¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Arsenal de Killian
Hoy a las 7:30 am por Killian Kugutsu

» NPCs de Killian: Darion Kugutsu
Hoy a las 7:28 am por Killian Kugutsu

» C: A Darker Shadow.
Hoy a las 1:54 am por Saab Nara

» Hostile Negotiations ▌feat. Aaron & Killian
Hoy a las 12:14 am por Kakuja

» Tablón de Misioes de Polka
Ayer a las 11:26 pm por Polka Uchiha

» Evils Spirits ► Polka Uchiha
Ayer a las 10:58 pm por Polka Uchiha

» Do you like my ship?
Ayer a las 7:39 pm por Selene Bokushi

» Children of the wind
Ayer a las 7:02 pm por Arashi Tessen

» A Spot of Rebelion
Ayer a las 6:48 pm por Arashi Tessen

» Misión de Rango C: Lake's Beast / Polka Uchiha
Vie Jul 20, 2018 11:30 pm por Polka Uchiha

» Ficha de Matachi
Vie Jul 20, 2018 7:32 pm por Matachi Hyūga

» Gone with the Wind | Encargos.
Vie Jul 20, 2018 3:42 pm por Gakumon

» Plebs with no ground
Vie Jul 20, 2018 12:54 pm por Kagetane

» Works | Kemonodonna
Vie Jul 20, 2018 11:35 am por Umeoshi

» I have a small problem [Akkarin]
Vie Jul 20, 2018 11:33 am por Akkarin

» No todo es como uno espera que sea.
Vie Jul 20, 2018 3:35 am por Samekage

» Looking for relevant information.
Jue Jul 19, 2018 11:00 pm por Hansha Yamanaka

» Headless; priv. — Magiwa & Umeoshi
Jue Jul 19, 2018 5:40 pm por Magiwa

» Usuarios Narradores 2.0
Jue Jul 19, 2018 1:46 pm por Aaron Sureddo

» Monster Hunter: Aaron
Jue Jul 19, 2018 1:30 pm por Loremaster

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Misión C: Rescate en alta mar [Baltazar & Borsalino]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión C: Rescate en alta mar [Baltazar & Borsalino]

Mensaje por Borsalino Hyūga el Lun Ene 05, 2015 2:04 am

Descripción de la misión: Piratas rondan los mares del Archipiélago de la Niebla, devastando, saqueando, expandiéndose por las aguas como peste. Pero rara vez atacan a pequeños barcos. Sin intención, en un viaje de mensajería hacia el País del Fuego, se han encontrado con estas amenazas - pero para la poca fortuna de la flota, no era una pequeña empresa de bandidos. Se tratan de los delegados de un grupo llamado "Los Quebrantahuesos". Los piratas están invadiendo el pequeño buque mercante que los llevaría a la costa, y en la emergencia, el capitán les ha pedido que los libren de ellos. Su deber es acabar con los asaltantes y asegurar la tripulación. El mensaje a llevar al país del fuego podrá esperar, y deberán retornar a su patria a informar lo sucedido.

{ Se encontrarán con 5 piratas. Dos de ellos se tratan de Hozukis, el resto son hombres con habilidades simples en Taijutsu }

Pasados ya 3 días desde aquel primer trabajito que encontré sentí la necesidad de que debía de hacer otro de mayor rango, uno que me otorgara algo más de reconocimiento y también de dinero, ya que el que me dieron empezaba a escasear. Me instalé finalmente en la capital, en una modesta habitación de un hostal cerca del mercado que aproveché para analizar el día a día de los aldeanos. Por mañana y tarde, dedicaba el tiempo a examinar sus actitudes fijándome exclusivamente en personajes que frecuentaban la zona, 2 mujeres, un tendero y un joven que vendía fruta en medio de la ancha calle y que al parecer guardaba cierta relación hostil con un frutero unos metros más alejado de él. Sus comportamientos quedaban bastante lejos de los que estaba acostumbrado en el clan, pues por lo general eran groseros y poco formales, no obstante había quienes quedaban fuera de esto y aparentemente manifestaban un comportamiento modesto y afable con los demás.

No estaba obsesionado la verdad aunque rebosaba de curiosidad, pero empezaba a aprender sobre todo técnicas sociales con las que comenzar una conversación, algunos temas de interés e incluso gestos corporales que invitaban a entablar una posible amistad conmigo, o al menos eso me pensaba. Era alrededor de mediodía, un par de horas antes de la comida, cuando me dí cuenta de la falta de dinero, motivo por el cual me sentí empujado a realizar alguna tarea más. Me vestí y aseé y bajé a la calle con el destino puesto en aquel conocido panel de anuncios de donde cogí el primer encargo, pues era de seguro que habría más como ese e incluso más complejos. Me pateé las calles de la villa entre la espesa niebla que la cubría con dificultades para orientarme por ella, recordaba algunas calles familiares que creía que me llevarían hasta el tablón de anuncios pero no había manera, el fenómeno me negaba cualquier posibilidad de encontrar el camino correcto por lo que obligado por la situación no tuve más remedio que tirar de byakugan... a no ser....

Practicaría un ejercicio social y de paso aplicar lo que aprendí estos días de aguda observación, es por ello que comencé a preguntar a la gente nativa de la aldea - Perdone.... usted, señor viejo... - - Emmmm mierda - Pensé - ¿Podría usted indicarme, si quiere sin obligación, donde esta el panel de anuncios de aquí? - No se por que pero me temía que no había estado muy fino a la hora de dirigirme hacia un hombre que paseaba placidamente, el tipo se quedó atónito, mirándome como si mirase a algo repugnante que olía mal despertándome la necesidad de oler disimuladamente mi axila, ni me contestó, mantuvo el mismo gesto de revulsivo y señaló con el dedo a una calle detrás mía - Gracias - Le contesté tras situarme y comenzar dándome media vuelta, a la par que el tipo bajaba el brazo para disponerse a continuar con su paseo, yo en cambio tomé la calle, algo más transitada que desde la que venía hasta que a pesar de las dificultades de la gente encontré dicho tablón al final de ella y lindando con otra que la cortaba perpendicularmente, acercándome a el y observándolo para coger alguna tarea de mi interés.

De entre el papeleo una nueva hoja se añadió por parte de un tipo que en el mismo momento que yo veía las demás el clavaba otra, con un agudo silbido que emanaba de sus apretados labios hasta que una vez acabó su labor se marchó, su irrupción de entre las demás me llamó la atención haciendo que mis ojos blancos se deslizarán hacia la hoja que clavó, agarrándola y acercándola a mí para comprender mejor la descripción que en ella figuraba y que al parecer se presentaba interesante.
~31 líneas~
Borsalino Hyūga
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión C: Rescate en alta mar [Baltazar & Borsalino]

Mensaje por Baltazar el Mar Ene 06, 2015 9:10 pm

Estaba claro que ser un forastero por aquellas tierras no estaba bien visto. Los oriundos lo miraban como un ser extraño, un ente que vagaba por sus calles con intenciones oscuros. Mas aquello estaba lejos de la verdad, pues lo único que Baltazar quería era interactuar con ellos y conocer parte de su cultura. Cosa que no estaba siendo fácil debido a la negatividad de los habitantes. Sin embargo aquello no evitaba que el joven Baltazar siguiera interesado en ellos, no debía cesar en su empeño de ampliar sus conocimientos, por muy rudas que fueran las personas que se encontrara en su camino.

Pero es que también el ambiente en aquel país no hacia las cosas tan fáciles. Los continuos enfrentamientos entre los feudos y las crecientes tensiones de invasión hacían poner en alerta incluso a los más pequeños. El temor por una guerra que pudiera desatarse de un momento a otro los volvía desconfiados para con aquellos que no eran sus allegados, y eso era fácilmente comprensible. Por eso Baltazar, siendo nuevo en aquellas tierras, no debía forzar los acontecimientos, y por el contrario debía darles tiempo para que confiaran en él. Siendo una manera de ganar su confianza, por ejemplo, haciendo esos pequeños trabajos que estaban a disposición de todos y que, sin embargo, no podían realizar cualquier persona…

Era perfecta la idea. Podría ganarse un lugar entre aquellas personas si hacía para ellos trabajos que le resultaran difíciles y cuyos resultados le hicieran respirar mejor, más aliviados. Y así, en el proceso, también ganaría suficiente dinero para instalarse en el lugar. Mas… ¿Cómo debía proceder? No podía ir y pedirla directamente al señor feudal, este podría exigirle que para poder realizar aquellos trabajos, comúnmente llamados misiones, debía pertenecer al feudo en cuestión de forma directa. Baltazar aun no quería eso. ¿Arraigarse a un único feudo? No. No es que sintiera predilección por algún en concreto, era solo que no quería establecerse en uno de forma definitiva porque eso limitaría mucho su movimiento, y él quería explorar y conocer todo cuanto le fuera posible.

Como había hecho tiempo atrás, busco uno de esos centros donde repartían misiones a los más osados. Era cierto que la misión anterior no entrañaba ningún peligro latente, cuidar de un bebe un tanto extraño, pero algo le pedía al joven castaño un poco más de emoción. ¿Y por qué negarse? Así pues, y como pudo, inicio la búsqueda de ese centro que le ayudaría a integrarse más con la comunidad. Sin embargo, orientarse bajo aquellas condiciones, era muy difícil. ¿Cómo se podían mover tan libremente aquellos pueblerinos? ¿Cómo si la niebla que obstaculizaba la visión no existiese? ¿Sería cuestión de acostumbrarse? Eso no lo sabía de momento, pero lo cierto era que andaba como alma en pena, recorriendo calles y callejones sin saber a dónde lo llevaban o donde acabaría…

Sin saber cómo, el castaño logró llegar al establecimiento que deseaba, un pequeño cubículo con peticiones del pueblo para personas osadas. No sabía cuánto tiempo le había costado llegar hasta allí, pero ya estaba en el lugar que quería, que era lo importante.- Lo siento chico, está cerrado.- Aquello fue como una bofetada que dejó a Baltazar de piedra. Intentó balbucear algo pero el encargado no le hizo caso.- Necesito alguna misión.- Dijo, casi implorando.- Agotamos las de hoy… Bueno quedan unas cuantas… Pero fueron puestas en dominio público, sigue a ese chico que va calle arriba. Podrás tomar una misión cuando el coloque las que quedan en un póster correspondiente.- Y tras aquello cerró la puerta bruscamente.

Baltazar no tenía más opciones así que empezó a seguir al objetivo que le asignaron. Por suerte no le habían dado una dirección, de tener que orientarse por cuenta propia, habría llegado cuando todas las misiones se hubieran agotado. Sin embargo, seguir a una persona que sabe a dónde va volvía todo más sencillo, ya que lo único difícil era no perderlo de vista debido a la neblina. Sin embargo no sucedió tal cosa y Baltazar pudo contemplar como colgaba las misiones que quedaban en un póster que había sido creado para ello.- Por fin…- Se dijo, y se dispuso a tomar una cuando este se hubo ido. Alargó su mano para tomar el primer cartel que lucía diferente a los demás, más cuando estaba a escasos centímetros de tomarlo, otra mano se le adelantó y lo tomó antes que él. Dudó un momento, más luego se giró a la persona que acaba de tomar el cartel.- ¿Perdón?
Baltazar
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.