¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Another Continent [Misión D]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Another Continent [Misión D]

Mensaje por Seiichi el Jue Jul 27, 2017 6:55 am


Occidente. Hasta en el rincón más olvidado de las tierras demandadas por distintos feudos, puede escucharse a la gente hablar sobre el continente que espera del otro lado del océano. Sobre lo diferente que son las personas allá, y la cantidad de rumores que fueron modificándose al llegar de oreja en oreja. Muchos hablaron sobre armas doradas que disparan una energía desconocida, y el uso de un poder que es completamente diferente al chackra. Por supuesto, para aquellos que están realizando preparaciones y tomando la mayor cantidad de precauciones respecto a estos nuevos individuos, verificar la autenticidad de esa información es clave. Entre el miedo que va esparciéndose de un país a otro, sea tanto entre los cobardes como entre los que fueron antes considerados valientes, se escucha la palabra guerra. Una guerra se avecina. Diferente a las demás, no es entre los grandes países del Oriente, ni el ya clásico enfrentamiento entre Seichiro y la Dama de Fuego. Por primera vez, el peligro se acerca del otro lado del océano. Cualquier Shinobi que se encuentra en un cargo elevado dentro de un feudo con poder bélico, está al tanto de que esto podría marcar un antes y un después. Feudos podrían ser convertidos en polvo, y otros tomar la delantera sobre los demás. Las alianzas empezaban a jugar un rol clave; uno que no se podría tener en cuenta hasta no conocer, claramente, los bandos y las intenciones de los occidentales.

Ahí es donde entró en la escena, el muchacho de dos mitades opuestas. Seiichi Kaen; heredero de su clan guerrero y reconocido entre los de su rango como el manipulador de las llamas, había sido convocado para una misión relacionada con la guerra. Era difícil procesar para el medio albino, la convocatoria que había sido realizada un por Jounin de buena reputación. Podría ser porque finalmente empezaba a ser un ninja respetado entre los de su misma clase, ó porque había perdido relevancia, y su vida se estaría utilizando como carnada. Gajes del oficio. El muchacho de temperamento helado y firme postura estaba preparado; lo llevaba estando desde que tenía tan solo siete años. Seiichi asegura que nunca nadie ha entrenado tan duro como él. Fue con la misma actitud taciturna y a la vez confiada, que ingresó a la oficina para escuchar los detalles. Misión D. Comprendió al instante por qué se trataba de una asignación con ese grado de dificultad. Le habían encargado exprimir información que un supuesto anciano occidental posee, con la condición de dejarlo vivir en territorio de Hinoarashi. Escéptico, Seiichi ya se imaginaba al lunático con el que tendría que perder el tiempo. No le habían llamado para algo relevante con respecto a la guerra, sino para hacerle de niñera a un viejo con problemas mentales. — Entendido. — Con mayor sequedad que de costumbre, respondió a su superior y partió de inmediato al punto de encuentro. Al parecer, el occidental suele acampar dentro del bosque, a un par de kilómetros de las murallas de Seichiro.

El viaje fue breve; el joven calculador y silencioso, incluso antes de llegar, sabía ya cuánto tardaría desde la oficina de su superior, al campamento del anciano. Conociendo la distancia y la velocidad con la que él suele moverse a través de los altos arboles, ya era suficiente para que su cabeza comenzase a maquinar. Portando el símbolo de su feudo en el pecho para que resulte visible, y vistiendo su atuendo de combate, esperaba no ser atacado por el hombre. Encontró la tienda debido a la estela de humo que ascendía al cielo a varios metros. Producida por una ya extinguida fogata. No intentaba, en absoluto, ser cauteloso. Quería que su presencia fuese notada, y así, evitar que el anciano se sobresaltase. Por ello, avanzaba pisando pequeñas ramas que se quebrarían con facilidad. Funcionó. — ¿Quién anda ahí? Ah... Envían a un chico. No deben tomarme en serio. — Lo primero que pudo sentir, era el extraño acento de ésa voz. Tosco y resbaloso. El anciano se apoyaba sobre una espada enfundada, la cual usaba como bastón. Portador de una producida barba canosa, recuperaba el pelo que no tenía sobre la cabeza. Cascarrabias. — Mi nombre es Seiichi; Genin de Hinoarashi. — Realizó una ligera reverencia y una presentación medianamente apropiada. El balance perfecto entre lo formal e informal, el muchacho ni siquiera intentaba fingir una sonrisa. Se ahorró el 'Kaen'. — Puedo ver el símbolo, chico. Estaré viejo, pero no ciego. — Entrecerró el ojo izquierdo un poco, mientras arqueaba exageradamente la ceja sobre el derecho. Juzgando por sus gestos, sí podría decirse que le faltaba algún tornillo. Terminó por sentarse sobre un tronco que había al lado de la fogata apagada. Seiichi hizo lo mismo, solo que en otro, frente a él. — Entonces, ¿qué me ofreces por la información? — El claro interés del anciano, le provocó al joven inexpresivo, fruncir ligeramente el ceño. Disgusto. Como era de esperarse del que llaman prodigio, controló la situación con calma y habló con firmeza. — De momento, nada. Necesito que hable primero. Por favor, no dude en extenderse lo más posible. Cualquier detalle que confirme los hechos que me estará contando, determinará su recompensa. — Hacía mucho tiempo, que no hablaba de una manera tan formal e impersonal. Técnica, incluso. No se avergonzaba de mostrar su profesionalismo y preparación como soldado feudal. — Eres un crío interesante, definitivamente. Vamos a estar un largo rato, entonces. — Y así fue. Además de los factores que se añadían por la edad del sujeto (como su lento, tedioso habla y relatos que se alejaban del punto), pudo inclinarse mucho más sobre que estaba diciendo la verdad, debido a la forma en la que había contado todo. Fue décadas atrás, un guerrero que sirvió a un supuesto rey en aquellas tierras. El medio pelirrojo prestó especial atención, pues era realmente el relato de alguien que había dedicado su vida a servir, y lo contaba desde ese punto de vista. Seiichi, como soldado y servidor, podía admirar aquello. Nombres como Xander y Garon quedaron grabados en su memoria. Lamentablemente, el anciano desconocía por completo los objetivos de tales individuos y el armamento de sus tropas. Aún así, había dado información relevante para el feudo: Existen dos bandos en Occidente.

— Aprecio su colaboración. Pase mañana por el edificio central del feudo y diga mi nombre. Uno de mis superiores se encargará de proveerle lo que usted busca.



Seiichi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.