¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Elemento avanzado Agua pura
Hoy a las 1:11 am por Samekage

» Noisy Danger ▌feat. Moeru
Hoy a las 12:12 am por Lyd.

» Emotions sprout between the edges [PASADO]
Ayer a las 10:30 pm por Samekage

» Gran alianza? [Yuko Kaguya] [Muy pasado]
Ayer a las 10:23 pm por Yuko Kaguya

» —Men Stuff △ w/ Ryōtsuka
Ayer a las 9:31 pm por Ryōtsuka

» Armas de Killian
Ayer a las 7:42 pm por Gakumon

» ⌈ᴅᴀᴇʜᴡɪ⌋ 【ʀᴇɢɪꜱᴛʀᴏ ᴅᴇ ᴍɪꜱɪᴏɴᴇꜱ】
Ayer a las 7:25 pm por Gakumon

» Entrenamientos de Arashi
Ayer a las 7:19 pm por Gakumon

» Saishū handan
Ayer a las 7:01 pm por Gakumon

» Misión de Rango C: Starry Nights [Arashi Tessen]
Ayer a las 6:48 pm por Hinosuke Aburame

» The night is dark and full of terrors [Misión rango S]
Ayer a las 5:12 pm por Sorey Bokushi

» Datenblatt Selene Bokushi
Ayer a las 8:52 am por Selene Bokushi

» Progress — Shitai
Ayer a las 7:02 am por Shitai

» El infiltrado
Lun Ene 22, 2018 10:15 pm por Izuna Uchiha

» Peticion Elemento avanzado deiton
Lun Ene 22, 2018 9:47 pm por Gakumon

» —War Returns △
Lun Ene 22, 2018 12:59 pm por Bokushi Jinan

» The Stories Of Shunsuke
Lun Ene 22, 2018 12:14 pm por Gakumon

» — Lyd's Itinerary ▌Missions
Lun Ene 22, 2018 11:45 am por Gakumon

» Encargos del Mercenario
Lun Ene 22, 2018 11:42 am por Gakumon

» algunas dudas
Lun Ene 22, 2018 11:01 am por Gakumon

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Ichimaru el Mar Jul 25, 2017 1:51 am



Valle Shinobu





•••••••••Rol•••••••••


Ninjutsu:

12

Taijutsu:

15 (+2)

Genjutsu:

12

Velocidad:

15 (-2) (+2)

Resistencia:

15

Fuerza:

15

Jutsus Disponibles:


8G / 6C


Cerca al territorio de Shinobu se encontraban dos personas de vestimentas azuladas, un hombre y una mujer de tamaños desiguales, el hombre un poco más cubierto que la chica y ambos de cabelleras azabaches. – Sé que debería descansar según tú. – Pauso unos instantes viendo desde lejos un paso fronterizo de los solados de Riku-gui. – No obstante, debemos cumplir las órdenes del feudo. Además que nunca me ha gustado quedarme quieto tanto tiempo, descansar no está en mí. Descansare cuando finalmente lo sienta así o cuando la muerte me llegue, mientras tendrás que acostumbrarte a mi ajetreada agenda Hana. – Culmino llamándola por el apodo que originalmente habían quedado que la llamaría, ciertamente había pasado horas de viaje sin decir mucho desde su hogar hasta el alejado territorio de Shinobu.

Tuvieron que tomar uno que otro aventón por carretas pero finalmente habían llegado al atardecer a este lugar, sería un tanto molesto pasar el pase fronterizo sin causar problemas puesto Ichimaru no era este tipo de persona que siempre hacia todo tan calmado y meticulosamente. Era un asesino, alguien que buscaba luchar de frente acabar con todos y seguir adelantes, de vez en cuando atacar por la espalda de ser necesario pero escabullirse no era de sus más allegadas ideas. Observo con determinación los alrededores, un valle montañoso con unos pocos árboles. Los arboles estaban más cercanos a la ladera de la montaña y por obvias razones eran más peligrosas de caminar, posiblemente lleno de animales, bandidos y posibles desprendimientos de piedra que caían desde grandes alturas.

– Esta misión… uff. – Suspiro observando a Hana directamente. – Debo decir que escabullirme y evitar problemas no es del todo lo mío, no obstante tenemos que hacerlo. No podemos enfrentarnos a nadie, estamos aquí para ver cada rincón de estos valles y posiblemente el castillo de Riku-Gui. – Esta vez con un poco más de determinación observo a la Uchiha directamente a los ojos. – Tú eres tan importante como yo para esta misión, tal vez más importante. Yo llevo el símbolo de Mogura en mi brazo izquierdo, tú no lo llevas así que debes saber que si ocurre un problema debes desligarte de mí inmediatamente. No importa si tienes que abandonarme a mi suerte, la misión es primero ¿Entendido? – No sabría si ella tendría la sangre para abandonar a su compañero y volver hacia Rhaiden, pero ciertamente era esta la mayor muestra de lealtad al feudo que podría dar.

– Por último, mi idea es entrar por ese lugar. Podría ser un punto débil para invadir el territorio o enviar una emboscada, no obstante representa mucho peligro. ¿Qué ves tú? – Tal como le había dicho su opinión era tan importante como la de Ichimaru, ambos debían memorizar cada detalle del lugar buscando tanto escondrijos, atajos y también al estar dentro del territorio conocer su economía, coordinación y estado político que seguramente se hacía una idea según los rumores que les habían dicho.



•••••••••Off Rol•••••••••
Misión:
Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Lugar de la misión: País de la Tierra || Territorio Shinobu
Tipo de misión: Misione Mogura
Descripción de la misión: Las cosas en el mundo se mueven bastante rápido, todo está cambiando y nadie espera a que las batallas comiencen ni que conquisten territorios además que con la nueva amenaza de los occidentales tu feudo se siente algo preocupado en caso de que Riku-Gui piense en aliarse a ellos si no lo ha hecho ya. Rhaiden no se puede quedar de brazos cruzados a esperar que haya una confirmación por lo que depositando la confianza que te has ganado con tu esfuerzo y lealtad, además de los buenos comentarios de las personas que han trabajo junto a ti últimamente ha decidido darte una misión importante.

Al nadie exterior al feudo de Rhaiden conocer tu existencia como uno de sus soldados a pesado en una brillante estrategia aunque algo cruel tratando de matar dos o tres pájaros de un solo tiro, te encomienda tomar a la subordinada que se te encargo vigilar y llevarla al interior del territorio enemigo para que espíen dentro de este buscando las debilidades de este, rumores que se encuentran en el mismo territorio y posiblemente el nivel de sus fuerza. No hace mucha falta mencionar que si los atrapan no deben de nombrar en absoluto que vienen de parte de Rhaiden, te confían esta misión sabiendo que harás todo para evitar que te atrapen y que los delates,  a la vez para que vigiles como se desempaña tu subordinada bajo estas condiciones en caso de estar preparada para recibir el emblema del feudo.

Esta misión es de un rango más bajo del que debería por la única razón de que su misión es espiar, buscar información del enemigo y volver tratando de que nadie se dé cuenta, evitando las peleas lo más posible y siendo el huir su mejor opción bajo un territorio tan peligroso para ustedes. Rhaiden confía en ustedes, tal vez podrían ser recompensados de otra forma si su éxito esta mayor a lo esperado.

Recompensa de la misión: 1.800 ryus c/u
Extensión mínima de la misión: 80 líneas c/u
Vestimenta:

36 Lineas

Equipamento:
♠ Kunai (15)
♠ Shuriken (15)
♠ Hilo de Alambre (20 mts)
♠ Vendas
♠ Senbons (20)
♠ Daga (2)
♠ Bombas de humo (3)
♠ Bombas de luz (3)
♠ Sellos explosivos (7)
♠ Píldoras de soldado (3)
♠ Droga: Sanguínea (5)
♠ Droga: Éxtasis (5)
Pergamino de Pacto con Corneja: Morrigan



Diseño por: Zhorin Kashu u otras cuentas. Este es un usuario con consentimiento de uso
Ichimaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Belladona el Mar Jul 25, 2017 3:50 am

Belladona se encontraba encaminándose con Ichimaru hacia la misión que le había enviado el feudo para ganarse la confianza de la joven, en esta misión tenía que dar todo de si mientras escuchaba la respuesta de Ichimaru –Bueno, me conformo con que descansaras anoche. Entiendo, solo que me preocupo por ti y por tu bienestar-   la joven pausó un momento escuchando las palabras de Ichimaru que fueron algo irritante para ella –Hablas de la muerte como si no te importara nada ni nadie, yo también pensaba de esa manera que iba descansar por fin el día que llegara mi muerte pero ¿Por qué sigo aquí? ¿Instinto de supervivencia? Si quisieras morir realmente te hubieses abandonado hace mucho tiempo, así como cuando me encontraste y pensé que eras la muerte.-   la joven callo para continuar caminando conjunto a Ichimaru.

Habían agarrado un aventón en lo que la joven no le pareció el camino que estaban tomando era demasiado arriesgado irse por tierra en que la joven analizo la situación con cautela, la joven escuchaba las palabras de Ichimaru que si fuera necesario lo abandonara ya que con ella no tienen la prueba de que sea miembro de Mogura en cambio con él en su brazo esta la prueba de que le es leal a aquel feudo –Hashi como piensas que te voy abandonar… tu me salvaste… Supongo que así son las cosas en este mundo, en la guerra… sacrificios, muerte… Pero está bien… solo importa la misión, la cumpliré-  quedándose en el camino la joven saca un  mapa de esas tierras que estaba empezando a conocer para allegarse a esas tierras desconocidas mientras le señalaba el punto a Ichimaru donde deberían estar ahora y por donde deberían entrar –Hashi sería muy arriesgado dirigirnos por tierra, enviar una emboscada sería como decir “estamos aquí” y eso es algo que no queremos, tenemos que pasar por desapercibido. Claro puedo servir como distracción para entrar a ese territorio por ser mujer y tu pasar. Pero no sería algo factible porque no todos hombres caen en esos trucos y mas en estos tiempos de guerra, lo que a mí me parece que sería mejor entrar por el este. La costa, llegan muchos turistas y pasaremos entre la multitud.-  le señala el este donde se encuentra la costa, para enrollar el  mapa y volverlo a guardar –Seria mejor estar separados y encontrarnos en un punto de la ciudad para darnos la información que hemos recolectado, podemos usar transformación o escribirnos, encontrarnos en un punto tal vez ni vernos a los ojos solo pasarnos un papel, coincidir en una hora especifica. Nuestro primer encuentro puede ser en el punto donde nos separamos, a la misma hora que llegamos a allá, después conforme pase el tiempo podemos cambiar las ubicaciones por las notas, luego de pasarnos la información deshacernos de ella. No dejar clavos sueltos para que no sospechen de nosotros. Yo pienso que esa sería la mejor forma para que no nos relacionen y uno sea capaz de darle información a Mogura.-

La joven culmina sus palabras con el plan que tenía en mente, no sabía que iba decir Ichimaru sobre eso pero era su manera de pensar, sentía que eso era lo correcto aunque aun tenía algo que le tenía preocupada, se dirigía hacia el este como ella le había pautado al joven hasta llegar a la costa y la joven se detiene antes de entrar a la embarcación para decirle unas palabras –Solo prométeme una cosa… no te dejes atrapar tan fácilmente… y no busques peleas… puede ser que esto no sea lo tuyo pero siempre hay una primera vez y que hay que aprender de todo en esta vida y esta es una de esas. Solo quiero que regresemos juntos a casa de nuevo-  mientras que estiraba su puño esperando respuesta de Ichimaru que este chocara el suyo con el de ella, luego de eso se dirigieron hacia la costa y vieron un señor de la tercera edad se veía como en su bote se encontraba red se le queda viendo a ambos jóvenes -¿Que hacen tan tarde por aquí? Ya esta por anochecer- en lo que la joven le responde -Buenas, es que andamos perdidos, nos dirigimos hacia Shinobu y al parecer nos desviamos un poco...- sonriendo de manera incomoda ya que era vergonzoso "perderse" en lo que aquel hombre respondió -Ah que casualidad yo vengo de allá, estaba viendo si hacia una buena pesca pero ya es hora de volver a casa ¿Que les parece un aventón?- en lo que Belladona se coloca muy feliz y se inclina para agradecerle ese gesto tan gentil de ese señor -Muchísimas gracias- se monta en el bote con Ichimaru partiendo antes de que anochezca. Habían zarpado ya llevaban aproximadamente una hora que se alejaron de tierra, cuando finalmente se podía ver a lo lejos el puerto de Shinobu ya estaba oscureciendo pero ya no era de preocuparse estaban lo suficientemente cerca para perderse y el señor conocía el camino como la palma de su mano, ya estando en el puerto la joven se baja del bote y se vuelve a inclinar agradeciéndole mucho al señor y despidiéndose.



Datos:


Vestimenta


60 Líneas

Armas:
•2 Kama
•Hilos de alambre
•6 Kunai
•10 Senbon
•2 Bombas de humo
•2 Bombas de luz
•Vendas

Stats:
• Ninjutsu: 4
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 4
• Velocidad: 4
• Resistencia: 8
• Fuerza: 4
Belladona
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Ichimaru el Vie Jul 28, 2017 12:14 am



Puerto Shinobu





•••••••••Rol•••••••••


Ninjutsu:

12

Taijutsu:

15 (+2)

Genjutsu:

12

Velocidad:

15 (-2) (+2)

Resistencia:

15

Fuerza:

15

Jutsus Disponibles:


8G / 6C


Las palabras de Ichimaru llegaron a Belladona tal como esperaba, ella no sería de dejarlo allí a su suerte pero tendría que hacerlo puesto en cierta manera era una orden de parte de Ichimaru, una orden de su superior y por los momentos ella era su subordinada no solo su compañera de hogar o su amiga ya que aquello iba más por trabajo que sentimental. Directamente de ello Ichimaru no dijo nada más al ver que aceptaba con dificultad, no obstante la chica no paro allí puesto comenzó a analizar la situación tal como debería en aquella misión aunque no había entendido bien el objetivo cuando dijo emboscada pero las demás cosas que dijo si eran de su agrado, pasar de percibido como turistas difícil pero más útil y sutil que el intentar escabullirse sin saber si funcionaria. – Esta bien, no busco batallas, recuerda que debemos planear también el cómo podría entrar nuestro ejército. Tu idea es buena ya que será difícil entrar por aquí. –

Ichimaru observo el mapa que llevaba belladona y por primera vez se dejaba llevar por las órdenes de la chica, estaba destacando más en esta misión que en la que realizaron en el lago solo que este solo era el comienzo de la misión y aún faltaba por recorrer. – Pasarnos papeles podría ser, pero lo mejor sería no tener evidencias o hacer cosas sospechosas. Tratemos de encontrarnos en un lugar, nos tropezamos y nos pasamos el papel, no lo leeremos hasta que nos encontremos en un lugar seguro. –  Con ello se dirigieron hacia el este donde el mar se encontraba, caminaron un largo rato al punto que oscureció pero lo lograron, en la dama comenzó a hablar un poco deprimente. Ichimaru no se sentía de esa forma pero eligió la perfecta oración para responder a sus palabras. – No soy de los que se dejan atrapar fácilmente Hana, nunca caeré sin luchar. Si he de morir mejor será luchando como lo hice toda mi vida, si no eh muerto en tantas batallas no espero morir en esta misión. –

Hacía tiempo que Ichimaru había dejado de pensar en su muerte, no había hecho sino solo vivir y seguir hacía adelante con su vida pero observo como la dama extendía su puño a lo que hizo fue mirar de un lado a otro sin comprender la simbología de esto del todo, no obstante una que otra vez lo había visto en otras personas por lo que choco levemente su puño con el de ella y luego continuaron caminando hacia las costas. Al observar cerca de la costa lograron encontrar un anciano con la que la dama se encargó de hablar ya que era lo mejor con un rostro más amigable como el de ella, las palabras de Hana eran perfectas y Ichimaru no podría haberlo hecho mejor para usar a estas personas de forma tan amigable por su tosca habilidad social. En la balsa pudieron estar sentados descansando un rato, su pierna lo necesitaba por un parar de minutos si no quería sufrir de dolor por ello, no hablaron mucho en el transcurso del viaje pero no era necesario simplemente al llegar a las costas en la noche lograron ver el puerto.

En las costas todo era tan maravillosas a simple vista los hogares que se alcanzaban a ver estaban bien arreglados, los barcos de los alrededores eran un tanto débiles con unas pocas flotas militares que daban la duda si realmente tenía un poderío militar no obstante por algo Sakae seguía en el poder y debían encontrar esa razón. Al desembarcar en el puerto se podían ver soldados con armaduras viejas mientras otros poseían otras bastantes lujosas, se podía notar que algunos tenían más contactos dentro de aquel lugar y otros apenas estaban entrando en él o era lo que pensaba Ichimaru después de todo ¿para que recompensar a los que no han hecho nada? Finalmente Ichimaru llego al final del largo puente donde belladona se encontraba a su lado. – El centro, medio día. – Últimas palabras que escucharía su preciada subordinada antes de que este se marchara caminando directo al centro de la ciudad.




•••••••••Off Rol•••••••••
Vestimenta:
Equipamento:
♠ Kunai (15)
♠ Shuriken (15)
♠ Hilo de Alambre (20 mts)
♠ Vendas
♠ Senbons (20)
♠ Daga (2)
♠ Bombas de humo (3)
♠ Bombas de luz (3)
♠ Sellos explosivos (7)
♠ Píldoras de soldado (3)
♠ Droga: Sanguínea (5)
♠ Droga: Éxtasis (5)
Pergamino de Pacto con Corneja: Morrigan



Diseño por: Zhorin Kashu u otras cuentas. Este es un usuario con consentimiento de uso
Ichimaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Belladona el Vie Jul 28, 2017 4:05 am

Ya habían llegado al puerto, la joven podía ver en su alrededor los barcos que se encontraban en ese lugar que no estaban en optimas condiciones, se notaba que no había igualdad entres sus hombres, como lo había predicho Belladona iba a ser fácil pasar como turista, en ese momento ni siquiera volteo a ver a Ichimaru porque apenas pisaran esta tierras iban a ser completamente desconocidos, escuchando entres susurros su primer punto de encuentro, en lo que la joven se encamina hacia la derecha tomando un rumbo diferente, conforme iba caminando la joven podía notar en las personas susurraban demasiado, se notaban que estaban en mal nutrición mientras se adentraba mas a la ciudad parecía estar en ruina, en pobreza, las calles agrietadas, las casas en pésimas condiciones, la personas con las ropas rasgada.

No llevaba ni 5 minutos y podía ver el caos que había en esa ciudad en solo en ese momento pudo presenciar como una niña robaba un pedazo de pan para alimentarse al panadero, y ver cómo fue atrapada y le dieron golpes sin tener compasión por ser una pequeña niña, la joven no podía interceptar dicho ataque porque está bajo perfil y tuvo que continuar su rumbo ignorando tal acontecimiento, antes que se hiciera tarde tenía que encontrar alguna posada para pasar la noche, pero ninguna le llamaba la atención todas parecían posadas de mala muerte, aunque pensándolo bien era una excelente idea así no sería sospechosa y como iban las cosas en ese momento si ella buscara un lugar lujoso seria el centro de atención o una “víctima fácil” de la delincuencia, sería mejor irse por lo seguro entrando al azar en una de las posada que se encontró en el camino, el letrero de la entrada se encontraba ladeado estando a punto de caerse, en lo que la joven suspiró y entro con tranquilidad –Con su permiso-  viendo una mujer algo mayor con un abanico en mano echándose aire –Oh Bienvenida, ya le preparo su habitación, es raro ver turistas por estos lugares-  Belladona quedo confundida por tal comentario -¿Por qué lo dice señora?-  mientras se encaminaba con la señora que la llevaba a su habitación –Desde que él… Digo, digo… la ciudad tiene su potencial, pero anda en desarrollo, puedo recomendarle algunos sitios que son excelentes para su estadía-  la joven se quedo pensando en su comentario ¿A quién se refería con él? Las cosas estaban bastante misteriosas en ese pueblo.

Al estar al frente de la puerta de su habitación la señora le entrega las llaves de la puerta mostrándole el lugar que se veía algo lúgubre, al menos tenía un futon donde dormir, un baño, era una habitación pequeña pero era para estar unos días allí, no le importaba su comodidad. Dejaba su mochila en la habitación para ir a buscar información es en el momento perfecto ya que era de noche, en donde los hombres andan en la vulnerabilidad del alcohol algo beneficioso para ella, y podía aprovecharse de sus atributos. Salía de su habitación pasándole llave para ir a la entrada y despedirse de la señora que le había aconsejado lugares de entretenimiento para la joven, retirándose del lugar.

Belladona se dirige hacia unos de los lugares de comida rápida para comer algo ya que no comía nada desde la mañana y andaba muy hambrienta, habían caminado por horas y luego tuvieron que zarpar, ahora va recolectar información en la noche esa vida era de un tanto complicada para ella pero tenía que acostumbrarse, luego de comer y pagar por su comida se dirige a uno de esos bar, necesitaba algo que la mantuviera despierta y esa era la raíz donde quería llegar, entra al bar algo callada y lo que ve unos que otros caballeros, hombres alto y buenmozo que tenían hermoso uniforme, mientras por otra parte gente sin modales y para nada atractiva que ropa degastada pero se notaba que dé a fondo era algún uniforme viejo, eso le entraba la duda o era que tenían preferencia por algunos caballeros, o unos se ganaban esos uniforme porque lo trabajaron o simplemente el feudo tenia preferencia.

La joven se sentó al frente de la barra, iba pedir algo cuando el cantinero le había servido algo y ella se queda extrañada –Señor yo no he pedido esto…-  en lo que el señor le responde –Lo sé, aquel hombre lo paga-   lo decía mientras limpiaba con un pañuelo un vaso que tenía entre sus manos y señalando con su pulgar el joven que le había invitado el trago, un hombre que se encontraba en el fondo de la cantina que estaba entre sus compañeros de trabajo parece que trataba de conquistarla, en lo que la joven alza el vaso de la bebida dándole una seña al joven y luego empezarlo a beber, aquella bebida era ardiente, la joven no estaba acostumbrada a beber alcohol pero tampoco iba beber inconscientemente era solo para mantenerse despierta.

Al terminar el último sorbo de la bebida, le deja una sensación de ardor en la garganta viendo como aquel hombre comenzaba acercarse a ella, volteando mirando disimulada hacia otro lado, no sabía cómo tratar con los hombres aunque había leído en los libros una que otra cosa, el hombre se sienta al lado de ella buscándole conversación –Hola señorita ¿Cuál es su nombre?-  ya era inevitable tenía que establecer conversación con él, andaba algo pasado de copas –Mi nombre es Hana ¿Y tú?-  utilizado su apodo mientras que el hombre le hace una señal al cantinero para que le sirviera otro trago a la joven –Que grosero de mi parte mi nombre es Ken. Es raro ver a mujeres tan hermosas en esta área ¿no eres de aquí?-   la joven se preocupo un poco porque el hombre estaba bastante interesada en ella  –Ando disfrutando de unas pequeñas vacaciones-   el hombre se le queda mirando los ojos color ámbar –Esos color de ojos son demasiado llamativos, se puede decir que es la primera vez que lo veo-  se encontraba algo avergonzaba mientras tomaba un trago  de la bebida que le habían servido –Siempre me lo dijeron, supongo que gracias-  estaba tratando de ser amable para que el hombre se abriera y comenzara a hablar por sí solo.

La joven había entrado en confianza con aquel hombre y este estaba ya en un estado crítico de bebida, y pretendía que belladona bebiera la misma cantidad que la de él, la joven hizo lo que pudo para hacer que andaba bebiendo escabulléndose y deshaciéndose del alcohol para no terminar ebria, cambiando su bebida por agua mientras que el seguía y seguía bebiendo hasta tal punto que las palabras salieron por si sola –Hay un momento de tu vida que quieres abandonar todo, aquí no se nos pagan como deberíamos trabajamos duro ¿Para qué? Para que ese trabajo no sea reconocido y solo las personas que tengan buena apariencia te pasen por encima… estoy decepcionado… yo quiero mi tierra lo último que pensaría es abandonarla pero… su gobernante no se preocupa por sus ciudadanos… solo en su apariencia y las de su soldado. Se la pasa comprando esclavos como si fueran objetos y quien sabe que otras atrocidades hará-  el hombre andaba expresando su descontento por aquel hombre no quería decirlo directamente pero se sabía que se refería a su feudo, para tratar de tener simpatía con él la joven comienza a decir algunas palabras –Yo al contrario. Ando viajando por el mundo en busca de un hogar… por eso es que me ves aquí y me conoces, debe ser cosas del destino-  había conseguido su cometido, estaba consiguiendo información crucial, por lo que ve su gente no estaba con el uno que otros por intereses de por medio, pero como veía las condiciones en la que se encontraba casi nadie estaría dispuesto de dar su vida por ese hombre tan ruin.

El hombre estaba demasiado embriagado y ella haciéndose pasar porque había bebido demasiado ya era muy tarde creía que era momento para volver a su posada ya que había dado algo de información –Bueno, Ken fue un gusto compartir tragos contigo pero debo irme, estoy cansada por el viaje, fue un placer pasar la noche contigo.  Espero que se repita próximamente- extendiendo su mano para que este la estrechara –Que mal que ya te vayas… eres una buena compañía-  el hombre por su voz se le notaba que andaba sumido en el alcohol, Belladona aprovecho en levantarse y se sentía algo mareada, se notaba que no estaba acostumbrada al alcohol, y eso que andaba tomando agua al final pero el alcohol era tan fuerte que solo dos vasos bastaron para que hicieran ese efecto, la joven salió del lugar dirigiéndose hacia su posada, para llegar allí tirándose en su futon y durmiendo profundamente por el cansancio que cargaba.

Al día siguiente las luz del sol entra por la ventana despertándola mientras que ellas bostezaba y se levantaba con mucha hambre en lo que se baña y sale de la posada buscando algo que comer, se queda merodeando por la ciudad y al parecer todos los rumores conducían a lo mismo que le había dicho aquel caballero la noche anterior, mucha gente estaba en contra de su actual feudo, no simpatizaba con su mandato, no parecía ser un riesgo para Mogura ese hombre, porque si lo que dicen que es cierto se duda entonces que tengan algún contrincante fuerte si solo se basa en la belleza y no en habilidades. Continuó caminando hasta que se hizo mediodía y siguió las indicaciones de Ichimaru para dirigirse en el centro con un papel en mano de un resumen de lo recaudado.


Datos:

Vestimenta

Ken
Señora de la posada
178

Armas:
•2 Kama
•Hilos de alambre
•6 Kunai
•10 Senbon
•2 Bombas de humo
•2 Bombas de luz
•Vendas

Stats:
• Ninjutsu: 4
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 4
• Velocidad: 4
• Resistencia: 8
• Fuerza: 4
Belladona
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Ichimaru el Dom Jul 30, 2017 3:36 am



Valle Shinobu





•••••••••Rol•••••••••


Ninjutsu:

12

Taijutsu:

15 (+2)

Genjutsu:

12

Velocidad:

15 (-2) (+2)

Resistencia:

15

Fuerza:

15

Jutsus Disponibles:


8G / 6C


Por oscuras calles se paseaba el hombre moreno con sus vestimentas azuladas cubriendo su rostro con la capucha en lo posible ocultando su apariencia, que no se viera su rostro era una de las mejores formas de no resaltar en tal caso de que alguien lo reconociera por mala suerte del destino y terminara todo en mal encuentro. Con el pasar el rato pudiendo cruzar varias calles se podía notar como los edificio se deterioraban cada vez más, entre más se alejaba del desembarco y más se adentraba al territorio los hogares más se iban viendo en un estado más mediocre con una que otra excepción de personas que podrían mantener por estatus social. A pesar de ser un puerto y ser de noche era extraño de que casi no hubieran personas en los alrededores del todo, unos cuantos guardias, otras pocas personas que se escondían entre las sombras sin quitar sus afilados ojos buscando una presa que robar, en definitiva el puerto era un lugar un tanto decaído posiblemente dominado por fuerza militar e impotencia.

Debía buscar un lugar donde descansar, no solo era buscar información sino un lugar donde dormir que pudiera ser seguro y no llamara del todo la atención, preparando en lo posible planes de escape y a su vez tratando de memorizar los callejones y personas. Mientras caminaba se detuvo justo sobre una posada de dos pisos, hecha mayormente de madera y con un cartel de madera guindado con cadenas oxidadas. “Kurāken Sakenomi” decía el cartel con un calamar abrazando un especie de vaso lleno de imaginaba bebida puesto era una inscripción de madera, se adentró en el lugar logrando ver que en la planta inferior era un tasca donde beber y comer. Hombres de mal vestir y otros con armadura bebiendo y conversando entre ellos ignorando totalmente la presencia de Ichimaru, ignorancia que daba a entender el poco conocimiento puesto en Shinobu no temían a nadie más que su propia guardia.

Ichimaru se dirigió hacia quien atendía la cantina para sentar en la banca y mirar al hombre a los ojos aun ocultando su cabeza con su capucha. – Deme un poco de sake. – Ordeno de inmediato con un rostro neutral colocando uno de sus brazos sobre la mesa del cantinero mientras observaba a los alrededores esperando que le sirvieran su bebida. – Aquí tienes extraño. Tu no debes ser de por aquí, tus vestimentas son muy distintas a las de todos. – Ichimaru sonrió muy amigablemente mientras tomaba su bebía y probaba un sorbo, hacía mucho que no bebía algo de alcohol puesto había estado ocupado trabajando y lo único que había bebido era agua y té. – Uff… hacia mucho que no bebía. – Callo un segundo deleitándose con la bebida. –  No, no soy de por aquí. Soy un pintor, un artista, un circense, puedes llamarme de cualquiera de esas formas. El arte es mi pasión y mi trabajo, viajo por un mundo memorizando paisajes y luego pintándolos. –

Una vida aventurera de un artista podría ser su escape de sospechas considerando que el territorio de Riku-gui aunque pobre poseía grandes valles hermosos y muchas bellezas naturales que explorar. – Un poco extraño que pintes y no traigas nada encima ¿Ya conseguiste donde quedarte? – Ichimaru volvió a beber y sonrió. – No tengo donde quedarme, esperaba que me alquilaran una habitación por lo menos hasta mañana. Es difícil viajar con los utensilios así que a donde viajo consigo los utensilios, pinto lo que debo pintar y luego lo vendo para marcharme a otro sitio. Es un poco efímero pero así es el arte y la vida, efímero je je je. – El hombre sonrió viendo un posible cliente mientras Ichimaru terminaba el sake. – Tengo unas habitaciones arriba, puedes elegir cualquiera y quédate el tiempo que puedas pagar. Por cierto ¿No es un poco peligrosa esa vida con las vías llenas de bandidos? – Allí era donde actuaba el plan circense que había dicho Ichimaru. – Puesto alguno me verán mal pero allí es donde me llaman circense, donde hay peligro o pelea allí no me ves, de allí ya me escabullí y corrí. También por eso no llevo nada encima, con tantas cosas encima no puedo correr ja ja ja ja. –

– Un cobarde ¿eh? Mejor vivir un mañana que morir hoy ja ja ja. – El hombre volvió a servirle un poco de sake que Ichimaru sabía que seguramente debía pagar pero no le molestaba puesto hacia mucho que no bebía. – Esta en lo correcto señor. Bueno ahora ¿dónde podre quedarme? – El hombre de cabello gris puso su mano bajo la barra de madera y le dio una llave. – Subiendo las escaleras en la tercera puerta de la derecha. No hagas mucho ruido que tenemos clientes sensibles de vez en cuando y tendrás que volver a correr ja ja ja. – Ichimaru termino su bebida para tomar la llave y dejar los ryus necesario en la mesa, luego sonrió al chiste del hombre mientras se marchaba siguiendo las indicaciones de aquel hombre pudo encontrar la puerta con facilidad. Al entrar en su habitación dejando la puerta cerrada podía ver una habitación con un baño y una ventana al fondo, este se asomó por ella y podía ver que daba al frente del local pudiendo observar la calle y nada más debido a la altura de los demás edificios.

– Como me hubiera gustado haberle hecho otra sonrisa a ese idiota, cobarde sus ancianas pelotas. Uff, espero Rhaiden pueda hacer algo con esta misión o será una inutilidad todo lo que estoy soportando ahora. – Comenzó a revisar la habitación pieza por pieza, debajo de la cama, el suelo, el baño, las gavetas de los pequeños estantes y no encontró nada extraño ni una puerta corrediza cosa que debía investigar por si acaso quería emboscarlo o robarle. En una ciudad que estaba un tanto podrida cualquier cosa podía esperarse de aquellos hombres. Se sentó a un lado de la ventana por un buen rato observando pasar a las personas, los hombres pasando por sus armaduras con ímpetu en alto muy orgullosos de lo que eran, sus cuerpos se notaban sanos a simple vista si se le comparaba a los civiles que había visto en el puerto. El hombre opto por separarse de la ventana y finalmente desvestirse para aligerar su cuerpo, dejo los cuchillos escondidos en algunas partes de la habitación y varios cercanos a su cama junto a sus dos dagas bajo la almohada para asegurar de estar armado si cualquier cosa pasaba, finalmente decidió dormir para ver el nuevo día.

♠♠♠♠♠

Ya había amanecido e Ichimaru se levantaba con los rayos del sol, era muy temprano para la hora a  la que había ido a dormir pero tenía que recolectar más información sobre lo que sucedía en la ciudad aunque ya se hacía a una idea de cómo iban las cosas en la ciudad. Tomo un baño y luego comenzó a recolectar nuevamente todos los cuchillos que había escondido para guardarlos todos ocultos entre sus ropas, claro estaba  todo con las ventanas cerradas para que no se viera desde afuera después de todo nunca se sabía quién podría estar mirando así fuera el segundo piso. Bajo los escalones de la posada hasta llegar al lugar donde se encontraba el dueño, este estaba entregado comida en las mesas, era una posada, donde se podía comer y beber tranquilamente si se poseía el dinero necesario. Ichimaru observo la comida que era algo posiblemente barata, pero que seguramente en esa parte del país se daba bastante debido a que este territorio era el que más gozaba de vegetación.

Entrego la llave al hombre para finalmente despedirse. – Gracias por todo, supongo que ya me toca ir a admirar los paisajes de esta región. – No debió tiempo de hablar al hombre cuando ya Ichimaru se había marchado sin decir siquiera su nombre ni escuchar el nombre del dueño de la posada, todo era rápido y tratando de no formar lazos para que no pudieran recordarlo más adelante. Ichimaru como Shinobi que era camino por las calles de aquel puerto como lo hizo la noche anterior y todo era diferente, habían muchas más personas, los comercios surgían aunque algo decaído continuaban trabajando todos los días a base de lo que poseían. Algunos precios los veía extrañamente altos pudiendo provocar hambruna en el pueblo de quienes no pudieran llegar a pagar aquello, imaginaba que esto era el por qué se podían ver tantos niños con ropas harapientas nada más observando que alguien enseñara algo valioso o que bajara la guardia.

Los soldados por otro lado continuaban viéndose todos tan pulcros, bien armados y con un espíritu en alto ¿Cómo podían estarlo rodeados de tanta pobreza? No entendía por qué sino hasta que se dio cuenta finalmente de un detalle que a simple vista era fácilmente obviado pero que si se le ponía atención se entendería, muchos locales y hogares en el interior poseían retratos del feudo así idolatrándolo. Shinobu si bien había gastado gran cantidad de fortunas y había realizado gran cantidad de actos atroces con su poder, fuera de ello se había creado una imagen para todos los pobladores y soldados, era reeducados para que adoraran a este hombre y por ello era tan fieles hacia a este. Amenos esa era una idea que se hacía por cómo se veían las cosas, un territorio con deudas hasta el cuello donde pasaban hambrunas con soldados fuertes y leales, se había ganado su confianza con carisma y dinero a los soldados, sumado a ello si se les oponían seguramente serian reeducados o eliminados de inmediato para evitar que todo fuera destruido.

Observo los alrededores y levemente el sol notándolo ya casi en el centro del cielo, casi era medio día por tanto se dirigió caminando directo a la fuente del centro del puerto. Antes de dirigirse allí dio unas cuantas vueltas en el lugar hasta encontrar un lugar aparentemente seguro y escribió un papel con la información recolectada además de una nueva orden para Hana. Luego de esto se dirigió a la fuente mientras que la buscaba de forma disimulada con la vista mientras caminaba, la vio cerca de la fuente por lo tanto camino lentamente a un lado de ella y en un rápido movimiento se tocaron las manos levemente y cambiaron los papeles. Continuo caminando como si nada hasta un callejón donde no se encontraba nadie, leyó el papel y se sintió aliviado por haber escrito lo último en aquel papel, buscar a alguien que traicione al feudo sería inútil, buena paga, buena situación económica y saludable para sus familias y ellos mismos, los soldados poco le importaba los civiles más que para hacer su trabajo.

Finalmente Ichimaru siguió la orden que le dio a Hana caminando fuera del puerto, ahora tendrían que observar bien como era el resto del territorio de Shinobu pero aunque pareciera que sería más fácil ir a lugares desoladas el kaguya ya se hacía ideas de lo que podría encontrar en las afueras donde no habían casi civiles, bandidos, bestias, soldados abusando de poder entre otras cosas, lo que deseaba realmente era mantenerse lo más posible alejado del castillo del feudo para mantenerlos más seguro.



•••••••••Off Rol•••••••••
Vestimenta:

[/color]
Equipamento:
♠ Kunai (15)
♠ Shuriken (15)
♠ Hilo de Alambre (20 mts)
♠ Vendas
♠ Senbons (20)
♠ Daga (2)
♠ Bombas de humo (3)
♠ Bombas de luz (3)
♠ Sellos explosivos (7)
♠ Píldoras de soldado (3)
♠ Droga: Sanguínea (5)
♠ Droga: Éxtasis (5)
Pergamino de Pacto con Corneja: Morrigan
”Nota”:
”La región tiene el cerebro lavado posiblemente por que hayan hablado despectivamente de los otros feudos por cosas como que serían perores ellos, a su vez seguramente los que no se dejan llevar por este pensamiento son reeducado o adoctrinados para que sigan fielmente al feudo al punto de idolatrarlo. Los soldados son los mejores pagados, todos son leales al feudo por lo que no podemos confiar en ninguno de ellos ya que dudo que arriesguen su seguridad, sustento económico para su familia. En este pueblo ya no podemos encontrar nada más, nos veremos en las afueras para seguir investigando sobre el territorio del feudo, ten mucho cuidado de que no te sigan. No sabemos quién pueda estar tras nosotros para intentar robarnos o alguna otra cosa.”



Diseño por: Zhorin Kashu u otras cuentas. Este es un usuario con consentimiento de uso
Ichimaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Belladona el Lun Ago 07, 2017 10:38 pm

Belladona se dirigió hacia el centro de la ciudad, cuando estaba a punto de llegar a la fuente, ve que alguien se aproxima a ella lentamente y rozando su mano donde tenía el papel intercambiándolo de forma rápida continuando con su rumbo, la joven después de eso se va a su posada para recoger sus cosas, porque era hora de cambiar de sitio, no podía permanecer mucho tiempo en un solo lugar, era mejor estar movilizándose por la ciudad, abre el papel y la joven ve la información que le había pasado Ichimaru, era algo tonto que el pensara que buscara a alguien para que se le volteara al feudo, solamente se aprovechó de un hombre que estaba con la guardia baja para escuchar las cosas que ocurren desde adentro, así como se siente ese hombre se deben sentir muchos más que forman parte del ejercito de aquel tirano feudo.

La joven agarra su mochila e hizo exactamente lo que le pidió Ichimaru, observando por la ventana viendo si había alguien sospechoso afuera, como si la tuvieran vigilando, no había rastro alguno, el único que pudo saber donde ella se hospeda ahora es aquel hombre con el que bebió la noche anterior pero ella se encargo y tuvo con la guardia alta mientras volvía a su aposentos. Agarra sus cosas y se despide de la señora que se encuentra en la entrada para salir de allí y meterse por un callejón, pasando por lugares que no la vieran en ninguna parte, después de eso pasó a un sitio bastante transitado para poder mezclarse entre la multitud, viendo en su alrededor de manera disimulada que nadie la tuviera siguiendo ni nada por el estilo, por el sitio donde se había quedado no era nada llamativo, solo el hecho de ser extranjera era una presa atractiva para los maleantes, solo su ropaje la harían ver que tiene dinero, pero hay personas que solo compran ropa fina para tener buena apariencia, por eso buscó un sitio de bajo perfil para no llamar tanto la atención.

Siguió caminando mezclándose entre la gente y en una de esas se detiene en uno de los puesto de comida rápida y pide dos porciones para guardarla en su mochila y comerla más tarde, ya que en la intemperie va a ser difícil cocinar porque el fuego llamaría mucho la atención y lo que menos quieren es eso, ya había dejado atrás aquel pueblo adentrándose en tierras desoladas buscando donde se encontraría Ichimaru, teniendo cuidado de los bandidos que podían estar esperando a cualquier persona que pase por allí, evitando los sitios donde posiblemente podría ser una víctima fácil.


Datos:

Vestimenta


242

Armas:
•2 Kama
•Hilos de alambre
•6 Kunai
•10 Senbon
•2 Bombas de humo
•2 Bombas de luz
•Vendas

Stats:
• Ninjutsu: 4
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 4
• Velocidad: 4
• Resistencia: 8
• Fuerza: 4
Belladona
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Ichimaru el Miér Ago 09, 2017 12:26 am



Valle Shinobu





•••••••••Rol•••••••••


Ninjutsu:

12

Taijutsu:

15 (+2)

Genjutsu:

12

Velocidad:

15 (-2) (+2)

Resistencia:

15

Fuerza:

15

Jutsus Disponibles:


8G / 6-1= 5C


Caminando a las afueras del puerto podía notar que la seguridad era bueno para quienes entraban mas para los que salían era tan simple que bastaba con echar un vistazo y luego dejarlo pasar,  Ichimaru camino tranquilamente unos cuantos pasos pasando de percibido, ocultándose entre la multitud y una carreta que se arriesgaba a aventurarse a salir del puerto pero pareciendo ser custodiado por un posible ninja intuía Ichimaru al verlo tan confiado y distinto al conductor y los demás pasajeros. El joven hombre logro salir del paso con tranquilidad siguiendo un camino transitado lo mas que pudo hasta que era difícil el ver el poblado cercano al mar, finalmente se había alejado de ello y comenzaba a aventurarse en los terrenos de Riku-gui siendo que podía notarse su belleza en vegetación a diferencia de los demás territorios este era envidiado por mucho.

Finalmente el moreno decidió alejare del camino unos cuantos pasos observando detrás de sí muy a lo lejos a su compañera y disimulando tranquilamente para adentrarse a un bosque mientras observaba como había una gran de nubes oscuras. Este era un ambiente distinto, aparentemente llovía mas seguido y gracias a eso su vegetación era mejor este si era digno de ser llamado un valle verde. Deteniéndose en medio del bosque mientras la lluvia comenzaba Ichimaru se cubría de la misma bajo los árboles para no mojarse, esta lluvia le recordaba lo que sufrió en el país de la lluvia donde casi le daba un ataque de hipotermia por perder tanto la temperatura y esta vez estaba menos preparado para un ambiente como este que esa vez. – Esta bien Hana, aquí estaremos a salvo. Pero para estar más seguro pediré ayuda de una amiga. –  Una de sus únicas amigas, que conocía incluso antes que a Hana, realizo unos sellos de mano y sacando un pergamino de sus ropas con su zurda, mordió su dedo de la mano derecha y marco el pergamino para realizar una invocación.

Del pergamino surgió una nube pequeña de humo blanco y en conjunto de él un ave de un tamaño moderado con un plumaje entre negro y verde oscuro salió del mismo posándose sobre una rama bajo el árbol. – Ah, sabes que odio la lluvia Ichimaru. Mi plumaje se moja y me hace más difícil volar. Además el viento tiende a ser peor para mí y aun peor, el sonido de la lluvia opaca un tanto mi canto y no puedo guiar a nadie. Espero sea importante. – exclamo la ave tan orgullosa de lo que hacía, Ichimaru la conocía y solamente podía sonreír. – Hana, ella es Morrigan. Era mi compañera de guerra cuando era más joven. Morrigan ella es Hana, pero tú ya la conoces imagino yo. – Callo por unos escasos segundos mientras la ave volteaba su cabeza hacia un lado ignorando en lo posible a Belladona, Morrigan era un tanto humana y sentía celos de que poseyera otra compañera después de haberse separado durante tanto tiempo.

–En sin, no necesito que vueles alto y muchos menos tendrán que cantar pues no planeo que alguien muera. Necesito que rastrees los alrededores y nos digas si alguien está cerca, no deseo encontrarme con nadie ahora mismo. –  Esta no respondió a nada y se digno simplemente a volar entre lo arboles mientras un chakra verdoso brotaba de sus ojos y corría cerca de su cabeza dando al apariencia de tener un total de seis ojos, esta era la manera de Morrigan de usar sus habilidades sensoriales como una vidente hasta una distancia de amenos 10 km. – Bien Hana, creo que tendrás algunas provisiones. Ya creo que es hora de comer, la lluvia no nos deja ver el tiempo pero el estomago es algo distinto. Comamos mientras esperamos ¿te parece? – Hashi como lo llamaba ahora belladona, comenzó a comer lo que esta le había dado y al pasar unos cuantos minutos Morrigan volvió con información nueva, el ave calmo su vuela sacudiendo unas cuanta gotas de lluvia de su plumaje y finalmente descansando obre el hombro de Ichimaru.

– Al sur podrías encontrar una que otras bestias y unos pocos hombres cubriéndose de la lluvia haciendo quien sabe qué, pero están amenos a 5 kilómetros. Al oeste encontraras nada más que animales y bestias, no hay ser humano alguno allí imagino por lo difícil que sería llegar allí. Te recomendaría ir al norte, pero con cuidado puesto hay caminos y algunas personas, en especial una con un gran chakra por lo que tendrían que luchar si se les topa con él y seria una dura pelea, que gusto me daría.- A Ichimaru también le daría gusto luchar pero no podría esta vez, un oponente posiblemente fuerte posiblemente custodiando el camino puesto según pensaba estarían cerca del castillo de Riku-gui. - Esta bien Morrigan, si lo deseas puedes irte. Hana saca el mapa, tendremos que ver la ruta donde podríamos encontrarnos, tal vez dibujar espacios vacios. –  Mientras se dignaban a ver el mapa Morrigan interrumpió levemente. – De hecho me quedare un tiempo más, podría ser de ayuda si necesitan cubrir sus huellas y evitar peleas. – No mentía aquella ave con sus grandes habilidades en rastreo.




•••••••••Off Rol•••••••••
Vestimenta:

[/color]
Equipamento:
♠ Kunai (15)
♠ Shuriken (15)
♠ Hilo de Alambre (20 mts)
♠ Vendas
♠ Senbons (20)
♠ Daga (2)
♠ Bombas de humo (3)
♠ Bombas de luz (3)
♠ Sellos explosivos (7)
♠ Píldoras de soldado (3)
♠ Droga: Sanguínea (5)
♠ Droga: Éxtasis (5)
Pergamino de Pacto con Corneja: Morrigan
Ichimaru:


Kuchiyose no Jutsu, 口寄せの術 (Técnica de invocación):
[Invariable]
Gracias a esta técnica los ninjas a partir de rango chûnin son capaces de traer a esta dimensión a sus invocaciones. Para ello, el ninja deberá haber firmado previamente un pacto con algún animal. Una vez que se posee el pacto firmado, el usuario deberá derramar unas gotas de su sangre sobre la mano con la que firmara el contrato y apoyarla en cualquier superficie, convocando de esta manera a su animal elegido para el contrato.

Morrigan:


Gozonji no me (Ojos del Vidente):
Rango: Chunnin/Progresiva
Especialidad: Sensorial
Rango de alcance: Chunnin: 10 Km a la redonda
Jounin: 15 Km a la redonda
Descripción: Morrigan concentra chakra inicialmente en la parte de su cabeza cerca de sus ojos y luego se extienden 2 ojos extras de chakra verde de cada lado de su cabeza. Con esto es capaz de sentir, a la vez puede sentir su chakra y movimientos que realiza pudiendo medir a la velocidad a la que se mueven entre otras cosas, gracias a que puede sentir el chakra es capaz de saber si alguien está realizando una técnica o si un chakra se extiende por el campo. La capacidad se extiende a decir cuando una persona está mintiendo por las fluctuaciones en el chakra de una persona hecha de emociones deshonestos o detectar si alguien, incluido el mismo usuario, está bajo un Genjutsu. También al centrarse en un chakra en particular se puede percibir su ubicación y movimiento con gran detalle. Es capaz de diferenciar los chakra pequeño como Kikkaichu del clan aburame, o perros ninja del clan Inuzuka, además de diferenciar también entre clones y originales.


Diseño por: Zhorin Kashu u otras cuentas. Este es un usuario con consentimiento de uso
Ichimaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Belladona el Miér Ago 09, 2017 2:28 pm

La joven se encontraba a las afueras de la ciudad tal como le había ordenado Ichimaru, mientras buscaba un lugar seguro en donde  no se topara con ningún bandido o soldado, se adentro hacia el bosque esperando que Ichimaru la encontrara, el cielo se  había oscurecido se podía percibir un olor a humedad lo que significaba que próximamente iba a llover, habían pasado unos minutos e Ichimaru había encontrado a Belladona, ya se encontraba lloviendo en lo que la joven reacciono rápidamente y se escondió entre uno de los troncos gruesos en donde se encontraba una madriguera bastante grande, se notaba que ese árbol tenia millones de años para tener ese tamaño. Ichimaru hace una invocación de un animal que era algo arrogante a su parecer, como ella le había ignorado la joven dio caso omiso de aquella ave.

Belladona se quedo a sola con Ichimaru y él le habla directamente referente a la comida –Eh Ichimaru ¿No compraste nada para comer? ¿Qué te hace pensar que yo si lo hice?-  buscando hacerle pasar un mal momento pensando que ella se haría cargo de dicha acción, luego abre su mochila y saca dos cajas en donde tenía comida que se podía comer fría, arroz, verduras, ensalada, cosas que no necesitaran prender una fogata, lo bueno que los jóvenes no se habían arriesgado tanto en la lluvia,  la capa les cubrían y los mantenían cálido. Se había detenido la lluvia y ya la ave le había dado información a ambos ya era hora de continuar, la joven se levanta y se dirige hacia el norte uno de los puntos que le había dicho Morrigan, la joven estaba empezando a dibujar el mapa pero no de manera perfecta, al menos se podía entender, el ave se encontraba en el hombro de Ichimaru y según pudo entender era capaz de cubrir sus huellas e incluso cubrir su chakra.

Habían llegado a una montaña que al parecer tenían que escalar para poder ver a lo alto el castigo de ese feudo detenidamente, y quizás tener más información sobre el castillo, era obvio que iba a tener muchos soldados en resguardo de aquel hombre iba a ser difícil adentrarse a ese lugar, con junto a Ichimaru canalizaron chakra en sus pies para comenzar a escalar y era algo forzoso para ella, tenía que hacer mucha actividad física algo en lo que no estaba acostumbrada, continuo buscando los sitios seguro donde sujetarse o fijar el pie, porque algunas rocas no eran segura, cuando llegaron a un relieve los jóvenes se detuvieron allí porque había un sitio donde estaba plano y no pudieron continuar a lo alto, había una especie de guarida sin adentrarse la joven miró hacia el frente y tenía una buena vista del pueblo del deterioro a las casas más finas,  y más allá de eso se podía ver lo majestuoso que era el castillo, la brisa fría movía sus cabellos después de esa lluvia el cielo se encontraba aun nublado. Ahora tendrían que averiguar porque hay esa guarida en un sitio como ese.



Datos:

Vestimenta

Ken
Señora de la posada
278

Armas:
•2 Kama
•Hilos de alambre
•6 Kunai
•10 Senbon
•2 Bombas de humo
•2 Bombas de luz
•Vendas

Stats:
• Ninjutsu: 4
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 4
• Velocidad: 4
• Resistencia: 8
• Fuerza: 4
Belladona
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Ichimaru el Mar Ago 15, 2017 6:15 pm



Valle Shinobu





•••••••••Rol•••••••••


Ninjutsu:

12

Taijutsu:

15 (+2)

Genjutsu:

12

Velocidad:

15 (-2) (+2)

Resistencia:

15

Fuerza:

15

Jutsus Disponibles:


8G / 5C


Ichimaru había mandado a Morrigan a pasar por la zona revisando si habían oponentes que evitar puesto la misión le pedía no enfrentarse a nadie, luchar sería su última opción siendo siempre el huir la primera. Mientras se sentarían a comer bajo el árbol que les cubría de la lluvia, ya le había dicho a Belladona que sacara la comida y esperaba esa respuesta de parte de ella mas solo sonrió. – Pues tú has estado a cargado de alimentarnos últimamente ¿no? Además yo soy de cazar no de traer comida encima, ese es más tu estilo, algo más preparado según eh visto. – Culmino sus palabras mientras la veía sacar al comida y comenzaron a comer, con el pasar del tiempo no hablaron mucho para no llamar la atención sino que esperaron hasta que finalmente Morrigan volvió con sus noticias, todo debían memorizarlo puesto no debían encontrarse especialmente con alguien fuerte como el hombre que se encontraba en el camino siendo que había sido perfecto el abandonar el mismo para seguir investigando.

Partieron siguiendo las indicaciones de Morrigan viendo como Hana tomaba la delantera sobre todo y esperaba eso de ella, después de todo parte de su misión era analizarla y ver si estaba capacitada o leal para estar del lado del feudo. Llegaron al pie de una de las montañas más altas del valle la cual estaba más junta al cordón montañoso donde se suponía se escondía el paraíso, un lugar lleno de tesoros al que nadie había podido adentrarse, desde arriba de esa montaña se podría ver bastante bien el resto del valle y con ello el castillo del feudo para buscar una debilidad aunque ya estaba pensando en alguna que podría ser una ventaja y desventaja  la vez.  Ambos concentraron chakra en los pies y comenzaron a escalar pegando sus pies a la ladera de la montaña, a su vez usaban sus manos para sujetarse bien evitando caer por una roca suelta o la fuerte brisa que los golpeaba.

Era una suerte que no había llevado nada pesado ene se momento pero podía sentir a Morrigan metiéndose dentro de su ropa a pesar de su tamaño aferrándose a él, era obvio que a pesar de su tamaño estarse quieta en un solo lugar con sus alas era muy difícil. Para cuando llegaron a un lugar seguro la cual no era la cima siquiera decidieron quedarse allí, una salida de tierra la cual hacia una especie de camino hacia abajo que era recorrido por kilómetros alrededor del valle pero cubierto por arboles que los habían cubierto de la vista de sus enemigos a la hora de escalar. Desde allí se veía el valle casi por completo pero mayormente el castillo Shinobu más apegado a la ladera de una montaña, cubría su espalda por la misma dejando solo tres puntos de ataque y una posible ruta de escape por dentro de la montaña. No obstante si pudieran invadir el territorio y rodear al castillo quitándole las rutas de alimentos podrían hacerles salir tarde o temprano si no fuera el caso y quisieran ser mas destructivos una buena idea seria tirarles la montaña encima pero representaría un gran esfuerzo incluso para un ninja.

En aquel momento Hana encontró una caverna un tanto extraña, donde no se había adentrado nadie por años podría decirse al verse como la naturaleza se había apoderado de ella, apenas pudieron entrar cortando las raíces un poco para entrar ellos tres, allí dentro Morrigan pudo salir de dentro las ropas de los jóvenes y comenzar a analizar la caverna con sus habilidades. – No existe ningún ser humano en este lugar. – Daba buena pinta para investigar después de todo podría encontrar alguna manera de bajar por ese lugar. – Sigamos Hana, debemos investigar esto hasta el final pero dejemos marcasen tal caso.  -  Era arriesgado pero era tan extraña aquella caverna, le llama la atención y le hacía adentrarse mas y mas en ella. Usaron antorchas con los vendajes y algunos materiales naturales para continuar en la oscuridad, hasta que extrañamente pasado unos cuantos kilómetros comenzaron a ver extraños destellos azules en la caverna que iluminaban el camino, un musgo brilloso.

- Jamás había visto algo así ¿y tú? – se encontraba extrañamente asombrado hasta que comenzó a conseguir garabatos, marcas del pasado hecho por personas que habrían estado allí con anterioridad, con una especie de pintura que parecía brilla casi de la misma manera que el musgo le daba uno que otro indicio y la vez le parecían extrañamente familiares una que otra letra a los lados de las figuras. Mientras seguían recorriendo al cueva Ichimaru no le hablo a belladona, solo se digno a murmurar para sí mismo viendo los símbolos mientras Morrigan estaba en su hombro sin poder entender lo que decía. No obstante al encontrarse en una intercepción pudo finalmente reconocer por que le eran tan familiares, el símbolo de la izquierda le daba a entender “salida” y el de la derecha no lo entendía, por tanto deicidio no arriesgar más a su subordinada y se adentro al que parecía entender.

Con el pasar de unos pasos comenzaron a  sentir una brisa que iba hacia a ellos mientras el musgo iba desapareciendo perdiendo iluminación, ya no tenían antorchas y quedarían a ciegas hasta que Hana se le ocurrió una brillante idea y literalmente lo era, con una técnica de estilo fuego ilumino el lugar por un rato hasta que finalmente salieron e un cordón montañoso que ya no aprecia ser del valle Shinobu, todo era rocoso y escaseaba la vegetación. – No sabía que manejaras el fuego, fue de ayuda. Hmm… pero ahora creo saber dónde estamos, vayamos al sur. – Señalo hacia el Sur mientras veía que el sol comenzaba a salir del este, habían pasado la noche en esa caverna y no se habían dado cuenta pero ahora finalmente sabiendo donde podrían haber salido Ichimaru pensaba que podrían descansar al llegar a casa a pesar de no haber tardado mucho. –Yo me marcho aquí, estuve cubriendo sus chakra toda la noche. – Se desvaneció en segundos dando a entender por lo que había pasado.




•••••••••Off Rol•••••••••
Vestimenta:

[/color]
Equipamento:
♠ Kunai (15)
♠ Shuriken (15)
♠ Hilo de Alambre (20 mts)
♠ Vendas
♠ Senbons (20)
♠ Daga (2)
♠ Bombas de humo (3)
♠ Bombas de luz (3)
♠ Sellos explosivos (7)
♠ Píldoras de soldado (3)
♠ Droga: Sanguínea (5)
♠ Droga: Éxtasis (5)
Pergamino de Pacto con Corneja: Morrigan
Ichimaru:


Kinobori No Waza: (Subir a los Árboles)
[Invariable]
Es el arte de subir a los árboles solo con los pies, sin usar ni manos ni ninguna ayuda. Para hacerlo basta con concentrar el chakra justo en los pies. Si se ocupa demasiado, se romperá el arbol y se se ocupa muy poco, el shinobi no se sujetará. Por ello se debe mantenerla constante durante todo el tiempo que se quiera estar en el árbol. Aunque su entrenamiento se realiza con árboles, puede ser aplicada a cualquier superficie solida.
* Esta técnica no consume chakra considerable.

Morrigan:


Gozonji no me (Ojos del Vidente):
Rango: Chunnin/Progresiva
Especialidad: Sensorial
Rango de alcance: Chunnin: 10 Km a la redonda
Jounin: 15 Km a la redonda
Descripción: Morrigan concentra chakra inicialmente en la parte de su cabeza cerca de sus ojos y luego se extienden 2 ojos extras de chakra verde de cada lado de su cabeza. Con esto es capaz de sentir, a la vez puede sentir su chakra y movimientos que realiza pudiendo medir a la velocidad a la que se mueven entre otras cosas, gracias a que puede sentir el chakra es capaz de saber si alguien está realizando una técnica o si un chakra se extiende por el campo. La capacidad se extiende a decir cuando una persona está mintiendo por las fluctuaciones en el chakra de una persona hecha de emociones deshonestos o detectar si alguien, incluido el mismo usuario, está bajo un Genjutsu. También al centrarse en un chakra en particular se puede percibir su ubicación y movimiento con gran detalle. Es capaz de diferenciar los chakra pequeño como Kikkaichu del clan aburame, o perros ninja del clan Inuzuka, además de diferenciar también entre clones y originales.

Kurisu (Abrazo de la Muerte):
Rango: Gennin
Especialidad: Sensorial
Rango de alcance: 10/20/30 mts
Descripción: Para usar esta técnica, el usuario debe mantenerse concentrado y así poder ocultar su chakra de los demás ninjas sensoriales de su mismo rango, haciendo que les sea imposible encontrarle por cualquier método de detección. Esta técnica puede ser mantenida hasta por 4 turnos, pero el usuario no puede usar jutsu en estos turnos, debido a que delatarían su posición por el uso de Chakra. El usuario puede continuar moviéndose y esquivando ataques si es necesario mientras mantienen la técnica sin perder la concentración amenos que se trato de algo realmente grave.

Diseño por: Zhorin Kashu u otras cuentas. Este es un usuario con consentimiento de uso
Ichimaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Belladona el Mar Ago 22, 2017 2:19 am

Belladona había entrado a una cueva que se encontraba en la cima de la montaña escuchando como el hombre le respondía referente el tema de la comida –Yo también soy más de la caza así practico con las armas arrojadizas. Pero andamos en una misión de infiltración no veo conveniente prender una fogata para cocinar la carne, pescado etc, eso llamaría la atención de los bandidos o de los mismos guardias, es mejor comida preparada en este caso.- la joven sacaba la comida de su mochila y se sentaba en el suelo a comer con la compañía de Ichimaru, el clima en esa cueva era húmedo se podía escuchar el sonido del viento venia hacia donde se dirigía, eso daba signos que se encontraba una salida más adelante, al terminar la joven guarda todas las cosas y la guardia en su mochila para que no quede evidencia de que hubo personas en ese lugar.

Adentrándose en la cueva se ve un musgo azul brillante algo que por primera vez veía Belladona y al parecer Ichimaru también se encontraba sorprendido el ambiente era algo bonito  –Nunca había visto algo así…- se alegraba de comenzar a conocer más las cosas del mundo, como funcionaba la naturaleza ya que no salió de su hogar desde pequeña y no conoce más allá de sus tierras o lo poco que recuerda. En su memoria había quedado guardado ese hermoso fenómeno de la naturaleza, ya habían pasado el dichoso espectáculo y todo se tornó a oscuridad en lo que la joven realiza unos sellos de mano utilizando sus manos como una antorcha e Ichimaru la alaga sobre eso –Recuerda que fui yo quien quemó el coliseo o ¿Se te olvido?- continuaban caminando en donde la joven se da cuenta que unas plantas que había visto en uno de los libros que estaba leyendo, habían tres que recordaba que le iban a servir en alguna ocasión la cual tomó para guardarla en su mochila con su mano libre,  al salir de la cueva se pudo ver como el fuego se desvanecía lentamente y se agacha viendo que el suelo era más rocoso, ya estaba cerca de su hogar en donde un ave aparece de repente y se le acerca a Ichimaru sin decir nada, al parecer no confiaba en dar información delante de la chica después de todo era una intrusa de otras tierras, para ganarse la confianza de ahora su nuevo hogar tenía que trabajar por ello y ganárselos.

La joven se marcha dejando atrás a Ichimaru –Nos vemos en casa- mientras que la joven caminaba por un camino estrecho de tierra para llegar a la parte baja de la montaña, esta era su primera misión que hacía a las afueras del territorio Mogura, la joven se dirigía hacia el sur como le había indicado Ichimaru y también guiándose de un mapa para no perderse, lo bueno que la lectura le había enseñado muchas cosas que desconocía y poco a poco la joven se iba preparado para la batalla, teniendo conocimientos de cómo enfrentar las cosas. Continuaba su camino y la joven se percataba que había encontrado otros tipos de plantas como que ese era su día de suerte, había conseguido dos más para guardarlas y cuando llegue a la casa leer más información sobre ella y cuál sería su utilidad, Belladona tenía una curiosidad de querer saberlo todo y por eso se inclinaba en la búsqueda del conocimiento a través de  los libros.


Datos:

Vestimenta


317

Armas:
•2 Kama
•Hilos de alambre
•6 Kunai
•10 Senbon
•2 Bombas de humo
•2 Bombas de luz
•Vendas

Stats:
• Ninjutsu: 4
• Taijutsu: 2
• Genjutsu: 4
• Velocidad: 4
• Resistencia: 8
• Fuerza: 4
Belladona
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de rango C: The weaknesses of the enemy

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.