¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Can we hunt the past? — Part. III [Viaje]
Hoy a las 2:34 am por Ofu

» "You are weak" | Oikawa's Profile
Hoy a las 2:17 am por Oikawa

» Misiones de Howaitohasu
Hoy a las 1:40 am por Sorey Bokushi

» MISIÓN DE RANGO [C]: [RIVALS NOT ALLOWED]
Hoy a las 12:25 am por Afrodita

» Seeking the truth
Ayer a las 11:49 pm por Kohaku ~

» Una aventura de búsqueda.
Ayer a las 11:27 pm por Gouki

» Agua y Fuego
Ayer a las 10:24 pm por Crodos

» "Give me power" - Oikawa
Ayer a las 8:20 pm por Kazuo

» Mysteries on the Aruma {D}
Ayer a las 8:12 pm por Fuka

» [Social] Regreso e ida
Ayer a las 6:32 pm por Uchiha Michi

» Training review || Increase in Chi
Ayer a las 6:13 pm por Kakuja

» Strange event under the tutelage of the damned || Past
Ayer a las 6:05 pm por Kakuja

» Some kind of monster.
Ayer a las 6:00 pm por Chrom

» Misiones | Noche
Ayer a las 5:52 pm por Noche

» Solicitud de mision por parte de Uchiha Michi
Ayer a las 3:34 pm por Uchiha Michi

» Pies over Life
Ayer a las 3:17 pm por Uchiha Michi

» Encounter with the hunters || With Aaron
Ayer a las 9:06 am por Aaron Sureddo

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Ayer a las 8:07 am por H Uchiha

» Primer Entrenamiento: Fuerza
Ayer a las 8:01 am por H Uchiha

» Tablón de Misiones - H Uchiha
Ayer a las 5:59 am por H Uchiha

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Misión de rango D: Look after her

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión de rango D: Look after her

Mensaje por Aburame Sashima el Mar Abr 11, 2017 7:17 pm

Mision:

Misión Rango D: Look after her

Lugar de la misión: País del Fuego — Calles
Tipo de misión: Misiones Varias.
Descripción de la misión: La guerra entre feudos, suele dejar a más de uno en el hospital. Es normal que incluso nuestros mejores hombres, terminen con heridas que tardan más de veinticuatro horas en sanarse. Ese fue el caso de Hachiro, un Jounin respetable dentro de las líneas ofensivas de la Dama de Fuego. El problema principal con él, es que perdió a su esposa hace tres años, después de haber dado luz a su única hija: Sakura.

Al encontrarse inmóvil en una de las camillas del hospital, ha solicitado el servicio de un Genin capaz de cuidar de ella, hasta que le den el alta. Tu misión es cuidar de la pequeña los próximos dos días, pudiendo utilizar la casa de Hachiro sin ningún problema. Él estará listo para abandonar el hospital después de 48 horas.


Recompensa de la misión: 500 Ryo
Extensión mínima de la misión: 50 Líneas.


- Menuda mierda... Podría haber muerto en la batalla, así no tendría yo que cuidar de su angelito ... -

Una muchacha fría como el hielo, dañina como el fuego y más directa que un gancho, la cual como medio para sus objetivos, entra a militar en la guardia de un gran e importante feudo, con una tradición bélica poco común, con esperanzas de ser empleada en el campo de batalla como si fuese un simple arma al cual no se le da garantía de volver a casa, y le mandan a cuidar de la pequeña Sakura... Cuando a Sashima se le encargaba tal tarea, pensó en acudir al hospital a rematar al honorable Hachiro, maldito impertinente que estorbaba en su trabajo haciéndole perder el tiempo en memeces de tal calibre... Pero en fin, puede que haciendo éste tipo de misiones, se le acabe dando mayor importancia a la presencia de Sashima en éste lugar. Lo de Hachiro puede esperar hasta que se le pague la recompensa y toda la pesca. De momento, la muchacha se dirigía a recoger a la chica al hospital donde su padre aguardaba.

Unas horas más tarde...

Por las calles de la aldea central de la nación, caminaba la extravagante miembro del clan Aburame, y a su lado, la pequeña Sakura; una pequeñaja dulce, de cabellos rosados como la flor de Cerezo y tímida como hermosa, abrazada a un peluche representativo de un osito, con un lazo rojo sujetando su cabello. Con una mirada tierna y sincera, observaba con miedo a la chica encargada de cuidarla, pero con una belleza interior difícil de encontrar en otro sitio, a dirigía a ella:

- Ehm... Esto... Gracias por cuidar de mí mientras mi papá está enfermo... Eres muy buena persona - alegaba con dulzura. La respuesta de aquella chica no era de esperar, pero pensando un poco, podría ser muy predecible, dada su naturaleza tosca... - Ajá... - escupió sin siquiera mirar a la cara a aquella niña. Sakura, algo confusa por aquello, no quiso decir ni media palabra más. Mirando al frente mientras se caminaba a través de la calle, la chiquilla volvía a dirigirse a su nueva canguro - Ésto... Quiero jugar. ¿Jugamos a algo? - solicitaba la pequeña Sakura inocentemente. Rigidez en su mirada, la dirigía a la preescolar sin siquiera currar sus labios ni sus comisuras, dispuesta a responder - ¿Alguna vez has volado? Puedo hacer que vueles, te puede resultar divertido... Y a mí me gusta hacer volar a la gente, mis bichos pueden ayudar en ello, es algo... Divertido - explicaba de forma siniestra. La pequeña observaba extraña y dudosa a Sashima, pero con un encogimiento de hombros, daba lo hecho que la Aburame le haría volar. En sus labios se mostró una pequeña sonrisa, algo extraño, y sobre la pequeña se tornaba oscura una sombra deforme...

* * *

La siguiente imagen no es la que nos esperábamos, pues más allá de atrapar a la chica, llevársela al bosque y tras serle vaciado su cuerpecito del chakra que ostenta, Sashima se comiese su cadáver mientras un montón de hormigas y moscas rodean el cadáver de la pequeña Sakura, la muchacha del clan Aburame dirigía a sus insectos como un director de orquesta, haciendo que la chica flote sobre una nube de kikaichu, le soltaran, y que otra le volviese a recoger antes de caer al suelo. Sashima se estaba divirtiendo en realidad al ver como aquella niña, como ella, disfrutaba con la compañía de los insectos. No sentía asco por ellos, sino todo lo contrario, sonreía cálidamente mientras Sashima se encargaba de su seguridad. Tras una agradable tarde con la chiquilla, ésta se dormía. Sashima no quería hacerlo, pues los niños no le gustaban demasiado, pero había que llevar a la chiquitina a casa, así que lla cogió en peso y se la llevó hasta su casa. Caminante por las calles oscurecidas por la ausencia de sol, podía escuchar perfectamente a los insectos de los alrededores, y por lo que le contaban, no estaba sola en aquellos lares. Alguien pisaba sus talones, alguien cuyos fines no eran los más loables respecto a la posición de Kakkinoaru, y más sobre la niña que llevaba consigo. Por supuesto, la misión no era difícil, solamente soportar a una niña pequeña y humana, pero nada más... Pero la guerra no perdona a nadie, y la sangre se paga con sangre. Hachiro, un hombre importante y fuerte, tiene enemigos, y sus enemigos no siempre son criminales y bandoleros que se encargan de buscarse la vida, en ocasiones como ésta, el problema llega al cauce político. Un miembro del bando enemigo, o al menos de alguno de los frente contrarios a Kakkinoaru, que no son pocos, morodeaba por la zona, aunque ignoraba que Sashima lo sabía. Una chica que no controla más que a un ejército de insectos, solamente podía dirigirlos a ellos para controlar todo lo que ocurriese fuera del hogar de Hachiro. Para ello, la muchacha formó guardia con dos clones de insectos que harían de vigía y un montón de kikaichu por todas partes. Las hembras, vigilantes en todo momento, y completamente quietas. La señal, si uno de éstos insectos especiales se moviesen, significaría que el enemigo se acerca, y su trabajo sería dirigir al resto de insectos a la posición del intruso. Toda una red de seguridad improvisada.

La noche se completó sin incidentes, no hubo movimientos raros cerca de la vivienda de Hachiro y la pequeña Sakura, pero no había que confiar en ello, todavía quedaba un día más al cuidado de la pequeña Sakura. Cuando la pequeñaja se levantaba, se encontraría con uno de los clones de insectos, al cual no distinguía - Hola amiga... ¿Es muy tarde? ¿Hoy a qué vamos a jugar? - preguntaba la chiquilla mientras se frotaba los ojos con sus pequeños dedos. El clon le miraba fijamente, tras la imagen de esas gafas que mostraban poco de la afiliación anímica de Sashima. No hablaba, puesto que no le entendía, y tampoco podría hacerlo de entenderle, pues no era más que la reproducción de la imagen por una masa de insectos unidos - Sa... ¿Sashi? ¿Qué pasa? - insistía la pequeña. De pronto, aquella masa de insectos se descompone ante los ojos de la pequeña, dando lugar a un estresante grito con su voz chillona y aguda. Sashima, ocupada tratando de preparar comida que la chiquilla aceptase, casi sufre un ataque, pensando que igual alguien había entrado en casa para llevársela. La chica, alarmada, tomaba un cuchillo de la cocina y se disponía a asesinar al valiente, pero se encontraba con la pequeña asustada por los insectos, y al ver de nuevo la intimidante imagen de Sashima con un cuchillo acercarse rápidamente, fue tal el susto que la pequeña se desmayó. Cuando la pequeña despertó, se encontró a Sashima cuidando de ella, en la cama de nuevo echada - Menos mal que te has levantado. Tu padre ha salido del hospital, deberías ponerte la ropa para salir e iremos en su busca, quiere ir a dar un paseo hoy - explicaba la kunoichi.

* * *

Las dos chicas caminaban por las calles de la ciudad, en la puesta de sol, donde no había demasiadas personas merodeando por la calle. En cierto punto, el afamado ninja y padre de ésta niña, la cual, al verle en la lejanía, corría hacia él, le abrazaba y ambos partían ante la fría mirada de Aburame Sashima. Un gesto con la mano bastó para que se marcharán, padre e hija. Sashima no apartaba su mirada, y de pronto, cuando ya estaban tan lejos que no se viese, se descompuso en un enjambre de kikaichu que volaban en la misma dirección que ellos. Por alguna razón, Sashima no había llegado a estar en aquél lugar, y en su lugar, había mandado a un clon de insectos... ¿Dónde habría ido? Desde luego, a continuación lo sabremos, pero la senda del recién recuperado con su hija no era demasiado común. Adentrándose cada vez más en el bosquejo que se sitúa a las afueras de la capital, la chiquilla no pronunciaba ni palabra, pues segueamente confiaba plenamente en su padre. Llegado cierto momento, en la arboleda hablarían a una banda de hombres, todos claros extraños, los cuales, al intentar raptar a la pequeña Sakura, se llevarían la desagradable sorpresa... Sakura era un jutsu de transformación, y el mal de Sashima se encontraría de frente con perfectas presas de las cuales gozar. De pronto, todo un ejército de insectos se darían un festín con aquellos hombres... A excepción del supuesto Jounin. Obviamente, no era Hachiro, pues el hombre ya recuperado; estaba a salvo con su hija, el cual encontraba una nota en su hogar explicando todo el embrollo. Éste tipo era inexperto, pué había errado en algo; dejarse identificar por los kikaichu y ser perseguido por uno de ellos de sexo femenino en la noche anterior, por lo que los insectos no tuvieron más que identificar el olor de la hembra en el cuerpo de Hachiro para saber que aquello de una trampa. Sea como fuere, aquél desgraciado había escapado, pero en el cadáver de aquellos hombres sí que encontró cierta información. Aquellos hombres provenían de algún lugar del País del Fuego, pero tenían como misión desconcertar a aquél hombre, pues mejor un mando poco orientado que muerto... Buscaban debilitar a Hachiro, por lo tanto, la fuerza militar de Kakkinoaru'en.
Aburame Sashima
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.