¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Pies over Life
Hoy a las 12:23 pm por Yuko Kaguya

» Medi-cosas de un Orochi
Hoy a las 12:18 pm por Gakumon

» Naaru
Hoy a las 12:03 pm por Gakumon

» HellHounds do not have mercy either you do //Jiran
Hoy a las 8:08 am por Azteroz

» Looking for relevant information.
Hoy a las 6:10 am por Hotaró Senjih

» Misión de rango C: Survivors of their own destiny(IchimaruXBelladona)
Hoy a las 3:38 am por Belladona

» Las letras y los mercenarios no son compatibles
Hoy a las 2:05 am por Aaron Sureddo

» Tablón de Misiones de Aaron
Hoy a las 12:49 am por Aaron Sureddo

» [Misión R.D] No todo son armas
Hoy a las 12:41 am por Aaron Sureddo

» M.A.S.K [C]
Hoy a las 12:08 am por Uchiha Michi

» Los dados de Dastan
Ayer a las 6:51 pm por Loremaster

» Ichimaru the Miner
Ayer a las 6:48 pm por Loremaster

» Paz luego de la tormenta
Ayer a las 3:12 pm por Dastan O'Donnell

» Frenzied test [Entrenamiento - O'Rhen Inuzuka]
Ayer a las 11:40 am por Inuzuka O'Rhen

» The prey II [C]
Ayer a las 9:51 am por Uchiha Shiraga

» —Not Alone! △ w/ Hotaró
Ayer a las 1:44 am por Jiran

» Kōsen supaidā
Jue Mayo 24, 2018 10:00 pm por Gakumon

» —Zenithar Blood △ Jiran Forge
Jue Mayo 24, 2018 9:44 pm por Gakumon

» Perfil de Aaron Sureddo
Jue Mayo 24, 2018 8:40 pm por Aaron Sureddo

» Gādian no tsume (Las Garras del Guardián)
Jue Mayo 24, 2018 8:13 pm por Gakumon

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


❀ Flores de Sangre ❀ {Entrenamiento}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

❀ Flores de Sangre ❀ {Entrenamiento}

Mensaje por Miyo el Dom Jul 23, 2017 1:43 am

Desde el momento en el que vio la sangre de su crimen parricida deslizarse implacablemente desde las venas de sus progenitores en respuesta a sus violentos ataques, había sabido bien que en adelante su vida no sería fácil. Nunca habría total seguridad, siempre estaría en peligro, en riesgo de muerte solamente para sobrevivir. Nunca más podría ser un simple civil por mucho tiempo. Estaba condenado a vagar como un delincuente, ofreciendo sus servicios implacables a cualquier poderoso inescrupuloso que no tuviese la hombría como para hacer el trabajo sucio por él mismo; aunque también podía servir a mujeres crueles y tiránicas, por supuesto. A cualquiera que tuviese dinero y ganas de sangre ajena. Curiosamente ahora estaba en el Bosque de Flores de Cerezo del País de las Nubes. La sakura, desde tiempos inmemorables, ha sido considerada como la flor de la sangre. Representa lo efímero de la vida, la fragilidad de esta, y también el sacrificio que un seguidor del camino del guerrero ha de hacer por su honor. De hecho, esta planta inspira la firma personal que este renegado talla en sus artesanías La vida es corta y débil, pero aún así, puede brillar y florecer como el cerezo con las acciones correctas, ¿no es así? Entonces, ¿Miyo estaría haciendo lo correcto? ¿Estaba bien lo que hacía? ¿Estaba bien haber huido después de masacrar a su familia? ¿Y después de acabar con tantos civiles inocentes por puro impulso? ¿Y ganarse el pan a costa de arrebatar el soplo de vida a los demás? Tocaba con sus largos dedos las marionetas que, envueltas en telas rojas y blancas, reposaban en su espalda. ¿Estaba bien haber creado esas bestias mecánicas, esas máquinas de matar que mutilan y empalan indiscriminadamente, sin preguntar ni vacilar antes las órdenes de su inclemente señor? Ni siquiera era mejor que esos oligarcas corruptos que le comandaban. Él también tenía sus lacayos que se bañaban por él en sangre humana.

Después del duro invierno, en la primera, la sakura está en todo su esplendor. Resistió la adversidad, y ahora, deslumbra con su belleza temporal, pasajera, pura, magnífica. Muchos suelen observar esto de forma ceremonial, recordando que la vida es así, hermosa pero breve, y que hay que disfrutarla hasta la última gota. Por unos segundos, sosteniendo unos pétalos en su siniestra, el titiritero recordó a su difunta y amada Shiori, su prometida que pereció por la enfermedad. Oh, ella era linda, muy bella también, y de repente simplemente se había ido, dejándolo totalmente solo en el mundo a excepción de unos padres que nunca amó, y que nunca le comprendieron ni le dieron la libertad o el espacio que tanto deseaba. Pero en verdad, ¿qué deseaba? Todo se le había dado de improvisación, mientras estaba perdido en el rumbo del tiempo. El arte le agradaba, pero lo ejercía más por obligación que otra cosa. Ella también era una obligación, pero... de todos modos, la amaba también. — Te extraño, Shiori... — Ahora el arte era su elección, y la criminalidad prácticamente su obligación. Y su amor... un recuerdo antiguo que todavía conservaba dolorosa pero vagamente. — A veces me pregunto, Shiori, si cuando muera, nos veremos otra vez. — Trituró los pétalos sobre su palma, casi con odio. ¿Qué odiaba? ¿El destino? ¿Su vida? ¿Lo efímero de la existencia? No lo sabía, pero sí estaba seguro de por qué estaba aquí. No solamente era para contemplar este espéctaculo natural. Quería entrenar sus capacidades combativas.

Claro, su estilo de vida le lleva al conflicto rutinario, pudiendo meterse en problemas sumamente graves. Muchas veces debía enfrentarse a otros shinobis con sus propias amenazantes capacidades. Personas que quizás habían entrenado por años para las misiones que él debía frustrar. — Conozco bastante de kenjutsu, pero soy muy torpe en el cuerpo a cuerpo por mí mismo. — Conversaba consigo mismo, primero asegurándose, mirando a todos lados rápidamente, de que no hubiese alguien más en la proximidad. — Mi ninjutsu es bueno y mis marionetas son implacables. Mi fuerte está en la agresividad y la velocidad. Debo mantenerme así... atacando sin piedad, velozmente, esquivando y contraatacando a las ofensas. El material de mi asalto está ya preparado. Debo pulir... la ejecución. Shiori, si vieses en lo que me he convertido... me pregunto qué pensarías. —

El terreno a su alrededor es sumamente hermoso. Lo analiza con detenimiento y busca una zona que esté más despejada de árboles. Aquí puede comenzar con su entrenamiento. Miyo toma un amplio respiro y siente algo pesado detrás suyo, cargándose contra él, imaginando que es un abrazo de Shiori. Lamentablemente, son solamente sus marionetas, esas frías construcciones de madera que no hablan, solamente destruyen. Eventualmente despierta a la realidad, o a parte de ella. Se da cuenta que son sus creaciones, mas ahora se las imagina junto a él, como si tuviese vida propia, en carne y hueso, como grandes amigos. De hecho, con su maestría para la pintura, podría haberlas hecho incluso humanoides, pero escogió que estas mantuviesen el color de la madera. ¿Por qué las imaginaba con piel entonces? ¿No prefería la madera? ¿Era algo que no resultaba relevante para sus alucinaciones y solamente se ahorró el trabajo de más detalles en la elaboración? ¿O quería separar a sus marionetas de matanza con sus silenciosos amigos imaginarios? — ¡Es tan curioso que yo os haya matado y vuelto mis compañeros favoritos! Siempre van conmigo. Ryoshi, Nomin, sois unos fantásticos camaradas. De hecho, me ayudareis a entrenar. Llevándolos en mi espalda, serán un obstáculo más para superarme físicamente. — Agarró vuelo y se disparó hacia el frente.

La primera postura que probaría sería para largas distancias. Con las caderas más bajas de lo habitual, un tanto inclinado, lo que es facilitado por el fardo de títeres, realizando zancadas cortas y frecuentes. De este modo, el centro de gravedad queda por debajo de sí mismo. La carrera se vuelve más económica en energía, más eficiente, algo perfecto para viajes extensos. Cada tronco bien podría ser una marca para medir cuánto se había desplazado. Sonreía para sí, pues se daba cuenta del interesante mecanismo del cuerpo humano y el atletismo, desde el impulsarse apropiadamente hasta la elevación de rodillas y el mantener los brazos en un ángulo de noventa grados con el codo como vértice. Respirar por la boca también es algo importante, es una vía respiratoria más amplia que la nariz. Contar las zancadas para inhalar y exhalar hasta el punto de mecanizarse, lograr que el proceso sea automático, el buen respirar. Así, pasando los minutos uno a uno, la cantidad de metros recorridos aumentaba. Extensa parte del recorrido había sido en línea recta, invariable, pero cuando ya se infiltraba en las zonas más frondosas del paisaje, debiese entonces zigzaguear, sortear obstáculos. Pero bien, ¿qué clase de shinobi solamente quiere evitar cosas? Para algo practican tanto el control de chakra, ¿verdad? De un salto se aferró al tallo de fibras de celulosa de un árbol de sakura, para así escalarlo sin ayuda de otras extremidades, como si fuese el mismo suelo. Más que escalar, era básicamente moverse sin problemas, correr y ya.

Técnica Utilizada:
Kinobori No Waza: (Subir a los Árboles)
Es el arte de subir a los árboles solo con los pies, sin usar ni manos ni ninguna ayuda. Para hacerlo basta con concentrar el chakra justo en los pies. Si se ocupa demasiado, se romperá el arbol y se se ocupa muy poco, el shinobi no se sujetará. Por ello se debe mantenerla constante durante todo el tiempo que se quiera estar en el árbol. Aunque su entrenamiento se realiza con árboles, puede ser aplicada a cualquier superficie solida.
* Esta técnica no consume chakra considerable.

Al tocar la copa, saltó hacia la siguiente, y así en adelante, hasta establecer una lista de siete amplios saltos seguidos. Contó los pecados capitales mientras tanto. La ira que ejercía contra quienes insultan su arte, la gula cuando puede comprar buena comida, la avaricia por el dinero de los patrones desalmados, la pereza por este esfuerzo físico que preferiría no hacer, la envidia hacia quienes son más fuertes que él en combate, la lujuria que sentía hacia su prometida, y la soberbia de la raza humana. Sintió la tensión en sus músculos, por lo cual se decidió por bajar hasta la superficie. Aquí se tiró contra el macizo material arbóreo y suspiró. ¿Cuánto tiempo había estado ejercitando ya? Bastante, sin duda. Su pecho se hinchaba con aire fresco para suplir la demanda de su organismo. — Nada mal, nada. — De algún modo, sus artesanías mecánicas envueltas en textilería funcionaban como una almohada dura, un tanto incómoda, pero nada que un mercenario no pueda soportar.

Mejor sería continuar con el ejercicio. Un poco más de oxígeno y listo.

Se paró aparatosamente. Primero contrajo sus rodillas y se abalanzó hacia delante, para así usar sus brazos como impulso para sus piernas. Finalmente se irguió y se puso en posición. La cadera más arriba que antes, perfecto para elevar más las rodillas y realizar zancadas más largas, recorriendo mayores distancias en menor tiempo. El centro de gravedad ahora caerá por delante de sí, toda su fuerza concentrada en ir hacia adelante, moverse más que antes. Salió disparado. Los árboles resultaban molestos para seguir apropiadamente el proceso, pero debía acostumbrarse. Pocas veces se encontrará en un terreno plano y favorable. Unas cuantas vueltas a la manzana y sería suficiente por el momento.

Primera vuelta, los pétalos de sakura son un espéctaculo fantástico. Se siente en el Cielo. Recién comienza.
Segunda vuelta, casi tropieza con unas raíces. Eso estuvo cerca.
Tercera vuelta, estos macizos troncos ya se están volviendo un fastidio.
Cuarta vuelta, con algo de atención ya no parece así de complicado.
Quinta vuelta, se pregunta si Shiori le observa. ¿Y qué pensarán sus marionetas?
Sexta, séptima, octava, novena, décima, onceava, doceava... veinteava.

Jadeando un poco, se ancla con sus botas, parando en seco en un derrape. La cadencia de sellos de rata, liebre y perro es ejercida. Un código aprendido de memoria poco después de darse cuenta de su afinidad por el Elemento Viento hace cierto tiempo. — ¡Elemento Viento! — Traga una copiosa bocanada de aire cual si fuese un festín, inflando levemente su pecho. — ¡Esfera del vacío...! — Apenas se entiende lo que dice mientras escupe el resultado. Un quinteto de balas gaseosas y cortantes impactan en la madera, dejando marcas considerablemente visibles. — Excelente arte ninja, ¿no es así? Un buen ataque rápido. Lo intentaré de nuevo... — Esta vez escaló hasta la cima y comenzó a saltar de rama en rama por varios minutos. En caso de huida o el deber viajar de manera sigilosa, tendría que ser hábil en esto. Eventualmente comenzó a bajar en carrera por uno de los troncos, fijando su mirada afilada en un punto de la tierra. Entonces, próximo al piso, saltó. La rata que se escabulle, que saquea y luego huye para planear su siguiente jugada. La liebre que cruza la pradera en un santiamén, veloz como ninguna. El perro que corre detrás de su presa y la rastrea con su increíble olfato. Los sellos de mano se manifiestan. Inhala... — ¡ELEMENTO VIENTO: ESFERA DEL VACÍO...! — Y exhala. Cinco perdigones se clavan en el objetivo. Podría plantar retoños de cerezo allí.

Técnica Utilizada:
Elemento Viento: Esfera del vacío (風遁・真空玉, Fūton: Shinkūgyoku):
[Progresiva de volumen | Ninjutsu]
Es un jutsu que utiliza la naturaleza de tipo viento en donde el usuario, al realizar los sellos correspondientes, y luego haber inhalado por su boca una gran cantidad de aire puede lanzarlo en forma de balas de viento comprimido juntados con su chakra. Las ventajas de esta técnica es que la velocidad de los ataques y la cantidad de disparos es lo suficiente como para dañar gravemente a su enemigo, además de que su poder de ataque es tan grande que es capaz de perforar la carne con su simple contacto.
Genin: 5 disparos. Su poder será como el de un perdigón al impactar con la carne.

Grácilmente, sus pies le dieron la bienvenida para aterrizar. — Mi chakra no es infinito y siempre debo guardar un poco en caso de peligro, así que simplemente practicaré mis sellos mientras corro. — Hablaba solo, quizás para romper el incómodo silencio. Dicho y hecho, mientras trotaba, sin cargar chakra, iba repasando la lista de los doce sellos manuales principales. Pájaro, jabalí, perro, dragón, liebre, caballo, mono, buey, carnero, rata, serpiente y tigre. Todo un zoológico. La misión actual es poder coordinarse lo suficiente como para efectuar técnicas ninja en movimiento y sin demora. Una lástima, quizás, que muy pocas de sus técnicas, casi ninguna, utiliza sellos manuales. Más que nada estaba reiterando lo relacionado a la Esfera del Vacío sin cesar.

Obviamente, toda esta rutina ya se ha estado volviendo agotadora. Es necesaria una pausa. Sentándose tal como lo había hecho en un pasado cercano, desató una bolsa de cuero que llevaba atada a su cinturón, reposando en su lado izquierdo, para así poder abrirla y revelar su contenido. Una botella de cerámica blanca con un corcho tapando la boca, evitando que se escurra la leche caprina de su interior. También hay un buen trozo de queso de cabra y pan de centeno. Por unos instantes se siente como la rata gulosa que busca el queso. — Pero no quiero perder mi tiempo... tengo una idea. — A la par que se llevaba el lácteo con su acompañante a los labios para la posterior y pasionaria masticación, disparó hilos de chakra con sus dedos libres que se extendieron varios metros desde las yemas. Esto sería para practicar y comprobar cuánto tiempo podía estar concentrando su energía vital de ese modo.

Técnica Utilizada:
Chakura no Ito (チャクラの糸, Hilos de Chakra) [Nv.1]: Es la habilidad única de los miembros de éste clan. Gracias a ella pueden emitir una fina corriente de chakra, en forma de hilo, con la cual manejar las marionetas a su antojo. Los recién iniciados en el control de ésta técnica necesitan de una mano completa para manejar una marioneta mediana o de al menos tres dedos para manejar una marioneta pequeña. Los hilos pueden extenderse hasta los diez metros en cualquier dirección y pueden o no ser visibles a simple vista, dependiendo esto último de si el usuario así lo desea o no. Estos hilos pueden ser cortados como cuerdas normales, pero sólo por técnicas de Kenjutsu del mismo rango o superior. Sólo cuenta como un jutsu cuando se activa la primera vez, pudiendo activar ésta técnica y otras dos en ese mismo turno -aunque no resta un jutsu a utilizar de los que tenga el usuario- y luego puede ser mantenido por tantos turnos como resistencia tenga el usuario -10 de resistencia = 10 turnos mantenido, por ejemplo-.
Los minutos pasan y devora sin prisa, ya que este entrenamiento es lento. Cuando ya cree que estuvo por suficiente tiempo de esa forma, se desconecta de las fibras y cambia de mano. Destapando con dificultad el recipiente del líquido, saborea las gotas tibias que bañan su garganta seca. — Me hacía falta, hay que recargar la lámpara del artista... y... — Rebuscó nerviosamente entre los despojos y no encontró más que migajas que tristemente tragó. La desilusión de saber que la instancia grata se acababa le partió el corazón. La paga no estaba siendo muy buena. — Maldita sea, ¿acaso debo robar comida también? Está bien. Quiero tanto queso como pueda caber en el estómago humano... multiplicado por cien. Bueno, pobres campesinas que con tanto esfuerzo hicieron su delicioso queso... — Una carcajada estruendosa, parece un tanto falsa; sin embargo, eso no le hace titubear.

Sonriendo, se escabulle en el bosque y pronto se empeña en la carrera. Algo normal, si es que no hubiese estado probando un truco sumamente interesante de los marionetistas. Las telas detrás de él son desatadas desde el interior, como si algo vivo estuviese allí. Lo que estaba preso y se esforzaba en liberarse brinca vertiginosamente, cual animal enjaulado al que le han roto el cerrojo que lo mantenía encarcelado. Es Miyo junto a su marioneta Nomin, un campesino artificial. ¿Dónde está Ryoshi? ¿No son dos marionetas? ¿Y Miyo no estaba allí, cargando las dos? ¿Qué pasó con quien estaba afuera? Una pantalla de humo blanco se disipa en breve, dejando al descubierto la treta que sería útil. Los hilos de chakra se conectan a ambos títeres, incluyendo al pescador, el cual había estado fingiendo ser su dueño mediante una técnica de transformación. — Intercambio exitoso... — Comenta orgullosamente, dándose la vuelta. Unos comandos simples y, posteriormente, sus eternos amigos trotan junto a él, uno a cada lado. — Practiquemos la ofensiva en movimiento, ¿está bien? — Los homicidas saltan contra un árbol, blandiendo sus navajas. El día es joven, y queda mucho por practicar.

Técnica Utilizada:
Kōkan (交換, Intercambio): Ésta técnica permite al usuario intercambiar las posiciones con su marioneta antes de comenzar el combate. Mientras la marioneta está luchando como si fuera el usuario, el mismo se encuentra escondido -sea a espaldas de su marioneta como la segunda creación o sea en algún otro lugar del campo.-, manipulando sendas marionetas -la que finge ser él y la que está luchando- para hacer creer al oponente su engaño. El jutsu puede utilizarse cuantas veces se desee, aunque la marioneta sea descubierta, gracias a que se combina con un Henge para darle a la misma la apariencia física del Kugutsu; pero cada vez que se desee usar el usuario deberá buscar una cobertura para realizar el cambio.
Miyo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.