¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Taller del Dragon (Marionetas)
Ayer a las 11:56 pm por Kuroi Tetsu

» Entrenamientos de Dastan
Ayer a las 7:56 pm por Dastan O'Donnell

» Los Guardianes del Desierto
Ayer a las 7:42 pm por Dastan O'Donnell

» — Hon'yaku // Mission thread.
Ayer a las 7:31 pm por Hon'yaku

» — Koboshisha Hon'yaku // The translator of All Speech.
Ayer a las 6:35 pm por Ichimaru

» ◈DREAMSEEKER◈
Ayer a las 6:26 pm por Arashi Tessen

» Ficha Dlarossa
Ayer a las 5:53 pm por Ichimaru

» The sword brandished by peace
Ayer a las 5:10 pm por Narrador

» — Koboshisha Hon'yaku // The transcriber.
Ayer a las 4:55 pm por Hon'yaku

» Serpientes y troncos [Viaje]
Ayer a las 2:48 pm por Ikki

» Un duelo a mitad del verano. Ft Dastan.
Ayer a las 2:13 pm por Dastan O'Donnell

» Las Tareas de Kagaku Gin
Ayer a las 1:07 pm por Gakumon

» Habilidad única: Elemento kesshoton (血漿遁)
Ayer a las 11:41 am por Ikki

» Misiones de Howaitohasu
Ayer a las 8:38 am por Minato Nara

» Registro de Misiones
Ayer a las 4:50 am por Gyokuryū Pao

» La Damisela Vendada
Ayer a las 4:25 am por Yoshimura Eto

» Helping Hands
Ayer a las 1:01 am por Kagaku Gin

» Misiones de Hiromi.
Ayer a las 12:15 am por Gakumon

» (2ºExamen Jonnin) Declaración de guerra
Jue Ago 17, 2017 10:38 pm por Narrador

» Tribu del Desierto
Jue Ago 17, 2017 9:23 pm por Ryūjin

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Ikki el Vie Abr 07, 2017 5:17 pm

Y así, viene más trabajo de parte del feudo. Kiriyama es un lugar mucho más concurrido que en el País del Agua, dado que allí, el mando de Arata no conoce rival, y Kiriyama es mucho más débil, se puede decir que es un tercio de Shinryaku, dado que el poder descansa en los hombros de tres señores feudales distintos. Eso se traduce en mayor trabajo, mayor esfuerzo y más personas dispuestas a entrometerse en tus planes, pues el miedo no es un gran activo en éste país. Al fin y al cabo, Ikki estaba ilusionado, pues poco a poco aprendía más técnicas, más jutsus elementales y más lecciones del anciano Daichi - sama. Es un hombre formidable, de los que pocos quedan, por ello hay que cuidarlo.

Ikki de nuevo se dirigió aquella mañana al mismo lugar de siempre, donde aquél hombre de ojos completamente blancos le entregó el trabajo la vez anterior... De nuevo, era una misión de rango C, pero al menos ya no le obligaban a cazar gatitos, como en el País del Agua. Definitivamente, dispuestos a acabar con aquella peligrosa banda, habían enviado a Ikki a infiltrarse en ella haciéndose pasar por un mercenario y dirigirse al campamento, ya hallado a la perfección en los Montes Nublados. Ikki pondría rumbo de nuevo a ese lugar, donde la otra vez logró un triunfo un tanto... Extraño.

* * *

Caminante entre valles y montañas que definían el lugar, húmedo y nublado, un lugar poco respetuoso con su habilidad exclusiva, el elemento plasma. Si tuviese problemas, se tendría que valer de los jutsus que aprendió del elemento rayo, así que esperaba que no hubiese mucha oposición con el fuuton. Otra ventaja, las noticias de que tanto Kumo no bun'ya como Yasei Arashi habían infiltrado ninjas en esa banda, los cuales estarían con el pequeñajo de cabellos albinos como cabeza del grupo, dado que de los tres, era el único chunin. El jovenzuelo no tenía ni papa de la identidad de aquellos que hoy serían víctima de ésta batalla, ni siquiera sabía el aspecto de sus aliados, pero esperaba que no fuesen demasiado difícil de localizar.

El chaval alcanzó a encontrar con facilidad el campamento gracias a las indicaciones de los encargados de dar las instrucciones pertinentes al chico. Se acercó con osadía, directo y conciso al lugar donde estaban todos ellos, y en ese momento, mostraron la primera cara de la banda: Cuatro hombres, amenazantes, le estaban esperando - ¡Eh! ¡Vamos, identifícate, niño! - advertía un tipo con una larga melena rubia, el cual, junto a una chica de piel oscura y dos personas completamente idénticas con una pequeña katanapor cabeza, parecían formar un escuadrón de vigilancia - De verdad... ¿Creías que pasarías desapercibido de esa forma tan sencilla? Eres demasiado tonto, chico... - se burlaba aquél tipo con una sonrisa lupina, mientras el resto observaba expectante. El jovencito levantó las manos, mostrando así que no portaba armas a mano para atacar y que venía en son de paz. Ahora debía interpretar el mayor papel de su vida, y esperaba que no fuese igual que la última vez - Vamos... Bajad las armas. Soy forastero, vengo huyendo del País del Agua, buscando camaradas con los que integrarme y poder vivir en paz... ¿Así me queréis recibir? - expuso Ikki. De las tiendas de campaña comenzaron a surgir otros tipos: Un tipo de cabellos rosados, joven y que iba acompañado por un canino pequeño; una fémina con mirada fría y un tipo, un mastodonte de cerca de dos metros de altura que récord an bastante a Kempachi, cabello blanco y barbas pobladas. Ikki miró a todos y cada uno de ellos, a cada cual más llamativo.

- Vaya, vaya... Si tu cabeza tiene un alto precio, podríamos obtener la recompensa a cambio de ella... - observaba el chico de la melena con una de sus manos frotando la barbilla - ¿En serio? ¿Crees que iban a dar un buen pellizco por un enano como yo? - entonaba Ikki con tono sarcástico. Aquél hablador rubiales, sacó de su boca una enorme lengua, y tras relamerse el labio superior, enunciaba... - Entonces... al menos, yo y mi chica gozaremos de un buen bocado... - amenazaba. Entonces, antes de bañar aquellos montes con la sangre del albino, la dama de piel morena se interpuso al serpentino - ¿Qué crees que haces, Mito? ¿Piensas comerte también a éste muchacho? No seas ridículo... Habrá que ver si de verdad merece la pena perderlo, o si vale lo que parece un pequeño que ha sido capaz de venir hasta aquí él solo... ¿Podrías decirnos tu nombre? - preguntaba aquella mujer, la cual parecía partir allí el bacalao. El joven Ikki no se asustó ésta vez, todo estaba planeado, o al menos eso esperaba. Decidido y sin balbuceos, respondía - Maul... Mi nombre es Maul

La chica miraba extrañada al pequeño, pero conforme, pues al fin y al cabo, ¿Cómo iba a ser un niño una amenaza? Pero aún así, no se podía permitir mostrar debilidad en el grupo, por lo que el chico tendría que pasar una prueba - Bien, ¿quién se ofrece para poner a prueba al nuevo? - preguntó la jefa, para sorpresa de algunos presentes. Aquél que a su espalda se hallaba parecía contento, sonriente. Aquella serpiente humana, palidoy delgaducho, se acercaba a la chica - Señora... Si me permite, yo podría hacerlo encantado... Merezco ser yo quien le pruebe... Yo fui quien lo detectó con mis poderes sensoriales, debería tener el honor - proponía sonriente. La muchacha no quería hacerlo, y miraba a los demás a la espera de que alguno alzasesu mano para combatir con el pequeño Ikki, y si no había disposición, el pequeño debería enfrentarse al Orochi. Internamente, Ikki esperaba que alguno de sus compañeros estuviese allí, no ser el primero en llegar, pues de no ser así, puede que éste muchacho terminase siendo testigo del poder del clan de las serpientes... ¿Qué pasaría?
Ikki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Dirt Mike el Sáb Abr 08, 2017 12:28 pm



'Una misión muy importante para ayudar a Kiriyama, hay que averiguar que traman esos forasteros', es lo que le dijeron a Dirt Mike y a Makoto, un joven genin que acababa de llegar del País del Fuego junto a su inseparable amigo, un can al que llamaba Asuka. Después de las explicaciones pertinentes los dos jóvenes salieron hacia su destino, los Montes Nublados, una zona que Mike conocía a la perfección ya que toda su infancia estaba relacionada con aquel lugar.


▬▬▬


Pasado el medio día Mike y Makoto aparecieron entre los árboles que rodeaban el campamento de los forasteros. Eran cinco los allí presentes, un chico con melena rubia, una chica con la piel morena, una mujer con mirada oscura y dos chicos completamente idénticos. Mike y Makoto siguieron caminando hacia ellos... - Creo que solo debería hablar uno de nosotros, déjame a mi, me conozco esta zona y puedo engañarlos... - dijo el ninja del clan Yotsuki con un tono muy bajo, no quería que se enterasen de lo que hablaban, como era lógico.

'El oso', como así llamaban a Mike, se acercó lentamente con una sonrisa de oreja a oreja y con gran osadía. Cuando estaba a cinco metros, aproximadamente, una mujer levanto la mano, parecía que no podía esperar a saber quienes eran esos intrusos que acababan de entrar en su zona - Quieto ahí, ¿qué te piensas que es esto? Quédate ahí y no muevas ni un dedo o te corto esa barba de vagabundo. Y que se calme el bicho ese, que tiene unos dientes muy largos - refiriéndose a Asuka, el perro de Makoto. Mike bajó su mirada, parecía que esa mujer era la jefa de todo ese tinglado, él no dijo nada, prefería escuchar por el momento - Sin moverte de ahí, explícame como diantres habéis llegado hasta aquí, más te vale convencerme - la mujer miró hacia atrás y con un solo movimiento de cabeza avisó a los demás para que se adelantaran a ella, formando una barrera humana... - Bueno, simplemente nos hemos perdido y queríamos orientarnos de nuevo... - levantó la cabeza y lanzó una mirada a la mujer de nuevo, a sus ojos. Intentó poner una cara triste, a Mike le costaba un poco, no era un buen actor... - Vale, a ver... ¿cómo una persona de casi dos metros de alto, un niño con pelo rosa y un chucho se pierden por aquí? ¿Tenéis 5 años? - los demás se acercaban cada vez más a Mike, pero este aguantaba su posición... - Estábamos talando madera y nos hemos alejado un poco de la zona habitual, y vaya... ¡aquí estamos! - el chico de la melena rubia, que parecía un Orochi, después de escuchar esas palabras se acercó a Mike y le dio una vuelta entera, luego siguió adelante hasta Makoto, mientras sacaba un kunai, e hizo lo mismo con el chico, pero con el arma que había sacado apuntando en todo momento a Asuka. El Orochi vio que ambos llevaban unas bolsas con troncos a sus espaldas y asintió con la cabeza mirando a la mujer.

Estaba claro quién era el jefe allí, una mujer de mediana edad con una mirada que imponía a todos los allí presentes, todos la respetaban como si de una abuela se tratase, incluso a Mike ya le había afectado su actitud desde las primeras palabras que salieron de su boca... - No parecéis ser muy peligrosos, sobretodo el... - señalando a Makoto y haciendo una señal al chico rubio- ...pero tampoco me fío del todo, ¿cuánto tiempo lleváis caminando por los montes? - en ese momento pasaron por su lado Makoto, Asuka y el forastero y con un leve golpe en la espalda dejó claro que Mike tenía que avanzar con ellos - Pues... la verdad que no tanto... solo hemos pasado una noche por aquí, salimos ayer por la mañana, así que poco más de un día... - dijo Mike caminando hacia donde estaba la mujer de mirada penetrante. Los demás, excepto el Orochi, no se habían movido del sitio donde estaban cuando Mike y Makoto llegaron entre los árboles, solo se habían levantado de sus sillas, que estaban colocadas al lado de una pequeña hoguera donde se estaba cocinando un apetecible manjar, parecía ser la hora de comer. En ese momento todos se volvieron a sentar excepto la mujer. Los dos genin y el can se quedaron delante de ella. - A ver si lo he entendido bien pues... salisteis de casa hacia los montes ayer por la mañana para cortar un poco de madera, os alejasteis de la zona para buscar 'qué sé yo', habéis pasado la noche dando vueltas y ahora estáis delante mío con este chucho... ¿es así? - la chica morena soltó una carcajada, algo de su conversación con los demás forasteros le hizo gracia, algo que no tenía nada que ver con esta conversación pero algo que hizo que Mike mirara hacia allí - ¿Es así o no? - Makoto golpeó con su codo a Mike - Eh... sí, exactamente como lo has descrito... - la mujer levantó su brazo para rascar su cabeza, parecía estar pensando algo y rápidamente empezó a hablar de nuevo... - Mira, te voy a ser sincera, no tenéis pinta de ser importantes en esta vida, sin ofender, pero a ti se te ve un chico fuerte, y tu... bueno, tu tienes un perro y quizás nos vendría bien un poco de ayuda por aquí, ¿os apetece quedaros un tiempo con nosotros? - ahora si parecía que los demás forasteros estaban pendientes de la conversación y se giraron todos a mirar a los genin. Mike miró a Makoto y con un movimiento de cabeza le expresó todo lo que pensaba, estaba claro que no había sido muy difícil convencerles para quedarse... - Por supuesto, no tenemos ningún problema en ayudaros... - la mujer miró a Makoto esperando su respuesta... - Claro, sin problema. - Makoto acarició la cabeza de Asuka - Pensaba que eras mudo chico... - la mujer se acercó a la hoguera y agarró un trozo del conejo que uno de los dos hermanos gemelos estaba cocinando, se lo ofreció a los genin y estos lo cogieron. Makoto con sus manos lo abrió por la mitad y se lo lanzó a Asuka para que él también comiese algo. - Vale, veniros conmigo dentro - la mujer siguió caminando hacia una tienda de campaña y estos siguieron sus pasos. Ofreció la entrada a los dos jóvenes primero, luego entró ella.

En la tienda de campaña había una mesa y varias sillas al rededor, encima de ella un gran mapa, parecía ser toda la zona en la que se encontraban, incluyendo la ciudad más cercana. Mike dio una vuelta entera con su mirada, no vio nada más extraño allí dentro, por lo tanto se relajó un poco, allí eran dos contra uno si pasase algo. Excepto si los que estaban fuera intentaban hacer algo, claro... - Os voy a contar quienes somos y que hacemos aquí, normalmente no solemos hacer esto, pero creo que tenéis potencial y desde el momento en el que os he visto me he dado cuenta que podéis servirnos de ayuda. - la chica se sentó en una de las sillas y con un gesto ofreció las demás sillas para ellos. - Nosotros somos forasteros, solo valemos para esto así que hay dos opciones, u os quedáis con nosotros o salís de esta tienda pero no salís de estos Montes... - Mike y Makoto cambiaron su rostro, había cambiado un poco el asunto... - ¿Lo dices de verdad? ¡Nosotros también somos forasteros! - Makoto y Mike empezaron a reírse - Queríamos engañaros con la historia que os he contado, para robaros por la noche y marcharnos... - era lo primero que se le pasó por la cabeza a Mike, los tres empezaron a reírse, pero la mujer estaba indecisa. - Así que queríais robarnos... ¡Como si eso fuese tan fácil! - La mujer se levantó y sacó su cabeza por la tienda - ¡Que son forasteros dicen, nos estaban engañando! - los demás empezaron a reírse también. La mujer volvió a entrar y dando la vuelta de nuevo puso una de sus manos en el hombro de Mike y la otra en el de su compañero... - Me parece cojonudo el asunto, sois valientes pensando que nos podíais robar, ¿sabéis que hubieseis muerto, no? - la mujer se volvió a sentar de nuevo. - Bueno, de todos modos nos gustaría unirnos a vosotros, cuantos más seamos, más ganaremos. - la mujer se movía de lado a lado con su silla - En eso tienes toda la razón, pero... ¿que me daréis a cambio de estar aquí? - en ese mismo momento se escuchó una voz desde fuera de la tienda de campaña.

- ¡Eh! ¡Vamos, identifícate, niño! - la mujer se levantó y señaló a los dos chicos - ¿Esto no será algo vuestro, no? - los dos negaron con la cabeza. La mujer se acercó para escuchar mejor que pasaba. - De verdad... ¿Creías que pasarías desapercibido de esa forma tan sencilla? Eres demasiado tonto, chico... - Mike, a pesar de no haber escuchado su voz todavía, tenía un presentimiento, sabía que la persona que hablaba era el Orochi. Otra voz se escuchó, un poco más alejada... - Vamos... Bajad las armas. Soy forastero, vengo huyendo del País del Agua, buscando camaradas con los que integrarme y poder vivir en paz... ¿Así me queréis recibir? - la mujer volvió a mirar a los dos genin y negó con la cabeza, algo raro estaba pasando. Se acercó a ellos, los agarró de la ropa y les hizo salir fuera con ella. - No digáis ni una sola palabra. - los tres salieron fuera y vieron al joven, un chico albino, no muy alto, no parecía muy peligroso por su edad y estatura, pero Mike y Makoto sabían quién era... - Vaya, vaya... Si tu cabeza tiene un alto precio, podríamos obtener la recompensa a cambio de ella... - ese tipo, después de aceptar a los otros dos, parecía que a este solo quería degollarlo y ganar algo de dinero... - ¿En serio? ¿Crees que iban a dar un buen pellizco por un enano como yo? - sabía defenderse con las palabras, pero los genin también sabían que eso no era lo único que sabía hacer ese joven, al fin y al cabo era un chunin con mucha experiencia, había venido a ayudarles, así tenía que ser la misión. - Entonces... al menos, yo y mi chica gozaremos de un buen bocado... - ahora lo amenazaba con comérselo. La mujer dio un par de pasos hacia el frente, dejando a los jóvenes atrás. - ¿Qué crees que haces, Mito? ¿Piensas comerte también a éste muchacho? No seas ridículo... Habrá que ver si de verdad merece la pena perderlo, o si vale lo que parece un pequeño que ha sido capaz de venir hasta aquí él solo... ¿Podrías decirnos tu nombre? - en aquel momento Mike se dio cuenta que ellos no habían dicho sus nombres en ningún momento, le pareció extraño... - Maul... Mi nombre es Maul - se inventó el nombre, Mike lo sabía, no recordaba su nombre real, pero sabia que ese no era. - Bien, ¿quién se ofrece para poner a prueba al nuevo? - dijo la mujer. - Señora... Si me permite, yo podría hacerlo encantado... Merezco ser yo quien le pruebe... Yo fui quien lo detectó con mis poderes sensoriales, debería tener el honor - dijo el chico Orochi con una gran sonrisa. La mujer se lo quedó mirando, pero rápidamente lanzó su mirada más atrás, donde estaban los dos nuevos integrantes de su banda. Ella necesitaba algo para confiar al cien por cien en esos dos chicos. Mike no quería que aquello saliese mal, la verdad es que no sabía que habilidades tenía aquel Orochi, por lo que no podía arriesgarse a que le pasase nada a su compañero, así pues dio un paso al frente y levantó el brazo. - Señora, me gustaría mostrarle lo que soy capaz de hacer... - la mujer miró a Mike, sonrió y giró su cabeza para observar al pequeño Maul... - El gigante contra el enano, el que gane se queda con nosotros - dijo mientras se sentaba en una de las sillas de la hoguera. El Orochi caminó hacia Mike y le lanzó una mirada amenazante, al fin y al cabo le había quitado su trabajo.

Dirt Mike
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Ikki el Dom Abr 09, 2017 6:57 pm

La situación se tensaba nada más llegar, cuando uno de los integrantes de aquella banda salía voluntario para combatir con el pequeño Ikki. Era un maldito oso, un hombre de tamaño poco creíble para un humano, pero no era el más grande. Conocía por su corta estancia que existe ese clan de prodigios del combate directo: El clan Yotsuki, del cual también conocía a su ex compañero, miembro del Ejército de Hisao Arata. En cualquier caso, aquella bestia parecía estar dispuesta a Mostar su fuerza en un combate. Ikki no conocía a nadie, y bien podía ser un verdadero amante del combate o podía ser uno de esos sádicos criminales que quería desparramar a Ikki por toda la cadena de montañas. En cualquier caso, cabía la optimista posibilidad de que fuese uno de sus compañeros buscando asegurarse de que no muriese con ninguno de ellos. ¿Pero cómo saberlo? Pues era un hecho: Debía poner facilidades al enemigo, facilidades que debería aprovechar de ser un contrincante real y que advertiría de ser su camarada... ¿Quién sabe? Si el chico serie y se equivoca, puede ser el fin, pero en eso consiste el trabajo de un shinobi.

- Ej... Jejejeje... ¿De verdad, señora? Vas a enfrentar al enano con ese bicharraco? Entonces hoy comeremos sangre humana, porque no quedará nada de su carne - comentaba uno de los gemelos, para gran risa unánime de todos los presentes. Ikki debía hacer que lo acepten, por lo que, audaz, se posicionada para iniciar la contienda. Asustado, pero lanzado, el chiquillo sacaba uno de sus kunai, mirando al grandote con rostro preocupado. ¿Estaba equivocado? ¿Pondrían fin a su vida aquellos matones? ¿Habían llegado sus aliados? Sea cual fuere la situación, un enfrentamiento cabría en aquél lugar, allí mismo, entre aliados o enemigos, quién sabe... Pero desde luego, agradecía no tener que pelear con aquél serpentino shinobi rubio, que miraba disgustado como el combate se iniciaba sin él.

El joven visionaba sus laterales, y al frente, su enemigo, al cual daba lugar a que se preparase para recibir su ataque. Ikki debía atacar a golpear, como si de verdad fuese un enemigo, y si la misión conlleva tener que dar y recibir unos golpes con y para un aliado, que así sea... Y si veía ataques a matar de parte de su enemigo, estaba dispuesto a terminar con aquello empleando todala fuerza posible. Al menos, esperaba que la juega le saliese tan bien como el combate con aquél muchacho de técnicas tan extrañas, y que pueda salir de rositas de semejante situación.

Alzando la batalla, el joven mudaba su kunai al frente, y salía en busca de Mike como un ataque directo y obvio, a la es per de ver cierta defensa por parte del grandote, atento al mismo tiempo a no recibir un golpe demasiado terrible en una zona frágil como la caja torácica o el estómago, buscando desestabilizarle para dar paso a un pequeño análisis de la situación. Dispuesto al combate, lanzaba el cuchillo a su costado izquierdo, suficientemente desviado como para que el kunai siguiese si trayectoria y no acabase alojado en la piel de Mike, y tras un sello de mano, saltaba al lanzamiento de un derechazo al rostro de aquél mastodonte. El espectáculo estaba asegurado, pué Ikki mostraba gran valentía al realizar un movimiento tal a un rival claramente más aventajado que él físicamente. ¿Cuál sería la respuesta de aquél hombre?

Off:
Bien, gran forma de alargar y darle emoción a la misión. Además, podremos subir stats con un pequeño combate. La cosa es: Ikki no sabe que eres su aliado, pero lo intuye, y por lo tanto atacará de forma que pueda comprobarlo. El combate será una especir de 'actuación' por nuestra parte para dar credibilidad, por lo que si me enganchas o te engancho una o dos, será más creíble. También, cabe la posibilidad que se nos note que no somos enemigos y se vea la pluma, por lo que si los demás nos ven dándonos besitos, responderán y puede que se metan en el combate, pero de eso puedo encargarme yo. Además, como digo, es una buena excusa para entrenar un poco a nuestros personajes. Salud

Técnica usada:
Jutsu oculto* x1

*Como acabas de llegar, te explico un poco el tema de los jutsus ocultos, por si acaso. Un jutsu oculto es cuando ejecutas la técnica en el turno, pero no se aprecian sus efectos hasta el siguiente turno, ya que den su funcionamiento a tu respuesta. Por ejemplo, si realizó un jutsu oculto mientras no me ves y describo que te ataco desde una zona oculta, si tú me golpe as, desvelaría el efecto del jutsu oculto, y descubririas que el ataque lo realizaba un clon. Como siempre, puedes preguntarme cualquier duda :)

Estadísticas:

Fuerza: 6
Velocidad: 11
Resistencia: 12
Ninjutsu: 13
Genjutsu: 1
Taijutsu: 7
Ikki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Dirt Mike el Lun Abr 10, 2017 2:14 pm

Todos fueron a sus asientos, al lado de la fogata y giraron sus sillas a la parte donde se iba a realizar esa pequeña pelea entre lo que creían, los forasteros, que eran desconocidos. El único problema que había en esa situación era que Mike no sabía si el chunin sabía que él era su aliado o un forastero de verdad, así que tenía que andarse con cuidado, la situación podía torcerse si 'Maul' utilizaba toda su fuerza para atacarle, al fin y al cabo ese chunin era mucho más fuerte que él... - Ej... Jejejeje... ¿De verdad, señora? Vas a enfrentar al enano con ese bicharraco? Entonces hoy comeremos sangre humana, porque no quedará nada de su carne - comentó uno de los gemelos allí presentes, que no había dicho nada desde que Mike y Makoto habían aparecido entre los árboles del Monte.

El joven chunin se posicionó para empezar, Mike no fue menos, así que agitó sus muñecas para calentarlas un poco, hacía bastante frío, estaba entrando la tarde. El chaval sacó un kunai de su cinturón. Realmente Mike estaba preocupado, si ese joven creía que era un forastero lo podía llegar a matar, y la verdad, no tenía ganas de acabar su vida tan pronto. ¿Qué tenía que hacer? ¿Atacar con todas sus fuerzas o lanzar ataques potentes pero suficientemente previsibles para que el chunin los pudiese esquivar? De todos modos, era mejor con él que con alguno de los forasteros. Se ofreció voluntario para asegurarse de que no le pasaría nada, pero no pensó en las terribles consecuencias que podían afectarle a él, se volvió un poco egoísta durante unos segundos con esos pensamientos.

Mike fijó sus ojos en los de su rival, intentaba expresarle que él era un aliado y no un forastero más, algo muy difícil sin tener habilidades sensoriales desarrolladas. La que era su nueva falsa jefa pasó a segundo plano, también se sentó en su asiento, esto iba a empezar. El genin del Rayo tocó su frente para quitar su sudor, estaba realmente tenso. Empezó a almacenar un poco de chakra en sus puños. Y esperaba que actuase primero su rival, para saber como atenerse a las consecuencias y saber si iba al cien por cien a por él o le daba alguna señal que le indicase que debía hacer o si había descubierto que Mike era su aliado. A todo esto, Makoto, el compañero de Mike en esa misión, también miraba con gran preocupación lo que podía pasar allí, y debía prepararse para cualquier momento, quizás eso no iba a ser una batalla de dos, si los forasteros descubrían sus planes eso se convertiría en una batalla realmente caótica.

El pequeño Ikki, o como se hacía llamar allí, Maul, lanzó su primer ataque, corrió hacia su enemigo, un ataque directo, quizás quería saber de que era capaz su rival. Con el kunai al frente se acercaba cada vez más, Mike no sabía como reaccionar, así que hizo algo realmente simple que le podía servir fácilmente como apoyo, por lo tanto quizás, si Ikki entendía la situación y veía que Mike no atacaba, sino que solo se defendía, se daría cuenta que en realidad no quería dañarle. Mike rápidamente, cuando Ikki estaba suficientemente cerca de él, lanzó un Yoroi no Raiton, que era una técnica muy simple de su clan, esta realiza un escudo de rayos para impedir que ese ataque llegue a golpearle, ¿se había dado cuenta que Mike era aliado o todavía tenía dudas? Lo que estaba claro es que, de momento, los forasteros no se había percatado de nada, al fin y al cabo no sabían nada de Mike, así que probablemente se pensaban que lo había esquivado sin ningún problema.


Técnica usada:

Yoroi no Raiton: Daburu (Armadura de Rayo: Doble):
Esta es una armadura de rayo, por lo que está sujeta a las reglas anteriormente estipuladas. Sin la necesidad de sellos de manos, el usuario es capaz de formar una leve capa de electricidad que será visible como fugaces chispas que recorren el cuerpo del oponente. Esta capa de electricidad prácticamente imperceptible tiene la capacidad de extender el área de daño de los golpes del usuario, por lo tanto, produciendo cortes a una distancia considerable del usuario.
De esta forma, si el usuario lanza un golpe y el mismo falla, esta técnica ejercerá un corte igual al de un cuchillo en el oponente, obedeciendo las siguientes distancias:
Gennin: 60 centímetros.
Chunnin: 120 centímetros.
Jounin: 150 centímetros.
Sannin: 200 centímetros.

Stats:

• Ninjutsu 4
• Taijutsu 4
• Genjutsu 1
• Velocidad 3
• Resistencia 4
• Fuerza 4+1 (por la pasiva de Yotsuki)
Dirt Mike
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Ikki el Mar Abr 11, 2017 11:10 am

Lección primera, no entres en el terreno del oponente si ni siquiera lo conoces. Sabias palabras de aquél forajido de cabellos de fuego. Algo que Ikki no hacía por primera vez en su vida, realizar un ataque cuyo fin no es alcanzar realmente al rival, sino adivinar sus principales habilidades. No era la primera vez que Ikki se enfrentaba ala armadura de rayos del clan Yotsuki, pues su chakra plasmático podría absorberlo como si se tratase de un zumo de piña, como hizo con Kempachi. Suerte para Mike que el clima no acompañaba a realizar sus técnicas de elemento kesshoton. En efecto, el ataque se venía derechito al mentón, pero de pronto, una nube seguida de un chispazo al choque de un kunai con la armadura de rayos, indicaba que algo no iba como esperaban todos. ¿La razón? Aquél kunai no buscaba la piel de Mike, buscaba una posición privilegiada en su espalda, pudiendo dar paso a un interesante ataque sorpresivo. En aquél momento, Ikki podría atacar con un chidori, atravesar aquella barrera electrica e incluso terminar con aquél combate, pero eso no vendría a cuento.

Opuesto a mostrarse competitivo en el encuentro con alguien que podía ser su camarada, Ikki se desplazaba, cambiando de costado para que aquél grandote tuviese que currarse más el encontrarlo Mientras tanto, a una distancia prudente para no probar los efectos del elemento raiton en sus carnes, sus manos marcaban un sello que hacía que el cuerpo de Ikki comenzase a brillar poco a poco, absorbiendo electricidad del ambiente e incluso afectando magneticamente a la armadura del Yotsuki. ¿Cómo respondería el hombre a tal desconcierto?

* * *

Ajeno al calor de la batalla, el grupo de maleantes observaban el combate detalle a detalle, desde éste primer momento, y no decepcionaba. El jovencito parecía tener cualidades tácticas de calidad, y el Yotsuki, algo más mayor, mostraba una fuerza física importante además de imponente. Parecían buenos activos, no parecía que fuese mala idea contar con ambos.

- Vaya... Por un momento pensaba que nos quedábamos sin el pequeñín. Sé de buena mano que el clan Yotsuki somos uno de los mejores clanes del mundo, pero el chico se ha sabido mover correctamente...

Técnicas:
Jutsu oculto revelado: Jutsu Reemplazo de Cuerpo (変わり身の術, Kawarimi no Jutsu):
[Progresiva de cantidad | Ninjutsu]
Esta técnica es un Ninjutsu el cual permite al ejecutor del mismo cambiar de lugar con otro objeto como por ejemplo un tronco, un animal o incluso un ser vivo a su alcance (3 mts). Esta técnica se considera una extensión del Bunshin no jutsu y el Shunshin no jutsu por medio de los cuales el shinobi reemplaza su cuerpo por una falso sustituto con la imagen de si mismo y luego con una gran velocidad se mueve u oculta en las cercanías. Se utiliza para poder esquivar un ataque y a la vez confundir al rival, haciéndole creer que ha acertado el mismo, para poder atacarlo por sorpresa o bien huir del lugar. El jutsu debe ser preparado con anticipación por lo que sólo puede usarse si se ha anunciado un jutsu oculto en un turno anterior, además,luego de preparar un kawarimi el usuario no puede realizar otras técnicas hasta que se realice el reemplazo, sin embargo si puede moverse e incluso atacar usando armas hasta ser golpeado, sólo se restringen acciones que impliquen usar chakra pues las mismas anularian la tecnica preparada. Esto es igual aún para shinobis de los más altos rangos pues esta es una técnica que exige una gran habilidad. El kawarimi es activado cuando el ejecutor recibe un golpe, entonces el ninja es envuelto por una pantalla de humo y se mueve a una gran velocidad dejando atrás al remplazo con su apariencia. Sólo se puede utilizar si el ejecutor no está inmovilizado o atrapado y si su chakra no está sellado. Los sellos de manos son obligatorios. Todo esto quiere decir que un Kawarimi obligadamente será la última técnica de un turno y la primera en ser revelada al siguiente. El ejecutor del jutsu no podrá cambiar de lugar con el cuerpo de un oponente, aliado o NPC, pero si con un clon de los mismos. Es un jutsu que consume mucho chakra y fuerza el cuerpo por ello su uso es limitado, tanto que luego del primer kawarimi los siguientes restarán al usuario 1 punto de VEL (cada uno) hasta el final del combate.

Gennin: 1 vez por combate.
Chunnin: 2 veces por combate.
Jounin: 3 veces por combate.
Sannin: Hasta 4 veces.

IMPORTANTE: Esta técnica se basa en el uso del ninjutsu por lo que puede realizarse aún teniendo stats muy bajos en velocidad, sin embargo es necesario un mínimo de 6 puntos en ninjutsu por cada Kawarimi que desee realizarse (El primer kawarimi = 6 NIN, el segundo = 12 NIN, el tercero = 18 NIN, etc)


Raiton: Seidenki (雷遁・静電気, Elemento Rayo: Electricidad estática): Mediante un único sello de manos mantenido, el usuario absorbe la electricidad a su alrededor y la transforma en electricidad estática en su cuerpo. Posteriormente, cuando el usuario golpee, dicha electricidad será liberada contra aquello que haya golpeado. Es excelente para mejorar el taijutsu, pues cada golpe libera una pequeña descarga que obliga a los músculos del oponente a contraerse. Se debe permanecer un turno completo con el sello elegido para absorber electricidad mantenido. Mientras lo mantiene el usuario es libre de moverse, pero no puede ejecutar otras técnicas a fin de no perder la concentración. Cuando se hayan dado cuatro golpes se perderá la carga eléctrica.
Ikki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Dirt Mike el Mar Abr 11, 2017 9:31 pm

Había funcionado, al menos de momento. Parecía que el chunin había retrocedido en su ataque al ver que Mike iba a defenderse de su ataque con todo lo que tenía. Aún no estaba seguro si Ikki se había dado cuenta ya que su rival era en realidad su aliado. Pasaban los minutos y los forasteros aún no tenían ni idea de lo que estaba ocurriendo. Ellos estaban disfrutando del combate, les daba igual quien ganase o perdiese, solo querían ver una buena batalla. Por otro lado, Makoto, el otro aliado, miraba con inseguridad a sus compañeros, él era el tercero en ese baile, expectante pero preparado para lo que podría ocurrir, la mínima sospecha podría convertirse en el fin de este juego.

▬▬▬▬

El joven chunin se hizo a un lado para esquivar el escudo. Mike no le quitaba el ojo de encima en ningún momento, seguía intentando decirle algo con la mirada, pero parecía que de momento el joven Ikki no se había percatado de nada, o quizás si... A Mike le costaba seguir sus movimientos, se desplazaba rápido de lado a lado, pero sin atacar, seguramente era una estrategia para despistarlo y llegar a su espalda. De momento la barrera eléctrica de Mike seguía en funcionamiento. En ese momento Ikki realizó unos sellos con sus manos y gracias a ellos empezó a absorber energía eléctrica del ambiente. Mike suponía que el pequeño albino estaba preparando su siguiente ataque, no podía perder sus movimientos, en cualquier instante podía atacarle. Además no podía parecer débil, los forasteros estaban atentos a todo y si realizaba un paso en falso no sabía que podría ocurrir... - Vaya... Por un momento pensaba que nos quedábamos sin el pequeñín. Sé de buena mano que el clan Yotsuki somos uno de los mejores clanes del mundo, pero el chico se ha sabido mover correctamente... -

La armadura empezaba a fallar, la técnica de su rival estaba afectando al funcionamiento de esta y poco a poco se desvanecía. Mike tenía que hacer algo cuanto antes, así que sin pensarlo, lanzó un sello con sus manos para preparar su siguiente movimiento, no sabía que podía pasar después de eso, pero debía esperar cualquier cosa. - No se preocupe Jefa, esto es pan comido, deme un minuto y el pequeño está volviendo a su casa llorándole a su mamá - debía seguir con su papel de forastero, al fin y al cabo era lo que ellos pensaban que era.


TÉCNICAS:

Jutsu oculto
Dirt Mike
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Ikki el Jue Abr 13, 2017 1:42 pm

La intervención de la armadura de rayos había dificultado al pequeño Ikki el poder atacar directamente, pues de hacerlo hubiera sido fatal. El joven, a cambio, había tenido que evadir aquella defensa, la cual, como mandan los cánones, también supuso un buen ataque, y tras hacerlo con el éxito, se disponía a preparar algún golpe, para lo cual tomaba electricidad del ambiente, lo cual en general supone un tiempo su su haber aprovechado para lanzar algún otro tipo de ataque. Si la circunstancia acompañara y se tratase de un confrontamiento real, Ikki hubiera lanzado algún jutsu de plasma, o posiblemente un chidori con el cual, o poniendo la fuerza necesaria, podría haber roto la defensa de rayos que tanto preocupaba al pequeño chunin de Kiriyama. La situación se ponía más tensa por cada movimiento que aquellos shinobi realizaban, pero ni por el combate en sí ni la mismísima misión, pues más bien erala preocupación de poder estar peleando con un aliado, en cuyo caso, no podía irsele la mano a ninguno de los dos.

El pequeño Ikki, buscando la confrontación desde el punto que nos posiciona, prácticamente a la espalda del rival, lanzaría un golpe directo a la armadura de rayos de Mike, la cual, en un choque de tensiones y demás parafernalia física, cedía con facilidad ante el tormentoso golpe de Maul, el cual buscaba uno de sus costados a modo de gancho, dando mayor dificultad a pararlo, dado que Ikki era prácticamente dos tercios de Mike. Así mismo, su otra mano ocultaba su rostro, buscando desviar un posible nuevo golpe.

* * *

- Ese tipo, el grandote... ¿No os parece que está demasiado a la defensiva? Pienso que podría haber fagocitado a ese enano desde el principio de ésto... Pero ni siquiera ha intentado confrontarse frontalmente con él... A ver qué está preparando, pero es extraño. Pensaba que llevaría completamente la batuta ofensivamente -
Ikki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Dirt Mike el Miér Abr 19, 2017 2:15 pm

Maul intentaba golpear de cualquier forma a Mike, el escudo estaba cesando y el pequeño chunnin se había colocado en su espalda, como era de esperar. El escudo cada vez era menos intenso y Maul tapaba su rostro por si su compañero intentaba golpearlo, Ikki era la mitad que Mike y con un codazo fácilmente le golpeaba la cara. En ese momento Ikki agarra por el brazo a Mike atravesando el escudo, Mike no reacciona, estaba esperando a que su sello funcionase pero algo estaba fallando, el sello no había funcionado. Entonces Mike intenta golpear a Ikki que se agacha y evita el golpe, hace girarlo y Mike consigue lanzarse hacia atrás evitando la confrontación.

- Ese tipo, el grandote... ¿No os parece que está demasiado a la defensiva? Pienso que podría haber fagocitado a ese enano desde el principio de ésto... Pero ni siquiera ha intentado confrontarse frontalmente con él... A ver qué está preparando, pero es extraño. Pensaba que llevaría completamente la batuta ofensivamente -

El escudo de rayos muere. No le quedaba energía y si quería volver a utilizarlo debía esperar a recuperar su chakra, el escudo gastaba mucho y no podía ayudarle tantas veces seguidas y mucho menos podía mantenerlo tanto rato en activo. Mike se había alejado suficiente de Ikki en esa ocasión, parecía temerle, hay que recordar que aún no sabía si confiar en el, ya que no sabía si sabía que era su compañero, aunque algo se imaginaba. Mike había escuchado aquellas palabras, estaban empezando a sospechar algo, quería que aplastase a Ikki como a una cucaracha sin patas, estaba siendo muy defensivo, pero por el momento no quería avanzar mucho más, necesitaba saber que pasaba con el joven chunnin que había venido a ayudarle, supuestamente...

- ¡Vamos! Mueve ese culo gordo que tienes, barbudo. Hazle algo para que sepa que no debería haber salido de los matojos y la mejor opción hubiese sido salir corriendo de vuelta a su casa. -

Los dos guerreros preparaban su siguiente movimiento, miradas al frente, a los ojos de sus rivales, algo se iluminaba en ellos.
Dirt Mike
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Ikki el Vie Abr 21, 2017 8:44 am

Aquél golpe en el costado sería imparable, por alguna razón, Ikki logró asestarle aquél puñetazo en el bajo de su tronco, ocasionando una descarga eléctrica al grandote. El mismo lanzó de seguida un codazo, el cual, Ikki, lejos de esquivarlo, paró con su brazo que cubría su rostro, ocasionando una descarga menor. Tras ésto, Ikki lanzaba un golpe con su pierna, el cual esquivaba aquél mastodonte. Retrocedía ante el combate, y el joven, lejos de seguir buscando la confrontación, observaba atentamente al adversario que lo enfrentaba. Ikki notaba cierta desgana, pues aquél golpe lanzado para nada iba con la intención de asestar un golpe arrebatador al joven, pues para nada ese golpe era afín a la musculatura de aquél hombre... Ikki notaba que el combate no estaba siendo tomado muy en serio por parte del contrincante, y los espectadores también lo notaban. La jefa del grupo comenzaba a impacientarse, y nada parecía acompañar a que el combate se pusiera emocionante, por lo que se limitaba a insultar al grandote. Tendría reparos en golpear a Ikki, pero el chico comenzaba a entender que no era por lástima, sino porque era su aliado.

El joven y el viejo se mié de frente, e Ikki notaba complicidad en la mirada de Mike, el cual hasta ahora había arriesgado mucho dejándose herir por el chico de Kiriyama. Ikki lo observaba igual, ahora le mostraba una mirada con cierto aire cómplice, tratando de indicar que el siguiente golpe lo asestaría él, y que el pequeño Maul podría soportarlo bien. Cuando las miradas se habían cruzado lo suficiente para volver a impacientar al grupo, Ikki posicionaba su cuerpo con intención de atacar, retrasando su puño derecho para golpear a Mike desde cierta distancia atrás, dando al grandote un espacio más que de sobra para marcar un golpe en el chico. No debía flaquear, era única la oportunidad, y si ese golpe se desperdiciaba, podía quedar claro que no pretendían herirse... No quedaba otra que probar una buena torta de aquél gigante, sólo esperaba que no fuese como la de Kempachi que le dejó durmiendo en la playa...
Ikki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Dirt Mike el Dom Abr 23, 2017 12:48 pm

Mike se da cuenta de lo que estaba pasando, Ikki ya sabía que era su aliado y se le nota en los ojos. Los dos deben hacer algo para que la cabecilla de aquellos forasteros no continuase pensando lo que parecía que empezaban a juzgar y comentar. Los dos jóvenes se miran mutuamente de nuevo, Ikki parece prepararse para un nuevo golpe, lanza su cuerpo un poco hacia atrás, como si supiese que se avecina un nuevo ataque y quisiese pararlo con sus habilidades. Mike sabe que era su turno de nuevo y empieza a pensar qué podría hacer... - Tranquila Jefa, esto ya está acabado, pensaba que iba a ser más fácil, pero ya me he cabreado. Dulces sueños pequeño... - dice Mike asintiendo mientras miraba a la que es su falsa dueña. Ella parece encantada con las palabras de su nuevo recluta, pues también asiente con su cabeza mientras agarra un jarra de cerveza y la levanta bien alto.

Mike vuelve a mirar a los ojos al que él conocía como Maul, indicándole que iba a ir hacia él. Junta sus dos manos, como si de un aplauso se tratase, e inicia una corriente de chakra hacia ellas. Cuando ya tiene suficiente chakra las vuelve a abrir y crea un perfecto arco de energía eléctrica que sorprende a todos los presentes. Mike, sin ningún tipo de oscilación, comienza a correr hacía la posición de Ikki. El pequeño mira asombrado y espera a que Mike llegue a su posición, ¿que va a hacer el chunnin? Mike no es realmente un shinobi que destaque por su velocidad, pero si puede cortar árboles con una sola mano no quiere ni imaginar lo que podía hacer con él con un golpe preparado segundos antes. Él sabía que esto al fin y al cabo no era una batalla real, pero... ¿hasta que punto está dispuesto a llegar Mike para que los bandidos allí presentes no descubran su misión? Makoto, el acompañante de Mike, sigue perplejo por lo que está pasando, continúa en su posición, esperando que, en cualquier momento, se tuerzan las cosas y poder lanzar un ataque contra los que en realidad deben ser capturados.

TÉCNICAS:

Raiton: Jibashi (雷遁・磁場死, Elemento Rayo: Asesinato Electromagnético):
[No progresiva | Ninjutsu]
El usuario inicia la técnica juntando sus manos a modo de aplauso. Seguidamente las separa y forma entre ellas un arco eléctrico de alto voltaje con el cual, al mantener contacto físico, puede adormecer los músculos de su rival. Ésta técnica puede afectar a varios enemigos a la vez, tantos como el propio usuario sea capaz de abarcar abriendo sus brazos -como si pretendiese abrazarlos en lugar de freírlos con una descarga eléctrica-. No requiere sellos, pero sí ejecutarse de la manera antes descrita. El aturdimiendo por contacto con el arco eléctrico dura un turno y, aunque no impide totalmente el movimiento, hace que sea difícil moverse durante ese mismo turno, volviendo las acciones lentas y descoordinadas. El impacto reduce en dos puntos la velocidad durante un turno.
Dirt Mike
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Ikki el Lun Abr 24, 2017 9:25 am

- No... Eso no me lo como yo ni de fly -

Cuando todo estaba más emocionante, cuando el grandote iba a ser el que acabase con aquellas risas por parte de los presentes, Ikki permitía recibir un ataque... Pero de colisionar con aquél rayo que emanaba de las manos de Mike, la electricidad estática de su cuerpo se vería en una diferencia de tensiones con aquél trueno, y el cortocircuito podría destrozar el cuerpo del pequeño shinobi. No, ese no era el golpe que Ikki iba a recibir, no podía podía de aquella forma... Así que el joven se apartaba a un lado, justo donde los demás invitados estaban, a ese lado. Aún los rayos recorrían su cuerpo a modo de conductor, peligrosamente dado que se hallaba cerca de todos aquellos ninja. De pronto, Ikki se ciñe en la misión, ve la oportunidad. Infiltrarse no sería necesario, pasaría al ataque a la de ya, aprovechando que todos miraban el combate como un verdadero espectáculo. Las manoa de Ikki se abrían al momento que aterrizaba del salto entre aquellos bandidos, extendiendo sus manos cerca de uno de los gemelos y la chica rubia, y de pronto, la mitad del pequeño ponía las pilas al joven Inuzuka, aún mudo - ¡Chidori nagashi ! - exclamaba el chico, combinando la técnica de electricidad estática y la corriente de mil pajaros, noqueado en el momento a uno de los gemelos y la chica. En el ataque, el miembro del clan Orochi lograba evitar cualquier daño, la jefa de aquél grupo lograba evitar recibir daños graves, peroacababa herida de uno de sus brazos. Por su parte, el gemelo que sobrevivirá al ataque estaba herido con gravedad moderada, pero el Inuzuka se encargaría pronto de atacarle y agravar su estado. El combate se tornaba sorpresivo para todos, incluso para Ikki que saba su primer golpe. El impulsivo ataque quitaba de en medio a mas de la mitad de la banda... Bien hecho, ¿no?
Ikki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Dirt Mike el Lun Mayo 01, 2017 11:12 am

Todos se quedaron atónitos, los bandidos que quedaban se apartan de un salto del lugar donde había caído Ikki, mientras se escuchaba gritar de dolor al gemelo que había recibido más daño, su hermano iba hacia él para llevárselo de allí y apartarlo de lo que se había convertido en una batalla inesperada para ellos.

- ¿Que cojones haces pequeño demonio? Voy a arrancarte los ojos de cuajo. - dijo la líder de los forasteros tocándose el brazo, que había recibido un golpe. En ese momento la mujer saltó a por Ikki, pero sin esperarselo algo le golpea en el costado y vuela 10 metros más lejos de su posición. El chico Inuzuka comenzaba su ataque utilizando una de las técnicas más famosas de su clan, su can golpeaba a sus rivales como si fuese un proyectil. El Orochi se ponía cada vez más nervioso, sus compañeros lo único que hacía eran mirar perplejos lo que estaba ocurriendo allí. Habían perdido la vista a Mike, los ataques de Ikki y Makoto los habían despistado y ahora el Yotsuki había desaparecido. - Estáis empeorando las cosas, esto no va a acabar bien... - vuelve a decir la mujer, que se pone en pie, esta vez mucho más dolorida por el impacto del perro del Inuzuka, que ya había vuelto al lado de su amo. - Sabía que algo pasaba, lo sabía, te lo dije y no me hiciste caso, ¡voy a terminar con esto de una puta vez! - gritó el Orochi desde lejos. El chico comenzó a marcar sellos con sus manos y cuando parecía que lo tenía todo listo dijo algo que no pudo terminar, ya que por detrás aparecía Mike entre los árboles mientras realizaba los sellos del Hakai-Teki na Kasai, un Ranton que dominaba a la perfección. De su boca salían pequeñas bolas de agua, cargadas con gran electricidad que iban directas al chico serpiente, algo que de nuevo no se esperaba e impactaban directas en su cuerpo y causaban pequeñas explosiones que no podía evitar de ninguna de las maneras, esto lo dejaba por un momento ralentizado, para poder ir a por los que quedaban, luego acabarían con él también, pero tenían vía libre con los que seguían en pie.
Dirt Mike
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Ikki el Dom Ago 13, 2017 3:16 am

El panorama se intensificó en a penas un par de segundos, un par de golpes certeros que agravaron la situación, un ataque inesperado por los recién llegados hacia los miembros de aquella extraña banda de criminales poco numerosa. La misión era de infiltración, recogida de información, pero todo había sido demasiado rápido. Entre tanto golpe, los enemigos flaqueaban, y a penas en un minuto sólo quedaban en pié aquella autoritaria líder y el serpentino delincuente. El segundo comenzaba a soltar ataques que no dejaban avanzar al equipo de miembros del País del Rayo, y ente tanto, la más serena de los dos, comenzaba a correr con gran agilidad subiendo un pequeño montículo de unos treinta metros de altura - ¡Ehhh! ¡El chunnin! ¡Déjanos éste a nosotros, ve a buscar a la prófuga! - exclamaba el hasta ahora silencioso Inuzuka. Ikki asintió, algo preocupado por aquellos dos sujetos, pero de acuerdo con que el líder no podía escapar. El problema ahora era simple, y es que las pequeñas extremidades inferiores del albino no daban de sí al modo que aquella musculosa dama era capaz de escalar aquella montaña. Viendo así, el más pequeño de todos realizaba un repentino acelerón propiciado por un calentamiento de sus músculos, dotado así por el jutsu armadura de plasma. Por primera vez daba a relucir en la misión aquella extraña habilidad que nsdie más parecía conocer, sólo él y su maestro, Daichi. Sus músculos se contaían y relataban a mayor intensidad, por lo que cuando sus músculos se comenzaban a sobrecalentar, alcanzaba una velocidad notablemente superior a la de su rival, la cual a pesar de sus capacidades, estaba herida. Al llegar a lo alto, la fémina miraba hacia atrás, y al identificar al muchacho arriba, la misma se giraba conforme un salto y lanzaba un par de kunais al grito. En el viento se escuchaba un extraño tintineo, un sonido de metales al choque cuando un cuchillo perteneciente al soldado de Kiriyama impactaba con uno de los dos y al rebote rechazaba también el otro. El combate estaba servido.

La chica usaba ahora los dos brazos, dejando al descubierto una herida en su brazo izquierdo. Ikki alcanzaba la posición del objetivo, seguro y directo, se lanzaba al ataque como nunca antes habría hecho. ¿Sería que ya era un chunnin? ¿Sería la armadura de plasma? Lo que quiera que fuese era desde luego cojonudo, pero Ikki podía decirse que están al nivel de aquella guerrera. La sucesión de golpes del pequeño sobre el cuerpo de la Yotsuki, no dejaba de hacer mella en su defensa, y la muchacha vomenzaba lentamente a flaquear. Entonces, en un momento de lucidez, la chica saltaba hacia atrás, y en una palmada, volvía a adelantarse a la par que exclamaba un grito de guerra. El abrazo que le daba a Ikki aspiraba a ser un terrible ataque destructivo, pero la armadura de plasma absorberá parte de dicho ataque, haciendo que el albino no terminase tan mal como aquella chica que abrazaba a Ikki. Ahora, le be quemaduras se hallaban en su cuerpo, y el joven aprovechaba el retroceso del dolor para propinar una patada en el vientre, haciendo que retroceda varios metros atrás. La chixa aterrizaba sobre su espalda, rozando toda ella contra el suelo rocoso, y el joven Ikki daba un par de pasos adelante - ¡Ésto ha terminado! ¡Ahora mismo vas a acompañarme al Castillo Hayate, donde se te juzgará según la información que se te saque! ¡No te resistas más! - exclamaba algo nervioso el muchacho. La chica se levantaba, apretando los dientes y con sangre derramando por una de sus comisuras. Limpiaba el líquido rojo con su mano, y entonces, en un momento que me he sacado de la manga de pura escenificación heróica, aquella chica impresionada lanzaba al aire una pregunta - Pe... Pero tú... ¿Quién eres? - a lo que el pequeño Ikki, para rematar, con un brillo especial en los ojos y una sonrisa confiada, en un fotograma donde se veía a la perfección la belleza del muchacho, exclamaba señalando su corazón - ¿Yo? Yo soy Ikki, soldado del feudo Kiriyama, protector de los débiles sin brazo para defenderse... ¡Y a partir de hoy, daré mi brazo a cualquier causa justa que lo requiera! -

En el rostro cansado de aquella chica se dibujaba una sonrisa irónica, mostrando una visceral pérdida de la esperanza en la bondad humana, marcada seguramente por una infancia dura que le arrastró a la vida criminal, fuera de la ley y de las vanas ilusiones de personas como Ikki, con fe en que de verdad había ánimos por acabar con lo que a ambos habría plagado la vida: El afán de poder, color dando el ambiente de un gris apagado con el comentario que entre sus labios surgía - Je... Niños... - susurraba la kunoichi ante tal escena. La muchacha, cansada, se limitó a lanzar su ataque, el que esperaba que llegase a transformar aquella derrota en un empate. Tomaba con su malherido brazo izquierdo el contrario diestro, y sin mediar invocación, en sus antebrazos se apreciaba una corriente azulada que recorría hasta la punta de sus dedos, desembocando de éstos en la palma de su mano - No mereces morir, pues te queda mucho que aprender... Pero no puedo dejar que me lleves ante aquellos que me quieren muerta a mí - finalizaba cuando de su palma derecha surgia aquella energia vital transformada en relámpagos. Su rival, el joven Ikki, entendía que aquello no podía acabar de otro modo, y sentenciando aquella cadena de sellos, hibcaba la rodilla en el rocoso suelo, y concentrando aquél aura brillante y azulada del mismo modo que la Yotsuki, creaba en su mano una chillona corriente oscura que desembocaba en una alteración del mismo jutsu que la misma se limitaba a crear, dispuesto a vivir de nuevo el choque entre ambos jutsus a un nivel superior - Si ese es el camino que escogiste... Síguelo y que así sea - comentaba el joven, un par de segundos antes a su ambos se lanzasen al unísono en un ataque mutuo. Dos carreras que iban a parar al mismo punto, dos palmas unidas en un choque de corrientes, una diferencia de corrientes sentenciada en su mío proceso de ser ideada, cuando el plasma pro su temperatura y naturaleza, comenzó a ionizar aquél jutsu. La chica no se daba cuenta de la situación hasta que su chidoro se hizo tan débil que de la diferencia de intensidades entre una y otra terminó provocando un cortocircuito que, desastrosamente, recorría su cuerpo. Un dolor intenso sería lo último que sentía, un calor extremo que recorría sus músculos allá por donde pudiera sentir, para caer en un rocoso suelo donde su mente se fue apagando hasta caer en un profundo coma.

Ikki presenciaba la escena que había previsto con rostro serio, la chica yacía con el cabello alborotado, en el suelo sumida en un profundo sueño. Recordó entonces las palabras que no quiso ni oír, las palabras de Daisuke sobre el uso de la violencia excesiva, sobre asesinar a un rival de ser necesario. Fue entonces cuando el chico se inclinó, y al notar un débil pulso en la Yotsuki, con un susurro determinaba su conclusión - Aguanta... La aldea no queda muy lejos, no te mueras - y tomando su enemiga en brazos, miraba atrás preguntándose por sus camaradas, y con un sello en la mano, desaparecía en una cortina de humo. El joven acudiría a dejar allí a la chica, donde seguramente recibiría los tratamientos necesarios para adquirir cierta información. El chico, a todas todas, esperaba que fuese tratada como un humano al menos. De aquellos chicos de Kumo no bun'ya no recibió más noticias, sólo que tanto ellos como el chucho sobrevivieron. También se supo que el Orochi sobrevivió, aunque a duras penas. Sobre Ikki... Decidió darse al aprendizaje de las Artes ninja para los estudiantes de la Academia ninja del feudo por un tiempo, mostrando entre otras cosas lo que se espera de un ninja y de concretamente un soldado feudal. Como maestro, comenzaba a ser conocido entre los chavales como Ikki - sensei, un nombre que, la verdad, le hacía sonrojar al oírlo las primeras veces. Lo que de hecho usaba más, era el recurso de la oscura historia del Pueblo Abandonado, durante la cual, el chico se creyó muerto, y de la cual los hombres de Hayate - sama sacaron... Así, es como el muchacho ayudaba a que éstos se diesen por protegidos y protectores del feudo y todo lo que les empuje a ser justos con los demás. No son malos valores, desde luego... El joven no aceptó durante su cátedra ninguna misión significativa, más que ayudar a los pequeños grupos de muchachos que promocionaban con sus entrenamientos, lo cual ayudó a él mismo a formalizar una estrategia para educarlos en ésto de la vida como ninja. Sobre Daichi... Bueno, el viejo sigue su vida en paz, y el dinero que da el trabajo como maestro da para vivir por el momento.
Ikki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C (Ikki&Dirt)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.