¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» The prey II [C]
Hoy a las 3:59 pm por Iko

» Gādian no tsume (Las Garras del Guardián)
Hoy a las 1:34 pm por Gakumon

» Cacerías y forjas
Hoy a las 11:12 am por Loremaster

» Kings with no Crown
Hoy a las 4:19 am por Samekage

» Tablón de Misiones de Aaron
Hoy a las 1:35 am por Cervantes de Leon

» Naaru
Hoy a las 1:03 am por Gakumon

» Pies over Life
Hoy a las 12:19 am por Uchiha Michi

» Misiones de Howaitohasu
Ayer a las 9:17 pm por Ichimaru

» Misión de rango C: Survivors of their own destiny(IchimaruXBelladona)
Ayer a las 9:12 pm por Ichimaru

» Medi-cosas de un Orochi
Ayer a las 12:18 pm por Gakumon

» HellHounds do not have mercy either you do //Jiran
Ayer a las 8:08 am por Azteroz

» Looking for relevant information.
Ayer a las 6:10 am por Hotaró Senjih

» Las letras y los mercenarios no son compatibles
Ayer a las 2:05 am por Aaron Sureddo

» [Misión R.D] No todo son armas
Ayer a las 12:41 am por Aaron Sureddo

» M.A.S.K [C]
Ayer a las 12:08 am por Uchiha Michi

» Los dados de Dastan
Vie Mayo 25, 2018 6:51 pm por Loremaster

» Ichimaru the Miner
Vie Mayo 25, 2018 6:48 pm por Loremaster

» Paz luego de la tormenta
Vie Mayo 25, 2018 3:12 pm por Dastan O'Donnell

» Frenzied test [Entrenamiento - O'Rhen Inuzuka]
Vie Mayo 25, 2018 11:40 am por Inuzuka O'Rhen

» —Not Alone! △ w/ Hotaró
Vie Mayo 25, 2018 1:44 am por Jiran

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Souma, the little shonen | ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Souma, the little shonen | ID

Mensaje por Souma el Dom Jun 04, 2017 7:01 pm


Yuuki Souma
País del Fuego · Feudo Hinoarashi · H.U · Genin · Taijutsu · Futon
Descripción Física
Yuuki Souma, un muchacho de dieciséis años de edad, de la cual de su estatura permanece por debajo de la media (1’66m). Muestra un cuerpo atlético que refleja una vida de entrenamiento físico constante, además de una buena condición física donde a pesar de no poseer una densidad muscular excesiva, sí fibrada y curtida. Varios puntos de su cuerpo reflejan numerosas heridas curadas, parecidas a raspones de tiempos de la infancia, solo que extendidas por prácticamente todas sus articulaciones. Además, manos y pies tienen notorios callos causados por el esfuerzo físico, así como entrenamiento.

Siendo la viva imagen de su madre, sus ojos y cabello poseen la misma tonalidad verde bosque, acompañado de una tez algo dorada por el efecto del sol durante los entrenamientos. Sus mejillas y parte de la nariz, además, están plagadas de pequeñas pecas, que acrecientan el aspecto aniñado del joven. Además, su cabello es rizado y con tendencia a ‘levantarse’ por las puntas, el cual se encrespa con tanta facilidad que prácticamente ha desistido en los últimos de tratar de controlarlo, manteniéndolo normalmente algo desaliñado o salvaje, pero suficientemente corto como para que no estorbe por meterse en la cara.

Puesto detesta que sus prendas puedan llegar a resultar un impedimento en la movilidad, o incómodas, su vestimenta resulta ser la más común y corriente en su día a día; una simple camiseta, de tonalidades claras para resultar lo más fresca posible, y un par de pantalones abigarrados tanto por la cintura, cortos hasta la altura de la rodilla, conjuntado con unas zapatillas de deporte, rojas y dedicadas a aguantar fuertes impulsos, además de desgaste.

No obstante, cuando el deber la llama y requiere de una vestimenta de soldado, su atuendo consta de un simple conjunto de tonalidades oscuras, del cual la parte de arriba deja ambos brazos al descubierto, como si se tratase de un chaleco. Los pantalones, largos, tienen una protección en las rodillas, ayudando así a mantener la articulación algo más protegida a la hora de forzar el cuerpo con el extremo estrés físico que su habilidad supone. Aun así, esta vestimenta está constantemente cambiando por culpa del rápido desgaste y roturas, por lo que muestra señales de deterioro y remiendos, así como apariencia humilde, sencilla.


Descripción Psicológica
Souma, desde su concepción hasta con aquellos por quienes no guarda ningún tipo de apego, es un chico bastante tímido, educado y servicial. Nunca ha sido capaz de no extender su mano amiga a quienes le rodean o necesitan ayuda, incluso si no es lo suficientemente fuerte o el peligro es demasiado grande. Esto hizo que, en su pequeño pueblo, los demás niños se burlasen de él por resultar tan enclenque y débil en comparación. Es por eso, que ante cualquier momento donde alguien le recuerde o actúe de manera soberbia, burlona hacia él que le recuerde a esa época de su niñez, reflejará la inseguridad que siente hacia sus propias capacidades. Le es difícil expresarse por esa misma falta de seguridad en sí mismo, siendo así alguien bastante reservado en lo que respecta a su vida, y sus pensamientos más personales, desarrollando un hábito de pensar demasiado las cosas, y analizarlas en exceso. Aun así, el tiempo ha tenido amabilidad hacia él, y desde que empezó a entrenar, buscando un cambio en él y mejorar, ha empezado a mostrarse un poco más seguro de sus ideales, así como valiente. Sin embargo, esa valentía puede tornarse muchas veces en imprudencia, puesto cuando ve a alguien en peligro o necesidad de ayuda, actuará sin un segundo pensamiento en su ayuda, ya sea de manera física como emocional, tomando una actitud mucho más descuidada al respecto por la necesidad de extender su mano.

En batalla, su actitud puede tornarse un tanto más abrasiva e incluso descarado, nunca perdiendo de vista lo que cree que es correcto, pero perdiendo el foco por completo sobre sus propios límites. Es por eso que normalmente, tiende a caer exhausto o sobrepasarlos, quedando en situaciones para nada favorables para él.

Actualmente, en lo que respecta a su vida profesional y día a día, Souma es diligente, con una gran fuerza de voluntad para alcanzar un punto de superación personal, queriendo ser uno de los mejores soldados no solo para su país, sino en Hinoarashi. No le importa que tan pequeño es el cambio, siempre y cuando sea capaz de levantar la cabeza, sentirse orgulloso de sus elecciones, y vivir recopilando diariamente un séquito de pequeños cambios que van construyendo el camino a seguir, hacia su sueño. Porque sí, Souma tiene un sueño. ¿Cuál? Una meta ambiciosa para una persona, que sabe no puede lograr solo.
Historia
Los Yuuki, una pequeña y humilde familia que compartía la mala fortuna de poseer un apellido tan fácilmente confundible, recibiendo más de una vez rumores o comentarios hoscos de las malas lenguas donde se les apuntaba como asesinos o espías. Nada más lejos de la verdad, para aquellos que solo tenían una sencilla vida como granjeros, en un pequeño pueblo de las estepas del País del Fuego.

Yuuki Souma nació durante el solsticio de verano, pareciendo que los mismos rayos del sol habían penetrado en el pequeño bebé, y dándole la bendición de una personalidad radiante, cargada de emoción. Desgraciadamente, aquella pequeña villa no era como cualquier otra, llena de civiles y pacífica. Era un pequeño pueblo fronterizo, creado a partir de un derruido puesto de avanzada de guerras anteriores, y conformado por familias dedicadas al ejército de Hinoarashi. Un pueblo militar, afiliado en su totalidad a una lealtad completa. Lo extraño eran los civiles, como los Yuuki.

Particularmente enérgico e inquieto desde bien pequeño, Souma nunca sintió real atracción hacia la granja que sus padres poseían; al contrario, siendo el pueblo donde vivían una zona de constantes fricciones, colindante a las fronteras, las escaramuzas de criminales o soldados rivales hacia la pequeña villa no eran infrecuentes. Pero del mismo modo, tampoco eran abandonados; soldados solían ser los mismos que trajeran la paz con sus asombrosas habilidades shinobi, puesto la villa entera estaba conformada por ellos. Una gran admiración se generó desde bien pequeño en el joven Souma, corriendo siempre detrás de cualquier altercado y viendo como los shinobis se encargaban de proteger, y poner orden, así como salvar a aquellos indefensos. O al menos, eso creía el pequeño niño, encandilado en su totalidad.

Y como todo niño, ¿cómo no iba a querer juntarse con otros de su edad? ¡El pueblo estaba lleno de niños! Pero había una diferencia sustancial; algo que marcó desde su primer día, al llegar a una simple plaza donde todos parecían reunirse, y tratar de mezclarse con ellos.

“¡Un hijo de granjero no pertenece aquí! ¿Qué hace un debilucho como tú, entre asombrosos futuros shinobis como nosotros? ¡Debiluuuuuuuucho!

Las palabras se le grabaron a fuego, no por lo dolorosas que fueron (que también); la sonrisa del pequeño Souma se tambaleaba cada vez que la escuchaba, puesto muchas veces le fueron dichas. Él, por otra parte, intentaba con todas sus fuerzas ser uno más. Incluso si no era bien recibido, incluso si era material de burla y sus padres le veían regresar muchas veces a casa con raspones, o incluso moretones causados por algunos abusos de los otros niños, no desistía. Con una tímida sonrisa, les aseguraba que todo estaba bien, y que estaba ‘empezando a entrenar para ser más fuerte’. Un héroe para su familia. Traer dinero para que ambos pudieran también vivir sin más preocupaciones, y sin las miradas que él empezaba a notar. Esa soberbia hacia ellos, por ser civiles.

El joven Souma, sin embargo, descubrió que podía hacer algo increíble, cuando apenas los siete años de edad llegaron. ¡Su cuerpo podía canalizar una energía extraña, y si acumulaba mucha, podía controlarla en su cuerpo! Otros niños parecían hacer cosas parecidas, pero no tan rápido como él. No era fuerte, en comparación a ellos, pero lo que descubrió que se llamaba ‘chakra’ era algo que, por lo visto, tenía innatamente un enorme control sobre él. Y eso no les gustó a los demás niños, viniendo de un simple granjero.

¡Eres un bueno para nada, inútil! ¡Por mucho que puedas tener eso, en una pelea no podrías hacer nada!

El peliverde se justificó a si mismo que eran simulacros, entrenamientos para aprender a pelear. Iban hacia las estepas, alejándose del pueblo, y uno tras otro, todos los niños se dedicaban a golpear con las habilidades aprendidas de sus familias, al pequeño Souma. Aprendiendo a defenderse por supervivencia, muchas veces no era suficiente. Sus padres cada vez más preocupados, tampoco recibían respuestas claras por parte de su hijo, quien solo aseguraba que estaba entrenando para ser un buen shinobi en unos pocos años. Ambos se miraban, incapaces de decirle a su hijo que era un futuro imposible, siendo una familia dedicada a la agricultura. No sabían los dotes de su hijo ni tampoco cuanto los músculos, y el cuerpo, empezaban a desarrollarse.

Fue el fatídico once de Julio, cuando volvían a reunirse algo más alejados de lo normal del pueblo, con once años, donde hubo el punto de inflexión que cambiaría la vida del pequeño granjero para siempre.  

Una nueva escaramuza hubo ese día, a manos de un ex soldado criminal rencoroso con Hinoarashi. Atacó a los niños, los cuales despavoridos dejaron a uno que, de ellos, más lento en reflejos, ser atrapado por el ataque Doton de ese shinobi. Souma quedó paralizado, con el cuerpo adolorido por la rutinaria paliza que terminaba recibiendo incluso cuando ya empezaba a saber defenderse algo mejor (o más bien, esquivar), viendo como el niño mayor lloraba y su enemigo se alzaba sobre él con una sonrisa de sádica satisfacción.

Su cuerpo se movió solo, y sin pensarlo, lanzó una piedra directa a la cara de ese hombre. Cargando contra él, con un grito de guerra, el terror en el cuerpo, pero el ineludible impulso de no poder dejar a su suerte a ese niño. No lo merecía y tenía que hacer algo, cualquier cosa.

¿Esperáis ahora escuchar un épico momento, cargado de salvadores milagrosos?

De no ser porque un viajero, otro ex soldado, hubiera tenido la fortuna de cruzarse con la precaria escena del joven Souma a punto de ser ensartado por el shinobi furioso, y el otro niño huyendo despavorido vendiendo al mismo que había tratado de salvarle, ese pequeño granjero estaría ahora mismo contando otra historia. O más bien, no estaría contando ninguna.

El ex soldado había visto todo, pero no había querido interrumpir hasta que vio al pequeño niño saltar de esa manera, a expensas del peligro y que fuera algo totalmente irracional, imprudente. ¡Ese niño tiene un claro deseo de muerte!, pensó. Pero su cuerpo detectó algo; o más bien, lo recordó.

Así fue como Souma conoció a aquel que le entregó su destino, a cambio de mostrarle el suyo a él.

Kirishima Tooru, se llamaba el soldado. Había sido durante muchas décadas, un soldado ejemplar del País del Viento, pero debido a un cuerpo enfermo y una herida incurable, vagaba sin rumbo a la espera de poder encontrar a alguien, un sucesor, a quien entrenar y dejar que fuese el siguiente en la línea de sucesión. Contó al pequeño niño sobre su historia, sobre Unmei, el poder del Destinado, y qué conllevaba.

Y ahí, Souma empezó un entrenamiento, con el único que parecía tener esperanzas hacia ese pequeño chico enclenque, cargado de pasión e inseguridades, pero un noble corazón. Desde antes de que el sol saliera hasta después del anochecer, ambos entrenaban, enseñándole todo aquello que nunca había tenido la suerte de conocer. Chakra, sellos, técnicas, katas, armas… ¡Tooru era un gran profesor!

Hasta que, en su decimoquinto cumpleaños, parecía que estaba listo. Y Tooru reveló lo único que faltaba por saber, la última premisa.

A partir de hoy, vas a ser el nuevo dueño de este poder. El poder que se cultiva en cada cuerpo, y no puede conseguirse solo…

… el cual conlleva entregar las vidas y sueños de sus anteriores dueños.

Souma lo sabía. Tooru se estaba muriendo, cada día un paso más cerca de ello. Pero escucharle decir aquello, saber que con la entrega de esa extraña habilidad parasitaria requería tomar la vida de su mentor, su modelo a seguir… en ese preciso instante. Las lágrimas se deslizaban por el joven Souma mientras Tooru le entregaba un trozo de su propia carne, un pequeño corte limpio en su dedo. Lo comió de golpe, y colocándose en el suelo, cerrando los ojos para no ver nada, esperó. Las manos de Tooru se situaron en su pecho, iluminadas por el resplandor verdoso que los médicos solían generar.

Algo lo embargaba, poco a poco. Extraña sensación. Y al final, un peso cayó encima suyo, de golpe, muerto. Los sollozos del joven Souma duraron largas horas, incapaz de moverse, con la promesa abrazada con fuerza en su interior.

¡Voy a ser el shinobi más fuerte, capaz de salvar, proteger y ayudar a otros con ese poder!

Midoriya Izuku · Boku no Hero Academia
Nvi para Naruto Legends
Souma
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Souma, the little shonen | ID

Mensaje por Hyūga Kaname el Dom Jun 04, 2017 11:51 pm

¡Ficha Aceptada!
¡Wololo!
Hyūga Kaname
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.