen Atama fue el primer punto que buscó golpear el rostro del masculino con gran velocidad, sin embargo, los reflejos de un artista marcial podía asegurar el cubrimiento, llevándose el antebrazo ajeno todo el impacto. Scarlet aprovechó la inercia de su anterior movimiento, inclinando su torso hacia atrás mientras que hacía que Tsukagashira girara en su propio eje en la palma de su mano, incrementando la longitud disponible de la tonfa para generar golpes, estando casi en su totalidad extendida hacia adelante; retornó a su posición anterior con rapidez, impulsándose hacia adelante para dar impactar –con un movimiento ascendente– con el extremo de Sokumen por debajo de la barbilla ajena. Al mismo tiempo, la mujer preparaba en sus manos tres estrellas ninjas, que salieron disparadas una vez más cuando el masculino retrocedió –esquivando su anterior movimiento–, ocultas bajo la ofensiva frenética de la tonfa, decidieron apuntar en el cuello, torso y pierna, en ese orden. Todo buscó tener fin cuando la mujer, algo cansada por tanto esquive, decidió saltar hacia atrás, enganchar la tonfa en su lugar y marcar una serie de sellos, velocidad, para una posterior liberación ígnea que apuntó directamente sobre el masculino. Llamarada que fue llamativa en todo su esplendor, opacando la luz natural por un instante.


Datos:

Off:
Los nombres extraños que vez son las partes de la tonfa que utilizo para identificar de alguna forma lo que hace. Imagen de Referencia Aquí
Lamento que mi narración con respecto al hombre sea un poco pobre, no llevo muy bien a los NPC.
Apariencia:
Equipamiento:

》Tonfa (1)
》Kunais (10) (-2)
》Shurikens (10) (-6)
》Senbons (20)
》Hilos de alambre (20 m)
Stats:

Los usuarios de esta especialidad (todos, sin importar si fue primearía o secundaria) podrán sacrificar puntos de ninjutsu para aumentar su fuerza o su velocidad. Es decir, podrán acumular chakra en sus piernas y, reduciendo su ninjutsu hasta 3 puntos, podrán subir su velocidad hasta 3 puntos. También podrán hacerlo para subir su fuerza. Esta es una habilidad intrínseca del control de chakra de los especialistas de ninjutsu médico, por lo que no contará como una técnica.
〉Ninjutsu: 10 (-3)
〉Taijutsu: 7
〉Genjutsu: 7
〉Velocidad: 10 (+3)
〉Resistencia: 10
〉Fuerza: 10 (+2)
Técnicas:

Conteo de técnicas
8 disponibles
2 usada
6 restantes

Activas

Taitanikku-ryoku  (Fuerza titánica):
El ninja es capaz de levantar rocas de metro y medio, romper fácilmente la madera, sus golpes además serán capaces de generar grietas en rocas, mas no romperlas, podrá amortiguar golpes y reducir el daño de técnicas del mismo rango.  Esta técnica aumentará 2 puntos la fuerza del usuario, durante dos turnos.

Elemento Fuego: Jutsu Gran Bola de Fuego (火遁・豪火球の術, Katon: Gōkakyū no Jutsu)
[No progresiva | Ninjutsu]
Es un Jutsu del Elemento Fuego que consiste, tras haber realizado sellos con las manos, en almacenar Chakra dentro del cuerpo, convirtiéndolo en Fuego, y expulsándolo de la boca en una esfera de llamas masivas, que deja un cráter por donde haya avanzado. Una variante común de ésta técnica consiste en, tras hacer los sellos, formarla soplando a través de los dedos índice y pulgar, formando una circunferencia con ellos, y dejando salir primero, a través de la boca, una fina corriente de fuego que luego se expandirá adoptando la forma esférica. El alcance y potencia de este jutsu dependerán del Ninjutsu de su creador.
Azula Uchiha
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Inari el Miér Abr 19, 2017 2:57 am

EL joven zorro estaba pagando las consecuencias de no pensar en su compañera al realizar sus acciones más aun siendo su estilo de combate tan furtivo y distante a la vez, había cometido el error de acercarse y no terminar rápido teniendo un oponente fuerte de frente a él. Costilla posiblemente rota, un decadente estilo de lanzamiento de Kunai pero que servirían tan solo como una distracción para su ataque real, su Ninjutsu estilo de fuego indicaba que debía inhalar y exhalar algo extremadamente complicado y que lo limitaba absolutamente a una sola técnica el Hi no Supiritto quien solo necesitaba sellos y chakra. Como lo había pensado esquivo los Kunai o así parecía, puesto estuvieron a punto de darle no más que rozando su cuerpo pero cuando finalmente estaba culminando la preparación de la técnica su compañera salto al frente de Inari, lo estaba protegiendo o así parecía con unas pequeñas bromas. – Que soy de tu misma estatura ¿no? –

Pensó el joven mientras no hacía más que retener el chakra y comenzar a concentrar un poco más del debido haciendo tiempo para lo que fuera que sucediera que estaba ya meditando lo que sucedería, la joven seguramente no podía ver tan bien en la oscuridad como Inari pero el si podía ver todo tan claro como el día los movimientos fluidos de la joven contra su oponente la hacían estar casi al mismo nivel que su oponente. Esta era la primera vez en tanto tiempo que Inari observaba una lucha tan asombrosa de Taijutsu combinado con artes en armas como lo hacía Queen y aquel hombre trataba de no quedarse atrás, mientras el zorro solo buscaba un punto en el cual darle directamente, una brecha en la cual atacar. El dolor se sentía profundamente y el olor a sangre en el ambiente estaba impregnado, la muerte estaba en todas partes y solo quedaba aquel hombre que no tardo en dar la brecha que tanto el zorro pedía.

Finalizando el sello que había mantenido durante tanto tiempo y el chakra acumulado en grandes cantidades una manta raya surgió de la nada a dos metros de distancia de Inari nacida del fuego como un ave fénix, un fuego azulado casi espectral que enseguida volaba raudamente en contra de las piernas del hombre quien no podía actuar por su velocidad y los ataques sucesivos. Sus piernas habían quedado inutilizadas quemaduras en una línea fuerte mientras trataba de apagar sus pantalones lo siguiente que observo y último fue una exhalación ígnea que bien Inari conocía, el gran bola de fuego que en su momento no podía realizar a causa de sus heridas que finalmente terminaría con aquel hombre, con un potencial tan fuerte como el de Inari le hacía tener un tanto de respeto sobre ella. Al finalizar se le acerco unos pocos metros tomándose el costado del pecho donde tenía la costilla lastimada. – Supongo que aquí terminamos, ahora el pago no debería tardar en venir. Esa mujer la huelo desde la distancia. – Dijo mientras su nariz se movía un poco tratando de hacer a un lado los olores del hombre quemado y los otros moribundos. – Marchemos a este lado antes de que venga alguien más. – Culmino mientras caminaba lo más rápido que podía adentrándose en el bosque a un lugar más separado mientras seguía el olor de la dama.



Datos:
offrol: disculpa la tardanza, eh tenido muchos problemas :/

-  Equipamento

• Kunai 6
• Bomba de Humo 2
• Hilo de Alambre
• Ninja-tô ó Shinobigatana

-  Stats

• Ninjutsu: 9
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 7
• Resistencia: 6
• Fuerza: 4  

Técnicas:
Pasiva: ♦ DŌBUTSU-TEKI HON'NŌ (INSTINTO ANIMAL):
Esta es una habilidad natural  el cual consiste en el uso de sus orejas le permitirá escuchar los más mínimo ruidos de los alrededores que un humano no lograría escuchar, sus ojos son capaces de atrapar con mayor eficacia la luz en la oscuridad lo que le permitiría ver con facilidad en la oscuridad. Esta técnica no gasta chakra.
Genin: Seguir olores hasta 300 mts de distancia, escuchar sonidos hasta 20 mts de distancia, mejor visión nocturna.

Jutsu oculto ♦ HI NO SUPIRITTO (ESPÍRITU DE FUEGO):
El usuario luego de una cadena de cuatro sellos el usuario es capaz de canalizar su chakra en el ambiente en un radio de 2 mts usando el usuario de centro y de esta forma crear un espíritu de fuego azul con la que se puede atacar a un objetivo en linea recta. Este espíritu puede llegar a medir un metro cubico y puede tener la forma que desee mientras respete el tamaño indicado. Su velocidad es igual al ninjutsu del usuario, sirve tanto para distraer, atacar o defender dependiendo de cómo se use y causa quemaduras deprimer grado siendo peligroso un ataque directo causando un daño igual al de Katon: Gōkakyū no Jutsu.

Inari
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Azula Uchiha el Sáb Abr 22, 2017 1:17 am



V
io nacer debajo de sí una hermosa formación ígnea, poseyendo una particular forma de animal acuático. Lo que más le llamó la atención fue el distinguido color azulado que poseían esas llamas, le traían recuerdos del magnífico poder visto tiempo atrás en la guerra contra los no-muertos, un poder tan abrumador y fascinante que el simple ver de tal tono espectral le encendía una curiosidad enorme. Podía suponer que el otro era dominante de una habilidad especial, quizás algún clan, realmente no podía ser certera, pero inevitablemente enlazaría la primera línea para acortar las distancias. Su cabello ondeó al igual que su capa, dado al salto y el aire caliente que salía en direcciones contrarias al blanco de la gran bola de fuego –que no demostraba todo su potencial–. El objetivo fue doblegado de una forma monumentalmente aplastante, dolorosa, aunque claro, era un ataque combinado que muy pocos fueran podido evadir. Claramente, dada la potencia de ambos jutsus, dejaba en claridad que eran versados en el campo, esos hechos casi afirmaban que tenían especialidades en estos, debía tenerlo en cuenta. Gritos breves, pero agudos, era el chillido de la muerte manifestándose en la garganta de aquel hombre, que daba un par de vueltas con el cráneo al descubierto y su piel derretida, calcinada, aún con el rojo vivo en todo su cuerpo y llamas que se esfumarían una vez terminasen su trabajo.

Aterrizó con gracia, flexionando sus rodillas para amortiguar la caída mientras su capa reposaba con lentitud sobre el suelo. Su porte fue restaurado con imponencia, natural en la azabache. No pensó que sería tan rápido, pero así podría hacer cosas de mayor provecho en lo que quedaba de noche. De lo que sí se pudo percatar era de la herida que sufría su compañero de misión. ¿Era una costilla rota?, posiblemente, sintió la tentación de ignorar ese hecho, pero, ¿qué perdía al mostrarse bondadosa?, cierta lealtad, cierto respeto, ciertas oportunidades. Se limpió ambas manos, una con la otra, mientras respiraba profundo y sentía cierto picor en la nariz por el ambiente posterior al fuego. —¿Qué es eso?, ¿una costilla rota? —cuestionó la mujer, intentando de analizar con su mirada lo más posible, sin embargo, siempre manteniendo ese muro invisible, pero palpable, de desinterés. Escuchó sus palabras, y se dispuso a seguirle. Relajó sus músculos, reguló su flujo de chakra para que éste volviera a la normalidad—. Joder, entonces te ha dado fuerte —pudo compartir con jocosidad, mientras cerraba las distancia y se mantenía a margen con el paso ajeno. Antes de dejar la zona de combate, lanzó una kunai con medio pergamino escrito. En él había un símbolo bastante peculiar. Comprendido por un diamante rojizo, sangrante, con las letras S y D en la zona inferior de la figura. Sello de su participación en esa misión, a diferencia de muchos, ella buscaba ser reconocida—. Palpa la zona; por tu cara no parece ser muy grave. No hay nada mejor que una droga para aliviar el dolor y tomar reposo. A no ser que quieras deformaciones y eso sí será horroroso —añadió con total seriedad, sin ni siquiera mirarle. No dejaba en evidencia su amplio conocimiento fisiológico, ni su especialidad en el arte de la curación: Ya que, su filosofía añadía que, para ser curado por ella, debía ser lo suficientemente fuerte, merecedor y tener algo que ella quisiera en demasía, lo justo para que deseara la vida recuperada de esa otra persona. Algo complicado, y aunque había curado a su hermano varias veces bajo la excusa de mantenerlo en secreto, su uso se limitaba mucho.


Datos:

SD:

Apariencia:
Equipamiento:

》Tonfa (1)
》Kunais (10) (-3)
》Shurikens (10) (-6)
》Senbons (20)
》Hilos de alambre (20 m)
Stats:

Los usuarios de esta especialidad (todos, sin importar si fue primearía o secundaria) podrán sacrificar puntos de ninjutsu para aumentar su fuerza o su velocidad. Es decir, podrán acumular chakra en sus piernas y, reduciendo su ninjutsu hasta 3 puntos, podrán subir su velocidad hasta 3 puntos. También podrán hacerlo para subir su fuerza. Esta es una habilidad intrínseca del control de chakra de los especialistas de ninjutsu médico, por lo que no contará como una técnica.
〉Ninjutsu: 10
〉Taijutsu: 7
〉Genjutsu: 7
〉Velocidad: 10
〉Resistencia: 10
〉Fuerza: 10
Técnicas:

Conteo de técnicas
8 disponibles
2 usada
6 restantes

Activas

Azula Uchiha
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Inari el Dom Abr 23, 2017 4:48 pm

El dolor de en su costado era lo suficiente para ser soportable pero no quitaba el hecho de que fuera algo que podría ir a peor, no dejaba de colocar su mano sobre la misma tratando de soportarlo mientras caminaba tan rápido como le permitía su herida a la vez que seguía aquel olor tan peculiar de la dama quien lo había contratado desde hace un tiempo. Con los pasos no hacía más que odiarla culpándola de lo que sucedía, puesto todo tenía un plan en el cual se suponía Inari no debía luchar sino simplemente llevar información y culminaba, aunque fue divertido eliminar a aquellos hombres la represalia que se llevo no arruino por completo el gusto. Notaba el tono de voz de Queen, tan desinteresado como podía leerlo. – Supongo que si…. Momento… ¿deforme? Eso no puedo permitírmelo. – Golpeo levemente un árbol tratando de no usar la respiración como camino dejar salir su frustración.

– Debí ser más cuidadoso en vez de dejarme llevar por la diversión, maldito viejo debí hacerlo sufrir más, pero tendré que conformarme con que muera ahumado. – Culmino sus palabras mientras sentía el olor más cercano, si se esforzaba mucho podría deformarse y eso no le iría a gustar a las mujeres, no podía ser solamente una cara bonita debía cuidarse su cuerpo completo para poder engañar a las mujeres también. Palpo con su mano delicadamente su costilla comparándolas con las demás puesto su nivel de biología era mínimo además que no sabía si su cuerpo fisiológicamente era tal cual el de un ser humano normal, eran cosas que nunca pudo saber ¿Eran acaso solo su cola, orejas y ojos además de sus instintos distintos a los de un ser humano normal? – No parecer que se haya movido tal vez solo es una fisura ¿eso no es tanto problema no? – Tal vez dejaba notar mucho su ignorancia sobre este tema pero poco le importaba.

Al llegar finalmente a un lugar donde se entrelazaban tres extraños arboles estaba la chica parada observando el fuego que se encontraba tras varios metros de distancia tras de Inari y Queen, quienes ya no debían preocuparse de que los soldados les encontraran. La dama estaba tomándose el brazo un tanto nervioso con un rostro afligido para solo observar al zorro acercarse con un rostro de enojo extendiendo la mano que tenia desocupada y olvidando por completo en el trayecto cubrir sus orejas de zorro, tanto era el enojo que incluso su cola se movía de un lado a otro. – Págame de una buena vez, si te arrepientes ya no es mi problema tú ya has pecado. Esta es la venganza que tanto querías ¿no? – La Chica tan nerviosa soltó su bolsa de monedas sobre la mano de Inari observando el suelo y luego observo a lo lejos a la otra chica. – Por cierto quiero hablar contigo preferiblemente sin ella. – Según el zorro blanco esto no se podía quedar así, ella era un cabo suelto débil que no podía dejar ir y que además le había hecho enojar más de la cuenta.




Datos:

Off Rol: Si te marchas o no, no importa pero no se como reaccionaria tu personaje a lo que hará Inari es tu decision mas aun como reaccionaria con sus orejas de zorro y cola.

-  Equipamento

• Kunai 6
• Bomba de Humo 2
• Hilo de Alambre
• Ninja-tô ó Shinobigatana

-  Stats

• Ninjutsu: 9
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 7
• Resistencia: 6
• Fuerza: 4  

Técnicas:
Pasiva: ♦ DŌBUTSU-TEKI HON'NŌ (INSTINTO ANIMAL):
Esta es una habilidad natural  el cual consiste en el uso de sus orejas le permitirá escuchar los más mínimo ruidos de los alrededores que un humano no lograría escuchar, sus ojos son capaces de atrapar con mayor eficacia la luz en la oscuridad lo que le permitiría ver con facilidad en la oscuridad. Esta técnica no gasta chakra.
Genin: Seguir olores hasta 300 mts de distancia, escuchar sonidos hasta 20 mts de distancia, mejor visión nocturna.

Inari
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Azula Uchiha el Mar Abr 25, 2017 4:29 am



P
udo reír con tenuidad ante la expresión ajena, parecía preocuparle bastante su imagen corporal, quizás era un signo de cierto narcisismo. De todas formas, a la fémina le parecía entretenido, por lo que no hizo nada para ocultarlo. Su paso, tranquilo sin forzar demasiado la velocidad, era paciente al estar a un lado del herido, aún así, el contoneo de sus caderas era suave, siendo un caminar que imponía, sin apartar la sensualidad. Su tonfa presentaba algunas gotas de sangre, siendo su arma predilecta al momento de abarcar esa identidad: Un arma que creaba contusiones dolorosas en sus oponentes, era agresiva como ella misma, y con multitud de funcionalidades versadas para apoyar a su portador en la mayoría de las artes marciales. Mientras tanto, la sacó de su anillo para limpiarla con su capa, dejando que el negruzco color predominara en la misma, teniendo mayor atención en los detalles dorados de sus extremos.
La preocupación del otro aún se mantenía, podía observar disimuladamente cómo tocaba su propio cuerpo para identificar la gravedad de la herida; la inseguridad sobresalía de sus actos, ¿no era certero con lo que era?, extraño, sí. Sin ningún prejuicio se dispondría a responderle, puesto a que, no perdía nada, al contrario, establecía un hilo del cual ambos pudieran agarrarse. —Lo será si no tienes cuidado. Mientras tanto, no te preocupes —agregó sin mayor detalle, se aseguró de regalarse unos cuantos segundos de su mirada ámbar, enmarcada en un elegante negro; extrañamente, no mostraba esa agresividad que fueron sus colmillos al principio de la misión, estaba siendo condescendiente con el otro, sin ninguna duda. Mas aún la confianza era de difícil alcance.

Árboles de extraña forma, siendo sombrilla de una mujer torturada por sus propios deseos. Aún no comprendía ese aspecto de las personas, que aun sabiendo las consecuencia de sus decisiones, de sus actos, se martirizarían una vez estuvieran cumplidos. Queen lo tomaba como un aspecto más de las personas débiles, característica irrevocable: El rencor, la angustia, el arrepentimiento.
Se paró en seco al ver como el masculino, adelantándose, presentaba rasgos de un mismísimo zorro: Orejas y cola, simplemente no lo podía creer los primeros segundos. No pudo quitarle la mirada de la cola por un momento, todo mientras se preguntaba: «¿Eso es posible?». Cejas gesticularon por debajo de la máscara, no era asombro, era extrañeza, que pronto fue sustituida en su cabeza por mera curiosidad. Sus labios se abrieron al pensar preguntar, pues no quiso hacerlo, no por ahora. Su enfoque visual fue devuelto a la escena del hombre y la contratante, terminó por acercársele a ambos, para recibir su pago. Le resultaba desagradable la escena pero hizo lo posible para disimular lo contrario, puesto que, el drama estaba bien si ella misma era la causante, mientras tanto, no.

Otra vez parecía ser una molestia, y antes de perder sus estribos, decidió dar por hecha su retirada. Se acercó a la mujer y acarició su barbilla, al mismo tiempo que se acercaba a su oído para musitarle su agradecimiento: —Gracias por contratarme, princesa —siguió por su lado. No obstante, antes de retirarse completamente, giró su rostro hacia su derecha, sólo dando su observación periférica—. Zorro, si tienes algún problema, pregunta por mí en Red Dragon Inn, es un bar en medio del bosque —retornó su giro de vista hacia adelante, alzando su derecha a modo de despedida—. Hasta entonces —concluyó, dejando que su figura fuese más y más difusa entre los árboles. Siendo lo último que se veía de ella su ondeante capa roja.


Datos:

Off:

Doy por terminada mi participación en la misión. Procederé a cobrarla. Cualquier cosa, manda MP~
Apariencia:
Equipamiento:

》Tonfa (1)
》Kunais (10) (-3)
》Shurikens (10) (-6)
》Senbons (20)
》Hilos de alambre (20 m)
Stats:

Los usuarios de esta especialidad (todos, sin importar si fue primearía o secundaria) podrán sacrificar puntos de ninjutsu para aumentar su fuerza o su velocidad. Es decir, podrán acumular chakra en sus piernas y, reduciendo su ninjutsu hasta 3 puntos, podrán subir su velocidad hasta 3 puntos. También podrán hacerlo para subir su fuerza. Esta es una habilidad intrínseca del control de chakra de los especialistas de ninjutsu médico, por lo que no contará como una técnica.
〉Ninjutsu: 10
〉Taijutsu: 7
〉Genjutsu: 7
〉Velocidad: 10
〉Resistencia: 10
〉Fuerza: 10
Técnicas:

Conteo de técnicas
8 disponibles
2 usada
6 restantes

Activas

Azula Uchiha
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Inari el Sáb Jul 08, 2017 6:04 am

El joven estaba furioso por todo lo que había ocurrido en la misión, lo había planeado todo de principio a fin y sabía que si le entregaba la carta donde decía que los padres de su contratante habían muerto todo saldría mal por lo mismo no lo había hecho. Había sido inevitable la mujer lo encontró y le arrebato sus planes, además de aquello le había provocado heridas fuertes en su pecho a causa de la lucha y aunque por un momento se había dejado llevar por su lado salvaje e había disfrutado de la pelea en el momento en que sus costillas recibieron gran daño se acabó todo. Observo como Queen se acercaba a la chica y finalmente luego de tomarla del mentón e hablarle de forma picara término por marcharse no sin antes invitar a Inari a acercarse a un lugar preguntando por ella, tal vez en un futuro lo haría pues recordaba su olor.

Luego de que se marchara estuvo atento un par de minutos observando a Rem directamente, su oído y olfato detectaron que finalmente Queen se había marchado y se encontraban solos. No había mas nadie quien pudiera interrumpirlos o molestarlo, Inari se acercó lentamente tomándose las costillas con una de sus manos y Rem lo podía ver, cruzo por un segundo sus ojos y volvió a mirar al suelo. – Lo… lamento. – Dijo en un tono arrepentido mientras se tomaba del brazo. – Lamentarlo no es suficiente, nuestro contrato termina ahora y con ello. – Pauso unos segundos estando a un metro de ella. – Tu vida. – Lo siguiente que se escucho fue el quejido de la dama que luego se llevaba las manos al pecho, unas largas garras habían atravesado su corazón.  – Deberías saber, que hay Kitsune maliciosos que cuando se molestan podrían ponértela mal. –

Sentencio finalmente sacando su diestra del pecho de la mujer. – Además, viste mi cola y orejas, no puedo dejar que llegues a decirle a alguien sobre esto o volver a ese laboratorio. – Volvió a callar mientras la dejaba tendida en el suelo tomándose el pecho sollozando. – Amenos estas con tus padres. – Murmuro mientras desaparecía entre la vegetación del bosque para alejarse caminando lo más lejos posible del lugar, no debía acercarse a la capital del fuego por un tiempo o mejor dicho nunca para evitar ser capturado.

Datos:


-  Equipamento

• Kunai 6
• Bomba de Humo 2
• Hilo de Alambre
• Ninja-tô ó Shinobigatana

-  Stats

• Ninjutsu: 9
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 1
• Velocidad: 7
• Resistencia: 6
• Fuerza: 4  

Técnicas:
Pasiva: ♦ DŌBUTSU-TEKI HON'NŌ (INSTINTO ANIMAL):
Esta es una habilidad natural  el cual consiste en el uso de sus orejas le permitirá escuchar los más mínimo ruidos de los alrededores que un humano no lograría escuchar, sus ojos son capaces de atrapar con mayor eficacia la luz en la oscuridad lo que le permitiría ver con facilidad en la oscuridad. Esta técnica no gasta chakra.
Genin: Seguir olores hasta 300 mts de distancia, escuchar sonidos hasta 20 mts de distancia, mejor visión nocturna.

♦ Tsume kemonohito (Garras de Hombre bestia):
Usando la mutación animal es capaz convertir sus uñas en gruesas y largas garras de gran dureza y filo, capaces de soportar armas de acero entre otras cosas, de igual forma su dureza se relaciona con el ninjutsu por lo que es capaz de soportar luchar contra técnicas de Kenjutsu que aumenten el filo del arma. De igual forma esto no lo hace inmunes a daños a través de sus propias garras puesto a pesar de ser gruesas y alargadas siguen siendo parte de su cuerpo, al finalizar la técnica las garras volverán a el estado normal de uñas normales. Este estado puede ser mantenido por 3 turnos y las garras pueden llegar a una medida máxima de 30 cm.
Inari
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: La venganza

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.