¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Al unisono de la naturaleza.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Al unisono de la naturaleza.

Mensaje por Zhorin Kashu el Sáb Jun 24, 2017 8:04 pm



Forest Path





•••••••••Rol•••••••••


Ninjutsu:

9

Taijutsu:

8

Genjutsu:

1

Velocidad:

9

Resistencia:

6

Fuerza:

4

Jutsus Utilizables:


7/7



Ya un par de días habían pasado desde el reporte de aquella misión fallida que bien trajo experiencia a aquel muchacho pelirrojo del viento. Por su parte, él sentía que había mejorado en algo, y aunque aquella misión no le trajo directamente ganancia, su postura acrobática se veía mejorada. Aquel día despertaría en la posada como si nada hubiera pasado, estirando sus brazos ante la ráfaga de viento que entraba por la ventana y movía su cabellera, firme en aquella naturaleza aireada que era tan inusual y refrescante, ideal para cualquier clima cálido. Hacía ya un tiempo que había visitado la capital del fuego, y curioso por su viaje siguiente, ese mismo día, antes de partir hasta su país, bien que se aseguraría de comprar algún recuerdo para llevarlo a su morada, algo simple, ligero para viajar, pero que bien llamara la atención y poco más le provocara a los curiosos sino que dudas por sobre el origen de tal adorno. Caminaría, simple, viendo a aquellos vendedores ambulantes que rebosaban de costa en costa ante la zona comercial de tal metrópolis, y aunque aquella ciudad estuviera más poblada que su propia capital del viento, el clima era similar al de todo centro gubernamental: yacían zonas ricas, zonas pobres, zonas con buena venta, y otras desoladas, y a pesar de ello, el caminar suave del muchacho lo postraba ahora al frente de un puesto simple, de esos arrastrados por un carruaje, el cual yacía sin letrero no adorno y solo postraba una mesa de madera para así exponer sus artículos. Desde rocas olvidadas y de diferentes colores, hasta adornos tallados en madera que bien eran autóctonos de aquella región boscosa, después de todo, así como en el Viento hacían ornamentos con piedras o cristal de arena, en el fuego adornaban los espacios con la madera tallada y los adornos vivos de plantas y costras; era una tradición hermosa y muy detallada, pues aquellas siluetas de personas y animales yacían con ligeros cortes precisos que demostraban la mano habilidosa que los había cortado.

-¿Qué es eso?- Diría el joven de cabellera roja, mirando curiosamente una escultura de elemental que asimilaba unas ondas de viento, firmemente talladas en aquella madera blanco hueso que demostraba el tratamiento ante su estado petrificado.

-Es un elemental de aire, tallado en madera petrificada, capaz un roble antiguo o un megalito, no estoy seguro- Respondería el vendedor, viejo y arrugado ante sus ojos rasgados que ligeros rastros de catarata dejaban mostrar, firme en aquella aureola grisácea que lo maldecía con la pronta ceguera.

Aquel muchacho del viento miraría al anciano con ligera curiosidad, preguntándose por sobre como aquel señor habría hecho tales talladuras en tal material duro, pues como él sabía, parte de su gunbai estaba igual esculpido en aquel material, y bien que conocía lo duro que lograba ser. Poco diría, se mantendría inexpresivo, y aunque no era su intención curiosear, mucho antes de que pudiera pronunciar algo, aquel mayor le aclararía las dudas como si leerle la mente se tratara. –Las hice con una habilidad antigua de mi familia, no creas que con simple cincel y cuchillo se logra esto- Aclararía, y por un momento los ojos del muchacho se verían diferente a la clara indiferencia que él siempre cargaba. ¿Sorprendido?, si, era posible que esas simples palabras le sorprendieran, pero al paso de los minutos, tras palabras fijas e intercambio monetario, aquel pelirrojo bien que era el nuevo dueño de tal escultura.

Si bien se sentía a gusto con su compra, al cargar aquel pedazo de manera se daría cuenta lo asombrosamente pesado que este era. Lo levantaría con esfuerzo, similar a una piedra que cargas desde el suelo con tus dos manos, y colocándolo en su morral bohemio que se ajustaba a su cuerpo como un koala, bien que sentiría como su balance perfecto era sucumbido ante el desplomar hacia el costado en donde se postraba tal objeto. Ciertamente era pesado, y ante su postura fuerte, aquel muchacho comenzaría a caminar, consciente de que su movimiento era incómodo debido al peso extra que carga… ¿Qué se podía hacer?, era hora de entrenar los músculos.

El paso tranquilo del muchacho lo tildaba lento en sus inicios, acostumbrando su equilibrio aéreo ante aquel peso adicional que ponía a prueba su resistencia. Se acercaría a la puerta, presentaría su reporte de partida, y así como salía de la capital, bien iniciaría su viaje por entre el bosque del fuego, firme en su rumbo al viento que lo llevaría a pie por entre tan concurrida región. Por alguna razón, sabía que aquel lugar no era del todo seguro, y los recuerdo su última misión salían a la luz ante la emboscada que lo postró en lucha, pero a pesar de eso, aun así no decidía irse en bote, no tenía mucho dinero que gastar, después de todo, no le habían pagado por la misión, y esa idea de andar derrochando en recuerdos de madera, bien que lo postraba más pobre de lo normal, pero bueno… ¿Qué viajero no sufre de falta de dinero?, ninguno, y por los momentos, el paso pesado de aquel muchacho comenzaba a acostumbrarse, por lo cual, comenzaría con aquel típico caminar de zancadas largas que era muy característico de él: firmes pasos alargados que aparentaban ser pasos de baile, similar al puntapié de un vals elegante.

Las zancadas de aire apuraban su viaje con marcha doble, acelerando su andar por entre aquel camino marcado que demostraba ser una ruta habitual para viajeros; yacían letreros con ligeras indicaciones, además de que el suelo estaba sin vegetación, víctima de aquel rastro de los pasos humanos que incluso traían en evidencia los carruajes que por ahí pasaban, escarbando sus ruedas en los terrenos verdosos de aquella región arbolada. Su andar constante y sin detención lo postraba firme en su viaje, sin distracciones, aunque su personalidad tranquila lo llevaría de vez en cuando a frenarse, respirando profundamente tras aquel oxígeno ligero y puro, clara obra de los árboles y el clima fresco que en aquella región se postraba. Curiosamente él nunca odió el aire caliente de su país, pues sentía como aquel oxígeno calentaba su interior y lo cobijaba ante las noches heladas que el desierto puede traer, pero a pesar de ello, la nostalgia no le haría moverse con inmediatez, pues un riachuelo lo haría frenarse para así tomar n ligero descanso ante aquel peso enorme que llevaba en su costado.

Vería aquel canal de agua cristalina con ligera admiración, pues un ciervo pequeño tomaba agua de él, y así como no escuchaba el caminar del Kashu por sus pasos ligeros, bien ignoraría como el muchacho le vería, sorprendido por la belleza de aquel lugar. Se descolgaría el bolso y lo soltaría al suelo, notando como el peso del mismo haría un ruido alarmante que espantaría al animal, y decepcionado por su descuido, no le quedaría nada más que hincarse para así juntas sus manos y simular un plato con su palma, sosteniendo agua en ellas para así tomarla. La refrescante bebida avivaría su energía, y mirando los alrededores para notar que no había nada más, volvería a tomar el pesado bolso, para luego, volver a colgárselo y retomar su camino, constante en aquel andar fresco que lo acercaba, cada vez más, a la frontera con el país de los ríos.

El sendero comenzaba a perder ligeramente el paisaje boscoso de la región, volviéndose cada vez más abierto y colorido, y pronto, el sonido de los riachuelos acudía al paisaje como si fuera parte del mismo. Los animales se escuchaban en ligero tenor que acudía a un coro de bestias sin igual, con renacuajos cantando al unísono, al igual que grillos que hacía eco a la sinfonía, y sin darse cuenta, aquel amante de la música se encontraba ahora tras un melifluo de esencias que lo postraba augusto, ya al borde de aquel país un tanto húmedo que era la última barrera hasta su tierra natal.

Los segundos se volvieron horas, y con ello, el viaje de aquel momento se postraba en clara costumbre del peso llevado, pues aunque le costaba mantener su paso aéreo debido a aquel desbalance, poco a poco venía regulando su energía para así, lograr acostumbrar a su esencia a llevar tales cargas de peso elevado.





•••••••••Off Rol•••••••••


Inventario:


Onpu: Re (Entrenada).
Shurikens (10) (Comprado).


Habilidades Pasivas:


✶Yokukei (翼型, aereodinámico): El control del viento a su alrededor les permite desviar las corrientes de aire que pasen por él, pudiendo así, acelerar dichas corrientes o desviar el mismo viento para generar o quitar la resistencia que el viento pudiera ejercer, pudiendo con esto caer de manera ligera o muy apresurada. Dicho control varía ante el nivel del usuario, y para mejorarse necesita arduo entrenamiento.

✶Heijokyōfushō (閉所恐怖症, Impedimento de espacio cerrado): Los miembros del clan Kashu que nacen con el Kekkei Genkai, bien nacen a su vez con grandes pulmones que son el doble o el triple del tamaño normal que tendría dichos órganos. Su caja torácica mantiene una deformación que contrae y apila los órganos aledaños, para así, poder dar espacio a dichos pulmones, mas debido a esta mutación, la mayoría de los niños nacidos con tales dones, bien fallecen por su incapacidad de tomar grandes bocanadas de aire. Al aprender a respirar con gran profundidad, los miembros del clan pueden contener mucho aire en ellos, pudiendo así, mantener la respiración por un tiempo mucho más prolongado, mas su necesidad de gran cantidad oxígeno los obliga a permanecer en lugares abiertos, pues con el tiempo, los miembros desarrollan un comportamiento claustrofóbico que los lleva a sofocarse cuando sienten que el aire es escaso, llegando al punto de que en lugares con oxígeno bajo, bien caigan desmayados por la falta del mismo. El nivel de incomodidad de los usuarios bien se representa en la tabla de efectos en lugares cerrados (ver aclaraciones).



Diseño por: Zhorin Kashu u otras cuentas
Zhorin Kashu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.