¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Ryo Gameshi-Misiones
Hoy a las 1:49 am por Gakumon

» Misiones de una Mercenaria
Hoy a las 1:47 am por Gakumon

» A step towards the future
Ayer a las 11:57 pm por Ichimaru

» Misión de rango D: Hay un traidor entre nosotros (2/2)
Ayer a las 9:52 pm por Kohemaru

» Tablon de Misiones de Saab Nara.
Ayer a las 8:34 pm por Gakumon

» Evils Spirits ► Polka Uchiha
Ayer a las 7:18 am por Polka Uchiha

» Entrenamientos de Kaile Kaguya
Ayer a las 5:47 am por Kaile Kaguya

» Dos personas pueden tener un secreto, pero uno de ellos debe estar muerto — Dohko
Ayer a las 4:38 am por June

» ¿Friends? (Priv)
Ayer a las 2:03 am por Dohko

» Melodrama — Ubbe, Akkarin
Ayer a las 1:49 am por June

» Vikingos de caza. [Dados de Dohko]
Ayer a las 1:46 am por Dohko

» Pasando lista
Ayer a las 1:29 am por June

» Tablon de misiones de Sabat Uchiha
Ayer a las 1:02 am por Ichimaru

» Entrenamiento Belladona
Ayer a las 12:51 am por Ichimaru

» Fukurō Workouts
Ayer a las 12:48 am por Ichimaru

» Entrenamietnos de Selene
Ayer a las 12:47 am por Ichimaru

» Entrenamiento de Saab
Ayer a las 12:45 am por Ichimaru

» Hell's our footprint. — Mission.C —
Ayer a las 12:27 am por Yottan

» Tablón de Misiones [Kazoku]
Lun Jul 16, 2018 10:56 pm por Ryō Gameshi

» Just for a reason {Kazoku}
Lun Jul 16, 2018 10:45 pm por Ryō Gameshi

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Con los mocosos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Con los mocosos

Mensaje por Demian el Dom Jul 16, 2017 12:59 pm

Mision:
MISIÓN DE RANGO D: HIDE AND SEEK

Lugar de la misión: País del Sonido || Ruinas de Yugen.
Tipo de misión: Misión específica de Sozoshi Tanbo.
Descripción de la misión: Muchas misiones serias para un Gennin recién estrenado. Por ello, los superiores han decidido enviarte a una algo más sencilla. Tonta, dirían muchos. Al parecer, la descendencia de cierto adinerado poseen un renombrado don para jugar al escondite. Un escondite especial, pero. La hija mayor y sus dos hermanos gemelos menores han vencido a cada una de las casas acomodadas del feudo, hasta aburrirse de jugar con niños. Luego vinieron los guardias y lo mismo ocurrió. Invictos, han conseguido dar un paso más allá, dando a sus padres la orden de traer a un ninja, para medir su habilidad.

Las reglas del juego cambian con estos niños. Ellos se esconden y el ninja busca. Cuando encuentran a la niña, deben atraparla y llevarla encima todo el tiempo mientras ella intenta escapar por todos los medios —al parecer, sabe escaparse de casi todo nudo con cuerda que se le ate, es muy rápida y capaz de realizar algunas llaves de defensa personal para librarse de agarres—, y si atrapa a uno de los gemelos, debe decirle cuál es, Yin o Rin, debiendo soltarle a él y a su hermana si la ha atrapado y contar hasta cien quieto en el lugar si se equivoca —Los gemelos son idénticos, pero además se echan el mismo tipo de perfume antes de jugar, se ponen la misma ropa y se esconden lejos el uno del otro, pero siempre en los mismos entornos, árboles, arbustos... incluso saben imitar la voz del otro, Yin es algo más agudo, incluso si aciertas es posible que mienta diciendo que es el otro, algo difícil de detectar—. En realidad, solo debes jugar con ellos hasta que se cansen, ganar o perder es lo menos importante, claro que no a muchos les gusta perder frente a unos mocosos. Los niños te dan permiso para jugar con técnicas ninja y todo lo que se te antoje, pero un solo rasguño bastará para que los padres se nieguen a pagar por el servicio.
Recompensa de la misión: 500 Ryus.
Extensión mínima de la misión: 50 líneas.

En el ocaso cielo del País del Sonido, me encuentro en las afueras de las Ruinas Yugen donde los sueños y la esperanzas de las personas fueron totalmente destruidas hace algún tiempo atrás quedando el escombro de lo que fue una gran civilización tan rica en recursos y llena de vida por el entorno que le rodeaba. En ello me comienzo a cuestionar ¿Quién demonios se le ocurrió dejar a una serpiente con sus hijos? Era algo absurdo pues no me agradaban los mismos, por lo que intentaba buscarle, sabiendo el lugar de donde se encontraba, pues había usado a mis serpientes para ello. Curiosamente cada vez que conseguía a la chiquilla, la subía y le pedía algunas de mis serpientes que la sostuvieran sin matarla, eso era sencilla ella no se podía mover. Lo complicado era cuando me llegaba a la hora de jugar con los gemelos, pues no le podía distinguir bien. Así que cuando conseguía, a uno, tenía que liberar a la capturada. En verdad este juego era imposible de ganar. El ambiente se vuelve más tenso a medida que aumentaba mi chakra, las hojas de los arboles crecidos de los escombros de las ruinas agitaban minuciosamente al volumen que elevaba mi energía, moldeando mi chakra alrededor de mi cuerpo pálido me dispuse a ponerme a ordenar a mis serpientes que les localizara y al enterarme hacer unas corridas en vano por los arboles con el chakra acumulado en las planta de los pies, árbol por árbol, ruina por ruina escombro por escombro, saltando como un zorro inquieto y juguetón buscando a esos mocosos, dado que por un tiempo lo había perdido de vista, al parecer habían ideado técnicas para evadir mis amigas e incluso un cierto aroma me daba algo de nausea ¿Acaso será ello?.Con la frustración en mi cabeza intente nuevamente canalizar mi chakra formando los sellos un poco más rápido de lo anterior y con un mejor molde de mi chakra. - Elemento tierra: Pilares de Roca!. Esta vez pude formar seis pilares bien filosos en línea recta, bastante letal para cualquiera que estuviera enfrente.- uff eso fue genial, tengo que seguir practicando. Así estuve un tiempo realizando los sellos correspondientes y activando la técnica de tierra mientras el viento aullaba fuertemente con la lluvia haciéndose cada vez más densa y pesada, hasta que en un momento dado logre que los tres salieran de su escondite, curioso por ese aroma me les acerco, ellos ni lo notan, por la rapidez que lo hago. La niña parecía ya cansada, pero los gemelos deseaban seguir jugando. Ante la lluvia, era muy peligroso seguir con ese juego en particular.

flash back


Era extraño ese día, pues no sabía por dónde comenzar a realizar mi entrenamiento, pero algo me decía que mis creaturas reptiles me ayudarían a decidir, fue por eso que camine junto a ellas, al menos la que me acompañaba, una blanca y la misma me ordeno realizar alguna tareas menores, no puedo creer que por fin he terminado dichas tareas, se decía esto mientras y me encontraba recostada boca arriba, observando el despejado cielo del mediodía sobre el gélido suelo de madera de aquel viejo pórtico, el cual había presenciado el arduo entrenamiento por el que el joven tuvo que pasar. Con las gotas de sudor rodando por las sienes recorriendo su trayecto hasta su cabello, el cual se veía humedecido por dicho proceso, intentaba descansar tratando de no darle mucha importancia a un par de cortes en cada palma de su mano que apenas empezaban a cicatrizar. Pero en esos momentos ya no importaba todo eso. La sensación que abrazaba a al joven era inigualable e irreemplazable, y sería una lástima desperdiciarla pensando en cualquier otra cosa que no fuese descansar, siendo engullido por las grandes fauces de la pereza al tiempo que morfeo (su serpiente blanca que a veces le acompañaba) acariciaba sus ojos, sin duda era algo inexplicable. Había terminado su jornada de trabajo, y al parecer era algo más temprano de lo usual, dejándola al joven un cierto "margen de tiempo" para realizar sus actividades diarias, claro que esta vez tenía planeado otras actividades, tenía muy en claro que sus habilidades como combatiente tanto en el arte de la velocidad, no eran del todo buenas, cosa que le preocupaba si se llegase a los extremos de tener una batalla con algún forastero, entonces se encontraría en desventaja, pero tuvo que decidir primeramente lo que debía de ponderar para así darle comienzo al entrenamiento. Lamentablemente comenzó a anochecer y el joven había sido vencido por la vagancia y el ocio, por lo que decidió dejar el entrenamiento para el siguiente día. El día siguiente era uno realmente excelente, todo era clama y quietud, el sol apenas empezaba a salir y las aves ya rondaban entre pocas las copas de los árboles que habían en la región. Pero aquella calma se vería interrumpida por sonidos estruendosos emitirse desde el patio del restaurante en el que el joven laboraba, sonaban muy semejantes a impactos violentos. Y de hecho los eran, puesto que el joven Orochi se encontraba aplicando patadas sobre la superficie de un tronco cuyo extremo superior estaba sujeto por una cuerda que lo perforaba, y atado a una de las ramas de un árbol colgaba y se columpiaba con cada ataque hecho por el joven, fue así como había decidido empezar su entrenamiento de agilidad.

Su torso giraba algunos grados con cada patada realizada dándole algo de impulso a cada una de ellas, de igual manera su tobillo repetía el mismo proceso aumentando la fuerza y velocidad de los ataques. En su entrenamiento optó por realizar una serie de golpes que serían prácticamente certeros y con un gran grado de dificultad para evitarlos o bloquearlos. Su primer movimiento para la serie de ataques a realizar fue la precipitación de la diestra previamente empuñada, dirigiéndola hacia la superficie del tronco, para que al instante del impacto su cuerpo tomará un movimiento veloz girándose hacia la izquierda sobre su eje, y extendiendo la mano izquierda para que ésta terminará por hacer contacto con la parte dorsal y aprovechando la fuerza ganada por el giro decidió elevar su rodilla violentamente, pretendiendo impactar contra el costado de aquel tronco tomado como maniquí, de esta manera finalizaría con el impacto ejecutado por el codo del brazo derecho por encima de la parte golpeada por la rodilla. Sin tomar un respiro tomó un leve impulso hacia atrás alejándose unos cuantos metros del tronco colgante, y tras un veloz impulso ejecutado a la inversa del movimiento anterior se dirigió nuevamente a su posición prioritaria, ésta vez con algo de fuerza adicional, quien sin titubear un segundo golpeó con dicha fortaleza la corteza de aquel tronco viejo que fácilmente se resquebrajó y algunos trozos de éste se desprendieron, mientras la zurda tomaba lugar en el acto tomando impulso desde la cintura de la chica para terminar en el mismo destino que su antecesor movimiento, y como por parte de un acto reflejo las rodillas del joven se flexionaron mientras su cuerpo rotaba en contra de las manecillas del reloj, dándole un vasto repertorio de ataques que podría usar mientras se encontraba en aquella posición, algo que aprovechó indudablemente tras alongar su pierna izquierda haciendo que rezumbara debido a la velocidad implementada, y terminando por colisionar contra el extremo inferior del tronco que se agitaba violentamente con cada golpe, moviendo las ramas del árbol que lo apenas podía sostenerlo. El tiempo del entrenamiento ya se había alargado más de lo previsto y el cuerpo del joven Shinobi comenzaba a expresar signos de agotamiento, pero aun así se mantenía constante, es decir, cada golpe que ejecutaba era igual de fuerte que el anterior por lo que apenas y se desgastaba. Una patada al extremo superior del tronco, un golpe en el costado con la diestra y un rodillazo contra la superficie de la corteza, esos eran los ataques que notoriamente eran monótonos y repetitivos, a causa de eso el joven comenzó a enfadarse y su entusiasmo no era el mismo con el que había comenzado su entrenamiento.

Es por eso que en uno de sus intentos por recuperar algo de esa euforia pasada, decide golpear el tronco más fuerte de lo habitual, echando su puño hacia atrás y con un movimiento de piernas para tomar impulso al frente, es como dirigió la homóloga contra la gruesa corteza del tronco creando un impacto sin igual al resto, pero el tronco al estar colgando no se rompió debido a que su balanceo hacia atrás amortiguó el impacto para que después volviera a su posición inicial por dicho balanceo, amenazando con golpear a la joven quien al ver dicho suceso colocó ambos brazos entre la trayectoria del tronco y su cuerpo, terminando por bloquearlo, esto despertó una idea que podría beneficiar su entrenamiento.

fin del flashback

Así que les propuse jugar a otro, algo más divertido. Asumiendo mí derrota. Ellos se negaron y desearon seguir jugando. Ante su negativa me toco aceptar, al menos ya había parado de llover, pero el sitio era algo peligroso en sí. Los niños intentaron esconderse subiendo a los árboles, pero no se dieron cuenta que ya estaban casi agotados. Por lo que antes de poder subir a la última rama comienzan a caer, por suerte me encontraba cerca y los atrapo, logrando salvarle las vidas. Veo dormir a esos endemoniados chiquillos, algo repugante pero al menos esa tarea era el más duro entrenamiento que había tenido, no podía negar que la chiquilla en su momento me dio algo de pelea. Me agache, para descansar un poco, le orden algunas serpientes traer algo de comer, pues estaba hambriento y cansado. Y estando cercano a un rio, me comienzo a unos masajes breves al cuello y un bostezo largo y prolongado me dispongo a poner de pie para seguir observando aquellas ruinas llena de tragedia como de historia, encontrándome así un pergamino entre todo ese escombro, un poco viejo lleno de polvo en cual recalcaba que el uso de espejos estaba prohibido, pues traía a las almas sucesos desventurados, enfermedades y otras calamidades, nadie podía ver su rostro con claridad, ni la forma en que se veían, el único reflejo que se podía mirar era el del agua cristalina de un rio adentrado en el bosque, y decían era el mismo reflejo que mostraba el alma. Más allá del hecho de haber encontrado otros pergaminos con relatos fantasiosos o tan ciertos como el aire que respiramos, ese fue el que más me llamo la atención. Al regresar las serpientes, me dispongo a comer, y les preparo algo de pescado, por desgracia debería prepáralo, el aroma despertó a los insoportables chiquillos. Estos comieron y ellos ni podían con su cuerpo, por lo que los tuve que cargar a todos, haciendo gran resistencia y llevarlos a su casa, al menos habían tenido un día interesante, esperando que después de esto a nadie se le ocurriera mandarme en un tipo de misión como está, pues considera demasiada aburrida, pero no lo podía negar había perdido ante esos mocosos y ello lo odiaba. Por lo que entre la soñolienta decían- vencimos al amo de las serpientes, pero creo…- Nunca terminaron la frase.
Demian
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.